¿quien es Goldman Sachs?

  • Autor del tema un marronazo
  • Fecha de inicio
U

un marronazo

Guest
y que poder tiene?
 
Última edición por un moderador:

Victorgalan

Madmaxista
Desde
20 Oct 2008
Mensajes
23
Reputación
1
Te lo copio de wikipedia q lo explica mejor q yo jeje
El Grupo Goldman Sachs (The Goldman Sachs Group, Inc.) o simplemente Goldman Sachs (GS) es uno de los grupos de inversión más grandes del mundo. Fundado en 1869 tiene su sede principal en el Bajo Manhattan en Nueva York, 85 Broad Street.[1] GS tiene además múltiples oficinas de gran importancia financiera en centros como Nueva York, Chicago, Los Angeles, San Francisco, Frankfurt, Zurich, París, Londres, Phoenix, São Paulo, Hong Kong, Pekín, Singapur, Salt Lake City, Milán, Melbourne, Tokio, Moscú y Toronto.

Para el 2006, GS tenía 26.500 empleados en todo el planeta y reportó ganancias por US$9.54 billones y un record de ganacias compartidas de $19.69.[2] Según el informe, la compensación total por empleados en 2006 estaba en US$622,000.[3] El actual director ejecutivo oficial es Lloyd C. Blankfein.

La compañía está divida en cuatro segmentos de negocios: Inversión bancaria, comercio, administración de activos y servicios de seguridad.

espero q te haya servido a grandes rasgos
 

kemao2

Será en Octubre
Desde
10 Feb 2008
Mensajes
30.620
Reputación
25.998
Lugar
MADRID
Es un banco de inversión que ademas es uno de los dueños de la FED. LO cual le diferencia dle resto.


SOn unos HP de mucho cuidado. (Eso no viene en la wiki)
 

forestal92

Madmaxista
Desde
18 Jun 2008
Mensajes
4.003
Reputación
6.335
Marcus Goldman(fundador), Lloyd C. Blankfein(director), Gary D. Cohn (President and COO of Goldman Sachs).......


Palestinos no?
 
Última edición:

forestal92

Madmaxista
Desde
18 Jun 2008
Mensajes
4.003
Reputación
6.335
joderrrr !!!!! ¿eso?
Después de la fundación de la FED se produjo la adopción de la 6ª enmienda de la Constitución estadounidense, que permitió que el gobierno cobrara un impuesto sobre los ingresos. Era consecuencia del hecho que el gobierno no pudiera ya emitir su propia moneda. De esa manera, los banqueros internacionales se apropiaban indirectamente del patrimonio privado del ciudadano estadounidense. En aquel momento, los accionistas más importantes de la FED eran:

1. Los bancos Rothschild de París y de Londres
2. El Banco Lazard frères de París
3. El Banco Israel Moses Seif en Italia
4. El Banco Warburg en Amsterdam y Hamburgo
5. El Banco Lehmann en Nueva York
6. El Banco Kuhn Loeb & Co.en Nueva York
7. El Banco Rockefeller Chase Manhattan en Nueva York
8. El Banco Goldman Sachs en Nueva York.
 

forestal92

Madmaxista
Desde
18 Jun 2008
Mensajes
4.003
Reputación
6.335
La afirmación estrictamente hablando es falsa. Goldman Sachs es uno de los Primary Dealers, pero desde luego no es propietario.

Ver Federal Reserve System - Wikipedia, the free encyclopedia
Si si... pero ahi esta todo un poco entremezclado, los impuestos de los ciudadanos estadounidenses, bancos privados.......

Un ejemplo es Henry paulson, trabajaba en Goldman,. y ahora es secretario del tesoro de EEUU, inyectando miles de millones a estos bancos. ¿¿El zorro cuidando de las galllinas??
 
Última edición:

Sylar

Madmaxista
Desde
9 May 2008
Mensajes
2.424
Reputación
3.426
Lugar
Brooklyn, NYC
Es curioso lo poco que se menciona que Paulson, como maximo directivo de GS durante años, tiene la mayor parte de su fortuna (cientos de millones de dolares) en acciones de GS. Quiza tenga algo que ver con el hecho de que todo lo que ha hecho desde que cayo Lehman haya ido dirigido a intentar salvaguardar el valor de esas acciones.
 

Touching_Balls

Madmaxista
Desde
30 Jun 2007
Mensajes
3.068
Reputación
887
Lugar
Madrid
Para los fans de Lynn

Morgan Stanley y Goldman Sachs: las zorras al mando del gallineroIncrease Decrease22 de septiembre del 2008 (LPAC).— El domingo a las 9 de la noche, el consejo de la Reserva Federal aprobó las solicitudes de Goldman Sachs y Morgan Stanley para convertirse en bancos comerciales. De este modo, desaparecerán los últimos bancos de inversión grandes que quedaban en Wall Street, 14 meses después de que Lyndon LaRouche declarara muerto al sistema financiero. Como se vio en la compra de Merryl Lynch por el Bank of America, están reorganizando las operaciones de banca de inversión que quedan en el aparato de la banca comercial, donde se supone que será más manejable su desaparición. Si bien las explicaciones que se dan son muchas, el simple hecho es que con la desaparición de los mercados de valores, estos dos gigantes de Wall Street ya no eran viables y ésta es la única esperanza que tienen de sobrevivir. Como bancos comerciales regulados ahora por la Reserva Federal, por supuesto que tendrán acceso a la lista creciente de los mecanismos públicos de rescate financiero. :eek::D Eyyyyy Paulson......




Ahora lo que se planea es una consolidación rápida del sector bancario en un puñado de bancos gigantes con funciones tanto de depósito como especulativas, combinando la banca de inversión y comercial en formas que se regresa a la era antes de la Gran Depresión, cuando los bancos intencionalmente descargaron de golpe su papel malo sobre sus clientes para protegerse del crac. Franklin Del Ano Roosevelt usó la Ley Glass-Steagal de 1933 para meter una cuña entre la banca comercial y la de inversión como una manera de ponerle un alto a semejante abuso. El Congreso, a instancias de los bancos, comenzó a debilitar la Ley Glass-Steagal en los 1980 y finalmente repelida oficialmente en 1999, facilitándole a los bancos regresaran a sus métodos rapaces anteriores a Roosevelt.

LaRouche dijo el 15 de septiembre, tras la bancarrota declarada de Lehman Brothers, que "todos los bancos e instituciones financieras están enfermos, pero a estas alturas, tienes que empezar a reducir lo que tratas de rescatar... Es una cuestión de triaje. Ahora empieza ese triaje.

El secretario del Tesoro Paulson, el presidente de la Reserva Federal Ben Bernanke y el resto del Equipo de Protección de Hundimientos buscan ahora su propia forma de triaje, intentando rescatar tanto papel especulativo como se pueda. Todo mundo debiera saber que Paulson es un ex presidente y director ejecutivo de Goldman Sachs. El zorro ciertamente que está a cargo del gallinero.
Cuando empiece la ola de quiebras bancarias, Goldman Sachs y Morgan Stanley estarán ahora en la posición de empezar a posesionarse con avidez de bancos después de que la FDIC haya absorbido las pérdidas y de ese modo devenir en bancos grandes ellos mismos. Ellos, y otros gigantes como J.P. Morgan Chase, Citigroup y Bank of America, pueden usar sus depósitos bancarios como su propio cochinito especulativo.

Esta crisis apenas empieza y se agravará mucho más en cosa de horas y días. Como debe recordársele a la gente pertinente y responsable —incluso si es necesario que ejerciten su memoria— que esta crisis no habría sido posible sin el cambio sistemático de las regulaciones bancarias del presidente Franklin Roosevelt que, entre otras virtudes, mantuvo las actividades arriesgadas de los bancos de inversión separadas de las actividades necesarias de los bancos comerciales. Las regulaciones de FDR representaron el punto culminante de la regulación financiera nacional moderna, que es precisamente la razón de que los banqueros demandaran que se repelieran en favor del viejo modelo imperial.

Como insistiera LaRouche en el programa radial por internet LaRouche Show el 20 de septiembre: "Lo que se tiene que hacer es tomar una serie de medidas que he estipulado; por otra parte, tenemos que actuar según el principio jurídico que teníamos: la ley Glass-Steagall. Lo que tenemos que hacer ahora es ir de inmediato y tomar todos los bancos que son reales, bancos autorizados, estatales y federales, de los que dependen las comunidades, y plantear lo que propuse el año pasado como la Ley de Protección a los Bancos y Propietarios de Vivienda. No debe haber embargos en masa contra nuestros ciudadanos. No podemos permitir que se cierren los bancos que son esenciales para la comunidad. De manera que tenemos que separar la parte de la banca que es real, de esta banca de dinero chueco que se ha estado engullendo a los bancos verdaderos
 
Última edición:

Touching_Balls

Madmaxista
Desde
30 Jun 2007
Mensajes
3.068
Reputación
887
Lugar
Madrid
Max Madera




La vida sexual de Goldman-Sachs
Increase Decreasepor Lyndon H. LaRouche, Jr.

13 de octubre de 2007 (LPAC).— Para entender el estado actual del sistema financiero mundial, piensen en Goldman-Sachs como el equivalente financiero de una mantis religiosa macho tracalero, a quien la hembra le come la cabeza durante el feliz acto de copular del macho.

La acción pertinente entre las parejas de consortes en esta ocasión, no es sexual, sino financiera, llamada "emisiones". La socia hembra que ya está en vías de consumirse la cabeza de sus socios machos, como el grupo Goldman-Sachs, es británica, actualmente disfrazado como el Banco de Inglaterra.

El principio subyaciente es el mismo usado por el sistema bancario liberal angloholandés en la creación de la burbuja del Reichsmark, que estalló a fines de 1923. Entonces, el acto de emitir se ejecutó mediante la emisión hiperinflacionaria de los billetes del Reichsbank de Weimar. Hoy, las emisiones ocurren principalmente mediante la circulación de activos financieros fraudulentos a través de las operaciones de los fondos compensatorios y otras relacionadas.

Pedagógicamente, se debe hacer una demostración sólo para adultos del apareo pertinente de las mantis macho y hembra a todos los asociados del grupo Goldman-Sachs, e incautos similares, para que puedan tener una idea bastante adecuada de la culminación que buscan realmente sus actos financieros en marcha.
 

Touching_Balls

Madmaxista
Desde
30 Jun 2007
Mensajes
3.068
Reputación
887
Lugar
Madrid
Goldman Sachs promueve la privatización global del agua
Junio 9, 2008
Goldman Sachs promueve la privatización global del agua Jon Kepa

Alfredo Jalife-Rahme


Los seres humanos degustan involuntariamente los múltiples tóxicos que significan el Fin de una era (título de nuestro reciente libro), del dolarcentrismo y el derrumbe de la efímera unipolaridad estadunidense: la grave crisis financiera del G-7, que domina la banca israelí-anglosajona, ha provocado una ominosa reacción en cadena que subsume las crisis energética y alimentaria, así como el cambio climático, cuyo conjunto epitomiza una genuina crisis global y el fin del paradigma de la globalización.

La peor de todas las crisis visibles, la carestía del agua, aún no llega, pero empieza a perfilarse en el horizonte.

Los maniacos globalizadores, en tanto detentan el poder del G-7, no se dan por vencidos y mediante esquemas apocalípticos colocan la carestía del agua como el foco de atención de desolación global si no se profundiza y se recurre a mayores privatizaciones (y privaciones). Tal es el caso del banco de inversiones Goldman Sachs, brazo armado financiero del complejo militar-industrial de Estados Unidos, que abulta los “cinco principales riesgos” que enfrenta el género humano, pero elude el peor de todos: la globalización.

Ambrose Evans-Pritchard alude al escenario apocalíptico de Goldman Sachs sobre la carestía del agua como “el mayor riesgo global (…), mucho mayor que los crecientes precios alimentarios y el implacable agotamiento de las reservas energéticas”(The Daily Telegraph; 5/6/08).

Evans-Pritchard cita a lord Nicholas Stern, anterior jefe de economistas del muy mancillado Banco Mundial, quien “advirtió que los acuíferos subterráneos podrían secarse, al mismo tiempo que el deshielo de los glaciares, causando estragos al abastecimiento del agua (fresca) dulce” debido al cambio climático. Se enfoca al deshielo de los glaciares, otrora eternos del Himalaya, que afectará la topografía y la geopolítica regional hasta la Bahía de Bengala: “unas cuantas centenas de kilómetros cuadrados del Himalaya son la fuente de los mayores ríos de Asia –el Ganges, el Río Amarillo, el Yangtzé– donde 3 mil millones de personas viven; casi la mitad de la población mundial”. A su juicio, “El agua fresca pluvial sería insuficiente para rellenar los mantos freáticos subterráneos”.

¿Cuál es la solución ? Por supuesto, que la nefaria privatización; sentencia que la “gente” (sic) no ha tomado en serio el riesgo de desabasto del agua que “no justiprecia apropiadamente”. Lord Stern, un vulgar privatizador que usufructúa la catástrofe, considera falsamente como “no renovable” al “oro azul”. Por lo visto, desconoce las leyes de la termodinámica.

El G-7 ha contribuido a la crisis del agua y ahora pretende formular su solución global mediante la maligna privatización trasnacional.

Evans-Pritchard sobredimensiona el reporte de Goldman Sachs que cataloga al agua como el “petróleo del próximo siglo” y “ofrece inmensas recompensas (sic) a los inversionistas que sepan cómo jugar el auge de la infraestructura. Sólo Estados Unidos necesita hasta un billón de dólares en nuevos acueductos y en plantas de desperdicio de agua en 2020”.

Goldman Sachs, que no es ninguna hermana de la caridad, se confiesa “malthusiano económico” ya que el consumo del agua se duplica cada veinte años: “En 2025, se estima (sic) que alrededor de la tercera parte de la población mundial global no tendrá acceso al agua potable”. ¿Y para que sirven, entonces, los gobiernos y los ciudadanos?

Goldman Sachs “aconseja” a los inversionistas a enfocarse en la industria del agua, de 425 mil millones de dólares, pero advierte la “reacción violenta” contra “las embotelladoras de agua, visualizadas como despilfarradoras de combustible eco-hostil”. Propone a las “empresas que producen o sirven equipo de filtración (…), desinfección ultravioleta y tecnología de desalinización” y exalta los ingresos de las principales hidro-empresas: la brasileña Sabesp (100 por ciento), la inglesa Severn Trent (100 por ciento), la estadunidense Pentair (75 por ciento), la francesa Veolia (34 por ciento), la estadounidense ITT Corp, (32 por ciento), la alemana RWE (23 por ciento), la española Ferrovial (20 por ciento) y la francesa Suez (16 por ciento). Agrega a otros “candidatos potenciales” dignos de invertir: Hyflux de Singapur y las ocho estadunidenses: Badger Meter, Calgon Carbon, Clarcor, Pall, Instituform, Tetra Tech, Acqua America y Watts Water.

Goldman Sachs inculpa de la crisis en forma pueril, no a la globalización, sino a la agricultura, que consume 70 por ciento de la demanda global del agua y al cambio en la dieta de los asiáticos, quienes ahora consumen más proteínas animales “cuando un kilogramo de carne consume 15 metros cúbicos de agua, en comparación a 6 para las aves y al maíz”.

En un artículo menos “privatizador”, Mark Clayton (The Christian Science Monitor; 29/5/08) tiene el cuidado, más equilibrado, de contraponer los atributos del agua como “derecho humano” al “gran negocio que huelen las empresas privadas”.

Sostiene que el agua abunda en 97 por ciento en forma salina y que el problema versa sobre su contaminación y desperdicio, asi como sobre el crecimiento económico y poblacional de Asia. Critica que las promesas de la privatización no han sido cumplidas en varios regiones del planeta y cita a Maude Barlow quien en su libro El pacto azul aboga por la “justicia hidráulica” y pronostica “un futuro sombrío en caso de que los monopolios privados controlen el acceso al agua fresca” ya que solamente “reciclan el agua sucia y la revenden a precios exorbitantes”, por lo que resulta imperativo convertir al agua, junto a los alimentos y al aire, en un “derecho humano”.

No hay que perder mucho tiempo en sofismas acrobáticos: cuando un modelo financiero económico –como la desregulada y desarreglada globalización, impuesta por la unipolaridad tecnomilitar estadunidense bajo la nueva dictadura de la entelequia del “mercado”, fomentada por sus multimedia orwellianos– no otorga ni garantiza las necesidades vitales del género humano, es que sencillamente no sirve y debe ser erradicado de la faz de la Tierra.

Mientras los sensatos gobiernos del planeta se ponen de acuerdo sobre un mínimo de gobernabilidad biosférica, la insolente plutocracia neoliberal del G-7 que domina el modelo de la globalización financiera, seguirá cosechando suculentos dividendos bursátiles y sembrando estragos inmarcesibles.

El verdadero peligro para el género humano no son propiamente las múltiples crisis de las básicas y vitales materias primas, sino el pernicioso modelo de la globalización financiera que las ha provocado.