Guerra en Ucrania XIV

Harman

Rojo
Registrado
1 Jul 2014
Mensajes
41.950
Puntuación de reacción
403.245
“¿Crees que viviremos para ver la paz?”




“¿Crees que viviremos para ver la paz?”


15/07/2020

Artículo Original: Yulia Andrienko / Komsomolskaya Pravda


Para quienes viven lejos de Donbass y reciben las noticias a través de la televisión, la situación es un lugar arruinado en el que deambulan manadas de lobos hambrientos. Pero esa no es la realidad. Incluso en las zonas más bombardeadas, la llamada zona roja, la vida continúa y la población planta en sus huertas, sale a pescar y prepara frutas en conserva. Iniciado ya el séptimo año de la guerra, incluso los más optimistas se han dado cuenta de que es esperar algo bonito y feliz y posponer vivir la vida para más adelante es una estupidez.

Ya no hay zona gris
Nos dirigimos junto al voluntario Andrey Lysenko a Alexandrovka cargados de paquetes de comida para quienes lo necesitan. La localidad está situada a unos pocos centenares de metros de las posiciones del Ejército Ucraniano. “En algunas zonas, la distancia no supera los 400 metros, los residentes están a tiro”, explica Andrey.

“¡Qué pueblo tan bonito teníamos antes de la guerra! La población que vivía aquí llegó a los 6000. Ahora es buena noticia si se puede encontrar a 3.500. Pero aun así, hay muchos niños: en la escuela hay 216 niños, unos 50 en la guardería y 20 de ellos muy pequeños. ¿Qué ven? No recuerdo que hayan llevado a nuestros niños a descansar a alguna parte o de vacaciones a Crimea. Los niños viven constantemente en el infierno”, cuenta la voluntaria local María, que ha sufrido ya nueve impactos en su casa. Según cuenta, ella y sus hijos sobrevivieron de milagro porque se encontraban en casa de su madre cuando las bombas del Ejército Ucraniano cayeron en su casa. Ahora, ella ayuda a otros ciudadanos del pueblo.

La vida en deuda
“¿Cómo podría no ayudar? Tenemos gente que compra a crédito en la tienda. Las necesidades son terribles, no hay trabajo e incluso ha empezado a aparecer el robo”, admite. “Tenemos siete ancianos encamados. Esas pensiones que se han ganado, se quedan sin cobrar en Ucrania. No podrían ir a por ellas aunque se abrieran los puestos de control. A eso se suma que han sido víctimas de los bombardeos: sus casas han sufrido impactos de las bombas del Ejército Ucraniano. Y los problemas de la gente no hacen más que aumentar. Gracias a los voluntarios de Teplostar y Andrey Lysenko por no olvidarse de nosotros”.

Un hombre de unos setenta años camina hacia nosotros de vuelta de su salida a pescar. Hubo un tiempo en el que había un cuidado parque en Alexandrovka, donde a los niños les encantaba jugar. Ahora, ese lugar está a la vista de los francotiradores ucranianos y solo los más valientes van allí. Ya no es solo algo de valentía, en el séptimo año de guerra, la gente está cansada de tener miedo. “La pesca no ha salido bien hoy, vuelvo sin nada”, dice Leonid.

¿Cómo pesca si el Ejército Ucraniano está, en línea recta, a unos pocos centenares de metros? Me pregunto qué haría si dispararan. “Pasará lo que tenga que pasar”, dice abiertamente, sin ninguna grandilocuencia. En estos lugares no existe ni la sensación ni los eslóganes sobre el espíritu de la gente de Donbass, eso solo existe en los platós de televisión y en los discursos de los políticos. Aquí solo tratan de sobrevivir. Y eso es ya una hazaña.

Nina, la esposa de Leonid, respira aliviada al ver a su marido sano y salvo. La pesca, o la ausencia de ella, da igual, solo importa que ha vuelto vivo. Nos invita a su enorme casa de dos pisos. Fue construida para toda la familia, se suponía que sus hijos y nietos vivirían en ella. La guerra decidió lo contrario: las ventanas de la casa saltaron por los aires a causa de las explosiones y ahora están contrachapadas y las que aún quedan en pie están llenas de cinta.

“Todo lo que disparan nos viene de Krasnogorovka, ahí es donde está Ucrania. Mi marido no presta atención a las explosiones, aguanta bien, pero yo me escondo en el sótano. Ayer tuve que correr allí en mitad de la noche. A oscuras, metí las dos piernas en una pata del pantalón, casi me mato”, cuenta con una sonrisa. “En 2014 y 2015, vivían en nuestro sótano una docena de personas: vecinos con niños. Tenía un diario, tengo todo escrito”.

En el segundo piso hay una chimenea hecha de piedra, una sala de billar sin terminar, habitaciones infantiles vacías y olor a madera. Cuánto trabajo invertido para un lugar en el que no vive nadie: los hijos y los nietos se marcharon a Rusia. Todo el tejado es un colador, la casa ha recibido varios impactos.

“Mi marido trabajaba en la mina, construyó una casa para la vida. ¡Cómo cayó, una bomba impactó y el tejado se incendió! Los bomberos no podían venir. Cuando hay un ataque, no se puede llamar ni a salvamento ni a las ambulancias. Corrimos y apagamos el fuego nosotros mismos, con baldes que sacó mi marido. La cocina de verano que estaba en el patio y dos habitaciones cayeron como papel y el garaje quedó destruido. Hija, tengo 77 años. ¿Crees que viviremos para ver la paz? ¿Por qué nos pasa todo esto?”, se lamenta Nina, que sin darse cuenta pasa del ucraniano al ruso sin que eso nos impida entendernos.

¿Qué debo decirle? ¿Debo citar a Boroday y decir que las Repúblicas pronto serán parte de Rusia de iure, no solo de facto? ¿O decirle que no hay alternativa a Minsk? En este lugar del frente, donde la población intenta sobrevivir en el séptimo año de guerra, cualquier explicación suena inútil y falsa. Es una pena que eso no lo comprendan aquellos de los que dependen las vidas rotas de miles de personas como la abuela Nina.
 

Harman

Rojo
Registrado
1 Jul 2014
Mensajes
41.950
Puntuación de reacción
403.245
Extracto referente a Ucrania y Rusia del análisis de The Saker: "There Is a Dark and Dangerous Forest Behind These Burning Trees..." The Saker: "Hay un bosque oscuro y peligroso detrás de estos árboles en llamas ..." he publicado en el Hilo de Siria


.../...

Ucrania
Si, Ucrania. De nuevo. Esta locura que comenzó con el Euromaidan no se ha detenido, ni mucho menos. De hecho, desde la elección de Zelenskii, Ucrania se ha convertido en una especie de manicomio que sería hilarantemente cómico si no fuera tan trágico e incluso horrible para millones de ucranianos. Le ahorraré todos los detalles, pero podemos resumir el desarrollo principal de los últimos meses como "Zelenskii ha perdido por completo el control del país". Pero eso ni siquiera comenzaría a cubrir la realidad de esta situación.

Por un lado, la guerra de palabras entre Trump y Biden sobre Ucrania-gate ahora ha "infectado" la escena política ucraniana y cada lado está ocupado con lo que se conoce localmente como "relaciones públicas negras": tratando de desenterrar tanta suciedad contra tu oponente como sea posible. Zelenskii es tan débil que, sorprendentemente, Poroshenko anteriormente casi totalmente desacreditado ahora ha regresado con fuerza y, por lo tanto, adquirió el apoyo de muchos nacionalistas influyentes. La última "bomba informativa" increíble (¡pero verdadera!) fue lanzada por un miembro de la Rada ucraniana, Andrei Derkach, quien lanzó una grabación de Joe Biden y Poroshenko discutiendo los pros y los contras de organizar un ataque terrorista en Crimea ( ver aquí para detalles sobre esta increíble historia) Esto convierte a Biden y Poroshenko en "patrocinadores del terrorismo" (apenas una sorpresa, pero aún así). Otras noticias "jugosas" sobre la Banderastan ocupada por los nazis incluyen a Zelenskii posiblemente engendrando a un niño con ayuda y los brutales ataques contra los miembros de un pequeño (pero creciente) partido de oposición "Sharii" que las autoridades no solo ignoraron, sino que muy probablemente ordenado en primer lugar. No es mi propósito aquí discutir todas las complejidades tóxicas de la política interna de Ukronazi, por lo que solo analizaré uno de los principales peligros resultantes de esta dinámica: se habla de guerra con Rusia nuevamente.

De acuerdo, todos hemos escuchado los mismos rumores durante años, y sin embargo no se produjo ningún ataque ucraniano real y sostenido contra el LDNR o, aún menos, Crimea (hubo constantes ataques de artillería y ataques de distracción, pero estos permanecen por debajo del umbral de guerra abierta). Pero lo que escuchamos hoy es un poco diferente: un número cada vez mayor de observadores ucranianos e incluso polacos han declarado que Rusia atacaría este verano o en septiembre, posiblemente utilizando maniobras militares para mover fuerzas a la frontera ucraniana y atacar. Dependiendo de a quién le pregunte, tal ataque podría provenir de Bielorrusia y / o del centro de Rusia; algunos incluso se preocupan por una operación anfibia rusa contra la costa ucraniana y ciudades como Mariupol, Nikolaev, Kherson u Odessa.

Los Ukronazis son realmente asombrosos. Primero cortaron toda la electricidad e incluso el agua de Crimea, y luego declararon que Rusia tendrá que invadir para retomar el control del suministro de agua. La noción de que Rusia resolverá el problema del agua de Crimea por medios pacíficos y tecnológicos es, aparentemente, bastante impensable para los líderes de Ukronazi. Sin embargo, en el mundo real, Rusia tiene un programa integral para resolver de manera integral los problemas de agua de Crimea. Este programa ha comenzado colocando tuberías de agua, mejorando el sistema de riego de Crimea, el uso de aviones especiales para provocar la lluvia e incluso podría incluir la creación de una planta de desalinización. La simple verdad es que Rusia puede hacer que Crimea sea completamente independiente de cualquier cosa ucraniana.
Y para empeorar las cosas, el jefe de la Armada de Ucrania (que existe principalmente en papel) ha declarado que un nuevo misil ucraniano, el Neptuno, podría llegar hasta Sebastopol. El problema no es el misil en sí ( es una versión modernizada de un antiguo diseño soviético, y es lento y, por lo tanto, fácil de derribar), sino el tipo de "ruido de fondo mental" que crea este tipo de conversación sobre la guerra.

Desde un punto de vista puramente militar, Rusia ni siquiera tiene que mover tropas para derrotar a las fuerzas armadas ucranianas: todo lo que Rusia necesita hacer es usar sus poderosas armas de largo alcance y complejos de ataque de reconocimiento para decapitar primero, luego desorganizar y finalmente destruir al ejército ucraniano. La superioridad de Rusia en el aire, en el agua y en la tierra es tal que los ucranianos no tienen la oportunidad en el infierno de sobrevivir a tal ataque, sin importarles derrotar a Rusia. Todos los ucranianos saben que, después de todo, su ejército completo ni siquiera podía lidiar con las fuerzas LDNR (comparativamente) minúsculas e infinitamente más débiles (al menos en comparación con las fuerzas rusas regulares).

Aún así, los ucranianos tienen una ventaja sobre Rusia: si bien sería extremadamente peligroso intentarlo, deben darse cuenta de que, a diferencia del caso de sus ataques contra el Donbass, si se atreven a atacar Crimea, el presidente Putin no tendría otra opción que ordenar un ataque de represalia de algún tipo. Cualquier ataque u ataque ucraniano en Crimea probablemente fracasaría con todos los misiles interceptados mucho antes de que pudieran alcanzar sus objetivos, pero incluso en este caso la presión sobre Putin para poner fin a esto sería enorme. Lo que significa que no sería incorrecto decir que quien esté en el poder en Kiev puede obligar a Rusia a intervenir abiertamente. Esto significa que en este caso específico, el lado más débil puede tener al menos algún grado de dominio de escalada.

Ahora Ucrania definitivamente no puede lograr una sorpresa estratégica e incluso es muy poco probable que logre una sorpresa táctica, pero, una vez más, el éxito real de cualquier ataque ucraniano contra Crimea no requiere que se destruyan los objetivos designados del ataque: todo lo que se necesitaría, al menos en algunos planes, es la capacidad de hacer dos cosas:

  • Forzar a Rusia a intervenir abiertamente y
  • Elija el momento, el lugar y el modo de ataque más problemáticos para el lado ruso
Finalmente, sugeriría que analicemos este tema desde el punto de vista del Imperio anglo-sionista: en muchos, si no en la mayoría de los casos, el Banderastan que Occidente creó en Ucrania ha sobrevivido a su utilidad: la USN no obtendrá un base en Crimea que ahora está perdida para siempre (ahora es uno de los lugares mejor defendidos del planeta), Rusia no ha intervenido abiertamente en la guerra civil, las fuerzas de Ukronazi fueron completamente derrotadas por los novorussianos y en términos económicos, y Ucrania no es más que un gran agujero negro con un horizonte de eventos cada vez mayor. Lo que podría sugerir a algunos en las élites gobernantes de los EE. UU. que desencadenar una guerra perdedora contra Rusia podría ser lo mejor (y, posiblemente, lo único) que su fea creación podría hacer por ellos. ¿Por qué?

Bueno, por un lado, tal guerra será sangrienta, incluso si es corta. En segundo lugar, dado que es muy poco probable que los rusos quieran ocupar una parte de lo que hoy es la Ucrania ocupada por los nazis, esto significa que incluso una derrota militar total no necesariamente resultaría en una desaparición completa de la actual Banderastan. Sí, más regiones en el Este y el Sur podrían tratar de aprovechar esta oportunidad para levantarse y liberarse, y si eso sucediera, Rusia podría ofrecer el tipo de ayuda que ofreció a los novorussianos, pero no creo que nadie crea seriamente que los tanques rusos se verán en Kiev o, menos aún, en Lvov (no importa Varsovia o Riga). Por lo tanto, una pérdida militar contra Rusia no sería una pérdida total para Banderastan e incluso podría generar algunas dinámicas beneficiosas para cualquier poder consolidado de Ukronazi que pudiera surgir de tal conflicto. En realidad, si eso sucediera, espero que los Ukronazis declaren una especie de yihad para liberar a la Ucrania ocupada por Moskal. Esto significa que el baño de sangre inicial sería seguido por un conflicto militar de nivel bajo a medio entre Rusia y Ucrania que podría durar mucho tiempo y que sería muy indeseable para Rusia.Esto significa que el baño de sangre inicial sería seguido por un conflicto militar de nivel bajo a medio entre Rusia y Ucrania que podría durar mucho tiempo y que también sería muy indeseable para Rusia.Esto significa que el baño de sangre inicial sería seguido por un conflicto militar de nivel bajo a medio entre Rusia y Ucrania que podría durar mucho tiempo y que también sería muy indeseable para Rusia.

Durante mis estudios tuve el honor y el privilegio de estudiar con un maravilloso coronel del ejército paquistaní que se convirtió en un buen amigo. Un día (alrededor de 1991) le pregunté a mi amigo cuál sería la estrategia pakistaní durante una posible guerra contra la India. Él me respondió: "Mira, todos sabemos que India es mucho más fuerte y más grande que Pakistán, pero lo que todos sabemos también es que si nos atacan, podemos darles una nariz muy sangrienta". Esto es exactamente lo que podría ser la estrategia ucraniana: darle a Rusia una "nariz ensangrentada". Militarmente, esto es imposible, por supuesto, pero en términos políticos cualquier guerra abierta contra Ucrania sería un desastre para Rusia. También sería un desastre para Ucrania, pero los titiriteros de los Ukronazis en Kiev ya no se preocupan por el pueblo de Ucrania más que por el pueblo de Rusia:todo lo que quieren es darle a los rusos una gran nariz ensangrentada.

En resumen, aquí hay un posible escenario que podría resultar en una catástrofe regional: quien esté en el poder en Ucrania comenzaría por darse cuenta de que el proyecto de un bandera de Ukronazi ya ha fallado y que ni la UE ni, menos aún, los Estados Unidos está dispuesto a seguir arrojando dinero al agujero negro de Ukie. Además, los políticos inteligentes de Ukie se darán cuenta de que ni Poroshenko ni Zelensii han "entregado" los "bienes" esperados al Imperio. Luego, los estados vasallos de Europa del Este de EE. UU. (liderados por Polonia y los estados bálticos) también se dan cuenta de que el dinero de la UE se está agotando y que lejos de haber logrado un progreso económico real (no importa ningún "milagro"), también se están volviendo cada vez más irrelevantes a sus amos en la UE y EE. UU. Y créeme Los líderes políticos de estos Estados vasallos estadounidenses se dieron cuenta hace mucho tiempo de que una guerra entre Rusia y Ucrania sería una oportunidad fantástica para recuperar algo de valor a los ojos de sus señores imperiales en la UE y EE. UU. Para las personas que piensan como estas personas, incluso un intento de ataque de Neptuno contra Sebastopol sería una forma rápida y bastante razonable de forzar la mano de Putin.

Por último, ahora podemos ver la situación en Rusia

.../...
 

Harman

Rojo
Registrado
1 Jul 2014
Mensajes
41.950
Puntuación de reacción
403.245
.../...

Rusia
Uno podría pensar que después de la victoria masiva que el Kremlin ha logrado con la votación de los cambios a la Constitución rusa, la situación política en Rusia sería idílica, al menos en comparación con el Titanic que se hunde en el "Occidente colectivo". Por desgracia, esto está lejos de ser el caso. Estos son algunos de los factores que contribuyen a una situación potencialmente peligrosa dentro de Rusia.
  1. Como he mencionado en el pasado, además de la oposición "oficial" (simulada) en la Duma, ahora hay dos oposiciones "distintas al sistema" muy distintas a Putin: los viejos y "liberales" malos (que a veces llamo la quinta columna ) y los (relativamente nuevos) odiadores "nacionalistas rosados" de Putin que bauticé, algo irónicos, lo admito, como una sexta columna (Ruslan Ostashko los llama " emo-marxistas", Y esa es una descripción muy precisa también). Lo que es tan sorprendente es que mientras los columnistas rusos 5 y 6 se odian entre sí, claramente odian a Putin aún más. Muchos de ellos también odian al pueblo ruso porque no lo "entienden" (al menos en su opinión) y porque una y otra vez la gente vota con y por Putin. Huelga decir que estos "5to y 6to columnistas" (llamémoslos "5 y 6c" de ahora en adelante) declaran que la elección fue robada, que millones de votos no fueron contados, mientras que otros fueron contados muchas veces. De acuerdo con estos tipos 5 y 6c, es literalmente impensable que Putin obtenga un apoyo tan alto, por lo tanto, la única explicación es que las elecciones fueron manipuladas. Si bien la suma total de estos tipos 5 y 6c probablemente no sea suficiente para amenazar verdaderamente a Putin o la sociedad rusa, el Kremlin debe tener mucho cuidado en cómo maneja estos grupos, especialmente porque la condición de la sociedad rusa se está deteriorando claramente:
  2. Rusia tiene problemas objetivos, reales, que no pueden ser simplemente descartados. La mayoría de los rusos claramente preferiría un estado mucho más activo social y económicamente. La realidad es que el sistema político actual en Rusia se preocupa poco por el "hombrecito". La forma en que el Kremlin y el "gran negocio" ruso están enredados es preocupante para muchos rusos, y estoy de acuerdo con ellos. Además, si bien las sanciones occidentales hicieron un gran trabajo preparando a Rusia para la crisis actual, sigue siendo cierto que Rusia no opera en un entorno tan favorable, los ingresos han bajado en muchos sectores y la pandemia de COVID19 también ha tenido un efecto devastador en Pequeñas empresas rusas. Y si bien la cuestión del virus COVID19 no se ha politizado tan desesperadamente en Rusia como en Occidente. Muchos de mis contactos me informan que muchas personas sienten que el Kremlin y las autoridades de Moscú han manejado mal la crisis. Entonces, si bien la oposición no sistémica de los 5 y 6c no puede realmente amenazar a Rusia, hay suficientes de lo que yo llamaría "tendencias tóxicas y potencialmente peligrosas" dentro de la sociedad rusa que podrían convertirse en una amenaza mucho mayor en caso de que estalle una crisis repentinamente (incluyendo un crisis provocada por una siempre posible provocación ucraniana). Hay suficientes de lo que yo llamaría "tendencias tóxicas y potencialmente peligrosas" dentro de la sociedad rusa que podrían convertirse en una amenaza mucho mayor en caso de que estalle una crisis repentinamente (incluida una crisis desencadenada por una siempre posible provocación ucraniana). Hay suficientes de lo que yo llamaría "tendencias tóxicas y potencialmente peligrosas" dentro de la sociedad rusa que podrían convertirse en una amenaza mucho mayor en caso de que estalle una crisis repentinamente (incluida una crisis desencadenada por una siempre posible provocación ucraniana).
  3. Cada vez más rusos, incluidos los partidarios de Putin, se frustran con lo que perciben como una política exterior rusa coja y francamente flácida. Esto no significa necesariamente que estén en desacuerdo con la forma en que Putin aborda los grandes problemas (por ejemplo, Crimea, Siria o el ruido de sables de Occidente), pero se sienten especialmente frustrados por lo que perciben como respuestas rusas poco convincentes contra pequeñas provocaciones. Por ejemplo, el Congreso de los EE. UU. y la Administración Trump continuaron produciendo sanciones y estúpidas acusaciones contra Rusia casi a diario, pero Rusia realmente no está haciendo mucho al respecto, a pesar de que hay muchas opciones en su política. "Toolkit" para hacer que los Estados Unidos paguen por esa actitud. Otra cosa que irrita a los rusos es que arrogante, de manera condescendiente y grosera en la que los políticos occidentales (y sus periodistas pagados en Rusia) intervienen constantemente en asuntos internos de Rusia sin que se les llame en serio por esto. Claro, algunos personajes (y organizaciones) particularmente desagradables han sido expulsados de Rusia, pero no los suficientes como para enviar un mensaje claro a los enemigos de Rusia.
  4. Y, para empeorar las cosas, hay algunos problemas serios entre Rusia y sus supuestos aliados, específicamente Bielorrusia y Kazajstán. Todavía no ha sucedido nada verdaderamente crítico, pero la situación política en Bielorrusia está empeorando día a día (cortesía de, por un lado, las políticas ineptas de Lukashenko y, por otro, un resurgimiento del nacionalismo kazajo, aparentemente con la aprobación del Gobierno central). La desestabilización de dos grandes aliados rusos no solo es algo malo en sí mismo, sino que también plantea la cuestión de cómo Putin puede lidiar, por ejemplo, con Turquía o Polonia, cuando Rusia ni siquiera puede estabilizar la situación en Bielorrusia y Kazajstán.
En gran medida, también comparto muchas de estas frustraciones y estoy de acuerdo en que es hora de que Putin y Rusia muestren una postura mucho más proactiva hacia el Occidente (eternamente hostil).

Mi problema con la quinta columna es que está compuesta de rusofobos rabiosos que odian a su propia nación y que no son más que prostitutas dispuestas al Imperio angloionista. Quieren que Rusia se convierta en una especie de "otra Polonia solo más al este" o algo igualmente insípido y poco inspirador.

Mi problema con la sexta columna es que odia a Putin mucho más de lo que ama a Rusia, lo que se muestra regularmente al predecir un golpe de estado, una revolución, un levantamiento popular o cualquier otro evento sangriento que Rusia simplemente no puede permitirse por dos razones principales. :
  1. Rusia casi se destruyó a sí misma dos veces en el siglo pasado: en 1917 y 1991. Cada vez, el precio pagado por el pueblo ruso fue absolutamente terrible y la nación rusa simplemente no puede permitirse otro conflicto interno importante.
  2. Rusia está en guerra contra el Imperio, y aunque esta guerra sigue siendo aproximadamente un 80% informativa/ideológica, aproximadamente un 15% económica y solo un 5% una guerra cinética, sigue siendo que esta es una guerra total, existencial, para la supervivencia : o el Imperio desaparece o Rusia lo hará. Por lo tanto, esta es una situación en la que cualquier acción que debilite su estado, su país y su líder siempre se acerca peligrosamente a la traición.
En este momento, la mayor bendición para Rusia es que ni la 5ta ni la 6ta columna han logrado producir incluso una figura política creíble a medio camino que al menos parece marginalmente capaz de ofrecer soluciones realistas. Varios columnistas de la 5ª han decidido emigrar y dejar lo que ven como "Mordor de Putin". Por desgracia, no veo ningún flujo de 6to columnistas que abandonen Rusia, lo que los convierte objetivamente en una herramienta mucho más útil para equipos como la CIA que no dudarán en infiltrarse incluso en un movimiento político supuestamente antiestadounidense si esto puede debilitar a Rusia en general. o Putin personalmente.

En este momento, los servicios de seguridad rusos están haciendo un excelente trabajo contrarrestando todas estas amenazas (incluida la amenaza terrorista wahabi todavía muy real), todo al mismo tiempo. Sin embargo, considerando la situación política internacional bastante inestable e incluso peligrosa, esto podría cambiar si todas las fuerzas que odian a Putin y lo que llaman "Putinismo" unen fuerzas o simplemente atacan al mismo tiempo.

Conclusión
Existen, por supuesto, muchos otros puntos de inflamación potenciales en el planeta, incluidos India, Pakistán y China, el Mar del Sur de China, el Golfo Pérsico, la Península de Corea y muchos otros. Por lo tanto, lo anterior es solo una muestra de una lista mucho más grande.

Los grandes cambios que tienen lugar ante nuestros ojos son reales, y son enormes. Pero no debemos seguir el ejemplo de los medios corporativos y centrarnos en solo uno o dos temas "candentes", especialmente cuando hay muchos peligros muy reales. Dicho esto, no hay duda de que lo que sucederá en los próximos meses dentro de los Estados Unidos es, con mucho, el desarrollo más grande e importante que existe, uno que dará forma al futuro de nuestro planeta sin importar lo que realmente suceda. Y no me estoy refiriendo a la no elección totalmente simbólica entre Biden y Trump.

Me refiero a cómo la sociedad de EE. UU. se enfrentará a una coalición de minorías virulentamente antiestadounidense que odia a este país y todo lo bueno y malo que representaba en el pasado. En este momento, las élites estadounidenses se están suicidando no solo al no oponerse, sino también al apoyar activamente a los matones de BLM* y todo lo que representan: BLM & Co. recuérdame a los ukronazis cuya principal expresión de identidad nacional es odiar todo lo ruso: los matones de BLM hacen lo mismo: toda su visión del mundo es puro odio hacia el hetero hombre blanco y la civilización occidental; y justo cuando los Ukies se regodean con historias sobre los "antiguos Ukrs", la gente de BLM imagina que de alguna manera convertirán a los Estados Unidos en un tipo de Wakanda antes de expulsar (o peor) a todos aquellos que no están dispuestos a entregar su país a bandas itinerantes de matones analfabetos.

Si bien Rusia tiene que hacer frente al potencial de violencia interna, los Estados Unidos ya se enfrentan a una insurrección peligrosa y violenta que probablemente empeore mucho más a medida que la crisis económica desencadenada por la pandemia estalle por completo. Hasta ahora, los efectos de esta crisis se han atenuado un poco por una combinación de 1) negaciones políticas sobre la naturaleza de la amenaza ("¡oh, tonterías, es como la gripe estacional!") 2) la distribución masiva de dinero (que sólo ha ayudado temporalmente) 3) la existencia de una enorme burbuja financiera que sólo empeorará las cosas, pero que temporalmente puede crear la ilusión de que las cosas no son tan malas como realmente son.

Se dice que la naturaleza aborrece el vacío. Esto es verdad. También es cierto que el colapso del Imperio ahora ha creado varios vacíos que serán llenados por nuevos actores, pero no hay ninguna garantía de que esta transición sea pacífica. Entonces, mientras observamos arder algunos árboles muy grandes, no debemos olvidar que detrás de estos árboles hay un gran bosque que también puede arder, posiblemente creando un incendio forestal mucho más grande que los árboles que vemos arder hoy.


*BLM = Black Lives Matter
 

niraj

Madmaxista
Registrado
15 Jul 2014
Mensajes
849
Puntuación de reacción
4.667
Cómo va el conflicto? ya no ya escaramuzas?
Sí, continúa.
Como ejemplo hoy se publica esto:


Что на самом деле произошло в серой зоне под Горловкой

Lo que realmente sucedió en la zona gris bajo Горловкой

En donbass, en los últimos días va en serio la agudización de la lucha. Dos "puntos calientes" fueron los poblados de Zaitsevo (cerca de Gorlovka) y donetsk (lugano el área).

En la región de donetsk murieron los soldados de las fuerzas armadas de ucrania. En lugano es una lucha por la estación de ferrocarril en territorio neutral.

Todo esto ocurre en medio de un fracaso de la diplomacia en berlín y la ciudad de minsk. Y las amenazas de rusia de congelar como Normando formato y minsk-2.

Nota: Perdidos en la composición de la 35 brigada de infantería de marina apu bajo Зайцево se encontraba sean fuller, un veterano del ejército de estados unidos que pasó muchos años en irak, que luego de la llamada del corazón", como se decía en la ucrania de los medios de comunicación ha entrado en BSU. Un hecho interesante – el mercenario muerto tenia en la mano un implante también extranjero.


Y el segundo (el "medico" fallecido) fue nicolás Илин (un bielorruso de estonia). Ambos mercenario ya lucían en reportajes de la ucraniana de la tv en la sección de "todo el mundo está con nosotros"! Ahora está claro por qué los funcionarios cuando hablan de los muertos no los llaman por su nombre.
 
Última edición:

Zhukov

Mariscal
Registrado
17 Feb 2009
Mensajes
8.583
Puntuación de reacción
49.217
Aquí un artículo que describe lo impensable, si Rusia se ve obligada a forzar a Ucrania a la paz con una operación militar

Немыслимое? Принуждение Украины к выполнению «Минска» может быть и таким...

Soy escéptico sobre que una intervención militar rusa se limitara a alcanzar las fronteras de las regiones de Donetsk y Lugansk. Esta vez no sería una guerra limitada como en Georgia. Puestos a ir a la guerra, y dadas las consecuencias negativas inevitables, el objetivo de la guerra tendría que ser el derrocamiento del régimen de Kiev y la liberación de todo el Este y el Sur de Ucrania.

Una ofensiva con objetivos limitados sólo es posible si la hacen las fuerzas de Novorusia solas, aunque con ayuda encubierta.

El conflicto seguirá estancado hasta el otoño. Cuando se complete el gasoducto Nordstream-2, Rusia tendrá ya más libertad de acción, pero ahora todo depende de lo que pase en USA. Las marionetas de Kiev tratarán de sobrevivir hasta noviembre con la esperanza de que Trump no sea reelegido y el nuevo gobierno americano les apoye decididamente. Trump intenta utilizar la corrupción de Bidden en Ucrania y sería más proclive a abandonar a una marioneta que sólo le supone gastos, pero tiene en contra al Deep State.

Si Rusia quisiera actuar, tiene una ventana de oportunidad en el otoño cuando USA esté paralizado por los problemas internos y la campaña electoral.

A lo que parece en Moscú están decepcionados con Trump y son conscientes de que USA seguirá siendo un enemigo independientemente de quién esté en la Casa Blanca, por lo que ya no tendría sentido esperar más, salvo que cada mes de aplazamiento que se gana es precioso para el rearme. Pero ya estamos en 2020 y los objetivos mínimos se han cumplido. Por el momento las nuevas armas nucleares y los misiles hipersónicos hacen que la disuasión funcione. Una guerra terrestre contra USA y la OTAN es una posibilidad que ha quedado aplazada. La prioridad de Putin, como la de todos, es la economía, y ha anunciado un plan nacional de construcción de viviendas.

Si no hay peligro de intervención armada americana en Ucrania, ahora sería el momento de resolver el problema. Es tentador esperar a que la crisis económica del virus dé la puntilla al régimen, pero Donbass ya ha esperado demasiados años. Una solución parcial sería el reconocimiento de la independencia seguido de un referéndum de anexión a Rusia, y en los próximos años ir arrancando bocados a Ucrania, ya que entera es indigerible.

También está el problema de la desestabilización de Bielorrusia. Si Lukashenko pierde el poder y cae en manos de los occidentales, la amenaza a Rusia sería demasiado grave para ignorarla.


Lo que está claro es que Putin no quiere la guerra y que en el Kremlin entienden que a largo plazo la supervivencia de la casta dirigente y la estabilidad de Rusia dependen de la prosperidad del pueblo y la industrialización para que la economía sea capaz de sostener el gasto militar necesario para la disuasión. Pero la política no es sólo economía. Rusia está condenada a ser la enemiga de USA, si no es Ucrania o Siria, serán las riquezas del Ártico, sin descartar que la crisis interna y la pérdida de la hegemonía empujen a USA a la guerra, la desee o no Rusia.

Lo único que podría aliviar a Rusia, sería un cataclismo interno en USA, poco probable, o que en Washington cambien de prioridades y consideren que el enemigo a batir es China, pero ello irremediablemente, ante la dificultad de una confrontación directa con éxito, llevaría a la conclusión de que si cae Rusia, cae también China.
 
Última edición:

Harman

Rojo
Registrado
1 Jul 2014
Mensajes
41.950
Puntuación de reacción
403.245
Provocación en Zaitsevo




Provocación en Zaitsevo


16/07/2020

Artículo Original: Denis Grigoriuk


Al observar lo que ocurre en Ucrania, solo me viene un pensamiento a la cabeza: da igual quién sea la persona que nominalmente esté al frente de la jefatura del Estado, da igual quién esté en el Parlamento, da igual qué han dicho hasta ahora y da igual lo que digan actualmente. De cualquier manera, las políticas van a seguir siendo las mismas.

Nunca ha habido grandes esperanzas, pero muchos sintieron algo dentro al ver el triunfo de Zelensky en las elecciones presidenciales. Después se produjeron negociaciones exitosas e intercambios de prisioneros. Incluso fue posible, pese a las reticencias, retirar el equipamiento de un grupo de fervientes nacionalistas que se habían creído que eran las autoridades de Ucrania. Pese a todo, Zelensky engañó al público con habilidad. Para algunos sigue siendo un presidente honesto rodeado de malas personas, políticos corruptos, viciosos radicales, oficiales del pasado, etc. Pero la crisis política ha demostrado que el poder en Ucrania no ha cambiado. Las caras, los apellidos y otros aspectos externos han cambiado, pero la esencia sigue siendo la misma.

Ya hemos sido testigos de cómo los nacionalistas, según el bloguero Anatoly Sharii siguiendo órdenes de la Oficina del Presidente, apalearon a rivales políticos. Zelensky presiona para aprobar la venta de tierras agrícolas, tierras que quedarán en manos de extranjeros, y también ha puesto al sistema bancario en manos del FMI. Todo ello es indicativo de la situación. De hecho, el equipo Ze está haciendo aquello que Petro Poroshenko no tuvo tiempo de hacer.

En Donbass no es tan importante lo que ocurra en Ucrania. Es un país extranjero con el que existe un conflicto militar. Sin embargo, hay que considerar un episodio del frente que finalmente ha dejado claro que Ucrania, al margen de quién esté en la butaca principal en este juego de sillas, seguirá siendo un Estado hostil para las Repúblicas de Donbass.

La localidad de Zaitsevo es muy conocida en la RPD. Las partes en conflicto están prácticamente juntas. No se puede hablar de que haya zona neutral. Todo ello gracias a la connivencia de los observadores extranjeros, que han preferido no ver la llamada “ofensiva de pequeños pasos” de las Fuerzas Armadas de Ucrania, esa de la que el Estado Mayor del Ejército Ucraniano está tan orgullosa. Debido a ello, hay escarceos regulares en esa zona. Los saboteadores ucranianos habitualmente instalan artefactos explosivos que son utilizados para dañar a la población civil. Hay que recordar el trágico caso de la abuela de la niña Rita, que conquistó internet por su ingenuidad recogiendo fragmentos de los proyectiles ucranianos en el patio de su casa. La mujer murió al explotar un artefacto instalado por los saboteadores ucranianos, saboteadores a los que podría llamarse terroristas.

El 13 de julio se produjo otro incidente. A juzgar por lo informado por la milicia popular de la RPD, los ucranianos trataron de organizar otra provocación, aunque fueron víctimas de su propia mina. Un soldado murió y dos más escaparon heridos, dejando atrás a su hermano. El cuerpo fue recogido por los soldados de la RPD. Y entonces se encendió la maquinaria de propaganda de Zelensky.

En todos los medios de comunicación mayoritarios de Ucrania se publicó la información que afirmaba que un soldado había muerto en Zaitsevo y cuyo cuerpo no había podido retirarse a causa de una “emboscada de los separatistas”. Además se decía que un médico militar del Ejército Ucraniano había muerto en la operación para recuperar el cuerpo. Las declaraciones de Zelensky empezaron a circular y el presidente envió oficiales y representantes del comando del Ejército Ucraniano allí. Obviamente, no faltaron las acusaciones contra Rusia y las Republicas de Donbass.

Para comprender lo ocurrido no hace falta más que observar la situación política en Ucrania. La popularidad de la que Zelensky estaba tan orgulloso ha desaparecido. La ha perdido en tan solo un año de mandato. Nunca ha conseguido congraciarse con los radicales, por mucho que lo ha intentado. Al mismo tiempo, ha perdido el favor de aquellos que le llevaron al poder. Los especialistas de comunicación de Zelensky, al contrario de lo esperado, actúan exactamente como lo hiciera Poroshenko en su momento. Para mostrar que está haciendo algo, el jefe de Estado necesitaba una provocación en el frente. Al final de su mandato, Poroshenko se la jugó y envió a los marineros a que fueran capturados por las autoridades Rusas [en el estrecho de Kerch] para después tratar de declarar el estado de excepción y extender su mandato. De momento, Zelensky solo organiza provocaciones comunicativas y en el frente en Donbass.

El equipo Ze utilizará la situación en Zaitsevo para intentar recuperar popularidad. Además, hay que comprender que los ucranianos no perciben a Zelensky como un “líder”. Al contrario, la escena de Zolotoe en 2019 mostró que Zelensky ha cambiado de trabajo pero no ha dejado de ser un actor. El país se mofó de él con un meme. Es inútil intentar recuperar popularidad entre la población ucraniana a costa de la población de Donbass. Además, la población no espera de Zelensky retórica militar sino la esperada paz que prometió durante la campaña electoral.

Y Donbass ha vuelto a ver cómo es en realidad el Gobierno ucraniano. Aunque se haya renovado, no es capaz de cambiar el camino que solo lleva a la escalada del conflicto. a juzgar por las declaraciones de los “diplomáticos” ucranianos, no será posible resolver el conflicto en Donbass políticamente. Al menos no con esta Ucrania que se encuentra a merced de la voluntad de Estados Unidos.
 

Harman

Rojo
Registrado
1 Jul 2014
Mensajes
41.950
Puntuación de reacción
403.245
Los últimos quince minutos




Los últimos quince minutos


17/07/2020

Artículo Original: Yulia Andrienko / Komsomolskaya Pravda


Se han cumplido seis años del bombardeo aéreo del Ejército Ucraniano sobre la ciudad de Snezhnoe, en la República Popular de Donetsk.

“De repente, Facebook me recordó lo ocurrido el 15 de julio de 2014. Era pronto por la mañana. Mi marido salía al trabajo. Salí al patio para descolgar la ropa colgada”, cuenta Anya, residente en Gorlovka. “Entonces vimos que desde la zona de Donetsk-Dzerzhinsk volaban dos aviones hacia Snezhnoe. Volaban muy bajo, eran militares. Después de verlos pasar, fui a planchar la camisa de mi marido. Diez o quince minutos después, vi que mi marido salía al patio. Los dos aviones volaban en dirección opuesta. Un poco más tarde nos enteramos de lo que había ocurrido en Snezhnoe. Y más tarde todavía, escuchamos las palabras del portavoz del centro analítico-informativo del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional: “Nuestras aeronaves no han realizado ninguna salida durante este día”.

¿Qué se puede hacer en quince minutos? Se puede planchar una camisa, como hizo Anya. Se puede preparar una taza de café. Se puede dar una ducha. O se puede bombardear una ciudad pacífica y arrebatar sus vidas a quienes tomaban una taza de café o planchaban una camisa. Los quince minutos pasarán igualmente. La diferencia es que, para algunos, serán sus últimos quince minutos.

Las aeronaves ucranianas lanzaron diez bombas sobre el centro de la ciudad. A consecuencia de ese bombardeo aéreo, se derrumbó la entrada de un edificio residencial en la calle Lenin y varios edificios colindantes sufrieron daños. Doce civiles murieron y otra docena resultó herida, un niño entre ellos.

“Lo peor es que lo que pasó se ha diluido en la niebla, se ha olvidado, borrado de la memoria. Se ha visto eclipsado por episodios aún más terribles, ¿cuántos aniversarios tristes tenemos ya? No se puede ni olvidar, ni perdonar algo así”, insiste Anya.

Los aterradores disparos que destruyeron las viviendas se vieron por todas partes. De entre los escombros, los rescatadores lograron sacar a los civiles. El verdadero milagro es que consiguieran sacar vivo a un niño enterrado entre los restos de la casa. Bogdan, de cinco años, sobrevivió de milagro tras cinco horas bajo los escombros.

“Escuchamos un lamento, así que afinamos el oído y vimos a un niño pequeño bajo los restos, tenía la pierna atrapada. No podíamos alcanzarle, así que usamos una grúa para levantar la viga. Hubo momentos en los que parecía que se iba a colapsar sobre él, pero dios estaba de su parte. Cuando lo sacamos, lo llevamos a la ambulancia y después al hospital”, explica Valery Jlopenik, que en aquel momento era miembro del primer revolucionario Consejo Popular de la RPD.

La guerra continúa, ya en su séptimo año. Ayer [el 14 de julio], dos civiles resultaron heridos, otra vez en Alexandrovka: una madre y un hijo. La población pierde la esperanza de que los crímenes contra la humanidad del Ejército Ucraniano vayan a ser castigados algún día, porque la tregua sigue siendo un sonido vacío.
 

Harman

Rojo
Registrado
1 Jul 2014
Mensajes
41.950
Puntuación de reacción
403.245
New Great Looting Of Ukraine

Nuevo gran saqueo de Ucrania


(Trad. Google)
17/07/2020


El presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, llegó al poder alegando que pondrá fin a la violencia en el este de Ucrania para encontrar una solución pacífica al conflicto. Sin embargo, la práctica muestra que la situación actual en la primera línea entre las fuerzas de Kiev y las Repúblicas de Donetsk y Lugansk (LPR, DPR) no es mucho mejor que durante la presidencia de Poroshenko.

Las fuerzas pro-Kiev violan regularmente el régimen de alto el fuego con el LPR y el DPR, y continúan los intentos de peneterar en la primera línea y llevar a cabo misiones de sabotaje en las repúblicas separatistas. El incidente más reciente de este tipo ocurrió el 14 de julio cuando 2 combatientes ucranianos murieron y otro recibió heridas en un intento fallido de ingresar al territorio controlado por las fuerzas de autodefensa de la RPD cerca de la aldea de Zaitsevo. La unidad de sabotaje y reconocimiento intentó atacar posiciones de las fuerzas de la RPD pero explotó en minas terrestres en el área.

El video POV de uno de los combatientes pro-Kiev:


El grupo se prepara para un ataque:


Según fuentes de la RPD, uno de los 'combatientes ucranianos' mueros parecía ser ciudadano de Estonia, Mikola Ilin.

Nuevo gran saqueo de Ucrania

La RPD identificó a otro "combatiente por la democracia" muerto como ciudadano estadounidense, Shon Fuller. Sin embargo, el ejército ucraniano niega esto alegando que los informes sobre la muerte del ciudadano estadounidense no son ciertos. Según el lado de Kiev, el segundo atacante muerto fue Dmitry Kraznogrud, el comandante de la 35ª Brigada de Marines.

Más tarde, el Ministerio de Defensa de Ucrania también confirmó la muerte de otro soldado, Dmitry Chumachenko, ciudadano ucraniano, cerca de la aldea de Slavnoe.

La falta de voluntad (o incapacidad) de Zelensky para avanzar hacia la solución pacífica del conflicto en el este, el coqueteo público de su administración con grupos neonazis formados y fortalecidos desde 2014, la furiosa violencia callejera (a menudo conducida por los nazis), censura política, el deterioro de la situación social y económica son la triste realidad de la Ucrania de Zelensky. Desde este punto de vista, él no es diferente a Poroshenko. Estos factores y el desencanto de la gente con el "nuevo líder ucraniano" son las principales razones de la rápida caída de la popularidad de Zelensky y su gobierno.

Esta situación permitió que el ex presidente ucraniano Petro Poroshenko y su círculo comenzaran a recuperar su influencia en todo el país y al más alto nivel del actual liderazgo ucraniano. Recientemente, se reveló públicamente que los altos funcionarios de la era de Poroshenko involucrados en la preparación de ataques terroristas en Crimea son nombrados por Zelensky en los cargos más altos.

Nuevo gran saqueo de Ucrania
Volodymyr Zelensky. IMAGEN: Reuters / Valentyn Ogirenko

El equipo de Poroshenko está actualmente movilizando todos sus activos existentes, incluidos los grupos armados vinculados a los nazis y la influencia en la llamada 'iglesia independiente' de Ucrania, preparando un nuevo impulso para recuperar la iniciativa en el juego político en curso. Un hecho interesante es que este enfoque de uno de los arquitectos de la Iglesia Ortodoxa 'independiente' de Ucrania (OCU) causó una nueva división dentro de la organización, que ya está pasando por tiempos difíciles. Según los informes, el grupo Poroshenko no está contento con la posición pasiva actual del jefe de OCU Metropolitan Epiphanius. Por lo tanto, ha estado promoviendo un 'líder más activo' para la organización: Metropolitan Symeon (Volodymyr Shostatsky). Poroshenko y la parte de las élites del Partido Demócrata de Estados Unidos que apoyan su plan aparentemente no esperan que el nuevo líder de la OCU supere la crisis interminable, en la que opera la OCU. Más bien, esperan que se vuelva más activo en la escena política y exprese más apoyo a las acciones de los grupos neonazis que de hecho dominan en la política callejera ucraniana. Por lo tanto, el odio racial y religioso será nuevamente armado en la lucha política interna en Ucrania.Los ciudadanos ucranianos volverán a ser blanco de la campaña de propaganda que instiga a las tensiones sociales y la violencia con fines políticos.

Nuevo gran saqueo de Ucrania
Petro Poroshenko

Los objetivos de Poroshenko y sus aliados son evidentes. Quieren asegurar las ganancias financieras, negocios y otros activos obtenidos durante los años de saqueo de Ucrania. Los nuevos saqueadores que se esconden detrás de la marca del 'joven demócrata' Zelensky están esclavizando estos fondos y activos que buscan apoderarse de ellos mismos. La economía en Ucrania está hecha jirones. Por lo tanto, la redivisión de los recursos existentes utilizando el aparato administrativo y de seguridad es un paso lógico. En cuanto a los múltiples 'grupos patrióticos' neonazis y estructuras de pseudo-iglesia creadas desde el golpe de 2014, actúan como contratistas para grupos de poder internos y externos que aumentan la riqueza de sus líderes.
 

Cosmopolita

Madmaxista
Registrado
7 May 2011
Mensajes
12.123
Puntuación de reacción
12.160
Ubicación
En emigración en Spain
Aquí un artículo que describe lo impensable, si Rusia se ve obligada a forzar a Ucrania a la paz con una operación militar

Немыслимое? Принуждение Украины к выполнению «Минска» может быть и таким...

Soy escéptico sobre que una intervención militar rusa se limitara a alcanzar las fronteras de las regiones de Donetsk y Lugansk. Esta vez no sería una guerra limitada como en Georgia. Puestos a ir a la guerra, y dadas las consecuencias negativas inevitables, el objetivo de la guerra tendría que ser el derrocamiento del régimen de Kiev y la liberación de todo el Este y el Sur de Ucrania.

Una ofensiva con objetivos limitados sólo es posible si la hacen las fuerzas de Novorusia solas, aunque con ayuda encubierta.

El conflicto seguirá estancado hasta el otoño. Cuando se complete el gasoducto Nordstream-2, Rusia tendrá ya más libertad de acción, pero ahora todo depende de lo que pase en USA. Las marionetas de Kiev tratarán de sobrevivir hasta noviembre con la esperanza de que Trump no sea reelegido y el nuevo gobierno americano les apoye decididamente. Trump intenta utilizar la corrupción de Bidden en Ucrania y sería más proclive a abandonar a una marioneta que sólo le supone gastos, pero tiene en contra al Deep State.

Si Rusia quisiera actuar, tiene una ventana de oportunidad en el otoño cuando USA esté paralizado por los problemas internos y la campaña electoral.

A lo que parece en Moscú están decepcionados con Trump y son conscientes de que USA seguirá siendo un enemigo independientemente de quién esté en la Casa Blanca, por lo que ya no tendría sentido esperar más, salvo que cada mes de aplazamiento que se gana es precioso para el rearme. Pero ya estamos en 2020 y los objetivos mínimos se han cumplido. Por el momento las nuevas armas nucleares y los misiles hipersónicos hacen que la disuasión funcione. Una guerra terrestre contra USA y la OTAN es una posibilidad que ha quedado aplazada. La prioridad de Putin, como la de todos, es la economía, y ha anunciado un plan nacional de construcción de viviendas.

Si no hay peligro de intervención armada americana en Ucrania, ahora sería el momento de resolver el problema. Es tentador esperar a que la crisis económica del virus dé la puntilla al régimen, pero Donbass ya ha esperado demasiados años. Una solución parcial sería el reconocimiento de la independencia seguido de un referéndum de anexión a Rusia, y en los próximos años ir arrancando bocados a Ucrania, ya que entera es indigerible.

También está el problema de la desestabilización de Bielorrusia. Si Lukashenko pierde el poder y cae en manos de los occidentales, la amenaza a Rusia sería demasiado grave para ignorarla.


Lo que está claro es que Putin no quiere la guerra y que en el Kremlin entienden que a largo plazo la supervivencia de la casta dirigente y la estabilidad de Rusia dependen de la prosperidad del pueblo y la industrialización para que la economía sea capaz de sostener el gasto militar necesario para la disuasión. Pero la política no es sólo economía. Rusia está condenada a ser la enemiga de USA, si no es Ucrania o Siria, serán las riquezas del Ártico, sin descartar que la crisis interna y la pérdida de la hegemonía empujen a USA a la guerra, la desee o no Rusia.

Lo único que podría aliviar a Rusia, sería un cataclismo interno en USA, poco probable, o que en Washington cambien de prioridades y consideren que el enemigo a batir es China, pero ello irremediablemente, ante la dificultad de una confrontación directa con éxito, llevaría a la conclusión de que si cae Rusia, cae también China.
Exportando la paz fuera de las fronteras rusas. Nivil Novi Sub Sole.

Enviado desde mi Mi A1 mediante Tapatalk
 

Harman

Rojo
Registrado
1 Jul 2014
Mensajes
41.950
Puntuación de reacción
403.245
Un ultimátum como respuesta a otro




Un ultimátum como respuesta a otro


18/07/2020

Artículo Original: Andriy Babitsky


La respuesta al ultimátum del jefe adjunto de la administración presidencial rusa, Dmitry Kozak, que había exigido que el Gobierno ucraniano rápidamente rectificara las declaraciones del jefe adjunto de la delegación ucraniana en las conversaciones de Minsk, Alexey Reznikov, sobre la necesidad de revisar los acuerdos de Minsk, ha llegado del Parlamento de Ucrania, no de Volodymyr Zelensky. Es más, la respuesta es tan poco ambigua que Kozak puede ya cumplir su amenaza de considerar a Ucrania fuera de los acuerdos de Minsk. Pero volveremos a esto más adelante.

El jueves, el Parlamento adoptó una resolución cuyos postulados fundamentalmente contradicen el espíritu y la letra de los acuerdos. No hay nada especialmente nuevo en el texto del documento. Las demandas que exigen son las que se han repetido en boca de diferentes políticos y dos presidentes, el actual y el anterior. Sin embargo, la decisión del Parlamento tiene un peso político diferente. Se trata ya de una posición oficial del Estado y ninguna de las autoridades del país puede, por principio, desviarse de ella.

El documento da el pistoletazo de salida al proceso de elecciones locales en todo el territorio de Ucrania, a excepción de los territorios fuera de su control: ORDLO [como Ucrania se refiere a la RPD y la RPL-Ed] y Crimea. Allí, las elecciones se podrán celebrar únicamente en caso de que Rusia cumpla cinco condiciones esenciales. Son unas condiciones con las que ya estamos familiarizados. Se trata de la “retirada de formaciones armadas ilegales gestionadas, controladas y financiadas por la Federación Rusa, las fuerzas de ocupación rusas y su equipamiento militar del territorio de Ucrania”; “el restablecimiento del control completo de la frontera estatal de Ucrania”; “restablecimiento del orden constitucional e imperio de la ley en los territorios temporalmente ocupados de Ucrania”; “seguridad de los ciudadanos ucranianos que residen en los territorios de la República Autónoma de Crimea, las regiones de Donetsk y Lugansk y la ciudad de Sebastopol”.

Todas estas exigencias pueden ser consideradas como la revisión fundamental de los acuerdos de Minsk a la que se referían Reznikov y otros políticos ucranianos. De hecho, se trata de un documento que explícitamente afirma que Ucrania no tiene intención alguna de implementar los acuerdos de Minsk sino que los ha enterrado.

El Kremlin no se ha pronunciado ni ha comentado la decisión de los diputados ucranianos, pero el comunicado del servicio de prensa del presidente ruso sobre la conversación con la canciller alemana Angela Merkel puede considerarse una reacción indirecta y posiblemente preliminar. El comunicado afirma lo siguiente: “Ambos países han dado una valoración negativa sobre las recientes declaraciones de los oficiales ucranianos sobre la necesidad de revisar el “paquete de medidas” de Minsk. No hay alternativa a los acuerdos de Minsk, única base para la resolución del conflicto interno ucraniano. En este contexto, se ha resaltado la importancia de la completa e incondicional implementación del “paquete de medidas” y las decisiones adoptadas en las cumbres del Cuarteto de Normandía, incluyendo la celebrada en París el 9 de diciembre de 2019”.

Pero las “declaraciones” mencionadas en el texto son ya algo del pasado. Ahora Moscú tendrá que lidiar con la postura oficial de Kiev, que ha sido formalizada por la resolución del Parlamento, cuya esencia es ignorar completamente la implementación de los acuerdos de Minsk. Creo que la pausa que se ha tomado el Kremlin se explica por el hecho de que la respuesta a esta provocación debe ser muy seria. Al fin y al cabo, se trata, ni más ni menos, del funeral del proceso de paz, cuyos términos fueron acordados en 2015.

Se puede decir que Minsk ya no existe y que Moscú debería mirar a otra parte y buscar algo con lo que reemplazarlo. Es evidente que el Parlamento ha puesto fin al diálogo en el formato de Minsk pronunciando su propio ultimátum como respuesta a la amenaza de Kozak. Hay una posibilidad de que París y Berlín muestren su enfado por la arbitrariedad del Parlamento de Ucrania y exijan a Zelensky que cambie el curso de los hechos. En ese caso, tendrá que sacar la bandera blanca, porque Ucrania depende críticamente de la ayuda y de los créditos de la Unión Europea y los países europeos. Sin embargo, no se puede asumir que eso vaya a lograr salir del bloqueo. El presidente ucraniano, bajo fuerte presión de los radicales, no dará un solo paso que pueda suponerle un conflicto con ellos.

El cambio de tono de las declaraciones de Moscú sugiere, en mi opinión, que comprenden que las negociaciones han llegado a un punto muerto y que algo tienen que cambiar en la configuración de estos procesos. Si no, el conflicto en Donbass amenaza con alargarse durante muchos años. De hecho, la respuesta del Kremlin a la resolución del Parlamento debería dar una idea de cómo Rusia pretende desatar el nudo gordiano que ha creado Ucrania.
 

Iskra

Madmaxista
Registrado
19 Ago 2014
Mensajes
1.820
Puntuación de reacción
15.396
Un militar del batallón ucraniano "Aydar" se pasó a la República Popular de Donetsk-Milicia Popular de la RPD

Hoy, 18 de julio, el representante oficial de la Milicia Popular de la República Popular de Donetsk, el coronel Edward Basurin, anunció la deserción y pasarse al lado de la República Popular de Donetsk de otro militar ucraniano, y también señaló la disminución en el estado moral y psicológico en las unidades de las formaciones armadas de Ucrania en la zona de “operaciones de las fuerzas conjuntas”.

“Gracias al trabajo conjunto de la Milicia Popular y las agencias de aplicación de la ley de la República, se aseguró una transición segura del próximo militar ucraniano a nuestro lado. Él es el artillero topogeodesista del pelotón de morteros de la 24° brigada especial de la unidad de batallón de asalto «Aydar» de la 53° unidad de la brigada mecanizada, el soldado Skidan. Según el soldado, la mayoría de sus colegas desean abandonar la unidad del 24º batallón «Aydar». Como señalamos anteriormente, esto se debe a los bajos suministros médicos y de alimentos, así como a las extorsiones monetarias del mando. Además, Skidan confirmó la presencia de mercenarios de países de la OTAN en la zona de “operaciones de las fuerzas conjuntas”», dijo Basurin.
 

Iskra

Madmaxista
Registrado
19 Ago 2014
Mensajes
1.820
Puntuación de reacción
15.396
Saboteador muerto en las afueras de Gorlovka fue un radical de extrema derecha en los Estados Unidos
La Milicia Popular de la República Popular de Donetsk descubrió que había un mercenario estadounidense en el grupo de saboteadores que tropezó con minas en las afueras de Gorlovka el 13 de julio, dijo el jueves el comandante adjunto de la Milicia Popular de la RPD, Edward Basurin.

«Hemos establecido la identidad del saboteador muerto cuyo cuerpo fue entregado a Ucrania el miércoles», dijo Basurin. “Él es Sean Fuller, indicativo de Texas, que ganó experiencia en combate en Irak. Era un subversivo”.

«Según la información disponible, Sean Fuller apoyó puntos de vista de extrema derecha e interactuó vigorosamente con los nacionalistas ucranianos»
, dijo.

Informes anteriores decían que un grupo de saboteadores ucranianos avanzó hacia posiciones de la RPD en el área del poblado de Zaitsevo (norte de Gorlovka) el 13 de julio. Entraron en un campo minado. Uno de ellos murió en la explosión de una mina en el acto. Los efectivos de la Milicia Popular de la RPD evacuaron su cuerpo y se lo entregaron a Ucrania el miércoles. La RPD proporcionó garantías de seguridad para la búsqueda de los cuerpos de otros militares ucranianos reportados por Kiev como desaparecidos.

Eso es lo que les toca a los agresores, recapacitar y rendirse o morir.
 

Harman

Rojo
Registrado
1 Jul 2014
Mensajes
41.950
Puntuación de reacción
403.245
El menos malo




El menos malo


19/07/2020

Artículo Original: Colonel Cassad


El grupo sociológico ucraniano Rating ha publicado recientemente los resultados de un estudio en el que se ha preguntado a la población ucraniana cuál considera que ha sido el mejor presidente de la Ucrania “independiente”. Los resultados han sido francamente divertidos. Muy destacado, ha quedado en primer lugar Leonid Kuchma. El mismo Kuchma contra el que se hizo el primer proto-Maidan “Ucrania sin Kuchma”, en el que se estrenaron Yuschenko y otras figuras de la “revolución naranja” y otras que sobrevivieron (políticamente) hasta el golpe de Estado de 2014.

Kuchma ha superado, no solo a Yuschenko, Yanukovich y Poroshenko, como era de esperar, sino también a Zelensky, cuya popularidad está cayendo y es imposible descartar que en dos o tres años esté a niveles de Yuschenko o Poroshenko.

Es curioso que todos ellos, Yuschenko, Yanukovich y Poroshenko, son producto del sistema construido en el mandato de Kuchma. Y si nos fijamos en Zelensky, su principal patrocinador, Kolomoisky, es de la misma camada. Así que fue Kuchma quien creó eso en lo que se ha convertido Ucrania, especialmente en términos económicos, ya que fue bajo su mandato cuando Ucrania se dividió en clanes oligárquicos e industriales a base de dividir y privatizar el Estado.

La ventaja que Kuchma tuvo frente a quienes vinieron después es que aprendió la capacidad de ser “multilateral”, intentando conseguir cosas tanto de Rusia como de Occidente a base de intercalar retórica sobre la integración europea con discursos sobre la amistad con Rusia cuando lo requería el momento, cambiándose rápidamente de camisa, pero siempre sin abandonar esa multilateralidad.

Con el cambio de siglo, a Estados Unidos ya no le valía esa aproximación e intensificaron el trabajo de sus fuerzas proccidentales, de las que hicieron líder al exprimer ministro Yuschenko. Kuchma sufrió una serie de poderosos golpes, el más duro de los cuales fue el “escándalo de la cinta” con las películas de Melnichenko y la entrega de los sistemas Kolchuga a Irak, lo que limitó para Kuchma los apretones de mano en Occidente. Todo ello obligó a Kuchma a renunciar a intentar conseguir un tercer mandado (estaba pensándoselo) y presentar a Yanukovich, que estaba fuertemente vinculado a Ajmetov y satisfacía a Rusia, tanto que Putin en persona apoyó a Yanukovich, algo que después no ha vuelto a hacer.

Yanukovich intentó utilizar la misma multilateralidad, prometiendo a Rusia reforzar la cooperación con la Unión Euroasiática y a Occidente, integración europea. Pero, como creación de Kuchma, Occidente no creyó a Yanukovich. Así que, incluso después de ganar las elecciones, se vio recompensado con una revolución de colores, tras la que se rindió por primera, que no última, vez. Hay que decir que Kuchma, ya en el proceso de la revolución de colores, sacrificó a Yanukovich y comenzó negociaciones con los embajadores extranjeros, que exigían una “tercera vuelta” y condena del “fraude”, lo que destrozó a Yanukovich. Así que, en la clásica forma de la política ucraniana, Kuchma traicionó a Yanukovich y llegó a un acuerdo con los líderes del golpe, tras lo cual se escondió en la sombra y quienes exigían investigar e imputar a Kuchma se olvidaron de ello, ya que su objetivo no era ese sino instalar una gobernanza externa de Ucrania, algo que se hizo con ayuda del propio Kuchma. Así que, si hay que determinar cuándo Ucrania pasó a estar bajo control externo, fue por primera vez bajo el mandato de Kuchma.

Pero el “equipo naranja” que llegó al poder fracaso de forma tan estrepitosa, demostrando su completa incompetencia, que Yanukovich, que lo había perdido todo, tuvo la oportunidad de llegar a la segunda vuelta. Y hay que comprender la incapacidad de los oponentes de Yanukovich, a los que fácilmente derrotó en las elecciones legislativas y presidenciales, tras lo cual pudo también encarcelar a Timoshenko.

En pocas palabras, el destino dio a Yanukovich una segunda oportunidad y, ya legitimado, comenzó a jugar al juego multilateral al estilo de Kuchma, intentando agradar tanto a Occidente como a Moscú. Pero, desde 2004, Occidente no confiaba en él al considerarle prorruso, algo que quedó en evidencia tras los acuerdos de Járkov, que fueron una victoria para Rusia, ya que Ucrania se comprometía a extender la cesión de la base naval de Sebastopol hasta 2042, con lo que toda la campaña para expulsar a la flota fue a la basura. Desde 2012, las ONG’s controladas por Estados Unidos y la Unión Europea comenzaron a instalar los elementos del futuro golpe en Ucrania. Mientas Yanukovich y su entorno satisfacían su sed de beneficios a base de poner a su servicio grandes y medianas empresas (lo que generó descontento en muchos sectores, también entre la oligarquía), la imagen de su administración se iba deteriorando, mientras que Moscú creía que tenía a Yanukovich en el bolsillo y que no iría a ninguna parte. Todo ello fue un gran error. En 2012-2013, Yanukovich se dio cuenta de que había ido demasiado lejos con la “amistad de los pueblos eslavos” y el rodillo de su multilateralidad se hizo demasiado fuerte (algo que Kuchma intentó impedir).

Fue Yanukovich quien, en el momento álgido de la relación con Rusia y para agradar a Occidente, activó el proceso de la “asociación europea”. En el verano y otoño de 2013, cuando se aproximaba el momento de la firma, Moscú empezó a preguntarse: “¿Qué es ese acuerdo? Creía que nosotros teníamos un acuerdo”. Al mismo tiempo, Bruselas presentó las condiciones de servidumbre de la asociación europea, según las cuales Ucrania no recibía prácticamente nada y sufría fuertes pérdidas económicas. Yanukovich comprendió que había ido demasiado lejos con el “acercamiento a Occidente” y comenzó a recular. La ya de por sí inestable construcción de Ucrania volvió a oscilar, lo que fue utilizado por Estados Unidos para organizar un golpe, que una vez más acabó con Yanukovich. Kuchma reapareció de nuevo en las negociaciones secretas para transferir el poder a los golpistas y, más adelante, comenzó a representar a Ucrania en Minsk.

La Ucrania oligárquica que nació con Kuchma perdió Donbass y Crimea a consecuencia de esos hechos. El modelo oligárquico supuso el saqueo completo de la antigua República Soviética, que ahora vende hasta la tierra y las empresas que quedan bailan al son de Biden y el FMI. Este es el resultado del sistema creado por Kuchma. Y en cada uno de los presidentes que han sucedido a Kuchma, siempre ha habido algo de él, aunque en ocasiones no fuera muy obvio.

La simpatía por Kuchma se debe al hecho de que fue después de su marcha cuando comenzaron la “revolución de la modernidad”, “los Euromaidan”, la “lustración”, la “desoligarquización”, la pérdida de regiones, la guerra civil (caliente en Donbass y fría en el resto del país), el neonazismo que campa a sus anchas (aunque su maduración comenzó en tiempos de Kuchma) y la completa dependencia del extranjero. En este contexto, frente a Yuschenko, Yanukovich y Poroshenko, Kuchma puede parecer un adelanto, especialmente para aquellos que no se dan cuenta de que todas esas figuras son la continuación lógica de la estructura de poder y propiedad que se desarrolló con Kuchma. Pero incluso en este caso, se puede ver lo bajo que está el nivel por encima del cual se considera aceptable. A Zelensky le ha costado solo un año caer por debajo. Yanukovich ya dependía de Ajmetov cuando llegó al poder, Poroshenko ya era un oligarca y no necesitó ser títere de uno para elegirse a sí mismo y Kolomoisky llevó a su “Goloborodko” [el presidente de Ucrania interpretado por Zelensky en televisión] al “poder”. Una serie de triunfos oligárquicos han llevado a la degradación de la antigua República Socialista Soviética de Ucrania. Todo ello es parte del legado de Kuchma, que permitió que se creara un sistema del que saltar a tiempo del tren en marcha que se dirige a un callejón sin salida histórico.