Zhukov

Mariscal
Desde
17 Feb 2009
Mensajes
8.227
Zanx
46.173
El régimen está desesperado, ya se proponen bajar la edad de reclutamiento a 18 años

"Чтобы соответствовала конституции": на Украине решили понизить планку призывного возраста

Actualmente llaman a filas al cumplir a los 20 años. Confirma los análisis anteriores, ya sólo les queda reclutar a los hijos del milenio que han crecido con la guerra. Y como estos no se presentan voluntarios en número suficiente, ya tienen que reclutarlos a la fuerza.
 

Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
33.953
Zanx
332.723
Un apoyo inmerecido




Un apoyo inmerecido


26/10/2019


Pese a las expectativas que supuso la llegada al poder de Volodymyr Zelensky, cuyo partido cuenta también con la mayoría absoluta en el Parlamento, por lo que el poder del actual presidente podría parecer prácticamente absoluto, los cambios en la estrategia ucraniana han resultado ser limitados, especialmente en todo lo relacionado con la guerra en Donbass. E incluso en aquellos puntos que aparentemente se ha producido un cambio, por ejemplo el compromiso de aplicar la “fórmula Steinmeier”, han sido constantes los signos de continuidad con la estrategia ucraniana de renegar de los acuerdos e intentar reescribirlos inmediatamente después de su firma.

Los signos de continuidad y la falta de voluntad de Ucrania de cumplir con sus compromisos adquiridos sin exigir concesiones adicionales al otro lado no se limitan a la situación de la fallida retirada de tropas y armamento de Zolotoe y Petrovsky. Aunque de forma menos agresiva, con algo más de sutileza, Kiev sigue exigiendo medidas que van más allá de los acuerdos de Minsk. Es el caso de la entrega del control de la frontera o la ya habitual exigencia de una fuerza de paz que tome el control del territorio para Ucrania. En ese sentido, el representante de la OSCE en el Grupo de Contacto de Minsk, extralimitándose en sus funciones, ha mostrado su apoyo a la idea, que vincula además a la posibilidad de celebrar elecciones. Así lo reflejaba ayer Antifahist:

La seguridad de las elecciones de la RPD y la RPL debe ser garantizada por fuerzas militares extranjeras o, si no, la OSCE no podrá reconocerlas como legítimas. En esos términos se mostró en una apartición en el canal de televisión Ukrlife.TV el diplomático autríaco y representante de la OSCE en el Grupo de Contacto, Martin Sajdik.

Sajdik afirmó que, por el momento, la negociación sobre las elecciones en la RPD y la RPL se plantea sin el desarme de las milicias. “Pero existe la oportunidad de tener una fuerza internacional que garantizaría la seguridad y que habría que acordar. Aquí hay diversas opciones, pero realizar elecciones con los estándares de la OSCE si hay una amenaza militar, nosotros, como observadores, ¿podemos decir que cumple con los principios de la OSCE? Aquí creo que la respuesta está clara, afirmó Sajdik.

Sin embargo, según Sajdik, la introducción de una misión de paz en Donbass es imposible. Sajdik apuntó que debe ser acordada por los bandos en conflicto: la RPD/RPL y Ucrania. “Sin consentimiento común, no puede haber fuerzas de paz de la ONU en Donbass. Tiene que ser una decisión del Consejo de Seguridad. Todos sabemos quién es miembros del Consejo de Seguridad. Así que es preciso un acuerdo”.


Con sus declaraciones, Sajdik deja claro que no solo Ucrania reniega de los acuerdos de Minsk, base de las negociaciones el Grupo de Contacto, en el que la OSCE deber actuar como mediador entre las partes en conflicto. Cinco años después de la firma de los acuerdos -y cuando ha quedado claro que únicamente hay violencia en las zonas del frente, mientras que el interior de Donbass ha vuelto a la vida sin operaciones militares, aunque con las consecuencias económicas de la guerra-, el representante de la OSCE duda ahora de la legitimidad de unas elecciones celebradas en la RPD y la RPL sin presencia militar extranjera. Nada importa que Donetsk y Lugansk hayan organizado ya dos procesos electorales que se han celebrado sin amenazas ni incidentes violentos o que la base de los acuerdos firmados – incluida la recientemente ratificada fórmula Steinmeier- sea precisamente la negociación directa y la participación de Donetsk y Lugansk en todos los puntos del proceso.
 

Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
33.953
Zanx
332.723
Castigo preventivo




Castigo preventivo


27/10/2019


Uno de los aspectos más ignorados de la forma de actuación de Ucrania tras la victoria de Euromaidan, la revolución de la dignidad, ha sido el uso de la prisión preventiva como método para castigar, por un tiempo indefinido, a personas contra las que no había suficientes pruebas para garantizar una condena. Entre los numerosos casos de abuso de la prisión preventiva ante la imposibilidad de una condena ya que el caso estaba completamente fabricado están los casos de Evgeny Mefedov -finalmente entregado a Rusia en un intercambio tras 5 años en prisión preventiva- o el del periodista Alexander Bondarchuk, acusado de todo tipo de delitos por publicar una entrevista a Pavel Gubarev en su periódico.

Entre esos casos está también el de Nelya Shtepa, la excéntrica alcaldesa de Slavyansk en el momento en que, en la primavera de 2014, comenzaron las protestas contra el régimen de Kiev, que respondió con una operación militar que dio lugar a la guerra. Shtepa nunca apoyó a la RPD, pero algunas declaraciones en las que afirmaba, en los primeros días de movilizaciones, que los manifestantes tenían motivos para protestar, fueron suficientes para que fuera detenida. Apartada de la alcaldía de Slavyansk de forma inmediata tras la toma de la ciudad por lo que pronto sería la milicia de la RPD, Shtepa trató de mantener su presencia, aunque desapareció rápidamente. Su participación en lo ocurrido en Slavyansk en 2014 fue prácticamente nula. Sin embargo, no mostrar suficiente beligerancia contra la RPD le ha costado más de dos años de prisión preventiva en un caso que, tras cinco años, continúa.

La sentencia del TEDH

Artículo Original: Antifashist

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha considerado la demanda de la exalcaldesa de Slavyansk Nelya Shtepa y ha ordenado a Ucrania pagar una indemnización. Así lo confirmó la información del caso publicado en la página web del tribunal. El TEDH considera que se ha violado el derecho de Shtepa a un juicio “en un tiempo razonable” sin ser puesta en libertad a la espera de juicio. El tribunal también ha concluido que se ha violado el derecho a un juicio justo. Por ello, el TEDH ha decidido que Ucrania debe pagar, en el plazo de tres meses, una indemnización de 2600€ por los daños causados y 1000€ de costas.

“Shtepa se ha quejado del largo periodo de prisión preventiva. El Tribunal consideró la demanda y ha encontrado una violación de los artículos 5 y 6 de la Convención Europea de Derechos Humanos. También ha ordenado una indemnización de 3600€ (2600€ por la violación de derechos y 1000€ por los costes de la asistencia legal)”, afirmó Alexander Tananakin, su abogado, que confirmó que la indemnización será pagada en un plazo de entre uno y tres meses.

La decisión del TEDH ha llamado la atención del exprimer ministro de Ucrania Mykola Azarov. “Felicito sinceramente a la exalcaldesa de Slavyansk, una mujer con coraje llamada Nelya Shtepa, por su victoria en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Durante más de tres años, el régimen de Kiev ha mantenido en prisión, bajo acusaciones más que cuestionables si no falsas, a una persona inocente. La justicia finalmente ha triunfado. El TEDH ha reconocido que la prisión preventiva de larga duración contra Nelya Shtepa era ilegal y no estaba justificada. Es una victoria”, escribió en las redes sociales.

Shtepa fue detenida el 13 de julio de 2014 y se le acusó de cometer delitos según la Parte Tercera del Artículo 110 (amenaza a la integridad territorial e inviolabilidad de Ucrania, con el resultado de muerte de personas) y la Parte Primera del Artículo 258.3 (creación de grupo u organización terrorista) del Código Penal de Ucrania.

En el tribunal, Shtepa alegó que solo apeló al presidente ruso Vladimir Putin a entrar en Slavyansk bajo presión [Shtepa nunca apoyó a la RPD, únicamente realizó algunas declaraciones erráticas para intentar ganarse el apoyo de la población en un principio, antes de que comenzaran los enfrentamientos militares-Ed]. El 21 de noviembre de este año, el juicio contra Shtepa debe comenzar de nuevo por quinta vez. Se realizará en el distrito Odjonikidzevsky de Járkov. Antes habían considerado el caso en los tribuales de los distritos Chervonozabodsky, Kominternovsky, Leninsky y Oktyabrsky de Járkov. Sin embargo, tras un largo proceso de recusación de miembros del tribunal o de los jueces, ninguno de ellos ha logrado llegar a un veredicto. Algunos de esos tribunales ni siquiera han conseguido celebrar una vista previa.

El 20 de septiembre de 2017, Shtepa fue puesta en libertad y trasladada a arresto domiciliario. El 21 de septiembre se supo que llevaría una monitorización electrónica. En enero de 2018, tras expirar el periodo de arresto domiciliario, no se introdujeron nuevas medidas preventivas.
 

Zhukov

Mariscal
Desde
17 Feb 2009
Mensajes
8.227
Zanx
46.173
Apocalipisis del gas para Ucrania

«Газовый Апокалипсис» для Украины: что случится 1 января 2020 года

Recomiendo leerlo, el asunto es más complejo de lo que parece. Mi pronóstico, ya que Rusia también perdería en caso de detener el tránsito, es que llegarán a alguna chapuza de acuerdo temporal para ir tirando hasta que el Nordstream-2 esté operativo.... salvo que los ucranianos sean suicidas y tensen demasiado la cuerda.

Y aquí otro artículo relacionado, sobre la trampa del carbón que le hace a Polonia la pinza UE-Rusia

Энергетический капкан: Москва и Брюссель загнали Польшу в ловушку
 
Última edición:

Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
33.953
Zanx
332.723
Visita a Zolotoe


Zelensky en su visita al “último puesto de control de Azov”, donde, sin mucha convincencia, trató de explicar que es “el presidente, no cualquier idiota”


Visita a Zolotoe


28/10/2019


ncapaz de conseguir que los radicales que han ocupado posiciones avanzadas en el frente permitan la retirada de tropas y armamento de las zonas de Zolotoe y Petrovsky (según un acuerdo de septiembre de 2016), el presidente de Ucrania se ha visto obligado a presentarse allí para tratar de convencer en persona a los militantes del batallón Azov. Aunque la visita debía ser discreta y no había sido anunciada, la presencia de Zelensky en el “último puesto de control” de Azov refleja una necesidad objetiva: Ucrania es consciente de que, sin esa retirada, no habrá cumbre del cuarteto de Normandía, principal esperanza de Kiev para conseguir un acuerdo que ponga fin a la guerra en Donbass según los términos ucranianos.

Artículo Original: Ukraina.ru

El 26 de octubre, el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, llegó por sorpresa a las posiciones de los batallones voluntarios en la localidad de Zolotoe, donde debía producirse la fallida retirada de tropas y equipamiento entre las Fuerzas Armadas de Ucrania y las milicias de las Repúblicas Populares. Según informó RBK-Ukraina, se da por hecho que el presidente acudió de forma tan inesperada a las posiciones de los militares para hablar de temas importantes. La visita no se publicó y ni siquiera aparecía en la web oficial del presidente.

El sábado se produjeron en Kiev y otras capitales de provincia movilizaciones de los nacionalistas bajo el eslogan “no a la capitulación”. Los manifestantes hicieron piquetes ante las administraciones locales exigiendo que las autoridades transmitieran a Zelensky sus exigencias: abandonar la implementación de la fórmula Steinmeier. Concretamente, los radicales del Corpus Nacional y la Milicia Nacional exigen que Zelensky “garantice claramente que no se producirá la retirada de tropas ucranianas de la línea de demarcación, que no se concederá amnistía a los terroristas y que no se introducirá el inconstitucional estatus especial para los territorios ocupados, así como que no se celebrarán elecciones en los territorios temporalmente ocupados”. Las manifestaciones fueron pacíficas en su mayoría, salvo en Cherkassi, donde los manifestantes se enfrentaron a la policía.

En septiembre, el Grupo de Contacto de Minsk acordó implementar la “fórmula Steinmeier”, planteada por el ahora presidente de Alemania, antes ministro de Asuntos Exteriores de Alemania. La fórmula determina un mecanismo de puesta en marcha de la ley de autogobierno local en ciertas zonas de las regiones de Donetsk y Lugansk de forma temporal el día de las elecciones y de forma permanente tras la publicación de los resultados de los comicios por parte de la OSCE. Tras la aceptación de la formula, en Ucrania se produjeron varias manifestaciones de los nacionalistas, que consideran la implementación de esas medias una “capitulación”. Se anunció el establecimiento de un “movimiento de resistencia contra la rendición”. La retirada pactada en los distritos de Zolotoe y Petrovsky fue saboteada por los radicales del Corpus Nacional de Andriy Biletsky, que se presentaron en Zolotoe y afirmaron que no permitirían que se produjera la implementación de este punto de los acuerdos de Minsk.

Es a esa zona de Zolotoe a la que llegó el sábado el presidente Zelensky. La conversación con los radicales fue interesante. El periódico Fakty, citando el canal de Telegram del “Último puesto de control-#NoCapitulación”, afirma que se habló de la retirada de tropas, pero que no todos comprendieron el acuerdo. Uno de los militantes recordó al presidente que “en toda Ucrania se han producido acciones”, a lo que el presiente respondió: “en Ucrania ayer llovió”.

“He venido a deciros que dejéis las armas, no me obliguéis a pasar a la acción”, afirmó el presidente según la publicación. Zelensky también recordó a los militantes que no pueden darle ningún ultimátum, pero que leerá sus exigencias cuando se las entreguen. No hay muchos más detalles, ya que la oficina de presidencia ni siquiera informó oficialmente del viaje de Zelensky a Zolotoe.

Fuera lo que fuera la visita, la implementación de la “fórmula Steinmeier” y de los acuerdos de Minsk en general siguen en el aire. No solo son los radicales nacionalistas los que están en contra de su implementación. Por ejemplo, el representante de Ucrania en el Grupo de Contacto, Leonid Kuchma [firmante de los acuerdos en representación de Ucrania], afirmó el 25 de octubre que la “fórmula Steinmeier” no va a traer la paz a Donbass “porque no es una fórmula para la paz”. “Esta fórmula es para ganar tiempo -político o algo así- y, de repente, deprimimos a los ucranianos, lo aceptan y en cuanto nos damos la vuelta, desaparece. Una cosa así”, afirmó Kuchma según cita la agencia Ukrinform. Según Kuchma, es imposible celebrar elecciones en los territorios fuera de control de Kiev sin “retirada”, desarme y restablecimiento del control de la frontera ruso-ucraniana. También está fuera de lugar la cuestión del estatus especial para Donbass porque “sería una paso hacia una estructura confederal de Ucrania”. En otras palabras, es imposible implementar los acuerdos de Minsk.

La situación se ve de forma diferente desde las Repúblicas de Donbass. Según declaró la representante de la RPD en el Grupo de Contacto, la ministra de Asuntos Exteriores Natalia Nikonorova, cuyas palabras fueron reflejadas por la Agencia de Noticias de Donetsk “un buen número de declaraciones de representantes ucranianos dan la impresión de que para el Gobierno de Ucrania el paquete de medidas de Minsk no es un documento vinculante, ratificado por la comunidad internacional en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sino un documento que se puede leer de forma arbitraria y que puede ser reinterpretado en la prensa”. Nikonorova recomendó a Kiev que, “en lugar de los patéticos intentos de reinterpretar los acuerdos de Minsk”, comiencen a implementar la “fórmula Steinmeier” en la legislación ucraniana. Según Nikonorova, “ningún truco, manipulación verbal o apelaciones a la asistencia de terceros países va a ayudar a impedir la implementación de los acuerdos de Minsk”.

El conflicto verbal que se produjo entre el presidente Zelensky y uno de los militantes de los batallones voluntarios revela la causa del problema. Los soldados de los batallones voluntarios, radicales que se han unido en el Corpus Nacional de Biletsky pueden existir solo en el “enrarecido aire” de la guerra. Si el conflicto se termina de forma pacífica, su razón de ser desaparece. Así que conscientemente intentarán resistirse a toda iniciativa de paz del Gobierno, a quien no le dan la autoridad para decidir sobre la guerra y la paz y a quien no pretenden obedecer. De hecho, esta pequeña minoría de población, fuerzas nacionalistas radicales, con armas que obtuvieron del régimen de Poroshenko y que se organizaron en estructuras y unidades paramilitares, no son capaces de llegar al Parlamento ni tener sus representantes, pero intentan imponer su puntos de vista, interrumpir el proceso de paz y la implementación de los acuerdos de Minsk [que el Gobierno tampoco quiere implementar, por lo que, en ese sentido, siguen siendo útiles, eso sí, siempre que no estén en Zolotoe o Petrovsky-Ed]. Las autoridades, por su parte, tampoco son capaces de restaurar el orden básico en la línea del frente y se ven obligadas a unirse a los radicales para un duelo verbal, tratando de probar su inocencia basándose en la opinión de la mayoría del país, que quiere acabar la guerra.

Así, o el Gobierno se rinde y gradualmente adopta las posiciones nacionalistas de los grupos radicales, negando así el derecho a una vida en paz en Donbass, o habrá una acción militar con la que intente desarmar a los radicales y retirarlos del frente. En ese caso, parece inevitable un enfrentamiento en manifestaciones y confrontaciones armadas entre el Gobierno y los radicales.


 

Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
33.953
Zanx
332.723
¿Qué espera Donbass?




¿Qué espera Donbass?


Artículo Original: Yulia Andrienko / Komsomolskaya Pravda


Recordando el año 2014 y al pueblo de Donbass completamente unido, una unidad con la que aún sueña y seguirá soñando Ucrania, creo que debemos, una vez más, decidir qué es lo importante y necesario para todos y utilizar toda la energía colectiva en ello. De esta forma, la noosfera no podrá ignorar una señal tan poderosa de la conciencia colectiva y las cosas avanzarán. Incluso aquellos de los que dependen las cosas aquí en la tierra podrán verlas claramente en sus despachos y no podrán limitarse a vagas promesas y fórmulas que no funcionan. Al fin y al cabo, incluso las palabras paz y victoria tienen un significado específico dependiendo de las circunstancias concretas.

Pero, ¿qué es lo que queremos? ¿Qué formas tenemos de conseguir eso que vemos? Deliberadamente he evitado la opinión de quienes mandan, así que, por motivos de claridad, he querido dar la palabra a ciudadanos corrientes de Donbass.

Nikolay, arquitecto, emprendedor y migrante:

“Cese de hostilidades, que es lógico y natural, retorno del imperio de la ley, que es extremadamente importante, eliminación de los puestos de control y obtención de, al menos, el estatus de autonomía, como Cataluña en España. Eso se puede conseguir solo con el acuerdo entre Rusia y Occidente. El único problema es que a Occidente no le importa cómo acabe nuestra guerra, lo único que les importa es que acabe, y los rusos no consiguen descifrar del todo lo que quieren en Donbass y comprenden aún menos que los ucranianos los deseos de Donbass. Pero, insisto, lo principal es el alto el fuego y el retorno del imperio de la ley. Todo lo demás, es poner los puntos sobre las íes”.

Alexander, empleado de la industria tecnológica:

“El desarrollo económico solo es posible entrando en el mundo económico. Estados Unidos, la Unión Aduanera de Eurasia, China, Rusia. Pero las autoridades locales parecen conformarse con el estancamiento. Al margen de lo que me gustaría para Donbass (posiblemente volver a antes de la guerra, como una familia bien avenida con quienes hayan llegado a ser civilizados), el progreso solo es posible con mayor integración con Rusia. ¿Por qué ha durado tanto la guerra? El primer motivo es que la sociedad tiene que hacer cambios. Cambios para aceptar que el amor desapareció y buscar nuevas formas de aceptar una forma de coexistencia. Por eso, Putin y Rusia no han sabido qué decisión tomar para Donbass. Porque la sociedad no estaba preparada para ninguna decisión. Solo para esto. La integración con Rusia no significa ser parte de Rusia. La tendencia global es a las relaciones contractuales.

Anya Lazarenko, empresaria:

“En nuestros sueños, no debemos olvidar que la RPD y la RPL son algo más del 30% de Donbass, que nuestro territorio es pequeño. Nuestra economía está basada en todo el territorio. Es necesario reunificar todo Donbass, esa es nuestra gente, aunque los políticos hayan intentado olvidarlo. Entonces, Rusia debería reconocernos, es necesario unir la RPD y la RPL y organizar una zona de libre comercio. ¿Qué Rusia no nos quiere para su país? No pasa nada, les tendremos como socios económicos. Hay mucho que restaurar, así que nadie se quedará sin trabajo. ¿Merece la pena nuestro aeropuerto? Es para el crecimiento económico y significa desarrollo. Pero, insisto, necesitamos todo Donbass.

Alexander Seryj, director del departamento de Geoinformática de la Universidad Técnica de Donbass:

“Donbass debería ser parte de la Federación Rusa, una región autónoma. Tiene industria desarrollada, agricultura y un gran potencial científico. La industria es principalmente de máquina pesada y hay potencial para fabricar productos de alta tecnología. En la industria minera, el carbón puede dar paso a otras extracciones, aunque el carbón seguirá siendo parte de la industria. La agricultura debe basarse en tecnología moderna para mejorar la producción. Hay que prestar especial atención a la educación secundaria y superior como la base del desarrollo y la prosperidad de la región. Todas las guerras acaban en algún momento y tenemos que preparar de antemano el potencial para la reconstrucción.

Cada región debe ser capaz de sostenerse a sí misma y contribuir al tesoro de la riqueza nacional del país. Por cierto, incluso ahora, en Donetsk sigue quedando personal especializado en producción minera. En este sentido, hay especialidades que no hay siquiera en Rusia y los especialistas ayudan a solucionar los problemas. Así que no debemos rendirnos y tenemos que seguir creyendo en nuestro potencial y en nuestra fuerza”.

Anatoly Gurov, residente de la RPD:

“Unidad de la RPD y la RPL en un solo Estado, con un aparato de gobernanza y un presidente, después que se realice un referéndum sobre el deseo de los ciudadanos de unirse un acuerdo comercial con la Federación Rusa sobre la base de la expresión de la población. Después, pasar a formar parte de la Federación Rusa como una nueva federación. Es imposible regresar a Ucrania bajo ninguna circunstancia o nos encontraremos en un escenario similar al yugoslavo, nos ahogaremos en sangre”.

Irina Petrova, jubilada:

“Mi casa es mi casa. Todo, la valla y la huerta, está construido por mi padre. Yo también he hecho mucho con mis propias manos, como mi marido. ¿Ahora tenemos que tirar todo ese trabajo por la borda? ¡Nunca! Mi sitio está aquí, en el Donbass ruso. La lengua, las relaciones humanas, hay respeto a todas las nacionalidades. Nací en Rusia, en el lejano oriente, vine aquí con 12 años, aún tengo acento, aunque he vivido y estudiado casi toda mi vida aquí. Vivo en Donbass, es mi hogar y nunca he entendido la fase de nacionalidad de Ucrania porque la nacionalidad que pone en mi pasaporte y la que siento es la rusa”.

Ernest Karabanov, desempleado:

“En primer lugar, puede haber un empeoramiento y entonces se liberarán completamente de la plaga ucrofascista los territorios de ambas repúblicas. Después, que haya un referéndum de acceso a la Federación Rusa. Los industriales de Rusia vendrán (llevan desde 2016 esperando). Así se preservará la industria del carbón, la metalurgia, la industria química, energética y la ingeniería pesada. Habrá que prestar mucha atención a la agricultura y a la producción militar. Se reanudará la industria ligera. Habrá fábricas para la producción de vehículos y material agrícola. La fabricación de electrodomésticos reaparecerá y se expandirá”.

Los deseos de la población, que pueden calificarse de bastante razonables, han cambiado poco desde 2014. ¿Los escucharán aquellos de quienes depende el destino del pueblo de Donbass? ¿Qué más necesitan para escucharlos?
 

Iskra

Madmaxista
Desde
19 Ago 2014
Mensajes
1.461
Zanx
12.808
Según Sputnik, el payaso está empezando a convencer a los carniceros:
Comienza la retirada de las fuerzas en la localidad de Zolotóe en Donbás
Según FrontNews con fuentes de Lugansk, no hay manera.
Los nacionalistas ucranianos sabotean las iniciativas de paz de Zelensky en Zolotoye-Milicia Popular de la RPL
Луганский Информационный Центр — Националисты саботируют мирные инициативы Зеленского в Золотом – Народная милиция

Me creo más bien la segunda. Independientemente de políticas, razonamientos, incluso hasta intentos de hacer trampas...todo da igual porque los nazis jojoles solo entienden esto:

En todo caso, creo que en Donbass tengan más que claro que los carniceros jojoles NO son de fiar.
 

Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
33.953
Zanx
332.723
De la liberación al sometimiento




De la liberación al sometimiento


30/10/2019

Artículo Original: Andrey Manchuk


El 75 aniversario de la liberación de Ucrania de los invasores Nazis es una de las fechas más incómodas para el actual Gobierno. Curiosamente, esta fecha no es una imposición de los antifascistas ucranianos ni una tradición soviética, contra las que habitualmente luchan los actuales reformistas, sino que, por el contrario, fue iniciada como fecha oficial por el ministro de Economía de Ucrania y vicepresidente del Gobierno Sergey Tigipko, que propuso la celebración en octubre de 2009 [hasta entonces se celebraba el Día de la Victoria y cada ciudad conmemoraba el día en el que fue liberada, pero no se recordaba el día en el que todo el territorio de la actual Ucrania quedó liberado de la ocupación Nazi-Ed].

“El día de la liberación de Ucrania de los invasores fascistas es un evento tremendamente importante y, en mi opinión, ese día debería ser festivo a nivel nacional. El 28 de octubre tiene que ser, no solo el Día de la Liberación, sino el Día de la Unidad de Ucrania”, afirmó el político ucraniano, que aún no era consciente de que en el futuro iba a tener que justificarse constantemente frente a las acusaciones de tener una postura “prorrusa” por ello. La fiesta se implantó y se celebró con Yanukovich, Poroshenko, y formalmente, también con Zelensky.

Ahora, cuando los nacionalistas califican la fiesta de Tigipko de iniciativa artificial, es momento de pensar en que la tradición antifascista sigue siendo importante para cada familia ucraniana. Por ejemplo, mi abuela, que ahora tiene 92 años, habla de que los alemanes secuestraban a jóvenes locales para enviarlos a Alemania como esclavos. Aquellos que no querían ir a Alemania huían a los bosques para intentar escapar del reclutamiento forzado y tenían que calentarse con pequeños fuegos bajo los nevados bosques ucranianos.

Las autoridades Nazis del Reich siempre vieron a los ucranianos como una nación dependiente y de servidores cuya tarea era garantizar que los arios tuvieran un hogar. Cualquier intento de resistencia era castigado con la muerte, con asesinatos masivos y con la liquidación de personas inocentes. Durante la Segunda Guerra Mundial, entre 1939 y 1945, Ucrania perdió alrededor de diez millones de personas, entre ellas víctimas del Holocausto. La cifra supone más que las bajas que el total combinado de Reino Unido, Canadá, Estados Unidos y Francia. Durante la guerra, el país perdió oficialmente a alrededor del 19% de la población, aunque se estima que las bajas fueron aún mayores, ya que los Nazis no documentaron las ejecuciones masivas de todos los servidores locales.

Ahora, de forma burda, se dice a los seguidores de “servidor del pueblo” quién domina la tierra de Ucrania. “Ucrania está en una situación única, en la que algunos defensores de Petro Poroshenko siguen ocupando puestos en el Gobierno y representan las caras nuevas y jóvenes, mientras que otros defensores de Poroshenko llaman a la gente a salir a Maidan y derrocar a los primeros. Además de defensores de Poroshenko, el Gobierno está lleno de receptores de becas de instituciones extranjeras, que siguen los principios de las doctrinas neoliberales y el libertarianismo, que han pasado por los bufets de gambas, aguacate, leche de soja e historias sobre los milagros económicos de Balcerowicz y Pinochet. La receta de “reforma” es simple como el pomo de una puerta. Como describía Bulgakov: cogerlo todo y dividirlo. Me refiero a todas las propiedades del Estado y dividirlo entre “dueños eficientes”, que, por pura casualidad, serán inversores que han crecido a base de becas extranjeras”, escribió irónicamente el historiador de Kiev Yury Latish.

La ironía es que, desde hace muchos años, se intenta hacer que los ucranianos crean en estos políticos “jóvenes y prometedores” a sueldo de Occidente que supuestamente vienen a sustituir a la generación de Yanukovich para liberar a Ucrania gracias a las maravillosas recetas de las reformas “europeas”. Sin embargo, ahora que son el poder, el público puede ver que su falta de fiabilidad e incompetencia solo difieren de sus antecesores en su edad y forma de vestir, así como su marcado respeto por la ultraderecha. Con todas las consecuencias que eso puede tener para el futuro del país.

La nueva generación de depredadores sin escrúpulos no tiene ningún interés por la población y abiertamente coopera con el nacionalismo radical, a los que respeta como una fuerza que puede mantener a flote al Gobierno. La consecuencia son políticas antisociales por las que pagarán todos los ucranianos.