La cuestión del bilingüismo según james Petras

siudadano tarsán

Madmaxista
Desde
1 Jul 2011
Mensajes
1.456
Reputación
1.968
Lugar
debajo de una enzima
La cuestión del bilingüismo

James Petras.

La lucha por un cambio social progresista en Estados Unidos y en España gira alrededor de reformas políticas, económicas y culturales.

Existe en la actualidad un reconocimiento cada vez mayor de que el cambio político y socioeconómico depende cada vez más de la capacidad de los trabajadores para expresar sus demandas y preocupaciones en el idioma en el que lo hacen con mayor facilidad. Es más, la creación de una clase obrera capaz de expresarse y segura de sí misma se basa en la recuperación de su Historia, de su contribución cultural, de la memoria colectiva de sus líderes y movimientos que dieron lugar a la industria y a los servicios que hicieron que la nación prosperase.

En Estados Unidos, la lucha de los trabajadores hispanos, asiáticos y afroamericanos oprimidos se centra en cambios fundamentales de los programas educativos y sociales. Los manuales de Historia se han escrito de nuevo en muchos sitios para tener en cuenta la experiencia hispana, afroamericana y asiática. Con la misma trascendencia, las guerras culturales han girado en torno a la cuestión del bilingüismo, el derecho de los niños hispanos y asiáticos a recibir la enseñanza en su idioma nativo, sea español o asiático, así como en inglés. La reacción de la derecha angloamericana ha sido la de resistir y oponerse a toda concesión en favor del reconocimiento de un cierto pluralismo y de la diversidad cultural, como forma de retener el poder político y económico. El monolingüismo es el banderín de enganche de la clase étnica dominante en importantes zonas en las que las poblaciones de idiomas español y asiático son mayoritarias o están cerca de la mayoría (California, Texas, la ciudad de Nueva York).

Una situación parecida se da en Cataluña, donde la clase étnica catalana dominante está imponiendo un sistema monolingüista a la población de habla hispana, incluso en las numerosas ciudades del cinturón de Barcelona en las que la aplastante mayoría de la población y, sobre todo, los estudiantes son hispanohablantes. La tiranía lingüística de la elite catalana se justifica mediante una retórica centralista de la que Franco se habría sentido orgulloso: alusiones a un mítico pasado catalán, la necesidad de una vigorosa nación unificada y, más discretamente, el sentimiento de superioridad y arrogancia típico de todos los grupos étnicos que dominan los principales bancos, las empresas y los puestos de gobierno.

Los monolingüistas, sea en Cataluña o en Estados Unidos, evocan la imagen de «amenazas» a su integridad cultural y, en el colmo del absurdo, se presentan a sí mismos como «oprimidos» por sus víctimas. Resulta curioso que, mientras los movimientos populares de los grupos de habla hispana y asiática han conseguido importantes avances hacia la educación bilingüe en Estados Unidos, ocurra al contrario en Cataluña: el dogma monolingüista es cada vez más la práctica habitual. Item más, si en Estados Unidos son los sindicatos de profesores progresistas, los movimientos sociales de la izquierda liberal y las confederaciones sindicales los que han asumido un papel abiertamente en defensa de los derechos al bilingüismo y a la cultura de afro-americanos, asiáticos e hispanos, en Cataluña los progresistas (incluidos sindicatos y partidos de izquierda) han respaldado las políticas monolingüistas del autoritario régimen catalán.

Los Estados Unidos tiene graves problemas étnicos y raciales; en pocas palabras, la sociedad está impregnada de racismo. Pero se admite, y las fuerzas sociopolíticas están divididas y se enfrentan en torno a los temas en conflicto. En Cataluña se da una asombrosa falta de conciencia sobre los derechos de la clase trabajadora de habla hispana, en particular sobre su derecho a recibir enseñanza en su propia lengua. Las consecuencias son desastrosas. Estudiantes que se han criado hablando en un determinado idioma en casa son obligados a estudiar en otro, lo que les hace padecer una situación gravemente desventajosa.

Tanto los mexicanos en California como los murcianos y andaluces en Cataluña registran más altas tasas de abandono de los estudios y de fracaso escolar que los estudiantes cuyo idioma nativo es el inglés o el catalán. Quizá se trate precisamente de eso al imponer el monolingüismo:
perpetuar las posiciones de privilegio de la población anglo y catalano hablante en la sociedad mientras se relega a «los otros» a puestos de baja categoría, peor pagados, porque les faltan los requisitos de formación exigibles.

Lo absurdo de esta campaña para catalanizar Cataluña se me reveló hace pocos años, cuando me pidieron que diera una conferencia en la joya de la educación superior en Barcelona, la Universidad Pompeu Fabra. ¡El patrocinador me preguntó si la pronunciaría en catalán o en inglés! «¿Por qué no en español?», pregunté yo.

El profesor respondió que eso era inaceptable.

Así que hablé en inglés y me dí cuenta de que menos de la mitad de la audiencia entendía la conferencia, aunque el 100% entendía español.

Más tarde pregunté a alguien de la jerarquía universitaria por qué pensaba que el inglés era menos represivo que el español, dado que el imperialismo de Estados Unidos enseñoreaba la OTAN y el imperio financiero de los bancos en Wall Street y Londres. Su respuesta: «Hemos estado oprimidos por los españoles mientras que las grandes empresas angloamericanas son socios nuestros en la modernización de nuestra nación».

Rambla abajo, ví «la opresión»: la reconstrucción del Barrio Chino financiada con fondos del Estado, las nuevas, enormes y feas torres de acero y cristal de Plaza Catalunya, los bloques de carísimos pisos nuevos en los alrededores del estadio olímpico en los que viven los oprimidos catalanes.

Tomé luego el metro a Besós, en Hospitalet, donde los bares rebosaban a primera hora de la tarde de jóvenes en paro que bebían cerveza y todo el mundo hablaba español. ¡Sí, señor! ¡Catalanes oprimidos! Igual que los anglos oprimidos de Beverly Hills o de la parte este de Manhattan, que se quejan de la educación bilingüe. En Estados Unidos, los educadores progresistas que respaldan la diversidad cultural y el bilingüismo han tenido éxito en las grandes ciudades porque los gobiernos locales tienen poder para decidir sobre política educativa. Es indispensable en Cataluña una mayor autonomía municipal para que la mayoría hispanohablante que vive en los suburbios de Barcelona pueda fomentar el bilingüismo en las escuelas. A fin de cuentas, si Pujol puede justificar la autonomía y la autodeterminación catalanas dentro del Estado español, ¿por qué la mayoría hispanohablante de las ciudades de Cataluña no ha de poder exigir también autonomía y autodeterminación en materia lingüística? ¿No es hora ya de que los progresistas catalanes dejen de imitar a la derecha norteamericana?

-----------------------------------------------------------------

Aquií, artículo original:
Rebelión: Noticia

OJO!, esta es la visión del analista / activista político de izquierdas norteamericano EN EL AÑO 1999, antes de que el odio al castellano fuese tan descarado, sin tapujos y tan agudizado como lo es hoy. Comentarios de termostatos nazi-onanistas en 3, 2, 1 diciendo que "rebelión es una web fascista" o que "james Petras es del PP (o de la Falange)"...:roto2::roto2:
 

Scardanelli

Hala Madrid
Desde
24 Abr 2009
Mensajes
43.180
Reputación
96.907
Ahora vendrán los incultos nazionalistas catalanes a decirnos que Petras es un facha de toda la vida o algo parecido…
 

Kristobal

Himbersor
Desde
7 Jul 2014
Mensajes
4.080
Reputación
8.333
Un artículo para enmarcar. Gracias por compartirlo, le daré difusión.
 

spam

Madmaxista
Desde
22 Oct 2007
Mensajes
7.188
Reputación
11.825
En lo que se refiere exclusivamente a lenguas autonómicas:
-Cataluña, prácticamente el 100% de los alumnos salen de la escuela sabiendo las dos lenguas oficiales y la única comunidad autónoma donde se garantiza el conocimiento de estas dos lenguas a todo el mundo haciendo posible un bilingüismo real en la sociedad catalana cosa que no pasa en el resto de España con lenguas cooficiales.

-Resto de España, absoluto monolingüismo y escaso conocimiento de las lenguas cooficiales,que es básicamente el sistema que quieren los que quieren cargarse la inmersión.

Y este tío habla de Cataluña en pla "Los monolingüistas", "imposición de un sistema monolingüista"," imponer el monolingüismo","fomentar el bilingüismo en las escuelas",...

O yo tengo los conceptos de monolingüismo y bilingüismo equivocados o este hombre va muy perdido.
Perdona pero esto son las falacias de siempre. Los críos catalanes, con las pocas horas semanales que se les dan de castellano, y tratada como una lengua extranjera, no son competentes en el idioma al nivel de los alumnos del resto de España, por mucho que los exámenes de castellano a prueba de guiris ignorantes digan lo contrario y todos pensemos que nuestros nenes son más inteligentes que los monolingües mesetarios. Aquellos críos que no cuenten con un entorno extraescolar castellanoparlante para reforzar el idioma fuera del colegio no se pueden considerar bilingües en ningún caso. Si tan ecuánime y efectivo para ambas lenguas fuera el sistema, lo podríamos alternar cada dos años, pasando el castellano a lengua vehicular y el catalán a lengua extranjera impartida dos horas a la semana. Total, los chavales serían bilingües, no?

Cuando hablas sobre el nivel de conocimientos de lenguas cooficiales en los estudiantes del resto de España, supongo que te referiras concretamente a los de aquellas CCAA con lenguas cooficiales, no a las monolingües. No conozco el caso de esos lugares, pero aunque la enseñanza de las cooficiales fuera "deficiente" según tus estándares, eso no hace que el modelo de aquí sea correcto. Se suele criticar el modelo lingüístico de la escuela valenciana y últimamente el balear, pero me pregunto si no será porque aspiráis a que ambos estén en vuestra área de influencia lingüística.

La realidad actual en Cataluña es una imagen especular de la diglosia que se pretendía durante el franquismo. El castellano era la lengua "de prestigio", la lengua de la administración y de la educación. El catalán, la que hablaban mucha gente en casa y en la calle. Qué opinas de aquella situación? Piensa bien la respuesta porque se le puede dar la vuelta para juzgar la coyuntura actual.
 

siudadano tarsán

Madmaxista
Desde
1 Jul 2011
Mensajes
1.456
Reputación
1.968
Lugar
debajo de una enzima
Yo sólo doy fe de haber constatado lo siguiente (y me muevo por todo el Principat, urbano y rural): comete muchos más "catalanismos" un catalanohablante cuando habla castellano que al revés, "castellanismos" que pueda cometer un castellanohablante cuando habla en catalán (otra cosa es el acento). Como ejemplo paradigmático, la comparecencia de la 2ª de a bordo d'ERC, la Núria Rovira en aquel famoso video, un castellanizo tras otro y luego, una periodista francesa le plantea una pregunta en un castellano mil veces más correcto (y en Francia no es cooficial).

Cambiando de tercio: la realidad es la que es y punto, nos guste, disguste o reviente. hay casi un 60% de castellanoparlantes, con el castellano como lengua materna y/o paterna y como lengua de uso habitual. y eso habría de ser duficiente para tener un peso muy distinto al de mera "lengua extranjera" en la enseñanza obligatoria. Que una lengua por las contingencias que sea esté "minorizada" o "peligre" su futuro, NO es problema de la gente ni culpa de la gente. la gente es el artífice de la lengua y los lingüistas y filólogos van muy por detrás, (sub)normalizándola y la realidad sociolingüística es la que es y acabará siendo la que sea con independencia de normas porque la gente habla lo que le sale de los cojones y no en función de si peligra el quechua en el orinoco o está en expansión el bere-bere en el desierto de Almería.
 

Mitrofán

Madmaxista
Desde
25 Ago 2008
Mensajes
12.668
Reputación
18.678
cohesión llaman los fascistas y los monos tiotomistas de la izquierda al apartheid del régimen etnicista catalán.
 

hastaloswebs2012

Madmaxista
Desde
20 Jun 2012
Mensajes
1.292
Reputación
2.856
Lugar
Gran Yamahiriya Árabe Qatarlana Popular Socialista
From siudadano

Yo sólo doy fe de haber constatado lo siguiente (y me muevo por todo el Principat, urbano y rural): comete muchos más "catalanismos" un catalanohablante cuando habla castellano que al revés
Discrepo un pelin. De todo hay en ambos casos. Con el castellano de cuna, hasta que no he salido por las españas ni me habia fijado en el hábito que tengo (y que creo que todos tenemos) a la hora de utilizar los articulos antes de los nombres propios.

Que una lengua por las contingencias que sea esté "minorizada" o "peligre" su futuro, NO es problema de la gente ni culpa de la gente.
Esto es una gran verdad, pero no lo digas muy alto que algunos te diran: CALLIIIII! QUE CALLIIIII!!!! :D