Sanidad tiene que tirar todos los test rápidos comprados, son defectuosos