La misión de encontrar pareja en Tinder si eres mujer y tienes más de 30

gromenauer

Madmaxista
Registrado
10 Jun 2012
Mensajes
1.785
Puntuación de reacción
2.477
Qué cojones tienen

Tinder es como un puticlub gratis para las mujeres (mejor que eso, porque no solo no pagan sino que se llevan alguna cena, viajecito o tarde de cañas gratis).

No tienen que hacer nada, todo el esfuerzo lo hacen los hombres, principalmente los betillas, que son además los que pagan por usar esa app, y luego también suelen pagar en la primera cita para que vean que no son roñosos y tal.

Y todo eso para que el 80% de ellos solo hagan que perder horas y horas y horas para prácticamente nada, mientras ellas sin ningún esfuerzo van rotando alfas con la esperanza de que esta vez sí, ese tipo por el que suspiran también todas las demás le va a elegir a ella para siempre.
Yo a la semana lo desinstalé. Me sentia gilipoyas del tiempo que perdia. Total, para que tuviera algun match, hacer el esfuerzo de decir argo y suden de mi cara.

Mas asco me dió la mayoria de perfiles que se podian englobar en varios tipos: La wuenorra que pone el instagram (lo que busca es followers), la follaperros, la adicta al gym y la pijipi. Sumale, el puto postureo, repetido hasta la saciedad: mogollon con la foto haciendo escalada y el selfie haciendo morritos.

Se lo dije a mas de uno que me lo recomendaron: Vais a perder el tiempo como imbéciles, para lo que vais a obtener. Con suerte, algun folleteo de vez en cuando. Lo peor, a mas de uno le ha ocurrido estar conversando con alguien durante semanas, todo fluye, hay buen rollo, y vistas a quedar. Se va perdiendo el interés porque ya no se llega a nada, pero han pasado 4 semanas con conversaciones a diario. Pero algunos ahí siguen con la ilusión.

Curiosamente, encuentro que la mayoria que me han hablado de las bondades de Tinder, no lo han utilizado nunca y tienen pareja desde hace años. Debe ser en base sus neuras o que conocen al típico tipo que si le funciona, o que es un Paco-cuñao exagerador de gestas.
 

Alucarda

Himbersor
Registrado
15 Feb 2020
Mensajes
390
Puntuación de reacción
975
Curiosamente, encuentro que la mayoria que me han hablado de las bondades de Tinder, no lo han utilizado nunca y tienen pareja desde hace años. Debe ser en base sus neuras o que conocen al típico tipo que si le funciona, o que es un Paco-cuñao exagerador de gestas.
Eso es para darte ánimos y que no les des la murga con tus dramas de patético solterón incasable
 

grom

Madmaxista
Registrado
7 Abr 2008
Mensajes
3.666
Puntuación de reacción
10.992
Testimonios y expertos nos cuentan por qué oyes constantemente que se forman parejas por internet, pero tú no lo consigues


Estas navidades se ha vuelto a abrir la caja de Pandora. Sentados frente a los canapés y los langostinos, la prima por parte de madre ha vuelto a recordarle a la sobrina soltera que está soltera; a decirle que para cuándo un novio, un marido, un bebé. Y ella, que lleva más de dos años en busca de esa arca perdida, porque a sus 35 ya le apetece volver a tener pareja y ser madre, casi se transforma en langostino para ser ingerida por el abuelo y así desaparecer de la celebración familiar.

Lo que no sabe la prima por parte de madre es que la sobrina soltera lleva tanto tiempo metida en Tinder y alguna otra aplicación que ya ni recuerda. Y nada. Un intercambio estéril de mensajes en el chat privado, quizá un café, o dos, o más. Alguna cena con final especial (o ni siquiera especial). Igual cuatro citas en un mes, una a la semana. Y nada más. Porque su match (así se dice cuando dos personas se han dado me gusta mútuamente), más allá de la foto, dejaba mucho que desear. O porque fue él quien desapareció sin dejar rastro… A punto de tirar la toalla ha estado un montón de veces.

De vez en cuando, una amiga le cuenta (a la mujer soltera) que estuvo en la boda de Fulanito y Menganita, que se conocieron por Tinder. Y ella no se lo acaba de creer

Ella se ha preguntado qué estará haciendo mal, o si la culpa es de esas aplicaciones, porque la gente solo está en ellas para un “aquí te pillo, aquí te mato”, porque quizás fomentan el ir de flor en flor ad infinitum. El caso es que, de vez en cuando, alguna amiga le cuenta que el otro día estuvo en la boda de Fulanito y Menganita, que se conocieron por Tinder. Y, sinceramente, no se lo acaba de creer. Pero si mira las cifras publicadas por Tinder y por el portal recopilatorio de estadísticas, DMR, resulta que cada semana, hay más de un millón y medio de citas gracias a esta app, 26 millones de matches al día entre los 50 millones de usuarios de más de 190 países. Eso son más de 20 billones de coincidencias en sus siete años de existencia. Por edades, casi el 70 % de usuarios están alrededor de la treintena.

Y más. El el 54 % son solteros. Se supone que el 46 % restante, no es que no lo sea ahora, sino que no lo ha sido en algún momento de su vida. Aunque es verdad que, según la misma app, el 12 % está en una relación, y esto, más allá de lo desconcertante para una persona monógama como ella, merece un reportaje aparte. La sobrina soltera mira más allá de su propia experiencia y ve que, de todas sus amistades, no hay nadie que haya encontrado pareja estable por internet.


“Es muy fácil buscar y seleccionar en Tinder, nos volvemos eficientes; otra cosa es que nos lo planteemos como una relación estable.”

Marta (32) lleva como tres años de app en app y solo ha sacado amigos con derecho a roce. Silvia (41) ha estado entrando y saliendo intermitentemente de Tinder durante más de cinco años. Las entradas eran después de un tiempo sola; las salidas, tras encontrar a algún “perla que le hacía aborrecer las relaciones, el amor, las aplicaciones para encontrar pareja…”. La relación más larga le duró a Silvia siete meses. “Me doy con un canto en los dientes si yo duro eso”, piensa la sobrina.
Por cierto, que Silvia ha decidido ser madre soltera y ahora no está en Tinder, pero según le dijo hace poco, no descarta volver a entrar en un futuro, “porque Tinder es como la calle, conoces a mucha gente, la mayoría no te gustará o no le gustarás; con la mayoría no llegarás a nada, pero por probabilidades, alguien, algún día, aparecerá. Pero Tinder tiene que ser solo un complemento de la vida real. Al final, la forma de comenzar las relaciones ahí dentro, donde que solo hay dos personas solas, aisladas de un círculo de amigos, de algo en común, no es muy natural; es, como mínimo, raro”.

A lo mejor es eso, cuestión de probabilidades. Pero la sobrina espera que no sean las mismas que las de ganar la lotería. Como dijo Ovidio, “Mucho amor germina en la casualidad; tened siempre dispuesto el anzuelo, y en el sitio que menos lo esperáis encontraréis pesca.”

De hecho, ahora se acuerda de algo. Una amiga le contó que un amigo, Dani (39 entonces), que llevaba mil años en estas apps, conoció a Sonia (39 entonces) gracias a Tinder. Sonia se apuntó tras una ruptura muy dolorosa, aconsejada por una amiga. Solo tuvo dos matches anteriores a Dani, que acabaron en nada. Con Dani empezaron a quedar de vez en cuando y ahora ya llevan cuatro años juntos. Cuando el lector deslice su dedo por estas líneas, probablemente Marc, fruto de esta unión, ya habrá venido al mundo.

Marc, a punto de nacer, con Ares. Sus futuros padres, Sonia y Dani, se conocieron en Tinde


Según tus exigencias, te costará más o menos que la persona seleccionada en ese amplio catálogo pueda convertirse en pareja. Amplio, no olvidemos este adjetivo

“Ten en cuenta que el círculo de contactos a partir de los 30 no deja de estrecharse: nuestras amistades comienzan a emparejarse, a tener hijos, salimos menos, el entorno laboral es quizá nuestro único círculo social frecuente… Solo hay que rascar un rato, hasta que aparece lo que vale la pena, como en las rebajas”, le dijo Dani a su amiga. Quizá Dani tenga razón y la sobrina acabe encontrando unos bonitos pantalones entre todo el montón de ropa.

¿Idiotizados por Tinder?

Pero resulta que otra cosa es que te lo plantees como una relación de pareja con futuro. “Y es que, según tus exigencias, te costará más o menos que la persona seleccionada en el amplio catálogo que se te ofrece pueda convertirse en pareja. Amplio, no olvidemos este adjetivo. Y además, también le has de encajar tú”. Ante esta oferta, que siempre es mejorable, como todo en esta vida, ¿por qué plantarse en vez de seguir conociendo a gente? Sin duda, “esta dificultad para el compromiso, para el “aquí me planto”, es un problema general de los individuos contemporáneos que la red solo ha hecho que multiplicar”. Y al parecer nos puede acabar idiotizando, como piensa otra experta en la materia, la socióloga y escritora Eva Illouz.

“Ahora sí que tiro la toalla”, piensa la sobrina. Pero las fiestas navideñas por fin han acabado y estamos en rebajas. Quizás salga a ver si encuentra algo decente. Y luego ya, si eso, se borra de Tinder

RESUMEN : La culpa de la soltería de las mujeres es nuestra, de los hombres, para variar.
Pobres imbeciles.
Sus madres no les han contado que les resulta atractivo a los hombres a la hora de formar pareja estable: belleza, juventud, y pocas parejas sexuales.

Una de 35 a dia de hoy, es un desecho.
Lo unico menos deseable que una de 35 es una de 35 que sea madre soltera.
 
Última edición:

Hermericus

Madmaxista
Registrado
16 Nov 2014
Mensajes
29.356
Puntuación de reacción
60.473
Ubicación
En lo alto de un carballo
Los hombres españoles son mucho peores que las mujeres.

Las feminazis son un bajo porcentaje, pero los hombres subnormales y malos . son un porron.
 

Black Jack

Himbersor
Registrado
30 Sep 2017
Mensajes
2.360
Puntuación de reacción
5.486
Testimonios y expertos nos cuentan por qué oyes constantemente que se forman parejas por internet, pero tú no lo consigues


Estas navidades se ha vuelto a abrir la caja de Pandora. Sentados frente a los canapés y los langostinos, la prima por parte de madre ha vuelto a recordarle a la sobrina soltera que está soltera; a decirle que para cuándo un novio, un marido, un bebé. Y ella, que lleva más de dos años en busca de esa arca perdida, porque a sus 35 ya le apetece volver a tener pareja y ser madre, casi se transforma en langostino para ser ingerida por el abuelo y así desaparecer de la celebración familiar.

Lo que no sabe la prima por parte de madre es que la sobrina soltera lleva tanto tiempo metida en Tinder y alguna otra aplicación que ya ni recuerda. Y nada. Un intercambio estéril de mensajes en el chat privado, quizá un café, o dos, o más. Alguna cena con final especial (o ni siquiera especial). Igual cuatro citas en un mes, una a la semana. Y nada más. Porque su match (así se dice cuando dos personas se han dado me gusta mútuamente), más allá de la foto, dejaba mucho que desear. O porque fue él quien desapareció sin dejar rastro… A punto de tirar la toalla ha estado un montón de veces.

De vez en cuando, una amiga le cuenta (a la mujer soltera) que estuvo en la boda de Fulanito y Menganita, que se conocieron por Tinder. Y ella no se lo acaba de creer

Ella se ha preguntado qué estará haciendo mal, o si la culpa es de esas aplicaciones, porque la gente solo está en ellas para un “aquí te pillo, aquí te mato”, porque quizás fomentan el ir de flor en flor ad infinitum. El caso es que, de vez en cuando, alguna amiga le cuenta que el otro día estuvo en la boda de Fulanito y Menganita, que se conocieron por Tinder. Y, sinceramente, no se lo acaba de creer. Pero si mira las cifras publicadas por Tinder y por el portal recopilatorio de estadísticas, DMR, resulta que cada semana, hay más de un millón y medio de citas gracias a esta app, 26 millones de matches al día entre los 50 millones de usuarios de más de 190 países. Eso son más de 20 billones de coincidencias en sus siete años de existencia. Por edades, casi el 70 % de usuarios están alrededor de la treintena.

Y más. El el 54 % son solteros. Se supone que el 46 % restante, no es que no lo sea ahora, sino que no lo ha sido en algún momento de su vida. Aunque es verdad que, según la misma app, el 12 % está en una relación, y esto, más allá de lo desconcertante para una persona monógama como ella, merece un reportaje aparte. La sobrina soltera mira más allá de su propia experiencia y ve que, de todas sus amistades, no hay nadie que haya encontrado pareja estable por internet.


“Es muy fácil buscar y seleccionar en Tinder, nos volvemos eficientes; otra cosa es que nos lo planteemos como una relación estable.”

Marta (32) lleva como tres años de app en app y solo ha sacado amigos con derecho a roce. Silvia (41) ha estado entrando y saliendo intermitentemente de Tinder durante más de cinco años. Las entradas eran después de un tiempo sola; las salidas, tras encontrar a algún “perla que le hacía aborrecer las relaciones, el amor, las aplicaciones para encontrar pareja…”. La relación más larga le duró a Silvia siete meses. “Me doy con un canto en los dientes si yo duro eso”, piensa la sobrina.
Por cierto, que Silvia ha decidido ser madre soltera y ahora no está en Tinder, pero según le dijo hace poco, no descarta volver a entrar en un futuro, “porque Tinder es como la calle, conoces a mucha gente, la mayoría no te gustará o no le gustarás; con la mayoría no llegarás a nada, pero por probabilidades, alguien, algún día, aparecerá. Pero Tinder tiene que ser solo un complemento de la vida real. Al final, la forma de comenzar las relaciones ahí dentro, donde que solo hay dos personas solas, aisladas de un círculo de amigos, de algo en común, no es muy natural; es, como mínimo, raro”.

A lo mejor es eso, cuestión de probabilidades. Pero la sobrina espera que no sean las mismas que las de ganar la lotería. Como dijo Ovidio, “Mucho amor germina en la casualidad; tened siempre dispuesto el anzuelo, y en el sitio que menos lo esperáis encontraréis pesca.”

De hecho, ahora se acuerda de algo. Una amiga le contó que un amigo, Dani (39 entonces), que llevaba mil años en estas apps, conoció a Sonia (39 entonces) gracias a Tinder. Sonia se apuntó tras una ruptura muy dolorosa, aconsejada por una amiga. Solo tuvo dos matches anteriores a Dani, que acabaron en nada. Con Dani empezaron a quedar de vez en cuando y ahora ya llevan cuatro años juntos. Cuando el lector deslice su dedo por estas líneas, probablemente Marc, fruto de esta unión, ya habrá venido al mundo.

Marc, a punto de nacer, con Ares. Sus futuros padres, Sonia y Dani, se conocieron en Tinde


Según tus exigencias, te costará más o menos que la persona seleccionada en ese amplio catálogo pueda convertirse en pareja. Amplio, no olvidemos este adjetivo

“Ten en cuenta que el círculo de contactos a partir de los 30 no deja de estrecharse: nuestras amistades comienzan a emparejarse, a tener hijos, salimos menos, el entorno laboral es quizá nuestro único círculo social frecuente… Solo hay que rascar un rato, hasta que aparece lo que vale la pena, como en las rebajas”, le dijo Dani a su amiga. Quizá Dani tenga razón y la sobrina acabe encontrando unos bonitos pantalones entre todo el montón de ropa.

¿Idiotizados por Tinder?

Pero resulta que otra cosa es que te lo plantees como una relación de pareja con futuro. “Y es que, según tus exigencias, te costará más o menos que la persona seleccionada en el amplio catálogo que se te ofrece pueda convertirse en pareja. Amplio, no olvidemos este adjetivo. Y además, también le has de encajar tú”. Ante esta oferta, que siempre es mejorable, como todo en esta vida, ¿por qué plantarse en vez de seguir conociendo a gente? Sin duda, “esta dificultad para el compromiso, para el “aquí me planto”, es un problema general de los individuos contemporáneos que la red solo ha hecho que multiplicar”. Y al parecer nos puede acabar idiotizando, como piensa otra experta en la materia, la socióloga y escritora Eva Illouz.

“Ahora sí que tiro la toalla”, piensa la sobrina. Pero las fiestas navideñas por fin han acabado y estamos en rebajas. Quizás salga a ver si encuentra algo decente. Y luego ya, si eso, se borra de Tinder

RESUMEN : La culpa de la soltería de las mujeres es nuestra, de los hombres, para variar.
Qué va hombre, si justo está reconociendo que el problema es que como tienen opciones, nunca están contentas ni se conforman con uno, que siempre creen que llegará otro mejor. O sea, que el problema no es de los tíos sino de las tías y su inconformismo.
 

Ricardo1980

Madmaxista
Registrado
17 Feb 2009
Mensajes
4.261
Puntuación de reacción
8.757
Tranquilas chicas, que para todas hay un hombre alto, guapo, con pelazo, mazadito, inteligente, generoso, romántico, comprensivo, apasionado, fiel, sincero, ocurrente, divertido, nada celoso, sensible, con un buen trabajo, amante de los animales, viajero, y, sobre todo, que os hará reir.

Pero para todas y cada una, eh? debe haber por ahí uno con todo eso buscándote. Porque todas sois muy muy especiales.
esos se van con las de 20 y un rato nada de aguantar a una loca de 35 o 40.
 

Chortina de Humo

Himbersor
Registrado
28 Mar 2020
Mensajes
2.195
Puntuación de reacción
6.495
El problema es la infantilizacion de la sociedad, se nos hace creer en la eterna adolescencia, hasta los 30-40, y es justo cuando se es joven (de verdad, 18-25...) cuando es mas sano emparejarse, sin lastres ni pasados mal digeridos, te pillas por alguien porque compartes todo de nuevas y eso crea vinculos, es curioso que la unica gente que sigue a dia de hoy casada, con crios y se conocieron de jovenes es la de los pueblos, que se conocieron en un ambiente mas reducido y no habia mucho mas para elegir roto2pero crearon vinculos por vivir cosas de nuevas, ambos
 
Última edición:

Knabenschiessen

Madmaxista
Registrado
28 Ene 2016
Mensajes
2.701
Puntuación de reacción
11.118
No se que demonios hacéis con carruseleras Españolas en Tinder.

Mirar esta noticia del tabloide inglés daily mail. Encuesta entre 10.000 mujeres de todo el mundo. Los hombres Españoles son los mejores amantes a nivel MUNDIAL.

We're not the worst lovers in the world. Not quite...

Es como en el tema de la búsqueda de trabajo, después del COVID salir a otros países. El nivel de aprecio del lomo embuchado ibérico en el extranjero es altísimo. Olvidar la bigotuda paticorta nacional de 35 con el chocho dado de si de rabos negros y moros y apretaos una Danesa, Estonia o Checa de 20 o 25 años.

Las Españolas sistemáticamente estan las últimas a nivel Europeo en cuanto a físico y belleza. En todas las encuestas.

Ya lo he comentado aquí varias veces. Algo curioso, un par de mis ex de otros países me han preguntado que hacemos tíos guapos y buenos amantes como los Españoles con cancros como las Españolas. Preferí abstenerme de responder porque no era mi caso y por supuesto porque no puedo decir que muchos de los compatriotas son unos betazos con las mujeres.
 

damnit

Mierdapaquismo Ilustrado
Registrado
12 Sep 2008
Mensajes
19.773
Puntuación de reacción
44.470
Venía a suscribir esto punto por punto.

El exceso de oferta, para un mercado en el que el consumidor (la mujer en este caso) no sabe ni ha sabido nunca lo que quiere, no se lo pone más fácil, sino de hecho todo lo contrario.

Y luego está el sempiterno porqueyolovalguismo que a costa de esperar al caballero andante a lomos de un corcel blanco se les pasa la vida hasta la menopausia.

Lo dicho, ser una infantil y una inmadura tiene consecuencias, lamentarse ya no vale de nada.

PD- yo me hinché con tinder, pero estoy fuera de españa y además hacía MFH indiscriminados (hasta que dí con 1 entre 1000)