Sindrome de ensoñacion excesiva. Quizas padezcas este trastorno y no lo sepas

Libertyforall

Himbersor
Desde
16 Mar 2020
Mensajes
2.662
Reputación
3.494
Mi ensoñación es que venga algo que haga grande a este país de nuevo. Tenemos malas ciudades: precariedad, insalubridad... Y mala meseta: olor a rancio, falta de oportunidades...
 

Lux Mundi

In Hoc Signo Vinces
Desde
8 Dic 2019
Mensajes
6.875
Reputación
21.952
Que coño tendra que ver ser un mentiroso patológico con ensoñar que eso lo hace el 100% de la gente ya que es un mecanismo normal del cerebro.

Porque se cree la vida que tiene en su cabeza. Como decir que ha publicado libros o ha viajado a no sé dónde a hacer una misión arqueológica (mentiras que soltaba).
No digo que todos los soñadores de día tengan la patología de mentir, pero un soñador excesivo puede caer en la mentira patológica.
 

AdrianL

Himbersor
Desde
10 Ene 2018
Mensajes
1.222
Reputación
1.872
Lugar
Cádiz
Comprar un Euromillón y quedarte unos días ensoñando con lo que harías si toca.
 

Eufrasia

Madmaxista
Desde
29 Jul 2019
Mensajes
8.539
Reputación
3.831
Pero coño, hablamos de sueños, no de pesadillas
A ver señora. Hablamos de sueños grandilocuentes en los que uno se imagina lo que no es, ni nunca será. Lo cierto es que, de joven, me pasaba pero ya no. Sólo cuando me hago pajas.
Lo del discurso de los Oscar era por hacerme el gracioso pero, en realidad, soy una bestia parda.

( le he puesto un zanx porque su foto me excita)
 
Última edición:

esNecesario

Madmaxista
Desde
1 Abr 2016
Mensajes
4.572
Reputación
6.641
Si tienes una ensoñacion de 15 o 20 min es normal y hasta recomendable. Si te pasas soñando despierto 6 horas como le pasa a algunas personas es patologico y no llevaras el resto de tu vida muy bien.

Ahi esta el tema. El exceso de ensoñacion es un sintoma de baja autoestima



Etiquetar la ensoñación (aunque sea excesiva) como enfermedad es tan absurdo como si una persona es muy nerviosa y que siempre que está nerviosa le da por reír compulsivamente..., y se etiqueta su risa (sin razón aparente) como enfermedad y no como un síntoma de algo transitorio o incluso una característica determinada de la personalidad o carácter de esa persona.

Todo en exceso es perjudicial, está claro, pero ese exceso debe valorarse en el tiempo vital de la persona, no porque un domingo se quede escuchando música en la cama un hora soñando con la empresa que va a montar (o con lo que se le ocurra). Y en todo caso como un síntoma, no como enfermedad.

Otro ejemplo, uno que juega al black jack, si lo hace en exceso tiene un problema, es adicto. Su problema no es una enfermedad nueva.