⚡ Hilo oficial del golpe de Estado de Puigdemont vol LII: "Se viene la sentencia"

Desde
14 Feb 2020
Mensajes
466
Reputación
1.401
2021_07_04 - Puigdemont vs Junqueras - Ni física, ni química - Màrius Carol - La Vanguardia

Les une su independentismo, pero pocas cosas más. No hay química, ni física. La relación entre Carles Puigdemont y Oriol Junqueras ha sido inexistente durante los últimos tres años y nueve meses. Es una cuestión que todo el mundo conoce en el universo soberanista, pero de la que apenas se habla. Seguramente porque sus capitanes saben que en las arenas movedizas del secesionismo resulta mejor no meterse, no sea caso que la carrera acabe desapareciendo bajo las marismas de la política. Pero el miércoles, ambos líderes se verán las caras en Waterloo, mostrarán una sonrisa congelada y harán una declaración de unidad para no desmoralizar a la tropa. La procesión irá por dentro.

Ni siquiera este encuentro ha sido fácil de organizar. La idea inicial de ERC era que ambos dirigentes se vieran las caras el martes en el Parlamento de Estrasburgo, donde hay pleno de la Cámara, pero JxC ha conseguido que al día siguiente se produzca una reunión formal en Waterloo y la foto de rigor en el chalet de Puigdemont, bautizado pomposamente como la Casa de la República. Será interesante conocer la letra y la música del encuentro. Lo que se proclama en público y lo que se piensa en privado. Sobre todo porque republicanos y neoconvergentes mantienen posturas divergentes sobre el diálogo con el Gobierno. Y además porque ERC quiere ocupar el espacio político de sus socios a la vez que rivales. Es aquello que decía el ministro Pío Cabanillas en la transición: todos al suelo que vienen los nuestros.

Puigdemont y Junqueras volverán a verse las caras el miércoles en Waterloo

Las divergencias entre Puigdemont y Junqueras han tenido poco eco en los medios afines al independentismo, pero ni el uno ni el otro han sido discretos, En su libro M’explico. De la investidura a l’exili , el expresidente se despacha a gusto acerca de la figura de Junqueras, sobre todo por su papel en los días previos al 27-O, que acabaron con la declaración secesionista en el Parlament. Pero en declaraciones posteriores, el líder de ERC ha hecho afirmaciones sobre el exilio que han puesto igualmente de los nervios al expresident. Será interesante ver hasta dónde llega la emotividad (y el sentido común) el miércoles en aquellas tierras donde fue cruelmente derrotado Napoleón por el duque de Wellington.
 

Carles Lòpes

Baneat
Desde
16 Jun 2018
Mensajes
2.560
Reputación
2.844
Desde
14 Feb 2020
Mensajes
466
Reputación
1.401
07/07/2021 - El Govern debería priorizar constituir una mesa de diálogo útil para los ciudadanos más que una mesa justa para la causa independentista- Fèlix Riera - La Vanguardia

Tras los indultos, la mesa de diálogo entre el Govern de la Generalitat y el Gobierno español debe dar respuesta a la siguiente cuestión, antes de volver a ponerse en marcha, centrada en clarificar si es una mesa para seguir atrapados en el procés o, por el contrario, es una mesa de diálogo para superarlo. El Gobierno ha establecido que la mesa de diálogo ha de servir para poner en marcha “la agenda para el reencuentro” y el Govern la utiliza para tratar asuntos como el referéndum de autodeterminación o la amnistía de todos los condenados. Son dos objetivos distintos. La mesa de diálogo puede convertirse en una mesa de silencios incómodos e improductivos. La Generalitat propone mantener vivo el procés a través de la mesa de diálogo con la colaboración del Gobierno; y este plantea un esquema de logros concretos, como la mejora del sistema de financiación, desjudicializar la vida política y desbloquear competencias.

Si bien la propuesta del Gobierno tiene mayor consenso en la sociedad catalana, la propuesta planteada desde la Generalitat vuelve a incidir en exigir una serie de peticiones políticas que el Gobierno no puede conceder. Veremos si con la mesa de diálogo será posible volver a gestionar las instituciones desde el compromiso y la responsabilidad política.

La mesa de diálogo puede convertirse en una mesa de silencios incómodos.

La responsabilidad política es una exigencia cada vez más demanda por los ciudadanos que han visto como el ejercicio del poder en Catalunya y España ha estado basado en el bloqueo político. La responsabilidad política incide en el hecho de que los políticos deben rendir cuentas y asumir el compromiso y consecuencias de las acciones que realizan ante los ciudadanos. El Govern debería priorizar constituir una mesa de diálogo útil para los ciudadanos más que una mesa justa para la causa independentista. La responsabilidad política supone asumir que no es posible el fracaso de la mesa de diálogo, pues supondría un nuevo acto de insolvencia política.
 
  • Zanx
Reacciones: ppd
Desde
22 Jun 2021
Mensajes
12
Reputación
11
Jajajaja cómo mola hacer una mesa de diálogo para hablar de un problema, y no hablar del problema, 100mil votos más indepes, gracias Españolazos
 
Desde
22 Jun 2021
Mensajes
12
Reputación
11
A mí me la suda los políticos de este país como el Sánchez El casado, el subnormal del Abascal los indepes y su puta madre, lo que si me preocupa es la democracia y la justicia, y por la unidad del país se pisotea todo y todo está justificado, y después pasa lo que pasa...pero nada seguimos en el minuto 2..
Llega usted casi 4 años tarde. Esas expresiones son al menos prereferéndum fake 1-O, ahora ya sabemos esas bravatas en lo que quedan.
 

Sr Julian

Madmaxista
Desde
18 Oct 2013
Mensajes
10.149
Reputación
18.146
Jajajaja cómo mola hacer una mesa de diálogo para hablar de un problema, y no hablar del problema, 100mil votos más indepes, gracias Españolazos
Y ya vamos por los 100millones de lazis o más.
Hoy me he tirado un peo y he creado diez lazis.

En las últimas elecciones catalanas Vox saco diputado hasta en Gerona.
 
Desde
14 Feb 2020
Mensajes
466
Reputación
1.401
18/07/21 - Los jóvenes pasan del Procés - Cristian Reino - Barcelona

El respaldo a la independencia de Cataluña cae 20 puntos en cuatro años entre los chicos de 18 a 24 años.

El secesionismo catalán intentó hacer cima en octubre de 2017. Celebró un referéndum ilegal, según el Tribunal Constitucional, y proclamó la república, pero Cataluña no se convirtió en un Estado independiente. Los líderes del 'procés' acabaron en prisión o huyeron a Waterloo (Bélgica). La decepción por el objetivo no cumplido se refleja ahora en las encuestas, sobre todo entre los más jóvenes: el apoyo a la independencia ha caído 20 puntos desde el 1-O hasta la actualidad entre los que tienen entre 18 y 24 años.

Estas cifras se desprenden del barómetro de opinión que el Instituto de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma de Barcelona realiza anualmente. En 2017, los jóvenes de 18 a 24 años, ante la pregunta de qué prefiere que sea Cataluña un Estado independiente o una parte de España, el 56% se decantaba por la secesión y el 35% por la permanencia.

En 2021, cuatro años despUniversidad Autónoma de Barcelonaués, los porcentajes se invierten y el 36% apuesta por la separación y el 52% por que Cataluña se mantenga como parte del Estado español. Una caída de 20 puntos que no se da en el conjunto de la población catalana. En 2017, el 44% prefería la independencia frente al 49% que no la deseaba, y ahora aumenta la distancia con un 38-53%.


Gabriel Colomé, profesor de Ciencia Política en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), habla de «desencanto» por parte de los jóvenes. No cree que el 'procés' se haya pasado de moda para ellos, pero sí que han dejado de ser el puntal que sustentaba el movimiento, junto a los grupos de más de 65 años. «Los jóvenes eran el ariete del independentismo», asegura.

Las grandes manifestaciones entre 2012 y 2017, sostiene, estaban integradas por gente muy joven y gente mayor. Pero a su juicio, a partir de octubre de 2017 empieza el «desencanto», cuando el mundo independentista comprueba que el «camino hacia la utopía» lleva a la «derrota». Los jóvenes empiezan a bajarse del barco independentista. Primero porque ven que la arcadia feliz que les habían prometido se aleja, según Colomé, y en segundo lugar por el impacto de la pandemia.

«Hablamos de una generación que ha sufrido la crisis y luego la pandemia», afirma Colomé, que fue director del CEO (el CIS catalán) durante el tripartito. Para la primera crisis, la económica, señala, el 'procés' actuó de válvula de escape, pero la pandemia ha supuesto a su entender un choque de realismo para los jóvenes.

Esos 20 puntos de caída del apoyo a la independencia se reflejaron en las pasadas elecciones catalanas (en las que el independentismo revalidó la mayoría absoluta) con el aumento de la abstención. En 600.000 personas en el caso de los partidos secesionistas y de 750.000, en el de las formaciones constitucionalistas.

Si los jóvenes soberanistas que se quedaron en casa el 14-F de 2021 podrían cambiar su voto en el futuro es toda una incógnita. «Normalmente la gente, antes de cambiar de voto, se abstiene», afirma el profesor Colomé. Pero en el caso de los jóvenes de hoy en día, señala que tienen unos comportamientos electorales «totalmente diferentes» a los de generaciones anteriores.

«Se sienten engañados»
Anthony Sànchez preside la entidad Joves Junts, que está en conversaciones para integrarse en la formación de Carles Puigdemont. No le sorprenden las cifras de la encuesta, pues admite que los jóvenes independentistas están «decepcionados» con los dirigentes nacionalistas. «No hicieron lo que prometieron», afirma.

«Decían que lo tenían todo preparado para la independencia, pero no llegaron hasta el final», argumenta. El sentimiento de «frustración» cree que es grande entre los de su generación. Esta encuesta, asegura Sànchez, debería «alarmar a nuestros dirigentes». En su entorno, admite, ya hay chicos que se han desenganchado de la independencia. «Se sienten engañados por los políticos», reconoce.

Yeray Mellado preside la entidad juvenil S' ha Acabat, de carácter constitucionalista. Considera que es normal que los jóvenes se rebelen, pues a su entender el 'procés' solo ha provocado «más pobreza, fuga de empresas y división en la sociedad».

«Son muchos años y la gente se quema», señala. Mellado recibe las cifras con optimismo, si bien admite que el constitucionalismo no ofrece un proyecto alternativo que movilice a los jóvenes. Y se muestra especialmente crítico con el actual Gobierno, quien desde su punto de vista ha asumido el relato independentista -los indultos, la mesa de negociación, etc.- y ha retomado el debate territorial en un momento en que la gente ya está muy cansada.
 

Sr Julian

Madmaxista
Desde
18 Oct 2013
Mensajes
10.149
Reputación
18.146

Pues parece que las bases y recambios generacionales lazis van bajando...
Normal, soy de Gerona zona cero del Lazismo y habia un grupo de niñatas riendose de sus padres Lazis porque una de ellas hablaba en Español y sus padres se escandalizaban. Para los jovenes que se han criado en entornos Lazis no ser independentista es ser rebelde, es como fumar, beber, salir de fiesta, empezar a follar, empezar a sentirse adultos y elegir su propio camino fuera del Lazismo fracasado, casposo, paleto y rancio.
 

Carles Lòpes

Baneat
Desde
16 Jun 2018
Mensajes
2.560
Reputación
2.844
Normal, soy de Gerona zona cero del Lazismo y habia un grupo de niñatas riendose de sus padres Lazis porque una de ellas hablaba en Español y sus padres se escandalizaban. Para los jovenes que se han criado en entornos Lazis no ser independentista es ser rebelde, es como fumar, beber, salir de fiesta, empezar a follar, empezar a sentirse adultos y elegir su propio camino fuera del Lazismo fracasado, casposo, paleto y rancio.
Los padres lazis nacidos en Albacete
 
Desde
14 Feb 2020
Mensajes
466
Reputación
1.401
22/07/2021 - Es hora de no hacerse daño - Jordi Juan - La Vanguardia

El Congreso de los Diputados y el Parlament de Catalunya evidenciaron ayer en sus respectivas sesiones la nueva etapa de entendimiento que se está abriendo tímidamente entre los gobiernos de España y Catalunya. En la carrera de San Jerónimo, el Ejecutivo de Pedro Sánchez aprobó ayer, gracias al apoyo de ERC, los reales decretos leyes para reducir la temporalidad de los funcionarios y para mantener la relajación del uso de las mascarillas en espacios abiertos. En el Palau de la Ciutadella, el PSC, por su parte, reiteró su apoyo al decreto ley que fija el aval del Govern a las polémicas fianzas del Tribunal de Cuentas a ex altos cargos de la Generalitat. La rectificación realizada por el Departament d’Economia, que pasó en 24 horas de rechazar a acabar aceptando la intervención del Institut Català de Finances para avalar las fianzas, no cambió la estrategia socialista de seguir apoyando esta vía. El PSC no quiere aparecer como un obstáculo en este proceso a pesar de las reticencias que le despierta, como a todas las entidades bancarias que se han negado a colaborar con la Generalitat. Ni el choque interno producido en el Govern entre ERC y Junts por la aplicación del decreto hizo cambiar de estrategia a los socialistas, que prefirieron mirar para otro lado y no aprovecharse de la minicrisis.

En Madrid, el Gobierno lo pasó peor porque estuvo a punto de perder la votación sobre los interinos. El primer escrutinio acabó en empate y el segundo lo ganó con solo un voto de diferencia. El papel de ERC fue clave para evitar esta derrota, lo que aprovecharon para introducir cambios en el texto.

Parece claro que la estrategia de ambas partes, obligadas por la escasez de apoyos sólidos en ambas cámaras, es evitar que la sangre llegue al río y salvarse mutuamente mientras puedan. La sesión del Congreso evidenció que las futuras votaciones no van a ser un paseo militar para el Gobierno. Uno de sus socios de confianza, el PNV, le criticó por lo que consideró abuso del decreto ley.

PSOE y ERC se necesitan y tienen claro que por ahora no es momento de hacerse ningún daño. Veremos si esta etapa se consolida en el futuro, y si Junts, a diferencia de ayer, también se acaba apuntando a esta estrategia.