Noticia: Cásate! Decian : Interior considera violencia dejar de pagar la manutención a la exmujer tras el divircio

Alexrc

Lonchafinista
Desde
22 Oct 2020
Mensajes
405
Reputación
426
Taras todos tenemos pero casarse es una aberración a día de hoy
 

Faldo

Madmaxista
Desde
14 Dic 2006
Mensajes
4.877
Reputación
5.398
Curioso que en en vez de ser violencia hacia los hijos, porque al final la manutención es para ellos (tu no mantienes a tu exmujer, tu mantienes a tus hijos) es violencia a la mujer que la gestiona por ser la tutora legal y se lo puede gastar en drogas o lo que sea.
 
Última edición:

Narwhal

Honorable miembro de la Sociedad de la Niebla
Desde
19 May 2013
Mensajes
1.656
Reputación
3.641
Lugar
La Sociedad de la Niebla

omin0na

Himbersor
Desde
2 Feb 2019
Mensajes
717
Reputación
769
Pues el ultimo pringado que yo conozco que han despojado, su "verduga" es abogada, de casa buena y rica. Se lo ha quitado todo, con mala saña, y lo ha enviado a vivir a casa de sus padres porque no tenia nada, solo lo que habia ganado trabajando como un burro desde que terminó sus estudios, que es de lo que ella se ha apoderado. Ese desgraciado es la verdadera victima, le han robado la vida y quiere que siga pagando. Y ademas le ha puesto "denuncias", para engrasar la maquinaria.
A tu amigo le recomiendo una cosa.... Assimil y puerta!
 

Punitivum

Himbersor
Desde
23 Jul 2018
Mensajes
1.128
Reputación
3.290
Yo creo que hay un límite de puteo, que toda viogenizadora debería saber, y es que ante una situación límite siempre se puede huir del pais, o dejar de remar y declararte insolvente. Ellas lo que quieren es que te suicides en última instancia, justo cuando ya no pueden sacarte un duro o puedas ser un estorbo en la relación con los hijos mayores de edad. Nunca hay que darles ese placer.




La Mafia aún no ha visto el filón que tendría en España cobrando por hacer desaparecer viogenizados del sistema en paises con bellas mujeres caribeñas y dar sustos a los juezas

El estado es una Mafia extorsionadora y para luchar contra ella habría que contratar a otra Mafia.












Eres mi ídolo.
Hombres, leed con atención y entended.
 

Alfredo Landa

PAQUISTANI
Desde
7 Feb 2021
Mensajes
655
Reputación
1.414
creo que la separación de bienes sólo afecta a los bienes que ya tuvieras a tu nombre antes del matrimonio. Lo que se amase durante el matrimonio se reparte
No, la separación de bienes es un régimen matrimonial, como lo es el de gananciales o el de participación en las ganancias.
Si escoges en capitulaciones matrimoniales el régimen de separación de bienes todos lo bienes que San tuyos, antes, durante y después del matrimonio te pertenecen a ti en EXCLUSIVIDAD. Por ende, jamás se devengará la obligación de pagar pensión compensatoria o compensación doméstica, y jamás habrá un reparto de los bienes que te pertenezcan a ti en propiedad, porque no hay comunidad de gananciales.
No obstante, si tienes hijos con tu cónyuge si nacerá la obligación del pago de alimentos conforme a lo que se estipule en el convenio regulador del divorcio, o si no ha habido matrimonio conforme a lo que disponga el juez en sentencia.
 

Alfredo Landa

PAQUISTANI
Desde
7 Feb 2021
Mensajes
655
Reputación
1.414
si estás casado has de pagar automáticamente incluso aunque el hijo no sea tuyo biológicamente. Si no estás casado (o no sois pareja de hecho que es lo mismo) el proceso es más lento y puede haber juicio etc no es el mismo procedimiento
Si estás casado hay una PRESUNCIÓN, que es iuris tantun, es decir que admite prueba en contrario. Por tanto NO siempre has de pagar los alimentos si el hijo no es tuyo. Para ello has de incoar un procedimiento de impugnación de la filiación regulado en la LEC.

Sino estás casado se incoa un procedimiento civil de determinación de la filiación. En la sentencia del mismo se determina si estás obligado a pasar ALIMENTOS o sino estás obligado.

Posdata: Soy abogado sin especialidad concreta, pero he llevado y llevo cuestiones matrimoniales, procedimientos mercantiles y contencioso-administrativos.
 

Alfredo Landa

PAQUISTANI
Desde
7 Feb 2021
Mensajes
655
Reputación
1.414
Es justo al contrario.
Estar en gananciales es un argumento para NO dar compensatoria, ya que el conyuge se ha beneficiado del 50% del incremento patrimonial de la pareja.
por TaboolaEnlaces PatrocinadosTe puede gustar
Todos en Marialba De La Ribera están comprando esta alarma económica que asusta a los ladrones
Securitas Direct | Oferta 2021
Noticias JurídicasConocimientoArtículos doctrinalesPensión compensatoria del artículo 97 CC y el Régimen Económico de Separación de Bienes, ¿procede o no procede?
CIVIL
01/05/2010 02:00:00
PENSIÓN COMPENSATORIA
14 minutos
Pensión compensatoria del artículo 97 CC y el Régimen Económico de Separación de Bienes, ¿procede o no procede?
Contenida en el artículo 97 del Código Civil, se trata de una cuantía que uno de los cónyuges ha de satisfacer a favor del otro, normalmente bajo la forma de una renta periódica, y que tiene su origen en el desequilibrio que este último ha sufrido en relación con el que conserva el primero, como consecuencia directa de la separación o divorcio que ha implicado el cese de su vida en común.
Begoña Cuenca Alcaine

1. Introducción sobre la Pensión Compensatoria
La Ley 30/1981, de 7 de julio, fruto del mandato constitucional contenido en el artículo 32 de nuestra Carta Magna, por el que se instaba al Legislador a regular los Derechos y Deberes de los cónyuges en situación de plena igualdad jurídica; introdujo una modificación de amplio calado en el régimen matrimonial español heredado de la época franquista.


close
Se reconocieron y regularon normativamente los efectos de la separación y el divorcio, estableciéndose una serie de previsiones comunes a ambas, entre las cuales se encontraba una figura ya ampliamente extendida en nuestro Derecho comparado: la Pensión compensatoria.

Contenida en el artículo 97 del Código Civil, se trata de una cuantía que uno de los cónyuges ha de satisfacer a favor del otro, normalmente bajo la forma de una renta periódica, y que tiene su origen en el desequilibrio que este último ha sufrido en relación con el que conserva el primero, como consecuencia directa de la separación o divorcio que ha implicado el cese de su vida en común. Tiene, pues, por objeto el resarcimiento de uno de los cónyuges por el correlativo deterioro en su situación económica como consecuencia de la ruptura matrimonial (se haya disuelto "divorcio" o no "separación" su vínculo).

close
2. Una perspectiva sociológica
Se estima que en España uno de cada dos matrimonios celebrados finalizará en ruptura, teniendo lugar un divorcio cada cuatro minutos, aproximadamente. Se trata de unas nada desdeñables cifras, considerando que la adopción de esta institución en nuestro país se produjo de forma ciertamente tardía, a causa de las condiciones socio - políticas imperantes hasta entonces.

La Pensión Compensatoria surgió en el marco de una sociedad de fuerte base tradicional, en la que la incorporación de la mujer al mercado laboral era todavía muy tímida. En este contexto se entendió que la ruptura del matrimonio podía causar un perjuicio intolerable en esa persona que renunció a la posibilidad de desarrollar una vida profesional, dedicándose a una labor igualmente esencial como era el cuidado de la familia. De ahí que se considerara como imprescindible el establecimiento de un mecanismo que permitiera reequilibrar las posiciones de ambos cónyuges, de tal forma que esa esposa no quedara en situación de desamparo. De ahí que se instituyera la figura de esta pensión, que el ex cónyuge varón debería satisfacer con carácter periódico con el fin de garantizar una renta existencial a su ex pareja.

En la actualidad y pese a apoyarse en los mismos fundamentos que dieron lugar a su institución, la Pensión Compensatoria podría llegar a ser concedida en un número muy diverso de supuestos. Por supuesto, podría ser cónyuge acreedor tanto la esposa como el marido, todo dependería de las circunstancias económicas propias de cada uno de ellos, si bien es cierto que todavía son aquellas quienes, en mayor medida, se convierten en beneficiarias de la misma, en buena medida por la mayor tasa de desempleo femenino y por la endémica desigualdad salarial que todavía impera en nuestro mercado laboral.

Por otra parte, en nuestros días viene poniéndose un cada vez mayor énfasis en su carácter primordialmente temporal, viniendo ello reforzado por la modificación normativa introducida por la Ley 15/2005, concibiéndose como una prestación que tendría por objeto ayudar y aportar un sustento eventual a esa ex pareja hasta que pudiera obtener una procura que le permitiera valerse por sí misma (por ejemplo, llevando a cabo un reciclaje profesional durante el tiempo en que perciba esa pensión). Se trataría de que el cónyuge beneficiario pudiera situarse, potencialmente, ante las mismas oportunidades que hubiera tenido de no haber existido ese vínculo matrimonial.

3. Fundamentos Jurídicos y finalidad de esta Pensión
La Pensión Compensatoria se encuentra muy íntimamente ligada al concepto jurídico de Equidad, siendo buena muestra de ello el uso para su cálculo de elementos no estrictamente económicos. Por otro lado, existe un cierto consenso doctrinal a la hora de descartar su posible carácter indemnizatorio o alimenticio, afirmándose que ésta tendría más bien una naturaleza resarcitoria o compensatoria; si bien en numerosas sentencias se hace un uso indistinto de todos estos términos.

En todo caso, pocas dudas se plantean a la hora de señalar su finalidad primordialmente reequilibradora. Y es que el cese en la convivencia y en los deberes de asistencia y de socorro mutuos entre los cónyuges podría dar lugar, en alguno de ellos, a un desequilibrio de índole económica respecto de esa situación que se encontraba disfrutando previamente a la ruptura.

Además, enfatiza su citado carácter temporal, ahora ya recogido expresamente en la nueva redacción del mencionado artículo 97, haciéndose hincapié en que su concesión únicamente procedería durante el tiempo que se estimara oportuno para que ese cónyuge pudiera, por sí mismo, acceder a nuevas oportunidades (fundamentalmente de carácter laboral) que le permitieran restablecerse de ese desequilibrio en que inicialmente incurrió tras romperse la pareja. Así pues, se entiende hoy por hoy que su concesión con carácter vitalicio ("indefinido" en los términos de la Norma) sería la excepción a la regla general, pudiendo ésta incluso tener lugar a través de un pago único.

4. El Carácter disponible del Derecho a esta Pensión
El Derecho a la Compensatoria tiene un fuerte componente fáctico, casuístico y circunstancial, puesto que su concesión en ningún caso se produciría automáticamente tras la separación o el divorcio. Es el análisis detallado de la situación en que quedarían los cónyuges tras la ruptura de su matrimonio, así como de una serie de factores específicos (que luego detallaremos) lo que determinará su posible concesión así como la cuantía que, en particular, se estipule.

Por otra parte, una vez establecido este Derecho por resolución judicial, éste quedaría condicionado a las circunstancias de las vidas de ambos cónyuges (lo que no hace sino reforzar su fuerte componente de carácter temporal) de forma que si se produjeran cambios en las mismas que afectaran a la estabilidad económica de alguno de ellos, la Pensión Compensatoria podría ser objeto de modificación o, incluso, de supresión.

A diferencia de lo que sucede con una Pensión Alimenticia, la Pensión Compensatoria tiene carácter indudablemente disponible, siendo pues esta figura de Derecho dispositivo. Muestra de ello es que su concesión tan solo procede mediando una solicitud expresa por parte de aquél cónyuge que entiende que, por el hecho de haber tenido lugar la ruptura de su matrimonio, va a sufrir un correlativo empeoramiento en su situación económica respeto del estatus del que pudo gozar durante el mismo. En definitiva, es la propia parte interesada quien puede optar por hacer valer o no su Derecho a la pensión compensatoria, siendo posible realizar una renuncia expresa e inequívoca a este Derecho en el Convenio Regulador de la separación o el divorcio una vez que éste es homologado judicialmente (no así en un momento previo, por ejemplo, en Capítulos Matrimoniales, dado que nuestro ordenamiento en ningún caso habilitaría a la renuncia de un Derecho que todavía no ha nacido y que, por tanto, no se encuentra en la esfera jurídico " patrimonial de la persona).

5. La pensión indemnizatoria del artículo 1.438 del Código Civil
Es preciso hacer una breve referencia a una institución jurídica muy poco conocida en el Derecho español como es la prestación que es posible conceder al amparo del artículo 1.438 del Código Civil, debido a la convergencia de dos factores que se interrelacionan y potencian. Nos estamos refiriendo a los supuestos de Separación Absoluta de bienes, cuya incidencia en la práctica es muy reducida, puesto que no existe en nuestro país una tradición capitular consolidada; y por otra parte la baja estadística de casos en los que, en los supuestos de Separación y Divorcio, se reclame judicialmente esta indemnización.

Debido a estos dos elementos, ha existido escaso interés por parte de la Doctrina Científica en el estudio de esta institución, y no ha permitido que se cree un cuerpo jurisprudencial por parte de las Audiencias Provinciales, que dé lugar a una Jurisprudencia Uniforme. Hay que señalar que, en muchos casos, ésta es confundida con la pensión del artículo 97, aunque su naturaleza jurídica es totalmente diferenciada. No queda claro, por otro lado, si se trata de una obligación de pago único o periódico.

Su existencia queda justificada en la necesidad de reparar el enriquecimiento injusto que se produce para el cónyuge que no realizó el trabajo en el hogar y cuyo ahorro de gastos en ese concepto equivale a un enriquecimiento sin causa, en tanto que el otro, que sí ha realizado una donación de sus servicios, se ha empobrecido al no percibir ningún tipo de contraprestación económica correspondiente a su trabajo.

Los presupuestos necesarios para el reconocimiento de ésta compensación son:

En primer lugar, que el matrimonio haya estado sujeto, durante el periodo de convivencia conyugal, al régimen de separación de bienes.

Que durante la vigencia del régimen de separación de bienes, uno de los cónyuges haya hecho una aportación personal de su trabajo a la casa.

Que se haya producido la extinción del régimen de separación de bienes, siendo a partir de ese momento cuando nace el Derecho a reclamar esta compensación.

Aunque jurisprudencialmente en muchos casos esta prestación se confunde con la del artículo 97, en casos concretos y determinados se han llegado a conceder las dos por separado y simultáneamente.

6. La Pensión compensatoria y el Régimen Económico de Separación de Bienes
El Régimen económico matrimonial de Gananciales, recogido en los artículos 1.344 y ss del Código Civil, queda fundado sobre la idea de que los cónyuges hagan comunes, a partir de su adopción, toda una serie de bienes, derechos y ganancias o beneficios por ellos obtenidos (con diversas excepciones tasadas), de tal manera que una vez que se produzca su disolución, los mismos serán atribuidos por mitades a ambos.

Ello lo convierte en el régimen económico que expresa en mejor medida la idea de proyecto de vida en común en que consiste todo matrimonio. Con su adopción se crea una entidad, la Sociedad de Gananciales, que se constituye en todo un patrimonio integrador de bienes, derechos y obligaciones que pertenecen, pro indiviso, a ambos cónyuges. Y si tuviera lugar la ruptura de la pareja por medio de una Separación Judicial o divorcio, dado que la intención de los cónyuges constante el mismo fue la de poner en común esos bienes, derechos y obligaciones, sería perfectamente lógico e incluso coherente con su situación anterior el establecimiento de una Pensión Compensatoria, si la misma procediera, con la finalidad de reequilibrar los patrimonios de los cónyuges.
 

Fudivarri

Disidente
Desde
22 Ene 2009
Mensajes
8.243
Reputación
15.667
Interior incluye el impago de pensiones como violencia económica contra la mujer: 20.000 denuncias en cinco años


El impago de pensiones también es violencia contra la mujer porque, según los expertos, sirve al agresor para perpetuarse en una posición de control que contribuye a empobrecer a su ex pareja, someterla a estrés psicológico y, además, aumenta la vulnerabilidad de sus hijos.
Si eso no es alentar a la auténtica violencia de género, que baje dios en bragas y lo vea. Total, si es violencia... pues le abro la cabeza con un bate de béisbol. Cuando el juez pregunte, se le cita la sentencia de marras y se le pregunta, ¿no lo ve lógico Su Memoría?
 

SrPurpuron

Gñé
Desde
14 Dic 2020
Mensajes
1.808
Reputación
2.704
Se olvidan que para que su teoría de género tenga sentido es necesario que exista el machirulo. El machirulo es indispensable para la ecuación divorcio/paguita, sin machirulo la teoría de género se cae.
 
Desde
10 Nov 2020
Mensajes
1.952
Reputación
4.086
Yo estuve como tú. Cuando me "separé", resolución judicial con 290 euros de pensión de alimentos, y hasta hoy. Un poco puteado porque durante los años que convivimos llevábamos "su" nivel de vida y no pude ahorrar, y lo pasé un poco mal con un sueldo y teniendo que pagar alquiler. Pero bueno, eso que me llevé. No tengo derecho a quejarme.

A mi hijo siempre le digo que si es hetero, no le dejaré herencia (paso de privarme de nada si al final se lo va a llevar una tía). Y que piense y lo haga todo con cabeza, como una tía. Que se empareje con una igual o superior y que guarde bien su dinero, igual que ellas. Y si se va con una inferior "por amor", pues que sea hombre y que apechugue con todo lo malo que le va a pasar (que le pasará).
La mía es ahorradora, mi madre dice que es una tacaña pero prefiero una mujer así, yo que se cómo me saldrá, la conocí estando en el paro y con un Audi 80 con 26 años... algún mentirusco le metí de que estaba opositando, pero era para salir del paso... ella con piso y trabajo, si no me fío de esta de cual me voy a fiar, ahora tengo curro y estoy medianamente bien, nada me garantiza que no me de problemas a pesar de todo...
 

grom

Madmaxista
Desde
7 Abr 2008
Mensajes
4.644
Reputación
14.064
por TaboolaEnlaces PatrocinadosTe puede gustar
Todos en Marialba De La Ribera están comprando esta alarma económica que asusta a los ladrones
Securitas Direct | Oferta 2021
Noticias JurídicasConocimientoArtículos doctrinalesPensión compensatoria del artículo 97 CC y el Régimen Económico de Separación de Bienes, ¿procede o no procede?
CIVIL
01/05/2010 02:00:00
PENSIÓN COMPENSATORIA
14 minutos
Pensión compensatoria del artículo 97 CC y el Régimen Económico de Separación de Bienes, ¿procede o no procede?
Contenida en el artículo 97 del Código Civil, se trata de una cuantía que uno de los cónyuges ha de satisfacer a favor del otro, normalmente bajo la forma de una renta periódica, y que tiene su origen en el desequilibrio que este último ha sufrido en relación con el que conserva el primero, como consecuencia directa de la separación o divorcio que ha implicado el cese de su vida en común.
Begoña Cuenca Alcaine

1. Introducción sobre la Pensión Compensatoria
La Ley 30/1981, de 7 de julio, fruto del mandato constitucional contenido en el artículo 32 de nuestra Carta Magna, por el que se instaba al Legislador a regular los Derechos y Deberes de los cónyuges en situación de plena igualdad jurídica; introdujo una modificación de amplio calado en el régimen matrimonial español heredado de la época franquista.


close
Se reconocieron y regularon normativamente los efectos de la separación y el divorcio, estableciéndose una serie de previsiones comunes a ambas, entre las cuales se encontraba una figura ya ampliamente extendida en nuestro Derecho comparado: la Pensión compensatoria.

Contenida en el artículo 97 del Código Civil, se trata de una cuantía que uno de los cónyuges ha de satisfacer a favor del otro, normalmente bajo la forma de una renta periódica, y que tiene su origen en el desequilibrio que este último ha sufrido en relación con el que conserva el primero, como consecuencia directa de la separación o divorcio que ha implicado el cese de su vida en común. Tiene, pues, por objeto el resarcimiento de uno de los cónyuges por el correlativo deterioro en su situación económica como consecuencia de la ruptura matrimonial (se haya disuelto "divorcio" o no "separación" su vínculo).

close
2. Una perspectiva sociológica
Se estima que en España uno de cada dos matrimonios celebrados finalizará en ruptura, teniendo lugar un divorcio cada cuatro minutos, aproximadamente. Se trata de unas nada desdeñables cifras, considerando que la adopción de esta institución en nuestro país se produjo de forma ciertamente tardía, a causa de las condiciones socio - políticas imperantes hasta entonces.

La Pensión Compensatoria surgió en el marco de una sociedad de fuerte base tradicional, en la que la incorporación de la mujer al mercado laboral era todavía muy tímida. En este contexto se entendió que la ruptura del matrimonio podía causar un perjuicio intolerable en esa persona que renunció a la posibilidad de desarrollar una vida profesional, dedicándose a una labor igualmente esencial como era el cuidado de la familia. De ahí que se considerara como imprescindible el establecimiento de un mecanismo que permitiera reequilibrar las posiciones de ambos cónyuges, de tal forma que esa esposa no quedara en situación de desamparo. De ahí que se instituyera la figura de esta pensión, que el ex cónyuge varón debería satisfacer con carácter periódico con el fin de garantizar una renta existencial a su ex pareja.

En la actualidad y pese a apoyarse en los mismos fundamentos que dieron lugar a su institución, la Pensión Compensatoria podría llegar a ser concedida en un número muy diverso de supuestos. Por supuesto, podría ser cónyuge acreedor tanto la esposa como el marido, todo dependería de las circunstancias económicas propias de cada uno de ellos, si bien es cierto que todavía son aquellas quienes, en mayor medida, se convierten en beneficiarias de la misma, en buena medida por la mayor tasa de desempleo femenino y por la endémica desigualdad salarial que todavía impera en nuestro mercado laboral.

Por otra parte, en nuestros días viene poniéndose un cada vez mayor énfasis en su carácter primordialmente temporal, viniendo ello reforzado por la modificación normativa introducida por la Ley 15/2005, concibiéndose como una prestación que tendría por objeto ayudar y aportar un sustento eventual a esa ex pareja hasta que pudiera obtener una procura que le permitiera valerse por sí misma (por ejemplo, llevando a cabo un reciclaje profesional durante el tiempo en que perciba esa pensión). Se trataría de que el cónyuge beneficiario pudiera situarse, potencialmente, ante las mismas oportunidades que hubiera tenido de no haber existido ese vínculo matrimonial.

3. Fundamentos Jurídicos y finalidad de esta Pensión
La Pensión Compensatoria se encuentra muy íntimamente ligada al concepto jurídico de Equidad, siendo buena muestra de ello el uso para su cálculo de elementos no estrictamente económicos. Por otro lado, existe un cierto consenso doctrinal a la hora de descartar su posible carácter indemnizatorio o alimenticio, afirmándose que ésta tendría más bien una naturaleza resarcitoria o compensatoria; si bien en numerosas sentencias se hace un uso indistinto de todos estos términos.

En todo caso, pocas dudas se plantean a la hora de señalar su finalidad primordialmente reequilibradora. Y es que el cese en la convivencia y en los deberes de asistencia y de socorro mutuos entre los cónyuges podría dar lugar, en alguno de ellos, a un desequilibrio de índole económica respecto de esa situación que se encontraba disfrutando previamente a la ruptura.

Además, enfatiza su citado carácter temporal, ahora ya recogido expresamente en la nueva redacción del mencionado artículo 97, haciéndose hincapié en que su concesión únicamente procedería durante el tiempo que se estimara oportuno para que ese cónyuge pudiera, por sí mismo, acceder a nuevas oportunidades (fundamentalmente de carácter laboral) que le permitieran restablecerse de ese desequilibrio en que inicialmente incurrió tras romperse la pareja. Así pues, se entiende hoy por hoy que su concesión con carácter vitalicio ("indefinido" en los términos de la Norma) sería la excepción a la regla general, pudiendo ésta incluso tener lugar a través de un pago único.

4. El Carácter disponible del Derecho a esta Pensión
El Derecho a la Compensatoria tiene un fuerte componente fáctico, casuístico y circunstancial, puesto que su concesión en ningún caso se produciría automáticamente tras la separación o el divorcio. Es el análisis detallado de la situación en que quedarían los cónyuges tras la ruptura de su matrimonio, así como de una serie de factores específicos (que luego detallaremos) lo que determinará su posible concesión así como la cuantía que, en particular, se estipule.

Por otra parte, una vez establecido este Derecho por resolución judicial, éste quedaría condicionado a las circunstancias de las vidas de ambos cónyuges (lo que no hace sino reforzar su fuerte componente de carácter temporal) de forma que si se produjeran cambios en las mismas que afectaran a la estabilidad económica de alguno de ellos, la Pensión Compensatoria podría ser objeto de modificación o, incluso, de supresión.

A diferencia de lo que sucede con una Pensión Alimenticia, la Pensión Compensatoria tiene carácter indudablemente disponible, siendo pues esta figura de Derecho dispositivo. Muestra de ello es que su concesión tan solo procede mediando una solicitud expresa por parte de aquél cónyuge que entiende que, por el hecho de haber tenido lugar la ruptura de su matrimonio, va a sufrir un correlativo empeoramiento en su situación económica respeto del estatus del que pudo gozar durante el mismo. En definitiva, es la propia parte interesada quien puede optar por hacer valer o no su Derecho a la pensión compensatoria, siendo posible realizar una renuncia expresa e inequívoca a este Derecho en el Convenio Regulador de la separación o el divorcio una vez que éste es homologado judicialmente (no así en un momento previo, por ejemplo, en Capítulos Matrimoniales, dado que nuestro ordenamiento en ningún caso habilitaría a la renuncia de un Derecho que todavía no ha nacido y que, por tanto, no se encuentra en la esfera jurídico " patrimonial de la persona).

5. La pensión indemnizatoria del artículo 1.438 del Código Civil
Es preciso hacer una breve referencia a una institución jurídica muy poco conocida en el Derecho español como es la prestación que es posible conceder al amparo del artículo 1.438 del Código Civil, debido a la convergencia de dos factores que se interrelacionan y potencian. Nos estamos refiriendo a los supuestos de Separación Absoluta de bienes, cuya incidencia en la práctica es muy reducida, puesto que no existe en nuestro país una tradición capitular consolidada; y por otra parte la baja estadística de casos en los que, en los supuestos de Separación y Divorcio, se reclame judicialmente esta indemnización.

Debido a estos dos elementos, ha existido escaso interés por parte de la Doctrina Científica en el estudio de esta institución, y no ha permitido que se cree un cuerpo jurisprudencial por parte de las Audiencias Provinciales, que dé lugar a una Jurisprudencia Uniforme. Hay que señalar que, en muchos casos, ésta es confundida con la pensión del artículo 97, aunque su naturaleza jurídica es totalmente diferenciada. No queda claro, por otro lado, si se trata de una obligación de pago único o periódico.

Su existencia queda justificada en la necesidad de reparar el enriquecimiento injusto que se produce para el cónyuge que no realizó el trabajo en el hogar y cuyo ahorro de gastos en ese concepto equivale a un enriquecimiento sin causa, en tanto que el otro, que sí ha realizado una donación de sus servicios, se ha empobrecido al no percibir ningún tipo de contraprestación económica correspondiente a su trabajo.

Los presupuestos necesarios para el reconocimiento de ésta compensación son:

En primer lugar, que el matrimonio haya estado sujeto, durante el periodo de convivencia conyugal, al régimen de separación de bienes.

Que durante la vigencia del régimen de separación de bienes, uno de los cónyuges haya hecho una aportación personal de su trabajo a la casa.

Que se haya producido la extinción del régimen de separación de bienes, siendo a partir de ese momento cuando nace el Derecho a reclamar esta compensación.

Aunque jurisprudencialmente en muchos casos esta prestación se confunde con la del artículo 97, en casos concretos y determinados se han llegado a conceder las dos por separado y simultáneamente.

6. La Pensión compensatoria y el Régimen Económico de Separación de Bienes
El Régimen económico matrimonial de Gananciales, recogido en los artículos 1.344 y ss del Código Civil, queda fundado sobre la idea de que los cónyuges hagan comunes, a partir de su adopción, toda una serie de bienes, derechos y ganancias o beneficios por ellos obtenidos (con diversas excepciones tasadas), de tal manera que una vez que se produzca su disolución, los mismos serán atribuidos por mitades a ambos.

Ello lo convierte en el régimen económico que expresa en mejor medida la idea de proyecto de vida en común en que consiste todo matrimonio. Con su adopción se crea una entidad, la Sociedad de Gananciales, que se constituye en todo un patrimonio integrador de bienes, derechos y obligaciones que pertenecen, pro indiviso, a ambos cónyuges. Y si tuviera lugar la ruptura de la pareja por medio de una Separación Judicial o divorcio, dado que la intención de los cónyuges constante el mismo fue la de poner en común esos bienes, derechos y obligaciones, sería perfectamente lógico e incluso coherente con su situación anterior el establecimiento de una Pensión Compensatoria, si la misma procediera, con la finalidad de reequilibrar los patrimonios de los cónyuges.
Me espero a la pelicula