⚡ Ya es oficial, ha ganado el Brexit por más de 1.000.000 de votos (III)

autsaider

Madmaxista
Registrado
1 May 2007
Mensajes
20.353
Puntuación de reacción
28.047
¿Al final se quedan, se van, les dan nuevas prórrogas, se salen por la puerta de delante pero se vuelven a meter por la puerta de atrás?

¿Se sabe lo que van a hacer? ¿Saben ellos al menos lo que van a hacer?
 

moncton

Será en Octubre
Registrado
3 Sep 2007
Mensajes
27.283
Puntuación de reacción
52.285
Ubicación
Perfida Albion
¿Al final se quedan, se van, les dan nuevas prórrogas, se salen por la puerta de delante pero se vuelven a meter por la puerta de atrás?

¿Se sabe lo que van a hacer? ¿Saben ellos al menos lo que van a hacer?
Ya se han ido, eso no tiene vuelta atras y hasta el líder de la oposicion ha dicho que no va a pedir el reingreso

En estos momentos se le da un 70% de probabilidades de que no haya acuerdo comercial

Y ya estan diciendo que si a los americanos por el pollo clorado y la ternera hormonada
 

Pat

Madmaxista
Registrado
25 Mar 2008
Mensajes
13.669
Puntuación de reacción
11.379
¿Al final se quedan, se van, les dan nuevas prórrogas, se salen por la puerta de delante pero se vuelven a meter por la puerta de atrás?

¿Se sabe lo que van a hacer? ¿Saben ellos al menos lo que van a hacer?

Desde el 1 de febrero 2020 el UK ya no es socio del EU.

Hay un periodo de transición hasta el final del año donde el UK esta disfrutando del mercado única.


Actualmente se está haciendo una pantomima en vez de negociar un acuerdo comercial, pero es normal, el EU no se sentará a negociar en serio hasta que se haya pasado el final de junio, esto es la fecha tope para poder extender el periodo de transición., si por aquella fecha el UK no haya pedido extender el periodo de transición ya no se puede extender……. Entonces el EU deberá decidir si quiere un acuerdo o no con el UK, SI el EU quiere un acuerdo deberá renunciar a algunos de sus líneas rojas y emitir una nueva mandato a su negociador.


De todos modos, incluso si el EU rectifica de decide negociar sin sus líneas rojas: ya es tarde; ya no habrá un acuerdo completo, lo máximo posible será una FTA de mínimos sobre algunos bienes que tengan normativas mundiales.


En cuanto a “Volver” al EU o “Entrar por la puerta trasera”, es totalmente descartado; exceptuando por algunos fanáticos pro EU que a pesar de ser nombres conocidos y ser ex premier y ex ministros ya son una irrelevancia en el UK . es totalmente imposible que el UK vuelve al EU.
 

Pat

Madmaxista
Registrado
25 Mar 2008
Mensajes
13.669
Puntuación de reacción
11.379
Ahora que vuelve a haber vidilla de negociaciones este hilo debería volver a moverse...

Por el momento, lo que se olía en el país y que la prensa española se negaba a contemplar como posibilidad: nada de extensiones



Escrito con un móvil
EL UK lleva meses avisando que no va extender el periodo de transición…. pero Bruselas nunca ha hecho mucho caso de lo que dice meros gobernantes de países, después de todo ellos son “los Elegidos” para conducir los destinos de los países Europeas….. Bruselas siempre se ha considerado por encima de las leyes humanas y se consideran solo responsables delante de Dios.


En fin, esta bien que han despertado, pero ahora ya es demasiado tarde para llegar a un acuerdo amplio de comercio, solo queda tiempo para un acuerdo de mínimos, pero incluso para llegar a un acuerdo de mínimos yo lo veo complicado.
 

Taliván Hortográfico

is watching you.
Registrado
21 Dic 2008
Mensajes
15.724
Puntuación de reacción
45.598
Y ya estan diciendo que si a los americanos por el pollo clorado y la ternera hormonada
Artículo de elconfidencial.com abundando en lo que en este hilo llevamos años viendo venir: pollos, NHS...
johnson prometió prohibirlos pero ahora calla

Por qué el pollo clorado de Trump esconde la clave del futuro comercial de Europa

La controversia por los pollos clorados americanos esconde las claves económicas y políticas del futuro comercial del Reino Unido con Europa, Estados Unidos y otras partes del mundo


Foto: Imagen de archivo de una protesta contra los pollos clorados. (Reuters)

Imagen de archivo de una protesta contra los pollos clorados. (Reuters)

15/06/2020 05:00
El Gobierno de Boris Johnson está dispuesto a ofrecer en los supermercados del Reino Unido pollos clorados importados de los Estados Unidos. Lean bien la frase, porque es importante. Sí, vamos a hablar de pollos clorados. Al igual que el arenque se convirtió en su día en el mejor símbolo para entender el sentimiento pro Brexit, los pollos clorados reflejan ahora las claves del futuro comercial del Reino Unido: el acuerdo comercial que están negociando Londres y Washington, las dificultades que esto entraña para cerrar un pacto con Bruselas, la guerra civil abierta en el Partido Conservador en torno al proteccionismo y la amenaza que se cierne sobre los agricultores británicos. Resulta que salir de la UE no es como muchos habían imaginado. O al menos no como los 'tories' les habían contado.

Promesas incumplidas. Así es como comienzan siempre las historias en política. El manifiesto del Partido Conservador —el mismo con el que Johnson consiguió en diciembre una aplastante mayoría absoluta para poder ejecutar el divorcio con el bloque— especificaba que las negociaciones comerciales en las que se embarcaría el Gobierno “no comprometerán nuestros altos estándares de protección ambiental, bienestar animal y alimentos”. Pues bien, seis meses después de los comicios, la promesa ha sido abandonada. Downing Street se niega ahora a repetirla, cuando le preguntan si está dispuesto a importar pollos clorados de Estados Unidos, uno de los grandes exportadores mundiales de carne avícola.

La técnica consiste en bañar al animal después de su muerte en una solución antimicrobiana de agua clorada para matar bacterias y otros patógenos que causan enfermedades, como la Salmonella y la Campylobacter. Las autoridades de Estados Unidos creen que esa solución es inofensiva para el consumo humano. Pero la UE considera que pone en riesgo la salud de los consumidores porque hace que no se implementen otras medidas de higiene necesarias en las granjas y mataderos.

Una de las razones por las cuales el acuerdo comercial propuesto entre los Estados Unidos y la UE nunca llegó a materializarse fue precisamente porque Bruselas se negó al acceso libre de aranceles para los pollos estadounidenses, cuya producción es un 20% más barata.

Por lo tanto, si Londres está dispuesto ahora a poner este producto en los supermercados del Reino Unido, ¿hasta qué punto se está poniendo en riesgo el pacto comercial que está negociando con la UE? Los británicos abandonarán el bloque, a efectos prácticos, el 31 de diciembre de 2020. Hasta ahora, las conversaciones no están siendo especialmente fructíferas y, sin pacto, las relaciones entre ambas partes se regirán únicamente a partir del próximo mes de enero por las directrices de la Organización Mundial del Comercio.

Mucho en juego para UK... o para Boris

El 47% de las exportaciones del Reino Unido va actualmente a la UE, por lo que hay mucho en juego. Respecto al pacto comercial con Washington, Downing Street admite en documentos revelados en la prensa que, en el mejor escenario, conduciría a un pequeño impulso de la economía británica de solo el 0,16% del PIB. Ahora bien, políticamente, sería humillante para Johnson no cerrar nada con la Casa Blanca, ya que siempre ha presentado esta opción como alternativa a la membresía comunitaria.

El problema es que las concesiones que el 'premier' parece estar dispuesto a hacer ahora a Donald Trump preocupan incluso a sus propias filas. Un grupo de 22 'tories' rebeldes votó el mes pasado a favor de la enmienda presentada por el conservador Simon Hoare a la Ley de Agricultura que se tramita actualmente en Westminster, para garantizar que las importaciones de alimentos en la era pos-Brexit sigan con los altos estándares del Reino Unido. Pese al apoyo de la oposición, la enmienda no consiguió salir adelante por 51 votos en la Cámara de los Comunes, donde Johnson cuenta con una mayoría absoluta.

Hoare asegura que muchos de sus compañeros no votaron por ella porque recibieron garantías por parte de los ministros de que se iban a respetar los estándares. “Si ahora no va a ser el caso, es deprimente, porque cuestiona la confianza en el Gobierno y socava las promesas del manifiesto del Partido Conservador”, señala.

La Ley de Agricultura —que esta semana está en las últimas fases en la Cámara de los Lores— representa la mayor reforma del sector agrícola desde 1945. Sin embargo, con el centro de atención puesto en la pandemia del coronavirus, nadie está prestando atención a la norma. Por lo tanto, el Ejecutivo se puede tomar todo tipo de licencias. Aún más de las que se ha tomado hasta ahora.

Porque hay que recordar que, tal y como ha planificado las cosas, para ratificar cualquier acuerdo comercial, el primer ministro no necesitará el consentimiento parlamentario. El proyecto de Ley de Comercio que se está tramitando también en la Cámara de los Comunes no prevé escrutinio de ningún tipo. El Parlamento no tendrá derecho legal para debatir o votar sobre un eventual pacto o incluso para saber qué contiene. Los gobiernos de Escocia, Gales e Irlanda del Norte también han sido excluidos de la negociación o aprobación de tratados comerciales. En otras palabras, Johnson —o mejor dicho, su oscuro asesor, Dominic Cummings— no ha dejado nada al azar. Pregunta: ¿democracia real?

A nadie parece importarle lo que ocurre estos días en Westminster. Pero los episodios que están aconteciendo están desvelando las claves de la estrategia política de Johnson y hasta qué punto podría estar dispuesto a doblegarse a las demandas de la Casa Blanca. Porque Trump no solo quiere vender sus pollos a los británicos. Quiere que en el etiquetado no aparezca la denominación de origen, por lo que los consumidores no tendrían manera de saber si se llevan a casa un animal clorado.

El Departamento de Comercio de los Estados Unidos dice que ha “expresado constantemente sus preocupaciones” sobre el etiquetado que exige la Organización Mundial del Comercio debido a “la posibilidad de favorecer a países seleccionados y el impacto que eso provocaría en las exportaciones norteamericanas”.

La peligrosa pendiente: ¿también la NHS?
Sam Lowe
, experto en comercio internacional del reputado 'think tank' Centro de Reforma Europea, sugiere que es inevitable que Londres vaya a tener que ceder en los estándares de alimentos si quiere cerrar un pacto con Trump. “Si el Reino Unido va a asegurar un acuerdo de libre comercio con los Estados Unidos, tendrá que encontrar una manera de darle a Estados Unidos lo que quiere en lo que respecta a los estándares agrícolas y alimentarios”, recalca.

Para dificultar más las cosas, es más que probable que los Estados Unidos insistan en que el acuerdo debe ser ejecutado por un tribunal extraterritorial, que permita a las corporaciones demandar a los gobiernos si la ley nacional afecta sus “ganancias futuras previstas”. Este mecanismo se ha utilizado en todo el mundo para castigar a las naciones por las leyes que sus parlamentos han aprobado. Asegura que, con el tiempo, la legislación en todas partes tenga que adaptarse a las demandas del poder corporativo. Por lo tanto, lejos de retomar el control —el argumento principal del Brexit—, un acuerdo comercial en estas líneas con Washington implicaría una importante renuncia del poder soberano.

Y el problema además es que si Johnson rompe ahora sus promesas con los estándares agrícolas, ¿cuál será la siguiente? ¿Va a poner también en venta el Sistema Nacional de Salud? El 'premier' siempre ha repetido por activa y por pasiva que el NHS jamás estará encima de la mesa, pero también dijo lo mismo en su día con los pollos clorados.

Según la Ley de Agricultura que se tramita ahora en Westminster, los agricultores continuarán recibiendo la mayor parte de las ayudas que se les pagó siendo miembros de la UE hasta 2022 a través de una serie de acuerdos de transición que también protegerán el medio ambiente y garantizarán altos estándares de producción.

Pero los agricultores temen quedar luego a merced de las importaciones baratas de los Estados Unidos y otros países. Si sus pollos costarán cuatro veces más en los supermercados, ¿quiénes van a comprarlos? Además, si no hay un acuerdo comercial entre el Reino Unido y la UE para finales de año, las exportaciones al bloque —su principal mercado— serán más caras.

Minette Batters, presidenta de la Unión Nacional de Agricultores, advierte de que la industria se encuentra ante una amenaza existencial si se enfrenta a una competencia sin restricciones de los Estados Unidos, porque a los productores nacionales les resultaría imposible competir por precio.



El granjero Paul McAvoy. (Reuters)

El granjero Paul McAvoy. (Reuters)


Los agricultores de Gales (donde el Brexit ganó por 52,5% frente al 47,5%) muestran ahora su frustración ante la ausencia de una campaña de alto perfil que destaque la necesidad de proteger los estándares alimentarios del Reino Unido tras el divorcio de la UE. El agricultor Wyn Evans, de Bryn Iwan (Carmarthenshire), explica que “tras el casos de las vacas locas en los noventa y la fiebre aftosa en 2001, hemos tenido que cumplir con medidas estrictas para producir alimentos en este país”.

“Elaboramos los productos más seguros, limpios y de mayor calidad del mundo, y ahora están socavando esto al aceptar carne de otros países, que no es la mitad de buena”, apunta. De momento, nadie les garantiza nada. Y parece que la era pos-Brexit está repleta de sorpresas. Porque había promesas, pero ¿Johnson está dispuesto ahora a cumplirlas?

Por qué el pollo clorado de Trump esconde la clave del futuro comercial de Europa
 

Feriri88

Madmaxista
Registrado
23 Feb 2019
Mensajes
6.653
Puntuación de reacción
20.178
Típico artículo de prensa escrito por personas que no tiene el más mínima idea de cómo funciona el EU ni el situación del UK.


El UK esta aplicando a pie la letra de la legislación Europea.

SI no eres residente permanente NO PUEDES SER UNA CARGA PARA EL ESTADO HUESPED……

En Bélgica se ha devuelto al país de origen muchos extranjeros europeos quien pierden su empleo sin haber conseguido ser residentes permanentes.


Además, actualmente esta en vigor los normativas normales del EU en el UK dado que el UK esta en el periodo de transición.

¿Que tal se vive llenando el pais de nigerianos y parando el flujo de polacos?

¿Bien?

Pais de taberneros, verduleras, piratas, borrachos y ahora negros violentos tira estatuas
 
  • Zanx
Reacciones: HvK

moncton

Será en Octubre
Registrado
3 Sep 2007
Mensajes
27.283
Puntuación de reacción
52.285
Ubicación
Perfida Albion
Artículo de elconfidencial.com abundando en lo que en este hilo llevamos años viendo venir: pollos, NHS...
johnson prometió prohibirlos pero ahora calla

Por qué el pollo clorado de Trump esconde la clave del futuro comercial de Europa

La controversia por los pollos clorados americanos esconde las claves económicas y políticas del futuro comercial del Reino Unido con Europa, Estados Unidos y otras partes del mundo


Foto: Imagen de archivo de una protesta contra los pollos clorados. (Reuters)

Imagen de archivo de una protesta contra los pollos clorados. (Reuters)

15/06/2020 05:00
El Gobierno de Boris Johnson está dispuesto a ofrecer en los supermercados del Reino Unido pollos clorados importados de los Estados Unidos. Lean bien la frase, porque es importante. Sí, vamos a hablar de pollos clorados. Al igual que el arenque se convirtió en su día en el mejor símbolo para entender el sentimiento pro Brexit, los pollos clorados reflejan ahora las claves del futuro comercial del Reino Unido: el acuerdo comercial que están negociando Londres y Washington, las dificultades que esto entraña para cerrar un pacto con Bruselas, la guerra civil abierta en el Partido Conservador en torno al proteccionismo y la amenaza que se cierne sobre los agricultores británicos. Resulta que salir de la UE no es como muchos habían imaginado. O al menos no como los 'tories' les habían contado.

Promesas incumplidas. Así es como comienzan siempre las historias en política. El manifiesto del Partido Conservador —el mismo con el que Johnson consiguió en diciembre una aplastante mayoría absoluta para poder ejecutar el divorcio con el bloque— especificaba que las negociaciones comerciales en las que se embarcaría el Gobierno “no comprometerán nuestros altos estándares de protección ambiental, bienestar animal y alimentos”. Pues bien, seis meses después de los comicios, la promesa ha sido abandonada. Downing Street se niega ahora a repetirla, cuando le preguntan si está dispuesto a importar pollos clorados de Estados Unidos, uno de los grandes exportadores mundiales de carne avícola.

La técnica consiste en bañar al animal después de su muerte en una solución antimicrobiana de agua clorada para matar bacterias y otros patógenos que causan enfermedades, como la Salmonella y la Campylobacter. Las autoridades de Estados Unidos creen que esa solución es inofensiva para el consumo humano. Pero la UE considera que pone en riesgo la salud de los consumidores porque hace que no se implementen otras medidas de higiene necesarias en las granjas y mataderos.

Una de las razones por las cuales el acuerdo comercial propuesto entre los Estados Unidos y la UE nunca llegó a materializarse fue precisamente porque Bruselas se negó al acceso libre de aranceles para los pollos estadounidenses, cuya producción es un 20% más barata.

Por lo tanto, si Londres está dispuesto ahora a poner este producto en los supermercados del Reino Unido, ¿hasta qué punto se está poniendo en riesgo el pacto comercial que está negociando con la UE? Los británicos abandonarán el bloque, a efectos prácticos, el 31 de diciembre de 2020. Hasta ahora, las conversaciones no están siendo especialmente fructíferas y, sin pacto, las relaciones entre ambas partes se regirán únicamente a partir del próximo mes de enero por las directrices de la Organización Mundial del Comercio.

Mucho en juego para UK... o para Boris

El 47% de las exportaciones del Reino Unido va actualmente a la UE, por lo que hay mucho en juego. Respecto al pacto comercial con Washington, Downing Street admite en documentos revelados en la prensa que, en el mejor escenario, conduciría a un pequeño impulso de la economía británica de solo el 0,16% del PIB. Ahora bien, políticamente, sería humillante para Johnson no cerrar nada con la Casa Blanca, ya que siempre ha presentado esta opción como alternativa a la membresía comunitaria.

El problema es que las concesiones que el 'premier' parece estar dispuesto a hacer ahora a Donald Trump preocupan incluso a sus propias filas. Un grupo de 22 'tories' rebeldes votó el mes pasado a favor de la enmienda presentada por el conservador Simon Hoare a la Ley de Agricultura que se tramita actualmente en Westminster, para garantizar que las importaciones de alimentos en la era pos-Brexit sigan con los altos estándares del Reino Unido. Pese al apoyo de la oposición, la enmienda no consiguió salir adelante por 51 votos en la Cámara de los Comunes, donde Johnson cuenta con una mayoría absoluta.

Hoare asegura que muchos de sus compañeros no votaron por ella porque recibieron garantías por parte de los ministros de que se iban a respetar los estándares. “Si ahora no va a ser el caso, es deprimente, porque cuestiona la confianza en el Gobierno y socava las promesas del manifiesto del Partido Conservador”, señala.

La Ley de Agricultura —que esta semana está en las últimas fases en la Cámara de los Lores— representa la mayor reforma del sector agrícola desde 1945. Sin embargo, con el centro de atención puesto en la pandemia del coronavirus, nadie está prestando atención a la norma. Por lo tanto, el Ejecutivo se puede tomar todo tipo de licencias. Aún más de las que se ha tomado hasta ahora.

Porque hay que recordar que, tal y como ha planificado las cosas, para ratificar cualquier acuerdo comercial, el primer ministro no necesitará el consentimiento parlamentario. El proyecto de Ley de Comercio que se está tramitando también en la Cámara de los Comunes no prevé escrutinio de ningún tipo. El Parlamento no tendrá derecho legal para debatir o votar sobre un eventual pacto o incluso para saber qué contiene. Los gobiernos de Escocia, Gales e Irlanda del Norte también han sido excluidos de la negociación o aprobación de tratados comerciales. En otras palabras, Johnson —o mejor dicho, su oscuro asesor, Dominic Cummings— no ha dejado nada al azar. Pregunta: ¿democracia real?

A nadie parece importarle lo que ocurre estos días en Westminster. Pero los episodios que están aconteciendo están desvelando las claves de la estrategia política de Johnson y hasta qué punto podría estar dispuesto a doblegarse a las demandas de la Casa Blanca. Porque Trump no solo quiere vender sus pollos a los británicos. Quiere que en el etiquetado no aparezca la denominación de origen, por lo que los consumidores no tendrían manera de saber si se llevan a casa un animal clorado.

El Departamento de Comercio de los Estados Unidos dice que ha “expresado constantemente sus preocupaciones” sobre el etiquetado que exige la Organización Mundial del Comercio debido a “la posibilidad de favorecer a países seleccionados y el impacto que eso provocaría en las exportaciones norteamericanas”.

La peligrosa pendiente: ¿también la NHS?
Sam Lowe
, experto en comercio internacional del reputado 'think tank' Centro de Reforma Europea, sugiere que es inevitable que Londres vaya a tener que ceder en los estándares de alimentos si quiere cerrar un pacto con Trump. “Si el Reino Unido va a asegurar un acuerdo de libre comercio con los Estados Unidos, tendrá que encontrar una manera de darle a Estados Unidos lo que quiere en lo que respecta a los estándares agrícolas y alimentarios”, recalca.

Para dificultar más las cosas, es más que probable que los Estados Unidos insistan en que el acuerdo debe ser ejecutado por un tribunal extraterritorial, que permita a las corporaciones demandar a los gobiernos si la ley nacional afecta sus “ganancias futuras previstas”. Este mecanismo se ha utilizado en todo el mundo para castigar a las naciones por las leyes que sus parlamentos han aprobado. Asegura que, con el tiempo, la legislación en todas partes tenga que adaptarse a las demandas del poder corporativo. Por lo tanto, lejos de retomar el control —el argumento principal del Brexit—, un acuerdo comercial en estas líneas con Washington implicaría una importante renuncia del poder soberano.

Y el problema además es que si Johnson rompe ahora sus promesas con los estándares agrícolas, ¿cuál será la siguiente? ¿Va a poner también en venta el Sistema Nacional de Salud? El 'premier' siempre ha repetido por activa y por pasiva que el NHS jamás estará encima de la mesa, pero también dijo lo mismo en su día con los pollos clorados.

Según la Ley de Agricultura que se tramita ahora en Westminster, los agricultores continuarán recibiendo la mayor parte de las ayudas que se les pagó siendo miembros de la UE hasta 2022 a través de una serie de acuerdos de transición que también protegerán el medio ambiente y garantizarán altos estándares de producción.

Pero los agricultores temen quedar luego a merced de las importaciones baratas de los Estados Unidos y otros países. Si sus pollos costarán cuatro veces más en los supermercados, ¿quiénes van a comprarlos? Además, si no hay un acuerdo comercial entre el Reino Unido y la UE para finales de año, las exportaciones al bloque —su principal mercado— serán más caras.

Minette Batters, presidenta de la Unión Nacional de Agricultores, advierte de que la industria se encuentra ante una amenaza existencial si se enfrenta a una competencia sin restricciones de los Estados Unidos, porque a los productores nacionales les resultaría imposible competir por precio.



El granjero Paul McAvoy. (Reuters)

El granjero Paul McAvoy. (Reuters)


Los agricultores de Gales (donde el Brexit ganó por 52,5% frente al 47,5%) muestran ahora su frustración ante la ausencia de una campaña de alto perfil que destaque la necesidad de proteger los estándares alimentarios del Reino Unido tras el divorcio de la UE. El agricultor Wyn Evans, de Bryn Iwan (Carmarthenshire), explica que “tras el casos de las vacas locas en los noventa y la fiebre aftosa en 2001, hemos tenido que cumplir con medidas estrictas para producir alimentos en este país”.

“Elaboramos los productos más seguros, limpios y de mayor calidad del mundo, y ahora están socavando esto al aceptar carne de otros países, que no es la mitad de buena”, apunta. De momento, nadie les garantiza nada. Y parece que la era pos-Brexit está repleta de sorpresas. Porque había promesas, pero ¿Johnson está dispuesto ahora a cumplirlas?

Por qué el pollo clorado de Trump esconde la clave del futuro comercial de Europa

La discusion esta en el pollo clorado, pero va mucho mas alla

Va mas alla del uso de hormona del crecimiento en produccion lactea, o esteroides para el engorde de cerdos o el uso masivo de antibioticos

En el centro de la polemica es un cambio total de la legislacion y la carga de la prueba

En el sistema europeo el productor o fabricante tiene que demostrar que lo que utiliza no es dañino para la salud y por tanto es un sistema muy restrictivo

En el sistema americano es el consumidor que el que ha de demostrar que el producto consumido ha sido perjudicial y si, si lo puede demostrar en el juicio se forra con indemnizacion, si es que ha sobrevivido pero las secuelas no se las quita nadie. Ademas, demostrarlo no es facil, los abogados de la otra parte sacan todo su historial medico a examen e intentan que el jurado acepte "duda razonable" para evitar la condena. Al final solo cuando hay un problema de salud publica importante es cuando se le mete el palo y se adapta la legislacion

Por cierto, algunos MPs estan diciendo que no hay problema con meter pollo clorado y que hay que dejar que el"sentido comun" del consumidor le haga tomar la decision correcta

Lo que se callan es que los americanos exigen eliminar toda referencia al origen del producto y su tratamiento en el etiquetado, porque lo consideran restrictivo. Asi que no solo no respetan las denominaciones de origen sino que el consumidor no sabra donde esta fabricado
 

Pat

Madmaxista
Registrado
25 Mar 2008
Mensajes
13.669
Puntuación de reacción
11.379
¿Que tal se vive llenando el pais de nigerianos y parando el flujo de polacos?

¿Bien?

Pais de taberneros, verduleras, piratas, borrachos y ahora negros violentos tira estatuas

Jesús,

SI el nigeriano tiende un doctorado en la materia relacionado con su oferta de trabajo, si tiene un oferta de trabajo en firme que paga mas de 25 o 30,000 libras , el tendrá derecho a venir trabajar al UK, exactamente igual que un Polaco.
 

Pat

Madmaxista
Registrado
25 Mar 2008
Mensajes
13.669
Puntuación de reacción
11.379
Artículo de elconfidencial.com abundando en lo que en este hilo llevamos años viendo venir: pollos, NHS...
johnson prometió prohibirlos pero ahora calla

Por qué el pollo clorado de Trump esconde la clave del futuro comercial de Europa

La controversia por los pollos clorados americanos esconde las claves económicas y políticas del futuro comercial del Reino Unido con Europa, Estados Unidos y otras partes del mundo


Foto: Imagen de archivo de una protesta contra los pollos clorados. (Reuters)

Imagen de archivo de una protesta contra los pollos clorados. (Reuters)

15/06/2020 05:00
El Gobierno de Boris Johnson está dispuesto a ofrecer en los supermercados del Reino Unido pollos clorados importados de los Estados Unidos. Lean bien la frase, porque es importante. Sí, vamos a hablar de pollos clorados. Al igual que el arenque se convirtió en su día en el mejor símbolo para entender el sentimiento pro Brexit, los pollos clorados reflejan ahora las claves del futuro comercial del Reino Unido: el acuerdo comercial que están negociando Londres y Washington, las dificultades que esto entraña para cerrar un pacto con Bruselas, la guerra civil abierta en el Partido Conservador en torno al proteccionismo y la amenaza que se cierne sobre los agricultores británicos. Resulta que salir de la UE no es como muchos habían imaginado. O al menos no como los 'tories' les habían contado.

Promesas incumplidas. Así es como comienzan siempre las historias en política. El manifiesto del Partido Conservador —el mismo con el que Johnson consiguió en diciembre una aplastante mayoría absoluta para poder ejecutar el divorcio con el bloque— especificaba que las negociaciones comerciales en las que se embarcaría el Gobierno “no comprometerán nuestros altos estándares de protección ambiental, bienestar animal y alimentos”. Pues bien, seis meses después de los comicios, la promesa ha sido abandonada. Downing Street se niega ahora a repetirla, cuando le preguntan si está dispuesto a importar pollos clorados de Estados Unidos, uno de los grandes exportadores mundiales de carne avícola.

La técnica consiste en bañar al animal después de su muerte en una solución antimicrobiana de agua clorada para matar bacterias y otros patógenos que causan enfermedades, como la Salmonella y la Campylobacter. Las autoridades de Estados Unidos creen que esa solución es inofensiva para el consumo humano. Pero la UE considera que pone en riesgo la salud de los consumidores porque hace que no se implementen otras medidas de higiene necesarias en las granjas y mataderos.

Una de las razones por las cuales el acuerdo comercial propuesto entre los Estados Unidos y la UE nunca llegó a materializarse fue precisamente porque Bruselas se negó al acceso libre de aranceles para los pollos estadounidenses, cuya producción es un 20% más barata.

Por lo tanto, si Londres está dispuesto ahora a poner este producto en los supermercados del Reino Unido, ¿hasta qué punto se está poniendo en riesgo el pacto comercial que está negociando con la UE? Los británicos abandonarán el bloque, a efectos prácticos, el 31 de diciembre de 2020. Hasta ahora, las conversaciones no están siendo especialmente fructíferas y, sin pacto, las relaciones entre ambas partes se regirán únicamente a partir del próximo mes de enero por las directrices de la Organización Mundial del Comercio.

Mucho en juego para UK... o para Boris

El 47% de las exportaciones del Reino Unido va actualmente a la UE, por lo que hay mucho en juego. Respecto al pacto comercial con Washington, Downing Street admite en documentos revelados en la prensa que, en el mejor escenario, conduciría a un pequeño impulso de la economía británica de solo el 0,16% del PIB. Ahora bien, políticamente, sería humillante para Johnson no cerrar nada con la Casa Blanca, ya que siempre ha presentado esta opción como alternativa a la membresía comunitaria.

El problema es que las concesiones que el 'premier' parece estar dispuesto a hacer ahora a Donald Trump preocupan incluso a sus propias filas. Un grupo de 22 'tories' rebeldes votó el mes pasado a favor de la enmienda presentada por el conservador Simon Hoare a la Ley de Agricultura que se tramita actualmente en Westminster, para garantizar que las importaciones de alimentos en la era pos-Brexit sigan con los altos estándares del Reino Unido. Pese al apoyo de la oposición, la enmienda no consiguió salir adelante por 51 votos en la Cámara de los Comunes, donde Johnson cuenta con una mayoría absoluta.

Hoare asegura que muchos de sus compañeros no votaron por ella porque recibieron garantías por parte de los ministros de que se iban a respetar los estándares. “Si ahora no va a ser el caso, es deprimente, porque cuestiona la confianza en el Gobierno y socava las promesas del manifiesto del Partido Conservador”, señala.

La Ley de Agricultura —que esta semana está en las últimas fases en la Cámara de los Lores— representa la mayor reforma del sector agrícola desde 1945. Sin embargo, con el centro de atención puesto en la pandemia del coronavirus, nadie está prestando atención a la norma. Por lo tanto, el Ejecutivo se puede tomar todo tipo de licencias. Aún más de las que se ha tomado hasta ahora.

Porque hay que recordar que, tal y como ha planificado las cosas, para ratificar cualquier acuerdo comercial, el primer ministro no necesitará el consentimiento parlamentario. El proyecto de Ley de Comercio que se está tramitando también en la Cámara de los Comunes no prevé escrutinio de ningún tipo. El Parlamento no tendrá derecho legal para debatir o votar sobre un eventual pacto o incluso para saber qué contiene. Los gobiernos de Escocia, Gales e Irlanda del Norte también han sido excluidos de la negociación o aprobación de tratados comerciales. En otras palabras, Johnson —o mejor dicho, su oscuro asesor, Dominic Cummings— no ha dejado nada al azar. Pregunta: ¿democracia real?

A nadie parece importarle lo que ocurre estos días en Westminster. Pero los episodios que están aconteciendo están desvelando las claves de la estrategia política de Johnson y hasta qué punto podría estar dispuesto a doblegarse a las demandas de la Casa Blanca. Porque Trump no solo quiere vender sus pollos a los británicos. Quiere que en el etiquetado no aparezca la denominación de origen, por lo que los consumidores no tendrían manera de saber si se llevan a casa un animal clorado.

El Departamento de Comercio de los Estados Unidos dice que ha “expresado constantemente sus preocupaciones” sobre el etiquetado que exige la Organización Mundial del Comercio debido a “la posibilidad de favorecer a países seleccionados y el impacto que eso provocaría en las exportaciones norteamericanas”.

La peligrosa pendiente: ¿también la NHS?
Sam Lowe
, experto en comercio internacional del reputado 'think tank' Centro de Reforma Europea, sugiere que es inevitable que Londres vaya a tener que ceder en los estándares de alimentos si quiere cerrar un pacto con Trump. “Si el Reino Unido va a asegurar un acuerdo de libre comercio con los Estados Unidos, tendrá que encontrar una manera de darle a Estados Unidos lo que quiere en lo que respecta a los estándares agrícolas y alimentarios”, recalca.

Para dificultar más las cosas, es más que probable que los Estados Unidos insistan en que el acuerdo debe ser ejecutado por un tribunal extraterritorial, que permita a las corporaciones demandar a los gobiernos si la ley nacional afecta sus “ganancias futuras previstas”. Este mecanismo se ha utilizado en todo el mundo para castigar a las naciones por las leyes que sus parlamentos han aprobado. Asegura que, con el tiempo, la legislación en todas partes tenga que adaptarse a las demandas del poder corporativo. Por lo tanto, lejos de retomar el control —el argumento principal del Brexit—, un acuerdo comercial en estas líneas con Washington implicaría una importante renuncia del poder soberano.

Y el problema además es que si Johnson rompe ahora sus promesas con los estándares agrícolas, ¿cuál será la siguiente? ¿Va a poner también en venta el Sistema Nacional de Salud? El 'premier' siempre ha repetido por activa y por pasiva que el NHS jamás estará encima de la mesa, pero también dijo lo mismo en su día con los pollos clorados.

Según la Ley de Agricultura que se tramita ahora en Westminster, los agricultores continuarán recibiendo la mayor parte de las ayudas que se les pagó siendo miembros de la UE hasta 2022 a través de una serie de acuerdos de transición que también protegerán el medio ambiente y garantizarán altos estándares de producción.

Pero los agricultores temen quedar luego a merced de las importaciones baratas de los Estados Unidos y otros países. Si sus pollos costarán cuatro veces más en los supermercados, ¿quiénes van a comprarlos? Además, si no hay un acuerdo comercial entre el Reino Unido y la UE para finales de año, las exportaciones al bloque —su principal mercado— serán más caras.

Minette Batters, presidenta de la Unión Nacional de Agricultores, advierte de que la industria se encuentra ante una amenaza existencial si se enfrenta a una competencia sin restricciones de los Estados Unidos, porque a los productores nacionales les resultaría imposible competir por precio.



El granjero Paul McAvoy. (Reuters)

El granjero Paul McAvoy. (Reuters)


Los agricultores de Gales (donde el Brexit ganó por 52,5% frente al 47,5%) muestran ahora su frustración ante la ausencia de una campaña de alto perfil que destaque la necesidad de proteger los estándares alimentarios del Reino Unido tras el divorcio de la UE. El agricultor Wyn Evans, de Bryn Iwan (Carmarthenshire), explica que “tras el casos de las vacas locas en los noventa y la fiebre aftosa en 2001, hemos tenido que cumplir con medidas estrictas para producir alimentos en este país”.

“Elaboramos los productos más seguros, limpios y de mayor calidad del mundo, y ahora están socavando esto al aceptar carne de otros países, que no es la mitad de buena”, apunta. De momento, nadie les garantiza nada. Y parece que la era pos-Brexit está repleta de sorpresas. Porque había promesas, pero ¿Johnson está dispuesto ahora a cumplirlas?

Por qué el pollo clorado de Trump esconde la clave del futuro comercial de Europa

Es impresiónate las falsedades que corren por el mundo.

El USA tiene muchos controles sanitarios, si no lo creas, preguntarlo a los fabricantes españoles de Jamón pata negra, les costó años conseguir estar certificado para poder vender en el USA.

De hecho, es más fácil pasar aduanas del USA con una metralleta que con comida envasado.

La tema de los pollos lavado con cloro es una irrelevancia, el Cloro no es un perjuicio Para la salud. Si lo era , el EU lo había prohibido su uso en todas las piscinas en España y el agua potable que sale del grifo.



EN asunto al falsedad que los acuerdos no deben estar aprobados en el parlamento, esto es totalmente falso, lo que si puede pasar es que <<Boris presenta una moción para ratificar un tratado, y esto es ratificado sin discusión por su mayoría absoluta., pero presentarse si se debe presentarse.


En cuanto a un tratado de libre comercio entre el UK y el EU, olvídalo, el UK no va aceptar estar subordinado a las normativas de Bruselas y el tribunal de Justicia Europea y tampoco va está bajo la política Pesquera Común del EU. además, ya solo hay tiempo para un acuerdo de mínimos que solo cubera algunos productos que tengan normativas mundiales.

No habrá un “gran Acuerdo UK/EU”. esta posibilidad murió cuando el EU presento sus condiciones en febrero de este año, ni el UK o el EU van a cambiar de posiciones.

dado que no va existir ninguna acuerdo UK/EU , no se de que se preocupa el EU dado que no va haber intercambio entre el UK y el EU después del 31 de dec de esta año, al EU les debe estar igual que tipo de acuerdos el UK firma con el resto del mundo.


Ahora las empresas ingleses y Europeas deben estar preparado para una rotura casi total de relaciones comerciales entre el UK y EU.
 

Pat

Madmaxista
Registrado
25 Mar 2008
Mensajes
13.669
Puntuación de reacción
11.379
Aqui un documento histórico del 14 March 1975

http://filestore.nationalarchives.gov.uk/pdfs/large/cab-129-182.pdf



A partir del pagina 49 se empieza hablar del EU, entonces el (EEC) Comunidad Económica Europea y un imminent referéndum para confirmar o revocar la membresía del UK al EEC.



Páginas 49 empiezan hablando de “renegotiation's” con el EU basados en los promises electorales del partido Laborista.



Toca temas tan fundamentales como el desequilibrio entere lo que paga el UK y lo que recibe , que décadas mas tarde dará lugar al “Cheque Britanico que consiguió THacher…





En pagina 71 vemos como el UK ya estaba poniendo limites al propuesto “Union Monetaria” y como el UK


"Rechazaríamos cualquier tipo de acuerdo internacional (Union Monetaria) que nos obligó a aceptar el aumento del desempleo en aras de mantener una paridad monetaria fija... Nosotros creen que los problemas monetarios de los países del EU pueden resolverse sólo en el marco mundial".



Pero donde el documento muestra su valia y el de los autores es en la pagina (88)



Las Consecuencias y implicaciones de salir del Comunidad Económica Europea” escrito en 1975 se ha mostrado extraordinariamente clarividente en cuanto a los negociaciones para salir del EU 45 años después.


Aquí pongo el Link al PDF en los archivos del Gobierno Británico donde reside el fichero, esta documento ayuda a mostrar como realmente funciona la política y Gobernación en el UK, creo que tiene gran valor para los quien les gusta la historia. Abre una ventana en la deliberación internos del Gobierno en 1975



http://filestore.nationalarchives.gov.uk/pdfs/large/cab-129-182.pdf



PD

Lo que era verdad hace 45 Años, es igual de valido hoy…..

Extracto

Community. We would badly want a free trade area, but the necessary unanimity for this in the Community may not be forthcoming; as an industrial competitor we are in a different class from such countries as Norway. If the Community were to contemplate a free trade arrangement, they would probably insist on major transitional exceptions and on rules enforceable by the Community to ensure proper competition. The prudent working assumption should be that agreement will not be reached on a free trade arrangement. The pre-1973 tariffs on both sides would then be restored;
 
Última edición:

Pat

Madmaxista
Registrado
25 Mar 2008
Mensajes
13.669
Puntuación de reacción
11.379
Ya esta , ha pasado la fecha top para poder extender el periodo de transición…… según tratado el periodo de transición ya no se puede extender y el actual régimen se acaba el 31 de Dec 2020 en 6 meses.



Ahora a rematar los preparativos para un “Hard Brexit”, dado que 6 meses no de tiempo para llegar a un acuerdo de libre comercio amplio y profundo y ratificarlo. Hasta parece que se han quedado estancado con la pesca y ni han logrado llegar a un acuerdo para poder pescar en aguas Británicas, el UK ofreció acuerdo anuales con el mayoría de los caladeros para pescadores Británicos….. el EU quería que continuaba exactamente como cuando el UK estaba socio del EU , con acuerdos de 7 años y los Europeas mantenido los mismos derechos que cuando el UK era socio del EU……..



Ahora ha salido los Europeas diciendo que de igual que el UK prohíbe la pesca en sus aguas , ellos van a pescar con o sin acuerdo…….

Delante tanto chulería se deberá usar nuestros drones Predator y cada vez que un barco Europea lanza sus redes en aguas Britanicas , se dispara al barco , rápidamente entenderán que “No means No….
 

Pat

Madmaxista
Registrado
25 Mar 2008
Mensajes
13.669
Puntuación de reacción
11.379
Aqui un aviso de Bruselas para las empresas y ciudadanos del EU para que se vayan preparando para el final del periodo de transición con el UK, incluso si hay un acuerdo de comercio.


https://ec.europa.eu/info/sites/inf...ommunication_from_commission_to_inst_en_0.pdf



no hay nada realmente nuevo o sorprendente, si se ha estado al corriente de lo que Brexit implicaba, pero sospecho que mas de uno va llevar una sorpresa el 1/01/2021 cuando no puede Importar/Exportar/Viajar, en fin, esta escrito de forma fácil , hasta con una pequeña dosis de regocijo. No obstante no veo donde se ha avisado a los pescadores que no debe salir a pescar en aguas Britanicas si no hay acuerdo, en fin.
 

Taliván Hortográfico

is watching you.
Registrado
21 Dic 2008
Mensajes
15.724
Puntuación de reacción
45.598
¿No piensan ustedes que la frustrada accesión de la Calviño a tronos europeos tiene mucho que ver, si no con el Brexit, sí con el paradigma post-Brexit?

La reacción continental ante el Brexit se puede resumir en "encajar el golpe y tirar para adelante prietas las filas" calculando que de este modo los daños de la ruptura van a ser más evidentes en los que se van que en los que se quedan. Pero era una estrategia dictada por los países grandes, Francia y Alemania, que contaba con la complicidad de los semigrandes, Italia y España.

El Brexit puede haber inspirado un nuevo movimiento de "pequeños", Holanda, Irlanda, a los que el desafío inglés puede haber conferido atrevimiento. Tienen balanzas fiscales y comerciales muy buenas y van a sabotear todos los esfuerzos de integración que puedan amenazar su actual privilegio, sean legislativos, fiscales o sociales. La Nueva Liga Hanseática, se hacen llamar, creo.
 

Pat

Madmaxista
Registrado
25 Mar 2008
Mensajes
13.669
Puntuación de reacción
11.379
¿No piensan ustedes que la frustrada accesión de la Calviño a tronos europeos tiene mucho que ver, si no con el Brexit, sí con el paradigma post-Brexit?

La reacción continental ante el Brexit se puede resumir en "encajar el golpe y tirar para adelante prietas las filas" calculando que de este modo los daños de la ruptura van a ser más evidentes en los que se van que en los que se quedan. Pero era una estrategia dictada por los países grandes, Francia y Alemania, que contaba con la complicidad de los semigrandes, Italia y España.

El Brexit puede haber inspirado un nuevo movimiento de "pequeños", Holanda, Irlanda, a los que el desafío inglés puede haber conferido atrevimiento. Tienen balanzas fiscales y comerciales muy buenas y van a sabotear todos los esfuerzos de integración que puedan amenazar su actual privilegio, sean legislativos, fiscales o sociales. La Nueva Liga Hanseática, se hacen llamar, creo.


Siempre se ha acusado el UK de ser el gran freno a la integración del EU, ahora vos estáis enterando que esto nunca era cierto; Lo que pasaba era que el UK era el país que di el paso al frente y defendía posiciones que otros compartían, pero prefieran dejar que el UK sea el responsable delante todo el mundo….

Los acontecimientos han obligado los quien antes se escondían detrás del UK a desvelar su verdadera posición.


El problema para el EU es que estos líderes de los países “Frugales” solo estén representando lo que sus votantes quieren; si, como muy posiblemente pasara, el resto del EU obliga los frugales a ceder demasiado, se va incrementar la brecha entre los votantes y sus líderes en los países “Frugales” lo que acercara mas las posibilidades de otro Brexit.


Es indudable que la inercia del € exige que los países ricos del EU regalan dinero a los países pobres del €; el error es pensar que se debe convencer a los líderes de los países recelosos a dar dinero cuando quien se debe convencer son los votantes de estos países.
 
  Es duro pedir pero más duro es robar
Por favor, permite que se muestren anuncios en burbuja.info y contribuirás a su supervivencia.