Mi primera vez en una sauna

sabroson

Cuñado nija
Desde
25 Dic 2018
Mensajes
112
Reputación
73
Un día como otro cualquiera me puse a buscar sexo por Grindr y Wapo pero como de costumbre no encontré nada que me atrajera, de este modo entre en la web donde tenía un perfil -sin fotos, por supuesto- pero no tenía ningún mensaje ni nadie me respondió a los que envié, esto de ocultarse no es efectivo. Pero entonces vi un anuncio de una sauna, nunca había estado en ninguna, así que entre en la Web, vi que si tenías menos de 30años la entrada ese día era reducida (Tengo 18 años recién cumplidos)… me calenté, me calenté tanto, que salí decidido a follar.
Ya estaba frente a la puerta, estaba muy nervioso, lo reconozco. Pero entré una vez dentro fui a los vestuarios, donde me desnudé y me puse el pareo a la cintura y la toalla al cuello.
Estaba cachondísimo, y andaba sin saber que hacer ni dónde ir, así que me di un jacuzzi para relajarme. Me daba vergüenza, estaba empalmado y la gente me miraba… aunque bueno, a eso había ido allí.
Decidí sentarme en la zona del bar, donde no había nadie. Al poco llegó un hombre, debería rondar los 35. Era guapo, 1,85 m aprox. torso fibrado y moreno. Me sonreía. Se acercó a mí, y me miró fijamente.
– ¿qué haces aquí solo?
– estoy cortado, vine decidido y parece que no…
En ese momento me empezó a acariciar la pierna, entre el pareo.
Le agarré la mano y le dije:
– Es que… es mi primera vez aquí..
Entonces sonrió.
– Eso lo arreglamos ahora mismo
Y me besó.
Me cogió de la mano y me llevó a una cabina que donde estábamos solos y parecía que nadie nos molestaría. Comenzó chupándomela, y recuerdo que me costaba resistir esa sensación de su lengua y sus labios pasando por mi capullo, mientras con sus dedos masajeaba mi ano. Recuerdo que después llegó el momento de mamársela yo. Era un rabo recto, largo y grueso, pasaría de los 20 cm. Me metí el capullo entero en mi boca y jugué con el y mi lengua. Me fui poniendo más y más cachondo, chupando más y más, con más saliva, más adentro, entera toda de mi boca. Estaba muy cachondo, tanto que no me había dado cuenta de que dos de sus húmedos dedos estaban dentro de mi culo ya. Me gustaba.
De repente sacó su polla de mi boca y se tumbó boca arriba. Me dijo que subiera encima de él. Así lo hice.
Enseguida apoyó su capullo en mi culo. Estaba todo muy húmedo. Lo restregó un poco pero enseguida comenzó a apretar. Estaba nervioso pero a la vez tranquilo, sabía que al estar encima podía controla el ritmo… o eso pensaba yo. Porque de repente, sin que me lo esperara apretó y su rabo de deslizó dentro. Aunque me levanté un poco, no fue lo suficiente, y dolió, dolió bastante. Gemí. Pero me dijo que me estuviera quieto, que aguantara unos segundos, levantaba su culo y entraba y salía sin parar, estaba disfrutando, tenía mi polla durísima.
Al poco me la sacó. Me dijo que me tumbara boca arriba, y así lo hice. Entonces levantó mis piernas y las puso sobre sus hombros. Apuntó con su polla a mi culo en entro del golpe. Esta vez sí que llegaba al fondo y lo notaba. Me dolía cuando llegaba al final, aunque también sentía placer. Entraba y salía, y comenzó a pajearme.
– Me voy a correr – le dije -.
– A eso has venido, ¿no? – me dijo mientras seguía pajeándome con su mano llena de saliva mientras continuaba follándome.
Comencé a gemir, y el también, cada vez más, y más, hasta que noté como me iba fue muy diferente a cualquier otra corrida.
Me dio un beso y me dijo que iba a buscar papel para limpiarnos. Esperé unos 5 minutos y no volvió.
Pero me dio igual, había conseguido lo que yo quería también y desde este entonces han sido muchos los buenos momentos vividos en la Sauna.
 

Hamijazo Lex

Jinete del pacocalipsis
Desde
9 Jul 2019
Mensajes
3.321
Reputación
12.914
SIDRA del burbujero, sidrosa en el foro entero. De venta en saunas y cuartos oscuros.
 

LuisMiguelQuie

Forocochero
Desde
12 Ago 2019
Mensajes
1.218
Reputación
491
Un día como otro cualquiera me puse a buscar sexo por Grindr y Wapo pero como de costumbre no encontré nada que me atrajera, de este modo entre en la web donde tenía un perfil -sin fotos, por supuesto- pero no tenía ningún mensaje ni nadie me respondió a los que envié, esto de ocultarse no es efectivo. Pero entonces vi un anuncio de una sauna, nunca había estado en ninguna, así que entre en la Web, vi que si tenías menos de 30años la entrada ese día era reducida (Tengo 18 años recién cumplidos)… me calenté, me calenté tanto, que salí decidido a follar.
Ya estaba frente a la puerta, estaba muy nervioso, lo reconozco. Pero entré una vez dentro fui a los vestuarios, donde me desnudé y me puse el pareo a la cintura y la toalla al cuello.
Estaba cachondísimo, y andaba sin saber que hacer ni dónde ir, así que me di un jacuzzi para relajarme. Me daba vergüenza, estaba empalmado y la gente me miraba… aunque bueno, a eso había ido allí.
Decidí sentarme en la zona del bar, donde no había nadie. Al poco llegó un hombre, debería rondar los 35. Era guapo, 1,85 m aprox. torso fibrado y moreno. Me sonreía. Se acercó a mí, y me miró fijamente.
– ¿qué haces aquí solo?
– estoy cortado, vine decidido y parece que no…
En ese momento me empezó a acariciar la pierna, entre el pareo.
Le agarré la mano y le dije:
– Es que… es mi primera vez aquí..
Entonces sonrió.
– Eso lo arreglamos ahora mismo
Y me besó.
Me cogió de la mano y me llevó a una cabina que donde estábamos solos y parecía que nadie nos molestaría. Comenzó chupándomela, y recuerdo que me costaba resistir esa sensación de su lengua y sus labios pasando por mi capullo, mientras con sus dedos masajeaba mi ano. Recuerdo que después llegó el momento de mamársela yo. Era un rabo recto, largo y grueso, pasaría de los 20 cm. Me metí el capullo entero en mi boca y jugué con el y mi lengua. Me fui poniendo más y más cachondo, chupando más y más, con más saliva, más adentro, entera toda de mi boca. Estaba muy cachondo, tanto que no me había dado cuenta de que dos de sus húmedos dedos estaban dentro de mi culo ya. Me gustaba.
De repente sacó su polla de mi boca y se tumbó boca arriba. Me dijo que subiera encima de él. Así lo hice.
Enseguida apoyó su capullo en mi culo. Estaba todo muy húmedo. Lo restregó un poco pero enseguida comenzó a apretar. Estaba nervioso pero a la vez tranquilo, sabía que al estar encima podía controla el ritmo… o eso pensaba yo. Porque de repente, sin que me lo esperara apretó y su rabo de deslizó dentro. Aunque me levanté un poco, no fue lo suficiente, y dolió, dolió bastante. Gemí. Pero me dijo que me estuviera quieto, que aguantara unos segundos, levantaba su culo y entraba y salía sin parar, estaba disfrutando, tenía mi polla durísima.
Al poco me la sacó. Me dijo que me tumbara boca arriba, y así lo hice. Entonces levantó mis piernas y las puso sobre sus hombros. Apuntó con su polla a mi culo en entro del golpe. Esta vez sí que llegaba al fondo y lo notaba. Me dolía cuando llegaba al final, aunque también sentía placer. Entraba y salía, y comenzó a pajearme.
– Me voy a correr – le dije -.
– A eso has venido, ¿no? – me dijo mientras seguía pajeándome con su mano llena de saliva mientras continuaba follándome.
Comencé a gemir, y el también, cada vez más, y más, hasta que noté como me iba fue muy diferente a cualquier otra corrida.
Me dio un beso y me dijo que iba a buscar papel para limpiarnos. Esperé unos 5 minutos y no volvió.
Pero me dio igual, había conseguido lo que yo quería también y desde este entonces han sido muchos los buenos momentos vividos en la Sauna.
a ti te gusta que en vez de que te salga la mierda te entre, no? jaja que asco macho
 

Suprimo

Sirviente de Pazuzu
Desde
5 Oct 2008
Mensajes
19.543
Reputación
23.378
A la historia le faltan aliens
 

Cuqui

Huelebragas
Desde
24 Abr 2012
Mensajes
10.897
Reputación
14.281
Lugar
Zaragoza
Es una prueba, si os lo habeis leido entero ya sabeis: os gustan las saunas.
 
  Es duro pedir pero más duro es robar
Por favor, permite que se muestren anuncios en burbuja.info y contribuirás a su supervivencia.