¿Estáis ya preparados para la supresión TOTAL de los derechos fundamentales?

Raulisimo

Madmaxista
Registrado
24 Oct 2009
Mensajes
17.973
Puntuación de reacción
19.820
La pandemia y el sistema-mundo. UN HECHO SOCIAL TOTAL

Todo está yendo muy rápido. Ninguna pandemia fue nunca tan fulminante y de tal magnitud. Surgido hace apenas cien días en una lejana ciudad desconocida, un virus ha recorrido ya todo el planeta, y ha obligado a encerrarse en sus hogares a miles de millones de personas. Algo sólo imaginable en las ficciones post-apocalípticas…

A estas alturas, ya nadie ignora que la pandemia no es sólo una crisis sanitaria. Es lo que las ciencias sociales califican de « hecho social total », en el sentido de que convulsiona el conjunto de las relaciones sociales, y conmociona a la totalidad de los actores, de las instituciones y de los valores.

La humanidad está viviendo -con miedo, sufrimiento y perplejidad- una experiencia inaugural. Verificando concretamente que aquella teoría del « fin de la historia » es una falacia… Descubriendo que la historia, en realidad, es impredecible. Nos hallamos ante una situación enigmática. Sin precedentes


CIBERVIGILANCIA SANITARIA

El nuevo coronavirus se extiende tan rápido y hay tantas personas infectadas asintomáticas que resulta, en efecto, imposible trazar su expansión a mano. La mejor manera de perseguir a un microorganismo tan indetectable es usando un sistema computarizado, gracias a los dispositivos de los teléfonos móviles, que calcule cuánta gente estuvo cerca del infectado[44]. Corea del Sur, Singapur y China citados a menudo como naciones que han tenido éxito frente al coronavirus, han aplicado en particular estrategias de macrodatos y vigilancia digital para mantener las cifras de infección bajo control. Este « solucionismo tecnológico[45] », supone el sacrificio de una parte de la privacidad individual. Y eso, evidentemente, plantea problemas.

En Corea del Sur, las autoridades crearon una aplicación para smartphones pensada para tener un mayor control sobre la expansión del coronavirus mediante el seguimiento digital de los ciudadanos presentes en zonas de contagio o que padecen la enfermedad… Esa app se llama “Self-Quarantine Safety Protection“, y ha sido desarrollada por el Ministerio del Interior y Seguridad. La app descubre si un ciudadano ha estado en zonas de riesgo. Sabe si su test es o no positivo. Si es positivo le ordena confinarse en cuarentena. También rastrea los movimientos de todos los infectados y localiza los contactos de cada uno de ellos. Los lugares por los que anduvieron los contagiados se dan a conocer a los teléfonos móviles de aquellas personas que se encontraban cerca. Y todas ellas son enviadas en cuarentena. Cuando los ciudadanos reciben la orden de confinamiento de su centro médico local, se les prohíbe legalmente abandonar su zona de cuarentena -generalmente sus hogares- y se les obliga a mantener una separación estricta de las demás personas, familiares incluidos.

La app también permite realizar un seguimiento por dispositivo vía satélite GPS (Global Positioning System) de cada persona sospechosa. Si ésta sale de su área de confinamiento asignada, la app lo sabe inmediatamente y envía una alerta tanto al sospechoso como al oficial que controla su zona. La multa por desobediencia puede alcanzar hasta 8 000 dólares. La app también envía avisos de nuevos casos de coronavirus al vecindario o a zonas cercanas. El objetivo es garantizar un mayor control del virus al saber, en todo momento, dónde se encuentran tanto los ciudadanos infectados como los que se hallan en cuarentena[46].

En Singapur, una nación altamente vigilada, la Agencia Tecnológica estatal y el Ministerio de Salud lanzaron en marzo pasado una app muy parecida : TraceTogether, para teléfono móvil que puede identificar, retrospectivamente, a todos los contactos cercanos de cada persona y avisarles si un familiar, un amigo o conocido contrajo el virus. Los ciudadanos pueden ser rastreados mediante una combinación sofisticada de imágenes de cámaras de seguridad, geolocalización telefónica e investigación policial realizada por auténticos « detectives de enfermedades » con la asistencia eventual del departamento de investigación criminal, la oficina antinarcóticos y los servicios de inteligencia de la policía … El ‘Acta de Enfermedades Infecciosas de Singapur’ hace obligatoria, por ley, la cooperación de los ciudadanos con la policía. Un caso único en el mundo. El castigo por indisciplina puede ser una multa de hasta 7 000 dólares, o cárcel por seis meses, o ambas.

También China ha puesto a punto una aplicación parecida, HealthCheck, que se instala en los móviles a través de sistemas de mensajería como WeChat o Alipay, y genera un « código de salud » graduado en verde, naranja o rojo, según la libertad de movimiento permitida a cada ciudadano (desplazamiento libre, cuarentena de una semana, o de quatorce días). En unas doscientas ciudades chinas, la gente está usando HealthCheck para poder moverse con mayor libertad, a cambio de entregar información sobre su vida privada. Esta app se ha mostrado tan eficaz que la propia OMS está inspirándose en ella con el fin de desarrollar un software semejante llamado MyHealth.

Este « modelo surcoreano », adoptado por estos países y también por Hong Kong y Taiwán[47], está basado en el uso masivo de datos y asociado a diversos sistemas de « videoprotección ». Hasta hace poco nos hubiera parecido distópico y futurista, pero ya está siendo imitado igualmente en Alemania, Reino Unido, Francia, España y otras democracias occidentales.

Hay que decir que, desde hace unos años, algunos Estados y las grandes operadoras privadas de telefonía móvil han atesorado billones de datos y saben exactamente dónde se encuentra cada uno de sus numerosos usuarios. Google y Facebook también han conservado montañas de datos que podrían ser utilizados, con el pretexto de la pandemia, para una vigilancia intrusiva masiva. Y además, aplicaciones de citas con coordenadas urbanas, como Happn o Tinder, podrían servir ahora para detectar infectados… Sin olvidar que Google maps, Uber, Grab, Cabify o Waze también conocen las rutas y el historial de sus millones de clientes…

En todas partes, el control digital se ha acelerado. En España, por ejemplo, la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial puso en marcha, el pasado 1 de abril, un programa ‘Datacovid’ para rastrear 40 millones de móviles y controlar los contagios. Por su parte, la empresa ferroviaria RENFE obligará a los pasajeros a dar su nombre y su número de móvil para comprar un billete de transporte.

En Italia, los principales proveedores de telefonía móvil y de Internet han decidido compartir los datos sensibles, pero anónimos, de sus clientes con el Grupo de trabajo para la prevención de la epidemia formado en el Ministerio de Ciencia e Innovación. En la región de Lombardía se usa la geolocalización por GPS en cooperación también con los teleoperadores de telefonía móvil. Se rastrea de forma anónima los movimientos de las personas. Así se pudo constatar que, a pesar de las medidas de confinamiento, los desplazamientos sólo se habían reducido en un 60%… Mucho menos de lo esperado.

En Israel, el Gobierno decidió igualmente hacer uso de las ‘tecnologías antiterroristas de vigilancia digital’ para rastrear a los pacientes diagnosticados con el coronavirus. El Ministerio de Justicia dio luz verde para usar ‘herramientas de rastreo de inteligencia’ y monitorear digitalmente a los pacientes infectados, mediante el uso de Internet y de la telefonía móvil, sin la autorización de los usuarios. Aunque admitieron « cierta invasión de la privacidad », las autoridades explicaron que el objetivo es « aislar el coronavirus y no a todo el país » verificando con quién entraron en contacto los infectados, qué sucedió antes y qué pasó después… [48]

En esa misma perspectiva, a escala global, los dos gigantes digitales planetarios Google y Apple decidieron asociarse para rastrear los contactos de los afectados por la pandemia. Recientemente, anunciaron que trabajarán juntos en el desarrollo de una tecnología que permitirá a los dispositivos móviles intercambiar información a través de conexiones Bluetooth para alertar a las personas cuando hayan estado cerca de alguien que dio positivo por el nuevo coronavirus[49].

La covid-19 se ha convertido, de ese modo, en la primera enfermedad global contra la que se lucha digitalmente. Y claro, eso da lugar a un debate, como decíamos, sobre los riesgos para la privacidad individual. Hasta algunos defensores del sistema de cibervigilancia lo reconocen : « El hecho de que la app geolocalice a la persona y que, según determinados datos, establezca una especie de semáforo que sirva como certificado para salir a la calle puede chocar con la privacidad. [50]»

No cabe duda de que el rastreo de los teléfonos móviles, aunque sea para una buena causa, abre la puerta a la posibilidad de una vigilancia masiva digital. Tanto más cuanto que las aplicaciones que identifican a cada instante dónde estás pueden contárselo todo al Estado… Y eso, cuando pase la pandemia, podría generalizarse y convertirse en la nueva normalidad… El Estado va a querer acceder también a los expedientes médicos de los ciudadanos y a otras informaciones hasta ahora protegidas por la privacidad. Y cuando se haya acabado con este azote, las autoridades, en el mundo entero, podrían desear utilizar la vigilancia para sencillamente mejor controlar la sociedad. Como ocurrió con las legislaciones antiterroristas (pensemos en el USA Patriot Act[51]) después de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Paraísos de la cibervigilancia, Corea del Sur, Singapur, Taiwán y China podrían erigirse en los modelos del porvenir. Sociedades en las que impera una suerte de coronóptikon[52], en donde la intrusión en la vida privada y la hipervigilancia tecnológica se convierten en algo habitual. De hecho, una reciente encuesta de opinión en Europa sobre la aceptación o no de una aplicación en el teléfono móvil que permita rastrear a los infectados por el coronavirus mostró que el 75% de los encuestados estaría de acuerdo[53]. De ese modo, los Gobiernos -incluso los más democráticos -, podrían erigirse en los Big Brother de hoy, no dudando en transgredir sus propias leyes para vigilar mejor a los ciudadanos[54]. Las medidas ‘excepcionales’ que están adoptando los poderes públicos ante la alarma pandémica, podrían permanecer en el futuro, sobre todo las relativas a la cibervigilancia y el biocontrol. Tanto los Gobiernos, como Google, Facebook o Apple podrían aprovechar nuestra actual angustia para hacernos renunciar a una parte importante de nuestros secretos íntimos. Después de todo, pueden decirnos, durante la pandemia, para salvar vidas, habéis aceptado sin protestar que otras libertades hayan sido absolutamente restringidas…




Ignacio Ramonet: Ante lo desconocido… La pandemia y el sistema-mundo
 
  • Zanx
Reacciones: Mk3

Gatopardo

Himbersor
Registrado
14 Jun 2020
Mensajes
470
Puntuación de reacción
934
Lo más paradójico de los conspiranóicos es que son a su vez esclavos de sus teorías de conspiración.
 

Raulisimo

Madmaxista
Registrado
24 Oct 2009
Mensajes
17.973
Puntuación de reacción
19.820
Está pasando.

Desde hace semanas, bajo el mando del Jefe del Estado Mayor de la Defensa, el general Villarroya, los ejércitos se preparan para afrontar un rebrote de la pandemia del coronavirus, una situación que les obligue a actuar de forma coordinada en varios puntos a la vez del territorio nacional.
Porque, como explicó el propio Jemad a EL MUNDO en una reciente entrevista, la operación Balmis 2 podría activarse con inmediatez, como para que los ejércitos estuviera en cualquier parte de España a pleno rendimiento en un plazo no superior a las 24 horas.
Desde Defensa explican que durante las últimas semanas se han estado revisando todos los protocolos de actuación que se llevaron a cabo durante el estado de alarma con el fin de mejorar despliegues. «Los militares siempre estamos haciendo planes de todo y para todos los escenarios posibles», explican desde el Estado Mayor. Y entienden que lo que se ha hecho es una auditoría.
Una de las modificaciones que han llevado a cabo (o están en ello) es la mejora del estocaje de existencias de primera necesidad para que los efectivos de las Fuerzas Armadas puedan participar en actividades contra el coronavirus en las mejoras condiciones. «Si los militares se infectan, no son útiles y deben quedarse en casa», explican.

Así, se están completando actividades en el ámbito de la farmacia militar, para que existan reservas estratégicas con las que poder afrontar con garantías los rebrotes de la Covid-19.
Otro de los aspectos prioritarios que han puesto en marcha desde Defensa es el reforzamiento de la Sanidad Militar, un área que se ha visto durante los últimos años mermada en medios materiales y humanos, y que ahora está considerada como prioritaria.
Necesita especialistas, más volumen de sanitarios, «que se cubran todas las plazas pendientes», aclaran desde el Departamento de Margarita Robles, que ha dado prioridad a estas necesidades.
La operación Balmis fue un reto sin precedente para las Fuerzas Armadas. La movilización que hubo durante el estado de alarma no se había producido en la historia moderna de nuestro país. Y para combatir un enemigo invisible que aún no ha desaparecido.

Y la primera conclusión a la que han llegado es la siguiente: es necesario blindar a nuestros operativos, que salgan con garantías desde el primer día para que no entren en fase de contagio. Como recuerdan fuentes de la Policía, durante las primeras semanas, el número de efectivos que quedaron aislados por haber estado en contacto con infectados fue enorme. Y eso mermó en gran manera el número de agentes de los que se podía disponer para patrullar por las calles y blindar el estado de alarma. «Para que no vuelva a suceder es necesario que nos blindemos y que el número de efectivos alejados de riesgo sea alto», apuntan desde esta institución.
Pero, como recuerdan tanto desde la Policía como de la Guardia Civil, otro de los escenarios complejos sobre los que se trabaja no es ya un elevado número de contagiados, sino una delicada situación de apremio social, de conflictividad en las calles por el efecto de la crisis económica derivada del coronavirus. Tanto en el seno de la Guardia Civil como en el de la Policía se han puesto manos a la obra y no solo han mejorado sus planes de actuación por si se les requiere ante una situación parecida a la vivida, sino que además, en base a sus datos y sus previsiones, han realizado numerosos planes de actuación ante situaciones críticas.
Y así, según explican fuentes de ambos cuerpos, se contemplan situaciones extremadamente delicadas en cuanto a la seguridad ciudadana. Sobre el papel, los analistas de la Seguridad del Estado apuntan que en el peor de los casos se puede llegar a situaciones de violencia callejera «de alta intensidad». Contemplan la irrupción de protestas sociales en las calles contra dinámicas políticas tanto españolas como europeas, que pueden tensar al máximo la convivencia. Y sobre ese escenario, que consideran que sería el último de los posibles, también se están llevando a cabo diseños de lo que tendrían que llevar a cabo las actuaciones de unidades de intervención, los especialistas en blindar la seguridad ciudadana.




Y EL EJERCITO ESPERANDO LA LLAMADA
 

Mr Policeman

Madmaxista
Registrado
28 Mar 2020
Mensajes
2.221
Puntuación de reacción
4.962
Estupideces conspiranoicas y nada mas.

En cuanto a supresión de Derechos Fundamentales, han ido cargo de las Dictaduras de extrema derecha, de extrema izquierda y del fundamentalismo islámico, que son los enemigos de la Democracia.
Este imbécil ya se habrá disculpado por el comentario no? roto2roto2roto2meparto:meparto:meparto:
 
Registrado
5 Abr 2020
Mensajes
1.185
Puntuación de reacción
4.411
Ubicación
RCE (Rep. Comunista Española)
Gran hilo.
Si piensan las élites que van a poder dominar a las masas por la fuerza, van listas. A la historia me remito.

Desgraciadamente no ha envejecido bien tu post.
Me habría gustado ver una esquela de rata pollítica al día. (Las ratas pollíticas son un animal fantástico que nada tiene que ver con nuestros amigos y protectores los políticos, señores amigos del GDT y demás servicios de información)
 
Registrado
5 Abr 2020
Mensajes
1.185
Puntuación de reacción
4.411
Ubicación
RCE (Rep. Comunista Española)
Este imbécil ya se habrá disculpado por el comentario no? roto2roto2roto2meparto:meparto:meparto:
Es Bitelchús de Forocoches, ya puedes seguir esperando. Su trabajo es crear disputa en los foros, infiltrar administradores y manipular en masa coordinándose por grupos de Telegram. En la vida real trabajará para algún gobierno autonómico en materia de "gestión de opinión pública".
 

casaytierras

Madmaxista
Registrado
23 Dic 2018
Mensajes
3.750
Puntuación de reacción
12.993
Ubicación
En dos lugares de la meseta
Desgraciadamente no ha envejecido bien tu post.
Me habría gustado ver una esquela de rata pollítica al día. (Las ratas pollíticas son un animal fantástico que nada tiene que ver con nuestros amigos y protectores los políticos, señores amigos del GDT y demás servicios de información)
Pues leyéndolo ahora fui muy optimista. Sin embargo, viendo el hartazgo del personal a estas alturas del show, preveo un otoño calentito donde los follabozales cada vez serán menos. El hambre y los desahucios dan más miedo. Lo que pasa es que el español hasta que no lo tiene en sus narices no lo ve.
 
Registrado
5 Abr 2020
Mensajes
1.185
Puntuación de reacción
4.411
Ubicación
RCE (Rep. Comunista Española)
Pues leyéndolo ahora fui muy optimista. Sin embargo, viendo el hartazgo del personal a estas alturas del show, preveo un otoño calentito donde los follabozales cada vez serán menos. El hambre y los desahucios dan más miedo. Lo que pasa es que el español hasta que no lo tiene en sus narices no lo ve.
Pues ojalá sea como dices. Yo sinceramente nos veo destinados a una sociedad tipo Argentina donde los borregos aceptan encantados todo y suprimen cualquier voz disidente. Vamos, lo que ha pasado en casi todos los regímenes comunistas, Orwell lo vio claro. El monopolio de la educación ha hecho mucho daño.
 

Papo de luz

Madmaxista
Registrado
21 Feb 2010
Mensajes
16.790
Puntuación de reacción
24.851
somos lo que consumimos. Si compras made in china tendras las libertades de un chino.
 

Raulisimo

Madmaxista
Registrado
24 Oct 2009
Mensajes
17.973
Puntuación de reacción
19.820
Lo más paradójico de los conspiranóicos es que son a su vez esclavos de sus teorías de conspiración.
Lo peor de los NEGACIONISTAS, no es sólo que son esclavos de su negacionismo, sino que además conseguirán que nos vuelvan esclavos a todos los demás.