Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
33.953
Zanx
332.724
El plan B: seguir amenazando




El plan B: seguir amenazando


03/11/2019


A pocas semanas de que, si todo va bien, se celebre la primera cumbre de jefes de Estado o de Gobierno de Alemania, Francia, Rusia y Ucrania en varios años, Ucrania comienza ya su ofensiva. Dicha cumbre, en la que Ucrania pretende determinar el futuro de Donbass en un formato en el que Donbass no está representado, ha sido planteada por Kiev como la última oportunidad para la paz. Esa amenaza de Kiev de pasar a un “plan B” en caso de fracaso no está dirigida a Rusia, habitual blanco de las críticas y las amenazas, sino a los socios de Ucrania, de los que Kiev espera apoyo incondicional en la cumbre. Una reunión en la que Kiev no solo pretende tratar, con ayuda de Alemania y Francia, el tema de Donbass sino que pretende forzar a Rusia a negociar el tránsito del gas a través de Ucrania, un tema que nada tiene que ver con la guerra pero con el que el Gobierno de Zelensky pretende presionar a Rusia en presencia de sus aliados europeos.

Habituados a culpar a Rusia -normalmente por no mencionar siquiera a Donetsk y Lugansk- de todos los males presentes y pasados, Ucrania ha pasado ya a culpar a Rusia de los males futuros. Vadim Pristayko prevé ya la forma de actuar de Kiev en caso de que Rusia no negocie en el “formato Normandía”, lo que más que probablemente indica que Ucrania pretende renegociar los términos de los acuerdos de Minsk para conseguir una interpretación de estos aún más favorable a Ucrania. De lo contrario, Ucrania amenaza con un “plan B” y con volver a exigir una misión de paz para Donbass.

Artículo Original: Antifashist

El ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, Vadim Pristayko, se ha referido al “plan B” de Kiev en caso de que fracase el formato de Minsk. El ministro afirmó que Ucrania retirará las tropas del frente [aunque parezca que Pristayko se refiere a todo el frente, habla únicamente de las tres pequeñas zonas que se acordaron como zonas piloto para posteriormente tratar de desmilitarizar el frente-Ed]. Sin embargo, si el “formato Normandía” no funciona, Ucrania buscará “asistencia internacional”.

Según Pristayko, Ucrania aceptó la “fórmula Steinmeier” en preparación de la cumbre del “formato Normandía”. “La segunda cuestión era la retirada de tres zonas. Ya hemos retirado las tropas de Stanitsa Luganskaya y se está produciendo en Zolotoe [en una especie de farsa de retirada en la que se ha retirado el ejército pero se mantiene el batallón Azov, supuestamente desarmado. La farsa se acepta porque todas las partes buscan celebrar la cumbre del formato Normandía-Ed]. Tras completar ese proceso, que no es fácil pero que creo que se completará con éxito, aún nos quedará otra zona, Petrovsky. Será suficiente para cumplir las condiciones para que se reúnan los líderes”, afirmó el ministro de Asuntos Exteriores en una entrevista concedida al canal de televisión TSN.

El ministro predijo que la retirada de tropas aún llevará unas semanas y expresó su esperanza de que la cumbre de jefes de Estado o de gobierno de los cuatro países se produzca en noviembre. A partir de ahí, si Rusia no es capaz de negociar en el “formato Normandía, Ucrania tiene, según Pristayko, un “plan B”.

“No olvidemos que, desde 2015 y después a finales de 2016, se ha ofrecido al lado ruso la opción de invitar a una misión de paz para Donbass. Si vamos al “formato Normandía” y nos damos cuenta de que Minsk no puede acabar la guerra, entonces buscaremos otros formatos como el de la asistencia internacional”, advirtió el ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania.

Hay que recordar que el presidente ruso expresó su disposición a una cumbre del “formato Normandía” y no descartó al posibilidad de que se celebrara en noviembre. Eso sí, debe estar “bien preparada y trabajada”. El 30 de octubre, Andrey Rudenko, viceministro de Asuntos Exteriores, afirmó que se hablaría de fechas concretas para la cumbre tras la verificación por parte de la OSCE de la retirada de tropas en [las zonas previstas de] Donbass.
 

Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
33.953
Zanx
332.724
Las Repúblicas Populares ante los cambios




Las Repúblicas Populares ante los cambios


04/11/2019

Artículo Original: Denis Grigoriuk


Durante su participación en el foro económico que celebró el Gobierno de Kiev en Mariupol el 29 de octubre, el ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, Vadim Pristayko, anunció que se había iniciado la retirada de tropas y armamento de Zolotoe según un acuerdo alcanzado tras las negociaciones de 2016. La RPL confirmó la disposición al esfuerzo de retirada en Zolotoe. El martes, en Minsk, los negociadores acordaron la fecha para el inicio de la retirada en Petrovsky (RPD).

Podría parecer que se trata de pasos reales hacia la resolución pacífica del conflicto en Donbass. La parte ucraniana finalmente comienza a cumplir algunos de los puntos de los acuerdos de Minsk. Sin embargo, de repente, se informa de maniobras conjuntas de la milicia, el ministerio del Interior y el ministerio de Emergencias y situaciones de crisis. Ucrania inmediatamente acusó a las Repúblicas de Donbass de agresión en el contexto de la retirada de tropas.

Veamos qué significa todo esto.

El 25 y el 26 de octubre, el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, acudió a la localidad de Zolotoe, en la línea de contacto. El excómico llegó para negociar con los nacionalistas. Los radicales impedían la retirada de armamento y eso no entraba en los planes del actor. Se produjo un escándalo: la confrontación entre el presidente y el líder del Corpus Nacional Denis Lantar. La conversación se discutió activamente en las redes sociales y el domingo, 27 de octubre, la prensa informó de que los radicales habían entregado las armas. Dos días después, el 29 de octubre, se inició la retirada de tropas y armamento pesado [aunque no se retiraron los radicales, supuestamente desarmados-Ed].

Kiev ha vuelto a actuar de forma ilógica según sus términos. En vísperas de la retirada, el comandante de la llamada “operación de fuerzas conjuntas”, aseguró que Kiev solo estaría dispuesto a retirar las tropas tras siete días de silencio. Según la OSCE, solo habían pasado dos días sin ataques, lo que no impidió que Ucrania lanzara un cohete verde, señal de inicio de la retirada de tropas y armamento pesado de Zolotoe.

En ese punto, el Grupo de Contacto Trilateral acordó la retirada de Petrovsky. Antes, el lado ucraniano se había negado a retirarse de la localidad y detrás de los miembros del ejército estaban los nacionalistas, dispuestos a tomar las posiciones del ejército. Ahora el presidente tiene que persuadir a los radicales para que no impidan que cumpla las condiciones impuestas por la Federación Rusa [para aceptar la celebración de la primera cumbre de jefes de Estado o de Gobierno del Cuarto de Normandía en tres años-Ed]. Ahora es posible que pronto se lance un cohete verde sobre Petrovsky.

La mañana del 30 de octubre se supo que los miembros de la milicia, del Ministerio de Emergencias y el Ministerio del Interior de la RPD se encontraban en situación de alarma. El mismo procedimiento se inició en la RPL. Poco después se conoció que la RPD y la RPL se habían desplegado para realizar maniobras conjuntas. Esas medias son importantes por más motivos que los puramente prácticos. De esta forma, las Repúblicas de Donbass han demostrado estar preparadas. Ejercicios similares se produjeron en el periodo en el que Estados Unidos estaba preparando el suministro de misiles antitanque Javelin a Ucrania. Las Repúblicas Populares realizaron ejercicios para contrarrestar esas armas. En pocas palabras, la RPD mostraba que sabía cómo destruir las bases ucranianas armadas con Javelins.

Ahora ocurre algo similar. Las actuales maniobras son necesarias para mostrar que las unidades de la RPD y la RPL están preparadas para actuar en caso de que Kiev no cumpla con su parte del trato.

Han comentado las maniobras los líderes de las Repúblicas Populares. “Con la llegada de los nacionalistas a la zona de retirada puede haber un aumento del riesgo para la vida de los civiles en la parte del territorio bajo control de Kiev. Son capaces de usar métodos terroristas para la guerra, tienen experiencia en provocaciones y sabotaje. Los nacionalistas son capaces de desestabilizar la situación en la zona de conflicto y, por lo tanto, de interrumpir el esfuerzo de retirada de tropas.

Teniendo en cuenta los hechos y la inteligencia, se puede asumir que los ejercicios del Ministerio del Interior, del Ministerio de Emergencias y de la milicia de la RPD buscan garantizar la fortaleza de las capacidades de defensa de las Repúblicas y la capacidad de las estructuras nacionales para eliminar las consecuencias de las situaciones de crisis”, afirmaba el texto del comunicado oficial de Denis Pushilin, líder de la RPD. Leonid Pasechnik, por su parte, insistió en que las Repúblicas Populares deben tener la capacidad de responder a cualquier agresión de Kiev.

¿Por qué, al día siguiente de la preparación de la retirada de armas en Zolotoe los líderes de las Repúblicas Populares decidieron realizar maniobras militares? Hay varios motivos para esa reacción de las Repúblicas de Donbass. En primer lugar, los cinco años de guerra han enseñado a la RPD y la RPL que no pueden confiar en Kiev. Cualquier acuerdo al que han llegado los líderes del Cuarteto de Normandía ha sido infringido. Un caso práctico: Shirokino. Después de que se decidiera que era preciso desmilitarizar la localidad del sur de Donbass, la división que defendía la ciudad se retiró de sus posiciones. Al poco tiempo, los nacionalistas del regimiento Azov entraron en Shirokino y ocuparon los puestos abandonados. ¿Qué impide a los “patriotas ucranianos” hacer lo mismo? Nada. Esa es la segunda causa de las maniobras.

Los nacionalistas no solo no han abandonado el frente sino que están armados. Así lo confirmó en la televisión ucraniana el líder del Corpus Nacional en la región de Nikolaev, Denis Lantar tras la publicación de varias noticias en la prensa que hablaban del desarme de los nacionalistas. “Seguimos en Zolotoe. El hecho de que ayer la policía afirmara que había retirado las armas, que estábamos desarmados y que legalmente no tenemos armas, es una información poco correcta. Ha habido cierto compromiso, pero es una información exagerada. Nuestras armas y nuestra gente sigue ahí”, afirmó el ultraderechista.

En tercer lugar está la inestabilidad del liderazgo ucraniano. Si antes Ucrania no quería cumplir con los compromisos adquiridos en los acuerdos, las actuales autoridades muestran su debilidad ante una minoría agresiva. Es la parte de la población a la que llama patriotas. Se considera patriótico exigir la continuación de la guerra, llamar subhumanos a los residentes de Donbass o amenazar con matar al presidente. Las amenazas a Zelensky aparecieron tras la conversación con Denis Lantar, del Corpus Nacional. El Estado no respondió. Es difícil confiar en un Gobierno que ni siquiera puede garantizar la seguridad de su propio líder.
 

Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
33.953
Zanx
332.724
Reparaciones


Imagen de archivo de los bombardeos ucranianos de 2014, destrozos por los que Ucrania quiere hacer pagar a Rusia.


Reparaciones


05/11/2019


Ucrania continúa con su estrategia de seguir exigiendo medidas a Rusia. Como ya ocurriera en tiempos de Poroshenko, Kiev sigue insistiendo en contrapartidas como prerrequisito para cumplir con sus compromisos con los acuerdos de Minsk. La misma situación se repite ahora con la “fórmula Steinmeier”. Tras la retirada de tropas de Stanitsa Luganskaya, una retirada que afectaba a ambos bandos en una acción bilateral, Ucrania y sus socios extranjeros exigieron a Rusia gestos para igualar el paso dado por Kiev.

Lo mismo ocurre ahora con las retiradas de Zolotoe y Petrovsky, aparentemente encaminadas, y que abrirán el camino a la próxima cumbre del cuarteto de Normandía. A cada paso, Ucrania y sus socios occidentales exigen a Rusia la rendición unilateral de la RPD y la RPL a cambio de vagas promesas de la interpretación ucraniana de los acuerdos de Minsk. A esa rendición incondicional se suma además que sea Rusia quien pague por la recuperación de la zona, bombardeada durante cinco años por el Ejército Ucraniano.

Artículo Original: Antifashist

Kiev no tiene intención de reconstruir con sus propios medios la infraestructura destruida en la RPD y la RPL, aunque los territorios regresen a Ucrania. Así lo declaró el sucesor de Volodymyr Omelyan [exministro de Infraestructuras de Ucrania, que soñaba con izar la bandera ucraniana en Vladivostok, conquistar el Kuban ruso y, aunque no mejoró las terribles carreteras ucranianas, prometió construir un hyperloop-Ed] en el puesto de ministro de Transporte e Infraestructuras de Ucrania, Vladislav Krinklin.

En una entrevista concedida al canal de televisión 1+1, el ministro afirmó que es absolutamente imposible y que Ucrania está dispuesta a invertir fondos para la restauración, aunque solo si Rusia paga “reparaciones”. “Los ucranianos no pagarán por los territorios fuera de control, no. Por principio, es imposible. Suponga que primeo recuperamos el territorio y el país agresor paga reparaciones, entonces podemos pensar en cómo invertiremos y recuperaremos el territorio”, añadió el ministro, que insistió en que, sin acceso al territorio, es difícil hablar de cuántos fondos serán necesarios para restablecer la infraestructura de la región. En primer lugar, es precisa una investigación y una auditoría. Según el ministro, el Gobierno ucraniano planea restaurar únicamente la parte de la región bajo su control y lo hará a expensas de inversores.

Hay que recordar que antes, el 30 de octubre concretamente, la representante de la ONU afirmó que Kiev debería pagar reparaciones a las víctimas del conflicto en Donbass.

En tiempos de Poroshenko, el presidente y su equipo repetidamente plantearon la idea de que Rusia pagara reparaciones por Crimea y Donbass. Se llegó a dejar caer que la cifra que Ucrania esperaba de Moscú era de 100.000 millones de dólares. Kiev también ha intentado repetidamente denunciar ante los tribunales internacionales en busca de esa petición. Por el momento, no ha tenido éxito.

 

Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
33.953
Zanx
332.724
US Congress To Support Three Seas Initiative Against "Russian Energy Coercion" In Europe

El Congreso de los Estados Unidos apoyará la iniciativa Three Seas contra la "coerción energética rusa" en Europa


(Trad. Google)
05/11/2019

US Congress To Support Three Seas Initiative Against Russian Energy Coercion In Europe

El 31 de octubre, los congresistas estadounidenses presentaron una resolución bipartidista en apoyo de la Iniciativa Three Seas (3SI), para contrarrestar la dependencia de la energía rusa en Europa. [pdf]

El proyecto de ley bipartidista fue presentado por la demócrata Marcy Kaptur y el republicano Adam Kinzinger.
3SI es “una asociación estratégica de doce países de Europa Central y del Este con el objetivo compartido de fomentar la autonomía y la resiliencia energética a través del financiamiento colectivo de nuevos proyectos de infraestructura, aumentar la conectividad entre los mares Adriático, Báltico y Negro, y reducir su dependencia de Rusia para sus necesidades energéticas ".

Los miembros potenciales de la iniciativa incluyen Austria, Bulgaria, Croacia, República Checa, Estonia, Hungría, Letonia, Lituania, Polonia, Rumania, Eslovaquia y Eslovenia.
"Durante años, Rusia ha socavado la seguridad en Europa al obligar a las naciones europeas a depender de Rusia para sus necesidades energéticas, incluso a través de las tuberías Nord Stream II y Turk Stream", dijo Kaptur . “Afortunadamente, doce de nuestros aliados cercanos en Europa Central y del Este se han unido para aumentar su autonomía energética a través del financiamiento colectivo de proyectos de infraestructura energética: la Iniciativa de los Tres Marinos. Esta resolución deja en claro el fuerte apoyo de Estados Unidos a la Iniciativa y alienta a los países miembros a considerar la financiación de proyectos de energía limpia a medida que el mundo aborda las crisis del cambio climático. Ahora que las autoridades danesas han aprobado el gasoducto Nord Stream II, ahora debemos actuar rápidamente para aumentar la seguridad energética de nuestros aliados europeos al aprobar esta legislación crítica y sancionar el gasoducto. Deseo agradecer a mi colega, el Representante Adam Kinzinger, por su liderazgo crítico y sus esfuerzos por fortalecer la relación transatlántica a través de este proyecto de ley ”.
"Rusia ha usado durante mucho tiempo la energía como arma para coaccionar y manipular a nuestros aliados europeos", dijo Kinzinger . “A medida que la producción de energía estadounidense continúa aumentando, tenemos la oportunidad de apoyar a nuestros aliados en Europa Central y Oriental con una alternativa. La Iniciativa Three Seas reforzará la independencia energética y la seguridad de la infraestructura en la región, y mostrará aún más el apoyo de Estados Unidos ante el aumento de la influencia rusa y china sobre estos países. Me enorgullece presentar esta resolución con mi colega, la Representante Marcy Kaptur, y aplaudir su compromiso de ayudar a nuestros aliados con proyectos de energía limpia a medida que rechazamos la toma de poder por parte de Putin ".
El documento establece que el apoyo a la Iniciativa Three Seas debería proporcionarse en el sector energético. En particular, "para expandir la independencia energética y la interconexión de infraestructura que contribuye a fortalecer la seguridad nacional de los Estados Unidos y Europa".

En el texto de la resolución, Kaptur señala que, debido a la falta de infraestructura, los países de la asociación son "demasiado dependientes" de los recursos energéticos rusos, mientras que Rusia supuestamente está tratando de socavar la libertad y la democracia en Europa, incluido el uso de "híbridos métodos, incluido el uso de energía como un medio de coerción ".

Como ejemplo de tal coerción, el proyecto de resolución cita los proyectos Nord Stream 2 y Turkish Stream, que son "políticos" y tienen como objetivo "socavar la seguridad energética de Europa".

Vale la pena señalar que Rusia ha negado en repetidas ocasiones el uso de la energía como herramienta política, y también enfatizó que los gasoductos son proyectos exclusivamente comerciales.
“Lo enfatizo nuevamente: estos proyectos se implementan conjuntamente con compañías europeas y son exclusivamente de naturaleza comercial. No hay antecedentes políticos ”, dijo el presidente ruso Vladimir Putin a principios de octubre.
A su vez, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia pidió a los Estados Unidos que dejen de politizar Nord Stream 2. El ministerio enfatizó que el lanzamiento del gasoducto contribuirá a fortalecer la seguridad energética de Europa.

“Deja de intentar politizar un proyecto puramente comercial. Le recordamos que el objetivo principal de la asociación conjunta Nord Stream 2 con socios europeos es diversificar las rutas de suministro de gas, eliminar los riesgos de tránsito y, por lo tanto, fortalecer la seguridad energética de Europa ", respondió el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia al mensaje de Twitter del Departamento de Estado de EE. UU. objetivo "Nord Stream 2" - "impulsar una participación en el corazón de la seguridad y la estabilidad de Europa".
El 3SI comenzó en 2016 y desde entonces ha tenido cuatro cumbres anuales, la primera en Dubrovnik, Croacia.

El presidente polaco, Andrzej Duda, calificó la iniciativa como "un nuevo concepto para promover la unidad y la cohesión de Europa, es una idea de cooperación entre 12 países ubicados entre el Adriático, el Báltico y el Mar Negro, los tres mares de Europa Central".

Los oradores invitados incluyeron al Asistente de Asuntos Exteriores de China, Liu Haixing, quien habló sobre la interconexión con la Iniciativa Belt and Road del gobierno chino, y el ex Asesor de Seguridad Nacional de los EE. UU., General James L. Jones, quien enfatizó el papel de la iniciativa en el desarrollo y la seguridad europeos.

Lo que muestra cómo Estados Unidos está dispuesto a incluso "permitir" que estos países cooperen con Belt and Road de China, solo con el objetivo de "escupir" a Rusia. O más bien, el problema de tratar con el Belt and Road vendría después de que Rusia haya sido tratada.

A principios de octubre de 2019, Duda expresó su esperanza de que "Estados Unidos se una a nuestro gran proyecto".
"Espero que Estados Unidos se una a nuestro gran proyecto Three Seas", dijo, afirmando que esta fue la iniciativa de cooperación con los países que, al quedar atrás del Telón de Acero, durante décadas compartieron el destino de Polonia, no fueron totalmente libres, y que no pudo desarrollarse después de la Segunda Guerra Mundial como lo hicieron los otros países occidentales.
“Hemos estado compensando todas estas cosas. Queremos cooperar entre nosotros de la mejor manera posible ”, dijo, y señaló la importancia de los proyectos de infraestructura para el desarrollo económico. "Si obtenemos carreteras como Via Carpathia, Via Baltica, Rail Baltica y las otras que se están planificando, Polonia podrá desarrollarse aún más dinámicamente", dijo.
Mientras tanto, Kaptur también llama a los países de la Iniciativa Three Seas a "expandir el concepto de fortalecer la compatibilidad de infraestructura regional" para incluir a los estados no pertenecientes a la UE en la región. En particular, la resolución nombra a Ucrania, Moldavia y también a los países de los Balcanes Occidentales.

Esencialmente, con Polonia pidiendo que EE. UU. sea parte del proyecto, el principal estado proxy de Washington en Europa está tratando de consolidar una especie de control estadounidense en el mercado europeo de gas natural licuado.

Vale la pena señalar que anteriormente el Ministro de Relaciones Exteriores de Polonia, Jacek Chaputovych, señaló que ahora es imposible aceptar a Ucrania en el 3SI.
“Discutí la idea de cooperación con Ucrania. El presidente de Ucrania, Zelensky, preguntó si era posible que Ucrania se uniera a la Iniciativa de los Tres Mares. Esto no es posible en esta etapa, porque la membresía se limita a los países de la UE ”, dijo Jacek, y señaló que la situación con los Balcanes Occidentales es similar.
Por supuesto, eso es solo cuestión de tiempo para que esto también se transforme en un proyecto de histeria antirrusa, dictado principalmente por la política de Washington.
 

Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
33.953
Zanx
332.724
Ideas prestadas




Ideas prestadas


06/11/2019

Artículo Original: Ukraina.ru


El equipo de gobierno de Ucrania sufre de una catastrófica falta de nuevas ideas, así que se ve obligado a tomar ideas prestadas de sus predecesores. Pero si Poroshenko comprendía lo que estaba haciendo, los actuales oficiales se sacan de la manga el viejo repertorio e intentan venderlo sin tener la más mínima idea de qué es lo que están defendiendo.

El viceministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, Vasily Bodnar, en visita oficial a Canadá, concedió una entrevista en la radiotelevisión CBC en la que afirmó que Kiev está dispuesto a “invitar” a Donbass a tropas de paz canadienses. No es nada nuevo, pero es efectivo. El Gobierno de Ucrania espera del Gobierno canadiense completo apoyo a sus iniciativas, ya que Canadá es uno de los pocos países de Occidente que acepta al cien por cien el mito de Ucrania como frontera de la civilización occidental en la lucha contra Rusia. Los canadienses son los que con más facilidad van a Kiev a hacer negocios. Y si Bodnar habla de pacificadores, es que espera que el Gobierno canadiense acepte su invitación.

Sin embargo, el problema es que incluso aunque Ottawa acepte enviar un contingente de paz a la frontera con Rusia, la situación no va a cambiar en absoluto. Y esos ciudadanos canadienses pueden formar una misión de paz, pero seguirán en casa esperando mientras que la frontera seguirá bajo control de las fuerzas que ahora la vigilan: los guardias de frontera de Rusia y los de la RPR y la RPL en las Repúblicas.

Una misión de paz puede enviarse a una zona de conflicto siempre que se cumplan dos condiciones: en primer lugar, debe recibir el mandato del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y, en segundo lugar, las partes en conflicto deben tomar la decisión conjunta permitir la entrada de cascos azules en la zona. Ninguna de las dos condiciones es viable en este caso. China y Rusia bloquearían cualquier proyecto de resolución en el Consejo de Seguridad y la misión de paz no es algo que Kiev esté dispuesto a negociar con Donetsk y Lugansk.

La primera idea de un contingente de paz canadiense nació en la cabeza de Petro Poroshenko. En 2017, el expresidente discutió la posibilidad con el primer ministro Justin Trudeau. Según el plan de Poroshenko, los pacificadores del país de la hoja de arce debían tomar el control de la frontera con Rusia. De ocurrir (aunque no había ninguna posibilidad de ello), las zonas separatistas quedarían completamente aisladas de Rusia, privadas así de su apoyo. Eso permitiría a Ucrania lanzar una operación militar para acabar de una vez por todas con los rebeldes. Ese era el salvaje sueño de Petro el grande. Pese a la utopía, el plan se quedó en la teoría y sus contradicciones internas impidieron que llegara desde el punto de origen al de destino.

Por qué habla ahora el equipo Ze de pacificadores canadienses es algo imposible de comprender. Zelensky anunció su plan de paz y describió los tres pasos con los que Ucrania recuperará la integridad territorial: cese de hostilidades, búsqueda de entendimiento con Donbass e inicio de la reintegración. En esta optimista imagen no hay ni rastro de la brutal masacre de separatistas con la que soñaba su predecesor, que buscaba aislar a la región de Rusia por medio de amistosos canadienses para cortar la comunicación y el suministro de ayuda, incluida ayuda militar. Sería la fase previa a una operación militar que debería acabar en victoria sobre los separatistas.

¿Es posible que Bodnar no quisiera hablar de tropas en la frontera sino en la línea de contacto? Aunque fuera así [no lo es, varios representantes ucranianos han exigido últimamente una misión militar internacional en la frontera con Rusia-Ed], la opción sigue siendo inviable por las razones ya mencionadas. Pero quizá comprendo lo que ha pasado: al preparar la visita, el viceministro de Asuntos Exteriores sacó unos documentos de una carpeta y, aunque un tanto antigua, había una muy cara combinación. Decidió no explicar el derramamiento de sangre que lleva implícita la idea y robó a sus predecesores una brillante idea con la que impresionar a la audiencia. De hecho, ese es el estilo del “equipo Ze”, cuya experiencia no está ligada a la política sino a la organización de espectáculos escénicos. Aun así, su apariencia se hace cada día más alocada.
 

Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
33.953
Zanx
332.724
Petrovskoe




Petrovskoe


07/11/2019

Artículo Original: Denis Grigoriuk

“En Petrovskoe está la estepa. En Petrovskoe, donde se está produciendo la retirada, no hay una sola persona. No hay gente”

-Volodymyr Zelensky​


La roja estepa de noviembre queda cortada por el asfalto. Desde la ventana se observan los desnudos árboles. Sobre nuestras cabezas cae un cielo gris pesado. Una ráfaga de frío viento se pasea por las colinas removiendo la hierba muerta. Abruptamente, justo antes del puesto de control, la Carretera comienza a descender. Atrás queda el joven soldado que, sin querer, se convirtió en protagonista de varias publicaciones de la prensa cuando los corresponsales filmaron su humilde sonrisa en el puesto de control. Nadie sabrá nunca nada de él. ¿Qué tipo de persona es? ¿Qué le hizo tomar las armas? ¿Por qué está ahora en la línea del frente en vez de estar de permiso, tomando café caliente y hablando de memes de internet con sus compañeros? En un momento, se convirtió simplemente en otra foto más del archivo de imágenes de la guerra en Donbass.

La localidad de Petrovskoe, como el chico del puesto de control, se ha hecho famoso por un momento. Se olvidará tan pronto como deje de ser parte de las negociaciones. Ahora, de repente, se ha empezado a hablar del pueblo porque los líderes de los países europeos, de Estados Unidos y de Rusia han comenzado a hablar de la retirada de tropas en la zona.

Antes de la guerra, Petrovskoe era un pequeño pueblo en el que se vivía de forma modesta y sin molestar a nadie. La población tenía ganado, aves y recogía madera de haya. Siguen haciéndolo incluso ahora. Solo hay unos metros habitables ahora mismo. Pero esa información contradice lo afirmado por el presidente ucraniano, que aseguró que en Petrovskoe no vive nadie.

Una señal oxidada. Las tres primeras letras están coloreadas con la tricolor: negro, azul y rojo. Petrovskoe. Los ojos se fijan en los restos de viviendas destruidas. En algunas de ellas queda la valla. Los esqueletos de los edificios han quedado enterrados en una vegetación que crece incontrolada. Los arbustos y los árboles rodean los ladrillos destrozados. Frente a una valla hay pintada una amenazante inscripción escrita con tiza, “la casa Palich. Si no entras, morirás”, rodeada de restos de metralla. No nos acercamos a la casa por no arriesgar en exceso. En todas partes hay señales rojas con la inscripción “minas”. En el horizonte se avista la torre de la operadora de telefonía móvil ucraniana MTS. Junto a las casas hay coches soviéticos desmantelados. Los árboles están desnudos. Todas las hojas de color amarillo anaranjado descansan bajo nuestros pies.

Una intersección divide el pueblo en dos partes. En la parte más cercana a la línea del frente vive una mujer mayor. En su jardín corretean unos pollos. Apoyado en una vieja valla de madera descansa un pequeño perro con dos grandes manchas rojas en el lomo. Hay muchos animales. Nadie esteriliza a los perros y gatos, así que a menudo aparecen con sus cachorros en lugares en los que alguien puede darles de comer. La población local ha aceptado a los nuevos vecinos y viven juntos en esta guerra.



Llegamos a la parte del pueblo situada más lejos del frente. Pasamos junto a los restos de un edificio. Entre las cenizas se puede ver alguna teja intacta. No muy lejos está el monumento a los soldados soviéticos. Una bandera roja abraza a la estatua del soldado. En la base se pueden ver los restos de algunas minas antitanque que han recogido los vecinos.

Junto a una valla hay un hombre vestido de camuflaje y gorra de chófer. En su mano, un paquete de tabaco. En una conversación de diez minutos, Nikolay lleva ya tres cigarros. Está nervioso, porque las cámaras no suelen llegar a esta parte de la localidad. Aquí viven, en pequeña comunidad, Nikolay, su esposa Natalia, Antonina, Zinaida y Lyuba con su marido.

“Si pasa algo, vendrá a vivir en esta parte, más cerca de nosotros”, dice Nikolay sobre una mujer que vive en la otra parte del pueblo. Ese si pasa algo quiere decir si las bombas destruyen su casa. Frente a la casa de Antonina hay un edificio vacío. Los dueños se marcharon hace mucho tiempo. Ahí estaría más segura y sobrevivir sería más fácil todos juntos.

En Petrovskoe no hay tiendas. No queda nada, salvo unas pocas casas en condiciones, equipadas para los observadores del puesto de la OSCE. Así que la población local usa sus propios medios de transporte para ir a Stila, donde hay una pequeña tienda, para comprar comida y repartirla a los vecinos.

“En invierno nadie limpia la carretera. Llegar hasta allí es imposible”, explica Natalia refiriéndose a la pista por la que hemos llegado hasta el pueblo. De hecho, en invierno, el pueblo está completamente aislado de la civilización. La civilización se presenta cuando se produce un intento de retirada de tropas. El resto del tiempo, el teléfono es un juguete de plástico sin alma. Sobreviven porque casi todos los residentes que quedan se dedican a la ganadería de subsistencia: tienen pollos, patos y otros animales. Venden la leche de las vacas en el mercado. Eso da algún ingreso. Guardan el pan en el congelador para que no se pierda.

“Nadie va a venir a por nosotros aquí. Natalia murió en casa de Vanya. Ellos dos solos. No pudimos llamar a nadie. Es cierto que por la noche llegó la policía, pero no la ambulancia. Ellos (los familiares de la fallecida) estaban solos, tuvieron que usar un coche para llevar el cuerpo a la morgue. Estamos olvidados”, sonríe Natalia, mostrando algo parecido a la desesperación. La mujer habla con nostalgia de los tiempos anteriores a la guerra, cuando el pueblo estaba lleno de vida.

A menudo son los soldados los que ayudan a la población. Distribuyen la comida en blindados. Los residentes con los que hemos hablado afirman que 2019 ha sido más tranquilo que el año pasado. Antes literalmente tenían que vivir en los sótanos. Durante nuestra estancia, Petrovskoe estuvo en silencio. Sin embargo, sigue siendo una localidad del frente, así que vivir aquí es peligroso, al igual que lo es en otros pueblos cercanos a la línea de contacto.



“No iremos a ninguna parte”.

“Hay minas en todas partes”.

“La gente tiene miedo hasta de ir a Stila. Vas y piensas: ahora puede haber francotiradores”.

“Vas a la colina y los ves, ellos también te ven. Y allá donde vayas, te siguen como si fueras una diana y disparan. Mi marido fue a por los nietos. Estaban en el coche y oyeron disparos. Miró alrededor y volaban las bombas. Al lado del coche”, comenta Lyuba.

Todos tienen opiniones diferentes sobre la retirada de tropas de Petrovskoe. La mayoría no saben qué hace falta para que termine la guerra. Al mismo tiempo, tampoco saben cómo puede haber una reconciliación después de lo que ha pasado los últimos cinco años. Pero también están los que temen que la división de la RPD se marche del pueblo y que los nacionalistas ucranianos cumplan su promesa de tomar el pueblo.

Puede que sea porque hacía tiempo que no visitaba a la población del frente, pero me impactó la historia de este pequeño pueblo en el que vive este pequeño grupo de personas. Para gran parte del mundo, ni siquiera existen. Los oficiales han pronunciado su sentencia: no hay nadie. ¿Pero quiénes son? Son gente normal, con dos piernas, brazos y una cabeza sobre los hombros. Como el resto de la gente, quieren comer, dormir, trabajar y, lo que es más importante, vivir. ¿Alguien pensaría en ellos si no se estuvieran produciendo intrigas en los despechos de los que mandan? Probablemente no. De la misma forma, tampoco los periodistas vendrían aquí si no se estuviera produciendo el intento de retirar las tropas. Tampoco a la ONU le importa el destino de estas personas. Solo se preocupan por grupos más grandes y ellos son una docena de personas a las que no da ninguna valía y que están allí, en un país lejano. Podemos olvidar que existen.

Por la noche, en Donetsk, sentado en la cocina, recordaba lo que había visto. Se han quedado grabadas en mi mente las palabras de una de las mujeres: “Lo que fue Petrovskoe y en lo que se ha convertido: el cielo y la tierra”. Se puede aplicar a todo Donbass. Cada residente puede decir lo mismo de su ciudad, de su pueblo, de su barrio. En ese momento, comenzó a sonar una canción en la que una voz femenina dice “los glaciares se derretirán, llenarán el Jordán. ¡Que llegue la paz!”

Que así sea.