El final de la libertad de expresión: Criminalizando la crítica de Israel

Geld

Madmaxista
Desde
5 Sep 2007
Mensajes
2.794
Zanx
968
Ubicación
Galiza
The End of Free Speech?

Criminalizing Criticism of Israel


On October 16, 2004, President George W. Bush signed the Israel Lobby’s bill, the Global Anti-Semitism Review Act. This legislation requires the US Department of State to monitor anti-semitism world wide.

To monitor anti-semitism, it has to be defined. What is the definition? Basically, as defined by the Israel Lobby and Abe Foxman, it boils down to any criticism of Israel or Jews.

Rahm Israel Emanuel hasn’t been mopping floors at the White House.
As soon as he gets the Hate Crimes Prevention Act of 2009 passed, it will become a crime for any American to tell the truth about Israel’s treatment of Palestinians and theft of their lands.

It will be a crime for Christians to acknowledge the New Testament’s account of Jews demanding the crucifixion of Jesus.

It will be a crime to report the extraordinary influence of the Israel Lobby on the White House and Congress, such as the AIPAC-written resolutions praising Israel for its war crimes against the Palestinians in Gaza that were endorsed by 100 per cent of the US Senate and 99 per cent of the House of Representatives, while the rest of the world condemned Israel for its barbarity.

It will be a crime to doubt the Holocaust.

It will become a crime to note the disproportionate representation of Jews in the media, finance, and foreign policy.

In other words, it means the end of free speech, free inquiry, and the First Amendment to the Constitution. Any facts or truths that cast aspersion upon Israel will simply be banned.

Given the hubris of the US government, which leads Washington to apply US law to every country and organization, what will happen to the International Red Cross, the United Nations Commission on Human Rights, and the various human rights organizations that have demanded investigations of Israel’s military assault on Gaza’s civilian population? Will they all be arrested for the hate crime of “excessive” criticism of Israel?

This is a serious question.

A recent UN report, which is yet to be released in its entirety, blames Israel for the deaths and injuries that occurred within the United Nations premises in Gaza. The Israeli government has responded by charging that the UN report is “tendentious, patently biased,” which puts the UN report into the State Department’s category of excessive criticism and strong anti-Israel sentiment.

Israel is getting away with its blatant use of the American government to silence its critics despite the fact that the Israeli press and Israeli soldiers have exposed the Israeli atrocities in Gaza and the premeditated murder of women and children urged upon the Israeli invaders by rabbis. These acts are clearly war crimes.

It was the Israeli press that published the pictures of the Israeli soldiers’ T-shirts that indicate that the willful murder of women and children is now the culture of the Israeli army. The T-shirts are horrific expressions of barbarity. For example, one shows a pregnant Palestinian woman with a crosshairs over her stomach and the slogan, “One shot, two kills.” These T-shirts are an indication that Israel’s policy toward the Palestinians is one of extermination.

It has been true for years that the most potent criticism of Israel’s mistreatment of the Palestinians comes from the Israeli press and Israeli peace groups. For example, the Israeli newspaper Haaretz and Jeff Halper of ICAHD have shown a moral conscience that apparently does not exist in the Western democracies where Israel’s crimes are covered up and even praised.

Will the American hate crime bill be applied to Haaretz and Jeff Halper? Will American commentators who say nothing themselves but simply report what Haaretz and Halper have said be arrested for “spreading hatred of Israel, an anti-semitic act”?

Many Americans have been brainwashed by the propaganda that Palestinians are terrorists who threaten innocent Israel. These Americans will see the censorship as merely part of the necessary war on terror. They will accept the demonization of fellow citizens who report unpalatable facts about Israel and agree that such people should be punished for aiding and abetting terrorists.

A massive push is underway to criminalize criticism of Israel. American university professors have fallen victim to the well organized attempt to eliminate all criticism of Israel. Norman Finkelstein was denied tenure at a Catholic university because of the power of the Israel Lobby. Now the Israel Lobby is after University of California (at Santa Barbara,) professor Wiliam Robinson. Robinson’s crime: his course on global affairs included some reading assignments critical of Israel’s invasion of Gaza.

The Israel Lobby apparently succeeded in convincing the Obama Justice (sic) Department that it is anti-semitic to accuse two Jewish AIPAC officials, Steven Rosen and Keith Weissman, of spying. The Israel Lobby succeeded in getting their trial delayed for four years, and now Attorney General Eric Holder has dropped charges. Yet, Larry Franklin, the DOD official accused of giving secret material to Rosen and Weissman, is serving 12 years and 7 months in prison.

The absurdity is extraordinary. The two Israeli agents are not guilty of receiving secrets, but the American official is guilty of giving secrets to them! If there is no spy in the story, how was Franklin convicted of giving secrets to a spy?

Criminalizing criticism of Israel destroys any hope of America having an independent foreign policy in the Middle East that serves American rather than Israeli interests. It eliminates any prospect of Americans escaping from their enculturation with Israeli propaganda.

To keep American minds captive, the Lobby is working to ban as anti-semitic any truth or disagreeable fact that pertains to Israel. It is permissible to criticize every other country in the world, but it is anti-semitic to criticize Israel, and anti-semitism will soon be a universal hate-crime in the Western world.

Most of Europe has already criminalized doubting the Holocaust. It is a crime even to confirm that it happened but to conclude that less than 6 million Jews were murdered.

Why is the Holocaust a subject that is off limits to examination? How could a case buttressed by hard facts possibly be endangered by kooks and anti-semitics? Surely the case doesn’t need to be protected by thought control.

Imprisoning people for doubts is the antithesis of modernity.

Paul Craig Roberts was Assistant Secretary of the Treasury in the Reagan administration. He is coauthor of The Tyranny of Good Intentions.He can be reached at: [email protected]
 

LABACANTE

Madmaxista
Desde
13 Mar 2009
Mensajes
771
Zanx
236
PALABRAS PROFÉTICAS DE WASHINGTON Y FRANKLIN.

Jorge Washington (1732 – 1799), uno de los padres de la patria norteamericana y dos veces Presidente de los EE. UU., dijo ante toda la Asamblea en ocasión de promulgarse la Constitución en 1787:

“Ellos, los judíos, luchan contra nosotros más eficazmente que los ejércitos enemigos. Son cien veces más peligrosos para nuestra libertad y son el gran problema que tenemos. Es de lamentar que todo el estado, hace tiempo, no los haya perseguido como a la peste de la sociedad y como los mayores enemigos de la felicidad de América.”

En aquella Asamblea habló también Benjamín Franklin (1706 – 1790), otro padre de la patria de los estadounidenses. Hizo en 1776 la Declaración de la Independencia y consiguió, como Ministro Plenipotenciario en París, el reconocimiento de ella por parte de Inglaterra. En aquella Asamblea dijo lo que con el tiempo sería una profecía:

“En cualquier país donde los judíos logran establecerse, en mayor cantidad, no respetan la moral ética y la honradez comercial; se aíslan, en vez de integrarse. Se burlan de la religión cristiana y buscan trabajar contra la misma, no respetando las respectivas costumbres religiosas del país que los cobija de buena fe. Crean, en los diversos países donde residen, donde las autoridades tratan de evitar eso, la ruina del respectivo país. Por ejemplo: España y Portugal.

Desde hace 1700 años, los judíos se quejan de haber sido expulsados de Palestina. Pero si el mundo les diese otra vez Palestina, no encontrarían motivos para volver allá. ¿Por qué? Porque todos los judíos son vampiros, y los vampiros no viven de los vampiros. Ellos no pueden vivir por sí mismos. Ellos explotan a los pueblos cristianos y perjudican a todas las otras naciones, con excepción de su propia raza.

Si ustedes no los excluyen de la Constitución de los Estados Unidos, ellos, dentro de 200 años (¡sería el año 1987, Santo Cielo!), habrán entrado en tan grande cantidad en nuestro país, que lo dominarán y se lo engullirán.

Modificarán nuestras formas de gobierno, por la cual nosotros, americanos dimos nuestras vidas y nuestra sangre, y por la cual arriesgamos nuestra libertad.

Si ustedes no los excluyen, entonces nuestros descendientes tendrán dentro de 200 años que trabajar solamente para los judíos, que sentados en sus sillones mullidos, contarán solamente el dinero que nosotros ganamos.

¡Los estoy previniendo! Si no excluyen a los judíos por todos los tiempos, sus hijos los condenarán en sus tumbas. Los judíos son asiáticos y nada más, cualquiera sea el lugar donde hayan nacido.

Costumbres y usos judaicos no sirven para la vida de los americanos, aunque el judío viva diez generaciones en nuestro medio. Un leopardo no pierde sus costumbres. Los judíos son asiáticos y, pudiendo entrar aquí, constituyen un peligro para nuestro país. Deberían ser excluidos constitucionalmente.”

http://ar.geocities.com/ciudadanosalerta05/problema_judio/otros_nazis.html
 
Última edición:

Geld

Madmaxista
Desde
5 Sep 2007
Mensajes
2.794
Zanx
968
Ubicación
Galiza
La cosa no pinta nada bien... La primera enmienda está como fruta madura a punto de caer de un momento a otro... En Australia dos encarcelados por delitos de opinión... De Europa central ni hablamos... Y en X-paña, entre libreros condenados por apología de genocidios que niegan y organizaciones políticas ilegalizadas...

PALABRAS PROFÉTICAS DE WASHINGTON Y FRANKLIN.

Jorge Washington (1732 – 1799), uno de los padres de la patria norteamericana y dos veces Presidente de los EE. UU., dijo ante toda la Asamblea en ocasión de promulgarse la Constitución en 1787:

“Ellos, los judíos, luchan contra nosotros más eficazmente que los ejércitos enemigos. Son cien veces más peligrosos para nuestra libertad y son el gran problema que tenemos. Es de lamentar que todo el estado, hace tiempo, no los haya perseguido como a la peste de la sociedad y como los mayores enemigos de la felicidad de América.”

En aquella Asamblea habló también Benjamín Franklin (1706 – 1790), otro padre de la patria de los estadounidenses. Hizo en 1776 la Declaración de la Independencia y consiguió, como Ministro Plenipotenciario en París, el reconocimiento de ella por parte de Inglaterra. En aquella Asamblea dijo lo que con el tiempo sería una profecía:

“En cualquier país donde los judíos logran establecerse, en mayor cantidad, no respetan la moral ética y la honradez comercial; se aíslan, en vez de integrarse. Se burlan de la religión cristiana y buscan trabajar contra la misma, no respetando las respectivas costumbres religiosas del país que los cobija de buena fe. Crean, en los diversos países donde residen, donde las autoridades tratan de evitar eso, la ruina del respectivo país. Por ejemplo: España y Portugal.

Desde hace 1700 años, los judíos se quejan de haber sido expulsados de Palestina. Pero si el mundo les diese otra vez Palestina, no encontrarían motivos para volver allá. ¿Por qué? Porque todos los judíos son vampiros, y los vampiros no viven de los vampiros. Ellos no pueden vivir por sí mismos. Ellos explotan a los pueblos cristianos y perjudican a todas las otras naciones, con excepción de su propia raza.

Si ustedes no los excluyen de la Constitución de los Estados Unidos, ellos, dentro de 200 años (¡sería el año 1987, Santo Cielo!), habrán entrado en tan grande cantidad en nuestro país, que lo dominarán y se lo engullirán.

Modificarán nuestras formas de gobierno, por la cual nosotros, americanos dimos nuestras vidas y nuestra sangre, y por la cual arriesgamos nuestra libertad.

Si ustedes no los excluyen, entonces nuestros descendientes tendrán dentro de 200 años que trabajar solamente para los judíos, que sentados en sus sillones mullidos, contarán solamente el dinero que nosotros ganamos.

¡Los estoy previniendo! Si no excluyen a los judíos por todos los tiempos, sus hijos los condenarán en sus tumbas. Los judíos son asiáticos y nada más, cualquiera sea el lugar donde hayan nacido.

Costumbres y usos judaicos no sirven para la vida de los americanos, aunque el judío viva diez generaciones en nuestro medio. Un leopardo no pierde sus costumbres. Los judíos son asiáticos y, pudiendo entrar aquí, constituyen un peligro para nuestro país. Deberían ser excluidos constitucionalmente.”

Jorge Washington y Benjamin Franklin ¡Eran nazis!
 

LABACANTE

Madmaxista
Desde
13 Mar 2009
Mensajes
771
Zanx
236
"Si algo bueno tiene Israel es que allí hay 6 millones de ellos, eso evita tener que salir a buscarlos por el mundo".
Hassan Nasrallah dixit. :D
 

LABACANTE

Madmaxista
Desde
13 Mar 2009
Mensajes
771
Zanx
236
La cosa no pinta nada bien... La primera enmienda está como fruta madura a punto de caer de un momento a otro... En Australia dos encarcelados por delitos de opinión... De Europa central ni hablamos... Y en X-paña, entre libreros condenados por apología de genocidios que niegan y organizaciones políticas ilegalizadas...
Eso es democracia y libertad de expresión.:eek:
Dios mio que cáncer...Es imposible librarnos de ellos, han devorado la tierra...
¿Hasta cuando con ésta lucha?
 

Geld

Madmaxista
Desde
5 Sep 2007
Mensajes
2.794
Zanx
968
Ubicación
Galiza
Debe leer algo sobre escatología musulmana... Como decimos por estas tierras, Os tempos são chegados...

Eso es democracia y libertad de expresión.:eek:
Dios mio que cáncer...Es imposible librarnos de ellos, han devorado la tierra...
¿Hasta cuando con ésta lucha?
 

LABACANTE

Madmaxista
Desde
13 Mar 2009
Mensajes
771
Zanx
236
Debe leer algo sobre escatología musulmana... Como decimos por estas tierras, Os tempos são chegados...
¿Te refieres a que el fin del mundo está cerca?.
Humanamente es imposible acabar con ellos, sólo queda esperar la solución final...
 

Geld

Madmaxista
Desde
5 Sep 2007
Mensajes
2.794
Zanx
968
Ubicación
Galiza
Escatología musulmana, algo dice de cerdos y "cristianos"...

Y hasta aquí se puede leer...

Y un video que hoy me ha dado por estos

<object width="425" height="344"><param name="movie" value="http://www.youtube.com/v/jKDZWrU-lhY&hl=pt-br&fs=1"></param><param name="allowFullScreen" value="true"></param><param name="allow******access" value="always"></param><embed src="http://www.youtube.com/v/jKDZWrU-lhY&hl=pt-br&fs=1" type="application/x-shockwave-flash" allow******access="always" allowfullscreen="true" width="425" height="344"></embed></object>



¿Te refieres a que el fin del mundo está cerca?.
Humanamente es imposible acabar con ellos, sólo queda esperar la solución final...
 
Última edición:

Raimon

Madmaxista
Desde
15 Feb 2008
Mensajes
2.512
Zanx
1.806
Los judios han logrado en America lo que estuvieron a punto de lograr en la Alemania de Weimar, esto es un pais multiculturalizado para que fuera debil, entregado a doctrinas disolventes que pasaban por modernas, y con control judio en la banca, la prensa y la judicatura. Alli acabaron mal, en los USA ya veremos.

Nota: la influencia de los lobbies judios en la multiculturizacion de los USA y su presencia en la banca, la prensa y la judicatura (y, no lo olvidemos, Hollywood!) no son rumores sino hechos perfectamente documentados. Exactamente igual para su influencia en la Alemania de Weimar.
 

Blas de Lezo

Madmaxista
Desde
22 Dic 2008
Mensajes
320
Zanx
154
"Si algo bueno tiene Israel es que allí hay 6 millones de ellos, eso evita tener que salir a buscarlos por el mundo".
Hassan Nasrallah dixit. :D
¿Te refieres a que el fin del mundo está cerca?.
Humanamente es imposible acabar con ellos, sólo queda esperar la solución final...
¿Y a qué "solución final" se refiere? ¿Quizá a algo de este tipo?

Solución final - Wikipedia, la enciclopedia libre

Fotico...click!
 

LABACANTE

Madmaxista
Desde
13 Mar 2009
Mensajes
771
Zanx
236
IAR-Noticias/ Las "dos caras" del lobby judío: El antes y el después de Bush

El lobby "por derecha"



Cuando se refieren al lobby judío (al que llaman lobby pro-israelí) la mayoría de los expertos y analistas hablan de un grupo de funcionarios y tecnócratas de la derecha fundamentalista, en cuyas manos está el diseño y la ejecución de la política militar norteamericana.

A este lobby judío (de derecha conservadora) se le atribuye el objetivo estratégico permanente de imponer la agenda militar y los intereses políticos y geopolíticos del gobierno y el Estado de Israel en la política exterior de EEUU.

Como definición, el lobby es una gigantesca maquinaria de presión económica y política que opera simultáneamente en todos los estamentos del poder institucional estadounidense: Casa Blanca, Congreso, Pentágono, Departamento de Estado, CIA y agencias de la comunidad de inteligencia, entre los mas importantes.

Como objetivo estratégico permanente, el lobby judío orienta sus acciones a imponer la agenda militar y los intereses políticos y geopolíticos del gobierno y el Estado de Israel en la política exterior de EEUU, valiéndose de funcionarios y lobbystas que operan sobre las estructuras del Estado norteamericano.

A través del lobby judío ("por derecha") el Estado militarista de Israel consigue imponer sus propias estrategias en la agenda exterior norteamericana, principalmente en el Consejo de Seguridad de la ONU, donde se mimetiza con las posiciones oficiales de la representación de Washington en ese organismo clave de la política internacional.

Con esa misión el lobby tiene instalados funcionarios claves en los centros de decisión de la Casa Blanca, el Congreso, el Pentágono y el Departamento de Estado y las redes y agencias de la comunidad de inteligencia estadounidense.

Según Petras, el poder del lobby pro-Israel, que incluye al AIPAC, la Conferencia de Presidentes, los PAC y cientos de organizaciones locales formales e informales, se ve incrementado por su influencia y hegemonía sobre el Congreso, los medios de comunicación de masas, las instituciones financieras, los fondos de pensiones y las organizaciones fundamentalistas cristianas.

Los tecnócratas del lobby (neocons) provienen principalmente del lobby sionista de Israel, la derecha cristiana, los think-tanks, las fundaciones y los grandes consorcios mediáticos -diarios y cadenas televisivas y radiales- que integran la logia empresarial contratista del Complejo Militar Industrial.

El lobby judío en EEUU adquirió fuerza y gran capacidad de influencia en la política norteamericana hacia Oriente Medio tras la guerra árabe-israelí de 1967, cuando se creó el American-Israel Public Affairs Committee (AIPAC) y la doctrina Nixon convirtió a Israel en el gendarme regional del poder militar estadounidense en la región.

Entre los integrantes más sobresalientes del lobby (nucleados alrededor de las figuras políticas del vicepresidente Dick Cheney, y del secretario de Defensa Donald Rumsfeld) sobresale el ex secretario adjunto de defensa, Paul Wolfowitz (hoy presidente del Banco Mundial) para muchos el verdadero "cerebro".

Otros miembros destacados del grupo son Douglas Feith, el ex número tres en el Pentágono, Lewis "Scooter" Libby, ex jefe de gabinete del vicepresidente Dick Cheney, John R. Bolton, embajador de EEUU en la ONU, y Elliott Abrams, a cargo de la política de Medio Oriente en el Consejo Nacional de Seguridad.

También son integrantes destacados James Woolsey, ex director de la CIA, autor de la operación que intentó vincular a Saddam Hussein con el 11-S y con las cartas con ántrax en EE.UU; y Richard Perle, que renunció a su cargo de asesor del departamento de Defensa tras un escándalo empresarial.

Una vez que abandonan sus cargos en la administración estadounidense pasan a desempeñarse en los think-tanks (gabinetes estratégicos) como el American Enterprise Institute (AEI), y el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS, por sus siglas en inglés), desde los cuales siguen operando ideas y negocios para el lobby desde la función privada.

El dinero para la financiación de las estructuras operativas del lobby ("por derecha") proviene de las megacorporaciones, petroleras, armamentistas, tecnológicas, financieras, que hacen negocios tanto con el Complejo Militar Industrial como con Wall Street, y también de fundaciones conservadoras al estilo de Bradley y Olin que utilizan las fortunas legadas a tal fin por magnates que ya dejaron este mundo.

El mayor vínculo entre los think-tanks conservadores y el lobby de Israel es el Instituto Judío de Asuntos de Seguridad Nacional (JINSA, por sus siglas en inglés) de Washington, que apoya al Likud, y que involucra a muchos expertos no-judíos de Defensa, quienes hacen constantes viajes a Israel en carácter de consultivos de los halcones de los gobiernos sionistas de turno en el Estado de Israel.

El Instituto Judío para Asuntos de la Seguridad Nacional (Jinsa), que fue fundado en 1976, fue fusionado con otro grupo, el Centro para la Política de Seguridad (CSP), y posee una impresionante junta directiva que incluye al vicepresidente, Dick Cheney, y los neoconservadores Paul Wolfowitz, Richard Perle, el subsecretario de Estado, John Bolton, el subsecretario de Defensa, Douglas Feith, Michael Ledeen, la antigua embajadora en las Naciones Unidas Jeanne J. Kirkpatrick, Stephen Bryen, Joshua Muravchik, Eugene Rostow y el ex director de la CIA James Woolsey, además de varios generales y almirantes retirados.

El grupo de funcionarios y tecnócratas del lobby "por derecha" se apoderó de la administración Bush hijo por medio del vicepresidente Dick Cheney, una especie de tutor político de W., cuando éste estaba a cargo de la transición presidencial (el período entre la elección en noviembre y el acceso al poder en enero).

Cheney, asesorado en las sombras por su socio y amigo el ex presidente George Bush, padre de W., se valió de esa circunstancia para colocar en la primera línea de administración republicana a los más reputados intelectuales y tecnócratas del lobby judío "por derecha".

Desde ese espacio clave empezaron a construir las nuevas coordenadas de la política exterior del Imperio y diseñaron la nueva estrategia colonizadora del Estado norteamericano: las guerras preventivas contra el "eje del mal", plasmadas en el papel por la halcona negra Condoleezza Rice.

En esa orientación estratégica el lobby ("por derecha") empezó a construir las teorías conspirativas sobre Bin Laden y el "terrorismo amenazante" que sirvieron para justificar la invasión a Afganistán tras el 11-S, y luego la invasión a Irak.

Las teorías e hipótesis de conflicto justificatorias de esa invasiones fueron elaboradas por el lobby judío en la Oficina de Planes Especiales (una estructura paralela a la CIA y a los organismo de inteligencia) , en vinculación directa con el equipo conducido por la entonces asesora en Seguridad Nacional de Bush, Condoleezza Rice, que componían junto con Cheney y Powell (hoy retirado) la primera línea de influencia en la Casa Blanca.

Desde allí el lobby construyó las principales teorías legitimadoras de la nueva invasión a Irak en base a informes falsos como lo fue, por ejemplo, la información provista a Bush sobre las armas químicas de Saddam, y sus presuntas vinculaciones con la organización Al Qaeda de Bin Laden.

Experiencia que le valió el mote de "fabrica de mentiras" con que se conoce a esta oficina invisible del lobby en el Pentágono.

Actualmente el lobby neocon con sus jefes políticos, Dick Cheney y Donald Rumsfeld, incrementa su presión sobre la Casa Blanca para que ordene acciones militares puntuales contra Irán y Siria, básicamente bombardeos "selectivos" como los realizados en Irak antes de la invasión.

El lobby judío ("por derecha") impulsa abiertamente la intervención militar en todo el mapa de Medio Oriente para eliminar "la amenaza árabe a Israel", y sostiene que Israel y Turquía son los únicos verdaderos Estados-naciones de la región y han estado pronosticando la desintegración de algunos Estados árabes desde la primera Guerra del Golfo.

Su "biblia" funcional se condensa en un documento del año1996 titulado "Un cambio nítido: una nueva estrategia para asegurar el territorio nacional," escrito por el grupo JINSA para aconsejar al entonces primer ministro entrante israelí Benjamin Netanyahu.

Este documento abreva en las raíces de la "teoría de los bolos" del Oriente Medio, según la cual un golpe dirigido contra Irak podría derribar varios regímenes árabes del Medio Oriente.

La misma teoría la repiten ahora poniendo en el centro a Irán y Siria, y a las organizaciones radicalizadas árabes que combaten a la ocupación militar de EE.UU. en Irak.
Hasta aquí, hemos de******o resumidamente al lobby judío "de derecha" como un grupo estratégico de funcionarios y tecnócratas "ultraderechistas" que (infiltrado en la administración Bush, y desde el 11-S) orienta sus acciones a imponer la agenda militar y los intereses políticos y geopolíticos del gobierno y el Estado de Israel en la política exterior de EEUU.

Pero esta versión del lobby (recreada por los expertos) está incompleta, le falta un capítulo.
 

LABACANTE

Madmaxista
Desde
13 Mar 2009
Mensajes
771
Zanx
236
El lobby "por izquierda"



Curiosamente los expertos, tanto de izquierda como de derecha, (salvo James Petras) sólo se ocupan del lobby judío neoconservador de la administración Bush, sin ninguna mención de otras administraciones anteriores, como la del demócrata Clinton, por ejemplo.

¿Acaso el lobby judío es un invento exclusivo de la derecha fundamentalista que hoy controla la Casa Blanca?

¿Porqué cuando se habla del lobby judío en "versión conservadora" se omite, aunque sea como referencia complementaria, su "versión liberal" implementada durante las administraciones demócratas, principalmente de Carter y de Clinton?

¿Acaso con las administraciones demócratas se detiene la acción del lobby judío sobre la Casa Blanca y las estructuras institucionales del poder estadounidense?

¿Acaso con las administraciones demócratas se detienen las invasiones militares de EEUU por conquistas de mercados y apropiación de recursos naturales, como las realizadas por Bush y su administración en Irak y Afganistán?

Al liberalismo de los demócratas, en EEUU, se lo denomina "izquierda". Y al lobby judío que opera durante esas administraciones (complementarias de la derecha conservadora) habría que llamarlo, por lógica consecuencia, lobby judío "de izquierda".

O por lo menos hacer una referencia, cuando se habla del lobby judío "de derecha", que el mismo lobby que hoy opera con la derecha conservadora de Bush (con otros nombres) opera simultáneamente tanto en las estructuras del Partido Republicano como del Partido Demócrata, y de sus respectivas administraciones cuando llegan a la Casa Blanca.

Por ejemplo: ningún analista se preguntó que hacia Samuel Berger, el jefe político del lobby judío que se movía en la órbita de la administración Clinton, como principal asesor del candidato demócrata John Kerry en la última elección presidencial .

Berger, un sionista liberal "de izquierda", fue asesor de seguridad nacional durante la presidencia de Bill Clinton, pero hasta ser descubierto robando papeles secretos se desempeñaba como principal consejero en temas de seguridad del candidato demócrata John Kerry.

Samuel Berger, William Cohen y Madeleine Albright cumplieron, durante la administración de Bill Clinton, las mismas funciones para el lobby judío liberal "de izquierda" que hoy cumplen Dick Cheney, Donald Rumsfeld y Condoleezza Rice en la administración Bush.

Pero de eso los analistas no hablan, solo se ocupan de los funcionarios halcones de Bush que hoy representan al lobby "por derecha".

Desde sus puestos en la Casa Blanca los sionistas judíos "de izquierda" Berger, Albright y Cohen, tuvieron una participación clave en los bombardeos y posterior invasión de EEUU a Yugoslavia lanzada por la administración Clinton con la complicidad militar de la OTAN, en marzo de 1999.

El trío también fue el impulsor principal de las operaciones aéreas anglo estadounidenses sobre la llamada "zona de exclusión" de Irak, las que causaron miles de muertos por las bombas y por los efectos colaterales de la radiación con uranio empobrecido entre la población civil.

Esta hoja en su prontuario no les impide a los sionistas "por izquierda", Berger y a Albright, presentarse hoy (sin ningún cuestionamiento de los analistas y de la prensa del sistema ) como opositores "democráticos" acérrimos a las prácticas militaristas "unilaterales" de Bush en territorio iraquí.

Experto en contraterrorismo, Berger fue una pieza clave en la "aportación de pruebas" para las denuncias sobre "irregularidades" cometidas por la administración Bush durante los atentados terroristas del 11-S formuladas por Richard Clarke, las que fueron utilizadas mediáticamente para complicar electoralmente al actual presidente de EEUU.

La administración de Clinton invadió países y asesinó a tanta o más gente que Bush, y sin embargo la prensa imperialista lo presenta hoy como un inofensivo play boy, o como un moderno cruzado (algo cholulo) de la democracia americana ocupado en escribir libros para chicos o presentar sus memorias con un éxito editorial millonario.

Según James Petras, " Bajo el presidente Clinton, el imperio estadounidense se expandió mucho más allá de las fronteras de cualquier otro presidente desde Harry Truman. Desde los países bálticos a los Balcanes, siguiendo hacia la parte meridional de lo que antes era la URSS, EE.UU. ha establecido una cantidad de estados clientes, que son o nuevos miembros de la OTAN o "Asociados por la Paz" (clientes en espera)".

Para Petras, "El estilo de construcción del imperio de Clinton combinaba la penetración económica abierta y el reclutamiento de nuevos clientes políticos con la intervención militar y de inteligencia encubierta.

"Este último método fue utilizado sea para reforzar la influencia sobre regímenes en desintegración o para socavar a regímenes independientes, o para vencer en la competencia contra competidores europeos o japoneses, usando el espionaje económico de alto nivel, el llamado Proyecto Echelon", señala Petras.

A este caballero, Bill Clinton, la socialdemocracia "progresista" internacional, aliada de los demócratas y del lobby judío "por izquierda, presenta como un estereotipo "democrático" a Bush.

Los demócratas y el lobby judío "liberal" de la era Clinton fueron los inventores de los bombardeos "quirúrgicos", término con el que se definió el uso intensivo de misiles y bombas "inteligentes" dirigidos por sistema láser, con el que se inició la era de la supremacía de los ataques aéreos como método de conquista militar, cuyo módulo experimental fue Yugoslavia.

Durante la gestión de Clinton comenzaron las primeras operaciones encubiertas de la CIA para asesinar o derrocar a Saddam Hussein, utilizando a los mismos funcionarios títeres que hoy gobiernan para Bush en Irak, y que entonces se presentaban en Londres y en Washington como la "oposición a Saddam en el exilio".

Tras la aprobación en 1998 por el Congreso de EEUU de la denominada Acta de Liberación de Irak, la Administración Clinton se dedicó a "fabricar" pruebas de inteligencia falsas y una oposición al ex líder iraquí, con el propósito de destituirlo o de legitimar una invasión militar y un cambio de régimen interno en el país.

El lobby judío, a través de Samuel Berger junto con el secretario de Defensa, William Kohen, fueron firmes impulsores tanto del grupo terrorista de Iyav Allawi (ex primer ministro de Irak) como con el de Amhed Chalabi, quienes consiguieron cuantiosos recursos del Pentágono y de la CIA para asesinar a Saddam Hussein y preparar el terreno para la invasión militar.
 

Anarcomisántropo

Madmaxista
Desde
3 Nov 2008
Mensajes
412
Zanx
303
Ubicación
Murcia
Le deseo la más dolorosa y mortal de las sífilis a los gobernantes de Israel y sus votantes, así como también deseo tal sífilis a los que dicen que los judíos son un cáncer sobre la Tierra y que hay que acabar con ellos.

Pudríos, nazis. Gracias.
 

LABACANTE

Madmaxista
Desde
13 Mar 2009
Mensajes
771
Zanx
236
Exceptuando a Israel de la Crítica Biblia y Tradición


El 16 de octubre de 2004 el presidente George W. Bush firmó una propuesta de ley del grupo de presión pro-israelí, el Acta del Control al Antisemistismo, esta legislación requiere que el Departameno de Estado de los Estados Unidos vigile las manifestaciones de “antisemitismo” en todo el mundo.

Y para vigilar las manifestaciones de “antisemitismo” en el mundo, este término debe ser definido, ¿cuál es su definición?, básicamente, como el grupo se presión pro-israelí y Abe Foxman dicen, se reduce al criticismo hacia Israel y los judíos.

El jefe de gabinete de la Casa Blanca, Rahm Israel Emanuel, no ha perdido el tiempo y desde que obtuvo la aprobación del Acta para la Prevención de Crímenes de Odio de 2009, es un delito que cualquier estadounidense diga la verdad acerca del trato que prodigan los israelíes a los palestinos y sobre el saqueo de las tierras que sufren los últimos por los primeros.

Y será un delito que los cristianos citen los registros del Nuevo Testamento sobre los pasajes en donde los judíos piden la crucifixión de Jesús.

Será un delito denunciar la extraordinaria influencia del grupo de presión pro-israelí instalado en la Casa Blanca y en el Congreso estadounidense, como las resoluciones formales del AIPAC ‘American Israel Public Affairs Committee/Comité de Asuntos Públicos entre Israel y EU’ que elogia los crímenes de guerra israelíes en contra de los palestinos en Gaza, que fueron aprobados por el 100% de los senadores estadounidenses y el 99% de la Cámara de Representantes, mientras que el resto del mundo condena a Israel por estas barbaridades.


Será un crímen el dudar de la versión oficial del Holocausto.

Será un delito señalar la desproporcinada representación de judíos en los medios de comunicación, las finanzas y la política exterior.

En otras palabras, significará el fin de la ‘libre expresión’, la libre investigación y el fin de la Primera Enmienda a la Constitución estadounidense. Cualquier prueba material o verdad que se considere calumniosa para Israel, simplemente será prohibida.

[La Primera Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos es un parte de la Carta de Derechos de los Estados Unidos. Prohíbe que la legislatura haga ley alguna con respecto a la adopción de una religión o haga ley alguna que prohíba la libertad de culto, de expresión, de prensa, de reunión, o de petición.]

Considerando el orgullo del gobierno estadounidense, que guía a Washington a aplicar las leyes estadounidenses en cualquier país y organización, ¿qué pasará con la Cruz Roja Internacional, la Comisión de Naciones Unidas o los Derechos Humanos, y las demás organizaciones sobre derechos que han demandado que se realicen investigaciones a raíz del asalto militar israelí sobre la población civil de Gaza? ¿Serán todas estas organizaciones arrestadas bajo el cargo de “delitos de odio” y de excesivo criticismo hacia Israel?

Esta es una pregunta bastante seria.

Un reporte reciente de Naciones Unidas, el cual todavía se espera que se publique en su totalidad, culpa a Israel por las muertes y daños ocurridas en Gaza, violando premisas de Naciones Unidas. El gobierno israelí ha respondido diciendo que tal reporte de las N. U. es “tendencioso y evidentemente subjetivo”, y coloca a este reporte de las N. U. dentro de la categoría de “excesivo criticismo” y “fuerte sentimiento anti-Israelí”, dictada por el Departemento de Estado estadounidense.

Israel ya está llegando demasiado lejos con su descarada utilización del gobierno estadounidense para acallar las críticas, a pesar de los hechos que son reportados por la misma prensa israelí y sus propios soldados, que han revelado las atrocidades en Gaza, llevadas a cabo de forma premeditada, asesinando a mujeres y niños, y “bendecidos” los invasores israelíes por las prédiccas de los rabinos. Estos hechos, cláramente son crímenes de guerra.

Fue la prensa israelí la que publicó las fotografías de soldados de su país portando camisetas con una leyenda que expresaba su deseo de asesinar a mujeres y niños, y el cual ahora forma parte de la cultura del ejército israelí. Estas camisetas son expresiones terribles de brutalidad. Por ejemplo, en una de estas camisetas se muestra a una mujer palestina embarazada a través de la mira telescópica de un rifle y apunta directamente sobre su vientre, esta imagen se complementa de la frase “Un disparo, dos muertes”. Estas camisetas son una fuerte indicación que la política israelí respecto a Palestina, es simplemente el exterminio de ese pueblo.


Camiseta del ejército israelí







Ha sido evidente, a través de los años, que la corriente principal del cristicismo hacia Israel y su trato hacia los palestinos viene de la prense israelí y de los grupos a favor de la paz israelíes. Por ejemplo, el diario israelí Haaretz y Jeff Halper de la organización ‘Israeli Committe Against House Demolitions/Comité israelí en contra de la demolición de los hogares palestinos’, han mostrado una conciencia moral que aparentemente no existe y no se tiene noticia en las democracias occidentales, en donde los crímenes del gobierno israelí son encubiertos e incluso aplaudidos.



Hogares palestinos derruidos



¿Las leyes estadounidenses en contra de los ‘crímenes de odio’ serán aplicadas a Haaretz y Jeff Halper? ¿Los comentaristas estadounidenses que no expresan su opinión, sino simplemente citan a Haaretz y Halper serán arrestados por esparcir odio hacia Israel y por actos anti-semitas?

A muchos estadounidenses se les ha ‘lavado el cerebro’ con la propaganda que dice que los palestinos son terroristas que amenzan al inocente Israel, estos estadounidenses verán la censura en su país como parte necesaria de la lucha ‘en contra del terrorismo’, ellos aceptarán la satanización de conciudadanos quienes reporten hechos innegables sobre Israel y estarán de acuerdo en que dichas personas sean castigadas por ayudar y ser cómplices de terroristas.

Y ya viene en camino una gran “ola de presión” para convertir en delito el criticismo hacia Israel, muchos catedráticos de universidades han sido víctimas ya del bien organizado intento de eliminar este criticismo hacia Israel. A Norman Finkelstein se le negó la titularidad de un puesto académico en una universidad católica debido a la fuerte influencia del grupo de presión pro-israelí sobre ésta. Ahora este grupo de presión pro-israelí va tras del profesor William Robinson de la Universidad de California, lo reporta así Doug Henwood, y ¿cuál es el crímen de Robinson?, el enfoque de su curso universitario que incluye la lectura de material en el que se critica la invasión israelí en Gaza.

Este grupo de presión pro-israelí aparentemente ya ha logrado convencer al Departamento de Justicia de Obama que se considere “anti-semita” el acusar a dos oficiales judíos del AIPAC (American Israel Public Affairs Committee), Steven Rosen y Keith Weissman, de espionaje. El grupo de presión pro-israelí también ha sido exitoso al lograr que el juicio a estos judíos se haya aplazado cuatro años, y ahora el fiscal general, Eric Holder, ha desechado los cargos, aún así, Larry Franklin, el funcionario del Departamento de la Defensa que fue acusado de haber proporcionado material secreto a Rosen y Weissman está purgando una condena de 12 años y 7 meses de prisión.

Este absurdo es extraordinario, los dos agentes israelíes no son culpables de recibir secretos, ¡pero el funcionario estadounidense es culpable de darles secretos a ellos! Si en esta historia no existió el espionaje, ¿por qué fue encarcelado Franklin por dar secretos a unos espías?

El criminalizar el criticismo hacia Israel destruye cualquier esperanza de EU a tener una política exterior independiente hacia el Medio Oriente que realmente sirva a los intereses estadounidenses en lugar de los intereses israelíes. Elimina cualquier búsqueda de los estadounidenses para escapar de la inculturalización de la propaganda israelí.

Con el fin de mantener cautiva las mentes de los estadounidenses, el grupo de presión pro-israelí está trabajando para prohibir cualquier verdad que incomode a Israel y catalogarla como anti-semitismo, les es permitido criticar a cualquier otro país, pero es “anti-semita” criticar a Israel y este “anti-semitismo” muy pronto será considerado un crímen de odio en todo el mundo occidental.

La mayor parte de los países europeos ya ha especificado como delito el siquiera dudar del Holocausto, es incluso un crímen decir que sucedió pero al mismo tiempo afirmar que fueron menos de seis millones de judíos los que murieron.

Y con todo lo que hemos escuhado acerca del Holocausto, seguramente los hechos están por ahí, ¿por qué el grupo de presión pro-israelí considera que el caso del Holocausto es tan débil que no es conveniente que se estudien los hechos y alcanzar así una conclusión independiente?

¿Por qué el Holocausto debe ser una materia exenta de los límites de la investigación? ¿Podría un caso sustentado en hechos duros ser amenazado por las creencias de unos cuantos “anti-semitas”? Con seguridad, un caso así no necesitaría de la protección de un extenso programa de control de las mentes.

Encarcelar a las personas por sólo la expresión de la simple duda es la antítesis del progreso.