Brote verde: Las terrazas y el comercio seguirán cerrados en Madrid y Barcelona: "La crisis económica será más dura que la sanitaria"

Cruzado

Madmaxista
Registrado
16 Oct 2011
Mensajes
1.122
Puntuación de reacción
4.484
Las terrazas y el comercio seguirán cerrados en Madrid y Barcelona: ''La crisis económica será más dura que la sanitaria''

Golpe para los propietarios de las terrazas y los comercios en la Comunidad de Madrid. Si como todo indica, el Gobierno se decanta finalmente por rechazar el pase de esta comunidad autónoma a la Fase 1 a partir del próximo lunes, ninguno de ellos podrá abrir. Actualmente, está permitido la apertura de los restaurantes solo para el servicio de distribución a domicilio y los comercios únicamente pueden abrir con cita previa.

Para las empresas las consecuencias pueden ser demoledoras si se tiene en cuenta que, además, de Madrid la Generalitat de Cataluña ha solicitado que Barcelona tampoco entre en la Fase 1. Hay que tener en cuenta, por ejemplo, que para las grandes cadenas de restauración las dos grandes urbes españolas representan una gran parte de su volumen de negocio.

La situación del comercio es muy parecida. En Madrid, aunque desde el día 4 el pequeño comercio podía empezar a abrir sus puertas con cita previa y atención individualizada son muy pocos los que realmente lo han hecho. Según los cálculos de la Confederación Española del Comercio (CEC), que agrupa a pequeñas y medianas empresas, solo han abierto sus puertas en esta última semana dos de cada diez locales. El porcentaje es algo mayor, sin embargo, en las tiendas de estética y peluquería, donde casi la mitad sí que han abierto sus instalaciones.


Eduardo Zamácola, presidente de la patronal textil Acotex, asegura que "tras dos meses con los comercios cerrados y ante la posibilidad de que muchas provincias no pasen a la fase 1, es fundamental que empezemos a reaccionar y se reactive el comercio porque sino la crisis económica va a ser mucho más grave que la sanitaria". Zamácola pide "pasar a la fase 1 lo antes posible".

Hay que tener en cuenta, además, que si se retrasa la fase 1 se pone en peligro también, lógicamente, la entrada en la segunda, en la que iba a estar permitida la apertura de las grandes superficies comerciales, de más de 400 metros cuadrados. Anged, la patronal de empresas como El Corte Inglés, Ikea, Leroy Merlin o Media Markt, había advertido ya que el retraso en la apertura de estos establecimientos -inicialmente estaba prevista también para el lunes si no estaban ubicados en centros comerciales- pone en riesgo un total de 5.000 puestos de trabajo.


Desde la asociación de hosteleros de Madrid, su director Juan José Blardony señala que "la situación es dramática para muchas empresas" y advierte de "la incertidumbre existente por el hecho de que aún no sepamos si podemos abrir y cómo". No obstante, señala también que "aunque reclamamos libertad para poder abrir, entendemos también que es muy importante no dar un paso atrás y hay que ser responsables si los índices de seguridad sanitaria no son los adecuados".

Problemas de liquidez

Tanto la hostelería como el pequeño comercio están sufriendo graves problemas de liquidez y las principales organizaciones empresariales han advertido ya de que habrá una oleada de cierres y despidos, teniendo en cuenta por ejemplo que los préstamos avalados por el ICO no están llegando. "Son un auténtico calvario, lo que necesitamos son créditos blandos como se están facilitando en Francia o bajadas del IVA como ha hecho Alemania con sus bares y restaurantes", aseguraba hace unos días José Luis Yzuel, el presidente de Hostelería de España.

Misas y entierros
Más allá de la hostelería y el comercio, el hecho de que Madrid no pueda entrar finalmente el lunes en la Fase 1 tiene muchas más implicaciones. Desde la semana que viene, las zonas del país que sí que logren avanzar en la fase de la desescalada podrán por ejemplo abrir los lugares de culto religioso, aunque solo con un tercio del aforo. Además se permitirán velatorios o entierros, aunque de forma limitada.

Reuniones


Otra de las principales novedades de la Fase 1, para la que Madrid y Barcelona tendrán por ahora que esperar, es el permiso para reunirse hasta diez personas, sin que tengan que ser necesariamente familiares o convivir bajo el mismo techo, pudiendo así quedar también con amigos, aunque manteniendo siempre la distancia de seguridad de dos metros.


Respecto al transporte, se sigue primando el vehículo particular, aunque solo podrán viajar el conductor y un pasajero en los asientos de atrás, y en vehículos de nueve plazas, dos por fila de asientos si llevan mascarilla.