Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
35.023
Zanx
339.303
Deep State on the National Security Council: Colonel Vindman Is an ‘Expert’ With an Agenda

El Estado profundo en el Consejo de Seguridad Nacional: el coronel Vindman es un "experto" con una agenda


(Trad. Google)
07/11/2019

por Philip Giraldi


El frenesí actual de destituir al presidente Donald Trump a veces revela en su apuro lo que fácilmente podría ocultarse sobre la operación del Estado Profundo dentro del gobierno federal. El Congreso actualmente está obteniendo testimonio de un desfile de testigos o participantes en lo que inevitablemente se llamará UkraineGate, una investigación sobre si Trump buscó inapropiadamente un quid pro quo político de los líderes ucranianos a cambio de un paquete de asistencia militar.

La declaración de apertura preparada por el teniente coronel Alexander Vindman, descrito como el principal experto de Ucrania en el Consejo de Seguridad Nacional (NSC), proporciona algunas ideas sobre cómo funciona realmente la toma de decisiones en el NSC. Vindman nació en Ucrania pero emigró a los Estados Unidos con su familia a los tres años. Fue comisionado como oficial de infantería del ejército en 1998 y sirvió de alguna manera en Irak desde 2004-5, donde fue herido por una bomba en la carretera y recibió un corazón púrpura. Vindman, que habla con fluidez tanto ucraniano como ruso, ha ocupado varios puestos diplomáticos y militares en el gobierno que se ocupa de Europa del Este, incluido un papel clave en la planificación del Pentágono sobre cómo tratar con Rusia.

Vindman, ucraniano tanto por nacimiento como culturalmente, claramente fue un jugador importante en la articulación y gestión de la política estadounidense hacia ese país, pero ese no es realmente el papel que debería haber tenido en el NSC. Como es más que probable que sea el único experto ucraniano genuino del gobierno de Estados Unidos, debería haberse convertido en una fuente de opciones viables que Estados Unidos podría ejercer en relación con su relación con Ucrania y, por extensión, con respecto a la participación de Moscú con Kiev. Pero no es así como se lee en su declaración, que aboga por una política específica. En lugar de proporcionar asesoramiento experto, Vindman estaba preocupado principalmente porque armar a Ucrania no procedía lo suficientemente rápido como para satisfacerlo, una política extremadamente arriesgada que ya ha creado serios problemas con una Rusia mucho más importante.

Vindman aparentemente ve a Ucrania-Rusia a través de la óptica establecida proporcionada por el Estado Profundo, que considera el conflicto global como el precio a pagar por mantener su generosidad del contribuyente estadounidense. La guerra continua es su único producto comercial, lo que explica en parte su disgusto por Donald Trump, ya que ha amenazado repetidamente con instalar el carrito de manzanas, a pesar de que ha hecho muy poco en realidad. Parte de la declaración escrita de Vindman (mi énfasis) es reveladora: "" Cuando me uní al NSC en julio de 2018, comencé a implementar la política de la administración sobre Ucrania. En la primavera de 2019, me di cuenta de personas influyentes externas que promovían una narrativa falsa de Ucrania inconsistente con las opiniones consensuadas de la agencia. Esta narrativa fue perjudicial para la política del gobierno de EE. UU. si bien mis colegas interagencias y yo nos estábamos volviendo cada vez más optimistas sobre las perspectivas de Ucrania, esta narrativa alternativa socava los esfuerzos del gobierno de EE. UU. para ampliar la cooperación con Ucrania ".

Alexander Vindman claramente estaba impulsando una política que podría describirse como la del Estado Profundo en lugar de responder a su propia cadena de mando, donde es el presidente quien toma la decisión. También necesita una lección de historia sobre lo que sucedió en su país de nacimiento. El presidente Barack Obama conspiró con su propia versión de las tres brujas de Macbeth, Rice, Power y Jarett, para derrocar al gobierno legítimo de Ucrania en 2014 porque se consideraba demasiado cerca de Moscú. El cambio de régimen fue provocado por "rebeldes" como Victoria Nuland, oficial del Departamento de Estado neoconservador y el senador belicista John McCain. El vicepresidente Joe Biden también apareció en la escena después de que se hizo la "trama", con su hijo Hunter detrás de él. Desde entonces, Ucrania ha tenido una sucesión de gobiernos títeres cada vez más corruptos respaldados por billones de ayuda extranjera. Ahora es per cápita el país más pobre de Europa.

Washington dentro de la circunvalación y el Estado Profundo deciden culpar del desastre en Ucrania al presidente ruso Vladimir Putin y la narrativa establecida también hace la afirmación absurda de que la situación política en Kiev es de alguna manera importante para la seguridad nacional de los EE. UU. la solución preferida es proporcionar aún más dinero, lo que alimenta la corrupción y permite a los ucranianos atacar a los rusos.

El Coronel Vindman, quien reportó a Fiona Hill, quien a su vez reportó a By Jingo We'll Go To War John Bolton, estaba en medio de todos los planes para derribar a Rusia. Su preocupación no era realmente sobre Trump vs. Biden. En cambio, se centró en acelerar los 380 millones de dólares en asistencia militar, incluyendo las armas ofensivas, que estaban en preparación para Kiev. Y suponiendo que los ucranianos pudieran aprender a usar las armas, el objetivo era castigar a los rusos y prolongar el conflicto en Donbas sin ninguna razón que tenga sentido.

Tenga en cuenta el siguiente extracto adicional de la declaración preparada de Vindman: "... Estaba preocupado por las implicaciones para el apoyo del gobierno de los Estados Unidos a Ucrania ...". Me di cuenta de que si Ucrania realizaba una investigación sobre Bidens y Burisma, probablemente se interpretaría como una jugada partidista que indudablemente resultaría en que Ucrania pierda el apoyo bipartidista que hasta ahora ha mantenido ".

La preocupación de Vindman es Ucrania sin ninguna explicación de por qué los Estados Unidos se beneficiarían de estafar al contribuyente para apoyar a un extranjero moroso una vez más. Uno se pregunta si Vindman fue capaz de componer su declaración sin una risita o dos intromisiones. Con el tiempo pasa a cubrir el siempre esencial ángulo de la seguridad nacional, afirmando que "desde 2008, Rusia ha manifestado una política exterior abiertamente agresiva, aprovechando el poder militar y empleando la guerra híbrida para lograr sus objetivos de hegemonía regional e influencia global. A falta de un elemento disuasorio para disuadir a Rusia de tal agresión, existe un mayor riesgo de nuevos enfrentamientos con Occidente. En esta situación, una Ucrania fuerte e independiente es fundamental para los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos porque Ucrania es un estado de primera línea y un baluarte contra la agresión rusa".

Las visiones combinadas de Rusia como un poder agresivo y expansionista junto con los valientes ucranianos que sirven como bastión de la libertad son tan absurdas que apenas vale la pena contrarrestarlas. La economía de Rusia es aproximadamente del tamaño de Italia o de España, limitando sus ambiciones imperiales, si es que realmente existen. Sus supuestas transgresiones contra Georgia y Ucrania fueron provocadas por la intromisión de Estados Unidos en Europa del Este, algo que había prometido no hacer después del colapso de la Unión Soviética. Ucrania es menos un aliado estadounidense importante que un caso de asistencia social, y nadie lo sabe mejor que Vindman, pero realmente está hablando con sus amos en el establishment estadounidense cuando repite los argumentos convencionales.

Casi no parece posible, pero Vindman continúa cavando en un agujero aún más profundo a través de su declaración de elogio del choque de trenes que es Ucrania. Él escribe: “A pesar de estar bajo el asalto de Rusia durante más de cinco años, Ucrania ha tomado medidas importantes para integrarse con Occidente . La opinión de la comunidad política del gobierno de EE. UU. es que la elección del presidente Volodymyr Zelensky y la promesa de reformas para eliminar la corrupción encerrarán la trayectoria de inclinación occidental de Ucrania y permitirán que Ucrania realice su sueño de una democracia vibrante y una prosperidad económica. Estados Unidos y Ucrania son y deben seguir siendo socios estratégicos, trabajando juntos para hacer realidad la visión compartida de una Ucrania estable, próspera y democrática que se integre en la comunidad euroatlántica ”.

Alexander Vindman no dice ni escribe que la incorporación de Ucrania a la OTAN sea su objetivo real, pero sus comentarios sobre la "integración con Occidente" y la "comunidad euroatlántica" lo implican claramente. La expansión de la OTAN hasta las fronteras de Rusia por parte del granuja Bill Clinton constituyó una de las oportunidades de política exterior perdidas más trascendentales del siglo XX. La incorporación de Ucrania y Georgia a la alianza magnificaría ese error, ya que ambos son intereses vitales de seguridad nacional para Moscú, dada su historia y geografía. Vindman debe ser considerado como una manifestación del pensamiento del Estado Profundo que ha traído tanto dolor a los Estados Unidos en los últimos veinte años. Visto así, su testimonio, envuelto en un aire de santurronería y uniformidad, debe ser considerado como poco más que el pensamiento convencional que ha producido fracaso tras fracaso en la política exterior.
 

Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
35.023
Zanx
339.303
Ucrania y Octubre




Ucrania y Octubre


08/11/2019

Artículo Original: Andrey Manchuk


El 102 aniversario de la gran revolución socialista de Octubre ha pasado en Ucrania sin ningún acto relevante. Y no es de extrañar: la ideología de la izquierda ha sido oficialmente prohibida por la discriminatoria ley de descomunización, dirigida, no tanto al demonizado pasado soviético sino a cualquier futura posibilidad de desarrollo de un movimiento de izquierdas en Ucrania.

En vísperas de la fecha, las autoridades se manifestaron por medio de una condena a un residente de Krivoy Rog. Este compatriota del presidente Zelensky recibió una sentencia de un año de libertad condicional por el simple hecho de haber vestido una camiseta con la hoz y el martillo, vestimenta que imprudentemente llevó a su puesto de trabajo. Solo con asistir a un acto público, miembros de grupos de izquierdas se arriesgan a resultar detenidos o a convertirse en diana de la extrema derecha. Además hay garantía de que todos esos ataques contra socialistas y comunistas no van a ser castigados.

Pero eso no es todo, ya que las autoridades siguen impidiendo cualquier participación de la izquierda en los procesos políticos. Por ejemplo, este verano, la Comisión Electoral Central, por motivos únicamente ideológicos, impidió la participación del Partido Comunista y la Unión de Izquierdas en las elecciones. La razón real es que la Comisión Electoral está absolutamente dominada por defensores de las diferentes fuerzas nacionalistas, que han hecho del anticomunismo una religión civil y que no esconden su abierta hostilidad a cualquier tendencia política que tienda al rojo.

Tampoco puede sorprender que la prensa oficial de Ucrania haya ignorado el “enemigo” 7 de noviembre o haya utilizado la fecha como una excusa para la debida propaganda anticomunista. “A menudo comparamos a las personas postsoviéticas con las soviéticas. Pero la realidad es que el postsoviético en la calle, nostálgico de la Unión Soviética, es más tóxico que un hombre del país de los soviets”, escribió un articulista de Radio Svoboda en un esfuerzo de seguir demonizando la ideología de izquierdas. Todo el que no ha conseguido sacar provecho de las reformas antisociales y se niega a creer los mitos antisoviéticos es presentado como un reaccionario sin esperanza y un potencial agente del agresor, una verdadera amenaza a la “elección de civilización” de Ucrania.

La deshumanización de la masa de “sovoks” se ha realizado a través de los medios y de la actividad de todo el sistema moderno de cultura y educación, completamente dedicado a esta tarea. Es suficiente recordar las películas de Loznitsa o Mansky, que representan [la población de Donbass] con grotescas imágenes de ganado proletario, nostálgico de las salchichas baratas y el trabajo garantizado, los apartamentos gratis y otras comodidades del pasado en lugar de aguantar estoicamente el saqueo del Gobierno y de morar heroicamente por la nación y el Estado.

La clase política moderna sueña con que Ucrania sea eternamente un país sin izquierda, ya que esa sería la única fuerza que podría impedir el depredador efecto de las reformas antisociales, la privatización, la degradación socioeconómica y la guerra sin fin. Es precisamente por eso por lo que la reconstrucción de la izquierda es un prerrequisito para el renacimiento de Ucrania, que, de hecho, es su única posibilidad de futuro. Es la tendencia histórica, teniendo en cuenta que el Estado ucraniano moderno es el sucesor legal de la República Socialista Soviética de Ucrania, que nació y creció en manos de los bolcheviques. Y en el periodo desde 1991, que de forma tan orgullosa y absolutamente irreal se califica de independiente, el país solo ha sobrevivido a base de saquear la riqueza que se había creado y acumulado en tiempos soviéticos.

Ahora, el importante legado del viejo régimen está prácticamente exhausto y se puede ver metafóricamente en los cansados puentes, las tuberías rotas y los destartalados trenes. También en las noticias de los cierres de las fábricas, escuelas, hospitales e instituciones de investigación científica o en los despidos de funcionarios. Pero, ante todo, está la evidencia de los datos de las organizaciones internacionales, según las cuales Ucrania es ahora el país más pobre de Europa. Ucrania es también líder en el campo de la emigración masiva de trabajadores en edad activa y la despoblación está haciendo mella en el país.

Sobre todo esto recae la sombra de la creciente desigualdad y los empobrecidos ucranianos sienten que aumenta la brecha entre las élites y la población ordinaria, que no tiene ningún derecho en este país. Tanto las viejas como las nuevas autoridades persisten en una política que es directamente contraria a los intereses de la mayoría de la población, que no puede defenderse porque se ha visto privada de representación política de los partidos de izquierdas, que podrían organizar las protestas sociales como ocurre en otras partes del mundo.

El nicho natural de la izquierda está bajo control del poder de los nacionalistas, que desvían el posible odio de clase por medio de la psicosis nacionalista y el odio a los enemigos internos y externos. Ese es el principal secreto de la Fortaleza del desastroso sistema político nacido de Euromaidan.

No hay alternativa histórica a la creación de un movimiento público potente y poderoso de la izquierda para evitar la lenta y dolorosa muerte de Ucrania, a la que se está comiendo viva la bestia del sistema capitalista mundial. Y es importante no olvidar que, pese a la persecución, la prohibición y la propaganda, el 7 de noviembre sigue siendo una fecha especial para mucha gente. Porque ven esa fecha como un símbolo y un ejemplo de esperanza de cambio en el mundo.
 

Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
35.023
Zanx
339.303

niraj

Madmaxista
Desde
15 Jul 2014
Mensajes
818
Zanx
4.500
Continúa el circo de la corrupción EEUU-Ucrania.


Ya no es solo el hijo de Joe Biden, que pasó de ser expulsado de los marines por consumo de cocaína a ser contratado como directivo de una compañía gasística ucraniana.

Varios medios señalan que el hijo de Nanci Pelosi -la presidenta de la cámara de representantes e impulsora de la votación de impeachment de Trump- también fue contratado por una empresa gasística para hacer negocios en Ucrania.

Asunto familiar: no Sólo Hunter Biden, El hijo de Pelosi Paul Jr. entra ahora en la Controversia de Ucrania

Family Affair: Not Just Hunter Biden, Pelosi's Son Paul Jr. Now Enters Ukraine Controversy - DC Clothesline




Y es que en Ucrania debe sobrar tanto el dinero, que también son los mayores donantes de la Fundación Clinton, más que cualquier otro país del mundo.

Ukraine Donated the Most Cash of Any Country to the Clinton Foundation - SGT Report
 

Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
35.023
Zanx
339.303
Hipocresía, manipulación y otro intento de reescribir los acuerdos


Imagen del fallido intento de retirar las topas de Petrovskoe esta semana. Hoy, 9 de noviembre, debería finalmente producirse la retirada.


Hipocresía, manipulación y otro intento de reescribir los acuerdos


09/11/2019


A pocas horas de que se produzca la retirada de tropas y armamento de la localidad de Petrovskoe -prevista para el 9 de noviembre después de que Kiev unilateralmente decidiera la fecha-, Ucrania se garantizará la celebración de la esperada cumbre del formato Normandía. Tras la retirada -cuestionable y parcial- de Zolotoe, la retirada de Petrovskoe supondrá el cumplimiento de las exigencias que Rusia había impuesto para aceptar la celebración de la cumbre. En este proceso, Ucrania continúa con su estrategia de enrarecer el ambiente con el objetivo de polarizar la situación y tratar así de conseguir más apoyo de sus socios.

En las últimas semanas, Kiev ha repetido ya la idea de que, contra lo que afirman los acuerdos de Minsk,a no habrá ni amnistía general para quienes hayan participado en la guerra del lado de la RPD y la RPL. Otro caso similar es el del estatus especial, que las Repúblicas Populares esperan convertir en autonomía política. Ucrania ha insistido en una descentralización administrativa que espera que Moscú acepte en la cumbre del formato Normandía, un foro en el que Donbass no estará representado. Los actos y las declaraciones de diferentes representantes de Kiev sugieren que Ucrania busca aprovecharse de la situación, una negociación en la que no participa su adversario en la guerra y en la que espera contar con el incondicional apoyo de sus socios de la Unión Europea. La prueba más evidente de esta intención es la idea de negociar el tema del tránsito del gas ruso -es decir, tratar de garantizar que Rusia continuará utilizando Ucrania para la venta de gas a la Unión Europea a pesar de que se construya la ampliación del gasoducto Nord Stream-2, que une Rusia y Alemania, principal cliente en la UE- a través de Ucrania.

En el pasado, se ha acusado a Kiev de tratar de reescribir los acuerdos inmediatamente después de firmarlos. Fue así con los acuerdos de Minsk, que Ucrania lleva cinco años intentando modificar para su beneficio, y se repitió con la “fórmula Steinmeier”, que el equipo de Zelensky trata de reescribir actualmente. Sin embargo, en esta ocasión, Ucrania trata de manipular preventivamente la cumbre del cuarteto de Normandía. Fue así con la exigencia de que Rusia pague reparaciones a Ucrania (por los daños que el propio Ejercito Ucraniano ha causado y sigue causando en Donbass) o con las declaraciones que afirmaban que la estrategia de Ucrania busca, no solo acabar la guerra en Donbass, sino causar protestas y una posterior desintegración de Rusia. Ahora, algunas voces, incluso llegan a pedir que, en la cumbre del cuarteto de Normandía, Rusia pida perdón a Ucrania.

La postura beligerante de Ucrania se demuestra también en las recientes declaraciones del presidente Zelensky en un vídeo de propaganda en el que afirma que, tras la cumbre del formato Normandía, Ucrania tendrá que negociar con la sociedad cómo se aplican las ideas allí negociadas. Una vez más, Kiev deja claro que, pese a los posibles acuerdos, no puede darse por hecho que Ucrania vaya a cumplir con sus compromisos.

“Saben que llevamos mucho tiempo tratando de restablecer el formato Normandía. Desde 2017 no se celebra ninguna cumbre, ya han pasado tres años y medio, quién sabe cuánta gente ha muerto en este tiempo. Así que el formato Normandía pretende actualizar el diálogo para que nos acerque al cese de hostilidades y el retorno de nuestros territorios, pero, lo que es más importante, el retorno de nuestros prisioneros”, afirmó Zelensky. Esa mención al intercambio de prisioneros como principal prioridad vuelve a dejar clara la postura de Kiev ante los acuerdos de Minsk. Ucrania prefiere negociar también ese aspecto -hasta ahora uno de los pocos aspectos que sí se negociaban en el Grupo de Contacto de Minsk- con Rusia, el país al que oficialmente ha definido como país agresor, que directamente con Donetsk y Lugansk tal y como pretende Minsk.

“¿Y cuál es el plan de acción a partir de ahí? ¿Cómo y dónde se producirán las posteriores retiradas de tropas en otras ciudades, cuál será el formato y el tiempo para el intercambio de prisioneros? ¿Cuál será el formato de elecciones locales? Todas estas cuestiones y otras muchas se preguntarán y se solventarán en la cumbre de Normandía. Pero la decisión será en nuestra sociedad y discutiremos las soluciones. No hay secretos con la sociedad y por este motivo tampoco los habrá ahora porque este es un tema sensible”, añadió Zelensky. Ucrania se reserva el derecho a decidir qué parte de los acuerdos decidirá cumplir.

En pocas palabras, Kiev exige a Donetsk y Lugansk la rendición incondicional a cambio de ni siquiera cumplir con sus compromisos de los acuerdos de Minsk y que sea Rusia quien financie la reconstrucción de Donbass a cambio de promover un movimiento similar a Maidan que acabe con las desintegración de Rusia.

 

niraj

Madmaxista
Desde
15 Jul 2014
Mensajes
818
Zanx
4.500
Sociólogos ucranianos: la gran mayoría de los residentes de las Repúblicas del Donbass quieren ir a Rusia


Sociólogos ucranianos: la gran mayoría de los residentes de las Repúblicas del Donbass quieren ir a Rusia

Los residentes de las Repúblicas Populares de Lugansk y Donetsk no ven su futuro como parte de Ucrania, incluso con un estatus especial.


Esto se evidencia por los resultados de un estudio sociológico realizado por New Image Marketing Group a solicitud de la ONG “Instituto Ucraniano del Futuro” y la publicación pro-ucraniana Espejo de la semana (“Zerkalo Nedely”).


Según los datos publicados y contrariamente a la posición de los líderes de Kiev, solo el 5,1% de los encuestados quiere ser parte de Ucrania como antes. El 13,4% de los encuestados está de acuerdo con la permanencia de las Repúblicas Populares en Ucrania, pero con una autonomía ampliada en el marco de un estatus especial. La independencia de las Repúblicas es apoyada por 16.2%. Al mismo tiempo, el 64,3% de la población ve a las Repúblicas como parte de Rusia.

Además, la gran mayoría de los encuestados, el 76%, calificó el conflicto armado del Donbass como interno. Al mismo tiempo, de estar «completamente de acuerdo» con el hecho de que Rusia desató el conflicto, los sociólogos reunieron el 3,1%. Es de destacar que el error del estudio es del 3,2%.


La encuesta se realizó del 7 al 31 de octubre utilizando el método presencial entre 800 residentes de la República Popular de Lugansk y 806 residentes de la República Popular de Donetsk.
 

Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
35.023
Zanx
339.303
En un universo paralelo




En un universo paralelo


10/11/2019


Acostumbrados a reescribir el presente y el futuro, especialmente en lo que respecta a los acuerdos firmados y los compromisos que implican para Ucrania, Kiev no ha olvidado tampoco su intento de manipular la memoria de la guerra, un recuerdo tan reciente que sorprende que sea posible una versión tan burda. En esa reescritura son habituales temas de conversación las batallas de Ilovaisk, el aeropuerto de Donetsk y, como en esta ocasión, la batalla por Debaltsevo, última gran batalla de la guerra.

Ucrania ha dado tantas versiones de su derrota en Debaltsevo desde su inicial intento de calificarla de una “retirada ordenada y planificada” que algunos oficiales y exoficiales se ven obligados a recurrir a la extrema creatividad para conseguir nuevas versiones. Es el caso del exministro de Asuntos Exteriores Pavlo Klimkin, que trata de mantenerse relevante y en la prensa a base de extravagantes declaraciones que intentan convencer a la población de que en esa batalla que siguió en directo, con información al minuto, ocurrió exactamente lo contrario de lo que se dijo entonces.



Artículo Original: Colonel Cassad

Klimkin se ha comido un bulo y afirma que en Debaltsevo no quedaron rodeadas las tropas ucranianas sino tropas rusas. Supuestamente, durante las negociaciones de Minsk del 11 y 12 de febrero de 2015, Putin le dijo a Poroshenko que las tropas ucranianas se encontraban cercadas en Debaltsevo [por lo que Rusia proponía permitir la retirada de esas tropas ante la inminente ofensiva de la RPD y la RPL para salvar así las vidas de los soldados ucranianos, que no tenían ninguna opción de ganar la batalla-Ed].

Durante la batalla por Debaltsevo, en el invierno de 2015, quien estaba rodeado no era el Ejército Ucraniano sino los invasores rusos. Eso hizo que a Putin le entrara el pánico y tuviera que manipular los hechos. Klimkin habló de ello en una entrevista para “Crónicas de una guerra no declarada”. “Recuerdo que Putin dijo: Debaltsevo es nuestro, vuestras tropas están ahí rodeadas, están embolsadas. Veremos qué pasa. Habrá otra revolución en Ucrania”. [La realidad era, efectivamente, que las tropas ucranianas se encontraban rodeadas, no hay, como afirma Klimkin, manipulación de los hechos-Ed].

Hvylya.net

Ahí está. En el universo paralelo de Klimkin, el Ejército Ucraniano realizó en Debaltsevo una operación para rodear a las tropas rusas. De hecho, cuando comenzaban las conversaciones en Minsk, los restos del Ejército Ucraniano que permanecían en Debaltsevo se encontraban en un cerco operativo y desde el Estado Mayor, en lugar de ayudar a esos soldados cercados, exigió mantener Debaltsevo a toda costa, idea que se repitió también en el transcurso de las negociaciones.


Mapa de la situación entre el 7-11 de febrero de 2015 en el que se puede apreciar que, entre toda la zona dominada por la RPD y la RPL, Debaltsevo se enontraba rodeado, aún bajo control ucraniano.

Al final, parte de las unidades del Ejército Ucraniano se salvó gracias a que el comandante de la 128ª Brigada no escuchó a Kiev y dio órdenes de romper el cerco, abandonando prácticamente todo el equipamiento y la munición. Al final, una parte importante de esos efectivos escaparon por el campo al norte de Logvinovo.

Así acabó la agrupación de Debaltsevo, por lo que Muzhenko y Poroshenko pasaron de decir que en Debaltsevo estaba todo bajo control a decir que había sido una “retirada ordenada y planificada”.