Así hay que combinar los alimentos en las comidas

veganos homosexuales

Lonchafinista
Desde
19 Dic 2018
Mensajes
396
Zanx
500
Pautas para combinar los alimentos de forma correcta

Solo comer cuando se tiene hambre.

El cuerpo es muy listo y está preparado para indicarnos qué debemos hacer en cada situación orgánica (defecar, orinar, comer…). Cuando necesita alimento, nos avisa con la sensación de hambre y es entonces cuando le debemos aportar nutrientes. Si no nos pide, es porque aún está procesando y asimilando los alimentos de la última comida. Comer cuando no se tiene hambre congestiona el sistema digestivo y el proceso natural de depuración del cuerpo se ve alterado.

Comer un solo alimento concentrado a la vez. Los alimentos concentrados son los que no contienen prácticamente agua, como los almidones y las proteínas. Los alimentos no concentrados son los que contienen un tanto por ciento elevado de agua, como la fruta madura y los vegetales sin almidón. Para facilitar la digestión y ahorrar energía, es muy recomendable incluir un solo tipo de alimento concentrado en el plato. Eso nos lleva a la tercera pauta…

No mezclar proteínas y almidones. Aquí es cuando se rompen los esquemas. Os preguntaréis: “¿Qué pasa con el pollo al horno con patatas, las tostadas integrales con pavo, el sushi de atún, el salmón a la plancha con arroz salvaje? ¿Lo he estado haciendo mal durante años y años?”. Pues siento deciros que sí, pero la clave es saberlo y hacer los cambios a partir de ahora.

Para entenderlo mejor, debemos mirar cómo se digieren estos dos tipos de alimentos. Las proteínas necesitan un ambiente ácido formado por ácido clorhídrico y las enzimas llamadas proteasas. Por otro lado, los almidones se digieren en un ambiente alcalino y con la presencia de enzimas amilasas. Si tomamos estos dos alimentos al mismo tiempo, los jugos ácidos y los jugos alcalinos liberados se neutralizarán entre sí y eso hará que el cuerpo deba invertir horas y horas y mucha energía para digerir, y nosotros nos sentiremos más cansados. Cuanto más rato pasan estos alimentos dentro del estómago a altas temperaturas (37 ºC), más probabilidad hay que se produzcan residuos tóxicos. El cuerpo no podrá absorber ni aprovechar del todo los nutrientes del alimento y nosotros tendremos gases y la barriga hinchada.

Los vegetales sin almidón se pueden mezclar con todo. Este grupo combina prácticamente con todo el resto, a excepción de la fruta, que solo se puede mezclar con los vegetales de hoja verde, ya que requieren el mismo tiempo de digestión.

Mezclar almidones diferentes es correcto.
Aunque siempre es más fácil digerir cuando no se mezclan demasiados alimentos, es correcto tomar dos tipos de almidones diferentes. La mejor opción es mezclar los almidones con vegetales sin almidón como hojas verdes, brócoli, espárragos…

Mezclar proteínas diferentes no es correcto. Las proteínas son el grupo más difícil de digerir por su compleja diversidad de aminoácidos. Como el cuerpo necesita mucha energía y rato para digerirlas, no las mezclaremos. Así que nada de hacer platos mar y montaña… Podemos, sin embargo, mezclar proteínas de origen vegetal diferentes en un mismo plato: frutos secos, semillas y algas, ya que tienen una estructura química más simple. Las legumbres cuestan de digerir porque tienen tantas proteínas como carbohidratos; por lo tanto, la mejor recomendación es no mezclar diferentes tipos y acompañarlas de vegetales sin almidón.

Mezclar grasas con proteínas o con almidones es correcto si se hace con moderación. Las grasas combinan bien con todos los grupos, excepto las frutas. De una forma y otra, si ya cuesta digerir la proteína, sobre todo de origen animal, mejor no mezclarla con grasas. Si hacemos una ensalada con muchos frutos secos y semillas y lo aliñamos con aceite de oliva, podemos tener una digestión más pesada; es más prudente aliñarla con zumo de limón o vinagre de manzana.

La fruta se debe comer sola. La fruta es el alimento que se digiere más deprisa. En veinte o treinta minutos ya está fuera del estómago. Imaginad que coméis fruta de postre después de una comida llena de proteínas y almidones: los azúcares de la fruta quedarían retenidos a altas temperaturas mientras esperan ser digeridos, pero acabarían fermentando y acidificando el resto de los alimentos.-Si queréis comer fruta antes de las comidas, lo debéis hacer entre media hora y una hora antes de tomar nada más.-El único grupo de alimentos que combina bien con la fruta son los vegetales de hoja verde. Esta
explosiva combinación es la base principal de los zumos verdes.-Podemos mezclar las frutas subácidas con las ácidas o con las dulces, pero nunca frutas dulces con ácidas.-Los melones se deben comer solos, ya que, de todas las frutas, son las que requieren menos tiempo de digestión. Combinar melones con otras frutas podría frenar el proceso.


Los líquidos fuera de las comidas. Hay que evitar tomar líquidos durante las comidas para no diluir los jugos gástricos ni las enzimas necesarias para hacer el proceso de la digestión. Podemos beber entre un cuarto y media hora antes y dos o tres horas después de comer.
Tomar pequeños chupitos de té caliente (como el de jengibre) o de una bebida probiótica, como la kombucha, durante las comidas puede mejorar la digestión.





¿Opiniones? Porque yo he leído que beber durante las comidas un poco sí es bueno y ayuda a estimular la producción de jugos para diluír mejor

Fruta cuando me acuerdo sí suelo tomarla a solas, como desayuno, hasta la hora de comer. Como 3 o 4 piezas
 
Última edición:

Javfra

Pompero
Desde
12 Feb 2016
Mensajes
28
Zanx
10
Pues a la ensalada como dices, aliñarla solo con vinagre de manzana o zumo de limón te la cargas. Para mi es fundamental que tenga su buen aceite de oliva y vinagre
 

Dan Daly

Madmaxista
Desde
16 May 2012
Mensajes
3.108
Zanx
5.197
Ubicación
Costas de Levante
Con la de sufrimientos y putadas que tiene la vida y encima no te puedes comer una tortilla de patatas (proteína + grasas + almidón).

Anda por ahí los soplagaitas de la megasalud. Yo quiero morirme enfermo, no sano.
 

Ciclope

Lonchafinista
Desde
17 Feb 2016
Mensajes
477
Zanx
421
El problema que plantea el OP con los alimentos, es solo para los que saben que son proteínas, almidones, caridratos, enzimonas y derivados.
Mi organismo no entiende de eso y admite todas las mezclas que me proporcionan satisfacción, ya lo soltará después, jejeje.
 

Karlos Smith

Madmaxista
Desde
13 May 2015
Mensajes
5.591
Zanx
7.695
Pautas para combinar los alimentos de forma correcta

Solo comer cuando se tiene hambre.

....





¿Opiniones? Porque yo he leído que beber durante las comidas un poco sí es bueno y ayuda a estimular la producción de jugos para diluír mejor

Fruta cuando me acuerdo sí suelo tomarla a solas, como desayuno, hasta la hora de comer. Como 3 o 4 piezas
Sin acritud. Donde has encontrado semejante compendio de sandeces?
 

zapatitos

Madmaxista
Desde
25 Sep 2011
Mensajes
24.684
Zanx
28.501
Con la de sufrimientos y putadas que tiene la vida y encima no te puedes comer una tortilla de patatas (proteína + grasas + almidón).

Anda por ahí los soplagaitas de la megasalud. Yo quiero morirme enfermo, no sano.
Eso lo dice uno cuando todavía está sano, después cuando uno enferma y ya no hay solución o es mala es cuando uno se acuerda de los desvaríos que ha hecho.

Que conste que no critico la tortilla de patatas que la como todos los fines de semana pero hay muchísima diferencia entre morirte con buenas facultades a morirte agonizando en vida, diferencias tanto para tí por lo que puedas llegar a sufrir y para la familia lo que tenga que sufrir para aguantarte cuando ya estés hecho un estropajo.

Yo al menos intento no llegar a eso y por ello intento cuidarme dentro de mis posibilidades.

Obviamente hay cosas que te pueden convertir en un estropajo y que tú puedes hacer poco pero con cosas como la alimentación o el ejercicio físico si puedes decidir bastante por tí mismo.

Saludos.
 

Andriu_ZGZ

Madmaxista
Desde
30 Nov 2006
Mensajes
6.760
Zanx
10.283
Ubicación
Mañolandia
Pautas para combinar los alimentos de forma correcta

Solo comer cuando se tiene hambre.

El cuerpo es muy listo y está preparado para indicarnos qué debemos hacer en cada situación orgánica (defecar, orinar, comer…). Cuando necesita alimento, nos avisa con la sensación de hambre y es entonces cuando le debemos aportar nutrientes. Si no nos pide, es porque aún está procesando y asimilando los alimentos de la última comida. Comer cuando no se tiene hambre congestiona el sistema digestivo y el proceso natural de depuración del cuerpo se ve alterado.

Comer un solo alimento concentrado a la vez. Los alimentos concentrados son los que no contienen prácticamente agua, como los almidones y las proteínas. Los alimentos no concentrados son los que contienen un tanto por ciento elevado de agua, como la fruta madura y los vegetales sin almidón. Para facilitar la digestión y ahorrar energía, es muy recomendable incluir un solo tipo de alimento concentrado en el plato. Eso nos lleva a la tercera pauta…

No mezclar proteínas y almidones. Aquí es cuando se rompen los esquemas. Os preguntaréis: “¿Qué pasa con el pollo al horno con patatas, las tostadas integrales con pavo, el sushi de atún, el salmón a la plancha con arroz salvaje? ¿Lo he estado haciendo mal durante años y años?”. Pues siento deciros que sí, pero la clave es saberlo y hacer los cambios a partir de ahora.

Para entenderlo mejor, debemos mirar cómo se digieren estos dos tipos de alimentos. Las proteínas necesitan un ambiente ácido formado por ácido clorhídrico y las enzimas llamadas proteasas. Por otro lado, los almidones se digieren en un ambiente alcalino y con la presencia de enzimas amilasas. Si tomamos estos dos alimentos al mismo tiempo, los jugos ácidos y los jugos alcalinos liberados se neutralizarán entre sí y eso hará que el cuerpo deba invertir horas y horas y mucha energía para digerir, y nosotros nos sentiremos más cansados. Cuanto más rato pasan estos alimentos dentro del estómago a altas temperaturas (37 ºC), más probabilidad hay que se produzcan residuos tóxicos. El cuerpo no podrá absorber ni aprovechar del todo los nutrientes del alimento y nosotros tendremos gases y la barriga hinchada.

Los vegetales sin almidón se pueden mezclar con todo. Este grupo combina prácticamente con todo el resto, a excepción de la fruta, que solo se puede mezclar con los vegetales de hoja verde, ya que requieren el mismo tiempo de digestión.

Mezclar almidones diferentes es correcto.
Aunque siempre es más fácil digerir cuando no se mezclan demasiados alimentos, es correcto tomar dos tipos de almidones diferentes. La mejor opción es mezclar los almidones con vegetales sin almidón como hojas verdes, brócoli, espárragos…

Mezclar proteínas diferentes no es correcto. Las proteínas son el grupo más difícil de digerir por su compleja diversidad de aminoácidos. Como el cuerpo necesita mucha energía y rato para digerirlas, no las mezclaremos. Así que nada de hacer platos mar y montaña… Podemos, sin embargo, mezclar proteínas de origen vegetal diferentes en un mismo plato: frutos secos, semillas y algas, ya que tienen una estructura química más simple. Las legumbres cuestan de digerir porque tienen tantas proteínas como carbohidratos; por lo tanto, la mejor recomendación es no mezclar diferentes tipos y acompañarlas de vegetales sin almidón.

Mezclar grasas con proteínas o con almidones es correcto si se hace con moderación. Las grasas combinan bien con todos los grupos, excepto las frutas. De una forma y otra, si ya cuesta digerir la proteína, sobre todo de origen animal, mejor no mezclarla con grasas. Si hacemos una ensalada con muchos frutos secos y semillas y lo aliñamos con aceite de oliva, podemos tener una digestión más pesada; es más prudente aliñarla con zumo de limón o vinagre de manzana.

La fruta se debe comer sola. La fruta es el alimento que se digiere más deprisa. En veinte o treinta minutos ya está fuera del estómago. Imaginad que coméis fruta de postre después de una comida llena de proteínas y almidones: los azúcares de la fruta quedarían retenidos a altas temperaturas mientras esperan ser digeridos, pero acabarían fermentando y acidificando el resto de los alimentos.-Si queréis comer fruta antes de las comidas, lo debéis hacer entre media hora y una hora antes de tomar nada más.-El único grupo de alimentos que combina bien con la fruta son los vegetales de hoja verde. Esta
explosiva combinación es la base principal de los zumos verdes.-Podemos mezclar las frutas subácidas con las ácidas o con las dulces, pero nunca frutas dulces con ácidas.-Los melones se deben comer solos, ya que, de todas las frutas, son las que requieren menos tiempo de digestión. Combinar melones con otras frutas podría frenar el proceso.


Los líquidos fuera de las comidas. Hay que evitar tomar líquidos durante las comidas para no diluir los jugos gástricos ni las enzimas necesarias para hacer el proceso de la digestión. Podemos beber entre un cuarto y media hora antes y dos o tres horas después de comer.
Tomar pequeños chupitos de té caliente (como el de jengibre) o de una bebida probiótica, como la kombucha, durante las comidas puede mejorar la digestión.





¿Opiniones? Porque yo he leído que beber durante las comidas un poco sí es bueno y ayuda a estimular la producción de jugos para diluír mejor

Fruta cuando me acuerdo sí suelo tomarla a solas, como desayuno, hasta la hora de comer. Como 3 o 4 piezas
Si todos tuviésemos el mismo hígado habría unas pautas para comer.

Pero como no lo tenemos, existen unas pautas generales que se aprenden en la escuela y luego cada uno, conociéndose las aplica por su experiencia.

Cuando se mezclan cosas el cuerpo ya sabe como tiene que digerirlas, para eso están las enzimas.

La digestión depende:

1. Del trabajo y características del hígado.
2. De las características de la flora bacteriana del estómago e intestino delgado.

Beber en las comidas un vaso de agua no hace nada, otra cosa es que te tomes, 3 tintos, agua + un café al terminar. Entonces acabas pesado, no por la comida si no por la cantidad de líquido.