⚡⚡(HILO OFICIAL) : CRISIS DEL CORONAVIRUS ☣SARS-CoV2☣

Estado
No está abierto para más respuestas.

davinci79

Madmaxista
Desde
6 Oct 2008
Mensajes
3.037
Reputación
31.836
El Ministerio de Sanidad anuncia 6021 nuevos casos en las últimas 24 horas pero realmente suma 15156 nuevos infectados a la cifra total de infectados acumulados con respecto a ayer. Se suman 328 nuevos fallecidos a la cifra total.

COVID-19 En España
Actualización:

20 Noviembre 2020

- El gráfico de infectados diarios muestra en cuantos positivos se incrementa cada día el número total acumulado de infectados oficial de la web del Ministerio de Sanidad.
- El gráfico del exceso de mortalidad muestra el número de fallecidos de más con respecto a los esperados según los datos publicados por el Instituto de Salud Carlos III.
- Los datos de nuevos positivos acumulados durante los fines de semana los divido equitativamente entre los 3 días en lugar de dejar dos días con 0 casos y uno con el total de casos ocurridos durante los últimos 3 días.

1605894324639.png
1605894333822.png
1605894347577.png
1605894355229.png
1605894361028.png
1605894369155.png

Estimaciones y comparaciones
Nota sobre las estimaciones:

La gráfica en la primera ola se basa en los datos y estudios oficiales. En la segunda ola se utilizan los datos oficiales pero no tenemos insformación sobre los recuperados, ni ningún estudio sobre qué porcentaje de infectados se están detectando. Debido a lo anterior se utilizan 2 supuestos que son, creo, moderadamente optimistas:

- Se considera que, hasta el momento, en esta segunda ola, se estarían detectando un 50% de los casos reales.
- Se considera que España cierra el 40% de los casos en 10 días, el 70% en 20 días y el 100% en 30 días.

1605894391127.png
1605894396557.png
1605894403134.png
 

Josiño Confinado

El último indígena de las islas Cíes.
Desde
5 Jun 2019
Mensajes
19.238
Reputación
42.003
Lugar
Leprosería de San Simón.

Caronte el barquero

Será en Octubre
Desde
27 Mar 2009
Mensajes
20.639
Reputación
62.246
Lugar
Estigia

Clavisto

Madmaxista
Desde
10 Sep 2013
Mensajes
27.795
Reputación
62.871
No sé porqué pero al cuarto o quinto tono supe que no iba a coger el teléfono. Esperé hasta el último pensando incluso en dejarle un mensaje de voz al final, pero no tenía activado el servicio, cosa que tampoco sé porqué no me extrañó. "Bueno, aprovechemos el tiempo. Yo he cumplido" Y tiré con el coche hacia el centro comercial para hacer la compra del fin de semana. "Mejor ahora que esta tarde. Una cosa menos. Así tendré tiempo de aprovechar el sol"

Estaba entrando por la puerta cuando recibí su llamada.

- Hola, Gonzalo -respondí-
- Holaaa...-respondió una voz que con toda evidencia acababa de regresar del más profundo de los sueños. Yo no estaba seguro de que me hubiese reconocido. Era la primera vez que hablábamos por teléfono y de hecho tuve que añadir su wasap (nuestro medio de comunicación, digamos, "habitual" aparte del presencial) a mis contactos para hacer la llamada-
- Qué pasa, hombre. Soy Kufisto -le dije-
- Ah sí, Kufisto...
- ¿Oye, hacemos eso que dijimos?
- Sí, sí -respondió la voz- Dame un rato para ducharme y eso-
- Claro, claro...Yo estoy comprando. Una media hora o así, ¿vale?-
- Vale, vale-
- Te llamo cuando esté-
- Vale-

Eran al menos de las once cuando llegué al bar en busca de mi tabaco. Creí habérmelo dejado allí pero no. El que sí estaba era Gonzalo a medio camino entre la barra y la primera mesa alta, como quien no tiene claro donde ponerse, algo que por otra parte no es tan raro en estos días. En el salón uno de mis hermanos estaba reunido con unos proveedores. Saludé desde lejos y pasé a la barra.

- ¿No me he dejado aquí el tabaco? -le pregunté a mi otro hermano-
- No, no he visto nada

Miré y no vi nada. Después de todo tendría que estar en la bolsa que llevo al trabajo, en la misma donde poco antes había buscado, pero llevo tanta mierda dentro que no lo vi. En fin.

- ¿Bueno, qué? Vámonos -dije-

Y salimos del bar mientras pensaba divertido en la cara que debían tener mis hermanos al ver que el mayor había quedado con alguien como Gonzalo.

- Bueno -dije-, yo tengo el coche en dirección contraria. Tira tú para allá y espérame a la entrada del camino-
- Pero vamos en el mío, ¿no?-
- No no no...Tira tú para allá y espérame.

Cuando di la vuelta todavía estaba él sin arrancar. Es un hombre tranquilo, Gonzalo. Cuando está bien.

Conduje rápido. En la avenida industrial que lleva al camino le di caña. Un par de badenes imprevistos, sin señalizar, (sobretodo el primero, hacía años que no pasaba por allí) por poco no me hicieron reventar el cárter. La mañana era magnífica, soleada, poderosa...¿como no pisar el acelerador? Recordé aquella vez, hará 25 años, en la que pusimos el Golf G60 de un amigo a casi 200 en esa misma avenida con el "Exit" de U2 atronándonos los oídos. Esta vez no pasé de 80. Tampoco mi coche corre a 200.

Bajé a esperarlo fumando un cigarrillo. Poco a poco fui quitándome ropa de encima. En verdad la mañana era allí aún más magnífica de lo que parecía. Acabé quedándome en camiseta. Vi venir un coche y al pasar a mi lado lo saludé creyendo que era Gonzalo, pero era un viejo que me miró como si fuese maricón. No respondió al saludo. Y fue en ese momento que en verdad parecía un maricón, ¿qué coño hacía allí, solitario, en zona casi mariconil, un coche parado a las once de las mañana con uno exhibiéndose cual pavo real a su lado? ¡Oh, Dios, no me jodas! ¡La madre que me parió!

Como a los diez minutos recibí una llamada de Gonzalo.

- ¿Donde estás, Kufisto?-
- Donde voy a estar, joder. Aquí, esperándote-
- ¿Pero donde?
- Pues donde quedamos. Aquí, al final de la avenida...-
- No, no, no...Espera que ya voy-

Joder.

Esta vez llegó pronto.

- Venga, sube. Vámonos en el mío- dijo-
- No. Cada uno en el suyo. Tira tú delante y te sigo-

Tiró casi a paso de abuela y enseguida llegamos al camino, apenas al otro lado. Yo había metido la jodida mascarilla en el bolsillo de la cazadora y casi que la eché de menos al ver la procesión que íbamos formando. Un maricón estaba esperando junto a su coche al final de la avenida correcta. Nos miró. "Me cago en la puta"

Gonzalo entró al camino de tierra a su marcha. En caminos parecidos a esos reventamos unos cuantos coches hace años. Bastantes años.

Y de pronto las ovejas. Un rebaño de ovejas. Estuvimos parados un rato que se hizo eterno. Y ya con vía libre el mamón de Gonzalo no se decidía a tirar. El pastor, un chico joven, le hizo señas para que lo hiciera pero él no se decidía, quizá asustado de asustar a esos animales. Los perrillos iban y venían tirando ovejas a la cuneta y ya cuando no quedaba ninguna nos miraban como si fuésemos tontos o maricones. Pité. Gonzalo tiró aún con más cuidado. El pastor nos vio pasar. Volví a acordarme de la puta mascarilla. El último perro, uno que había dejado baldada a una pobre oveja rezagada, me echó una mirada que no olvidaré.

Un poco más adelante, ¡una liebre!. La vi saltar y perderse como hacen todas las liebres. Gonzalo me llamó:

- ¿Has visto?-
- ¿Qué?-
- ¡La liebre! -dijo entusiasmado-
- Sí
- ¿Te has fijado en sus orejas?-
- (Me cago en Dios, ¿quien se fija en las orejas de una maldita liebre?) No-
- ¡Eran triangulares al final! ¡Una cosa extrañísima! ¿no lo has visto?-
- No, coño, tira-
- Joder...¡Triangulares!
- (¿Pero qué cojones?) Venga, tira.

Tiró. Un poco más allá, cuatro árboles mal plantados. Vuelta a parar en la cuneta. Esta vez se bajó del coche.

- Kufisto, ¿te importa si paramos en este bosque un momento? Quiero ver si la liebre vino de aquí-
- (¿Bosque?) No no no...A las doce tengo que estar de vuelta y no da tiempo. Vamos.

Otra parada, esta vez al lado de cuatro piedras. Otra vez que se baja.

- Quiero enseñarte este dolmen -dijo-
- ¿Dolmen?
- Sí, baja -respondió con firmeza-

"Yo a las montañas subí, yo a las cabañas bajé"

Piedras. Algunas grandes y otras pequeñas. Ninguna encima de ninguna. El dolmen.

- Aquí hice un ritual -dijo-
- Sí-

Me explicó algo, no mucho, pues vio musgo en las piedras.

- ¡MIRA, KUFISTO!-
- ¿Qué?
- Aivá chaval...¡Mira que musgo!

Una cosa verde sobre las rocas. Estupendo. Creo haber leído algo del musgo en las novelas de Agatha Christie.

- Sí-
- Aivá chaval...-y se agachaba y lo tocaba. Y no sé porqué me dio asco-
- Gonzalo...a las doce tengo que irme-

Al final llegamos, como siempre que se llega al final aunque este no diste más de cinco kilómetros del principio, un mundo para mi.

Aquello era...más piedras. Muchas piedras.

Ya en la parada anterior tuve que ponerme el jersey, pero allí pillé la cazadora y la bufanda mañanera. Con todo, hacía fresquete. Es increíble como cambia la temperatura en campo abierto.

Echamos a andar. Al principio yo detrás de él pero pronto cada uno a su bola, pues no hacía más que pararse a comentar cosas, rituales anteriores en compañía de alguna bruja, aunque él la llamó de una manera que no entendí. Que si aquí, en La Mancha, hubo mar, "¿pero prehistórico, no?", que rituales del fuego a los dioses, que otro dolmen que sólo él veía, que mira esto, "¿musgo?, "¡LÍQUEN!", que un trébol de cinco hojas que casi lo sacó de quicio...lo dejé y eché a andar entre las piedras.

- ¡HUELES EL AIRE, KUFISTO!- bramó-
- Sí, sí...

La verdad es que allí se estaba tan bien como en cualquier sitio en el que uno está solo. El aire era más ligero, sí, y aparte de piedras que mirar para no torcerte el tobillo el buen sol, mi viejo amigo, iluminaba toda la escena como quien tiene el frigorífico lleno de latas de cerveza. A lo lejos oía gritar a Gonzalo por sus nuevos descubrimientos. "Sí, sí..." Poco a poco aquel bosque de piedras, el fuerte silencio y la lejanía del otro hicieron vibrar a mi alma en su estrecha onda correcta. Sí, sin lugar a dudas, ese era un buen sitio.

Miré el reloj. Pronto tendría que irme de allí. Y eché a andar de vuelta.

- Vámonos, Gonzalo-le grité-

Él andaba recogiendo cosas del suelo.

- ¿Qué haces?-
- Hay que mantener limpio esto-

Postas, cristales, latas y algunas piedras maravillosas que se había encontrado.

- Toma, Kufisto. Este cuarzo para ti-

Cerca de donde los coches vimos la pelada calavera de un animal, de uno pequeño. Gonzalo se maravilló pero yo (tras un vistazo y su breve explicación de que era un pequeño depredador, un lobezno o así) seguí adelante, pues ya iba estando fuera de hora.

- Venga, Gonzalo- voceé

Y vino con las manos y los bolsillos llenas de postas, cristales, latas, piedras maravillosas y calaveras.

Intentó abrir el capó del coche pero no pudo.

- Kufisto, por favor, méteme la mano en el bolsillo y ábrelo tú-

Se la metí, lo abrí y aquello era algo inenarrable de la mierda que allí había. Con todo y mucho cuidado fue depositando todo el material como si fueran explosivos.

- Bueno, venga, vamos -dije yo-
- Ku-fis-to -dijo él- ¿te importa irte tú solo? Es que yo tengo que hablar con mi padre...-
- Claro, claro -dije yo como un secundario de Lovecraft- Sin problema-

Arranqué el coche. Él tuvo tiempo para acercarse. Ya estaba todo dentro y bien colocado en su maletero.

- Kufisto- y me tendió su huesuda mano- ¿no te importa, verdad?
- Qué coño.


El regreso de un viaje siempre es mucho más corto.


Y si se hace sobre arena y sin ovejas a la vista ya es algo casi orgiástico.
 

rejon

Madmaxista
Desde
3 Ene 2015
Mensajes
47.097
Reputación
95.237
El gobierno que prometió bajar el IVA por debajo del 4% y que después juró y perjuró que la UE nos multaría si lo hiciésemos sólo bajará el IVA de las mascarillas quirúrgicas.

Se les puede acusar de muchas cosas.

De trileros, también. loser:
 

jarella1@yahoo.es

Madmaxista
Desde
3 Jun 2008
Mensajes
4.683
Reputación
18.900
Esto es una opinión.
Esto es una ficción y cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia

Voy a contar una mentira gorda, pero gorda, recordar no entrar en alarma social porque es mentira, tan mentira como las anteriores.

El pánico y la desesperación se extienden por todo Estados Unidos mientras los temores de un "invierno oscuro" continúan aumentando

¿Recuerdas que principios de este año cuando todos los consumidores acumulaban febrilmente papel higiénico y veíamos filas colosales en los bancos de alimentos de todo el país durante las etapas iniciales de la pandemia de COVID?, bueno, está sucediendo de nuevo.

Ahora que la votación del 3 de noviembre ha quedado atrás, la pandemia se ha convertido una vez más en el foco principal de los principales medios de comunicación, y mucha gente está completamente asustada. Al igual que a principios de este año, los estantes de las tiendas en todo el país se están vaciando porque los estadounidenses no quieren quedarse en casa sin suficiente papel higiénico y desinfectante para manos. Cada nueva restricción que se anuncia se suma al frenesí, y ha llegado al punto en que literalmente se anuncian nuevas restricciones en todo el país a diario. Y si los números de casos que nos están dando continúan aumentando, es inevitable que esta nueva ola de bloqueos se vuelva aún más estricta.

Durante los últimos meses, Joe Biden nos ha dicho repetidamente que tenemos un "invierno oscuro" por delante. Aquí hay solo un ejemplo: “Es necesario tomar medidas audaces para combatir esta pandemia”, dijo Biden en Delaware. "Todavía nos enfrentamos a un invierno muy oscuro".

Biden, cuya campaña contra el presidente Donald Trump hizo del coronavirus un foco principal, se comprometió a "no escatimar esfuerzos para revertir esta pandemia una vez que jure el 20 de enero".

Técnicamente, el invierno no comienza hasta dentro de poco más de un mes, pero las compras de pánico ya han comenzado.

En California, el suministro de papel higiénico está siendo devorado vorazmente por consumidores temerosos...

Los compradores de Temecula ya habían vaciado el pasillo de papel y limpieza en un Walmart local el miércoles por la mañana. Otros escaparates, como Trader Joes en el vecindario Silverlake de Los Ángeles y Ralphs en West 9th Street, simplemente se estaban quedando sin esos suministros.

Un trabajador de Costco en Los Ángeles, que deseaba permanecer en el anonimato, dijo que la tienda se estaba vendiendo papel higiénico todos los días, entre otros suministros, pero también dijo que esto podría atribuirse a las vacaciones de Acción de Gracias que se acercan la próxima semana.

Parece que se están produciendo compras de pánico similares en Spokane, Washington.

En un tweet el domingo por la tarde, el fotoperiodista de KREM Roger Hatcher dijo que Target en Spokane Valley estaba "bastante tranquilo" pero que sus estantes de papel higiénico estaban vacíos.

De hecho, en este momento se informa sobre escasez en todo el país.

No sé por qué hay tanta atención al papel higiénico. Para mí, tener suficiente comida para comer durante un período prolongado de tiempo es una prioridad mucho mayor, pero cuando las personas sienten miedo, no necesariamente piensan de manera racional.

Y ciertamente hay un poco de psicología en todo esto. Cuando se le dice a la gente que hay una “escasez” de algo, muchos de ellos inevitablemente se sienten motivados a salir corriendo y comprar algo también mientras puedan. La compra de pánico ha alcanzado tal frenesí que muchas grandes cadenas están comenzando una vez más a poner límites de compra a ciertos artículos. Lo siguiente proviene de CNN :
“En Kroger (KR), los clientes pueden comprar un máximo de dos artículos cuando se trata de productos como papel de baño, toallas de papel, toallitas desinfectantes y jabón de manos. Giant, una cadena de supermercados en el noreste, recientemente puso un límite de uno en las compras de papel higiénico y toallas de papel más grandes y de cuatro en papel higiénico y toallas de papel más pequeñas.

HEB en Texas ha implementado políticas similares en las últimas semanas. Algunas tiendas HEB han establecido límites de dos en las compras de aerosoles desinfectantes y antibacterianos, mientras que otras tiendas han limitado el papel higiénico y las toallas de papel a dos.”

Esta es solo una de las razones por las que siempre he animado a mis lectores a prepararse con anticipación.

Si tienes una familia numerosa, ¿cuánto te van a durar dos paquetes de papel higiénico?

Puede intentar estirar sus suministros limitando a los miembros de la familia a un cierto número de cuadrados por defecación, pero aun así se acabará muy rápidamente.

Cuando intente prepararse para cualquier emergencia en el último minuto, es casi seguro que se quede corto. Uno o dos viajes a la tienda de comestibles no va a ser suficiente, y cualquiera que piense lo contrario simplemente se está engañando.

Mientras tanto, el declive de la actividad económica en todo el país que está siendo causado por esta nueva ronda de bloqueos está creando un renovado aumento en la desesperación económica.

El otro día escribí sobre cómo algunas personas esperaban en fila durante hasta 12 horas para obtener folletos de un banco de alimentos en Texas, y el miércoles se informó que "cientos de autos" estaban alineados para conseguir comida en Miami. ...

Se han formado enormes filas en un banco de alimentos de Florida antes del Día de Acción de Gracias y a medida que la pandemia de coronavirus empeoraba en todo Estados Unidos.

Cientos de autos fueron vistos haciendo cola para cajas de comida en el Gwen Cherry Park de Miami el miércoles.

Las cajas estaban siendo distribuidas por la Fundación Miami Marlins en medio de la pandemia de COVID-19 que ha dejado sin trabajo a miles de floridanos.

Lamentablemente, la verdad es que esto está sucediendo en todo el país, y esta nueva ronda de bloqueos continuará empeorando las cosas a medida que nos adentramos en 2021.

En muchos casos, las personas que hacen fila en estos bancos de alimentos llevan ropa muy bonita y conducen vehículos muy bonitos. Esta severa recesión económica les ha sobrevenido muy “repentinamente”, pero aquellos que han estado leyendo mis libros fueron advertidos de antemano de que este escenario exacto se acercaba.

Incluso si esta pandemia desapareciera mañana, seguiría creyendo que tenemos un “invierno muy oscuro” frente a nosotros. Si no se ha preparado para los tiempos extremadamente desafiantes que se avecinan, le recomiendo encarecidamente que lo haga.

En lo que va de año, hemos sido golpeados por una gran crisis tras otra, y la “tormenta perfecta” que comenzó en 2020 solo se intensificará durante los próximos meses.

Michael Snyder


100 kilos de arroz e ir preparando una mochila de 72 horas para cada miembro de la familia, “por si acaso”, por si tenéis que salir corriendo de las ciudades, hay que estar preparado para lo inesperado.

@@@
Parte de guerra de Australia:

Primera temporada:
Contagiados 7.400
Muertos: 102
Ratio de mortalidad: 1 por cada 72’5 contagiados.

Nueva temporada con acumulados de la temporada anterior:
Contagiados: 27.777
Muertos: 907
Ratio de mortalidad total: 1 por cada 30’6 contagiados.
Ratio de mortalidad nueva temporada: 1 por cada 25’3 contagiados.

Y si, lo anterior es una mentira gorda y forma parte del grupo de ficciones que estoy contando últimamente, por lo que no debéis creerme y entrar en alarma social.

¿Fuente?, ¡Coño!, que es una ficción.

Pues eso, un saludo a todos

Posdata:
Mi pésame a todos los que estáis perdiendo familia en estos tiempos aciagos.


Si por un casual está sucediendo, ha sucedido o sucede algo parecido a lo anterior, es pura casualidad, pues el relato anterior es fruto de la mente de la autora que tiene mucha imaginación. 8322

 

Namreir

Madmaxista
Desde
30 May 2012
Mensajes
42.915
Reputación
82.450
La ética de las farmacéuticas tiene una larga trayectoria....

Ver archivo adjunto 493412
Ver archivo adjunto 493413

Dicho lo cual, no tengo ningún inconveniente en ser el español 1.000.002 en ponerme la vacuna (el 1.000.001 lo tiene reservado el florero @Namreir).
1.000.001 y esperar un tiempo prudencial desde las primeras.

No podemos ser “pro vacunas” y señalar la forma torticera en la que se está sacando adelante?

Los ensayos de fase 3 y los tiempos de espera tienen razón de ser.

Los chinos han vacunado a un millón de chinos, uní de cada 1.300 o 1.400. Nosotros con los mismos resultados y con tecnología que no se ha probado ni en conejos queremos vacunar a uno de cada cuatro españoles, y porque no tenemos más vacunas.

Espero que impere la sensatez y esperemos a la de Oxford


Enviado desde mi iPhone utilizando Tapatalk
 
Estado
No está abierto para más respuestas.