Crisis: Las mayores transferencias de riqueza se producen en los cambios en el sistema monetario. Y el próximo está cerca.

Bernaldo

Madmaxista
Desde
10 Jul 2014
Mensajes
25.379
Reputación
26.848
Los bancos centrales están a la carrera por sacar un nuevo formato de medio de pago digital que, en palabras de China, supone un nuevo campo de batalla en el que las potencias lucharán por imponer su hegemonía mundial ya que su uso pretende traspasar fronteras suponiendo un desafío para la gobernabilidad monetaria por parte de los bancos centrales.

Supone un cambio de paradigma monetario en el que los emisores de los nuevo medio de pago digitales tienen que ofrecer un valor añadido a su token para atraer usuarios. Ese valor añadido, en mi opinión, es precisamente hacer del nuevo token una reserva de valor mejor que las divisas actuales.

Cómo hacerlo? La opción más sencilla es hacer un token redimible en oro tal y como parece que hará China por lo que publica en su prensa oficial.
China ha tomado ya la iniciativa con el asunto y en Europa siguen por la senda... a ver qué planean estos morenos.
 

Crisógono

Himbersor
Desde
30 Mar 2020
Mensajes
158
Reputación
541
Lugar
Cabo de Palos
La piedra filosofal... y el mayor colapso de la historia.


En la Edad Media era usual escuchar historias sobre las propiedades de una sustancia fantástica llamada piedra filosofal, entre cuyas propiedades se encontraba la de transmutar el plomo en oro y plata.

La posesión de semejante sustancia aseguraba al poseedor riquezas infinitas (también curaba todas las enfermedades y proporcionaba la vida eterna, para completar el pack) a cambio de ir gastando pequeñas cantidades de ese elemento maravilloso.

Con el paso de los años, la evolución científico-técnica ha mejorado las cualidades de la piedra filosofal y hoy día hemos conseguido tener riqueza infinita sin coste alguno, mediante una máquina llamada impresora de los Bancos Centrales. Al principio, la máquina emitía papelitos de colores que al ser entregados a los agraciados (bancos, gobiernos) se convertían en dinero de uso corriente.
Con el paso del tiempo se mejoró el sistema y solo con un clik en un ordenador, aparece un apunte contable electrónico, que se transforma en dinero sin tener necesidad de imprimir grandes cantidades de papel.
Con este nuevo sistema hemos dejado atrás las propiedades de la piedra filosofal y replicado en un orden superior, el milagro de los panes y los peces.

Estas propiedades asignadas a los Bancos Centrales han conseguido diseñar un sistema financiero complejo, donde todo el mercado ha perdido la identidad que supuso su creación. El intercambio de bienes y servicios tenía sentido, si la oferta y la demanda proporcionaban precios reales a los productos que en el mercado se ofertaban. Y no solo eso, existían una serie de reglas basadas en el binomio rentabilidad-riesgo, por las cuales, cualquier mercader (trader, banquero, comerciante, empresario) podía establecer un precio correcto, simplemente asociando las reglas básicas de la oferta y la demanda con el riesgo y la rentabilidad de cada operación.

Este sistema, sin la piedra filosofal de los BC, funcionó durante mucho tiempo, porque todos los intercambios se pagaban en un dinero real. Aunque fueran papelitos de colores, eran intercambiables por un respaldo, que no podía ser fabricado de la nada.
Todo cambió en 1971, tras el final de los acuerdos de Bretton Woods y la operación Nixón, por la cual, el dólar, moneda de reserva mundial, no podía ser cambiado por su respaldo en oro.

A partir de entonces, los BC encabezados por la FED, se arrogaban de la propiedad de crear dinero en exclusiva, como si la piedra filosofal de la Edad Media reapareciera en pleno siglo XX.

Al principio, se usaba con criterio, sin pretender exceder la riqueza real, generada por el propio crecimiento económico. Con el paso del tiempo, todo sistema incurre en desviaciones, que deben ser cubiertas para asegurar un buen funcionamiento.
Observar la pérdida del poder adquisitivo del dólar con respecto al oro, para darnos cuenta como se diluye la moneda, cuando abusamos de la impresora. Desde 1971, el dólar tiende a cero con respecto al oro.




Naturalmente, el planeta y sus diversas naciones forman un ente muy complejo y es imposible evitar todos los desajustes. Primero son pequeños, pero a medida que el crecimiento se extiende, la complejidad aumenta y nuevas formas de intercambios son creadas. Para tapar todas las desigualdades, es obligado generar más y más dinero. Cuando la cantidad de dinero y deudas excede el crecimiento natural, comienza un proceso de aceleración de la emisión de dinero, que lleva la curva de creación de dinero a una figura exponencial, cuyo final se advierte a medida que la curva pasa de exponencial a asintótica.

En la fase final, todo el mercado es artificial. Cualquier problema es cubierto aplicando la moderna piedra filosofal y creando ingentes cantidades de dinero para cubrir las ineficiencias, siguiendo el modelo explicado a continuación.
Si hay una crisis económica, generamos dinero para salvar la quiebra de los bancos. En la siguiente crisis hay que salvar las empresas y extendemos los cheques que sean necesarios. Luego son los estados los que necesitan financiación y los BC deben crear más dinero, además de bajar los tipos de interés al mínimo, para permitir aumentar los márgenes de cada presupuesto, reduciendo al mínimo los gastos financieros. Como eso no es suficiente hay que salvar las empresas porque la caída de las ventas no permite pagar sus deudas. En una increíble pirueta, también los BC compran los bonos corporativos, atajando dos problemas al mismo tiempo. Por un lado facilitan financiación, que en un mercado natural sería complicado de obtener por empresas con mala situación financiera y por otro lado, se conceden préstamos a un interés ridículo, para que las empresas puedan sobrevivir sin pagar intereses.
Esta economía zombi, artificial, y consumidora de recursos, continua durante un tiempo, haciendo crecer el contrato de la deuda, porque la población confía ciegamente en las autoridades. Tiene tal fe ciega, que asume sin pestañear la existencia de algo imposible, como son los tipos de interés negativos.
Por ejemplo en USA, el número de compañías zombis se ha disparado.




Es difícil de explicar y todavía más complicado entender que cuanta más deuda tiene un estado o una empresa, más fácil resulta conseguir un préstamo y si los ingresos de ese estado se hunden, ¿Cómo es posible que no solo obtenga dinero, sino que además cobre por recibirlo?.

Una vez se ha llegado a esta situación es evidente que no hay vuelta atrás y nadie va a sustituir a los BC en su misión de sostener la financiación de un sistema zombi. El proceso cogerá velocidad y en un momento determinado descarrilará, cuando la confianza en esta nueva piedra filosofal se desvanezca.
La forma de acabar con este sistema es la llegada de la inflación que impide crear más dinero, bajo la amenaza de acelerar la inflación y que el individuo sea consciente que los precios de hoy son más bajos que los de mañana, momento en el que se desprende del dinero para cambiarlo por activos. Cuando este proceso se generaliza da lugar a la hiperinflación y el final del sistema.

En estos momentos tenemos una pandemia que sigue creciendo. El incremento de los casos se ha acelerado y amenaza con una nueva paralización económica, que también romperá las cadenas de distribución, generando escasez y aumento de precios.

El número de casos estaba estable en torno a 300.000 casos diarios durante los meses de verano en el hemisferio norte. Con la llegada de los primeros días fríos, el incremento esta siendo criminal.





Continua aquí: La piedra filosofal... y el mayor colapso de la historia.
 

Spielzeug

Madmaxista
Desde
9 Nov 2009
Mensajes
5.554
Reputación
32.052
Cuando la cantidad de dinero y deudas excede el crecimiento natural, comienza un proceso de aceleración de la emisión de dinero, que lleva la curva de creación de dinero a una figura exponencial, cuyo final se advierte a medida que la curva pasa de exponencial a asintótica.
Ya estamos en esa aceleración exponencial de creación de masa monetaria. Le quedaba poco y el "virus" lo ha acelerado:

gs5f91fdc98d3aa.png


La línea exponencial es la M1, la que se hunde este año representa el PIB. Las reglas del juego monetario surgido en 1971 conducen inevitablemente a un colapso del sistema ya que la creación de dinero tiene que ser exponencial para mantenerse estable.

Este hecho, conocido en las altas esferas desde hace décadas, ha sido obviado a la ciudadanía que ha sido sometida a vivir en una realidad paralela en la que la gran mayoría cree que el "dinero de verdad" es un papel o byte que unos señores crean a voluntad y los gobiernos lo reparten alegremente.

La población ha sido sistemáticamente engañada sobre la realidad del dinero y del inevitable colapso al que está abocado el sistema actual. De hecho, la mayoría cree que se abandonó el patrón oro porque amenazaba con hacer colapsar la economía y que no va a volver ya que la sociedad "moderna" requiere de un dinero "moderno" no de "reliquias bárbaras". El golpe de realidad cuando colapse el sistema monetario o sea sustituido por otro va a ser impresionante. Menos mal que la élite tiene un "virus" al que echar la culpa del empobrecimiento masivo por la transferencia de riqueza que traerá el fin del sistema monetario actual...

La población ha sido engañada y vive en una realidad monetaria paralela inconsciente del inevitable colapso que le espera pero las élites llevan décadas jugando con las reglas del sistema actual mientras se preparaban para el "monetary end game".

TODAS las potencias tienen una estrategia nacional respecto al oro. En el caso de China, contempla el oro como un recurso con una importancia al nivel de la energía y el petróleo. Tiene una sección del ejército dedicada en exclusiva a la prospección de minas de oro y su transporte que ha conseguido que China sea el mayor productor de oro a nivel mundial. Además va comprando minas por todo el mundo para abastecer el SGE, el mayor mercado a nivel de oro físico... Y dijo el año pasado que se volvía inevitablemente al patrón oro.

Aquí, en occidente andan a la carrera para sacar nuevos formatos digitales para competir con el que va a lanzar China. Y mientras lo sacan tienen que gestionar un colapso económico y social de proporciones gigantescas ante una población infantilizada a base de haber sido engañada sobre la realidad del "dinero" con el que se ha construido una sociedad que ha perdido el contacto con la realidad y necesita dosis cada vez mayores de terror mediático para ser controlada.

Vaya panorama nos espera...
 

emos_sio_engañás

Himbersor
Desde
19 Jun 2020
Mensajes
3.113
Reputación
935
El factor valor moneda "pollo" ha subido, no menos 1 €, desde que ha entrado en escena un pollo literalmente más amarilllo. ¿Digo alguna inconveniencia?