Religión: El Papa Francisco prepara la venida del Anticristo

sudaka

Himbersor
Registrado
1 Mar 2019
Mensajes
1.237
Puntuación de reacción
1.316


El Papa Francisco prepara la venida del Anticristo

Mucho se ha dicho acerca de las extrañas ideas y los descabellados discursos del Papa, la negación del infierno como lugar real, algunos guiños de aceptación a la homosexualidad, los saludos fraternos a Donald Trump y el silencio respecto a los ataques terroristas del yihadismo, sumado todo esto al creciente número de curas pedófilos, escándalos de corrupción e incluso investigaciones por asesinato. Existen teólogos que ven en todo ello el anuncio de la llegada del miserable Anticristo, ser de la mitología cristiana que tiene por misión propagar el mal en todas sus formas sobre la faz de la Tierra, como si con el que ya existe no fuese suficiente.

Un documental alemán, La vida secreta del anti-papa, narra los nexos del sumo pontífice con grupos de sionistas, bancarios e iluminatis para la consolidación de un nuevo orden mundial en el que la religión cumpliría un papel importante como medio de difusión de ideas que permitan esclavizar a los más ignorantes y estúpidos, es decir, la mayor parte de la población humana.

“A Auschwitz acaba de ir a increpar a Dios por el holocausto judío y los crímenes del nazismo: «¿Por qué permitiste esto, Señor?» preguntó al aire este Jeremías impúdico en el descampado de lo que fuera el más espantoso de los campos de concentración, aureolado por los flashes de la prensa alcahueta. Le hubiera preguntado más bien a la momia putrefacta de Pacelli o Pío Doce o Impío Doce por qué no levantó su voz cuando podía contra Hitler. «Vengo —dijo en Auschwitz— como hijo del pueblo alemán por sobre el que un grupo de criminales llegó al poder mediante falsas promesas de grandeza futura. En el fondo matando a esa gente estos depravados al que querían matar era a Dios»”[1].

Es verdad, los nazis querían matar a Dios ya que eran monstruos satánicos, seres endemoniados habidos de sangre y poder, pero Ratzinger mismo fue un prominente oficial nazi, y que se sepa nunca adjuro de su filiación. Incluso existen personas que dicen que tiene una esvástica tatuada en una de sus nalgas y en la otra el rostro de Hitler.

El cardenal Ratzinger, que fuera luego papa y que se dedicó a ocultar sus actividades con el nazismo y el satanismo. Sus maldades no tuvieron limite y la largo de la vida cumplió con su único deber, propagar las enseñas de Satán por la Tierra. Algunos creyeron que su papado era el del temido Anticristo, pero se equivocaron, es un hombre del Río de la Plata, quién como hijo del Maligno se ha encarnado para llevar el caos y la destrucción al mundo entero.

“En los Evangelios, los Hechos de los Apóstoles, las Epístolas y el Apocalípsis, el Diablo cambiará su piel de serpiente antigua o dragón para convertirse en el Anticristo, en la Bestia y en el Falso Profeta. Tres máscaras fuertes que constituyen la Trinidad diabólica en la Historia, o el mal político. Las guerras internacionales, los conflictos civiles, la seducción política de las masas por los emperadores y los tiranos, las máquinas de guerra, la destrucción por el fuego, el Armagedón, además de conceptos asociados, constituyen su contrateofanía, o diabolofanía. La emergencia de las armas químicas, biológicas y nucleares constituye la prueba estadística, objetiva, de la realidad diabólica, y su máscara tecnológica[2].

La máscara del Anticristo es la de un hombre bueno que besa niños en público, quién sabe que les hará en privado, un ser que irradia bondad pero que en sus entrañas solo tiene deseos de maldad. Un hombre que “seduce” a las masas, que ha nacido en la época de los grandes avances tecnológicos y que haciendo uso de los mismos se impondrá con las diabólicas máquinas del mal aplastando las cabezas de aquellos inocentes que creyeron en sus palabras tan dulces como la miel y tan falsas como una moneda de cuero.

“Ya le hice la lista a Su Santidad de sus paisanos los obispos alemanes aduladores de Hitler: todos en coro como rezando el rosario. ¿Dijo algo Pío XII al respecto? ¿Una palabra siquiera en sus múltiples alocuciones radiofónicas, mensajes de navidad, exhortaciones, advertencias, encíclicas y cartas pastorales para repudiar a ese criminal vesánico y censurar la actitud abyecta de sus obispos alemanes? Tantas cuantas dijo para reprobar a Jozef Tiso cuando presidía este cura, apoyado por las SS, el Estado fascista de Eslovaquia, aliado de los nazis. ¡Qué iba a decir si hasta lo recibió en el Vaticano, le dio el rango de gentilhombre papal y lo hizo obispo! El presidente-obispo Tiso puso tres divisiones con cincuenta mil soldados a disposición de Hitler. Al final de la guerra huyó a Austria con todo su gobierno pero lo ahorcaron. «Muero como mártir y defensor de la civilización cristiana», dijo. ¿Qué entendería este gentilhombre papal por «civilización cristiana»? ¿Las persecuciones de judíos, las quemas de brujas y herejes, las masacres en nombre del Crucificado que aquí hemos venido enumerando?”[3]
Bergolio desde niño soñaba con ejercer un férreo control sobre sus congéneres y su llegada al trono no ha hecho más que enervar ese deseo.

En el mentado documental se especula al final con la posibilidad de que el mismo pontífice sea el Anticristo.
“Tan rica será la Puta que en su sola arquidiócesis de Bostón hace poco, en octubre de 2003, acaba de tener que pagarles ochenta y cinco millones de dólares a quinientos cincuenta y dos querellantes representados por más de cuarenta abogados, para acallar sus demandas contra los curas bostonianos que practican el precepto evangélico «Dejad que los niños vengan a mí». De los querellantes en cuestión unos doscientos alegaban que habían sido violados y sodomizados. ¡Menos mal que no los gonorrizaron, porque ya sí sería el colmo que después de usar a esas criaturas para sus celebraciones les hubieran contagiado una gonorrea!”[4]

El Falso Profeta tiene que ser uno que se ha tomado por un emisario del Señor pero que se dedique a destruir sus obras propagando el mal, ¿no es esto lo que ha hecho la iglesia Católica por siglos, destruir, asesinar, violar, robar y apoyar dictaduras y genocidios?, ¿no llena sus arcas con millones mientras los niños del mundo aguantan hambre o son violados por sus perversos curas?

“Los elementos litúrgicos de una celebración satánica varían mucho y pueden ir desde una simple vela a complejos montajes en los que se utilizan cierto número de objetos. No obstante, pasaremos a enumerar los más comunes. Una campana que es tocada nueve veces al comienzo y final del ritual. El oficiante suele girar sobre si mismo en sentido contrario a las agujas del reloj mientras hace sonar dicha campana. Un cáliz, preferentemente de plata, pero nunca de oro ya que este metal es asociado por los satanistas con la liturgia cristiana. También puede emplearse vino, una espada, un gong, pergamino, etc. En cualquier caso, todos estos elementos se ubican en una mesita auxiliar cerca del altar, nunca en este”[5].

Esta tipo de ceremonias han sido vividas por diferentes clérigos que arrepentidos luego de gozarlas profundamente, las han denunciado frente a diferentes autoridades que han hecho oídos sordos a estos actos brutales y anticristianos que se dan en el seno mismo de la Iglesia, no en vano es la Gran Puta de Babilonia.



[1] Fernando Vallejo, La Puta de Babilonia
[2] Pieters Simon, Diabolus; Las mil caras del diablo a lo largo de la historia
[3] Fernando Vallejo, La Puta de Babilonia
[4] Fernando Vallejo, La Puta de Babilonia
[5] Santiago Camacho Hidalgo, Historia oculta del Satanismo