Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
32.742
Zanx
324.643
Sobre la reconciliación




Sobre la reconciliación


19/09/2019

Artículo Original: Denis Grigoriuk


¿Reconciliación? Esta palabra suena a menudo tras el gran intercambio de prisioneros, con la puesta en libertad de Oleh Sentsov, Roman Suschenko y los marines ucranianos por un lado y Kiril Vishinsky, Vladimir Tsermaj, Igor Simikovsky y otros por el otro bando. Las conversaciones directas entre Vladimir Putin y Volodymyr Zelensky han dado pie a que se empiece a hablar de la posibilidad de una mejora de las relaciones entre los dos países, lo que supondría que en el futuro pueda haber una posibilidad de paz en Donbass. Un sueño que parecía imposible. Pero, cuanto más se acerca, se convierte en más esquivo.

Asesinato de un miliciano
El 16 de septiembre, en Mariupol, fue asesinado un miembro de la milicia que había luchado en las batallas por el aeropuerto de Donetsk y Debaltsevo. Roman Jumaev era programador informático en Kiev antes de la guerra, pero se marchó a Donetsk a unirse a la milicia. En el verano de 2015, se marchó a Bielorrusia, donde concedió una entrevista a la edición bielorrusa de Radio Svoboda. “Fui porque mi bisabuelo luchó, luchó por toda Ucrania y volvió sin una mano. Llevábamos el lazo de san Jorge y siempre estuvimos con Rusia. Ahora he tomado el lado de la región de Donetsk porque yo mismo soy de Mariupol. He visto a mi gente trabajar para ahorrar el último céntimo. Y ahora están saltando a gritos de queremos Europa”, afirmó Jumaev.

La entrevista resonó en Bielorrusia y Ucrania. Incluso antes, Kiev había declarado en búsqueda y captura a Jumaev. Tras la publicación de la entrevista en Radio Svoboda y el ruido que causó en el espacio informativo, Jumaev abandonó Bielorrusia. En el otoño de 2017, el SBU informó de que había sido detenido al cruzar la línea de demarcación. Según los servicios secretos ucranianos, se dirigía a su Mariupol natal para ver a su familia.

En mayo de 2018, el tribunal ucraniano decretó la puesta en libertad y arresto domiciliario nocturno. Es decir, el exmiliciano podía salir a la calle libremente durante el día. Volvió a Mariupol, donde abrió un puesto de pizza. Los activistas locales colaboran con las autoridades para eliminar ese tipo de puestos callejeros. Y cuando la población se enteró de que el dueño de la pizzería era un defensor de la RPD, entraron en juego miembros de la llama “ATO”.

“Hace unos días, representantes del distrito administrativo y la policía se presentaron allí, donde tenía su puesto, para desmantelarlo. Con ellos venían veteranos de ATO. Cuando Jumaev apareció, comenzaron a insultarle y amenazarle”, explicó la activista que lo empezó todo. Ahora esconde su nombre por miedo a acabar como Roman.

En diciembre de 2018, Roman fue nuevamente detenido por utilizar gas pimienta contra la policía. El 5 de agosto de 2019, Jumaev pasó a estar bajo arresto domiciliario. El 16 de septiembre, en la vivienda del exmiliciano, desconocidos le dispararon siete balas. Roman Jumaev murió en el acto.

La respuesta de la RPD
La defensora del pueblo de la RPD, Daria Morozova, afirmó en una entrevista que Jumaev había sido incluido en las listas de intercambio entre las Repúblicas de Donbass y Ucrania. “Según las agencias de la ley de Ucrania, estaba acusado de defender a la RPD, por lo que Jumaev estaba incluido en la lista de personas para el intercambio. Este cínico asesinato demuestra el completo desinterés por los derechos y las libertades de las personas, la impunidad y la ausencia de estado de derecho en el territorio de Ucrania”, afirmó la defensora del pueblo. El 18 de septiembre, en Minsk, la RPD planteó el tema de la seguridad de las personas que se encuentran en las listas de intercambio.

La justicia en Ucrania
En un programa de Radio Kurdogo sobre el tema de la guerra, me preguntaron sobre la cuestión de la reconciliación. Supuestamente, el bando ucraniano está dispuesto a acabar la guerra y reconciliarse con aquellos que no aceptaron los resultados del golpe de Estado de Maidan en febrero de 2014. En mi imaginación se creó inmediatamente una triste imagen. Para la comunidad internacional, se crearía una ilusión de cese de hostilidades. Es cierto que sería posible encontrar a un par de personas de ambos bandos para que se dieran un abrazo, se sentaran en la misma mesa y que todo ello se hiciera bajo los focos de las cámaras. En cuanto los focos se apagaran, la realidad prevalecería.

Incluso aunque el Gobierno no persiga oficialmente a los defensores de la RPD y la RPL [una afirmación optimista, teniendo en cuenta que Kiev sigue negándose a que haya una ley de amnistía-Ed], no hay que olvidar a aquellos que tratan de imponer el orden de forma extraoficial.

“Justicia divina”
“Una vez más, según los principios humanistas, apelo a los enemigos de Ucrania: rendíos a las autoridades ucranianas, sentaos voluntariamente en una prisión ucraniana y no salgáis nunca. Porque el castigo del Señor llegará inevitablemente”, escribió el nacionalista ucraniano y exlíder del Praviy Sektor, Dmitro Yarosh, tras el asesinato de Jumaev en su casa.

Para los radicales ucranianos, la “justicia divina” es asesinar a los enemigos, es decir, a quienes apoyan a la RPD y la RPL. No se puede decir que los nacionalistas vayan a asesinar a todos los habitantes de las Repúblicas de Donbass, pero quienes alcen la voz sobre el estado actual de Ucrania sentirán la “justicia divina” ucraniana.

PD. Catorce años después del final de la guerra civil española, el famoso escritor estadounidense Ernest Hemingway, que apoyó abiertamente a los republicanos, decidió visitar el país para mostrar el toreo a su esposa. El escritor era consciente de que había un riesgo de ser detenido, ya que había mostrado su oposición a las tropas de Franco. Rita Hemingway acudió acompañada de un combatiente. En “Verano sangriento”, recuerda a ese hombre:

“El chófer Adamo soñaba con abrir una funeraria. Más adelante cumplió su sueño, así que si mueren en Udine, serán sus clientes. Nadie le preguntó nunca en qué bando había luchado en la guerra civil española. Por curiosidad, le imaginé luchando en un bando y en el otro. Teniendo en cuenta que tenía la versatilidad de Leonardo, algo que se veía al conocerle, es más que probable que fuera así. Por una parte, luchaba por sus ideas; por otra, por su país o por su ciudad, Udine. Y si hubiera un tercer bando, encontraría algo por lo que luchar: por el Señor, por la marca Lancia o por los accesorios funerarios. Al fin y al cabo, todo ello era igualmente importante para él”.

En nuestro caso, no es necesario preguntarnos en qué lado luchamos. Es evidente. En la era de las redes sociales y la información, todo está a la vista.

Hemingway tuvo un buen viaje. Entró en el país y salió de él vivo. Pero, ¿qué harían los defensores de Franco con soldados de la República? En realidad, no se sabe cuántas personas anónimas sufrieron tras el final de las hostilidades. En España no hubo una reconciliación rápida. Franco derrotó a sus enemigos y las heridas de las guerra civil duraron décadas. Y, lo que es más importante, las heridas aún duelen.

¿Qué tipo de reconciliación puede esperar a Donbass?
 

Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
32.742
Zanx
324.643
La diplomacia de despreciar a la población




La diplomacia de despreciar a la población


20/09/2019


Varias horas después de que los medios ucranianos y también los de las Repúblicas Populares informaran de que Ucrania había rechazado firmar un documento de adhesión a la llamada “fórmula Steinmeier”, que se preveía como principal resultado de la ronda de consultas del Grupo de Contacto que se ha celebrado en Minsk esta semana, el representante del Departamento de Estado de Estados Unidos, Kurt Volker, compartía en las redes sociales un artículo en el que Ucrania mostraba su aprobación a dicha fórmula.

“La fórmula Steinmeier será utilizada para implementar los acuerdos de Minsk, según la información suministrada por el ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, Vadim Pristayko, durante la reciente sesión del Comité Parlamentario para la Integración Europea y el Comité de Asuntos Exteriores”, comienza el artículo de Hromadske compartido por Volker y que se hace eco de las declaraciones que ha realizado esta semana el jefe de la diplomacia ucraniana.

La “fórmula Steinmeier” prevé comenzar a aplicar las medidas políticas de los acuerdos de Minsk sin esperar al cumplimiento completo de los puntos militares. El objetivo final es acelerar el proceso, realizar elecciones locales de forma prácticamente inmediata -según una ley ucraniana acordada específicamente para esta situación- y proceder a la entrada en vigor del estatus especial para Donbass que prevén los acuerdos de Minsk de forma temporal tras las elecciones y de forma permanente en el momento en que la OSCE validara los resultados de los comicios.

Pese a la sorpresa que produjo en la representación rusa -Grizlov declaró que Ucrania había perdido una ocasión para conseguir la paz- o en las Repúblicas Populares, que acusaron a Kuchma de actuar por su cuenta, la actitud de Ucrania es perfectamente consistente con sus actos y declaraciones hasta ahora. Un documento del Grupo de Contacto en el que tanto Ucrania como la RPD y la RPL -que desde el principio han defendido la fórmula como forma de resolver el bloqueo diplomático y obligar a Ucrania a negociar- se comprometieran con la fórmula Steinmeier es una de las exigencias de Rusia para celebrar una cumbre del Cuarteto de Normandía. Parece evidente que Rusia busca un documento en el que Ucrania se comprometa específicamente a conceder a Donbass un estatus especial, un documento salido de un formato en el que están presentes los dos bandos en conflicto y que tiene el respaldo del ahora presidente de Alemania. Entonces la única variable desconocida será el contenido de ese estatus especial, principal escollo del proceso de Minsk que Kiev espera superar forzando a Rusia, Donetsk y Lugansk a aceptar lo que Ucrania proponga unilateralmente.

Sin embargo, a pesar de aceptar el método y aceptarlo como forma de acelerar el proceso de Minsk y conseguir la devolución del territorio perdido, Ucrania sigue negándose a que esa decisión proceda del Grupo de Contacto, en parte porque supondría cierta legitimación de la RPD y la RPL como agente en el proceso. De ahí que Kiev haya favorecido siempre el formato Normandía, en el que Donbass no tiene voz y en el que se ve respaldado por Berlín y París, frente al Grupo de Contacto, en el que tiene que enfrentarse directamente a los representantes de la RPD y la RPL y sus exigencias.

Pero más allá del intento de Kiev de no conceder a los actuales representantes de Donbass reconocimiento político alguno, la postura de Kiev no responde al rechazo a la “fórmula Steinmeier” en sí sino a la idea del estatus especial, una cuestión clave en caso de avance en el proceso de Minsk, ya que determinaría el estatus político y económico de Donbass.

En la reunión de esta semana del Grupo de Contacto el expresidente Kuchma afirmó que era imposible firmar ese compromiso ya que no estaba previsto en los acuerdos de Minsk. La fórmula no contradice de manera alguna los acuerdos. Sin embargo, la exigencia de Ucrania -la entrega de la frontera como prerrequisito para la celebración de elecciones locales- sí es explícitamente contraria al punto en el que se especifica que la entrega del control de la frontera comenzaría tras la celebración de esos comicios. Como firmante de los acuerdos, es evidente que Kuchma es consciente de ello, como lo son también el resto de representantes ucranianos, incluido su ministro de Asuntos Exteriores, que siguen insistiendo en la entrega de la frontera o en la introducción de una fuerza militar extranjera que recupere el territorio para Ucrania. En un signo de continuidad, Kiev sigue exigiendo concesiones a cambio del cumplimiento de los acuerdos.

Más allá de un burdo intento de exigir concesiones a la RPD y la RPL como requisito para cumplir con sus compromisos, la negativa de Kiev a firmar la adhesión a la “fórmula Steinmeier” responde realmente al rechazo ucraniano a conceder a Donbass los mínimos derechos políticos previstos en Minsk. Pese al cambio de política en relación con los acuerdos de Minsk -el equipo de Zelensky ha demostrado mayor capacidad de cumplir con la parte militar de los acuerdos-, la actitud de Kiev hacia los puntos políticos de los acuerdos no ha cambiado. Las nuevas autoridades han insistido en que no habrá amnistía para los combatientes que hayan luchado del lado de la RPD y la RPL. La misma actitud se mantiene en relación con el estatus especial que Minsk prevé para Donbass y que debe, según los acuerdos, quedar protegido por su introducción en la Constitución de Ucrania.

De ahí las reticencias de Ucrania a firmar un documento en el que oficialmente se adhiera a una fórmula que implicaría el compromiso de conceder ese estatus especial que Kiev intenta no conceder -o vaciar de contenido para cumplir formalmente pero, en la práctica, no conceder derecho político alguno- y que proviniera, además, de un formato, el Grupo de Contacto, que ha tratado de limitar a negociaciones de aspectos militares.

Las declaraciones y los actos del nuevo Gobierno de Kiev en las últimas semanas dejan claro que Zelensky está dispuesto a buscar un compromiso, aunque siempre dentro de la interpretación ucraniana de los acuerdos de Minsk. Zelensky y su equipo han comprendido que el bloqueo económico y la negativa a avanzar en ninguno de los puntos de los acuerdos, base de la política de Poroshenko hacia Donbass, han sido contraproducentes para Ucrania que han acercado aún más a la RPD y la RPL a Rusia. Pero Ucrania no ha abandonado su intención de recuperar el territorio perdido sin conceder los mínimos derechos políticos que Minsk prevé para Donbass.

Entre esas líneas rojas que Kiev sigue negándose a cruzar está negociar el contenido político del estatus especial que Ucrania se comprometió a conceder a Donbass al rubricar, con la firma de Leonid Kuchma, los acuerdos de Minsk de febrero de 2015. Para Kiev, el “estatus especial” no puede incluirse en la Constitución de Ucrania y no puede suponer autonomía política. Y, ante todo, no puede ser negociado con los representantes de Donbass. De ahí que no pueda partir del Grupo de Contacto si no es exactamente en los términos dictados por Kiev sino del Cuarteto de Normandía, donde espera que Rusia, única voz de Donetsk y Lugansk en el formato, se conforme con un estatus especial vacío de contenido y sin derechos políticos. Ucrania está dispuesta a aceptar la “fórmula Steinmeier”, eso sí, siempre que pueda hacerse despreciando a los representantes de Donbass y, por extensión, a toda su población.
 

Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
32.742
Zanx
324.643
Cuando el lobo cuida a las ovejas




Cuando el lobo cuida a las ovejas


21/09/2019

Artículo Original: Andrey Manchuk


El equipo del presidente Volodymyr Zelensky ha anunciado una serie de radicales iniciativas de mercado, entre las cuales está levantar la moratoria a la prohibición de venta de tierras agrícolas, así como la legalización del juego y la producción del ámbar en Polesia.

La privatización de la tierra agrícola y la retirada de la prohibición al negocio del juego [que ilegalmente se realiza a alto nivel, recientemente el ministro del Interior Avakov y el Fiscal General Lutsenko han sido acusados de dirigir un casino ilegal-Ed] han causado inmediatamente una oleada de comentarios. Sin embargo, la idea de legalizar a partir del 1 de diciembre la extracción de ámbar ha sido ignorada por gran parte de los comentaristas. Sin embargo, esta decisión es el ejemplo perfecto de las reformas libertarias [en el sentido estadounidense: gobierno limitado, derechos individuales, rechazo a toda colectivización] ucranianas.

Como saben, a excepción de pequeñas extracciones en Klesiv, la extracción de ámbar en la Unión Soviética estaba limitada, ya que era contradictoria con cualquier política racional en el campo de los recursos naturales. Para la producción de ámbar en Burstyn era necesario destruir completamente el bosque, tierras cultivables y ríos, por lo que la actividad habría sido perjudicial, solo para conseguir unas pocas toneladas de piedras.

Para comprender esto solo hay que ir a las regiones de Rovno, Yitomir o Volinia y ver el paisaje lunar que queda una vez que se instala en ese vasto territorio la extracción de ámbar. Según los expertos, una mínima recuperación de esa tierra quemada llevará muchos años y grandes inversiones del Estado.

Conscientes de ello, los antiucranianos comunistas no tocaron el ámbar ucraniano, aunque sí investigaron las reservas, que aparecían en todos los atlas geológicos de los estudiantes soviéticos. Se producía ámbar en la costa de la región de Kaliningrado, en una planta especial entre las dunas, donde remover arena ayudaba a reforzar la costa y a la formación de playas.

La situación en Ucrania es completamente diferente. La legalización de la extracción de ámbar en Polesia -ahora mismo se está excavando también en la región de Kiev- no va a hacer este negocio más “civilizado” ni menos dañino para el medio ambiente. Además, la población local tendrá que seguir excavando en cualquier parte y a cualquier precio bajo el paraguas de las bandas de extrema derecha armadas, que utilizan todo tipo de material avanzado e incluso vehículos militares. Los cambios únicamente conseguirán que la destrucción sea legal y que sea a una escala aún mayor. El ámbar forma parte de una mafia criminal que, de un plumazo, convertirá a quienes forman parte de ella en hombres de negocios respetables y honestos que recibirán fondos del Estado que no compensarán el daño y la destrucción de la tierra. Pero Zelensky podrá decir que ha hecho reformas.

Por cierto, no hay duda de que, de la misma forma, se legalizará y se constatará la destrucción final de los bosques de los Cárpatos. En “Servidor del pueblo” ya se jactan de que obtener licencia para talar árboles centenarios será fácil y se podrá adquirir a través de internet, con lo que se ahorrará papel y se “salvarán” árboles.

Todas estas tragicómicas “reformas” tienen un significado especial en el contexto de otra iniciativa del nuevo Gobierno, que ha unido los ministerios de Energía e Industria del Carbón con el de Ecología y Recursos Naturales. Los seguidores de Margaret Thatcher, Ayn Rand y otros ultra radicales defensores de las prácticas de mercado no podrían haber imaginado un libertarianismo a tan alto nivel.

Esta tendencia comenzó inmediatamente después de la victoria de Maidan. En aquel momento, se tradujo en la eliminación del “innecesario” servicio sanitario-epidemiológico. Pero es importante comprender que la creación del Ministerio de Energía y Medio Ambiente no responde solo a una política de austeridad del nuevo Gobierno en un contexto de recortes presupuestarios. Se trata de un intento de unirlos bajo la autoridad de una misma supervisión, de poner al lobo a cuidar a las ovejas. La estructura funcionará bajo una simple premisa: “nosotros destruimos la naturaleza, nosotros controlamos y supervisamos”. Es evidente que a nadie le molesta el conflicto de intereses.

Pero eso no es todo. La creación de esa nueva estructura tendrá mayores consecuencias para los recursos naturales el país. “El Ministerio de Medio Ambiente siempre ha tenido una parte a la que habitualmente no se ha prestado especial atención: también era el ministerio de Recursos Naturales. Ahora se ha hecho un megamonstruo que va a conceder licencias de minería y al mismo tiempo sacar provecho de las ventas producidas”, escribió el periodista de Kiev Dmitry Korotkov.

Así, pese a la retórica de mercado de los “reformistas” de “Servidor del pueblo”, la lucha por la desregulación de la economía resultará en la creación de grandes monopolios que darán grandes oportunidades de poner en marcha tramas corruptas a una escala sin precedentes, por ejemplo, en el campo de la energía eléctrica, la industria nuclear, el carbón o la extracción de gas y petróleo.

El círculo se ha cerrado con la creación de un libertarismo estatal que es la pescadilla que se muerde la cola. El viejo sueño del negocio de las grandes corporaciones finalmente se ha hecho realidad y no ha sido en Estados Unidos, sino en un país bajo su control, que actuará de laboratorio para probar las reformas de mercado que gradualmente se implementarán en el resto del mundo.

Evidentemente, esto tendrá un impacto en el destino de la Polesia ucraniana, que se convertirá, de forma legal, en un desierto de ámbar. Esto solo se puede contrarrestar de una forma: rechazando la extracción de ámbar y recuperando la industria y la agricultura, descomunizadas aquí en los años 90. Al fin y al cabo, aún recordamos los tiempos en que estas regiones ahora deprimidas eran conocidas por sus fábricas de cerámica, ahora ya cerradas, o por la producción de muebles y compañías de ingeniería. Donde ahora se extiende la destrucción del ámbar, crecían todo tipo de productos, incluidas las famosas fresas ucranianas. Y lo más importante: la población local tenía movilidad social, esperanza por un futuro mejor. Definitivamente mejor que convertirse en extractores de ámbar en campos de tierra.

Sin embargo, nada de eso es una prioridad en el nuevo plan de exitosas reformas liberales, que han conseguido que la población se vea alienada tanto de la tierra como del subsuelo.
 

Iskra

Madmaxista
Desde
19 Ago 2014
Mensajes
1.454
Zanx
12.770
Victoria!-Pero esto no es exacto: Los extremistas del Batallón Nacionalista «Aidar» supuestamente llegaron a las afueras de Gorlovka

A pesar de los dulces discursos del Comandante en Jefe de Ucrania Vladimir Zelensky sobre la retirada de las tropas en el Donbass y sus aspiraciones de terminar la guerra lo antes posible, los extremistas del Batallón Nacionalista «Aidar», a su vez, afirman que avanzaron 1,5 kilómetros por delante y supuestamente terminaron en las afueras de Gorlovka.

Esto se anunció en el aire del canal «1 + 1» perteneciente al oligarca Igor Kolomoisky, cercano a Vladimir Zelensky.

Como se observó en la emisión del canal de televisión, «Aidar» recibió una orden para tomar estas posiciones hace un mes, y todo este tiempo estuvo ocupado cavando trincheras.

«Nuestro batallón está asaltando precisamente las trincheras, porque, desafortunadamente, desde 2014 no ha habido una orden de «avance», y estamos asaltando las tierras de Donetsk y Lugansk, estamos cavando», dijo un miembro del batallón con el distintivo de «Eloi» («Mal»).

Al mismo tiempo, declararon abiertamente en el Batallón Nacionalista que no iban a llevar a cabo ninguna orden de disolucion y retirada.

“No debemos dar un paso atrás en nuestra tierra. Ellos deben retirar sus tropas, retirarse a Rostov o más allá de Siberia, alejarse, no nosotros, nosotros estamos en nuestra tierra», señaló el castigador con el distintivo» Tur «.

El jefe del servicio de prensa de la Milicía Popular de la RPD, Daniil Bezsonov, reaccionó a la «victoria» de los elementos de Kiev, compartiendo su opinión en su canal personal de Telegram.

«En la edición de la tarde de TSN hubo un informe sobre cómo los «guerreros de la luz» del batallón punitivo «Aidar» avanzaron 1,5 km tierra adentro y entraron en Gorlovka. Peremoga! (victoria en ucraniano). Pero esto no es exacto. De hecho, nadie ha ido a ninguna parte. Solo en los sueños húmedos de los periodistas ucranianos. Se encuentran en las proximidades de la aldea de Golmovsky, y no en las afueras de Gorlovka. El informe se filmó hace más de 2 semanas y anunciamos que los periodistas ucranianos estaban trabajando a la vanguardia para filmar otro material fantástico. En ese momento, «Aidar» sufrió grandes pérdidas debido a los aires acondicionados de baja calidad, y su mando pidió a los periodistas que filmaran algo heroico para justificar la pérdida. Es extraño que el informe saliera justo ahora», concluyó Besonov.
================================
Poner a un payaso de presidente ( que no al mando), es lo más coherente que han hecho los jojoles en décadas.
 

Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
32.742
Zanx
324.643
Primeros candidatos a la privatización




Primeros candidatos a la privatización


22/09/2019

Artículo Original: Antifashist


La ola de privatización a gran escala va a comenzar antes que la reforma de la tierra que ya ha anunciado el nuevo Gobierno de Ucrania. Los primeros en pasar por el rodillo serán los ferrocarriles de Ucrania, especialmente teniendo en cuenta que ya estaban gestionados por polacos e instruidos por especialistas bálticos.

El propio Zelensky ha sido quien ha hablado de las prioridades de venta: el presidente ha dado la orden de preparar un plan de reestructuración de Ukrzaliznitsa [la empresa pública encargada de los ferrocarriles] que debe estar listo antes de finalizar 2019. Así lo confirmó Zelensky en una reunión con miembros del Parlamento, el Gobierno y cuerpos de seguridad que se celebró a puerta cerrada sin acceso de la prensa. Al dinero, como saben, le gusta el silencio, no los focos.

“Prepara un plan de reestructuración de Ukrzaliznitsa que incluya el objetivo de liberalización del mercado de tracción de locomotoras y aumento de la transparencia de Ukrzaliznitsa”, explicó el conductor “Tesla”. Según detalló, el plan es que el sector de ferrocarriles de Ucrania se divida en tres partes, de las que el Estado mantendría solo una.

El presidente añadió que la parte en la que hay un monopolio natural debería permanecer en manos del Estado. Todo lo demás irá a parar a las manos de inversores privados a los que ya busca el primer ministro Honcharuk. “Esto significa que las empresas públicas se venderán todas, a excepción de las infraestructuras ferroviarias, es decir, el hierro, las estaciones y la reparación”, explicó el experto en temas ferroviarios Vyacheslav Azarov sobre los planes del ex cómico. Azarov recordó que, en 2016 en Odessa, el sindicato de transportes realizó una protesta contra los planes de venta de los ferrocarriles. Sin embargo, la empresa que gestionaba las instalaciones en Odessa acusó a los defensores de la propiedad estatal de calumnias.

“Ahora que la gestión externa tiene un títere con mayoría en el Parlamento, se implementarán esos planes. Y los ucranianos tendrán que pagar precios europeos”, afirmó Azarov. El ingeniero también cree que el aumento de precios del transporte implicará un aumento de los precios de productos como alimentos, grano y carbón, ya que son distribuidos en tren.

“¿Hay alguna duda después de las tarifas de gas europeas?”, comentó con ironía el experto, convencido de que el nuevo Gobierno pronto ofrecerá a los ciudadanos la repetición de esa fórmula. Sin embargo, Azarov niega que el nuevo Gobierno sea un equipo de liquidación. Según el experto, “privatizarán todo recurso del Estado que dé provecho y nos dejarán secos a ti y a mí. Nadie va a dejar caer semejante fuente de ingresos”.
 

Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
32.742
Zanx
324.643
La ciudad que quiere vivir




La ciudad que quiere vivir


23/09/2019

Artículo Original: Denis Grigoriuk


En los últimos tiempos he tenido la ocasión de visitar tres importantes ciudades de la Federación Rusa, donde la vida es muy diferente a la de Donetsk. No he podido evitar la comparación, aunque me doy cuenta de que no son comparables. Aun así, la cansada población vive su vida en la ciudad, en cuyas afueras hay una guerra, donde no vienen famosas estrellas del pop, donde en los cafés se pueden escuchar canciones del pasado a las que se da una reinterpretación con componentes políticos.

Al hablar de Donetsk, suele pensarse únicamente en la batalla. Sin embargo, al mismo tiempo, la ciudad vive una vida normal, aunque esa normalidad no sea como la de otras grandes ciudades. Si no se presta atención al mundo informativo, parecería que la guerra y las luchas políticas solo existen en internet. Pero esa también es una sensación falsa. Este texto es un día en la ciudad que quiere vivir.

Suena la campana en la sección de comidas del centro comercial. Hay que recoger el pedido, un zumo fresco de frutas, como para recordar el verano que acaba. Con el pedido está el ticket, que lleva un número: pedido número 19. El reloj marca las 14:36. Este centro comercial nunca fue popular entre los residentes locales incluso antes de la guerra, cuando las cosas eran diferentes. Ahora es aún menos popular.

Me acerco a un cómodo sofá junto a la ventana. Me solía gustar pasar algún tiempo aquí en 2013. Por la ventana se ven los tranvías, las luces, los coches en el cruce. Unas cuantas personas esperan en la parada del autobús. El centro de la ciudad está a la vista desde la ventana. El interior está en silencio. Tranquilo. Como si fuera una isla desierta. Detrás del mostrador del puesto de café hay una chica de unos veinte años medio dormida, ojeando Instagram. En el puesto de comida rápida, una mujer joven con un bebé en brazos espera su pedido. Otra pareja se mira anonadada, como si en el mundo no existieran nada más que ellos dos. Para ellos no hay nada a su alrededor. Solo se ven el uno al otro. Nada más les interesa. El resto de gente se pasea como adormecida, buscando alguna otra cosa.

Miro lo que dicen las redes sociales. Batallas sobre las negociaciones del Cuarteto de Normandía, bombardeos de las localidades al sur [de la RPD], discusiones sobre las declaraciones de los políticos. Quienes hablan en persona no hacen caso a sus teléfonos, más interesados en la realidad que en el océano mediático de mentiras, fraude y manipulación.

En la calle me adelanta un grupo de jóvenes, que van con prisa a alguna parte. Un poco más tarde, otro grupo corre en el cruce. Espero pacientemente a un tranvía lleno de pasajeros. ¿Dónde van? Puede que ellos piensen lo mismo de mí.

Otro mercado cercano es diferente. Aquí el flujo de compradores no para. Extraños se adelantan unos a otros, van de tienda en tienda en busca de los productos de primera necesidad, se acumula una cola, hay que esperar para poder aparcar. Los dueños de los puestos fuman en el parking y después vuelven a sus trabajos.

De vuelta a las redes sociales, en los comentarios hay cosas como “os necesitamos más que nunca. Gracias por el coraje, la paciencia y la dignidad. Así se demuestra el verdadero carácter ruso”. En algún lugar de la enorme capital aparentemente en paz, miles de personas aún discuten protestas, acciones policiales o las elecciones.

Mientras haya acceso a internet habrá debate y, al mismo tiempo, en la realidad, las personas hablan de las cosas de la vida diaria más que de la vida en la ciudad militar que una vez fuera un lugar bastante desarrollado. Sin embargo, estalló la guerra y eso hizo que fuera necesario ajustarse a la nueva realidad.

Por la tarde, en el café hay música los fines de semana. Normalmente es alguna boda o cumpleaños. De repente, empiezan a sonar voces, un sonido conocido. Todos cantan con el cantante. Es un hombre vestido de mujer que una vez fue bastante popular, especialmente en fiestas como esta. Recuerdo haber bailado su música en la graduación junto a compañeros de clase que ya no vería más. Verk Serdiuchk sigue siendo popular en las fiestas. Incluso en Donetsk.

En Telegram continúan los ataques, es una batalla entre bravos rivales: canales anónimos que se posicionan como oposición o progubernamentales. Algunos lo critican todo, otros lo alaban todo. En paralelo, lanzan desagradables adjetivos sobre sus oponentes ideológicos.

A las diez se para la música. La gente se separa. En una hora tienen que estar en casa o buscar un lugar en el que cobijarse y, quizá, continuar la fiesta en otra parte.
 

Zhukov

Mariscal
Desde
17 Feb 2009
Mensajes
8.194
Zanx
45.863
Otro signo de que la guerra va a continuar y no hay que esperar nada de posibles negociaciones.

Украина закупила в Чехии самоходные гаубицы 2С1 "Гвоздика"

Ucrania compra a Chequia, 16 cañones autopropulsados de 122 mm, cuatro baterías más un par de ejemplares más para usarlos como repuestos.

El año pasado compraron otros 40. Es poca cosa teniendo en cuenta que perdieron 300 unidades de esta pieza de artillería, confirmadas en fotografías. Aquí, para referencia, un recuento de las pérdidas materiales

Потери ВСУ в АТО по Military Balance

No es un refuerzo importante, seguramente apenas compensa las pérdidas en otros cañones por el fuego de contrabatería todos estos años.

Lo que es significativo es que no son compras masivas, Ucrania necesitaría comprar cientos de cañones y blindados, no unas pocas decenas. En los arsenales de Polonia y Chequia hay todavía mucho material de guerra soviético.

Parece que esos países no están dispuestos a regalar nada, y Ucrania no tiene dinero más que para pequeñas compras.
 

Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
32.742
Zanx
324.643
Un caso contra Parubiy




Un caso contra Parubiy


25/09/2019


Desde que se produjeron los hechos en mayo de 2014, Andriy Parubiy, en aquel momento presidente del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional de Ucrania, ha sido la persona a la que las víctimas de la masacre de Odessa han acusado de organizar el desalojo forzoso del campamento del Campo de Kulikovo en el que la oposición a Maidan se manifestaba pacíficamente. El ataque de extrema derecha forzó a los allí presentes a refugiarse en la Casa de los Sindicatos, donde casi medio centenar de personas murieron en el incendio provocado por los cócteles Molotov lanzados desde el exterior. Tan solo días antes, Parubiy se había reunido con los “activistas” pro-Maidan locales para entregarles los chalecos antibalas que vestirían aquel día.

Cinco años después, el diputado Parubiy, que ha perdido ya su puesto como presidente del Parlamento, anunció en Facebook que había recibido una notificación oficial de que está siendo investigado por los tribunales como organizador de los hechos. El poder ha cambiado en Ucrania y ahora es posible denunciar a personas como Parubiy, aunque las autoridades siguen sin estar interesadas en que se sepa lo ocurrido en Odessa el 2 de mayo de 2014, por lo que no es de esperar una condena o una investigación a fondo de lo ocurrido, por lo menos por ahora. Sin embargo, ha sido suficiente para causar la ira, y quizá el nerviosismo, de una de las figuras más odiadas de las filas de Euromaidan.



Artículo Original: Antifashist

La Agencia de Investigación de Ucrania ha abierto un procedimiento criminal contra el expresidente del Parlamento, Andriy Parubiy, por el caso de la masacre de Odessa, en el que se le investiga por “creación y coordinación de grupos armados con el propósito de cometer los disturbios del 2 de mayo de 2014 en el territorio de Odessa”.

El propio Parubiy escribió sobre ello en su perfil de Facebook. “Vaya documento. Pero no estoy sorprendido. Lo único que me sorprende es que el texto (todavía) no hable de «organización, coordinación e implementación del golpe de Estado llamado Maidan», «Revolución de la dignidad», sobre «el derrocamiento ilegal del legalmente elegido presidente Yanukovich», sobre la «toma del poder por grupos criminales organizados», «criminal acto contra la reintegración de Ucrania en un espacio único con la hermana Federación Rusa», etc. Aunque está claro si se lee entre líneas”, escribió el indignado expresidente del Parlamento de Ucrania.

Hay que decir que Parubiy no niega la acusación sino que admite que, tanto en Maidan como en la zona ATO o en la defensa de las regiones, hizo todo lo que pudo para aplastar la “primavera rusa”.

“El odiado Parubiy se ha mostrado indignado en Facebook porque se han iniciado procedimientos criminales contra él por el asesinato masivo que se produjo en Odessa el 2 de mayo de 2014. Yo tengo un contraenfado. Realicé esa petición a las autoridades hace un mes. Si tardamos tanto en hacer las cosas, puede que siempre esté libre. Es necesario que sea detenido e ingrese en prisión para que comience así la investigación. Como debería haber sido hace cinco años”, afirmó el famoso abogado Andriy Portnov [principal figura que está luchando desde los tribunales para que quienes han cometido crímenes en los últimos cinco años paguen por ellos-Ed].