Religión: Saulo de Tarso...o cuando la verdad conviene inventarla.

MAEZAL

Madmaxista
Desde
26 Oct 2012
Mensajes
577
Reputación
904
El gnosticismo es un conjunto de corrientes sincréticas filosófico-religiosas que llegaron a mimetizarse con el cristianismo en los tres primeros siglos de nuestra era, convirtiéndose finalmente en un pensamiento declarado herético después de una etapa de cierto prestigio entre los intelectuales cristianos. En efecto, puede hablarse de un gnosticismo pagano y de un gnosticismo cristiano, aunque el más significativo pensamiento gnóstico se alcanzó como rama heterodoxa del cristianismo primitivo. Según esta doctrina los iniciados no se salvan por la fe en el perdón gracias al sacrificio de Cristo, sino que se salvan mediante la gnosis, o conocimiento introspectivo de lo divino,
que es un conocimiento superior a la fe. Ni la sola fe ni la muerte de Cristo bastan para salvarse. El ser humano es autónomo para salvarse a sí mismo.


Mandeos

Los mandeos consideran a Juan el Bautista su principal profeta, y tiene un importante papel en algunos de sus escritos,84 incluidos el Ginza Rba y el Draša D-Iahia (El libro mandeo de Juan). Los mandeos consideran a Juan como el único mesías verdadero y son contrarios a Jesús. Las escrituras mandeas dicen: «Si el carpintero [Jesús] se unió a Dios, ¿a quién se une el que se une al carpintero?».85

Para algunos, los mandeos son los últimos gnósticos antiguos que quedan. Su religión y sus ideas son bastante similares a la gnosis y, en todo caso, mandeoderiva de la palabra aramea manda, que significa ‘conocimiento’ (gnosis en griego), o más literalmente ‘[nosotros] conocemos’. Otros eruditos aseguran que los mandeos son los últimos remanentes de los esenios, algunas escuelas esotéricas consideran que Jesús perteneció a los esenios y a los nasoreanos.

Mandeísmo en la actualidad

De un estimado de 50.000 a 70.000 previo a la reciente guerra de Irak sólo quedan en Irak e Irán entre 5000 y 7000 mandeos. Muchos han huido de los asesinatos, violaciones, conversiones forzadas y confiscación de bienes por parte de extremistas islámicos de Irak, a Jordania, Siria, Turquía, Egipto, Europa, y otros a los Estados Unidos, donde pasan de unos mil, según un informe difundido recientemente por la Sociedad Mandeísta de Estados Unidos, con sede en Nueva Jersey.
 

Mr.Foster

Madmaxista
Desde
17 Jul 2016
Mensajes
5.259
Reputación
7.644
Lugar
in nowhere
El punto inicial para entender cual fue el destino de los cristianos-judíos,creo que debe partir desde el enfrentamiento entre Pedro y Pablo respecto a las observancias tradicionales de los judíos en oposición a los creyentes gentiles.
Y deberiamos empezar por la congregación de Jerusalem, cuyo primer obispo fue Jacobo(Santiago) el Justo.
Es totalmente previsible que aquellos testigos de Jesús vivo deben haberse opuesto tenazmente a las tergiversaciones introducidas por el Anticristo.
 

Mr.Foster

Madmaxista
Desde
17 Jul 2016
Mensajes
5.259
Reputación
7.644
Lugar
in nowhere
Resubo este formidable hilo, reiterando la pregunta final que no fue respondida.
¿Qué ocurrió con los cristianos auténticos, aquellos opuestos a la herejía paulina...?
Sabemos que huyeron de Jerusalem escapando a las matanzas del año 70.
¿Pero dónde se refugiaron..?.¿pudieron prosperar...? ¿alcanzaron a trasmitir el conocimiento verdadero de Jesús...?
 

Nefersen

Madmaxista
Desde
24 Sep 2012
Mensajes
44.088
Reputación
128.942
Resubo este formidable hilo, reiterando la pregunta final que no fue respondida.
¿Qué ocurrió con los cristianos auténticos, aquellos opuestos a la herejía paulina...?
Sabemos que huyeron de Jerusalem escapando a las matanzas del año 70.
¿Pero dónde se refugiaron..?.¿pudieron prosperar...? ¿alcanzaron a trasmitir el conocimiento verdadero de Jesús...?
Se refugiaron en Pella a la caída de Jerusalén, eso dicen algunas tradiciones.

Son el origen de los Ebionitas ("los pobres") descritos como herejes en el S. IV.

Como sabes, la Iglesia de Jerusalén se llamaba "de los pobres".

De wiki:

Ebionismo o ebionaioi (griego: Ἐβιωναῖοι; derivado del hebreo אביונים ebion, que significa "el pobre" o "los pobres"), es un término patrístico que hace referencia a una o varias sectas judeocristianas que existieron durante el cristianismo primitivo.1 Veían a Jesús como el Mesías pero manteniendo una cristología "baja", es decir, afirmaban que Jesús era el Mesías pero rechazaban su preexistencia, esto es, que tuviera naturaleza divina y que su nacimiento hubiera sido virginal2 e insistían en la necesidad de seguir los ritos y leyes judías cumpliendo preceptos como la circuncisión, el sábado o las prohibiciones alimenticias (cashrut).3 Los ebionistas solo utilizaban uno de los evangelios según los hebreos,4 reverenciaban a Santiago y rechazaban a Pablo de Tarso como un apóstata de la ley.5 Su nombre sugiere que otorgaban un especial valor a la pobreza voluntaria. Las últimas comunidades ebionitas podrían haber desaparecido alrededor del siglo V.
 
Última edición:

pifiado

Madmaxista
Desde
22 Mar 2011
Mensajes
5.119
Reputación
5.491
(Vídeo 1)
Hechos 6
13
Y pusieron testigos falsos, que dijesen: Este hombre no cesa de hablar palabras blasfemas contra este lugar santo y la ley:
14 Porque le hemos oído decir, que Jesús de Nazaret destruirá este lugar, y mudará las ordenanzas que nos dió Moisés.
15 Entonces todos los que estaban sentados en el concilio, puestos los ojos en él, vieron su rostro como el rostro de un ángel.

Hechos 7
1
EL príncipe de los sacerdotes dijo entonces: ¿Es esto así?
2 Y él dijo: Varones hermanos y padres, oid: El Dios de la gloria apareció á nuestro padre Abraham, estando en Mesopotamia, antes que morase en Chârán,
3 Y le dijo: Sal de tu tierra y de tu parentela, y ven á la tierra que te mostraré.
4 Entonces salió de la tierra de los Caldeos, y habitó en Chârán: y de allí, muerto su padre, le traspasó á esta tierra, en la cual vosotros habitáis ahora;
5 Y no le dió herencia en ella, ni aun para asentar un pie: mas le prometió que se la daría en posesión, y á su simiente después de él, no teniendo hijo.
6 Y hablóle Dios así: Que su simiente sería extranjera en tierra ajena, y que los reducirían á servidumbre y maltratarían, por cuatrocientos años.
7 Mas yo juzgaré, dijo Dios, la nación á la cual serán siervos: y después de esto saldrán y me servirán en este lugar.
8 Y dióle el pacto de la circuncisión: y así Abraham engendró á Isaac, y le circuncidó al octavo día; é Isaac á Jacob, y Jacob á los doce patriarcas.
9 Y los patriarcas, movidos de envidia, vendieron á José para Egipto; mas Dios era con él,
10 Y le libró de todas sus tribulaciones, y le dió gracia y sabiduría en la presencia de Faraón, rey de Egipto, el cual le puso por gobernador sobre Egipto, y sobre toda su casa.
11 Vino entonces hambre en toda la tierra de Egipto y de Canaán, y grande tribulación; y nuestros padres no hallaban alimentos.
12 Y como oyese Jacob que había trigo en Egipto, envió á nuestros padres la primera vez.
13 Y en la segunda, José fué conocido de sus hermanos, y fué sabido de Faraón el linaje de José.
14 Y enviando José, hizo venir á su padre Jacob, y á toda su parentela, en número de setenta y cinco personas.
15 Así descendió Jacob á Egipto, donde murió él y nuestros padres;
16 Los cuales fueron trasladados á Sichêm, y puestos en el sepulcro que compró Abraham á precio de dinero de los hijos de Hemor de Sichêm.
17 Mas como se acercaba el tiempo de la promesa, la cual Dios había jurado á Abraham, el pueblo creció y multiplicóse en Egipto,
18 Hasta que se levantó otro rey en Egipto que no conocía á José.
19 Este, usando de astucia con nuestro linaje, maltrató á nuestros padres, á fin de que pusiesen á peligro de muerte sus niños, para que cesase la generación.
20 En aquel mismo tiempo nació Moisés, y fué agradable á Dios: y fué criado tres meses en casa de su padre.
21 Mas siendo puesto al peligro, la hija de Faraón le tomó, y le crió como á hijo suyo.
22 Y fué enseñado Moisés en toda la sabiduría de los egipcios; y era poderoso en sus dichos y hechos.
23 Y cuando hubo cumplido la edad de cuarenta años, le vino voluntad de visitar á sus hermanos los hijos de Israel.
24 Y como vió á uno que era injuriado, defendióle, é hiriendo al Egipcio, vengó al injuriado.
25 Pero él pensaba que sus hermanos entendían que Dios les había de dar salud por su mano; mas ellos no lo habían entendido.
26 Y al día siguiente, riñendo ellos, se les mostró, y los ponía en paz, diciendo: Varones, hermanos sois, ¿por que os injuriáis los unos á los otros?
27 Entonces el que injuriaba á su prójimo, le rempujó, diciendo: ¿Quién te ha puesto por príncipe y juez sobre nosotros?
28 ¿Quieres tú matarme, como mataste ayer al Egipcio?
29 A esta palabra Moisés huyó, y se hizo extranjero en tierra de Madián, donde engendró dos hijos.
30 Y cumplidos cuarenta años, un ángel le apareció en el desierto del monte Sina, en fuego de llama de una zarza.
31 Entonces Moisés mirando, se maravilló de la visión: y llegándose para considerar, fué hecha á él voz del Señor:
32 Yo soy el Dios de tus padres, y el Dios de Abraham, el Dios de Isaac, y el Dios de Jacob. Mas Moisés, temeroso, no osaba mirar.
33 Y le dijo el Señor: Quita los zapatos de tus pies, porque el lugar en que estás es tierra santa.
34 He visto, he visto la aflicción de mi pueblo que está en Egipto, y he oído el gemido de ellos, y he descendido para librarlos. Ahora pues, ven, te enviaré á Egipto.
35 A este Moisés, al cual habían rehusado, diciendo: ¿Quién te ha puesto por príncipe y juez? á éste envió Dios por príncipe y redentor con la mano del ángel que le apareció en la zarza.
36 Este los sacó, habiendo hecho prodigios y milagros en la tierra de Egipto, y en el mar Bermejo, y en el desierto por cuarenta años.
37 Este es el Moisés, el cual dijo á los hijos de Israel: Profeta os levantará el Señor Dios vuestro de vuestros hermanos, como yo; á él oiréis.
38 Este es aquél que estuvo en la congregación en el desierto con el ángel que le hablaba en el monte Sina, y con nuestros padres; y recibió las palabras de vida para darnos:
39 Al cual nuestros padres no quisieron obedecer; antes le desecharon, y se apartaron de corazón á Egipto,
40 Diciendo á Aarón: Haznos dioses que vayan delante de nosotros; porque á este Moisés, que nos sacó de tierra de Egipto, no sabemos qué le ha acontecido.
41 Y entonces hicieron un becerro, y ofrecieron sacrificio al ídolo, y en las obras de sus manos se holgaron.
42 Y Dios se apartó, y los entregó que sirviesen al ejército del cielo; como está escrito en el libro de los profetas: ¿Me ofrecisteis víctimas y sacrificios En el desierto por cuarenta años, casa de Israel?
43 Antes, trajisteis el tabernáculo de Moloch, Y la estrella de vuestro dios Remphan: Figuras que os hicisteis para adorarlas: Os transportaré pues, más allá de Babilonia.
44 Tuvieron nuestros padres el tabernáculo del testimonio en el desierto, como había ordenado Dios, hablando á Moisés que lo hiciese según la forma que había visto.
45 El cual recibido, metieron también nuestros padres con Josué en la posesión de los Gentiles, que Dios echó de la presencia de nuestros padres, hasta los días de David;
46 El cual halló gracia delante de Dios, y pidió hallar tabernáculo para el Dios de Jacob.
47 Mas Salomón le edificó casa.
48 Si bien el Altísimo no habita en templos hechos de mano; como el profeta dice:
49 El cielo es mi trono, Y la tierra es el estrado de mis pies. ¿Qué casa me edificaréis? dice el Señor; ¿O cuál es el lugar de mi reposo?
50 ¿No hizo mi mano todas estas cosas?
51 Duros de cerviz, é incircuncisos de corazón y de oídos, vosotros resistís siempre al Espíritu Santo: como vuestros padres, así también vosotros.
52 ¿A cuál de los profetas no persiguieron vuestros padres? y mataron á los que antes anunciaron la venida del Justo, del cual vosotros ahora habéis sido entregadores y matadores;
53 Que recibisteis la ley por disposición de ángeles, y no la guardasteis.
54 Y oyendo estas cosas, regañaban de sus corazones, y crujían los dientes contra él.
55 Más él, estando lleno de Espíritu Santo, puestos los ojos en el cielo, vió la gloria de Dios, y á Jesús que estaba á la diestra de Dios,
56 Y dijo: He aquí, veo los cielos abiertos, y al Hijo del hombre que está á la diestra de Dios.
57 Entonces dando grandes voces, se taparon sus oídos, y arremetieron unánimes contra él;
58 Y echándolo fuera de la ciudad, le apedreaban: y los testigos pusieron sus vestidos á los pies de un mancebo que se llamaba Saulo.
59 Y apedrearon á Esteban, invocando él y diciendo: Señor Jesús, recibe mi espíritu.
60 Y puesto de rodillas, clamó á gran voz: Señor, no les imputes este pecado. Y habiendo dicho esto, durmió.

(Vídeo 2)
Hechos 22
6
Mas aconteció que yendo yo, y llegando cerca de Damasco, como á medio día, de repente me rodeó mucha luz del cielo:
7 Y caí en el suelo, y oí una voz que me decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?
8 Yo entonces respondí: ¿Quién eres, Señor? Y me dijo: Yo soy Jesús de Nazaret, á quién tú persigues.
9 Y los que estaban conmigo vieron á la verdad la luz, y se espantaron; mas no oyeron la voz del que hablaba conmigo.
10 Y dije: ¿Qué haré, Señor? Y el Señor me dijo: Levántate, y ve á Damasco, y allí te será dicho todo lo que te está señalado hacer.
11 Y como yo no viese por causa de la claridad de la luz, llevado de la mano por los que estaban conmigo, vine á Damasco.
12 Entonces un Ananías, varón pío conforme á la ley, que tenía buen testimonio de todos los Judíos que allí moraban,
13 Viniendo á mí, y acercándose, me dijo: Hermano Saulo, recibe la vista. Y yo en aquella hora le miré.
14 Y él dijo: El Dios de nuestros padres te ha predestinado para que conocieses su voluntad, y vieses á aquel Justo, y oyeses la voz de su boca.
15 Porque has de ser testigo suyo á todos los hombres, de lo que has visto y oído.
16 Ahora pues, ¿por qué te detienes? Levántate, y bautízate, y lava tus pecados, invocando su nombre.

(Vídeo 3)
Hechos 15
7
Y habiendo habido grande contienda, levantándose Pedro, les dijo: Varones hermanos, vosotros sabéis cómo ya hace algún tiempo que Dios escogió que los Gentiles oyesen por mi boca la palabra del evangelio, y creyesen.
8 Y Dios, que conoce los corazones, les dió testimonio, dándoles el Espíritu Santo también como á nosotros;
9 Y ninguna diferencia hizo entre nosotros y ellos, purificando con la fe sus corazones.
10 Ahora pues, ¿por qué tentáis á Dios, poniendo sobre la cerviz de los discípulos yugo, que ni nuestros padres ni nosotros hemos podido llevar?
11 Antes por la gracia del Señor Jesús creemos que seremos salvos, como también ellos.

13 Y después que hubieron callado, Jacobo respondió, diciendo: Varones hermanos, oidme:
14 Simón ha contado cómo Dios primero visitó á los Gentiles, para tomar de ellos pueblo para su nombre;
15 Y con esto concuerdan las palabras de los profetas, como está escrito:
16 Después de esto volveré Y restauraré la habitación de David, que estaba caída; Y repararé sus ruinas, Y la volveré á levantar;
17 Para que el resto de los hombres busque al Señor, Y todos los Gentiles, sobre los cuales es llamado mi nombre, Dice el Señor, que hace todas estas cosas.
18 Conocidas son á Dios desde el siglo todas sus obras.
19 Por lo cual yo juzgo, que los que de los Gentiles se convierten á Dios, no han de ser inquietados;

(Vídeo 4)
Efesios 2
10
Porque somos hechura suya, criados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó para que anduviésemos en ellas.
11 Por tanto, acordaos que en otro tiempo vosotros los Gentiles en la carne, que erais llamados incircuncisión por la que se llama circuncisión, hecha con mano en la carne;
12 Que en aquel tiempo estabais sin Cristo, alejados de la república de Israel, y extranjeros á los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo.
13 Mas ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo.
14 Porque él es nuestra paz, que de ambos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación;
15 Dirimiendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos en orden á ritos, para edificar en sí mismo los dos en un nuevo hombre, haciendo la paz,
16 Y reconciliar por la cruz con Dios á ambos en un mismo cuerpo, matando en ella las enemistades.
17 Y vino, y anunció la paz á vosotros que estabais lejos, y á los que estaban cerca:
18 Que por él los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre.
19 Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino juntamente ciudadanos con los santos, y domésticos de Dios;
20 Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo;
21 En el cual, compaginado todo el edificio, va creciendo para ser un templo santo en el Señor:
22 En el cual vosotros también sois juntamente edificados, para morada de Dios en Espíritu.

Lamento que en China o Israel, o donde quiera que esté, no dejen ver vídeos bíblicos de los mormones.
 

Archimanguina

Madmaxista
Desde
13 Ene 2007
Mensajes
19.166
Reputación
36.083
Lugar
Madrid Riverside
Analicemos la figura de Saulo de Tarso, conocido por las iglesias cristianas con San Pablo...
Veamos de qué manera dibujó su camino a la santidad y de paso extravió a la Humanidad




Ver archivo adjunto 89294 Ver archivo adjunto 89294


Hechos 9:3-8


3Y sucedió que mientras viajaba, al acercarse a Damasco, de repente resplandeció en su derredor una luz del cielo;

4y al caer a tierra, oyó una voz que le decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? 5Y él dijo: ¿Quién eres, Señor? Y El respondió: Yo soy Jesús a quien tú persigues;

6levántate, entra en la ciudad, y se te dirá lo que debes hacer.

7Los hombres que iban con él se detuvieron atónitos, oyendo la voz, pero sin ver a nadie.

8Saulo se levantó del suelo, y aunque sus ojos estaban abiertos, no veía nada; y llevándolo por la mano, lo trajeron a Damasco.…



Las vivencias psico místicas de Saulo de Tarso podemos atribuirlas, genéricamente a dos fuentes:

1)Externa.- Producto de un diálogo real con un ser sobrenatural.
b)Interna.- Producto de alteraciones del cerebro que deforman la realidad.

En el primer caso, la Religión explicará que Saulo efectivamente habló con Jesús, yo no me voy a extender sobre esta posibilidad, ya que es una expresión de fe indemostrable.

Por el contrario, en el segundo caso,las ciencias relacionadas con la medicina y la neurología pueden muy adecuadamente exponer cual pudo ser la realidad de ese hecho “milagroso”, y salvo que el creyente se aferre ciegamente a su fe,sería altamente recomendable que leyera estas líneas.

Ante todo, tengamos en cuenta que las vivencias místicas y religiosas del ser humano se encuentran funcionalmente radicadas en zonas muy específicas del cerebro, de tal manera, la neurociencia puede explicar científicamente algunos hechos y situaciones relacionados con personajes como Saulo de Tarso o Teresa de Cepeda o Dostoievski, que en ámbitos extracientíficos, se consideran de origen paranormal o sobrenatural.

Las personas mencionadas, exponen situaciones personales se pueden calificar de “éxtasis”, y como sabemos, éstees un estado mental alterado, que permite al sujetodesconectarse de la realidad externa concentrándose obsesivamente en el mundo interior, en el que experimentan intensas sensaciones de hiperlucidez y plenitud, en este estado el sujeto se siente transportado por una «fuerza sobrenatural» a una «dimensión divina” en una condición inefable, de arrobo y de locura.

Lo importante aquí es preguntarse cómo puede ocurrir esa situación,
¿es espontánea o es provocada?

Desde hace milenios se conocen experiencias de Oriente donde esas situaciones de éxtasis son desencadenadas intencionalmente por el sujeto para facilitar su conexión con la divinidad, y para eso se vale deciertos estímulos y situaciones como música, luz, emoción, drogas, ayuno, meditación, letanías, hipoventilación...Pero por supuesto, ese éxtasis también puede NO SER intencional, y ser resultado de distintas patologías que afectan al funcionamiento del cerebro.

La simple lectura de las declaraciones de Saulo de Tarso luego de su milagroso encuentro con Jesús camino de Damasco, lleva a asociar sus dichos y comportamiento con casos análogos de clara raíz histeriforme con características místico-alucinatorias, las cuales llenan capítulos enteros en los textos de Medicina y las neurociencias asociadas.

Lo que experimentó Saulo de Tarso no fue una novedad, síntomas similares tuvieron Julio César, Mahoma, Fernando el Católico, Cromwell, Pedro el Grande, y Napoleón, todos ellos tuvieron visiones o audi*ciones de carácter neurótico.

Si esas disfunciones eran debido a la epilepsia o a una sífilis avanzada poco importa, el hecho es que Pablo creyó, o quiso creer, que Jesús se le apareció y le pidió que se hiciera su seguidor.

Esas dolencias eran el “aguijón de Pablo”, y en base a ellas, intencionalmente o no, el autodesignado “apóstol”, quien jamás en su vida cruzó una palabra con el Rabí, se sintió autorizado para reinterpretar el claro y sencillo mensaje de Jesús, reemplazándola por una ideología de raíces grecoromanas que luego del Concilio de Nicea se convertirá en la base de todas las iglesias “cristianas” de la actualidad.


x
Ver archivo adjunto 89294
sifilis avanzada en proximo oriente en el siglo I. NIVELON!!
 

Mr.Foster

Madmaxista
Desde
17 Jul 2016
Mensajes
5.259
Reputación
7.644
Lugar
in nowhere
Es una pena que la Iglesia haya borrado todo rastro de esa comunidad, ellos tenían de primera mano el auténtico mensaje cristiano. Debió ser una tremenda penuria la vida de esos santos,perseguidos por los judios y perseguidos por los paulinos. Me pregunto si no habrán sido capaces de trasmitir ese conocimiento, no se, asegurarlo de alguna manera tal como ocurrió con los esenios de Qumran.
 

Freeland

Isla de Bedloe
Desde
2 May 2020
Mensajes
184
Reputación
210
Analicemos la figura de Saulo de Tarso, conocido por las iglesias cristianas con San Pablo...
Veamos de qué manera dibujó su camino a la santidad y de paso extravió a la Humanidad




Ver archivo adjunto 89294 Ver archivo adjunto 89294


Hechos 9:3-8


3Y sucedió que mientras viajaba, al acercarse a Damasco, de repente resplandeció en su derredor una luz del cielo;

4y al caer a tierra, oyó una voz que le decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? 5Y él dijo: ¿Quién eres, Señor? Y El respondió: Yo soy Jesús a quien tú persigues;

6levántate, entra en la ciudad, y se te dirá lo que debes hacer.

7Los hombres que iban con él se detuvieron atónitos, oyendo la voz, pero sin ver a nadie.

8Saulo se levantó del suelo, y aunque sus ojos estaban abiertos, no veía nada; y llevándolo por la mano, lo trajeron a Damasco.…



Las vivencias psico místicas de Saulo de Tarso podemos atribuirlas, genéricamente a dos fuentes:

1)Externa.- Producto de un diálogo real con un ser sobrenatural.
b)Interna.- Producto de alteraciones del cerebro que deforman la realidad.

En el primer caso, la Religión explicará que Saulo efectivamente habló con Jesús, yo no me voy a extender sobre esta posibilidad, ya que es una expresión de fe indemostrable.

Por el contrario, en el segundo caso,las ciencias relacionadas con la medicina y la neurología pueden muy adecuadamente exponer cual pudo ser la realidad de ese hecho “milagroso”, y salvo que el creyente se aferre ciegamente a su fe,sería altamente recomendable que leyera estas líneas.

Ante todo, tengamos en cuenta que las vivencias místicas y religiosas del ser humano se encuentran funcionalmente radicadas en zonas muy específicas del cerebro, de tal manera, la neurociencia puede explicar científicamente algunos hechos y situaciones relacionados con personajes como Saulo de Tarso o Teresa de Cepeda o Dostoievski, que en ámbitos extracientíficos, se consideran de origen paranormal o sobrenatural.

Las personas mencionadas, exponen situaciones personales se pueden calificar de “éxtasis”, y como sabemos, éstees un estado mental alterado, que permite al sujetodesconectarse de la realidad externa concentrándose obsesivamente en el mundo interior, en el que experimentan intensas sensaciones de hiperlucidez y plenitud, en este estado el sujeto se siente transportado por una «fuerza sobrenatural» a una «dimensión divina” en una condición inefable, de arrobo y de locura.

Lo importante aquí es preguntarse cómo puede ocurrir esa situación,
¿es espontánea o es provocada?

Desde hace milenios se conocen experiencias de Oriente donde esas situaciones de éxtasis son desencadenadas intencionalmente por el sujeto para facilitar su conexión con la divinidad, y para eso se vale deciertos estímulos y situaciones como música, luz, emoción, drogas, ayuno, meditación, letanías, hipoventilación...Pero por supuesto, ese éxtasis también puede NO SER intencional, y ser resultado de distintas patologías que afectan al funcionamiento del cerebro.

La simple lectura de las declaraciones de Saulo de Tarso luego de su milagroso encuentro con Jesús camino de Damasco, lleva a asociar sus dichos y comportamiento con casos análogos de clara raíz histeriforme con características místico-alucinatorias, las cuales llenan capítulos enteros en los textos de Medicina y las neurociencias asociadas.

Lo que experimentó Saulo de Tarso no fue una novedad, síntomas similares tuvieron Julio César, Mahoma, Fernando el Católico, Cromwell, Pedro el Grande, y Napoleón, todos ellos tuvieron visiones o audi*ciones de carácter neurótico.

Si esas disfunciones eran debido a la epilepsia o a una sífilis avanzada poco importa, el hecho es que Pablo creyó, o quiso creer, que Jesús se le apareció y le pidió que se hiciera su seguidor.

Esas dolencias eran el “aguijón de Pablo”, y en base a ellas, intencionalmente o no, el autodesignado “apóstol”, quien jamás en su vida cruzó una palabra con el Rabí, se sintió autorizado para reinterpretar el claro y sencillo mensaje de Jesús, reemplazándola por una ideología de raíces grecoromanas que luego del Concilio de Nicea se convertirá en la base de todas las iglesias “cristianas” de la actualidad.


x
Ver archivo adjunto 89294
Con respecto al uso de drogas en los textos sagrados se comenta que San Juan utilizó el hongo amanita para su Revelación y hay otro autor que apunta al árbol del Bien y del Mal no era otro que este mismo.

Según este autor, el Paraíso se encontraba en Tassili, y el Árbol del Conocimiento era el Amanita Muscaria, que es el que abrió la conciencia a los primeros habitantes del Edén.

También existe un fresco del siglo XIII que representa la tentación de Eva y es claramente una gigantesca Amanita Muscaria.
 

Kairós

Madmaxista
Desde
27 Nov 2010
Mensajes
17.700
Reputación
27.204
Con respecto al uso de drogas en los textos sagrados se comenta que San Juan utilizó el hongo amanita para su Revelación y hay otro autor que apunta al árbol del Bien y del Mal no era otro que este mismo.

Según este autor, el Paraíso se encontraba en Tassili, y el Árbol del Conocimiento era el Amanita Muscaria, que es el que abrió la conciencia a los primeros habitantes del Edén.

También existe un fresco del siglo XIII que representa la tentación de Eva y es claramente una gigantesca Amanita Muscaria.
Dale una a tu perro y lo mismo le hacen ministro.
 

EL EXPANYOL

Calvopez , paga la coca , primer aviso ...
Desde
31 Ene 2021
Mensajes
224
Reputación
499
Lugar
el conyo de tu mama
hombre , Parise , el argentino estafador ( bueno , que puto argentino no es un estafador , un judio , un gilipollas o un hijo de pvta ? normalmente son todo lo anterior junto ) , en la lista oficial de sectas peligrosas y destructivas de varios paises ...

unas fuentes de puta madre !

si , seguro que Jesus no solo sobrevivio a la cruz , si no que tras pasar muchisimos años escondido , al conocer a Saulo de Tarso , se fue a China para aprender a usar la polvora 300 años antes que el resto de los occidentales , se fue a Japon despues para aprender las artes ninjas y despues volvio para hacerle una emboscada a San Pablo , tirandolo del caballo con una explosion de polvora y aprovechando un ataque epileptico de este para comerle la cabeza ...

es lo mas logico .