¿Por qué no se lucha?

M. Priede

Madmaxista
Desde
14 Sep 2011
Mensajes
17.153
Zanx
30.519
Es la pregunta que se hacen muchos, y también un personaje inteligente, Ramiro Pinto:

¿Por qué no se lucha? | Ramiro Pinto

Respondo aquí:

No se lucha por diversas razones. La primera razón porque no hay modelo alternativo al sistema vigente y que sea creíble. A no ser que tengamos como modelo alternativo el que proponen los separatistas en España, tal y como vemos en el primer comentario de este blog de Ramiro Pinto, y que como siempre intentan arrimar el ascua a su sardina venga a no venga a cuento. La izquierda, expañola o antiespañola, es parte del sistema, tanto en Cataluña como en el País Vasco o en el resto de España. Todos ellos estaban presentes en los consejos de administración de las cajas, por tanto si hay que empezar por encausar a los responsables del desastre, ellos son los primeros que tienen que comparecer ante un tribunal. Nadie lo llevará allí. Es más: seguro que los manifestantes no tendrían inconveniente en ponerlos a encabezar las manifestaciones ¿O es que los representantes de UGT, CCOO, IU, PSOE, ERC no estaban en esos consejos aprobando latrocinios como el de las preferentes? No hablemos de la corrupción de los sindicatos, que jamás en treinta y cinco años han sido auditados a pesar de recibir cientos de millones cada año. Ni hablemos tampoco del endeudamiento privado, ya que en época del Nietísimo se multiplicó la deuda privada por tres. Pero la sinvergonzonería es grande: cuando me conviene soy del sistema (y además de la Champion-lí), ahora bien, cuando ni los míos ni yo mamamos, entonces me vuelvo antisistema y hago responsable de todo a la caverna, al facherío, al franquismo, a España si estoy en mi tierra y hablo para los míos. Pero la gente no es tan tonta como algunos creen y capta enseguida adónde la quieren llevar, salvo los muy adoctrinados por el progrerío y el separatismo.

En segundo lugar quizá habría que prestar más atención a la ley de expectativas crecientes, de James C. Davis. Es posible que nos sumerja demasiado en la psicología, en la psicología de masas, pero no por eso deja de tener su importancia: "Cuando más posibilidades hay de que se produzca una revolución es en el momento en que, después de un prolongado período de desarrollo económico y social, se llega a otro caracterizado por un acusado revés...El desarrollo económico real es menos relevante que la expectativa de que el progreso anterior, ahora bloqueado, pueda y deba continuar en el futuro." Solo que ahí, en esa ley, se habla de trabajadores, de población asalariada que ve mermada su expectativa; no se habla de unas masas endeudadas y sin trabajo. Se dice, y con razón, que si quieres dominar a un país tienes dos opciones: invadirlo o endeudarlo. Eso también es válido si lo hacemos extensivo a los individuos, a la sociedad, a las masas, y la prueba la tenemos delante: o reprimirlos (no hace falta, porque las expectativas crecientes hace tiempo que pasaron a mejor vida y ahora estamos en el 'sálvese quien pueda') o endeudarlos (en eso también estamos desde hace tiempo, y pagando a tocateja,y por si fuera poco felices de poder hacerlo, que hay quien no puede y se va a dormir a la calle y a comer de la caridad).

Cabría añadir que esas revueltas con posibilidad de forzar un cambio, surgen en momentos de expansión y de mejora del nivel de vida: la revolución americana, la francesa, la rusa estallaron no precisamente cuando las capas populares vivían peor, sino cuando habían mejorado y sin embargo sus ambiciones se encontraban taponadas por otra clase, caso de la revolución francesa y la burguesía en ascenso taponada por la aristocracia. A tener en cuenta que a las masas siempre se las utiliza para fines que ella ni siquiera sospecha.

En el caso de la revolución rusa y de todas la revueltas revolucionarias, a pesar de que se habían producido mejoras en el nivel de vida de la clase obrera, ésta había tomado conciencia de su poder al trabajar junta, en masa; no antes, cuando eran campesinos aislados y pasaban hambre. Pero a su vez tenían no solo líderes, sino modelos alternativos coherentes, otra cosa es que luego, en la práctica, no funcionasen. Lo mismo ocurrió en la época de mayor expansión económica del capitalismo, como fue mayo del 68, solo que la revolución puramente ideológica, señoritil, del progretariado, que no del proletariado, que ya no existía, no fue secundada. Todos veían qué era aquello, en qué consistía: los jóvenes, por primera vez en la historia se habían convertido en una clase con capacidad de consumo: creo que fue Ionesco el que desde el balcón de su casa en París, al ver las algaradas dijo: "Ahí van los futuros funcionarios". Y así fue. Así ha sido. Así es, aunque menos, porque ya se han jubilado o prejubilado,y ganando más que los nuevos asalariados que les pagan la pensión. Lo mismo ocurrió aquí con los que ahora venden la burra de que lucharon contra el franquismo: los hicieron funcionarios y, por supuesto, siguen predicando la ideología que les dio de comer, aunque su ideología se conforma con adoctrinar en las aulas y en los medios; en la práctica maman del sistema que critican como el que más.

Aparte de estas razones, hay otra por la que en España no hay revueltas --según entiendo yo, y que por eso mismo no deja de ser una opinión--: la sólida estructura social, familiar, que ya nos sacó del apuro en la crisis de los 80. En ningún otro país se llega a niveles del 27% de paro y más del 50% de los jóvenes sin que haya no digo ya revoluciones pero sí graves altercados, y ahi está lo ocurrido en Gran Bretaña el año pasado, con una tasa de paro mucho menor que la nuestra, pero con una desvertebración social mucho mayor, propia de las sociedades protestante, donde las clases populares están formadas por lo que la élite entiende como fracasados, los losers. Aunque está por ver lo que ocurra en España, porque tampoco las familias son tan sólidas como hace treinta años. Por cierto: si los hay que para España desean lo mismo que deseaban quienes provocaron esos disturbios, recordad que lo único que consiguieron fue un endurecimiento de la represión, y nada más. Estaba cantado que sería así. No podía ser de otra manera.

No puedo evitar decir que me alegro de que eso les sucediese a ellos, a los british, que tanto decían de nosotros, que nos bautizaron como 'los cerdos', los pigs, y que llegaron incluso a publicar en la prensa que la Royal Navy tenía planes para evacuar a los británicos de España, para alejarlos del peligro de una revuelta social. Les estalló en casa, en sus narices. No hablemos de la prensa, tanto la británica como norteamericana e israelí, alentado la aventura de los separatistas catalanes con la única intención de golpear a la UE y al euro en el flanco más débil.

Para curarse en salud, y sobre todo curarse de los auto-odiadores de su país y de los que hacen todo lo posible por fracturarlo, también de los papanatas aldeanos que piensan que lo que pasa en España, ahora y siempre, solo pasa aquí, sean de izquierda, derecha o medio volantes (y eso es precisamente lo que los hace únicos en toda Europa y me atrevo a decir que en el mundo, su aldeanismo y su indigencia intelectual), les paso un ejemplo de lo que ocurre en Gran Bretaña. Comprobarán que allí todavía están más atemorizados que en España, y como dice Ramiro es un problema de egoísmo, pero de egoísmo extendido a toda la población, que se resumiría en "otros están peor que yo; a ver si lo mío se arregla".

Por último: el problema es sistémico: exceso de producción; caída de la oferta de empleo, no solo por caída de la demanda sino por la robotización de la producción y la deslocalización de la misma. Y ante eso poco se puede hacer, salvo volver al proteccionismo para que todos tengamos trabajo; eso sí: por un chusco de pan y un pedazo de tocino.

A la deuda, que no al desempleo estructural, nos condujo la derecha aznarista y sobre todo y especialmente la izquierda, la que ahora se presenta como antisistema. Recuerden la bronca de IU (y de todos los demás, derecha e izquierda, pero sobre todo de IU) cuando el gobernador del Banco de España, Jaime Caruana --hace de esto once años-- dijo que el crecimiento a base de endeudar a las familias era una completa locura.

Vean lo de Gran Bretaña, y comprobarán que es bastante peor que lo de aquí. Además están creando una nueva burbuja inmobiliaria (en Holanda está a punto de estallar). Y es que Occidente ya solo puede crecer así, mediante burbujas, pero al menos en España exportamos bienes tangibles, cosa que Gran Bretaña ya no puede hacer. Solo la inyección continua de dinero evita el colapso de su sistema, y lo mismo en EEUU (85.000 millones de dólares mensuales desde hace dos años). En Gran Bretaña van en el 1000% de deuda (pública más privada); de seguir así en tres años doblarán esa cantidad (en España es del 300%; sube la deuda que nos han endosado, la pública, pero al menos la privada se ha reducido en casi 300.000 millones, que no es nada con los casi dos billones que se deben, pero mejor eso que seguir endeudándose todos).

Dirán algunos que mal de muchos consuelo de tontos. Bien, es cierto; lo digo solo por los papanatas hispanistaníes, que piensan que España es, y desde hace siglos, una agujero negro. Para España negra ya están ellos, que son igual a sí mismos desde hace dos siglos.

No hay más solución que tejer una alternativa a la castuza política que padecemos, pero reconozcámoslo: somos incapaces, entre otras razones porque no hay sistema económico alternativo, tan solo el de repartir el pastel, que cada día se hace más pequeño. Y lo demás, algaradas que no conducen a nada, salvo para la Forcades y los de Amaiur, que van a lo suyo, y que jamás critican a su castuza, solo a la de Madrid, a la de la 'puta España', como si ellos no tuvieran gobernando en su tierra lo peor de cada casa. Súmese a los idiotas de IU, que van con los separatistas como tontos útiles, papel que están acostumbrados a representar desde hace décadas.

________________________________________________________

Lo de G. Bretaña: "Alicia en el país de la economía Wonga"

La burbuja inmobiliaria holandesa a punto de pinchar.

Los holandeses, como dice Stacy Herbert, fueron quienes más criticaron a los países del sur de Europa por “derrochadores” (Ni Herbert ni Keiser nos llaman ‘pigs’ a los del sur, tal y como hacen los liberales españoles más pigs). Pues bien: si la deuda pública holandesa es baja en comparación con otros países (ya veremos a partir de ahora) la deuda privada alcanza ya el 240% del PIB. Hasta 2008 el precio de la vivienda en Holanda subió en el mismo porcentaje que en España

También en Gran Bretaña están preparando otra burbuja inmobiliaria, aunque su deuda pública sea muy superior a la holandesa, y la deuda total, pública y privada, esté en el 1000% del PIB.

La invitada explica el camelo de la recuperación económica británica: no hay inversión, los ingresos no dejan de caer y aumenta el déficit de la balanza comercial. Escribió un libro famoso: “Alicia en el país de Wonga”, (Wonga es una agencia de préstamos a corto plazo, con unos intereses bestiales. No sé si también será una de esas agencias que si no pagas en el plazo acordado te envía una visita a casa para romperte las piernas). “Continuamos haciendo lo mismo que nos ha traído a este desastre, ya no somos capaces de exportar nada porque nada producimos, por lo que nos vemos obligados a pedir prestado para poder vivir”. Al menos en España la deuda privada se reduce.

Keiser señala la contradicción de que los banqueros obtengan dinero gratis del Banco de Inglaterra (en realidad les pagan por pedir dinero, puesto que el interés del 0,5% es inferior a la inflación oficial, excuso decir la real), y sin embargo la gente necesitada tenga que pedir dinero a Wonga, cuyos intereses son un 5.000% más altos, puesto que los bancos no les dan crédito al consumo, y a quienes se lo dan, ronda el 15% de interés. Y eso es lo que apunta la invitada: “No son los bancos quienes prestan dinero al resto de la economía, sino que es al revés, son los bancos quienes detraen dinero del resto de la economía” En realidad ese dinero que se les da a los bancos es como el dinero que el Estado dedicaba hace décadas a subsidiar a la industria cuando entraba en crisis. A eso se negó Thatcher en su día, poniendo punto final a las subvenciones a la industria y la minería. ¿Quién será el que hoy le ponga el cascabel al gato y le niegue dinero público a los bancos? Nadie, porque después de la financiariación de la economía ya no hay nada. No es posible industrializar de nuevo Gran Bretaña, y aunque lo fuese, tendría que competir con países asiáticos, por tanto la deflación se llevaría por delante la economía actual y junto a ella el liderazgo anglosajón en el mundo, empezando por sus costosísimas fuerzas armadas imperiales, que verían reducido su presupuesto al nivel de España, es decir: menos del 1% del PIB actual, y si el PIB se contrae, ese 1% con relación al gasto actual sería como reducir el presupuesto a una veinteava parte.

El gran problema que tenemos en Occidente es el de mantener la hegemonía mundial, y dentro de Occidente el mundo anglosajón. ¿Si Irán cierra el Estrecho de Ormuz quién irá allí a abrirlo? Solo hay un país capaz de hacerlo. Quizá por eso, por la fuerza que tiene, y que se puede volver contra quien le haga una crítica, nadie dice nada en todo Occidente, ni políticos ni medios de comunicación. Por tanto los bancos, como dice Keiser, coaccionan a los Estados todo lo que pueden; "o nosotros o la ruina", les vienen a decir. Y es que a EEUU y a Gran Bretaña ya no les quedan más factorías que la City y Wall Street. Hoy mismo leía que en la City, y a propósito del becario que murió, parece ser que por estrés, trabajan casi medio millón de personas.

Venga, no me enrollo más, que lo mío va camino de lo de Fidel Castro. Qué verborrea; la hostia.


<object width="420" height="315"><param name="movie" value="//www.youtube.com/v/O7wsiVG6LoU?hl=es_ES&amp;version=3"></param><param name="allowFullScreen" value="true"></param><param name="allowscriptaccess" value="always"></param><embed src="//www.youtube.com/v/O7wsiVG6LoU?hl=es_ES&amp;version=3" type="application/x-shockwave-flash" width="420" height="315" allowscriptaccess="always" allowfullscreen="true"></embed></object>
 
Última edición:

The ignorant

Madmaxista
Desde
15 Mar 2009
Mensajes
6.581
Zanx
11.223
El artículo tiene luces y sombras.

Lo que es indudable es que hemos de afrontar la AUTOMATIZACIÓN de los procesos que antes eran realizados por fuerza laboral.

Es una realidad. La revolución informática está destruyendo puestos de trabajo a mansalva. Puestos que no volverán.

¿Cómo afrontamos esa realidad?
 

DEPASO

Madmaxista
Desde
17 Jul 2009
Mensajes
925
Zanx
960
No se lucha, porque de momento cada uno se apaña como puede.....los mas tocados son los estratos bajos y esos solo miran su ombligo, de echo ya luchan (arramblando lo que pueden) para ellos mismos
Conforme la crisis toque de verdad a extraxtos sociales mas elevados (aunque parezca mentira aun no se ha llegado a masa critica, le queda un huevo aun), es cuando se puede liar de verdad, y sera una escabechina, no hat nada mas peligroso que quien no tiene nada que perder, excepto un japones que ya viene asi de serie...ja ja ja

Hasta para la guerra hace falta cultura y un minimo de C.I....
 

Jeon JI

Madmaxista
Desde
7 Ene 2012
Mensajes
8.249
Zanx
6.010
Ubicación
조도 하버
Toston retro que nos recuerda lo de siempre,resignacion:No hay alternativa.

Se palpa el miedo a que la gente se decida a ver la crisis como una oportunidad para cambiar el sistema y no caer en la pobreza resignada y prevista.

PD : Si la revolucion del 68 estuvo cerca de triunfar fue por el apoyo obrero a los estudiantes y a sus oleadas de huelgas.Que mania facha la de falsear la historia y poner a los revolucionarios como terratenientes:ouch:.
 

Bubble Boy

Madmaxista
Desde
22 Abr 2007
Mensajes
8.374
Zanx
8.647
Ubicación
Madrid
Estado de bienestar+red familiar y social+alimentación+drogadicción+televisión.
 
Desde
18 May 2011
Mensajes
25.059
Zanx
41.591
Ubicación
en Av. Arequipa 2394
El artículo tiene luces y sombras.

Lo que es indudable es que hemos de afrontar la AUTOMATIZACIÓN de los procesos que antes eran realizados por fuerza laboral.

Es una realidad. La revolución informática está destruyendo puestos de trabajo a mansalva. Puestos que no volverán.

¿Cómo afrontamos esa realidad?
Te quedas en la superficie. Detrás de ésa automatización lo que hay es una oleada bestial de concentración de CAPITAL, y perdida de factor trabajo, con sus consiguientes rentas. El problema no son los puestos que no vuelven, sino la megaconcentracion de rentas.
 

MisterWhite

Madmaxista
Desde
15 Jul 2013
Mensajes
32.217
Zanx
44.251
Eso de "lucha" tiene un pestazo a piojoso comunista que tumba de espaldas. Nadie, absolutamente nadie, querra salir a la calle bajo ese rollete.
 

De Elea

Baneado
Desde
30 Jul 2012
Mensajes
892
Zanx
1.597
“Cabría añadir que esas revueltas con posibilidad de forzar un cambio, surgen en momentos de expansión y de mejora del nivel de vida: la revolución americana, la francesa, la rusa estallaron no precisamente cuando las capas populares vivían peor, sino cuando habían mejorado y sin embargo sus ambiciones se encontraban taponadas por otra clase, caso de la revolución francesa y la burguesía en ascenso taponada por la aristocracia. A tener en cuenta que a las masas siempre se las utiliza para fines que ella ni siquiera sospecha.”

efectivamente, las masas no son autónomas, de hecho ni una sola de las revoluciones que se suceden desde la “reforma” han sido propiciadas por las masas sino por pequeños y concretos grupos elitistas. Tal vez por eso no tiene mucho sentido decir que las capas populares (que viene a ser como decir el pueblo, la masa) se encontraban taponadas por otra clase porque lo cierto es que lo que se encontraba taponado era una élite, respecto de otra, como en el caso de la revolución francesa y la élite financiera y comercial respecto a la aristocracia antigua.

De esto se deduce que las revoluciones no son un fenómeno popular sino elitista. Por cierto que es general el confundir a las masas con el lumpen y el hampa que son por ejemplo los medios usados en revoluciones como la francesa o la rusa para atribuirse un apoyo popular del que carecián por completo. Tan es así que ese lumpen no se usaba exclusivamente contra otras élites sino contra el pueblo, la masa en general.