Los patriots se zampan 6 Kinzhal y otros 12 misiles. ACTUALIZACIÓN: Los Kinzhal NO SON HIPERSÓNICOS.

apocalippsis

Madmaxista
Desde
4 May 2018
Mensajes
12.300
Reputación
15.201
x OP

Pero no te da verguenza estulto abrir la noticia con esta imagen,

"Un bombero ucraniano apaga el fuego provocado por la caída de restos de un misil interceptado. EFE"

"TE VOY A METER LA PUNTICA DE LA DAGA POR EL OJETE"
 

unoquepasa

Madmaxista
Desde
10 Ago 2016
Mensajes
2.624
Reputación
12.245
Yo solo se que con el fotomaton del " Patriotilla" acabaron todos los pobres ukras entalegados que se asustaron de los petardazos que les llegaban, como disiendo: metete los pepinos por el trastero en la "guarderia de tus hijos" alubio hijo de la gran fruta, deja a mis hijos en pazzzzzzzzz.

VETEEEEE PA BAJMUUUUUUUUUU
Fv8v_VQWYAECSZ8.jpeg
 

NPI

Madmaxista
Desde
30 Jul 2018
Mensajes
10.574
Reputación
24.679
Zampados con patatas, como si fuesen mobikis contra Azovs.


Más detalles:
6 kinzhal, 9 Kalibr y 3 iskander o S-400. Todo ello con un sistema antiaéreo OTAN de los 80:


Edit: Más datos


GUERRA EN EUROPA
Ucrania anuncia el derribo de seis misiles hipersónicos Kinzhal
  • ALBERTO ROJAS
Actualizado Martes, 16 mayo 2023 - 19:22
Ver 22 comentarios
Kiev asegura que las baterías antiaéreas Patriot acabaron ayer con estos proyectiles, los más modernos del arsenal ruso
Un bombero ucraniano apaga el fuego provocado por la caída de restos de un misil interceptado.

Un bombero ucraniano apaga el fuego provocado por la caída de restos de un misil interceptado.EFE
En uno de los ataques aéreos más violentos sobre las ciudades de Ucrania de lo que va de invasión, Rusia trató anoche de saturar las defensas antiaéreas de Kiev y destruir una de las baterías Patriot que defienden la capital.
Con un gran número de proyectiles de diferentes tipos, Rusia trató de alcanzar múltiples objetivos en Kiev. Ucrania asegura que derribó todos los misiles (18) lanzados desde tres direcciones diferentes, sur, norte y este del país, y que incluían seis misiles Kinzhal, nueve Kaliber, tres S400 y nueve drones, seis Shahed-136 de origen iraní y tres drones rusos Orlan.
Como en cualquier guerra, el resumen del ataque se ve muy diferente en ambos bandos. Para Ucrania, ha sido un éxito, porque su defensa antiaérea ha derribado todos los misiles. Para Rusia, su misión se ha cumplido porque han conseguido, según ellos, destruir la batería de Patriot que custodia los cielos de la capital. Una fuente de EEUU aseguró ayer que esta batería fue dañada, pero muy lejos de ser destruida.
ESCASA CREDIBILIDAD
El problema es que el Ministerio de Defensa ruso colecciona un catálogo de mentiras a estas alturas de la guerra difícil de igualar. Eso ha dinamitado su credibilidad. Además no ha mostrado ninguna prueba de su supuesto blanco. En su alocución diaria, el coronel que da el parte de guerra ruso ha llegado a anunciar la destrucción de equipos occidentales que ni siquiera habían llegado a Ucrania en ese momento o ha afirmado que las tropas de la Z ha abatido más lanzaderas HIMARS que las oficialmente entregadas por Estados Unidos.
El misil Kinzhal, el artefacto más tecnológico del arsenal ruso, se ofrece al mundo como "indetectable" e "invulnerable" por su condición de hipersónico, es decir, que vuela a más de 5.000 kilómetros por segundo. Pero la semana pasada Ucrania aseguró que había derribado uno gracias a una lanzadera Patriot de EEUU. Washington corroboró el derribo y el alcalde de Kiev, el ex boxeador Vitali Klitschko posó con los restos del misil ruso.
En esta ocasión, según siempre el Ministerio de Defensa ucraniano, han sido seis misiles Kinzhal abatidos, o sea, todos los lanzados, lo que supone una humillación no sólo al ejército ruso, sino a su industria armamentística. Que un sistema como el Patriot, con décadas de servicio a sus espaldas, sea capaz de derribar los proyectiles que van destinados a su destrucción, es un golpe propagandístico muy severo.
RESTOS
Lo que sí se han encontrado los ucranianos esta mañana al ir a trabajar son los restos humeantes de los misiles abatidos, incluyendo también los del Kinzhal, en parques, estaciones de autobús y aparcamientos. Algunos de estos restos quemaron varios vehículos, pero no se reportaron más daños.
Según el analista Konrad Muzyka, especialista en Rusia, "Moscú ha intensificado los ataques aéreos y con misiles contra objetivos en toda Ucrania. Aunque los ataques ocurren cada pocos días (en comparación con cada dos semanas durante el invierno), la cantidad de misiles utilizados en estos ataques es demasiado pequeña para ofrecer resultados tangibles".
Rusia aseguró también ayer que había derribado su primer misil Storm Shadow de origen británico, aunque tampoco dio pruebas de ello. Ucrania ha estado bombardeando instalaciones militares rusas en la ciudad de Lugansk estos últimos días con la ayuda de proyectiles MALD, que son un simple señuelo. Los MALD llegan antes, atraen a las defensas antiaéreas rusas y dejan camino libre al Storm Shadow, que aspita a golpear la logística rusa al igual que lo hizo durante meses el sistema de cohetes HIMARS.
En su reciente visita a Francia, Emmanuel Macron prometió a Volodimir Zelenski la entrega de su propia versión del Storm Shadow, que es el misil Scalp. Con estos sistemas, Ucrania vuelve a tener a tiro toda la logística rusa, así como nudos de comunicación vitales e incluso el puente de Kersh que une Crimea con la Rusia continental. Ese puede ser uno de los siguientes blancos elegidos por los ucranianos.
meparto: