El Ariki Mau

Madmaxista
Desde
4 Oct 2014
Mensajes
13.474
Zanx
17.111
He tomado conciencia plena de que el movimiento sedevacantista esta azuzada por la infiltración de protestantes y enemigos de la Iglesia que emplean tacticas psicopaticas de desinformación (infovaticana.com , infocatolica...) y difamación empleando manipulación emocional cuando no información demostradamente falsa como veremos más adelante.

Pero en primer lugar vamos a apuntalar que el sedevacantismo es de hecho una Herejia, dado que como dice Mateo 16:18:
Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.

Por lo tanto decir que el CVII es heretico o que el Papa es ilegitimo, es negar la promesa de Jesucristo en Mateo 16:18 segun la cual la Iglesia es inconquistable por las fuerzas del infierno.

Pero veamos más sobre este heretico movimiento sedevacantista:

1º Cualquier ambito organizado en el que cualquier fulano se cree con derecho a revocar la jerarquia existente, es una tremendisima casa de putas, justamente lo que son ahora las iglesias protestantes y en lo que se van a trasformar estos apostatas sedevacantistas. Cualquier EGO se cree con derecho biblia en mano de revocar al charlatan que preside el garaje para montarse otro aledaño. Y asi las posibilidades que tiene la religión de permear la sociedad consuetudinaria y articularla transversalmente se difumina, pues es un continuo campo de batalla entre EGOS. Todas las civilizaciones han erigido castas sacerdotales que tenian autoridad sacerdotal, y no toleraban la democracia en esto. Porque aqui lo que sucede, es que todos estos ultraortodoxos de la letrajuntada no son sino modernistas, democratas, LIBERALES!, que creen que tienen voz y voto sobre todo asunto. Ejercen la profesion liberal del periodista, del hintelectual de salón que departe hoy sobre religión, mañana sobre guerra y pasado de como el medico ha de atender un cancer.​
2º En un sentido extrictamente teológico, como hemos visto la promesa de Jesucristo en Mateo 16:18 de la irreductibilidad de la Iglesia de Pedro ante las fuerzas del mal no puede ser revocada por toda la letra y los argumentos que profiera el hereje de turno, puesto que el no tiene más autoridad que Jesucristo. Aunque pretenda tenerlo para adecuar la biblia a unas decisiones que ha tomado previamente fuera de ella.​
3º La función de la Iglesia es difundir el evangelio y llevarselo a los pecadores, la salvación de las almas. No es controlar fronteras ni prohibir desfiles homosexuales que caen en la competencia de la autoridad civil. Porque aqui parece que es la Iglesia la que tiene potestad para permitir esos desfiles, o que ha sido el CVII el que ha regado con millones las asociaciones que se dedican a a difundir el adulterio, el aborto, la homosexualidad. Se señala al CVII de ser la culpable de esto, y quizas con otro CVII las cosas serian aun peores!. ¿quien tiene el poder de la premonición aqui?, Pues los infalibles egos de siempre desde Lutero, era su premonición que la Iglesia era el Anticristo, y resulta que son los Luteranos los que han terminado casando homosexuales, legitimando la eutanasia y que estan en transgresión clamorosa. El tiempo les ha puesto en su lugar.​
La Santa Madre Iglesia se ha visto OBLIGADA a lidiar con una explosión de pecado y depravación, de ejercitos de nuevos leprosos. ¿como puede con el Evangelio de Jesucristo en la mano decir que la Iglesia no deba de acercarse a esos Leprosos? Lo que estamos viendo aqui con los infiltrados protestantes es tratar de vilipendiar, difamar, desprestigiar a la Iglesia por reunirse con aquellos que ortodoxia considera los Leprosos de la sociedad, eso mismo les sirve para desacreditar al mismisimo Señor Jesucristo que se reunia con toda suerte de pecadores.​
4º Existe una campaña psicopatica empleando de todos los medios disponibles para acabar con la Iglesia, y sin duda la desinformación es un medio muy efectivo. La desinformación se basa en aparentar tratarse de una fuente legitima para tomar a la victima con las defensas bajas y presto a creer el mensaje. Por eso tenemos personas que se hacen pasar por catolicos desafectos y todo un abanico de web que se dicen catolicas como InfoCatólica o INFOVATICANA - Religión y Persona | InfoVaticana que ya en su portada traen ataques directos a la Iglesia. Emplean está suplantación para ganarse la confianza de los incautos, alimentando sus dudas para causar una desafección y apostasia de facto con la Iglesia, que es el resultado contante y sonante, apostasias.​

5º El CVII ha sido un exito si se compara con lo que ha sucedido con la evolucion de la poblacion protestante en Europa, mientras que el numero de protestantes se ha reducido en un 25% el numero de catolicos lo ha echo en un 10%. Lo que nos dice que el protestantismo genera 2,5 veces mas abandonos que la IGlesia del CVII. UN Existazo material.

Y ahora vamos a ver como actuan estos psicopatas, veamos lo que nos decia @Kairós

Vean que la noticia se refiere a lo proferido por un laico llamado Hansruedi Huber



Pero han de poner la imagen del obispo Felix Gmür, para difamar sugiriendo que esto es cosa del Obispo de Suiza. ¿como puede un medio que se dice catolico y unos agentes que se dicen catolicos cometer una difamación tan clamorosa?

Mas aqui no termina la cosa porque @Kairós contraataca diciendo lo siguiente:

La diócesis de Basilea apoya la legalización de los matrimonios homosexuales

La diócesis de Basilea, Suiza, a través de su director de comunicación, ha manifestado su apoyo a los esfuerzos políticos para legalizar los llamados matrimonios del mismo sexo en el país, poniendo como excusa el bien de los niños criados por parejas homosexuales.


La tesis de Huber no es nueva. En una entrevista concedida a Argauer Zeitung en mayo del 2017, el obispo de Basilea, Mons. Félix Gmür, dijo que aunque la Iglesia considera el matrimonio como la unión entre hombre y mujer, no hay que cerrar la posiblidad de bendecir a una pareja homosexual
Es decir nos dice que el Obispo Felix Gmür de marras concedió una entrevista en la web enlazada en la que queda como que esta a favor del matrimonio homosexual, pero veamos lo que dice en esta entrevista:

Traductor de Google

PERIODISTA: ¿No es una contradicción: no quieres discriminar entre lesbianas y gays, pero estás en contra de bendecir a tu pareja?
OBISPO: Como dijimos, nuestra iglesia hace una distinción clara entre el matrimonio como una unión de hombre y mujer y otras formas de asociación. Es por eso que ella no ve un matrimonio en la unión de una mujer y una mujer o un hombre y un hombre. Es algo diferente, algo propio. En ese sentido, no se puede hablar de discriminación. Si uno no reconoce esta diferencia, todo se vuelve plano e igual. El Papa luego dice que es una indiferencia general.
PERIODISTA: Puedes bendecir a dos personas del mismo sexo, dice la iglesia, pero no su conexión. El ciudadano de la calle no entiende eso. ,
OBISPO: El punto de referencia para la asociación es, para la tradición bíblica y eclesiástica, el matrimonio entre un hombre y una mujer. Su conexión es la imagen del pacto de Dios con su pueblo, de Cristo con su iglesia. Dado que el matrimonio entre personas del mismo sexo no es un matrimonio y, por lo tanto, no se interpreta como un pacto, uno no bendice el vínculo, sino las dos personas del mismo sexo en su camino común juntos. Sin embargo, es importante hablar primero con los interesados y preguntarles qué quieren.
Es decir el Obispo deja claro y meridiano que no es posible el matrimonio Homosexual el la Iglesia. Por lo tanto La diócesis de Basilea apoya la legalización de los matrimonios homosexuales desinforma asi tambien el agente infiltrado @Kairós.

Una vez que este desinformador ha quedado retratado, en lugar de mostrar arrepentimiento o retratactarse de una infamia tan grave a un Hombre como haria una persona normal, se ha dedicado a emitir fuegos de artificio para tratar de provocar emocionalmente al personal, como pueden verlo en este hilo Desmontando el neopaganismo . Tratando de desviar la atención sobre un clamoroso hecho de desprestigio personal con mentiras. lo que es una conducta tipicamente PSICOPATA; la idiocia moral unida a tacticas de manipulación emocional. Vemos tambien que ahora trata de ocultar la evidencia de su difamación tratando de ocultar el hecho con toneladas de post y post, en lugar de admitir el inmerecido vilipendio del Obispo Suizo, pues es un psicopata.

Asi pues para concluir:

Cuando lutero causo el cisma, lo que hizo fue entregar a los apostatas a los garajes gobernados por psicopatas, en donde pueden manipular emocionalmente a los que alli caen a placer. Mucho ojo pues porque detras de infovaticana, infocatolica y todo este movimiento sedevacantista no hay sino psicopatas tal y como demuestran sus tácticas psicopaticas de deficientes morales.
 
Última edición:

Kairós

Madmaxista
Desde
27 Nov 2010
Mensajes
15.307
Zanx
24.906
me temo que usted no es un luterano bueno bueno o lo que sea, pues difama sobre un obispo cuando ese obispo deja claramente en esa entrevista a la que se refiere, que esta en contra de casar homosexuales.


Traductor de Google

PREGUNTA¿No es una contradicción: no quieres discriminar entre lesbianas y gays, pero estás en contra de bendecir a tu pareja?

Como dijimos, nuestra iglesia hace una distinción clara entre el matrimonio como una unión de hombre y mujer y otras formas de asociación. Es por eso que ella no ve un matrimonio en la unión de una mujer y una mujer o un hombre y un hombre. Es algo diferente, algo propio. En ese sentido, no se puede hablar de discriminación. Si uno no reconoce esta diferencia, todo se vuelve plano e igual. El Papa luego dice que es una indiferencia general.

Si en una cosa que me preocupo por investigar resulta que es un embuste, que es pura desacreditación psicopatica, que no habrá en todo el resto. Desinfovaticana es una fuente de desinformación anticatolica, no lo lean.
ESE OBISPO HEREJESIARCA MODERNISTA DE LA NEOIGLEISA PROCISMÁTICA ESTA FOMENTANDO EL CONCUBINATO HOMOSEXUAL PENADOPOR EL MAGISTERIO DE LA IGLESIA CATÓLICA DOBLEMENTE POR SODOMIA Y POR CONCUBINATO, EN VEZ DE FOMENTAR LA CASTIDAD.

1568349013916.png

1568368353626.png

Hay que huir de las tentaciones pseudo-pastorales que sitúan las cuestiones en un plano meramente horizontal, en el que lo que cuenta es satisfacer las peticiones subjetivas para obtener a toda costa la declaración de nulidad, a fin de poder superar, entre otras cosas, los obstáculos para recibir los sacramentos de la Penitencia y la Eucaristía. En cambio, el bien altísimo de la readmisión a la Comunión Eucarística después de la reconciliación sacramental exige que se considere el bien auténtico de las personas, inseparable de la verdad de su situación canónica. Sería un bien ficticio, y una falta grave de justicia y de amor, allanarles el camino hacia la recepción de los sacramentos, con el peligro de hacer que vivan en contraste objetivo con la verdad de su condición personal. (Benedicto XVI. Discurso a los miembros del Tribunal de la Rota Romana, 29 de enero de 2010)

1568370017132.png

Institución divina fundada en el matrimonio, tal y como lo ha querido el Creador mismo (cf. Gen 2, 18-24; Mt 19, 5), la familia está actualmente expuesta a muchos peligros. La familia cristiana, en particular, se ve más que nunca frente a la cuestión de su identidad profunda. En efecto, las características esenciales del matrimonio sacramental —la unidad y la indisolubilidad (cf. Mt 19, 6)—, y el modelo cristiano de familia, de la sexualidad y del amor, se ven hoy en día, si no rechazados, al menos incomprendidos por algunos fieles. Acecha la tentación de adoptar modelos contrarios al Evangelio, difundidos por una cierta cultura contemporánea diseminada por todo el mundo. El amor conyugal se inserta en la alianza definitiva entre Dios y su pueblo, sellada plenamente en el sacrificio de la cruz. Su carácter de mutua entrega de sí al otro hasta el martirio, se manifiesta en algunas Iglesias orientales, donde cada uno de los contrayentes recibe al otro como “corona” durante la ceremonia nupcial, llamada con razón “oficio de coronación”. El amor conyugal no se construye en un momento, sino que es el proyecto paciente de toda una vida. Llamada a vivir cotidianamente el amor en Cristo, la familia cristiana es un instrumento privilegiado de la presencia y la misión de la Iglesia en el mundo. (Benedicto XVI. Exhortación apostólica Ecclesia in Medio Oriente, n. 58, 14 de septiembre de 2012)
_________________
Los Obispos son los pregoneros de la fe que ganan nuevos discípulos para Cristo y son los maestros auténticos, o sea los que están dotados de la autoridad de Cristo, que predican al pueblo que les ha sido encomendado la fe que ha de ser creída y ha de ser aplicada a la vida, y la ilustran bajo la luz del Espíritu Santo, extrayendo del tesoro de la Revelación cosas nuevas y viejas (cf. Mt 13, 52), la hacen fructificar y con vigilancia apartan de su grey los errores que la amenazan (cf. 2 Tm 4, 1-4).
(Constitución Dogmática Lumen Gentium, n. 25, 21 de noviembre 1964)
__________________________________________________________

Catecismo Mayor de San Pío X

¿Cuáles son los pecados que se dicen clamar al cielo?
Los pecados que se dicen clamar al cielo son cuatro: 1.°, el homicidio voluntario; 2.°, el pecado impuro contra el orden de la naturaleza; 3.°, la opresión del pobre; 4.°, la defraudación o retención injusta del jornal, del trabajador.
¿Por qué se dice que estos pecados claman al cielo?
Dícese que estos pecados claman al cielo porque lo dice el Espíritu Santo, y porque su iniquidad es tan grave y manifiesta que provoca a Dios a castigarlos con los más severos castigos. (Catecismo Mayor de San Pío X, n. 967-968)

LAS SAGRADAS ESCRITURAS:

Gen 19, 4-5.13.24-25

Lev 18, 24-25.28

Dt 23, 19

Rom 1, 24-27

1Tim 1, 9-10

1Cor 6,9-10

Ef 5, 5

2 Pe 2, 6-8

Jds 7

___________________________________________________


1568349033284.png
Pero ningún católico ignora o puede ignorar que el matrimonio es verdadera y propiamente uno de los siete sacramentos de la ley evangélica, instituido por Cristo Señor, y que, por tanto, no puede darse el matrimonio entre los fieles sin que sea al mismo tiempo sacramento, y, consiguientemente, cualquier otra unión de hombre y mujer entre cristianos, fuera del sacramento, sea cualquiera la ley, aun la civil, en cuya virtud esté hecha, no es otra cosa que torpe y pernicioso concubinato tan encarecidamente condenado por la Iglesia; y, por tanto, el sacramento no puede nunca separarse del contrato conyugal […].
(Denzinger-Hünermann 2998. Pío IX. Alocución Acerbissimum vobiscum, 27 de septiembre de 1852)

1568368656511.png
Obviamente, esto vale para todos los bautizados, pero tiene una importancia particular para quienes, por la posición social o política que ocupan, han de tomar decisiones sobre valores fundamentales, como el respeto y la defensa de la vida humana, desde su concepción hasta su fin natural, la familia fundada en el matrimonio entre hombre y mujer, la libertad de educación de los hijos y la promoción del bien común en todas sus formas. Estos valores no son negociables. […] Los obispos han de llamar constantemente la atención sobre estos valores. Ello es parte de su responsabilidad para con la grey que se les ha confiado. (Benedicto XVI. Exhortación apostólica Sacramentum caritatis, n. 83, 22 de febrero de 2007)


1568349086185.png

1568350068342.png

Cuanto se equivocan los que estiman que serán más dignos de la Iglesia y trabajaran con más fruto para la salvación eterna de los hombres si son movidos por una prudencia mundana, […] movidos por la vana esperanza de que así pueden ayudar mejor a los equivocados, cuando en realidad los hacen compañeros de su propio descarrío. Pero la verdad es única y no puede dividirse; permanece eterna, sin doblegarse a los tiempos: Jesucristo es el mismo ayer, hoy y siempre (Heb 13, 8). (Pío X. Encíclica Iucunda sane, n. 25, 12 de marzo de 1904)


Juan Pablo II:
Una doctrina que separe el acto moral de las dimensiones corpóreas de su ejercicio es contraria a las enseñanzas de la sagrada Escritura y de la Tradición.
Tal doctrina hace revivir, bajo nuevas formas, algunos viejos errores combatidos siempre por la Iglesia, porque reducen la persona humana a una libertad espiritual, puramente formal. Esta reducción ignora el significado moral del cuerpo y de sus comportamientos (cf. 1 Co 6, 19). El apóstol Pablo declara excluidos del reino de los cielos a los “impuros, idólatras, adúlteros, afeminados, homosexuales, ladrones, avaros, borrachos, ultrajadores y rapaces” (cf. 1 Co 6, 9-10). Esta condena —citada por el concilio de Trento— enumera como pecados mortales, o prácticas infames, algunos comportamientos específicos cuya voluntaria aceptación impide a los creyentes tener parte en la herencia prometida. En efecto, cuerpo y alma son inseparables: en la persona, en el agente voluntario y en el acto deliberado, están o se pierden juntos. (Juan Pablo II. Carta Encíclica Veritatis Splendor, n. 49, 6 de agosto de 1993)

Benedicto XVI
La insidia más temible de esta corriente de pensamiento es de hecho la absolutización del hombre
: el hombre quiere ser ab-solutus, libre de todo vínculo y de toda constitución natural. Pretende ser independiente y piensa que sólo en la afirmación de sí está su felicidad. “El hombre niega su propia naturaleza… Existe sólo el hombre en abstracto, que después elige para sí mismo, autónomamente, una u otra cosa como naturaleza suya”. Se trata de una negación radical de la creaturalidad y la filialidad del hombre, que acaba en una soledad dramática.
(Benedicto XVI. Discurso a los participantes en la plenaria del Consejo Pontificio “Cor Unum”, 19 de enero de 2013)
 
Última edición:

Kairós

Madmaxista
Desde
27 Nov 2010
Mensajes
15.307
Zanx
24.906
ESE OBISPO HEREJESIARCA MODERNISTA DE LA NEOIGLEISA PROCISMÁTICA ESTA FOMENTANDO EL CONCUBINATO HOMOSEXUAL PENADOPOR EL MAGISTERIO DE LA IGLESIA CATÓLICA DOBLEMENTE POR SODOMIA Y POR CONCUBINATO, EN VEZ DE FOMENTAR LA CASTIDAD.

La diócesis de Basilea apoya la legalización de los matrimonios homosexuales

Bischof Felix Gmür: «In der Kirche haben einige Angst vor Veränderungen»


QUE DICEN LAS SAGRADAS ESCRITURAS, EL MAGISTERIO, EL CATECISMO, LA CONGREGACIÓN PARA LA DOCTRINA DE LA FE, EL PONTIFICIO CONSEJO PARA LA FAMILIA, ETC, ETC :

Congregación para la Doctrina de la Fe:

“En el caso de que en una Asamblea legislativa se proponga por primera vez un proyecto de ley a favor de la legalización de las uniones homosexuales, el parlamentario católico tiene el deber moral de expresar clara y públicamente su desacuerdo y votar contra el proyecto de ley. Conceder el sufragio del propio voto a un texto legislativo tan nocivo del bien común de la sociedad es un acto gravemente inmoral”. (Congregación para la Doctrina de la Fe, Consideraciones acerca de los proyectos de reconocimiento legal de las uniones entre personas homosexuales, 3 de junio de 2003. Joseph Card. Ratzinger, Prefecto)

La Iglesia enseña que el respeto hacia las personas homosexuales no puede en modo alguno llevar a la aprobación del comportamiento homosexual ni a la legalización de las uniones homosexuales. El bien común exige que las leyes reconozcan, favorezcan y protejan la unión matrimonial como base de la familia, célula primaria de la sociedad. Reconocer legalmente las uniones homosexuales o equipararlas al matrimonio, significaría no solamente aprobar un comportamiento desviado y convertirlo en un modelo para la sociedad actual, sino también ofuscar valores fundamentales que pertenecen al patrimonio común de la humanidad. La Iglesia no puede dejar de defender tales valores, para el bien de los hombres y de toda la sociedad. (Congregación para la Doctrina de la Fe, Consideraciones acerca de los proyectos de reconocimiento legal de las uniones entre personas homosexuales, 3 de junio de 2003. Joseph Card. Ratzinger, Prefecto)

La enseñanza de la Iglesia de hoy se encuentra, pues, en continuidad orgánica con la visión de la Sagrada Escritura y con la constante tradición. Aunque si el mundo de hoy desde muchos puntos de vista verdaderamente ha cambiado, la comunidad cristiana es consciente del lazo profundo y duradero que la une a las generaciones que la han precedido “en el signo de la fe”. Sin embargo, en la actualidad un número cada vez más grande de personas, aun dentro de la Iglesia, ejercen una fortísima presión para llevarla a aceptar la condición homosexual, como si no fuera desordenada, y a legitimar los actos homosexuales. Quienes dentro de la comunidad de fe incitan en esta dirección tienen a menudo estrechos vínculos con los que obran fuera de ella. Ahora bien, estos grupos externos se mueven por una visión opuesta a la verdad sobre la persona humana, que nos ha sido plenamente revelada en el misterio de Cristo. Aunque no en un modo plenamente consciente, manifiestan una ideología materialista que niega la naturaleza trascendente de la persona humana, como también la vocación sobrenatural de todo individuo. Los ministros de la Iglesia deben procurar que las personas homosexuales confiadas a su cuidado no se desvíen por estas opiniones, tan profundamente opuestas a la enseñanza de la Iglesia. Sin embargo el riesgo es grande y hay muchos que tratan de crear confusión en relación con la posición de la Iglesia y de aprovechar esta confusión para sus propios fines. Dentro de la Iglesia se ha formado también una tendencia, constituida por grupos de presión con diversos nombres y diversa amplitud, que intenta acreditarse como representante de todas las personas homosexuales que son católicas. Pero el hecho es que sus seguidores, generalmente, son personas que, o ignoran la enseñanza de la Iglesia, o buscan subvertirla de alguna manera. Se trata de mantener bajo el amparo del catolicismo a personas homosexuales que no tienen intención alguna de abandonar su comportamiento homosexual. Una de las tácticas utilizadas es la de afirmar, en tono de protesta, que cualquier crítica, o reserva en relación con las personas homosexuales, con su actividad y con su estilo de vida, constituye simplemente una forma de injusta discriminación. En algunas naciones se realiza, por consiguiente, un verdadero y propio tentativo de manipular a la Iglesia conquistando el apoyo de sus pastores, frecuentemente de buena fe, en el esfuerzo de cambiar las normas de la legislación civil. (Congregación para la Doctrina de la Fe. Homosexualitatis problema, n. 8-9. Carta a los Obispos de la Iglesia Católica sobre la atención pastoral a las personas homosexuales, 1 de octubre de 1986)

En nuestros días —fundándose en observaciones de orden psicológico— han llegado algunos a juzgar con indulgencia, e incluso a excusar completamente, las relaciones entre personas del mismo sexo, contra la doctrina constante del Magisterio y contra el sentido moral del pueblo cristiano. Se hace una distinción —que no parece infundada— entre los homosexuales cuya tendencia, proviniendo de una educación falsa, de falta de normal evolución sexual, de hábito contraído, de malos ejemplos y de otras causas análogas, es transitoria o a lo menos no incurable, y aquellos otros homosexuales que son irremediablemente tales por una especie de instinto innato o de constitución patológica que se tiene por incurable. Ahora bien, en cuanto a los sujetos de esta segunda categoría, piensan algunos que su tendencia es natural hasta tal punto que debe ser considerada en ellos como justificativa de relaciones homosexuales en una sincera comunión de vida y amor semejante al matrimonio, en la medida en que se sienten incapaces de soportar una vida solitaria. Indudablemente, esas personas homosexuales deben ser acogidas en la acción pastoral con comprensión y deben ser sostenidas en la esperanza de superar sus dificultades personales y su inadaptación social. También su culpabilidad debe ser juzgada con prudencia. Pero no se puede emplear ningún método pastoral que reconozca una justificación moral a estos actos por considerarlos conformes a la condición de esas personas. Según el orden moral objetivo, las relaciones homosexuales son actos privados de su ordenación necesaria y esencial. En la Sagrada Escritura están condenados como graves depravaciones e incluso presentados como la triste consecuencia de una repulsa de Dios. Este juicio de la Escritura no permite concluir que todos los que padecen esta anomalía por esta causa incurran en culpa personal; pero atestigua que los actos homosexuales son por su intrínseca naturaleza desordenados y que no pueden recibir aprobación en ningún caso. (Congregación para la Doctrina de la Fe. Declaración Persona humana, n. 8. Acerca de ciertas cuestiones de ética sexual, 29 de diciembre de 1975)

En la discusión que siguió a la publicación de la Declaración [Persona humana], se propusieron unas interpretaciones excesivamente benévolas de la condición homosexual misma, hasta el punto que alguno se atrevió incluso a definirla indiferente o, sin más, buena. Es necesario precisar, por el contrario, que la particular inclinación de la persona homosexual, aunque en sí no sea pecado, constituye sin embargo una tendencia, más o menos fuerte, hacia un comportamiento intrínsecamente malo desde el punto de vista moral. Por este motivo la inclinación misma debe ser considerada como objetivamente desordenada. Quienes se encuentran en esta condición deberían, por tanto, ser objeto de una particular solicitud pastoral, para que no lleguen a creer que la realización concreta de tal tendencia en las relaciones homosexuales es una opción moralmente aceptable. (Congregación para la Doctrina de la Fe. Homosexualitatis problema, n. 3. Carta a los Obispos de la Iglesia Católica sobre la atención pastoral a las personas homosexuales, 1 de octubre de 1986)

Como sucede en cualquier otro desorden moral, la actividad homosexual impide la propia realización y felicidad porque es contraria a la sabiduría creadora de Dios. La Iglesia, cuando rechaza las doctrinas erróneas en relación con la homosexualidad, no limita sino que más bien defiende la libertad y la dignidad de la persona, entendidas de modo realístico y auténtico. (Congregación para la Doctrina de la Fe. Homosexualitatis problema, n. 7, Carta a los Obispos de la Iglesia Católica sobre la atención pastoral a las personas homosexuales, 1 de octubre de 1986)

La “tendencia sexual” no constituye una cualidad comparable con la raza, el origen étnico, etc., respecto a la no discriminación. A diferencia de esas cualidades, la tendencia homosexual es un desorden objetivo (cf. Homosexualitatis problema, n. 3) y conlleva una cuestión moral. (Congregación para la Doctrina de la Fe. Algunas consideraciones concernientes a la Respuesta a propuestas de ley sobre la no discriminación de las personas homosexuales, n. 10, 24 de julio de 1992)

No existe ningún fundamento para asimilar o establecer analogías, ni siquiera remotas, entre las uniones homosexuales y el designio de Dios sobre el matrimonio y la familia. El matrimonio es santo, mientras que las relaciones homosexuales contrastan con la ley moral natural. Los actos homosexuales, en efecto, “cierran el acto sexual al don de la vida. No proceden de una verdadera complementariedad afectiva y sexual. No pueden recibir aprobación en ningún caso”. En la Sagrada Escritura las relaciones homosexuales “están condenadas como graves depravaciones… (cf. Rom 1, 24-27; 1 Cor 6, 10; 1 Tim 1, 10). Este juicio de la Escritura no permite concluir que todos los que padecen esta anomalía sean personalmente responsables de ella; pero atestigua que los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados”. El mismo juicio moral se encuentra en muchos escritores eclesiásticos de los primeros siglos, y ha sido unánimemente aceptado por la Tradición católica. (Congregación para la Doctrina de la Fe. Consideraciones acerca de los proyectos de reconocimiento legal de las uniones entre personas homosexuales, n. 4, 3 de junio de 2003)


CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA:
La homosexualidad designa las relaciones entre hombres o mujeres que experimentan una atracción sexual, exclusiva o predominante, hacia personas del mismo sexo. Reviste formas muy variadas a través de los siglos y las culturas. Su origen psíquico permanece en gran medida inexplicado. Apoyándose en la Sagrada Escritura que los presenta como depravaciones graves (cf. Gen 19, 1-29; Rom 1, 24-27; 1Cor 6, 10; 1 Tim 1, 10), la Tradición ha declarado siempre que “los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados” (Congregación para la Doctrina de la Fe, Decl. Persona humana, 8). Son contrarios a la ley natural. Cierran el acto sexual al don de la vida. No proceden de una verdadera complementariedad afectiva y sexual. No pueden recibir aprobación en ningún caso. (Catecismo de la Iglesia Católica, n. 2357)

Un número apreciable de hombres y mujeres presentan tendencias homosexuales profundamente arraigadas. Esta inclinación, objetivamente desordenada, constituye para la mayoría de ellos una auténtica prueba. Deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza. Se evitará, respecto a ellos, todo signo de discriminación injusta. Estas personas están llamadas a realizar la voluntad de Dios en su vida, y, si son cristianas, a unir al sacrificio de la cruz del Señor las dificultades que pueden encontrar a causa de su condición. Las personas homosexuales están llamadas a la castidad. Mediante virtudes de dominio de sí mismo que eduquen la libertad interior, y a veces mediante el apoyo de una amistad desinteresada, de la oración y la gracia sacramental, pueden y deben acercarse gradual y resueltamente a la perfección cristiana. (Catecismo de la Iglesia Católica, n. 2358-2359)

Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia:
La persona homosexual debe ser plenamente respetada en su dignidad, y animada a seguir el plan de Dios con un esfuerzo especial en el ejercicio de la castidad. Este respeto no significa la legitimación de comportamientos contrarios a la ley moral ni, mucho menos, el reconocimiento de un derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo, con la consiguiente equiparación de estas uniones con la familia. (Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia, n. 228)


Pontificio Consejo para la Familia:
La verdad sobre el amor conyugal permite comprender también las graves consecuencias sociales de la institucionalización de la relación homosexual: “se pone de manifiesto también qué incongruente es la pretensión de atribuir una realidad conyugal a la unión entre personas del mismo sexo. Se opone a esto, ante todo, la imposibilidad objetiva de hacer fructificar el matrimonio mediante la transmisión de la vida, según el proyecto inscrito por Dios en la misma estructura del ser humano. Asimismo, se opone a ello la ausencia de los presupuestos para la complementariedad interpersonal querida por el Creador, tanto en el plano físico-biológico como en el eminentemente psicológico, entre el varón y la mujer…” (Juan Pablo II, Ex. Ap. Familiaris consortio, n. 19). El matrimonio no puede ser reducido a una condición semejante a la de una relación homosexual; esto es contrario al sentido común. En el caso de las relaciones homosexuales que reivindican ser consideradas unión de hecho, las consecuencias morales y jurídicas alcanzan una especial relevancia. “Las ‘uniones de hecho’ entre homosexuales, además, constituyen una deplorable distorsión de lo que debería ser la comunión de amor y vida entre un hombre y una mujer, en recíproca donación abierta a la vida” (Juan Pablo II, Discurso a los participantes de la XIVª Asamblea Plenaria del Pontificio Consejo para la Familia. Cf. Juan Pablo II, palabras pronunciadas durante el Ángelus de 19/6/1994). Todavía es mucho más grave la pretensión de equiparar tales uniones a “matrimonio legal”, como algunas iniciativas recientes promueven. Por si fuera poco, los intentos de posibilitar legalmente la adopción de niños en el contexto de las relaciones homosexuales añade a todo lo anterior un elemento de gran peligrosidad. “No puede constituir una verdadera familia el vínculo de dos hombres o de dos mujeres, y mucho menos se puede a esa unión atribuir el derecho de adoptar niños privados de familia” (Juan Pablo II, palabras pronunciadas durante el Ángelus de 20-2-1994). Recordar la trascendencia social de la verdad sobre el amor conyugal y, en consecuencia, el grave error que supondría el reconocimiento o incluso equiparación del matrimonio a las relaciones homosexuales no supone discriminar, en ningún modo, a estas personas. (Pontificio Consejo para la Familia. Familia, matrimonio y “uniones de hecho”, n. 23, de 9 de noviembre de 2000)

Una problemática particular, posible en el proceso de maduración-identificación sexual, es la de la homosexualidad, que, por desgracia, tiende a difundirse en la moderna cultura urbana. Es necesario presentar este fenómeno con equilibrio, a la luz de los documentos de la Iglesia. Los jóvenes piden ayuda para distinguir los conceptos de normalidad y anomalía, de culpa subjetiva y de desorden objetivo, evitando juicio de hostilidad, y a la vez clarificando la orientación estructural y complementaria de la sexualidad al matrimonio, a la procreación y a la castidad cristiana. (Pontificio Consejo para la Familia. Sexualidad humana: verdad y significado. Orientaciones educativas en familia, n. 104, 8 de diciembre de 1995)

Comisión Teológica Internacional:
El bien de la especie aparece como una de las aspiraciones fundamentales que hay en la persona. Tomamos conciencia de nuestra limitación cuando determinadas perspectivas, como el cambio climático avivan nuestro sentido de la responsabilidad ante el planeta en cuanto tal y de la especie humana en particular. Esta apertura a un cierto bien común de la especie anuncia ya algunas aspiraciones propias del hombre. El dinamismo hacia la procreación está intrínsecamente ligado a la inclinación natural que hay en el varón hacia la mujer y de la mujer hacia el varón, dato universalmente reconocido en todas las sociedades. Lo mismo se puede decir de la inclinación a cuidar a los niños y educarles. Estas inclinaciones conllevan que la estabilidad de la pareja del hombre y la mujer, así como su mutua fidelidad, son ya valores a los que se debe aspirar, aunque solo se pueden desarrollar plenamente en el orden espiritual de la comunión interpersonal. (Comisión Teológica Internacional. En busca de una ética universal: nueva perspectiva sobre la ley natural, n. 49)

dsfsdffffff.jpg

eeeerrrtt.jpg

1568352548335.png
 
Última edición:

Dan Daly

Madmaxista
Desde
16 May 2012
Mensajes
2.752
Zanx
4.512
Ubicación
Costas de Levante
El Concilio Vaticano II fue una rendición al protestantismo. Que ahora haya un Papa que jalea a Lutero no puede extrañarnos. Y que los templos estén vacíos y los conventos tengan que importar adolescentes de Centroamérica les importa un higo. El alto clero hace tiempo que se vendió a la masonería y a sus jefes. Dentro de unos años la Iglesia Católica desaparecerá y a nadie le importará.
 

Bernaldo

Madmaxista
Desde
10 Jul 2014
Mensajes
18.732
Zanx
19.430
Ariki, gran arrojo el tuyo sabiendo a lo que te expones en este ambiente. A estas alturas ya serás conocedor de lo que desgasta esto, destruir y difamar cuesta mucho menos que construir y cosechar confianza.

Los sedevacantistas en realidad no son más que una minoría poco significativa, una más de las grietas que utiliza el Malo y sus secuaces para tratar de meter sus cuñas. Además, al estilo protestonto están ya subdivididos en varias, con cuatro gatos en cada una. Lo gordo de la revuelta se está moviendo en el seno de la Iglesia, desde fuera solo se unen al festín (que luego se les indigestará, como es lógico).

Aquí una aportación desde COES.

El cisma americano que amenaza a la Iglesia Católica

En solitario, como decía, es un desgaste tremendo, así que para lo que te quieras apoyar ya sabes, aquí tienes unos pocos hombros.

En cuanto a los que se ponen de perfil con lo que está sucediendo, porque el papa dice esto o dicen que dijo lo otro pues... en fin, ellos sabrán.


Este asunto va a dejar clarinete bastantes cosas en cuanto a los católicos. Algunos de ellos creían que la Iglesia estaba para apuntalar su ideología, forma de vida, etc, etc. El utilitarismo tiene muchos más adeptos, en mi opinión, que cualquier otra corriente entre muchos católicos.
 

Kairós

Madmaxista
Desde
27 Nov 2010
Mensajes
15.307
Zanx
24.906
EL Cisma es Alemán y no es Católico
Si se Produce un Cisma tendréis que elegir entre la iglesia paganista, sincretista, homosexualista, ambientalista, protestantizante, indiferentista de Francisco o el Catolicismo del que os habéis olvidado.

El Cisma de venir va a venir primero por la izquierda progresista del izquierdista nocatólico Francisco, desde la nocatólica Conferencia Episcopal Alemania que es la Holanda V.II de 1966 que son los que pusieron a Francisco para tener un Papa controlado, pues Benedicto XVI si bien fue modernista como obispo paso a ser más conservador de Papa y los alemanes van a arrastrar a toda Europa de Norte y latino América.

El Nuevo Catecismo Holandés de 1966 firmado por los obispos holandeses ya fue un prolegómeno (Fornicación/Adulterio, Sodomia, Asesinato (aborto y eutanasia)), lodo de los polvos del Vaticano II, así como los más que presumibles deseos de autocefalia nacidos en el mismo Vaticano II ( Christus Dominus - 38, motu proprio Ecclesiae sanctae de Pablo VI) estableciendo las Conferencias Episcopales como cuerpos formales, llevando como "los profetas de las calamidades" dirían a la autocefalia más pronto que tarde, unido al ecumenismo radical (nacido en el V.II también) y al indiferentismo sincrético paganizante (nacido en el V.II, mostrado desvergonzadamente por J.P II y apuntalados por Francisco.) Se esta siguiendo la ruta herética modernista "conjunto de todas las herejías" del Vaticano II al dedillo, Francisco es coherencia vaticanista II.

El cardenal Woelki teme que el Sínodo en Alemania divida a la Iglesia en el país y se separe del resto
El cardenal Marx dice que la Iglesia en Alemania no es una filial de Roma y el Sínodo no puede decirles lo que tienen que hacer
Resumen de lo dicho por el cardenal Marx: "Haremos lo que nos dé la gana"
La Federación de Jóvenes Católicos Alemanes acusa al cardenal Woelki de fortalecer el fundamentalismo de la Iglesia
Un tercio de los teólogos católicos de lengua alemana reclama el fin del rigorismo moral hacia las parejas homosexuales

El Cardenal Marx aprueba la «bendición» de parejas homosexuales
‘Luz verde’ para la asamblea episcopal alemana que ‘revisará’ la doctrina de la Iglesia
Siete obispos alemanes preguntan a Roma si los protestantes pueden recibir la comunión
Obispo alemán afirma que el papa Francisco ha aprobado de hecho el texto sobre la intercomunión
El cardenal Marx ve posible ordenar hombre casados en algunas ...
Carta abierta al cardenal Reinhard Marx - George Weigel
El Papa pide al cardenal Marx que acabe con el endeudamiento del ...
El cardenal Marx asegura que «hay un cambio de época» y pide ...
Cardenal Marx: «¿Solo el sacerdote puede predicar la homilía? Es ...
La Iglesia en Alemania pretende debatir sobre moral sexual ...
Marx, Martin y Longenecker sobre las mujeres dando sermones en ...
El cardenal Marx sobre los abusos del clero alemán: «este será un ...
Cardenal Marx: En el debate intercomunión, las diócesis podrían tener reglas diferentes
Teólogo alemán: Los siete Obispos muestran desconfianza contra el card. Marx y el Papa

Sobre el matrimonio y las Conferencias Episcopales: El Cardenal Müller le enseña al Cardenal...
etc,etc.

Pero interesa decir mediante la propaganda de la mentira que son los conservadores + tradicionalistas + católicos normales, los que van a creear un cisma ya que el Mundo quiere a Francisco porque es del Mundo, e interesa un noPapa no-curando a los leprosos (de los que hace referencia el conforero de arriba) para no curarlos jamás la lepra sino inocularlos también un cáncer y lo que se tercie, pues ¿Quien soy yo para juzgar?.

La nueva Iglesia Francisquista:
1568354915375.png


Noticia de ayer:
La Federación de Jóvenes Católicos Alemanes acusa al cardenal Woelki de fortalecer el fundamentalismo de la Iglesia
La Federación de Jóvenes Católicos Alemanes (BDKJ) ha reaccionado «con consternación» ante la actitud negativa del cardenal y arzobispo de Colonia, Rainer Maria Woelki, a que se debata sobre doctrinas inamovibles de la fe católica como por ejemplo la imposibilidad del sacerdocio de las mujeres.

El cardenal Walter Kasper*
es un ex obispo de Rottenburg-Stuttgart.


1568274822484.png




1568275237891.png


Startseite : BDKJ
Vielfalt - BDKJ im Erzbistum Köln - Enamorado de la diversidad
Vielfalt - BDKJ im Erzbistum Köln Materiales de igualdad de género, integración de género y diversidad


Claro ejemplo de neoiglesia Francisquista, los zorros protegiendo el gallinero, los locos dirigiendo el manicomio y los perros mudos callando.
La ventana de Overton abriéndose de par en par.

Estos quieren ser y son amigos del mundo saltándose I Juan, 2 y queriendo ser catóicos según sus propias ideaciones, llaman fundamentalista a los conservadores de la Sana Doctrina llaman fundamentalistas a los Católicos, los progres modernistas heréticos han secuestrado la Iglesia y como ocurre en el Mundo su falsa moral o amoral es la acusadora, quieren ser laxos o directamente vividores y continuar con sus concupiscencias vivir de forma subjetiva el evangelio pues no creen en nada más que en sí mismos, ellos deciden como, pues este, el evangelio, la Palabra se interpreta historicistamente y ellos son hijos de su siglo y lo anteponen por encima pues creen que sus caprichos son superiores a Dios.



1568270035067.png




WALTER KASPER

1568275672982.png


1568275718613.png




1568275649235.png



En la Hermenéutica modernista, los milagros no existen, todo es parábola.

Para Walter Kasper cardenal alemán, presidente emérito del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos. el milagro no existe, ni tienen sentido apologético, son tópicos, no confirmados, ni probados, en su libro Jesús, el Cristo Ediciones Sígueme.
Jose Antonio Sayes asombrado se pregunta que si seguimos la lógica de esa hermeneútica, habría que negar la misma encarnación, en su libro Teología y relativismo ediciones LA BAC

Kasper representa una cristología histórica en él. Su tarea central es preguntar quién fue Jesús y de qué trata su mensaje. Al hacerlo, se distinguió conscientemente del diseño cristológico de Karl Rahner teólogo del V.II



1566385892845.png




El teólogo del papa
Como teólogo, el cardenal Walter Kasper es uno de los autores intelectuales del pontificado del papa Francisco
Der Theologe des Papstes

Aparte que es el percursor de:
El Cardenal Kasper acaba de declarar al periódico Frankfurter Rundschau que estima que, si los obispos lo piden, el Papa Francisco autorizará en la Amazonía la ordenación sacerdotal de viri probati casados.
Sínodo de la Amazonía: ‘Misioneros que no evangelizan, un sacerdocio autóctono casado y culto a ídolos paganos’

________________________________


En momentos críticos de la historia de la salvación, el pueblo de Dios fue exhortado a elegir si permanecía fiel al Señor o no.

Así ocurrió al poco de entrar en la Tierra Prometida:

Si os parece mal servir al Señor, escoged hoy a quién vais a servir. a los dioses a los que sirvieron vuestros padres cuando estaban al otro lado del río o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis. Yo y mi casa serviremos al Señor.
Josué 24,15
Así ocurrió cuando solo quedaba en pie un profeta del Señor frente a cuatrocientos profetas de Baal

Entonces Elías se dirigió a todo el pueblo y dijo. -¿Hasta cuándo andaréis cojeando con dos muletas? Si el Señor es Dios, id tras Él; y si es Baal, id tras él. El pueblo no le respondía ni palabra.
1 Reyes 18,21

Así ocurrió cuando se profanó lo más sagrado en tiempos de los Macabeos:

Entonces Matatías gritó por la ciudad con fuerte voz. -¡Todo el que sienta celo por la Ley y quiera mantener la alianza, que me siga! Y él y sus hijos huyeron a los montes y abandonaron todo lo que tenían en la ciudad.
1 Ma 2, 27- 28

Hoy el Evangelio, la Tradición, la Fe católica están siendo profanados desde dentro de la propia Iglesia. Hasta los ciegos lo ven si son capaces de oír. Hasta los sordos lo oyen si son capaces de ver. Y hasta el más pequeño que tenga un mínimo de sentido de la fe oye, ve y se espanta si ama a Dios y su Iglesia.

Es tiempo de Resistencia, de empuñar las armas espirituales que Dios ofrece a sus fieles. Sobre todo es tiempo de decidir a quién servir.

¿Serviréis a los profetas del modernismo o formaréis parte del remanente fiel, de la manada pequeña que da testimonio de la Tradición? ¿Defenderéis la fe entregada de una vez para siempre a los santos o callaréis como perros mudos? ¿de verdad pensáis que podréis esconderos y no tomar parte?

¿Y tú? ¿con quién vas a estar?

Sé valiente. El Señor está contigo:

No temas, que Yo estoy contigo, no desmayes, que Yo soy tu Dios. Te daré fuerzas, te socorreré, te sostendré con mi diestra victoriosa. Mira. quedarán avergonzados y abochornados los que se enfurecen contra ti; serán reducidos a nada, perecerán quienes pleitean contigo.
Is 41,10-11
Laus Deo Virginique Matri

Viva Cristo Rey


Luis Fernando Pérez Bustamante
¿Y tú con quién vas a estar?

________________________________



Hay una enorme paradoja en el corazón mismo de la ‘renovación’ que abandera con entusiasmo el Papa Francisco y que parece tener prisa por culminar, muy especialmente con el inminente Sínodo de la Amazonía: es una renovación vieja.

He dicho ‘vieja’, y no antigua, porque creo que todos tenemos la experiencia de que no hay nada que parezca más apolillado y desfasado que viejo, lo que podríamos llamar ‘antigüedad reciente’, lo que deriva de un entusiasmo que se vendía en su momento como el culmen de la modernidad pero del que ya solo se acuerdan los viejos del lugar. Nadie juzga ‘viejos’ El Quijote o el Miserere de Allegri, pero sí los pantalones de campana o la música ‘pop’ de los sesenta.

Y a eso sabe la renovación anunciada, al Verano del Amor, al delirio postconciliar, a Mayo del 68. Es cierto que los temas concretos son a veces estrictamente actuales, como el Cambio Climático o la inmigración ilegal masiva, pero esa deriva del viejo espíritu de ‘acercamiento al Mundo’ que pretendía el último concilio, llevado a sus últimos extremos y quedando, como es costumbre, rezagada la Iglesia con respecto al siglo, al copiar con entusiasmo una causa ajena.

La paradoja, pues, es que el Papa parece hablar de superar una Iglesia que no existe y de la que, por tanto, es difícil tener ‘nostalgia’, como pretende. Lo advertimos en mil ocasiones, como en el Sínodo de la Juventud, cuando habla de evitar la severidad en la confesión a fieles que han experimentado mucho más a menudo lo contrario, una laxitud a veces lindando con el nihilismo moral.

Habla de ‘los pecados de cintura para abajo’ como si fueran obsesivo tema de homilías, cuando en realidad ha desaparecido virtualmente de ellas. Y repite una y otra vez -se lo hemos oído en este último viaje apostólico, en Mozambique y en el avión- una ‘moda’ presuntamente peligrosísima de ‘sacerdotes rígidos’ que es, en la experiencia corriente del cristiano occidental, dificilísimo de hallar.

Mientras la Iglesia alemana anuncia urbi et orbi que va a revisar por su cuenta -y en un sentido evidentemente ‘progresista’- materias que van desde el celibato eclesiástico hasta la licitud de los anticonceptivos y la fornicación, ¿cómo se puede ver el peligro para la Iglesia en unos supuestos ‘sacerdotes rígidos’ más míticos que reales y que, en cualquier caso, tienen cero influencia en la actualidad? ¿Cuánto cree el Santo Padre que duraría en una parroquia y en buenas relaciones con su obispo un sacerdote que diera visos de ‘rigidez’, en el sentido pontificio?

Si muchos jóvenes católicos se sienten atraídos por la liturgia tradicional, por ejemplo, es evidente que no puede ser por ‘nostalgia’; yo voy para sesenta, y hasta este año nunca había asistido a la misa tradicional en mi vida.

El Papa habla, en fin, como si este último medio siglo no hubiese cambiado nada, como si aún estuviéramos en tiempos del Astete o del Catecismo de Baltimore, cuando los fieles llevan décadas abandonando la Iglesia y las iglesias en manadas precisamente por la universalización de una ‘renovación’ que parecía convertirla en una ONG blanda y dulzona, desprovista de toda visión sobrenatural.

Es, por tanto, adecuado que esta ‘Iglesia nueva’ nos llegue de la mano de prelados que, como Su Santidad, ya no van a cumplir 70 años. O como el teólogo de la Liberación disciplinado por Benedicto XVI que presume de ser coautor de la encíclica ecologista Laudato Si, Leonardo Boff. O el teólogo Paulo Suess, teólogo germano-brasileño e inspirador del esquema del próximo sínodo amazónico.

Suess lleva desde el principio trabajando en la preparación del sínodo. En 2014 se reunió con el Papa en compañía del obispo brasileño de origen austriaco Erwin Kräutler, otro que tampoco cumplirá 70 y que se supone inspirador también de Laudato Si. Ambos son miembros reconocidos de la Teología de la Liberación, y Suess, partidario de los sacerdotes casados y las diaconisas, en su día proclamó que “en mi vida he bautizado a un solo indígena y no tengo la menor intención de hacerlo”.

El Papa ha dicho en la rueda de prensa en vuelo que no teme un cisma, ese cisma que está ya en boca de muchos comentaristas. Es extraño que no tema el cisma un Vicario de Cristo que se muestra tan alarmado por la salud de los océanos, porque a cualquiera se le ocurre que evitar lo primero es lo propio de un Papa católico y preocuparse por lo segundo, bastante menos. Si uno cree que la católica es la única Iglesia fundada por Jesucristo, la idea de que pueda desgajarse de ella un número sustancial de católicos es terrible, y esperemos que improbable.

Pero tengo para mí que sería, además, el cisma más absurdo de la historia, un cisma del que ni siquiera habría ocasión de hablar dentro de solo una década o década y media, por razones meramente biológicas. Porque esta renovación no es tanto una primavera, como un invierno de modas teológicas que creíamos ya relegadas al pasado.

Por Carlos Esteban | 12 septiembre, 2019
Cisma
 
Última edición:

Lammero

Himbersor
Desde
28 Sep 2015
Mensajes
1.042
Zanx
577
Todo podría ser...

La sede no está vacante.
Está okupada por un okupa cabezaboluda al que hay que desalojar.


 

Kairós

Madmaxista
Desde
27 Nov 2010
Mensajes
15.307
Zanx
24.906
Es una “nueva Iglesia”…

Esta crisis más profunda y más amplia, según Viganò, implica, teológicamente, un rechazo ilegítimo (es decir, no un desarrollo legítimo) de la doctrina católica tradicional. El objetivo: construir una “nueva Iglesia” más moderna, caracterizada por una fe y una práctica en muchas áreas de la vida católica y sacramental diferentes de la Iglesia del pasado.



1568278216012.png




1568278718653.png




1568279050828.png


VIGANÒ: STANNO CREANDO UNA “NEO-CHIESA” CONTRO LA CHIESA DI SEMPRE.
Letter #48, 2019: A New Church? - Inside The Vatican