*Tema mítico* : ⚡ Hilo oficial del golpe de Estado de Puigdemont vol LII: "Se viene la sentencia"

Carles Lòpes

#CharitocraciaInclusiva
Desde
16 Jun 2018
Mensajes
3.665
Reputación
4.298
En su relato epico tiene que haber un valhalla donde nunca falte el espetec, y que no te lo racionen.
 
Desde
14 Feb 2020
Mensajes
529
Reputación
1.615
25-03- 2021 - Ya nos gobernará la abstención... - Joaquín Luna - La Vanguardia

Los Juegos Olímpicos son un reducto mundial de la decencia. Miles de tipos anónimos –desde levantadores de pesas kazajos hasta piragüistas eslovacos– se juegan en minutos los sacrificios de cuatro años. A menudo, la diferencia entre el oro y el bronce es ínfima, décimas, pero al tercero jamás se le ocurre patalear y exigir subir a lo alto del podio. Los Juegos Olímpicos son, ya digo, un reducto de deportistas decentes.

El tercer partido más votado en las elecciones al Parlament –celebradas hace 39 días que parecen siglos– amenaza con dejar a Catalunya 'días o semanas' sin Govern. Yo añadiría 'o años', total para el ejecutivo que nos espera...

Al parecer, el escollo es el Consell per la República, entidad privada sin afán de lucro, que aspiraba a un millón de afiliados y apenas alcanza los 90.000, cifra inferior al número de seguidores del RCD Espanyol
, entre cuyas virtudes figura el realismo: no son ni serán –ni lo anhelan– el Barça. Y hablando de fútbol. El Consell evoca aquellas peñas barcelonistas que florecían en el siglo XX: la Peña Barcelonista Cinco Copas, la Cinco Rosas, la Anguera, la Gensana... ¿Consell per la República? Silencio: estamos con lo de Madrid, Telecinco y el título de Liga

¿Quién va a tomarse en serio al independentismo y a Catalunya cuando con pandemia los elegidos para formar Gobierno discuten como niños malcriados sobre el papel de un invento que devalúa la arquitectura institucional, empezando por el mismísimo Parlament?

A base de estirar y retorcer, ya no viene de otro organismo con ínfulas democráticas, esa usurpación que detenta la ANC y a la que aspira ahora el peronista Consell per la República, otro ejemplo del éramos pocos y parió la abuela...

Tranquilos. Tómense días, semanas y años porque el país ya está más pendiente de las elecciones en Madrid, los shows de Telecinco y el campeonato nacional de Liga
que de quienes han sido, son y serán incapaces de gobernar juntos, salvo que por gobernar valga jugar al rugby los domingos, antes de una costellada: esto va de patada a seguir.

El país espabilará solo, como han hecho toda la vida los huerfanitos y los hijos de la inclusa. También ellos, como los deportistas olímpicos, se rigen por la realidad a diferencia de quienes no la aceptan y se empeñan en repetir faroles, quimeras y bravuconadas –¡la vía unilateral!– creyendo que están haciendo historia y no el ridículo cósmico. No hay prisas, no.

Ya nos gobernará la abstención.
 
Desde
14 Feb 2020
Mensajes
529
Reputación
1.615
En 2019 no sabíamos el significado de la pegatina, parecía incluso una reseña del modelo pijo del posible Apple del leguleyo.

No.

Él si lo sabía, Hillary... se lo habría dicho. Y enviado por carta certificada la pegata, para mayor gloria y chupada de cámara, nacional e internacional. De la pegata.

En 2020 supimos lo que era BLM. Andreu... Andreu iba por delante. Tenía que ir.

Al final, todo cuadra: todo es una cuadra.
todocuadra.png
 
Desde
14 Feb 2020
Mensajes
529
Reputación
1.615
¿Qué pasa? Un burro por tu casa. roto2
Lo que pasa -progretario de mierda- es que Stalin te mandaría a picar piedra. Y haría bien. Me cago en los putos ismos del XXI. Al ignore.

Edad mental, 3 añitos, hijo de la LOGSE. Menuda respuesta, gilipuertas

Cualquier tiempo pasado fue mejor y más leal. Tonto necesario del s. XXI.
______

2021_04_06 - El Palacio de los Sueños - Màrius Carol - La Vanguardia

El escritor albanés Ismaíl Kadaré imaginó en El Palacio de los Sueños una institución ejemplar, cuya misión es guardar todos los sueños de los súbditos del sultán. En cada provincia de su imperio, una red de funcionarios peina las ciudades y los pueblos para coleccionar los sueños de sus habitantes. Una vez transcritos, son clasificados, pero unos pocos son considerados sueños aprovechables. Entre ellos es elegido uno, considerado el sueño esencial, que constituye el fermento más poderoso, más subversivo, y pone en cuestión el poder del sultán. El Palacio de los Sueños de Kadaré refleja una ambición: interpretar el inconsciente de toda la sociedad, con el fin de desbaratar a los opositores y mantener el imperio.

Quien está al frente del Palacio de los Sueños tiene el poder, así que su obsesión es conjurar la incertidumbre. A menudo, en Catalunya los sueños de algunos son lo que confiere la fuerza no tanto a quienes ocupan el Palau de la Generalitat sino a quienes, estando lejos, son capaces de mantener las ilusiones de una parte de la sociedad. A veces, el chalet de Waterloo se parece al Palacio de los Sueños de Kadaré. Como en la novela de Kadaré, en Catalunya las ensoñaciones son una forma de poder

En las últimas horas, JxCat ha fulminado al abogado de Carles Puigdemont como miembro de la Mesa del Parlament. Aurora Madaula ocupará su cargo, mientras Cuevillas es condenado a los infiernos por su prudencia, que no cotiza en el Palacio de los Sueños posconvergente. ¿Qué ha dicho Cuevillas para ser expulsado del paraíso, espada en mano por el arcangélico Puigdemont? Pues declarar en una entrevista que era “una animalada” tramitar propuestas de resolución en el Parlament contra la monarquía y a favor de la autodeterminación, porque solo conducían a la inhabilitación, a la vez que no tenían ninguna eficacia política.

El abogado ha tenido que poner su cargo a disposición del partido, aunque no se ha retractado de que las actitudes numantinas simbólicas no conducen a ninguna parte. Y eso lo sabe perfectamente Cuevillas, que ha sido decano del Col·legi d’Advocats de Catalunya. Le ha faltado tiempo a Josep Costa, que fue vicepresidente primero de la Mesa, para proclamar que ir a prisión o ser inhabilitado es una cosa dignísima. Pero la cuestión no es tanto si es o no digno, sino si resulta necesario. Mientras una parte de la política catalana habite en el Palacio de los Sueños, tenemos poco futuro. Lo preocupante será el día en que los habitantes de este mundo despierten y se den cuenta de que han perdido el tiempo y su pesadilla no ha servido de nada.

______


2021_04_06 - Cuevillas como síntoma - Jordi Juan - La Vanguardia

El parón laboral que ha supuesto la Semana Santa debería haber servido a Esquerra y Junts para reflexionar bien sobre los pasos a dar en estas próximas semanas para cerrar un acuerdo y evitar nuevas elecciones. Los negociadores retomarán los contactos esta semana, pero el ambiente de ambas partes no era ayer nada optimista. La destitución de Jaume Alonso-Cuevillas como secretario segundo de la Mesa del Parlament es todo un síntoma del clima reinante.

Cuevillas ha sido fulminado de su cargo por dudar públicamente sobre si tenía sentido seguir con determinadas actuaciones de la Cámara catalana de confrontación con el Estado que, en su opinión, “no llevan a ninguna parte” y, en cambio, pueden acarrear consecuencias penales.
“¿Qué es más eficaz para desgastar al Estado? ¿Denunciarlo o dejar que nos inhabiliten sin pena ni gloria por una tontería?”, se preguntaba el diputado de Junts en una entrevista al digital VilaWeb . Es el mismo argumento defendido por el anterior president del Parlament, Roger Torrent, y que fue tan severamente criticado desde las filas de Junts. Quizás este haya sido el motivo por el que se ha realizado esta purga. Los posconvergentes no quieren dar ninguna señal de debilidad en su férrea estrategia de plantar cara al Estado. Que nadie pueda interpretar que se han vuelto posibilistas como los republicanos. Y no ha servido para nada la rectificación pública que hizo ayer el propio Cuevillas, aunque eso sí, mantenía que no estaba de acuerdo con “actitudes numantinas meramente simbólicas”.

Ya lo decía Alfonso Guerra en una frase que hizo fortuna en los años ochenta: “El que se mueva no sale en la foto”. Y esa parece que va a ser la tónica en Junts. Cuevillas ya puede haber sido el abogado del mismo Carles Puigdemont o haberse alineado en el Congreso de forma abnegada con las tesis de la dirección, que una discrepancia puntual en una entrevista le cuesta el cargo en el Parlament. “Mucha suerte y acierto a las dos”, fue el último tuit del defenestrado en referencia a la presidenta del Parlament, Laura Borràs, y la candidata a sustituirlo en el cargo, Aurora Madaula. Malos tiempos para tener opiniones propias.

_____

Cuando Cuevillas lidió con el toro - El Periódico
Lo frívolo del asunto es que el abogado de Puigdemont no ha expresado sus dudas razonables hasta que la cabeza que estaba en juego era la suya


Sergi Sol - 06 de abril del 2021

Jaume-Alonso Cuevillas, abogado de la defensa, en el Palacio de Justicia de Bruselas. / NAZARET ROMERO (ACN)

Al político Cuevillas le espera un devenir incierto. Sus compañeros lo mantienen como electo, pero lo han quitado de un plumazo de la Mesa del Parlament. Lo que en sí ya es un castigo. También crematístico.

No le han castigado por desentenderse de la votación delegada de su homónimo Lluís Puig. Para nad
Cuando Cuevillas lidió con el toro - El Periódico

Lo frívolo del asunto es que el abogado de Puigdemont no ha expresado sus dudas razonables hasta que la cabeza que estaba en juego era la suya

a. Cuando sucedió, apeló a lo que a todas luces era una excusa. La incompatibilidad profesional. Y pese a la evidencia de los motivos reales, no fue cuestionado. Se lo llevan por delante -y el motivo no es menor- por una reflexión política nacida de una toma de decisión que tenía implicaciones personales. A la posible inhabilitación para seguir ejerciendo cargo público hay que sumarle las posibles dificultades añadidas para ejercer como abogado.

Ocurre que Cuevillas contó sin tapujos sus motivos en una entrevista concedida a un medio muy cercano al espacio político de Junts per Catalunya. Sus afirmaciones eran una enmienda a la totalidad a las tesis difundidas por su partido y por él mismo durante los últimos tres años. Esas tesis nacieron de la investidura aplazada de Puigdemont en 2018 a cargo del entonces 'president' Roger Torrent. El mismo al que Laura Borràs menospreció al instante luego que este la hubiera votado sin fruncir el ceño.

Torrent se convirtió de golpe y porrazo en la bestia negra de Junts per Catalunya. Nunca le han perdonado su decisión, pese a que Puigdemont jamás pensó en volver a Catalunya por temor (más que justificado) a ser encarcelado. El rifirrafe jamás se ha aclarado. Torrent llamó la fatídica mañana de la investidura a Puigdemont. Y ante la falta de respuesta, el 'president' exiliado decidió que no se iba a jugar el pellejo sin mediar acuerdo alguno sobre cómo se iba a proceder.

Lo frívolo del asunto es que Cuevillas no ha expresado sus dudas razonables hasta que la cabeza que estaba en juego era la suya. Mientras fue la de otros siguió a pies juntillas la consigna. Y es que una cosa es ver los toros desde el tendido y otra muy diferente tener que lidiar con el toro en la arena.
 
Última edición:
Desde
14 Feb 2020
Mensajes
529
Reputación
1.615
08 -04-2021 - El carnet del buen catalán - Joaquín Luna - La Vanguardia
Me ha faltado valor frente al ordenador para crearme la “identidad digital” expedida por el Consell per la República a pesar de sus ventajas, la cuota –inferior a un cubata en el Dry Martini– y esa frase publicitaria que me ha robado el corazón: “Comienza a descubrir las posibilidades que nos permiten ir desconectando del Estado”.

He tenido a tres clics aquello que nunca alcanzaré: la condición de buen catalán. Esa tranquilidad de estar en el lado confortable y pata negra de la sociedad al que, algún día, premiarán la historia, la república o esos bisnietos que, la verdad, me importan un carajo.
El carnet materializa el un país, dos identidades: el buen catalán y los que compran en Sepu

Un carnet, un carnet de bambú, por aquello del medio ambiente, que no servirá para nada –como tantas ocurrencias de los últimos tiempos en Catalunya– salvo para materializar algo inquietante que se veía venir: hay buenos y malos catalanes. Los buenos tendrán su código QRI y los malos comprarán en Sepu, almacenes modestos y preconstitucionales cuyo eslogan era “quien calcula compra en Sepu”.

No estamos ante un carnet del Club Super3, de los amigos del Tibidabo o del RACC, de ahí que uno no se lo tome a pitorreo, sino ante la culminación de la filosofía de cierto independentismo, aquella que ha permitido borrar mentalmente del conflicto Catalunya-España a la mitad del país: el catalán de pro, el único que ama su tierra, el que no podría expresarse en otra lengua, ya tiene una acreditación distintiva.

Esta tarjeta de bambú no está hecha para llevar en la cartera –una más–, sino para ser interiorizada a fin de distinguirse entre la masa de conciudadanos que van tirando, desgobernados y recelosos de la simple astracanada de crear un Estado paralelo y privado, sin control de datos, que aspira a catalogar el tipo de ciudadano que eres.

¿Buen o mal patriota?

Antes de poder pasar lista, hay que tener una lista. Son 93.307 los inscritos a miércoles 7 de abril a las 11 horas. Alguien podría decir que son cuatro gatos –no le faltaría razón–, pero se trata de gatos que duermen seguros y andan sobrados de identidad, de modo que se atreven a promocionar semejante registro. Ya sospechaba que en Waterloo tienen un concepto particular del ciudadano, sea en monarquía o república.

Yo seguiré comprando en Sepu o donde no me pidan el carnet aunque sirva para entrar en el Up&Down o el paraíso catalán.


08-04-2021 - De purgas y desobediencias - Francesc-Marc Álvaro - La Vanguardia
No es nada que no hayamos visto antes, pero llama la atención porque recuerda las maneras más casposas: un partido que se pretende nuevo y diferente (que ha roto con muchas cosas del pasado, según sus promotores) hace una purga a plena luz del día. Los que dicen ser “nueva política” en el independentismo catalán copian prácticas del estalinismo más rancio. Jaume Alonso-Cuevillas emite una tranquila reflexión sobre la estrategia de Junts y, tras ser señalado como un hereje, es obligado a renunciar como miembro de la Mesa del Parlament, a pesar de haber corregido sus palabras iniciales y haberse aplicado “la autocrítica” del modo más vergonzoso. El abogado cae en desgracia, aunque es uno de los defensores de Puigdemont y persona de confianza, hasta hace cuatro días, de Laura Borràs. Los vigilantes de las esencias detectan la sombra de “la traición”. La fábula triste de Cuevillas tiene un efecto: ilumina uno de los grandes problemas del mundo independentista y, más concretamente, del sector que mantiene una compleja relación de continuidad-rechazo con el antiguo espacio convergente.

Estoy seguro de que Rull, Forn y Turull, los tres presos del procés que provienen de la desaparecida Convergència, personas que conozco y aprecio, no deben de estar muy cómodos cuando ven que Cuevillas es defenestrado tras expresar un criterio político en el digital Vilaweb ; un criterio que, por otra parte, alguno de ellos también podría compartir. Diría que tampoco Damià Calvet, conseller en funciones, debe sentirse satisfecho con una medida que es un aviso para navegantes: quien discrepe, aunque sea con sordina, sufrirá la furia de los dioses.
Cuevillas pone sobre la mesa los límites de una vía rupturista institucional

Costaría encontrar, incluso en los tiempos más duros del liderazgo de Jordi Pujol, un episodio tan descarnado de purga ideológica. Quiero recordar que el fundador de CDC tenía a su lado figuras como la de Ramon Trias Fargas, que, en público y en privado, no escondía sus discrepancias con el president. En Junts, en cambio, es tabú grande salirse del guion. El modo como Puigdemont prescindió de los diputados Campuzano y Xuclà, como liquidó a Marta Pascal, como resolvió la pugna con Bonvehí y la cúpula del PDECat, como los peones junteros contestan –dentro y fuera de las redes– a los que no les dan la razón, todo eso indica que el dictado oficial es sagrado. En este sentido, es ilustrativo un tuit reciente de Cuevillas en que reitera “mi firme compromiso con el proyecto político de Junts y el liderazgo incuestionable del president Puigdemont”. ¿Un liderazgo no se puede cuestionar?

Más allá de las miserias partidistas, el asunto Cuevillas nos recuerda, en primer lugar, la necesidad urgente de que el independentismo haga un debate racional sobre la estrategia para los próximos años, a la luz de las lecciones de octubre del 2017. ERC ha empezado a hacerlo, ciertamente, pero arrastrando demasiada inseguridad y el miedo de ser acusados de traidores, con el añadido incoherente de fiarse de un actor como la CUP para asegurar la gobernabilidad del país.
Pleno en el congreso de los diputados Jaume Alonso-Cuevilles
Dani Duch

Cuevillas empezaba públicamente esta discusión en Junts al subrayar una obviedad monumental: que hay unas desobediencias que comportan unos costes muy altos a cambio de ningún rédito político. Son desobediencias –añado yo– que solo se explican a partir de dos circunstancias: la agria competencia electoral entre Junts y ERC, y la negativa del espacio que lidera Puigdemont a pinchar la burbuja del voluntarismo unilateralista, que alimenta la promesa de una secesión que tendrá lugar “porque tenemos razón” (haciendo abstracción del resto de factores). Una burbuja repleta de espejismos como “la identidad digital republicana”.

En segundo lugar, la purga de Cuevillas permite detectar, una vez más, que muchos dirigentes y cuadros de Junts no expresan en privado lo mismo que en público. Hay altos cargos del puigdemontismo institucional que asumen a puerta cerrada muchas de las observaciones críticas que, desde la prensa u otros partidos y entidades, se hacen sobre el tacticismo, el simbolismo vacío, la tentación purista o la incapacidad de evitar escisiones. Vivir de la política hace que muchos sean mudos.

Finalmente, en tercer lugar, lo que Cuevillas pone encima de la mesa (y que, extrañamente, el jurista no había visto antes) son los límites conceptuales y fácticos de una vía rupturista que pretende utilizar una parte del Estado (la Generalitat) para llevar a cabo una secesión en este mismo Estado, obviando que la tecnoestructura autonómica es el punto débil de esta hoja de ruta, sobre todo en una sociedad partida en dos mitades, algo que (junto con la represión) impide una aceleración de la desconexión, como se ha visto en otras latitudes. La externalización del referéndum del 1 de octubre es fruto de aceptar estos límites, pero eso después no se tiene en cuenta.

En el juicio a los dirigentes independentistas, así como en el juicio al mayor Trapero, quedó claro que una ruptura desde las instituciones era inaplicable. En un hipotético segundo intento o embate, y en medio de los efectos de la pandemia, lo sería todavía mucho más.


08-04-2021 - Estrasburgo nos mira - Jordi Juan - La Vanguardia
La última palabra sobre la sentencia del Supremo contra los líderes del procés la tendrá el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo. No es ningún secreto. Ni tampoco que los partidos independentistas catalanes están convencidos de que el Alto Tribunal les dará la razón e infligirá un revolcón jurídico a los magistrados del Supremo. En caso de que fuera así, el mal ya estaría hecho, pero el impacto político sería muy grave para la institución judicial española. Es lo que sucedió en junio del 2017 cuando Estrasburgo falló a favor del ex presidente del Parlamento vasco, Juan Maria Atutxa, y otros dos miembros de la Mesa, por considerar que el Tribunal Constitucional le había denegado el amparo al que tenía derecho. Su batalla jurídica duró más de diez años y acudieron a Europa cuando la vía judicial española quedó agotada.

La opción europea es lo que sucederá ahora con la sentencia del procés y, lógicamente, los miembros del Tribunal Constitucional quieren curarse en salud y evitar una derrota judicial que les deje en muy mal lugar. Por esta razón, dos de los nueve miembros del Alto Tribunal ya se han apartado de manera voluntaria de cualquier resolución que tenga que ver con esta causa. Si hace unos días fue el magistrado Antonio Narvaéz quien tomó esa decisión, ayer fue Cándido Conde-Pumpido, quien fue fiscal general del Estado en la época de José Luis Rodríguez Zapatero, quien decidió no tomar partido en el estudio y votación de los recursos presentados por los condenados por la sentencia del procés . Conde-Pumpido pronunció un discurso en noviembre del 2017 que podría interpretarse como una anticipación de la sentencia que después aplicaría el Supremo.

La opinión generalizada entre los miembros de la judicatura es que no van a sufrir un varapalo de Estrasburgo porque el juicio tuvo todas las garantías. En este sentido, se sienten reconfortados, entre otras cosas, con la declaración de Amnistía Internacional, de noviembre del 2019, que consideró que el juicio tuvo todas “las garantías procesales”. Pero una cosa es que la vista pudiera ser impecable y otra es que por defectos de forma, Europa tumbase la sentencia. Por eso se entienden estos apartamientos voluntarios. Cuidado. Estrasburgo nos mira.
 
  • Zanx
Reacciones: ppd
Desde
14 Feb 2020
Mensajes
529
Reputación
1.615
12-04-21 - Aragonès, con planes y sin Govern - Isabel Garcia Pagan - La Vanguardia

Pere Aragonès preside por accidente un Govern que no es el suyo y el que quiere formar no acaba de cuajar. Desde hace meses las reuniones del Consell Executiu en funciones se suceden con el orden del día menguante. Sin capacidad de iniciativa legislativa y pendientes de las negociaciones de sus partidos para conocer su futuro, los consellers mantienen bajo mínimos la actividad de sus departamentos. Los proyectos de medio plazo llevan un año en el cajón. Se pagan nóminas y facturas y sólo hay previsión si la pandemia está de por medio.

En ERC y Junts se aferran al compromiso de evitar nuevas elecciones aunque cada día se arriesgan a ser víctimas de un “accidente” el 26 de mayo, límite legal que llevaría a una convocatoria automática de las urnas. Si la perspectiva era un pacto coincidiendo con Sant Jordi, ahora el nuevo dead line es el 4 de mayo. El resultado electoral en Madrid puede abrir la puerta a escenarios insospechados con origen en algún despacho la Moncloa y que en Junts no están dispuestos a digerir.

Carles Puigdemont sabe que sus perspectivas electorales podrían caer media docena de diputados según los últimos sondeos internos de los independentistas y, aunque ERC mantendría el tipo –en escaños– frente a los socialistas, el hito del 52% a favor de la independencia no se volvería a repetir y se corre el riesgo de alimentar aún más a la ultraderecha a cuenta de la abstención.


La transformación: Aragonès pedirá a cada conselleria del nuevo Govern planes que vayan más allá de la legislatura; quiere proyectos para una década. Para los republicanos no hay debate. “No hay tiempo que perder”, insiste Aragonès, que mira más allá del corto plazo. De hecho, una de sus pretensiones al frente de un futuro Govern es que cada departamento dibuje un plan de acción que supere los cuatro años de una legislatura. El candidato republicano quiere objetivos para una década. Así que, si sale bien, se conjuran en ERC, habría Aragonès “para rato”.

Pero han pasado ocho semanas desde las elecciones y se ha instalado de la idea de que Junts actúa con indolencia en la negociación con ERC y que hay disputa interna sobre si quiere o no gobernar. Aún así, tanto Jordi Sànchez, como el entorno de Puigdemont –es decir, la mayoría en el equipo negociador– tienen claro que dejar pasar la oportunidad de seguir en el Govern no es un buen plan para ningún partido que pretenda dejar huella en las políticas públicas.

El “problema” tampoco sería baladí para ERC. Se admite que un gobierno en solitario en una situación de crisis económica y social requiere de una gran cantidad de efectivos, eficientes y eficaces desde su incorporación, que no está al alcance de cualquiera. La dificultad aumenta con la reputación de la clase política bajo mínimos, si lo que se buscan son méritos profesionales más allá de la militancia.

El diseño del Govern
El candidato ha desplegado una agenda paralela de reuniones con sectores estratégicos que tendrán nuevas Conselleries. Junts quiere que Aragonès se involucre en primera persona en las negociaciones, pero el candidato ha dibujado su propio camino. Reduce riesgos y aumenta los beneficios. Está detrás de cada paso de su equipo y prefiere desplegar una actividad (pre)presidencial en paralelo con el argumento de ir adelantando trabajo. Aragonès tiene claro el dibujo de Govern que quiere liderar y ha colapsado su agenda con visitas y reuniones con representantes de ámbitos estratégicos para la reconstrucción postpandemia y aspirar a fondos europeos, y la lucha contra las desigualdades.

Ahí encajan las citas de los últimos días con Unicef, entidades medioambientales, colectivos que trabajan en el terreno de la igualdad y el feminismo, o institutos y centros de investigación y desarrollo. Es, ni más ni menos, que una ronda para apuntalar su compromiso de crear las conselleries de Universitats i Recerca; Acció pel Clima, e Igualtat i Feminismes, en la que podría haber sorpresa. También están previstas citas en el ámbito económico e internacional, la sanidad, la educación, la cultura… La lista es larga y el futuro inmediato incierto.

La suma de votos
La negociación no avanza en tiempo y forma y en Junts admiten que un futuro pacto puede acabar soliviantando a la CUP.

El hermetismo sobre el contenido de la negociación no esconde que no se avanza en tiempo y forma y que cunde cierto desánimo entre los equipos. El Consell per la República es y deja de ser problema en función de las necesidades del día. Las reuniones escasean. Todas arrancan con la dosis programada de reproches, dimes y diretes y acaban remitiéndose a nuevas citas que no se concretan. Una imagen de incompatibilidad de caracteres que sólo un hipotético pacto final de calado y largo alcance podría corregir.

Si llega, será de nuevo el momento de mirar hacia la CUP. Junts no mantiene negociaciones formales con los anticapitalistas, aunque existen contactos entre algunos de sus dirigentes. “La CUP es cosa de ERC”, se escudan los de Puigdemont, conscientes de que su pacto de gobierno puede poner en aprietos el acuerdo previo de los republicanos y la suma de votos.

Los partidos independentistas pactaron sumar sus votos para hacerse con cinco de los siete puestos de la Mesa del Parlament. La negociación incluía un acuerdo no escrito: ERC, Junts y la CUP asumían los relevos que cada partido quisiera hacer de sus representantes y, por tanto, garantizaban sus votos para la sustitución sin especular con nuevas mayorías. Nadie le dio mayor trascendencia porque se entendió como una previsión ante “la represión del Estado”. Lo que ninguno vislumbró fue que Jaume Alonso-Cuevillas cayera por discrepancias con la línea oficial de Junts. Ese pacto fue el que llevó a la CUP a confirmar su voto a Aurora Madaula como nueva secretaria de la Mesa y al que se aferró Junts cuando Roger Torrent vinculó el voto de ERC a la investidura de Pere Aragonès. Los republicanos garantizaron el voto a Madaula al día siguiente.

Las municipales del 2023 - Santi Vila, ¿candidato por Barcelona?
La posibilidad de que el exconseller Santi Vila sea candidato por Barcelona vuelve a estar sobre la mesa
. Este junio cumple la condena de inhabilitación por el 1-O, aunque tiene pendiente el juicio por las obras de Sixena. No obstante, Vila estaría tomando la temperatura para planificar una candidatura. Puede optar por diferentes fórmulas y no necesariamente pasan por el PDECat. Una posibilidad sería una plataforma independiente satélite del PSC, al modo del Ciutadans pel Canvi que acompañó a Pasqual Maragall. La otra, la reunificación de partidos soberanistas en una plataforma ciudadana. Desde el Govern, Vila hizo su particular oposición a Ada Colau y ahora podría convertirse en aliado de los socialistas para volver a la alcaldía. “La hora de Barcelona”, fue su declaración de intenciones la semana pasada en La Vanguardia.
 

voltaire

Madmaxista
Desde
19 Sep 2008
Mensajes
870
Reputación
1.037
Lugar
Barcelona
Están y seguirán fatal de la cabeza y con tal de asegurarse su cortijo particular se pegarán tiros en los pies constantemente. Eso los oportunistas pues los verdaderos Nacionalistas reclamaran más...

Entro por un tema laboral a en esta web de la Xene y me encuentro el detalle de que solo está en Cat e Ing.


Y las empresas puenteando a estos majaderos para lograr algo del NextGeneration.
 
Desde
14 Feb 2020
Mensajes
529
Reputación
1.615
18-04-2021 - Un viaje al realismo - Jordi Juan - Director de La Vanguardia

Viajé a Bilbao este jueves pasado con Enric Juliana para entrevistar al presidente del PNV, Andoni Ortuzar, y compartir unas horas de conversación sobre la convulsa situación política. La primera impresión es el positivo cambio experimentado por la capital vizcaína respecto a mis anteriores excursiones hace unos años cuando el motivo profesional eran los continuos atentados de ETA. Ya no se trata solo del cambio urbanístico operado en Bilbao, que es sencillamente espectacular, sino la vida cotidiana sin la sombra del terrorismo. Es compartir unos vinos con Ortuzar en plena calle al lado de Sabin Etxea, la sede del PNV, y ver como le saludan los paisanos desde jueces o fiscales del vecino Palacio de Justicia hasta cualquier ciudadano de a pie. No hay escoltas. No hay miedo. Hay paz.

Ortuzar lo tiene muy claro. No está entusiasmado con la política de Pedro Sánchez, ni con el espectáculo, a veces bochornoso, de la bronca partidista en Madrid, pero cree que no existe otra alternativa que seguir apoyando al Gobierno. “Somos gente de hablar con todo el mundo”, dice el líder del PNV, tras admitir que ha recuperado el diálogo con el PP, aunque ve todavía tierno al partido de Pablo Casado. En todo caso, ya ha tendido puentes con los populares para cuando cambie la tortilla.

El PNV cree que Sánchez debe esforzarse más en buscar acuerdos con los partidos catalanes. “Es hora de que empiece a hablar menos de Catalunya y hable más con Catalunya”. Aunque entiende la decepción de los nacionalistas catalanes y su consiguiente apuesta independentista, tiene claro que hoy por hoy no existe alternativa posible al diálogo con el Estado. “Hay que recoser el modelo territorial, aunque cueste mucho y haya resistencias colosales”. Para Ortuzar no existe otro plan posible porque Europa no lo aprobaría.

En su opinión, estamos como en el debate de la transición en los años setenta: reforma o ruptura.
Catalunya aún con más ahínco que Euskadi optó entonces por la reforma, y hoy 40 años después, aconseja que se mantenga en esta misma vía. Sabios consejos que habría que tener en cuenta. Más tarde o más temprano, el nacionalismo catalán deberá hacer este ejercicio de realismo. No se trata de renunciar a los ideales, como no lo hace el PNV, se trata simplemente de tener los pies en el suelo.

- - - - - - - - - - - - - -

18-04-2021 01 - El pacto del Govern pasa por Madrid - Lola García - La Vanguardia

El reparto del poder siempre es doloroso para cualquier partido. No es de extrañar que a ERC y Junts les esté resultando difícil. Los republicanos aspiraban a un mayor margen de maniobra y los de Carles Puigdemont no están acostumbrados a quedar por detrás en unas elecciones. Con todo, distribuir cargos y competencias, cuando se dispone de tantos cromos para intercambiar, siempre es algo que se acaba resolviendo. Ocurre lo mismo cuando los dirigentes políticos negocian partidas económicas. El regateo será más o menos feroz, pero suele acabar en acuerdo. Los problemas surgen cuando se discute sobre el trasfondo, sobre las corrientes de opinión, los discursos hegemónicos. Y es lo que está ocurriendo en Catalunya. ERC deseaba una inflexión en el proceso independentista. Para recuperar impulso, sí, pero también para controlar los tiempos y asentarse como partido de gobierno. Junts, en cambio, intenta que los republicanos no vuelen solos, sujetar su estrategia a un ejercicio constante de negociación, a un pulso entre ambos partidos independentistas.

Las conversaciones han dado un giro en los últimos días. Después del intento fallido de investidura de Pere Aragonès, las posiciones estaban tan enconadas que las dos partes parecían tener más un pie fuera que dentro. En una entrevista a La Vanguardia , Jordi Sànchez, que lleva las riendas por Junts, aseguró que, si no había acuerdo, se quedarían en la oposición, aunque votarían a Aragonès como presidente de la Generalitat para no repetir las elecciones. Durante algunos días proliferaron las voces de Junts que abogan por no entrar en el gobierno y dejar macerar a ERC en precario para recuperar fuelle en una convocatoria electoral a medio mandato. Entre algunos republicanos empezó a cundir la tentación de dejar a Junts fuera del poder esperando que se diluyeran como un azucarillo y apoyarse en los comunes y la CUP. Puesto que los dos socios han acumulado recelos y desconfianzas abismales, las pocas ganas se aliaban con la desidia… Y así han transcurrido dos meses.

El riesgo parece conjurado por el momento. Poco después de las declaraciones de Sànchez a este diario, entre ERC y Junts se abordó qué pasaría si Aragonès optara por aliarse con los comunes y la CUP. En Esquerra no acababan de creerse que los de Puigdemont dieran su voto para no provocar una repetición electoral. Junts confirmó que ésa era su posición, aunque con la salvedad de que el president contaría sólo con los cuatro votos indispensables para evitar que los partidos contrarios a la investidura de Aragonès pudieran desbancarle, pero no tendría los 32 votos de los diputados de Junts, ya que eso sería tanto como avalar “la vía amplia” que defiende ERC y no el Govern nítidamente independentista que reclaman los postconvergentes.

Esos tanteos parecen haber quedado atrás. También se ha dejado de lado la discusión sobre el papel del Consell per la República, más allá de acordar que debe reconfigurarse su organigrama y que no tutelará al presidente de la Generalitat. Se ha avanzado en el programa de gobierno y se espera entrar en la estructura de departamentos de la Generalitat la próxima semana. Aún no se ha hablado ni de reparto de conselleries ni de nombres, aunque todos son conscientes de que, en la medida en que se entra más en materia, siempre resulta más difícil echarse atrás. Es curioso que lo menos espinoso sea acordar un programa de gobierno… Y, siendo eso así, ¿cuál es el principal escollo?

Lo más difícil pasa por Madrid. Por la Moncloa y por el Congreso de los Diputados. ERC ha entablado una relación privilegiada con Pedro Sánchez que no está dispuesta a supeditar a sus socios. Y Junts considera esencial que exista una dirección estratégica del independentismo que consensúe cómo relacionarse con el poder central. Los de Puigdemont ponen como ejemplo lo ocurrido esta semana con la votación de la ley de protección a la infancia, conocida como ley Rhodes , que contó con un “sí crítico” de ERC, que apoya la norma pero censura la invasión de competencias, motivo éste que llevó al PNV a votar en contra. Junts considera que este sería un caso claro en el que el Govern debería plantear un litigio competencial con el Ejecutivo central, pero que resulta incompatible con el voto concedido por los republicanos.

Es un ejemplo de una ley que nada tiene que ver con el procés , pero que plantea diferencias de perspectiva entre los dos socios. Y se trata de una norma en la que los votos independentistas no eran decisivos, ya que salió adelante con un amplísimo respaldo de la Cámara. Hasta ahora, cuando Pedro Sánchez ha necesitado de los votos de ERC para aprobar alguna iniciativa parlamentaria sólo tenía que negociar con los republicanos. Ahora tendría que hacerlo también con Junts, puesto que los dos socios acordarían su posición frente al Ejecutivo central. También en lo que hace referencia a la mesa de diálogo político entre los gobiernos central y catalán. Para ERC, eso supone ceder parte de su poder en Madrid.

Si finalmente, los dos socios llegan a un acuerdo de esas características, la mayoría parlamentaria que sustenta a Pedro Sánchez quedaría así alterada en el flanco catalán, en un momento en el que otros aliados, como el PNV, muestran su irritación con algunas formas del Ejecutivo central. Sánchez aún puede apoyarse en Ciudadanos, pero ya sabe –y las elecciones madrileñas probablemente se lo ratificarán– que ése es un sostén de escaso recorrido futuro.
 
Desde
14 Feb 2020
Mensajes
529
Reputación
1.615
AGENCIAS
19/04/2021 - AGENCIAS - La Vanguardia


La Audiencia de Barcelona confirma el procesamiento de 29 cargos del Govern por el 1-O
La sala volverá a llamar a tres de los 29 encausados para preguntarles por unos hechos que no estaban incluidas en la causa

La Audiencia de Barcelona ha confirmado el procesamiento de 29 empresarios y cargos del Govern acusados de participar en los preparativos del 1-O, por los delitos de malversación, desobediencia, falsedad documental y prevaricación, sin ampliar las imputaciones, como pretendía la Fiscalía.

En un auto, la sección 21ª de la Audiencia de Barcelona rechaza los recursos contra el auto en el que el juzgado de instrucción número 13 de Barcelona procesó a 29 cargos del Govern por participar en la organización y la logística del 1-O, desde la propaganda del referéndum al reclutamiento de los voluntarios y observadores internacionales o la impresión y reparto del material electoral.

Entre los procesados, que ahora quedan a un paso del juicio, figuran la presidenta de la CCMA, Núria Llorach, los directores de TV3 y Catalunya Ràdio, Vicent Sanchis y Saül Gordillo, respectivamente, el que fuera director de la delegación del Govern ante la UE Amadeu Altafaj, el exsecretario general del Diplocat Albert Royo, y la exinterventora de la Generalitat Rosa Vidal.

La sala ratifica además el archivo de la causa contra otras 19 personas que estuvieron imputadas y rechaza la petición de la Fiscalía de ampliar los delitos imputables a los encausados -entre ellos, el de revelación de secretos- y sumar a otra procesada, la directora de la Autoridad Catalana de Protección de Datos.

Tres volverán a declarar
La sala volverá a llamar a tres de los 29 encausados para preguntarles por unos hechos que no estaban incluidas en la causa

Asimismo, la Audiencia ha desestimado las peticiones de la defensas para que se archivara el caso a sus clientes, con el argumento de que en este momento procesal "no es cometido del tribunal proceder nuevamente a la revisión de las resoluciones dictadas en fase de instrucción".

Por el contrario, la sala ha admitido la petición de la Abogacía del Estado de que se vuelva a citar a declarar a tres de los 29 encausados, para preguntarles por unos hechos relacionados con tres resoluciones del Tribunal Constitucional que no estaban incluidas en la causa cuando se les comunicó su procesamiento, por lo que no se les pudo interrogar por ello.

De esa forma, queda procesado por malversación y prevaricación Antoni Molons, secretario de Comunicación del Govern, y el exsecretario de Difusión y Atención Ciudadana del Departamento de Presidencia Joaquim Nin por esos dos delitos, más el de desobediencia.

El director de Comunicación del Govern, Jaume Clotet, figura como procesado por malversación, igual que Josep Ginesta, ex secretario general de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia, y los investigados David Palanques y David Franco, responsables del área TIC del Departamento de Trabajo.

Malversación y desobediencia
El director general de Patrimonio del Departamento de vicepresidencia, procesado por malversación y desobediencia

Por malversación y desobediencia está procesado Francesc Sutrias, director general de Patrimonio del Departamento de Vicepresidencia, mientras que Aleix Villatoro, secretario general de Relaciones Institucionales y Exterior, lo es por esos dos delitos más el de prevaricación.

A Amadeu Altafaj se le procesa por malversación y prevaricación, y a Albert Royo, por malversación y falsedad documental.

Natàlia Garriga, directora de servicios integrada en la Secretaría General de Vicepresidencia durante el 1-O, y Rosa Maria Rodríguez, directora de servicio de T-Systems, han sido procesadas por malversación, y Pablo Raventós, exdirector general de la extinta Unipost, por los delitos de malversación y desobediencia.

Desobediencia
Llorach, Sanchis y Gordillo procesados por desobediencia

A Francesc Fàbregas, administrador de "El Vallenc", se le procesa por malversación y desobediencia, y solo por un delito de malversación a Josué Sallent, exdirector de Estrategia e Innovación del CTTI, y a Xavier Puig, responsable del área TIC del Departamento de Acción Exterior.

La exinterventora general de la Generalitat Rosa Vidal está procesada por los delitos de malversación, falsedad documental y desobediencia.

Únicamente por desobediencia están procesados Llorach, Sanchis y Gordillo, así como Frederic Udina, exdirector del IDESCAT, Martí Patxot, exdirector de marqueting de la CCMA, y Mercedes Martínez, responsable de las obras de una nave que debía servir de centro de recogida de datos del 1-O.

Malversación, desobediencia y prevaricación
Tres cargos procesados por malversación, desobediencia y prevaricación

También se procesa por desobediencia a Joan Manel Gómez, jefe de Riesgos del Centro de Seguridad de la Información del Consorcio de la Administración Abierta de Cataluña, y a Josep Masolivé, trabajador de Fundació.cat.

A Marta Garsaball, que figuraba como autorizada en una cuenta bancaria en Bruselas cuyo titular era la Delegación del Gobierno de la Generalitat, se la procesa por los delitos de malversación, desobediencia, falsedad documental y prevaricación.

Por malversación, desobediencia y prevaricación son procesados Manuel Manonelles, responsable de la delegación del Govern en Ginebra durante el 1-O, Ignasi Genovès, director general de Medios de Comunicación de la Generalitat, y la exdirectora de servicios de Departamento de Presidencia Teresa Prohias.


Imágenes inéditas de los presos del 'procés' en Madrid por el juicio del 1-O

Todo un Guantánamo.
 
Última edición:
  • Zanx
Reacciones: ppd
  ¡No hombre no! ¡Tienes un bloqueador de anuncios!
Hemos eliminado mucha publicidad.
Por favor elimina el bloqueador de anuncios y contribuirás al mantenimiento de burbuja.info