¿Quién cojones es Nietzsche? ?Es un florero?

Chochonavirus

Himbersor
Registrado
18 Nov 2015
Mensajes
3.236
Puntuación de reacción
4.329
Na. Es coña, se quién es Nietzsche. Aunque no comprendo por que lo citáis tanto como un modo de vida. Ya saben lo dicho Nietzsche, BMW y Gym.

¿Por qué lo alabáis tanto y no a otros autores filosóficos?
 

Blaster II

Madmaxista
Registrado
17 Ago 2013
Mensajes
5.632
Puntuación de reacción
12.496
Lo alaban tanto por coherencia exacta. El concepto de superhombre se caracteriza por una ausencia total de moral, que es la característica más común de la gente más imperfecta, sobre todo españoles y sobre todo foreros.

El superhombre digamos que DECIDE lo que es la moral o es libre de crear la que quiera. Y ahí radica su absurdez, porque en tal caso el superior no es castigado y puede torturar eternamente a seres inferiores. Eso hace agua por todos lados y cualquiera con dos neuronas puede ingeniar un sistema natural mucho más perfecto.

Con los foreros lo que ocurre es que sólo siguen modas, y estás las deciden según su emotividad. La emotividad de alguien con muy poco pensamiento es la de un niño, la de mandar sobre todos, los demás castigados y él no, y ser superior a todos porque sí. 1. Pero si llega alguien superior a ti ¿qué? 2. Para que hayas sido superior debe haber un juego justo, un mérito y una evolución, que además debería renovarse cíclicamente porque de lo contrario carecería de mérito. En esas frases subrayadas está el quid.
 
Última edición:

kopke

Será en Octubre
Registrado
10 Oct 2009
Mensajes
13.384
Puntuación de reacción
50.517
Ubicación
Eumeswil
Lo alaban tanto por coherencia exacta. El concepto de superhombre se caracteriza por una ausencia total de moral, que es la característica más común de la gente más imperfecta, sobre todo españoles y sobre todo foreros.

El superhombre digamos que DECIDE lo que es la moral o es libre de crear la que quiera. Y ahí radica su absurdez, porque en tal caso el superior no es castigado y puede torturar eternamente a seres inferiores. Eso hace agua por todos lados y cualquiera con dos neuronas puede ingeniar un sistema natural mucho más perfecto.

Con los foreros lo que ocurre es que sólo siguen modas, y estás las deciden según su emotividad. La emotividad de alguien con muy poco pensamiento es la de un niño, la de mandar sobre todos, los demás castigados y él no, y ser superior a todos porque sí. 1. Pero si llega alguien superior a ti ¿qué? 2. Para que hayas sido superior debe haber un juego justo, un mérito y una evolución, que además debería renovarse cíclicamente porque de lo contrario carecería de mérito. En esas frases subrayadas está el quid.
¿Tú has leído a Nietzsche o solo has mirado los dibujos de la portada?

Flipo.

Ejemplo de superhombre: Ernst Jünger.

Ejemplo de acción que encarna la filosofía de Nietzsche: El Partido nazi ofrece a Jünger ser la máxima autoridad cultural del Reitch. Jünger reacciona rechazando el puesto y escribiendo, con Hitler en el poder, un libro contra el nazismo.

Jünger daría otro sentido al superhombre creando la figura del "anarca" (no confundir con anarquista, que no tiene nada que ver).

Por otra parte, Nietszche es un genial lingüista, un paleontólogo de la palabra, que profundiza en los orígenes de los convencionalismos morales y en su repercusión en el lenguaje (genealogía de la moral).
 
Registrado
3 Nov 2015
Mensajes
1.735
Puntuación de reacción
2.008
Yo creo que es estúpido hablar de "superhombres". Todo ser humano seguirá haciendo estupideces por mucho que realice grandes acciones acordes con el concepto de Ubermensch de vez en cuando, o incluso a menudo. Me inclino por hablar de acciones "superhumanas", cuando un individuo actúa en consonancia con la filosofía del superhombre. Calificar a alguien de superhombre es una generalización irreal.
 

Markkus

Madmaxista
Registrado
18 Ene 2015
Mensajes
6.023
Puntuación de reacción
13.560
Ubicación
Tercios Viejos de Infantería Española.
Como siempre tengo que venir yo porque la mayoría (Junger manda, ojo) no tiene ni puta idea de nada y no entiende un carajo de qué cojones va el tema. ¿Qué cojones significa Nietzsche, GYM y BMW? Muy sencillo. Tal es la triada de los instintos fuertes. Tales son las herramientas de una concepción milenaria de la vida que eleva al individuo por encima de todo condicionamiento social (y moral, por tanto) que refrene sus impulsos de vida, poder y éxito; en suma, pues, Nietzsche, GYM y BMW retroalimentan una voluntad de poder incandescendente que en sí misma establece una relación dialéctica de índole fisiológica con aquello que fortalece al individuo. He ahí la importancia de nuestros instintos: si tienes instintos de mierda igual te fortaleces comiendo helado de frambuesa viendo series americanas de moda; si eres un hijo de la gran puta como yo el instinto determina que el fortalecimiento viene de la mano de la filosofía y las horas en el TEMPLO machacando el cuerpo con Café Quijano de fondo hasta entrar en trance y acceder al Mu Shin.

Nuestro Super-hombre tal y como llegó a formularlo Nietzsche consiste en devenir en el súmmum de la Antiguedad: FILÓSOFO-GUERRERO. Filosofía a martillazos. Filosofía con mancuernas de 20 kg. Filosofía con high-kicks con muy mala hostia. Filosofía con BMW. ¿Por qué, si soy un individuo genéticamente privilegiado debo compartir moral y cosmovisión con una sociedad decadente, enferma y donde la voluntad de poder viene determinada por el espectáculo y la acumulación de capital? ¿Por qué, si desprecio desde lo más hondo de mi ser la mediocridad, cobardía, debilidad y sometimiento del hombre hasta hacerlo degenerar en un animal doméstico debe compartir mi moral raíces epistemólogicas con el cáncer que hizo enfermar a Europa? ¿No es más apto, pues, para nosotros, los hombres del hoy, estar asociados a una deidad fuerte que blande amenazadoramente su martillo frente al Valhalla antes que a la de un judío esquizofrénico cuerpo-escombro y chandala?

Los orígenes epistemólogicos de la enfermedad del ser hay que buscarlos en el legado cristiano para, a posteriori exterminarlos sin compasión. Hay que transvalorar los valores y no cometer el error de sustituirlos por hijos y nietos de aquel cáncer judío que fue su abuelo. Me refiero a las falsas ideologías modernas y sus huellas falsamente humanitarias imponen una homogeneización del ser humano. El ser judío, insertado hasta la médula en el conocimiento epistemólogico moderno lo ha provocado. Ha provocado que estemos imbuídos en una mezquina fe de corte racionalista y científica que ha convertido a la Humanidad, parafraseando a Hegel en un tiempo muerto.

¿Y por qué Nietzsche? Porque Nietzsche fue el primero que rompió con todo esto sistematizando un conocimiento que nos conecta con aquellas concepciones milenarias y elevadas de la vida que podemos encontrar en Grecia, Esparta o Roma.

Lo que no comprendéis es que si mezclas con un potencial genético asombroso a filósofos como Nietzsche, Evola o Marx entre otros muchos el resultado es una mezcla explosiva. Si Tyler tenía el club de la lucha donde la medicridad y nihilismo se redimían en base a hostias yo tengo en el GYM a mi puto TEMPLO en el que con vocación pagana rindo culto extremo a VALORES ETERNOS. Ya he dicho decenas de veces que el acto de entrar por la puerta del GYM es el inicio de un ritual en el que la maquinaría de guerra se moviliza para prestar al 100% moviendo cargas. Donde los idiotas como tú no ven nada liberalizador sino alienante, espectacular (en su sentido situacionista) y egocéntrico yo EXPERIMENTO un ritual bélico basado en la DISCIPLINA y VALENTÍA adquirida mediante el ejercicio físico intenso y continuado de altas prestaciones. Yo salgo de la sociedad burguesa cada vez que entro en el puto TEMPLO; allí trasciendo las dimensiones modernas para adentrarme en un mundo dónde lo único que existe es la resistencia que ofrecen mis músculos al levantamiento de CARGAS. Luego lo mezclo con un entreno de varias horas de kick boxing y salgo totalmente renovado; salgo nuevo con un horizonte mental nítido y totalmente zen. Es el Mu Shin en estado puro donde todo fluye y la reflexión viaja.

Obviamente los imbéciles como tú estáis inexorablemente alejados de estas concepciones milenarias y superiores de experimentar la vida. Yo soy un puto HOMBRE DEL RENACIMIENTO porque desde la lectura de Nietzsche y de los clásicos griegos trasciendo mis propias coordenadas espacio-temporales para encontrarme con Evola, cagarme en la puta posmodernidad y darme una vuelta por el Japón feudal y Meji para fundirme con la esencia zen de las artes marciales. Y lo mejor de todo es que acceso a cosas por mi propia experiencia antes de leerlas y ver esa propia experiencia reflejada en forma de conocimiento sistémico expuesto por Buda, Siddharta o Miyamoto. Tengo miedo de empezar a adentrarme en serio en la filosofía budista porque no sé lo que pueda suceder ante tan explosiva mezcla filosófica si no consigo entrar en la Legión. Probablemente enloquezca o la lie gordísima. Necesito dar salida militar a mis instintos antes de que exploten.

Yo no soy ningún idiota de esos que movilizan todas sus fuerzas en militar políticamente. Tampoco soy un ermitaño como los muchos que se han autodesterrado. Yo soy un puto GUERRERO que sabiendo bien cómo funciona la sociedad capitalista se mueve y actúa en la misma desde fuera, sacando el máximo y vitalista beneficio. Por eso: porque la desprecio me aprovecho de ella sin remordimientos de conciencia derivados de un subyacente catolicismo sino erigiendo en baluarte una MORAL ARISTÓCRATICA que rompe cabezas a fuerza de high-kicks y destroza narices a fuerza de codos.

Resumiendo para gilipollas: la vida moderna se caracteriza (ahora ya casi ni eso, pero la esencia sigue impertérrita) por la sumisión al trabajo (por algo era detestado por los griegos); esto es: la esclavitud voluntaria, el ejercer un trabajo alienante, monótono y que por tanto nos aleja de nosotros mismos al convertirnos en pequeñas piezas insertadas dentro de un sistema cuyos objetivos responden a una lógica totalmente distinta a la que podamos tener nosotros. La gratificación de tal esclavitud halla su máxima en un salario que permita la reproducción de la fuerza de trabajo al tiempo que colorea una vida de esclavo con luminosas y sofisticadas mercancías que contribuyen a reforzar la alienación, la separación entre los productores y sus productos, la falsa conciencia, la ideología. Se trata de adornar una existencia esclava con lo que es presentado como conquistas: un coche, una casa, una televisión de 50 pulgadas, unas vacaciones en tal o cual sitio. Ah, pero cuidado hermanos porque todas estas posesiones no destierran la raíz del mal sino que lo hacen un poco más soportable, al precio de hipotecar tu libertad. ¿Tenemos aliados? Me temo que no. Escuelas, policías, medios de información, literatura patrocinada, pensadores e intelectuales del establishment, funcionarios, universidades etc. están ahí para asegurar la reproducción de las condiciones de dominio. ¿Cómo se rompe con esto? Con vocación bárbara, saqueando el sistema. Con tu propia moral, aristocrática y en pie de guerra 24/7. Con GYM, Nietzsche y BMW. Con putas y drogas. Con kick-boxing, con viajes, con cultura underground. He aquí la receta.
 

Miss Marple

Más allá de la burbuja
Registrado
27 Jun 2006
Mensajes
4.026
Puntuación de reacción
19.577
Ubicación
St Mary Mead
Obviamente no me voy a leer el tocho diarreico de makrus. Solo comentar que blaster lo clava, y que la maldición del pobre Nietzsche ha sido lo atractivo que la idea del superhombre resulta para adolescentes y retrasados que la toman como una licencia para hacer lo que les sale de los cojones porque ellos "definen su propia moral". Afortunadamente suelen ser inofensivos porque no tienen COJONES para rebelarse de verdad contra nada, simplemente se buscan alguna forma de alienación personal y se imaginan que son muy rebeldes haciendo el cani.
 
Registrado
3 Nov 2015
Mensajes
1.735
Puntuación de reacción
2.008
Como siempre tengo que venir yo porque la mayoría (Junger manda, ojo) no tiene ni puta idea de nada y no entiende un carajo de qué cojones va el tema. ¿Qué cojones significa Nietzsche, GYM y BMW? Muy sencillo. Tal es la triada de los instintos fuertes. Tales son las herramientas de una concepción milenaria de la vida que eleva al individuo por encima de todo condicionamiento social (y moral, por tanto) que refrene sus impulsos de vida, poder y éxito; en suma, pues, Nietzsche, GYM y BMW retroalimentan una voluntad de poder incandescendente que en sí misma establece una relación dialéctica de índole fisiológica con aquello que fortalece al individuo. He ahí la importancia de nuestros instintos: si tienes instintos de mierda igual te fortaleces comiendo helado de frambuesa viendo series americanas de moda; si eres un hijo de la gran puta como yo el instinto determina que el fortalecimiento viene de la mano de la filosofía y las horas en el TEMPLO machacando el cuerpo con Café Quijano de fondo hasta entrar en trance y acceder al Mu Shin.

Nuestro Super-hombre tal y como llegó a formularlo Nietzsche consiste en devenir en el súmmum de la Antiguedad: FILÓSOFO-GUERRERO. Filosofía a martillazos. Filosofía con mancuernas de 20 kg. Filosofía con high-kicks con muy mala hostia. Filosofía con BMW. ¿Por qué, si soy un individuo genéticamente privilegiado debo compartir moral y cosmovisión con una sociedad decadente, enferma y donde la voluntad de poder viene determinada por el espectáculo y la acumulación de capital? ¿Por qué, si desprecio desde lo más hondo de mi ser la mediocridad, cobardía, debilidad y sometimiento del hombre hasta hacerlo degenerar en un animal doméstico debe compartir mi moral raíces epistemólogicas con el cáncer que hizo enfermar a Europa? ¿No es más apto, pues, para nosotros, los hombres del hoy, estar asociados a una deidad fuerte que blande amenazadoramente su martillo frente al Valhalla antes que a la de un judío esquizofrénico cuerpo-escombro y chandala?

Los orígenes epistemólogicos de la enfermedad del ser hay que buscarlos en el legado cristiano para, a posteriori exterminarlos sin compasión. Hay que transvalorar los valores y no cometer el error de sustituirlos por hijos y nietos de aquel cáncer judío que fue su abuelo. Me refiero a las falsas ideologías modernas y sus huellas falsamente humanitarias imponen una homogeneización del ser humano. El ser judío, insertado hasta la médula en el conocimiento epistemólogico moderno lo ha provocado. Ha provocado que estemos imbuídos en una mezquina fe de corte racionalista y científica que ha convertido a la Humanidad, parafraseando a Hegel en un tiempo muerto.

¿Y por qué Nietzsche? Porque Nietzsche fue el primero que rompió con todo esto sistematizando un conocimiento que nos conecta con aquellas concepciones milenarias y elevadas de la vida que podemos encontrar en Grecia, Esparta o Roma.

Lo que no comprendéis es que si mezclas con un potencial genético asombroso a filósofos como Nietzsche, Evola o Marx entre otros muchos el resultado es una mezcla explosiva. Si Tyler tenía el club de la lucha donde la medicridad y nihilismo se redimían en base a hostias yo tengo en el GYM a mi puto TEMPLO en el que con vocación pagana rindo culto extremo a VALORES ETERNOS. Ya he dicho decenas de veces que el acto de entrar por la puerta del GYM es el inicio de un ritual en el que la maquinaría de guerra se moviliza para prestar al 100% moviendo cargas. Donde los idiotas como tú no ven nada liberalizador sino alienante, espectacular (en su sentido situacionista) y egocéntrico yo EXPERIMENTO un ritual bélico basado en la DISCIPLINA y VALENTÍA adquirida mediante el ejercicio físico intenso y continuado de altas prestaciones. Yo salgo de la sociedad burguesa cada vez que entro en el puto TEMPLO; allí trasciendo las dimensiones modernas para adentrarme en un mundo dónde lo único que existe es la resistencia que ofrecen mis músculos al levantamiento de CARGAS. Luego lo mezclo con un entreno de varias horas de kick boxing y salgo totalmente renovado; salgo nuevo con un horizonte mental nítido y totalmente zen. Es el Mu Shin en estado puro donde todo fluye y la reflexión viaja.

Obviamente los imbéciles como tú estáis inexorablemente alejados de estas concepciones milenarias y superiores de experimentar la vida. Yo soy un puto HOMBRE DEL RENACIMIENTO porque desde la lectura de Nietzsche y de los clásicos griegos trasciendo mis propias coordenadas espacio-temporales para encontrarme con Evola, cagarme en la puta posmodernidad y darme una vuelta por el Japón feudal y Meji para fundirme con la esencia zen de las artes marciales. Y lo mejor de todo es que acceso a cosas por mi propia experiencia antes de leerlas y ver esa propia experiencia reflejada en forma de conocimiento sistémico expuesto por Buda, Siddharta o Miyamoto. Tengo miedo de empezar a adentrarme en serio en la filosofía budista porque no sé lo que pueda suceder ante tan explosiva mezcla filosófica si no consigo entrar en la Legión. Probablemente enloquezca o la lie gordísima. Necesito dar salida militar a mis instintos antes de que exploten.

Yo no soy ningún idiota de esos que movilizan todas sus fuerzas en militar políticamente. Tampoco soy un ermitaño como los muchos que se han autodesterrado. Yo soy un puto GUERRERO que sabiendo bien cómo funciona la sociedad capitalista se mueve y actúa en la misma desde fuera, sacando el máximo y vitalista beneficio. Por eso: porque la desprecio me aprovecho de ella sin remordimientos de conciencia derivados de un subyacente catolicismo sino erigiendo en baluarte una MORAL ARISTÓCRATICA que rompe cabezas a fuerza de high-kicks y destroza narices a fuerza de codos.

Resumiendo para gilipollas: la vida moderna se caracteriza (ahora ya casi ni eso, pero la esencia sigue impertérrita) por la sumisión al trabajo (por algo era detestado por los griegos); esto es: la esclavitud voluntaria, el ejercer un trabajo alienante, monótono y que por tanto nos aleja de nosotros mismos al convertirnos en pequeñas piezas insertadas dentro de un sistema cuyos objetivos responden a una lógica totalmente distinta a la que podamos tener nosotros. La gratificación de tal esclavitud halla su máxima en un salario que permita la reproducción de la fuerza de trabajo al tiempo que colorea una vida de esclavo con luminosas y sofisticadas mercancías que contribuyen a reforzar la alienación, la separación entre los productores y sus productos, la falsa conciencia, la ideología. Se trata de adornar una existencia esclava con lo que es presentado como conquistas: un coche, una casa, una televisión de 50 pulgadas, unas vacaciones en tal o cual sitio. Ah, pero cuidado hermanos porque todas estas posesiones no destierran la raíz del mal sino que lo hacen un poco más soportable, al precio de hipotecar tu libertad. ¿Tenemos aliados? Me temo que no. Escuelas, policías, medios de información, literatura patrocinada, pensadores e intelectuales del establishment, funcionarios, universidades etc. están ahí para asegurar la reproducción de las condiciones de dominio. ¿Cómo se rompe con esto? Con vocación bárbara, saqueando el sistema. Con tu propia moral, aristocrática y en pie de guerra 24/7. Con GYM, Nietzsche y BMW. Con putas y drogas. Con kick-boxing, con viajes, con cultura underground. He aquí la receta.
Jajaja. Vaya obra maestra... Estoy llorando de la risa.
 

Markkus

Madmaxista
Registrado
18 Ene 2015
Mensajes
6.023
Puntuación de reacción
13.560
Ubicación
Tercios Viejos de Infantería Española.
Obviamente no me voy a leer el tocho diarreico de makrus. Solo comentar que blaster lo clava, y que la maldición del pobre Nietzsche ha sido lo atractivo que la idea del superhombre resulta para adolescentes y retrasados que la toman como una licencia para hacer lo que les sale de los cojones porque ellos "definen su propia moral". Afortunadamente suelen ser inofensivos porque no tienen COJONES para rebelarse de verdad contra nada, simplemente se buscan alguna forma de alienación personal y se imaginan que son muy rebeldes haciendo el cani.
Y esto lo dice un tío que peina canas y le pagaba fantas a través de un puto foro a una inmadura y limitada supuestamente mujer como kapito.:XX:

Estos son los buenos, niños. Los malos son los que reivindican la Tradición, los que rompen epistemológicamente con lo que nos convierte en animales domésticos y tienen la convicción de que la rebelión empieza por uno mismo. Pero bueno, tú no has leído a Nietzsche y si lo has leído no tienes ni puta idea de cómo se definen los valores y sobre todo respecto de qué. Le metemos un poco de prejuicios y lugares comunes al mensajito y ya tenemos un perfecto gilipollas más que sin tener ni idea de nada va sentando cátedra. Un perfecto decadente que si le pongo la mano encima le iban a faltar cojones para responder porque ignora aquello de que el derecho surge de la fuerza. Además con un tufillo católico-socialista que acojona.
 

Dodoria

Madmaxista
Registrado
14 Feb 2013
Mensajes
19.138
Puntuación de reacción
74.750
Como siempre tengo que venir yo porque la mayoría (Junger manda, ojo) no tiene ni puta idea de nada y no entiende un carajo de qué cojones va el tema. ¿Qué cojones significa Nietzsche, GYM y BMW? Muy sencillo. Tal es la triada de los instintos fuertes. Tales son las herramientas de una concepción milenaria de la vida que eleva al individuo por encima de todo condicionamiento social (y moral, por tanto) que refrene sus impulsos de vida, poder y éxito; en suma, pues, Nietzsche, GYM y BMW retroalimentan una voluntad de poder incandescendente que en sí misma establece una relación dialéctica de índole fisiológica con aquello que fortalece al individuo. He ahí la importancia de nuestros instintos: si tienes instintos de mierda igual te fortaleces comiendo helado de frambuesa viendo series americanas de moda; si eres un hijo de la gran puta como yo el instinto determina que el fortalecimiento viene de la mano de la filosofía y las horas en el TEMPLO machacando el cuerpo con Café Quijano de fondo hasta entrar en trance y acceder al Mu Shin.

Nuestro Super-hombre tal y como llegó a formularlo Nietzsche consiste en devenir en el súmmum de la Antiguedad: FILÓSOFO-GUERRERO. Filosofía a martillazos. Filosofía con mancuernas de 20 kg. Filosofía con high-kicks con muy mala hostia. Filosofía con BMW. ¿Por qué, si soy un individuo genéticamente privilegiado debo compartir moral y cosmovisión con una sociedad decadente, enferma y donde la voluntad de poder viene determinada por el espectáculo y la acumulación de capital? ¿Por qué, si desprecio desde lo más hondo de mi ser la mediocridad, cobardía, debilidad y sometimiento del hombre hasta hacerlo degenerar en un animal doméstico debe compartir mi moral raíces epistemólogicas con el cáncer que hizo enfermar a Europa? ¿No es más apto, pues, para nosotros, los hombres del hoy, estar asociados a una deidad fuerte que blande amenazadoramente su martillo frente al Valhalla antes que a la de un judío esquizofrénico cuerpo-escombro y chandala?

Los orígenes epistemólogicos de la enfermedad del ser hay que buscarlos en el legado cristiano para, a posteriori exterminarlos sin compasión. Hay que transvalorar los valores y no cometer el error de sustituirlos por hijos y nietos de aquel cáncer judío que fue su abuelo. Me refiero a las falsas ideologías modernas y sus huellas falsamente humanitarias imponen una homogeneización del ser humano. El ser judío, insertado hasta la médula en el conocimiento epistemólogico moderno lo ha provocado. Ha provocado que estemos imbuídos en una mezquina fe de corte racionalista y científica que ha convertido a la Humanidad, parafraseando a Hegel en un tiempo muerto.

¿Y por qué Nietzsche? Porque Nietzsche fue el primero que rompió con todo esto sistematizando un conocimiento que nos conecta con aquellas concepciones milenarias y elevadas de la vida que podemos encontrar en Grecia, Esparta o Roma.

Lo que no comprendéis es que si mezclas con un potencial genético asombroso a filósofos como Nietzsche, Evola o Marx entre otros muchos el resultado es una mezcla explosiva. Si Tyler tenía el club de la lucha donde la medicridad y nihilismo se redimían en base a hostias yo tengo en el GYM a mi puto TEMPLO en el que con vocación pagana rindo culto extremo a VALORES ETERNOS. Ya he dicho decenas de veces que el acto de entrar por la puerta del GYM es el inicio de un ritual en el que la maquinaría de guerra se moviliza para prestar al 100% moviendo cargas. Donde los idiotas como tú no ven nada liberalizador sino alienante, espectacular (en su sentido situacionista) y egocéntrico yo EXPERIMENTO un ritual bélico basado en la DISCIPLINA y VALENTÍA adquirida mediante el ejercicio físico intenso y continuado de altas prestaciones. Yo salgo de la sociedad burguesa cada vez que entro en el puto TEMPLO; allí trasciendo las dimensiones modernas para adentrarme en un mundo dónde lo único que existe es la resistencia que ofrecen mis músculos al levantamiento de CARGAS. Luego lo mezclo con un entreno de varias horas de kick boxing y salgo totalmente renovado; salgo nuevo con un horizonte mental nítido y totalmente zen. Es el Mu Shin en estado puro donde todo fluye y la reflexión viaja.

Obviamente los imbéciles como tú estáis inexorablemente alejados de estas concepciones milenarias y superiores de experimentar la vida. Yo soy un puto HOMBRE DEL RENACIMIENTO porque desde la lectura de Nietzsche y de los clásicos griegos trasciendo mis propias coordenadas espacio-temporales para encontrarme con Evola, cagarme en la puta posmodernidad y darme una vuelta por el Japón feudal y Meji para fundirme con la esencia zen de las artes marciales. Y lo mejor de todo es que acceso a cosas por mi propia experiencia antes de leerlas y ver esa propia experiencia reflejada en forma de conocimiento sistémico expuesto por Buda, Siddharta o Miyamoto. Tengo miedo de empezar a adentrarme en serio en la filosofía budista porque no sé lo que pueda suceder ante tan explosiva mezcla filosófica si no consigo entrar en la Legión. Probablemente enloquezca o la lie gordísima. Necesito dar salida militar a mis instintos antes de que exploten.

Yo no soy ningún idiota de esos que movilizan todas sus fuerzas en militar políticamente. Tampoco soy un ermitaño como los muchos que se han autodesterrado. Yo soy un puto GUERRERO que sabiendo bien cómo funciona la sociedad capitalista se mueve y actúa en la misma desde fuera, sacando el máximo y vitalista beneficio. Por eso: porque la desprecio me aprovecho de ella sin remordimientos de conciencia derivados de un subyacente catolicismo sino erigiendo en baluarte una MORAL ARISTÓCRATICA que rompe cabezas a fuerza de high-kicks y destroza narices a fuerza de codos.

Resumiendo para gilipollas: la vida moderna se caracteriza (ahora ya casi ni eso, pero la esencia sigue impertérrita) por la sumisión al trabajo (por algo era detestado por los griegos); esto es: la esclavitud voluntaria, el ejercer un trabajo alienante, monótono y que por tanto nos aleja de nosotros mismos al convertirnos en pequeñas piezas insertadas dentro de un sistema cuyos objetivos responden a una lógica totalmente distinta a la que podamos tener nosotros. La gratificación de tal esclavitud halla su máxima en un salario que permita la reproducción de la fuerza de trabajo al tiempo que colorea una vida de esclavo con luminosas y sofisticadas mercancías que contribuyen a reforzar la alienación, la separación entre los productores y sus productos, la falsa conciencia, la ideología. Se trata de adornar una existencia esclava con lo que es presentado como conquistas: un coche, una casa, una televisión de 50 pulgadas, unas vacaciones en tal o cual sitio. Ah, pero cuidado hermanos porque todas estas posesiones no destierran la raíz del mal sino que lo hacen un poco más soportable, al precio de hipotecar tu libertad. ¿Tenemos aliados? Me temo que no. Escuelas, policías, medios de información, literatura patrocinada, pensadores e intelectuales del establishment, funcionarios, universidades etc. están ahí para asegurar la reproducción de las condiciones de dominio. ¿Cómo se rompe con esto? Con vocación bárbara, saqueando el sistema. Con tu propia moral, aristocrática y en pie de guerra 24/7. Con GYM, Nietzsche y BMW. Con putas y drogas. Con kick-boxing, con viajes, con cultura underground. He aquí la receta.


taluec
 

kopke

Será en Octubre
Registrado
10 Oct 2009
Mensajes
13.384
Puntuación de reacción
50.517
Ubicación
Eumeswil
Como siempre tengo que venir yo porque la mayoría (Junger manda, ojo) no tiene ni puta idea de nada y no entiende un carajo de qué cojones va el tema. ¿Qué cojones significa Nietzsche, GYM y BMW? Muy sencillo. Tal es la triada de los instintos fuertes. Tales son las herramientas de una concepción milenaria de la vida que eleva al individuo por encima de todo condicionamiento social (y moral, por tanto) que refrene sus impulsos de vida, poder y éxito; en suma, pues, Nietzsche, GYM y BMW retroalimentan una voluntad de poder incandescendente que en sí misma establece una relación dialéctica de índole fisiológica con aquello que fortalece al individuo. He ahí la importancia de nuestros instintos: si tienes instintos de mierda igual te fortaleces comiendo helado de frambuesa viendo series americanas de moda; si eres un hijo de la gran puta como yo el instinto determina que el fortalecimiento viene de la mano de la filosofía y las horas en el TEMPLO machacando el cuerpo con Café Quijano de fondo hasta entrar en trance y acceder al Mu Shin.

Nuestro Super-hombre tal y como llegó a formularlo Nietzsche consiste en devenir en el súmmum de la Antiguedad: FILÓSOFO-GUERRERO. Filosofía a martillazos. Filosofía con mancuernas de 20 kg. Filosofía con high-kicks con muy mala hostia. Filosofía con BMW. ¿Por qué, si soy un individuo genéticamente privilegiado debo compartir moral y cosmovisión con una sociedad decadente, enferma y donde la voluntad de poder viene determinada por el espectáculo y la acumulación de capital? ¿Por qué, si desprecio desde lo más hondo de mi ser la mediocridad, cobardía, debilidad y sometimiento del hombre hasta hacerlo degenerar en un animal doméstico debe compartir mi moral raíces epistemólogicas con el cáncer que hizo enfermar a Europa? ¿No es más apto, pues, para nosotros, los hombres del hoy, estar asociados a una deidad fuerte que blande amenazadoramente su martillo frente al Valhalla antes que a la de un judío esquizofrénico cuerpo-escombro y chandala?

Los orígenes epistemólogicos de la enfermedad del ser hay que buscarlos en el legado cristiano para, a posteriori exterminarlos sin compasión. Hay que transvalorar los valores y no cometer el error de sustituirlos por hijos y nietos de aquel cáncer judío que fue su abuelo. Me refiero a las falsas ideologías modernas y sus huellas falsamente humanitarias imponen una homogeneización del ser humano. El ser judío, insertado hasta la médula en el conocimiento epistemólogico moderno lo ha provocado. Ha provocado que estemos imbuídos en una mezquina fe de corte racionalista y científica que ha convertido a la Humanidad, parafraseando a Hegel en un tiempo muerto.

¿Y por qué Nietzsche? Porque Nietzsche fue el primero que rompió con todo esto sistematizando un conocimiento que nos conecta con aquellas concepciones milenarias y elevadas de la vida que podemos encontrar en Grecia, Esparta o Roma.

Lo que no comprendéis es que si mezclas con un potencial genético asombroso a filósofos como Nietzsche, Evola o Marx entre otros muchos el resultado es una mezcla explosiva. Si Tyler tenía el club de la lucha donde la medicridad y nihilismo se redimían en base a hostias yo tengo en el GYM a mi puto TEMPLO en el que con vocación pagana rindo culto extremo a VALORES ETERNOS. Ya he dicho decenas de veces que el acto de entrar por la puerta del GYM es el inicio de un ritual en el que la maquinaría de guerra se moviliza para prestar al 100% moviendo cargas. Donde los idiotas como tú no ven nada liberalizador sino alienante, espectacular (en su sentido situacionista) y egocéntrico yo EXPERIMENTO un ritual bélico basado en la DISCIPLINA y VALENTÍA adquirida mediante el ejercicio físico intenso y continuado de altas prestaciones. Yo salgo de la sociedad burguesa cada vez que entro en el puto TEMPLO; allí trasciendo las dimensiones modernas para adentrarme en un mundo dónde lo único que existe es la resistencia que ofrecen mis músculos al levantamiento de CARGAS. Luego lo mezclo con un entreno de varias horas de kick boxing y salgo totalmente renovado; salgo nuevo con un horizonte mental nítido y totalmente zen. Es el Mu Shin en estado puro donde todo fluye y la reflexión viaja.

Obviamente los imbéciles como tú estáis inexorablemente alejados de estas concepciones milenarias y superiores de experimentar la vida. Yo soy un puto HOMBRE DEL RENACIMIENTO porque desde la lectura de Nietzsche y de los clásicos griegos trasciendo mis propias coordenadas espacio-temporales para encontrarme con Evola, cagarme en la puta posmodernidad y darme una vuelta por el Japón feudal y Meji para fundirme con la esencia zen de las artes marciales. Y lo mejor de todo es que acceso a cosas por mi propia experiencia antes de leerlas y ver esa propia experiencia reflejada en forma de conocimiento sistémico expuesto por Buda, Siddharta o Miyamoto. Tengo miedo de empezar a adentrarme en serio en la filosofía budista porque no sé lo que pueda suceder ante tan explosiva mezcla filosófica si no consigo entrar en la Legión. Probablemente enloquezca o la lie gordísima. Necesito dar salida militar a mis instintos antes de que exploten.

Yo no soy ningún idiota de esos que movilizan todas sus fuerzas en militar políticamente. Tampoco soy un ermitaño como los muchos que se han autodesterrado. Yo soy un puto GUERRERO que sabiendo bien cómo funciona la sociedad capitalista se mueve y actúa en la misma desde fuera, sacando el máximo y vitalista beneficio. Por eso: porque la desprecio me aprovecho de ella sin remordimientos de conciencia derivados de un subyacente catolicismo sino erigiendo en baluarte una MORAL ARISTÓCRATICA que rompe cabezas a fuerza de high-kicks y destroza narices a fuerza de codos.

Resumiendo para gilipollas: la vida moderna se caracteriza (ahora ya casi ni eso, pero la esencia sigue impertérrita) por la sumisión al trabajo (por algo era detestado por los griegos); esto es: la esclavitud voluntaria, el ejercer un trabajo alienante, monótono y que por tanto nos aleja de nosotros mismos al convertirnos en pequeñas piezas insertadas dentro de un sistema cuyos objetivos responden a una lógica totalmente distinta a la que podamos tener nosotros. La gratificación de tal esclavitud halla su máxima en un salario que permita la reproducción de la fuerza de trabajo al tiempo que colorea una vida de esclavo con luminosas y sofisticadas mercancías que contribuyen a reforzar la alienación, la separación entre los productores y sus productos, la falsa conciencia, la ideología. Se trata de adornar una existencia esclava con lo que es presentado como conquistas: un coche, una casa, una televisión de 50 pulgadas, unas vacaciones en tal o cual sitio. Ah, pero cuidado hermanos porque todas estas posesiones no destierran la raíz del mal sino que lo hacen un poco más soportable, al precio de hipotecar tu libertad. ¿Tenemos aliados? Me temo que no. Escuelas, policías, medios de información, literatura patrocinada, pensadores e intelectuales del establishment, funcionarios, universidades etc. están ahí para asegurar la reproducción de las condiciones de dominio. ¿Cómo se rompe con esto? Con vocación bárbara, saqueando el sistema. Con tu propia moral, aristocrática y en pie de guerra 24/7. Con GYM, Nietzsche y BMW. Con putas y drogas. Con kick-boxing, con viajes, con cultura underground. He aquí la receta.
Acojonante. Ahora, el que diga que el foro no tiene nivel, que se lea esto. Quien escribe estas palabras concentra más cultura y sabiduría que toda la Real Academia.

Markkus os trae de la mano un concepto evolucionado del superhombre: el emboscado.

Este post es para leerlo tres veces porque tiene empaque. Si llegáis a entenderlo, ya podéis tirar los ansiolíticos y antidepresivos a la puta basura.
 

JMK

Heminensia Foril
Registrado
29 Ago 2008
Mensajes
63.359
Puntuación de reacción
103.414
Markkus, hablando del tío del martillo.

Has visto la putada que se ha hecho a si mismo el notas que hace de Thor???

Que hijo de puta, menuda forma de degradar el Templo.
 

EL PVTO ADRENO

Madmaxista
Registrado
6 Nov 2013
Mensajes
11.423
Puntuación de reacción
24.738
Ubicación
HISPANISTAN
Como siempre tengo que venir yo porque la mayoría (Junger manda, ojo) no tiene ni puta idea de nada y no entiende un carajo de qué cojones va el tema. ¿Qué cojones significa Nietzsche, GYM y BMW? Muy sencillo. Tal es la triada de los instintos fuertes. Tales son las herramientas de una concepción milenaria de la vida que eleva al individuo por encima de todo condicionamiento social (y moral, por tanto) que refrene sus impulsos de vida, poder y éxito; en suma, pues, Nietzsche, GYM y BMW retroalimentan una voluntad de poder incandescendente que en sí misma establece una relación dialéctica de índole fisiológica con aquello que fortalece al individuo. He ahí la importancia de nuestros instintos: si tienes instintos de mierda igual te fortaleces comiendo helado de frambuesa viendo series americanas de moda; si eres un hijo de la gran puta como yo el instinto determina que el fortalecimiento viene de la mano de la filosofía y las horas en el TEMPLO machacando el cuerpo con Café Quijano de fondo hasta entrar en trance y acceder al Mu Shin.

Nuestro Super-hombre tal y como llegó a formularlo Nietzsche consiste en devenir en el súmmum de la Antiguedad: FILÓSOFO-GUERRERO. Filosofía a martillazos. Filosofía con mancuernas de 20 kg. Filosofía con high-kicks con muy mala hostia. Filosofía con BMW. ¿Por qué, si soy un individuo genéticamente privilegiado debo compartir moral y cosmovisión con una sociedad decadente, enferma y donde la voluntad de poder viene determinada por el espectáculo y la acumulación de capital? ¿Por qué, si desprecio desde lo más hondo de mi ser la mediocridad, cobardía, debilidad y sometimiento del hombre hasta hacerlo degenerar en un animal doméstico debe compartir mi moral raíces epistemólogicas con el cáncer que hizo enfermar a Europa? ¿No es más apto, pues, para nosotros, los hombres del hoy, estar asociados a una deidad fuerte que blande amenazadoramente su martillo frente al Valhalla antes que a la de un judío esquizofrénico cuerpo-escombro y chandala?

Los orígenes epistemólogicos de la enfermedad del ser hay que buscarlos en el legado cristiano para, a posteriori exterminarlos sin compasión. Hay que transvalorar los valores y no cometer el error de sustituirlos por hijos y nietos de aquel cáncer judío que fue su abuelo. Me refiero a las falsas ideologías modernas y sus huellas falsamente humanitarias imponen una homogeneización del ser humano. El ser judío, insertado hasta la médula en el conocimiento epistemólogico moderno lo ha provocado. Ha provocado que estemos imbuídos en una mezquina fe de corte racionalista y científica que ha convertido a la Humanidad, parafraseando a Hegel en un tiempo muerto.

¿Y por qué Nietzsche? Porque Nietzsche fue el primero que rompió con todo esto sistematizando un conocimiento que nos conecta con aquellas concepciones milenarias y elevadas de la vida que podemos encontrar en Grecia, Esparta o Roma.

Lo que no comprendéis es que si mezclas con un potencial genético asombroso a filósofos como Nietzsche, Evola o Marx entre otros muchos el resultado es una mezcla explosiva. Si Tyler tenía el club de la lucha donde la medicridad y nihilismo se redimían en base a hostias yo tengo en el GYM a mi puto TEMPLO en el que con vocación pagana rindo culto extremo a VALORES ETERNOS. Ya he dicho decenas de veces que el acto de entrar por la puerta del GYM es el inicio de un ritual en el que la maquinaría de guerra se moviliza para prestar al 100% moviendo cargas. Donde los idiotas como tú no ven nada liberalizador sino alienante, espectacular (en su sentido situacionista) y egocéntrico yo EXPERIMENTO un ritual bélico basado en la DISCIPLINA y VALENTÍA adquirida mediante el ejercicio físico intenso y continuado de altas prestaciones. Yo salgo de la sociedad burguesa cada vez que entro en el puto TEMPLO; allí trasciendo las dimensiones modernas para adentrarme en un mundo dónde lo único que existe es la resistencia que ofrecen mis músculos al levantamiento de CARGAS. Luego lo mezclo con un entreno de varias horas de kick boxing y salgo totalmente renovado; salgo nuevo con un horizonte mental nítido y totalmente zen. Es el Mu Shin en estado puro donde todo fluye y la reflexión viaja.

Obviamente los imbéciles como tú estáis inexorablemente alejados de estas concepciones milenarias y superiores de experimentar la vida. Yo soy un puto HOMBRE DEL RENACIMIENTO porque desde la lectura de Nietzsche y de los clásicos griegos trasciendo mis propias coordenadas espacio-temporales para encontrarme con Evola, cagarme en la puta posmodernidad y darme una vuelta por el Japón feudal y Meji para fundirme con la esencia zen de las artes marciales. Y lo mejor de todo es que acceso a cosas por mi propia experiencia antes de leerlas y ver esa propia experiencia reflejada en forma de conocimiento sistémico expuesto por Buda, Siddharta o Miyamoto. Tengo miedo de empezar a adentrarme en serio en la filosofía budista porque no sé lo que pueda suceder ante tan explosiva mezcla filosófica si no consigo entrar en la Legión. Probablemente enloquezca o la lie gordísima. Necesito dar salida militar a mis instintos antes de que exploten.

Yo no soy ningún idiota de esos que movilizan todas sus fuerzas en militar políticamente. Tampoco soy un ermitaño como los muchos que se han autodesterrado. Yo soy un puto GUERRERO que sabiendo bien cómo funciona la sociedad capitalista se mueve y actúa en la misma desde fuera, sacando el máximo y vitalista beneficio. Por eso: porque la desprecio me aprovecho de ella sin remordimientos de conciencia derivados de un subyacente catolicismo sino erigiendo en baluarte una MORAL ARISTÓCRATICA que rompe cabezas a fuerza de high-kicks y destroza narices a fuerza de codos.

Resumiendo para gilipollas: la vida moderna se caracteriza (ahora ya casi ni eso, pero la esencia sigue impertérrita) por la sumisión al trabajo (por algo era detestado por los griegos); esto es: la esclavitud voluntaria, el ejercer un trabajo alienante, monótono y que por tanto nos aleja de nosotros mismos al convertirnos en pequeñas piezas insertadas dentro de un sistema cuyos objetivos responden a una lógica totalmente distinta a la que podamos tener nosotros. La gratificación de tal esclavitud halla su máxima en un salario que permita la reproducción de la fuerza de trabajo al tiempo que colorea una vida de esclavo con luminosas y sofisticadas mercancías que contribuyen a reforzar la alienación, la separación entre los productores y sus productos, la falsa conciencia, la ideología. Se trata de adornar una existencia esclava con lo que es presentado como conquistas: un coche, una casa, una televisión de 50 pulgadas, unas vacaciones en tal o cual sitio. Ah, pero cuidado hermanos porque todas estas posesiones no destierran la raíz del mal sino que lo hacen un poco más soportable, al precio de hipotecar tu libertad. ¿Tenemos aliados? Me temo que no. Escuelas, policías, medios de información, literatura patrocinada, pensadores e intelectuales del establishment, funcionarios, universidades etc. están ahí para asegurar la reproducción de las condiciones de dominio. ¿Cómo se rompe con esto? Con vocación bárbara, saqueando el sistema. Con tu propia moral, aristocrática y en pie de guerra 24/7. Con GYM, Nietzsche y BMW. Con putas y drogas. Con kick-boxing, con viajes, con cultura underground. He aquí la receta.
No quedan más el cojones,
El puto Markkus a las elecciones.

Qué jrand joder
 

kopke

Será en Octubre
Registrado
10 Oct 2009
Mensajes
13.384
Puntuación de reacción
50.517
Ubicación
Eumeswil
Obviamente no me voy a leer el tocho diarreico de makrus. Solo comentar que blaster lo clava, y que la maldición del pobre Nietzsche ha sido lo atractivo que la idea del superhombre resulta para adolescentes y retrasados que la toman como una licencia para hacer lo que les sale de los cojones porque ellos "definen su propia moral". Afortunadamente suelen ser inofensivos porque no tienen COJONES para rebelarse de verdad contra nada, simplemente se buscan alguna forma de alienación personal y se imaginan que son muy rebeldes haciendo el cani.
Recordáis a Farlopín de Ciudagramos, hablando de Kant sin haber leído un solo libro suyo.

Pero no os preocupéis, siempre os quedará Paulo Coelho. Ese sí que podéis entenderlo.