¿Qué es lo políticamente correcto? marxismo cultural + progresismo + igualitarismo + "izquierda" + n

Bur Buja

Baneado
Desde
6 Feb 2013
Mensajes
1.374
Zanx
3.139
Ya se han abierto otros hilos tratando el tema, los cuáles recomiendo visitar:

http://www.burbuja.info/inmobiliaria/temas-calientes/455664-marxismo-cultural.html

http://www.burbuja.info/inmobiliaria/temas-calientes/422307-raices-intelectuales-del-progresismo.html

http://www.burbuja.info/inmobiliaria/temas-calientes/389508-capitulo-34-igualitarismo.html

O este incisivo comentario:
El marxismo cultural es una antimoral convertida en la nueva ética de la globalización..


Aquí me centraré en una de las consecuencias del pensamiento único patrocinado por el neoliberalismo y promovido por la progresía: la corrección política

Y es que progresismo (marxismo cultural) y neoliberalismo forman parte del mismo troquel socio-económico. Como ya apuntara Alberto Buela, ambos comparten:

  1. La adopción a raja tabla de la democracia liberal, rebautizada como discursiva, de consenso, inclusiva, de derechos humanos, etc.
  2. La economía de mercado, a pesar de su discurso en contra de los grupos concentrados.
  3. La homogeneización cultural planetaria (globalismo), más allá de su discurso sobre el multiculturalismo.
El marxismo cultural se compone de una serie de subconjuntos ideológicos como resultado del trabajo de deconstrucción llevado a cabo por Lukacs, Gramsci y la Escuela de Frankfurt con el propósito de invertir los valores tradicionales y desintegrar la sociedad occidental. Subconjuntos ideológicos financiados por el neoliberalismo y usados como ariete por el progresismo, bandera de lo políticamente correcto:

- Feminismo
- Multiculturalismo
- Homosexualismo
- Inmigracionismo
- Ataque a la tradición
- Endofobia (auto-odio)
- Ataque a la figura paterna
- Xenofilia
- Ataque a la familia
- Cosmopolitismo
- Ataque a la religión (cristiana especialmente)
- Antirracismo (racismo antieuropeo)
- Ataque a la natalidad (abortismo, prop. malthusiana solo para Occidente)
- Individualismo
- Ataque al espíritu nacional o patriótico
- Separatismo (en el caso de España especialmente)
- Ataque a la meritocracia
- Pacifismo/afeminamiento del varón
- Hedonismo
- Globalismo
- Igualitarismo por lo bajo

Y etcétera..

Estas sub-ideologías, lobbys o grupos de presión pueden ser de primer orden (por ejemplo homosexualismo, feminismo, multiculturalismo o antirracismo estarían en los primeros lugares en cuanto a relevancia, financiación y promoción) o pueden ser secundarios, pero juntos forman una amalgama usada como disolvente social contra cualquier identidad o resistencia de índole nacional. Y parten de la misma matriz, cuya entidad patrocinadora es el mundialismo.

Un ejemplo de esto lo tenemos en los recientes intentos del mundialismo-atlantismo en su afán por "progretizar" Rusia e introducir el marxismo cultural en ese país, primero mediante el feminismo radical, orquestando campañas con las Pussy riot, las Femen y compañía, y visto que la moralidad de la sociedad rusa no se ha debilitado ni una pizca, los mundialistas están intentando introducir el veneno usando el homosexualismo como ariete. Lo malo es que eso viene acompañado del resto del "pack"..

Sin olvidar que promocionando el multiculturalismo lo que se hace es fragmentar la sociedad en disitintos grupos confrontados (debilitando al grupo huésped). Otro ejemplo, ya aquí en España, lo tenemos en esta noticia de ayer:

“Los negros españoles necesitamos construir nuestra memoria colectiva”

Fijaos como gracias al adoctrinamiento "antirracista" del progrerío (apadrinado por el neoliberalismo) se intenta usar al "colectivo de negros" como ariete contra la población autóctona española, y adivinad quienes pagarían las subvenciones.. La finalidad es fragmentar y dividir la sociedad española, generando endofobia (auto-odio, sentimiento de culpa) a la par que se promocionan señas de identidad y "memorias colectivas" foráneas, debilitando de esa manera la identidad nacional y la memoria colectiva autóctona. Y si alguien critica esa deriva, enseguida salta la bien adoctrinada policía del pensamiento para calificar con los correspondientes epítetos de racista, nazi, xenófobo, fascista, homófobo, machista o lo que se tercie.

Es por ello que a la hora de oponerse a alguna sub-categoría o grupo de presión, es necesario hacerlo igualmente al resto del conglomerado para que dicha oposición sea eficaz.

En la sociedad, y aquí mismo en el foro, se suele ver a gente que se opone al feminismo pero luego es inmigracionista (o directamente pasa de los otros subconjuntos ideológicos del sistema); gente que es anti-inmigracionista pero luego es homosexualista; incluso gente que se opone al multiculturalismo pero luego es antitradicionalista o directamente separatista, etc.

Oponerse a uno de los pilares sistémicos mientras se apoya los otros invalida dicha oposición, ya que de esa manera el núcleo central se mantiene siempre incólume: aunque se critique o ataque uno de sus pilares, están los otros para sostener el conjunto.

Esto se entiende mejor con un símil, donde el mundialismo sería como un monstruo de varias cabezas que se van autoregenerando. Cada una de ellas representa un subconjunto ideológico del marxismo cultural (o progresismo, la nueva religión que el régimen demoliberal promueve para sus súbditos). Para hacerlo de forma efectiva habría que oponerse a todas desde la raíz. Atacar solamente una de las cabezas no sirve de nada, porque las otras siguen sosteniendo y regenerando contínuamente al monstruo



El tronco-raíz es el mundialismo (neoliberalismo-atlantismo-sionismo, y todo ese conglomerado de instituciones y corporaciones globalistas: Banco Mundial, FMI, etc), el cuál impulsa las ideas-fuerza del marxismo cultural, financiándolas y dándoles cobertura mediática e institucional. Es decir, promueve esos subconjuntos ideológicos como arma y mecanismo de control social, subyugando mentalmente a la población a través de los medios de difusión, de la cultura y del control de lo políticamente correcto.


Para completar esto, añado unos artículos de Eduardo Arroyo donde se detalla la corrección política de nuestros días en España, y de los que extraigo algunos párrafos (en spoiler):

- Cultura y violencia - ESD

Pero lo que aquí importa es que existe una nueva forma de totalitarismo –este, muy real- que no utiliza, a diferencia de Stalin, el poder de control de la policía política. Antes bien, su fuerza consiste, primero, en redefinir lo que está bien y lo que está mal y, además, en interpretar las intenciones del enemigo. La represión policial puede venir, en todo caso después, como consecuencia de esa redefinición de las fronteras de la ética y de la caricaturización del enemigo.

Así, la crítica a la inmigración es "xenofobia", la oposición a la ley de paridad es "sexismo", el simple excepticismo acerca del "lobby gay" es "homofobia". Y los que incurren en estas neo-categorías sencillamente caen fuera de los límites de la decencia. Esta estrategia del odio, disfrazada de "elevados" ideales emancipatorios, esta estrategia, digo, que clama contra los discrepantes acusándoles de profetas del "odio", ha abierto lugar a una nueva manera de hacer política: la política de la intimidación. El ambiente, con cada año que pasa, se torna más y más excluyente: con ellos o contra ellos en todos y cada uno de los temas. Toda otra posibilidad es inaceptable. De ahí que la panoplia de "objetivos" sea cada vez más amplia.

Así las cosas, España es ahora un país donde ciertos temas han sido totalmente excluidos del debate político, para lo cual a menudo incluso se emplean eufemismos ridículos. Pero la "izquierda", sin embargo, distribuye con total libertad los calificativos de "racista", "sexista", "facha", "nazi", "homófobo", etc, como estrategia intimidatoria. Esta estrategia del odio, primero, y de intimidación, después, ha calado tanto bajo su forma de propaganda que el propio Cruz califica de "fascismo" la acción de sus agresores de extrema izquierda, evidenciando que el consejero ha caído ya como víctima en la batalla del lenguaje.​


- Vaya cara dura - ESD

Pese a todo ello no hay ningún fiscal que persiga el "odio" y la "discriminación" de la extrema izquierda, lo cual es aprovechado por grupúsculos "antisistema" para arrasar el escaparate de un tendero, reventar una conferencia en la universidad o atemorizar a alguien que va a misa. La poca razón que pueda quedarles en su primaria y pedestre crítica al ultracapitalismo global queda en entredicho gracias a sus formas mafiosas, sustentadas en el terror de la guerrilla urbana que tanto les gusta. O sea que si les pagara el G-20 o Davos no lo harían mejor.

El terror llega ya hasta lo intelectual e histórico. De hecho, cuando actitudes que no gustan en 2011 por su incorrección política real son inmediata y absurdamente vinculadas a sucesos ocurridos hace 70 e incluso más años, esta pauta de comportamiento no sucede siempre con todos. El pasado 21 de diciembre, el corresponsal de The Guardian en Bruselas, Leigh Phillips, informaba de que la Comisión Europea, por boca del comisario de Justicia Viviane Reding, negaba la petición de los ministros de Asuntos Exteriores de Lituania, Letonia, Bulgaria, Hungría, Rumania y la República Checa que solicitaba que los crímenes comunistas "debían ser tratados de acuerdo con los mismos estándares" que los de "los regímenes nazis".

Este doble estándar, esta verdadera apología del cinismo, deriva directamente de la hegemonía intelectual y cultural de la izquierda, que dicta quién es y quién no es aceptable. Esa misma hegemonía que ha impuesto, por ejemplo, su lenguaje y su ideología "de género" a los próceres mediáticos de la carcundia nacional, como el ABC, La Razón o Telemadrid que califican de "violencia machista" con la misma soltura interesada que El País o Público.

Lógicamente, la respuesta de la comisario Viviane Reding es de lo más esperable. Porque si fuera enteramente coherente, muchos de los que hoy día pretenden imponer a toda la sociedad sus estándares mentales y morales, debieran primero ajustar cuentas con su pasado. A lo mejor, como sucede con algún que otro dirigente "contra la Intolerancia", hace 20 o 30 años, esos personajes estaban llamando a la "guerra revolucionaria", a la "lucha armada", a la "sociedad sin clases" y haciendo la vista gorda ante los campos de prisioneros de Siberia.

Así que nadie se crea demasiado toda esa fraseología sobre el "odio", la "convivencia", la "intolerancia" y otras palabrejas reiteradas por incorruptibles "Robespierres" de pacotilla. En realidad todo eso no es si no la última actualización de una "Stasi" renovada y adaptada a los tiempos.​


- La ley del silencio - ESD

La homilía de Reig Plá no ha gustado a homosexuales, "promiscuos sexuales" de diverso pelaje y a la izquierda en general, pese a que, por más que lo leo, no hay en todo su sermón una sola palabra de condena; más bien de compasión por el sufrimiento ajeno. Tampoco ha gustado al reaccionarismo cultural del PP y del catalanismo, como se ha evidenciado en su retirada del Consejo de RTVE, para no votar las sandeces propuestas por el representante de UGT, creo. Pero no hay en el sermón de Reig Plá una sola palabra que se aparte de lo que cabría esperar de un obispo coherente. Él está evidentemente en su papel.

Para quedar bien ante el poder, entonces, no hay nada más que indignarse por lo que dice el obispo. Inmediatamente, queda uno aceptado por el gran rebaño de los sumisos a lo políticamente correcto; esto es, a la censura de la izquierda que la derecha asume.

Lo malo es que esto es solo la punta del "iceberg". Porque no solo hay que callar ante los homosexuales, que de su histórico repudio han pasado a convertirse en inquisidores permanentes. Tampoco puede preguntarse si el "feminismo" es o no un embuste interesado en el mero poder represor; si Franco tuvo pros y contras o si los crímenes que se le imputan los cometieron otros en grado mayor aún, si el camino iniciado por nuestro país es –o era- el mejor de los posibles, si la televisión y los medios en general están para ejercer la libertad de expresión o la libertad de represión, si los partidos políticos se construyen de abajo a arriba o de arriba abajo; si la democracia existe porque todos lo dicen o simplemente todos dicen que hay democracia; si la familia está o no legalmente perseguida; si los liberales son el nuevo "soviet" o qué se yo cuantas cosas más.​


- ¿Qué es lo políticamente correcto? - ESD

Cuando hace unos meses un soldado musulmán en el ejército norteamericano mató a 13 soldados, un conjunto de oficiales expresó su temor, no respecto del fanatismo de algunos musulmanes, sino por la posible amenaza que el estupor general representaba para la "diversidad" y el "multiculturalismo". ¿Sorprendente? En absoluto. En nuestro país, Fernando Ferrín Calamita, el juez de Familia de Murcia que "demoró" la adopción de un niño por dos lesbianas, fué condenado por el Tribunal Supremo a la pena de doce meses de multa y diez años de inhabilitación para ejercer como juez por un delito de "prevaricación". Tanto en la actitud del conjunto de oficiales del ejército de EEUU como en la sentencia del Tribunal Supremo español subyace la defensa encarnizada de dos ideas esenciales para lo "políticamente correcto": en el primer caso se trata del tótem de la "diversidad", en el segundo caso se trata de la lucha contra la "homofobia".


Pero ¿qué es lo "políticamente correcto"? He aquí la respuesta: la defensa policíaca y represora que la izquierda hace del marxismo cultural. Este es uno de los grandes secretos de la sociología moderna. Toda la tramoya de la "emancipación", las "libertades" y la "democracia" no es sino la defensa del marxismo cultural y sus subproductos degenerados mediante el potencial coercitivo del Estado. Los orígenes de esta policía del pensamiento se retrotraen, no a los años 60, como creen algunos, sino al período anterior a la Primera Guerra Mundial, cuando la teoría marxista predecía que la ruptura de las hostilidades en Europa conllevaría la insurrección de la clase trabajadora mundial y el derrocamiento del capitalismo, para dar paso a la "sociedad sin clases". Pero cuando comenzó el conflicto esto no sucedió así y los teóricos marxistas -que ya contaban en su haber con la justificación de actos de terrorismo sangriento a sus espaldas- empezaron a pensar qué es lo que había pasado.

Así las cosas, dos colosos del marxismo -que no de la filosofía- Antonio Gramsci en Italia y Georg Lukacs en Hungría, llegaron independientemente a la conclusión de que el valladar fundamental era la matriz cristiana, que constituía el andamiaje religioso, cultural, social e ideológico de todo el Occidente. En consecuencia la religión cristiana y la cultura occidental debían ser destruidos en beneficio de la "lucha de clases" que finalmente "emanciparía" a los trabajadores.

Los marxistas han sido corruptos, asesinos y gentuza de toda laya pero una cosa no podrá jamás recriminárseles y esto es no haber sido siempre consecuentes. Por eso cuando Georg Lukacs alcanzó el cargo de subcomisario de Cultura bajo el sanguinario mandato de Bela Kuhn en Hungría en 1919 una de sus primeras medidas consistió en imponer en los colegios la "educación sexual" o más bien una especie de educación de tipo zoológico-hedonista, con el fin de destruir la moral tradicional sexual. Kuhn sabía sobradamente que la sustitución de una moral por otra sería un paso de gigante hacia la demolición del sistema cultural occidental en vigor, con todas sus luces y sombras, un sistema que había protegido al hombre europeo de la debacle durante casi dos mil años.

Lukacs se convirtió en uno de los buques insignia del pensamiento marxista de la Universidad de Frankfurt en Alemania y, en consecuencia, del Instituto de Investigaciones Sociales creado en esa universidad en 1923 y que se haría famoso en todo el mundo bajo el nombre de "Escuela de Frankfurt". Cuando Max Horkheimer se hizo cargo de la "Escuela" en 1930, asumió la ciclópea tarea que Lukacs había pergeñado; es decir, traducir el marxismo económico a términos culturales. En esta misión histórica sería secundado por poderosos cerebros como Theodor Adorno, Eric Fromm, Wilhelm Reich o Herbert Marcuse. Su marxismo no era el marxismo soviético y posiblemente todos hubieran sido ejecutados por "desviacionistas" en la URSS, siguiendo la conocida tradición caníbal de los comunistas de todo el planeta, pero era marxismo al fin y al cabo.

Para lograr tan ambicioso objetivo era necesario ir un paso más allá del marxismo estándar, algo que se consiguió merced a la hibridación de la teoría marxista con las veleidades de Sigmund Freud. Así las cosas, Freud -un literato genial cuyas teorías ni curaron jamás a nadie ni contaron con base experimental alguna- proporcionó el siguiente peldaño hacia tan glorioso objetivo: igual que el capitalismo mantenía a todos en un estado de opresión económica, la cultura occidental mantenía a todos bajo una represión psicológica, dado que el hombre es básicamente un ser sexual. Esa represión podía combatirse condicionando -la idea de "condicionamiento" se haría repentinamente muy importante- la propia psique humana. Por ejemplo, si se quiere normalizar la homosexualidad, basta con someter a la población a un programa de TV tras otro y a una película tras otra en la que los homosexuales salgan como gente comprensiva, tolerante etc, es decir, gente unívocamente "buena" y los críticos aparezcan como el paradigma de todos los males. ¿Les suena? Esta estrategia tiene la "ventaja" de que anula el pensamiento crítico y convierte a los sujetos -meras "unidades experimentales"- en una masa histérica y acrítica.

En 1933 la Escuela se fue con la música a otra parte, concretamente dejaron Alemania y se marcharon a Nueva York, donde produjeron su herramienta más deletérea y funesta: la "teoría crítica", según la cual resultaba imperioso someter a una crítica despiadada cada uno de los valores de la tradición occidental, sin ofrecer nada a cambio, empezando por la misma idea de familia. Produjeron ríos de tinta en estudios sobre los "prejuicios" hasta llegar a la obra con la que Theodor Adorno sentenció que todo defensor de los valores tradicionales era un "fascista" mentalmente enfermo: la personalidad autoritaria. Según este esquema ideológico, cualquiera que se resista a la "teoría crítica" y sus consecuencias debe ser "recondicionado" para que deponga su actitud y muestre sumisión.

Durante los años 50 y 60 Herbert Marcuse tradujo las ideas abstrusas de la "Escuela de Frankfurt" a manuales más divulgativos del tipo de Eros y civilización, de modo que inyectaron en el baby-boom de los años 60 todo el marxismo cultural de la "Escuela" hasta el punto de que ahora se ha convertido en la ideología dominante en varias generaciones. Y esto es lo que hoy conocemos como "corrección política".

Bajo este esquema forzosamente simplista dada la extensión de este texto– es muy fácil comprender lo que hoy sucede. Los autores de libros que niegan el Holocausto dan con sus huesos en la cárcel pero que la Real Academia de la Lengua Española anuncie que incluirá el adjetivo de "totalitario" en la definición de "comunismo" despierta las iras del Partido Comunista que amenaza con "movilizaciones". Al parecer, la lucha contra el totalitarismo solo combate el totalitarismo de un signo. Ideas como el "multiculturalismo" y la "diversidad" justifican que la izquierda defienda al Islam invasor en Occidente pese a que el Islam daría buena cuenta del totum revolutum de "porreros", "ocupas", "gays", "lesbianas", terroristas amateur, progresistas y "libertarios" que componen la izquierda mundial; ello se debe a que las vanguardias de lo "políticamente correcto" se alían con quien quiera que sea si éste se dedica a minar los fundamentos de la civilización occidental. Como se sabe, los enemigos de mi enemigo son mis amigos.

Ahora el juez Fernando Ferrín Calamita [el artículo es del 2009] ha caído víctima de un Tribunal inconscientemente influenciado por la dictadura ideológica del momento. Y que nadie diga que el Tribunal Supremo se ha limitado a aplicar leyes que garantizan derechos. No existe una sola evidencia que diga que criar niños por dos madres y ningún padre es beneficioso para el niño. Obrar en defensa del menor es un requerimiento no solamente legal, ya que las leyes se hacen para las personas y no al revés, sino de simple decencia humana y honestidad intelectual. Por ello el juez Ferrín Calamita estaba en la obligación de justificar una decisión que podía -y nos tememos que lo hará- acarrear graves consecuencias para la vida de un menor.



¿Qué hacer entonces? Pues dudar de todo lo que nos digan y sobre todo resistir. Cuanto más énfasis pongan en hacernos creer algo aparentemente obvio deberemos precisamente por eso dudar más aún e investigar en fuentes alternativas. En el fondo no son más que unos grandes fracasados que se valen de la coacción para aplicar sus brumosas teorías, desde el feminismo fanático hasta la "educación para la ciudadanía".

Solo existe una cosa más letal que ese nihilismo camuflado de doctrina "emancipatoria" y es el supuesto antídoto liberal, que ha usurpado el pensamiento tradicional occidental y que hoy participa de una estrategia de neutralización de todas las fuerzas sanas que aún mantienen en pié esta sociedad. Vincular la defensa de Occidente a los esquemas liberales ha conducido a las fuerzas sanas del pueblo a una sucesión de fracasos a la que no parece verse fin. Desalojarlos de esa posición hegemónica y suplantadora -que ejerce un poder casi hipnótico- es una de las tareas de la presente generación. Pero eso es ya tema de otro artículo.​

Y unos textos de la Free Congress Foundation, donde se detalla esta cuestión en lo que respecta a Estados Unidos (PDFs cliqueando los enlaces):

Political Correctness: A Short History of an Ideology

- Introducción y Capítulo 1

- Capítulo II: Las raíces históricas de la "corrección política". La corrección política pretende imponer una uniformidad de pensamiento y comportamiento en todos los estadounidenses y es, por tanto, de carácter totalitario. Sus raíces se encuentran en una versión del marxismo que busca invertir radicalmente los valores tradicionales con el fin de transformar la sociedad.

- Capítulo III: La corrección política en la educación superior. La libertad de expresar y discutir ideas -un principio que ha sido la piedra angular de la educación superior desde la época de Sócrates - se está erosionando a un ritmo alarmante en los campus universitarios.

- Capítulo IV: La corrección política: Deconstrucción y Literatura. La literatura es, si no el indicador cultural más importante, al menos, un punto de referencia indicativo del nivel de civilización de una sociedad. Ventana cultural que no escapa a la corrección política.

- Capítulo V: El feminismo radical y la corrección política La ideología feminista es quizás el aspecto de la corrección política que mas afecta a la vida americana de hoy. El feminismo, así como el resto de la corrección política, está basado en el marxismo cultural. Si bien la historia del feminismo en América se remonta sesenta años atrás, su florecimiento en las últimas décadas se ha entretejido con la revolución contracultural llevada a cabo por los marxistas culturales.

- Capítulo VI: Lecturas sobre la Escuela de Frankfurt Este es el sexto y último capítulo de la Free Congress Foundation sobre la corrección política, o - para llamarlo por su verdadero nombre - sobre el marxismo cultural. Se trata de un corto ensayo bibliográfico destinado, no como un recurso exhaustivo para los estudiosos, sino como una guía para los ciudadanos interesados ​​que quierangy aprender más acerca de la ideología que se ha apoderando de América.​
Los enlaces del anterior spoiler están en inglés, pero los textos también pueden leerse en español en este blog argentino (traducción regular):

Corrección política: breve historia de una ideología
 
Última edición:

Hippiedeplaya

Madmaxista
Desde
31 May 2013
Mensajes
17.763
Zanx
22.458
Muy interesante el post, sobre todo muy útil la imagen del monstruo con 6 cabezas, es la que me ha permitido entenderlo mejor.

Sobre los negros españoles no creo que se trate de usarlos como ariete contra la población autóctona española sino simplemente de dar a conocer su historia porque la realidad es que Guinea fue provincia española, hablan español perfectamente y muchos españoles ni siquiera conocen su historia ligada a España.

O sea que esas "señas de identidad foráneas" en realidad no son extranjeras sino españolas de otra época, la colonial. Otra cosa distinta es que no se sepa gestionar mentalmente la idea de un pasado colonial o esclavista como lo han tenido todas las potencias europeas.

Si España no es popular a algunos españoles no es por estos temas sino, en primer lugar, por la corrupción de la Corona, los partidos que se reparten privilegios, la estructura política caciquil y enchufista en las comunidades y municipios, el desempleo, etc.
 

Bur Buja

Baneado
Desde
6 Feb 2013
Mensajes
1.374
Zanx
3.139
Muy interesante el post, sobre todo muy útil la imagen del monstruo con 6 cabezas, es la que me ha permitido entenderlo mejor.
La clave está en discernir que los distintos lobbys o grupos de presión están relacionados entre sí aunque aparentemente sean independientes unos de otros, lo que los interrelaciona es su fuente matríz.

Entre los subconjuntos existen incluso jerarquías de prioridad en el tratamiento de la información en los medios, llegándose a producir escenas bastante peculiares cuando en alguna noticia de sucesos entran en conflicto el lobby feminista y el lobby multicultural, por ejemplo. Pero como sus diferencias son de cartón, tras las bambalinas "todo queda en casa".

Respecto al guineano, ¿te has leído la entrevista? ¿realmente consideras que simplemente se limita a "dar a conocer su historia", sin más? No hace sino soltar una retahíla de mitos y leyendas antiespañolas afirmándose en el supremacismo pro-negro, no veo casi nada salvable en dicha entrevista.
 

mazuste

Será en Octubre
Desde
20 Feb 2008
Mensajes
28.751
Zanx
63.386
Y, esta tonteria de hilo, ¿qué significa exactamente?

"a raja tabla" es lo que hay que dar a algunos mendrugos iletrados, para que dejen de tomar el pelo al personal.
¡Menuda banda!
 

Charo Dildez

Baneado
Desde
14 Ago 2013
Mensajes
127
Zanx
58
Miren, lo que es lo políticamente correcto, ahora y siempre, ha sido el ir a misa los domingos, comulgar del cura casposo y hacerlo en la postura del misionero con la luz apagada y , por supuesto el obrero subyugado por el patrón.

Hoy en día asistimos aun maravilloso espctáculo multicolor que trae por la calle de la amrgura a los neo fachas.

Aprended de Adela, el baluarte de los derechos democráticos en Cuba:

 

Hippiedeplaya

Madmaxista
Desde
31 May 2013
Mensajes
17.763
Zanx
22.458
Respecto al guineano, ¿te has leído la entrevista? ¿realmente consideras que simplemente se limita a "dar a conocer su historia", sin más? No hace sino soltar una retahíla de mitos y leyendas antiespañolas afirmándose en el supremacismo pro-negro, no veo casi nada salvable en dicha entrevista.
Si, bueno desde el titular es un poco absurdo porque la memoria es individual, parece empapado de la filosofía zapaterina.

Saca trapos sucios históricos que son verdad pero no dice nada del postcolonialismo que es peor, la financiación de la cooperación para premiar a dictadores que colaboran con Europa.

Pero si es español y vive aquí tiene que sumarse a la Nación no solo atacarla como hace en el artículo, que incluso llama Tío Tom a Fran T y el Chojin por que hacían un programa de rap en Radio 3. Les pide ni más ni menos que se pongan a hacer el Black Power en España. Le veo en busca de su escaño para representar a su minoría racial, por eso enfatiza el discurso en la política.
 

Hippiedeplaya

Madmaxista
Desde
31 May 2013
Mensajes
17.763
Zanx
22.458
Lo mejor del hilo está en los spoilers.

Se me ocurre que destruir el pensamiento occidental tradicional no ha sido difícil dado que la Iglesia siempre se ha aliado con los poderosos para joder al pueblo y ha ido reajustando su posición teórica mientras la ciencia le ha ido dejando en evidencia, o sea que se ha adaptado pero torpemente.

Esto quizá le puso fáciles las cosas a los marxistas y a los freudianos de la publicidad aliada con el consumismo de siglo XX, pues el pueblo estaba predispuesto a un cambio de costumbres.

Sobre Gramsci recuerdo en la universidad las palizas que nos daban los profesores de sociología y la gente o pasaba del tema o se lo aprendían como loros, una de dos.
 
Última edición:

LoQueNoCuentan

Madmaxista
Desde
15 Abr 2012
Mensajes
25.086
Zanx
18.362
-Individualismo
-Egoísmo
-Feminismo
-Homosexualidad
-Transexualidad
-Basura tecnológica
-Multicosmopolita
-Vicios materialistas
-Alcohol, drogas, sexo
-Consumismo
-Competencia
-Productividad
-Aparentar, tener imagen
-Creerse de clase media siendo de clase obrera
-Votar PPSOE o a los nacionalistas
-A favor de lo privado como sagrado
-El crecimiento económico por delante del de la población
-La ciencia como única verdad
-Ateísmo como dogma

Diría que de derechas económicamente y socialmente de izquierdas, más lo 1º que lo 2º. Por eso creo que no les gustaría algo así como un socialismo nacional o nacional-bolchevismo. Ya ni te cuento si surgen algunos que no creen ni en el Estado ni en el Mercado Privado.
 
Última edición:

ajrf

Madmaxista
Desde
1 Ago 2012
Mensajes
13.351
Zanx
11.068
Ubicación
La Nueva York De La Mancha
Y, esta tonteria de hilo, ¿qué significa exactamente?

"a raja tabla" es lo que hay que dar a algunos mendrugos iletrados, para que dejen de tomar el pelo al personal.
¡Menuda banda!
Pues que la progresía se ha caracterizado por ser la perrita de los grandes capitales, desprestigiando a la izquierda, tal y como ocurre con la derecha.
 

Bur Buja

Baneado
Desde
6 Feb 2013
Mensajes
1.374
Zanx
3.139
Diría que de derechas económicamente y socialmente de izquierdas, más lo 1º que lo 2º. Por eso creo que no les gustaría algo así como un socialismo nacional o nacional-bolchevismo. Ya ni te cuento si surgen algunos que no creen ni en el Estado ni en el Mercado Privado.
Lo que tiene el Estado es que se puede usar por y para el pueblo que lo ha conformado o se puede usar contra el pueblo (sobre todo si quien lo maneja son gobiernos de ocupación como los actuales, que sirven a intereses extranjeros).

Toda forma de organización social, del tipo que sea, debe tener algo de socialismo, y si se trata de gobernar una nación, de nacionalismo. La individualidad como unidad independiente del resto de la sociedad es una entelequia, por eso el anarquismo y el liberalismo individualista, que en esto van de la mano (de ahí la tontería esa del anarcocapitalismo) jamás podrán llevar las riendas de un país sin entrar en una contradicción uróbora.

Y rizando el rizo, todo "socialismo nacional" (o nacionalismo) que se precie debería ser suprahumanista, en contraposición al igualitarismo de la mayoría de ideologías post-ilustración. O en su defecto ser un igualitarismo nacional (algo que aplicado a la sanidad por ejemplo, vendría muy bien, quitándole la coletilla de "universal"). En todo caso, lo universal, lo global, lo internacional, lo mundializador, es la proclama del poder actual.
 

LoQueNoCuentan

Madmaxista
Desde
15 Abr 2012
Mensajes
25.086
Zanx
18.362
Lo que tiene el Estado es que se puede usar por y para el pueblo que lo ha conformado o se puede usar contra el pueblo (sobre todo si quien lo maneja son gobiernos de ocupación como los actuales, que sirven a intereses extranjeros).

Toda forma de organización social, del tipo que sea, debe tener algo de socialismo, y si se trata de gobernar una nación, de nacionalismo. La individualidad como unidad independiente del resto de la sociedad es una entelequia, por eso el anarquismo y el liberalismo individualista, que en esto van de la mano (de ahí la tontería esa del anarcocapitalismo) jamás podrán llevar las riendas de un país sin entrar en una contradicción uróbora.

Y rizando el rizo, todo "socialismo nacional" (o nacionalismo) que se precie debería ser suprahumanista, en contraposición al igualitarismo de la mayoría de ideologías post-ilustración. O en su defecto ser un igualitarismo nacional (algo que aplicado a la sanidad por ejemplo, vendría muy bien, quitándole la coletilla de "universal"). En todo caso, lo universal, lo global, lo internacional, lo mundializador, es la proclama del poder actual.
ejemplos históricos de eso por favor.

No me compare el anarquismo con el liberalismo por favor, no hay nada más diferente.

Lo universal también han sido las religiones, no todo orden social mundial que busque unificar tiene que ser del poder. En el fondo soñamos con una familia humana sin fronteras sin ser esclava de la economía privada pero de ahí a eso falta mucho.

¿A qué se refiere con suprahumanista y al igualitarismo? Lo noto quizás en defensa del NS.
 
Última edición:

Sevillan0

Himbersor
Desde
12 May 2014
Mensajes
1.428
Zanx
2.527
Muy interesante y acertado el hilo.

Para entender este tema hay que ver los intereses de la élite judía (globalista, imperialista, totalitaria) detrás de los buenismos de lo políticamente correcto con lo que nos tiraniza en la sombra a trabes de sus cabezas visibles que son nuestros políticos, massmierdas, ongs, iglesias.

 

Turismundo

Madmaxista
Desde
14 Abr 2014
Mensajes
1.211
Zanx
3.821
¿Podéis resubir la imagen del monstruo? Me pica la curiosidad
 

Bur Buja

Baneado
Desde
6 Feb 2013
Mensajes
1.374
Zanx
3.139
¿Podéis resubir la imagen del monstruo? Me pica la curiosidad
Hecho (mas vale tarde que nunca)



Como se puede apreciar en la imagen, la bestia tiene varias cabezas. Las ramas y sub-ramas están conectadas al mismo cuerpo, puesto que la fuerza que las impulsa es la misma (mundialismo o globalismo, para entendernos).

Una cabeza de hydra vuelve a crecer si se corta individualmente. Es un circuito que se retroalimenta, recuperando por un lado lo que pueda perder por otro. De ahí la inutilidad de oponerse solamente a una o dos ramas mientras se apoya cualquiera de las demás o se ignora el peligro que éstas suponen.

Por ejemplo, es tontería ser contrario al feminismo sin serlo igualmente del inmigracionismo, o al revés, es baladí oponerse al multiculturalismo si luego se apoya o se ignora todo lo referente a la ideología de género o al homosexualismo.

También hay quienes se oponen a todo lo anterior pero luego son anti-religiosos o atacan los valores tradicionales, con lo que se seguiría redundando en el error, en el juego propuesto por el sistema para dividir y enfrentar internamente a la población.

Estas ideologías son usadas como disolvente social y forman parte del mismo conjunto. El cuerpo sostiene todas las cabezas, para que éste tenga mayores dificultades en regenerarlas es necesario oponerse al pack completo.