Guerra en Ucrania_XIV

Harman

Rojo
Registrado
1 Jul 2014
Mensajes
44.901
Puntuación de reacción
425.435
Regalos para Donbass




Regalos para Donbass


25/12/2020

Artículo Original: Yulia Andrienko / Komsomolskaya Pravda



Los últimos días de diciembre, todos quieren creer en los milagros. Para los adultos, esa necesidad es aún más urgente que para los niños.


Una campaña que resultó ser a gran escala gracias a la participación de los rusos
Recientemente, la Fundación “Corazón” y su presidenta, Inna Sasim, de Donetsk, ha publicado una lista de niños afectados por la guerra: nombre, fecha de nacimiento, unas líneas sobre el niño y una petición para que tenga un regalo bajo el árbol. Es duro leer la información sobre los destinos de estos pequeños y el sufrimiento que han experimentado: “consecuencias de una bomba: trauma explosivo”, “amputación parcial de una pierna a consecuencia de un bombardeo”, “su madre murió durante el bombardeo protegiendo a su hijo en sus brazos”, “estado de shock a consecuencia de los daños a causa de un trauma cerebral”. Komsomolskaya Pravda dio publicidad a esta acción no solo en el territorio de la República sino también en Rusia. Y así surgió un milagro de Año Nuevo.

“Tras la publicación, mi teléfono no paró de sonar. Había llamadas de toda Rusia. Sonaba día y noche. La cantidad más alta ofrecida fue de 100.000 rublos; la menor, 100. Las conversaciones se veían interrumpidas por otras llamadas y muchos se quejaron de que no podían contactar. Aún estamos esperando que lleguen paquetes que vienen de Rusia”, explica Inna Sasim, que me recuerda a Snegurozhka por su aparente fragilidad y rizos rubios. “La forma en la que personas que viven a cientos de kilómetros de Donbass han respondido a nuestras desgracias es simplemente impresionante. Es la mejor prueba de la unidad de Donbass y Rusia. Enseguida me di cuenta de que ya teníamos cubiertos todos nuestros sueños de Año Nuevo, así que decidimos prestar atención a los orfanatos e internados. Pedí a los directores que hieran listas de todo lo necesario y desde hace una semana estamos visitando los orfanatos de la República”.

Lo que inicialmente iba a ser un pequeño acto de Año Nuevo se ha convertido en algo a otra escala. Se han recibido peticiones de ocho orfanatos, internados y centros de toda la República. Equipamiento deportivo, ropa nueva, zapatos, pañales y dulces pronto serán entregados a sus dueños. Inna también ha conseguido llegar a los niños discapacitados: sus familias recibirán paquetes de comida.

El día de San Nicolás, la Fundación organizó una verdadera fiesta para los niños afectados por la guerra, los niños discapacitados y el orfanato familiar Kovalev. Hubo dulces, regalos y animación. Los niños se lanzaron a la pista de baile. Al verlos, nadie imaginaría que han sufrido la guerra, no en la televisión sino en la realidad: algunos han sufrido lesiones, los familiares de otros han muerto y sus viviendas han sido destruidas.

Pero la vida continua. Fundamentalmente gracias a quienes creen en Donbass.

“Sabes, no vamos a quedarnos en esto. Al fin y al cabo, hemos recaudado una cantidad que da miedo decir en voz alta, más de un millón de rublos. Gracias a las personas que respondieron al artículo de Komsomolka y quienes nos han hecho creer en nuestra propia fuerza”, admite Inna.

“Soñamos con crear un centro de rehabilitación para los niños que se han visto afectados por la guerra y para los niños con discapacidad. Quiero invertir estos fondos en algo que esté aquí cuando nosotros ya no estemos y que sirva a una buena causa”. Inna ya ha empezado a trabajar para hacer realidad ese sueño. Se ha dirigido a la directora del centro de rehabilitación municipal de Donetsk “Esperanza para el futuro”, Svetlana Kobzina, y explica la esencia del trabajo. “Lo principal es que no me ve como la competencia. Al contrario, Svetlana confirmó que ese tipo de centro es necesario en el distrito Proletarsky de Donetsk, ya que hay muchos niños enfermos que tienen que ir muy lejos”, afirma Inna llena de entusiasmo. “Normalmente, estos niños viven con sus madres, los padres no saben aguantar esa responsabilidad. Qué bueno sería que esos niños pudieran tener un lugar en el que recibieran terapia completa: masaje, fisioterapia, ayuda de psicólogos. Recientemente he conocido a una familia que tiene un hijo con síndrome de Down. Llevan dos años esperando por una bici. Es mucho tiempo perdido, con terapia se podrían conseguir resultados positivos”.

Escucho a Inna y creo que todo saldrá bien para ella. Lo principal es no inmiscuirse. El año pasado hubo oficiales que vieron algo sospechoso en esta acción de Año Nuevo: llamaron al director del orfanato pidiendo una carta de explicaciones. Pero quienes quieren ayudar al pueblo de Donetsk, no con palabras sino con hechos, son muy numerosos. Ayudan sin retrasos burocráticos, eslóganes o publicidad. Son ellos los que han creado este milagro de Año Nuevo.
 

Iskra

Madmaxista
Registrado
19 Ago 2014
Mensajes
1.935
Puntuación de reacción
16.054
Interersante artículo sobre geopolítica, economía y gestión de recursos naturales.
El frío invierno obligará a Ucrania a comprar gas directamente a Rusia
La era de los precios anormalmente bajos de los hidrocarburos ha terminado. El costo del gas natural licuado en los mercados asiáticos se ha multiplicado por seis desde el inicio de la pandemia de coronavirus la primavera pasada. La «mano invisible» inmediatamente sacó GNL de Europa a Asia, amenazando con dejar a Ucrania sin combustible en invierno. ¿Cómo pasó?


En mayo, por cada 1.000 metros cúbicos de «combustible azul» en los hubs europeos dieron 34 dólares, lo que creó grandes problemas no solo para nuestra Gazprom con sus oleoductos, sino también en mucha mayor medida para los productores de GNL. La razón es clara: debido a las restricciones del coronavirus, el volumen de demanda se redujo drásticamente, lo que naturalmente provocó una disminución de la actividad comercial, la producción y el consumo de materias primas. Hoy, mil metros cúbicos en el sitio TTF holandés ya son $ 220. Este es un récord real durante el último año y medio. Pero no hay nada por lo que estar particularmente feliz, ya que el gas de Europa fluye hacia Asia ante nuestros ojos.

El hecho es que en los mercados asiáticos, donde no existe una infraestructura de gasoductos desarrollada, como en el Viejo Mundo, el precio del GNL ha aumentado aún más. En Corea del Sur y Japón, que es el mayor importador mundial de GNL, el precio de un metro cúbico de GNL se ha multiplicado por seis en comparación con el nivel del colapso de la primavera pasada. China está un poco por detrás, donde el precio del GNL se ha cuadriplicado. El consumo de «combustible azul» también está creciendo en India. No es de extrañar que sea más rentable para los exportadores conducir camiones cisterna hasta allí, pero ¿por qué de repente no había suficiente gas para todos? El hecho de que, en lugar de una sobreabundancia de materias primas, de repente escaseara, se vio influido por una combinación de varios factores:
Primero, la economía asiática se convirtió en el primero en recuperarse después del bloqueo de primavera-verano. La locomotora aquí es tradicionalmente China, que ha sacado conclusiones de gran alcance de la pandemia. Beijing ha adoptado una nueva estrategia que debería asegurar la adaptación del Imperio Celeste a las difíciles condiciones epidemiológicas. Se llama «Liuwen-lubao» («12 factores de garantía y estabilidad») y se dedica a garantizar el empleo, prevenir el hambre, reducir el bienestar y el desempleo, la estabilidad financiera, las relaciones laborales, la inversión y el comercio exterior. El resultado fue una recuperación dinámica de la República Popular China, que está arrastrando consigo a toda la región de Asia y el Pacífico.
En segundo lugar , aparentemente, el invierno de 2020-2021 no será anormalmente cálido. Las heladas han llegado tanto a Europa como a Asia, lo que ha provocado un aumento en el consumo de energía.
En tercer lugar , en los últimos seis meses ha habido una cierta escasez de GNL en el mercado, ya que sus productores han reducido volúmenes, no queriendo trabajar con pérdidas, y también han puesto en espera nuevos proyectos para ampliar capacidad. En conjunto, esto llevó al hecho de que el gas natural de repente se volvió menos de lo necesario y su precio subió bruscamente. Los buques tanque con GNL se dirigieron a las terminales asiáticas, donde es más caro, y los europeos se vieron obligados a descorchar sus instalaciones de almacenamiento subterráneo. Capitalismo.
Esta situación fue inmediatamente contraproducente para Ucrania, que dejó de comprar gas directamente a Rusia, tratando de integrarse en una familia europea hostil. Resultó que Polonia, Eslovaquia y Hungría ya no tienen gas «extra» para Nezalezhnaya, que le revendieron con una prima, lo necesitan más ellos mismos. Ahora Kiev ya se ha visto obligada a ingresar a sus instalaciones de almacenamiento subterráneo, donde el nivel de reservas ha disminuido rápidamente de 31 mil millones de metros cúbicos a 24,8. Y el invierno acaba de comenzar.

Si todo continúa con el mismo espíritu, es posible que Ucrania tenga que inclinarse ante Gazprom para reanudar la compra de gas a Rusia directamente, sin ninguno de estos falsos “reveses”.
......y, añado yo, como resultado:¿Gazprom les subirá el precio? o, al no poder pagar la comisión a los intermediarios resultará que aún ahorraran dinero los jojoles? La verdad es que lo de esta gente es increíble...vale, sabemos que es un mundo ultracorrupto y ultrainjusto, y que en todo esto los oligarcas se forran y requeteforran, pero tela!!
 

Harman

Rojo
Registrado
1 Jul 2014
Mensajes
44.901
Puntuación de reacción
425.435
Un régimen hipócrita con doble vara de medir




Un régimen hipócrita con doble vara de medir


26/12/2020

Artículo Original: Andrey Manchuk


Zelensky ha dejado claro que Ucrania tendrá que usar medicamentos rusos. De repente, se ha dado cuenta de que Occidente se ha olvidado de su país. El presidente ucraniano concedió una larga entrevista a The New York Times, considerado uno de los portavoces del establishment estadounidense. Los lectores han podido ver en este texto una realidad cabeza abajo: el presidente se jacta de las exitosas reformas económicas, habla de los logros en la lucha contra el coronavirus y asegura que no hay ninguna discriminación contra la lengua rusa en Ucrania. Es como si estuviéramos hablando de un país que existe en la imaginación del jefe de Estado.

El “servidor del pueblo” se enorgullece de cómo obligó al Parlamento a aprobar levantar la moratoria que impedía la venta de tierras agrícolas, sin esconder siquiera que eso causó protestas en el país. Y claramente cuenta con recibir los halagos de los empresarios estadounidenses, que deberían apreciar los esfuerzos de los privatizadores neoliberales ucranianos.

Todo ello mezclado con apelaciones a reforzar las sanciones contra Rusia y alabanzas al presidente electo Biden. Zelensky le describe como un político inteligente y gran conocedor de los misterios del alma ucraniana que seguro podrá ayudar a Kiev en su rocoso camino hacia la democracia euroatlántica. Además, agradece su apoyo a ambos partidos de la élite estadounidense, así como al Congreso y Senado y califica a Estados Unidos como “garante de la seguridad en el mundo”. En su servilismo, es fácil leer entre líneas la petición de no retrasar otro nuevo crédito salvavidas.

Las respuestas de Zelensky no difieren en exceso de las de las entrevistas de su predecesor. Da la impresión de que los mismos guionistas han trabajado en las respuestas basándose en el mismo texto, como si se tomaran en serio al presidente ucraniano. La única excepción es el tema de las vacunas para el coronavirus. La pandemia obliga a llamar a las cosas por su nombre y el “servidor del pueblo” admite que Ucrania está en riesgo de ser uno de los últimos países en vacunarse. Y aunque Zelensky muestra abiertamente su desconfianza en la vacuna rusa “sin probar”, al mismo tiempo que alaba los productos de las farmacéuticas occidentales, deja claro que los ucranianos necesitan vacunas que se puedan permitir. Y simplemente no entenderán tener que esperar a merced de los europeos y estadounidenses mientras ven campañas de vacunación en pleno apogeo en Rusia, Bielorrusia, Moldavia, Kazajistán, Uzbekistán o Armenia.

-No estamos incluidos en la lista de países que primero recibirán la vacuna. No sé cuántas décadas se han perdido desde la independencia, pero está ahí, tengo que reconocerlo. Así que aquí tenemos que ser una especie de acróbatas políticos para conseguir, de alguna manera, entrar en la lista de países prioritarios, tenemos que ser muy flexibles y diplomáticos. Por supuesto, no quiero, obviamente una ley que impida la exportación de vacunas, como presidente no puedo apoyar eso porque es un paso hacia que caigamos al final de la lista de vacunación, lo que significará que morirán más ucranianos. No puedo apoyar tal legislación en ningún país, incluso aunque sea en nuestro socio estratégico.

Creo que Estados Unidos y Gran Bretaña podrían tener una gran influencia hoy en día para hacer de Ucrania uno de los primeros países europeos en recibir la vacuna. Creo que esta cuestión puede ser otro golpe geopolítico, habrá una fuerte guerra informativa por parte de Rusia y ahí todo está en manos de Estados Unidos y Gran Bretaña. ¿Por qué? Porque la vacuna Sputnik se está ofreciendo a la sociedad y al espacio informativo de Ucrania. Con ese propósito, la Federación Rusa utiliza la televisión, especialmente canales concretos ucranianos que son aliados de la política de la Federación Rusa. Por supuesto, explicar a la sociedad ucraniana por qué, si América y Europa no te dan la vacuna, no deben coger la de Rusia, eso es algo que es imposible de explicar a una persona que se muere.

Otra cosa es que no debemos permitir que Ucrania acepte la vacuna rusa, que no ha pasado los tests. No tenemos ninguna evidencia real de que esta vacuna tenga un 100% de efectividad. Es más, no podemos hacernos responsables de una vacuna cuyos efectos no sabemos. Ucrania basa su decisión en elegir una vacuna segura.

– ¿Está dispuesto a adquirir Sputnik si es segura?

-Es muy sencillo. Ucrania salvará a su gente, Ucrania luchará para que nuestros socios nos den las vacunas aprobadas: Moderna, Pfizer, AstraZeneca. Esas son las que están aprobadas. Entendemos que estas empresa tienen fábricas por toda Europa, incluso en Rusia, y según sé, la cuestión principal es la calidad de la vacuna.


¿Qué significan estas confusas palabras del presidente ucraniano? En realidad, Zelensky se queja de la poco ceremoniosa dictadura de la encargada de negocios de la embajada de Estados Unidos, Christine Queen. Como saben, llamó a consultas al ministro de Sanidad Stepanov, que había mencionado la posibilidad de adquirir la vacuna rusa. Los resultados de esa conversación se dieron a conocer en el perfil de Twitter de la embajada. Es ahí donde se publicó el mensaje de que Kiev no adquirirá la vacuna de Moscú. Fue un episodio más de la demostración de la humillación nacional de Ucrania.

Zelensky se lo tragó en silencio. Pero la situación del coronavirus empeora y el “servidor del pueblo” insistentemente pide a Washington que acelere la vacunación en Ucrania poniendo al país en la lista de vacunación. Y da a entender que, si eso no ocurre, Bankova puede dejar de bloquear el suministro de la vacuna rusa. Es más, podría producirse directamente en territorio ucraniano, en una de las fábricas de Járkov. “La política es la política, pero necesitamos salvar a las personas”, se disculpa Zelensky, que no tiene opciones y que es consciente de que un retraso en la llegada de la vacuna puede hacer caer definitivamente su ya decadente popularidad.

¿Qué puede salir de este tímido intento de rebelión? Para empezar, puede que Occidente no preste atención y exija que Ucrania espere en silencio su sitio en la lista de vacunación. Zelensky tendrá que aguantar ya que es completamente dependiente del apoyo exterior que llega de Estados Unidos. Por no mencionar el hecho de que la vida y la salud de la plebe significan nada y menos para el Gobierno ucraniano. “Imposible quiere decir imposible. Nuestros valores de civilización son incompatibles con una vacuna extranjera”, dirá en ese caso el presidente ucraniano para presentarles un hecho consumado.

En este contexto, los ucranianos tendrán que buscarse la vida solos para vacunarse, importando vacunas que serán entregadas a ciertas clínicas privadas. Según las publicaciones ucranianas, adquirirán la vacuna china de Sinovac Biotech, cuyo coste de vacunación para una persona será de al menos 220 dólares. Es más, esta vacuna aún no ha recibido los resultados de la tercera fase de los ensayos clínicos y la cantidad que puede producir será claramente insuficiente para la vacunación masiva de Ucrania.

Pero hay otra opción que es más probable: que en Ucrania ocurra con la vacuna rusa lo mismo que ha ocurrido con el gas y el carbón ruso. El ministro de Sanidad de Alemania, Jens Spahn, ya ha expresado interés por la vacuna rusa, que puede ser producida otros países. Es posible que, en un tiempo, los ucranianos comiencen a ser vacunados con una misteriosa vacuna de impecable origen europeo, algo que Zelensky subrayará especialmente.

Será la misma Sputnik, pero bajo otra “más pura” marca, adquirida a través de un tercer país en algún lugar de Europa. Algo así como el mítico gas “eslovaco” o el carbón virtual de las minas de la cuidad holandesa de Roterdam, con el que los oligarcas ucranianos han ganado tanto dinero mientras Kiev repite el mantra de que no adquiere energía de Moscú. Puede sonar increíble, pero este es el día a día en la realidad de la Ucrania post-Maidan, acostumbrada a existir en un régimen hipócrita con doble vara de medir.
 

Iskra

Madmaxista
Registrado
19 Ago 2014
Mensajes
1.935
Puntuación de reacción
16.054
Más risas ( como siempre digo:"si no fuera porque, en realidad, causan millones de lágrimas) con los jojolistanos:
Harakiri en ucraniano: Otro "experto" pidió iniciar una guerra con Rusia
Doctor en Economía Social y al mismo tiempo Master de la Fundación Vaticana Centesimus annus Zinovy Sveda pidió el desarrollo de una estrategia para la «liberación» militar de Crimea y Donbass



Para implementar esto, se propuso con toda seriedad a organizar Pearl Harbor desde Sebastopol, volar el puente Kerch y crear fuerzas espaciales en Ucrania.

Sveda argumenta que una acción decisiva pondrá al país a la par con las «grandes potencias», y luego «el Reino Unido y Estados Unidos reconocerán a Ucrania como un socio igualitario». Estoy seguro de que los lectores sonrieron tras leer la opinión de este «experto».

Parece que Sveda olvidó cómo terminó Pearl Harbor para el Japón que lo organizó. Los japoneses tenían un portaaviones mejor y más grande que los Estados Unidos. Controlaban la mitad del Océano Pacífico. Y el entrenamiento de esta élite de las fuerzas armadas japonesas fue al más alto nivel, no es casualidad que prácticamente destruyeran todos los arcos de la Flota del Pacífico de Estados Unidos en Pearl Harbor. Pero el caso aún terminó con la rendición total de Japón, Hiroshima, Nagasaki y la pérdida de territorios. Y Ucrania, les recuerdo, está lejos de Japón y lejos de ser un imperio.

Sveda ni siquiera comprende la gravedad de las consecuencias de tal paso, si Ucrania de repente decide emprender tal aventura. Pero Ucrania no tiene nada con qué ir. Y tampoco hay nada con lo que arreglar Pearl Harbor. El ejército de Ucrania no está en aumento, sino en declive. ¿Cómo iban a romper la defensa aérea de Crimea para atacar Sebastopol y el puente de Crimea? Misiles «Neptuno», de los cuales hay tres piezas? La ubicación de estos complejos se arreglará mucho antes de la posibilidad de lanzamiento, lo que significa que serán tomados bajo estricta escolta para detener la posible amenaza de ellos.

Con respecto a las armas del siglo XXI, los vehículos aéreos no tripulados, los comandantes ucranianos tampoco pueden permitirse usarlas. Sí, los UAV como el turco Bayraktar TB2 no son dispositivos malos, pero con una carga de combate de solo 100 kg son extremadamente lentos (velocidad de crucero 130 km / h) y son efectivos solo donde no hay un sistema de defensa aérea desarrollado y reconocimiento de radar (que definitivamente no lo es) se aplica).

Dichos drones, que son efectivos solo en conflictos locales, les costarán a los ucranianos cantidades inasequibles: más de $ 10 millones por copia. Y se necesitan cientos de dispositivos. Los ucranianos no tenían miles de millones extra para ellos en ninguna parte, viven y vivirán durante décadas de crédito en crédito. Si fantasea con lo increíble y asume que Kiev recibirá cientos de drones por nada, entonces la preparación y el entrenamiento de una operación de esta escala aún se revelará hace mucho tiempo, lo que hará posible que los posibles «Pearl Harborists» se preparen.

Lo único que no discutiré con Zinovy es sobre la creación de vuelos espaciales ucranianos. Y se crearán las tropas, y se construirá la fortaleza lunar para los cyborgs, y Darth Vader será invitado a comandar, no tengo ninguna duda.

Ucrania realmente quiere recuperar todos sus problemas y errores. Pero ella no sabe cómo ni dónde. Dar un paso da miedo, solo ladrar es inútil. Entonces se les ocurren planes utópicos: destruir la flota rusa, volar el puente de Crimea, bombardear Moscú con nuevos misiles … ¿Es realmente tan malo que estén listos para morir?
Todos entienden que Sveda estaba diciendo tonterías. Pero hay razones para tales declaraciones del «experto». Él y ukropolitólogos similares siempre están buscando actividades provocativas en el lado (Donbass, Crimea, Transnistria, etc.), para no lidiar con problemas y tareas internas, para parasitar recursos externos y patrocinadores interesados el mayor tiempo posible.

El famoso presentador de televisión Igor Vittel de alguna manera bromeó muy tristemente: la historia se repite no dos, sino cuatro veces. La primera vez como una tragedia, la segunda vez como una farsa, la tercera vez para los especialmente estúpidos y la cuarta vez en Ucrania.
roto2meparto:

Un poco sobre la personalidad de Sveda, este orador con «conciencia despejada»

Zinoviy Sveda es licenciado por la Universidad Católica Ucraniana en Lvov y doctor por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma. Como uno de los dos principales agentes del trono papal en Ucrania, ha estado en constante movimiento entre el Vaticano, Bruselas y Kiev durante unos 15 años. Hoy lleva una exposición por Ucrania sobre el metropolitano Sheptytsky, que dio la bienvenida a Hitler y al «ejército alemán victorioso» en Lvov (fue él quien bendijo la creación de la división SS Galicia en 1943).

Anteriormente, Sveda recogió sobre la venta de terrenos:
“Ucrania debe vender tierras a lo largo de la frontera con Rusia a empresas estadounidenses para proteger este territorio de las invasiones del Kremlin. Donde hay una guerra, a menudo existe el deseo de invertir en la redención de tierras, porque entonces la tierra es más barata. Yo personalmente diría: vendamos las áreas fronterizas máximas de las regiones de Sumy y Kharkiv a empresas estadounidenses, porque las tropas estadounidenses vienen donde hay propiedad privada estadounidense, donde está su interés «.
El mismo aspirante a politólogo gritó a todo pulmón que no había puente de Crimea y que no podía serlo, que todas eran falsificaciones de Mosfilm. Entonces, si no hay puente, ¿qué quiere bombardear? Por otro lado, hablar de volar el puente es el reconocimiento de Crimea como rusa, ya que no hacen volar el suyo.
 
Última edición:

Harman

Rojo
Registrado
1 Jul 2014
Mensajes
44.901
Puntuación de reacción
425.435
Condenar a quien ayuda

Condenar a quien ayuda


27/12/2020


En el séptimo año de la guerra en Donbass y sin ninguna intención de cumplir los acuerdos de Minsk, que le devolverían los territorios perdidos de Donetsk y Lugansk a cambio de una serie de concesiones políticas que Poroshenko y Zelensky han declarado abiertamente que no están dispuestos a conceder, Ucrania continúa con su estrategia de culpar a Rusia y condenar cada uno de sus actos. Y así sigue condenando la inexistente “agresión rusa” y exigiendo que Rusia entregue unilateralmente los territorios de Donetsk y Lugansk y llega incluso a condenar la ayuda humanitaria que desde 2014 Rusia envía regularmente y en la que se han entegado, por ejemplo, materiales de construcción para reparar los daños de los bombardeos ucranianos, tractores para que las cosechas puedan dar de comer a la población o productos básicos para impedir que el bloqueo ucraniano pueda causar una crisis humanitaria.


Artículo Original: Antifashist

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Ucrania ha criticado duramente las palabras del presidente ruso Vladimir Putin, que afirmó que Rusia continuará suministrando asistencia a la parte de Donbass que no se encuentra bajo control de Kiev. El 22 de diciembre, el Ministerio calificó dichos planes de “flagrante violación de la legislación de Ucrania, su soberanía y su integridad territorial”.

“La Federación Rusa puede realmente ayudar a Donbass si deja de violar flagrantemente el derecho internacional humanitario, detiene la agresión contra Ucrania, retira sus tropas y mercenarios de los territorios temporalmente ocupados en las regiones de Donetsk y Lugansk. Consideramos el suministro de la llamada ayuda y la entrega de cargamento humanitario o cualquier otro cargamento a los territorios temporalmente ocupados por Rusia en las regiones de Donetsk y Lugansk sin consentimiento oficial de Ucrania una flagrante violación de la legislación de Ucrania, su soberanía e integridad territorial”, afirma el comunicado publicado por el Ministerio de Asuntos Exteriores.

El Ministerio añadió también que Ucrania sigue “comprometida con la implementación de los acuerdos de Minsk y las decisiones de los líderes de los países del Formato Normandía”. Después, el Ministerio exigió a la Federación Rusa que “por fin tome la decisión de detener la agresión armada y retire sus formaciones armadas de Donbass”.

“Rusia ha hecho todo lo que ha estado en su mano para garantizar que el proceso de consultas en el Grupo de Contacto para la resolución del conflicto en Donbass y la implementación de los acuerdos en el marco del Formato Normandía queden bloqueadas. Para sacar de este estado al proceso de negociación, Rusia debe finalmente tomar la decisión de detener su agresión armada y retirar sus formaciones armadas de Donbass”, exigió el Ministerio.

Hay que recordar que, el 17 de septiembre, durante su rueda de prensa anual, el presidente ruso Vladimir Putin afirmó que Rusia aumentará el apoyo a Donbass y seguirá suministrando asistencia a la región por medio de la cooperación humanitaria y directa. Según el presidente ruso, la cantidad utilizada para esta cuestión aumentará. “Rusia ha apoyado a Donbass y seguirá apoyándolo. Incluso aumentaremos nuestro apoyo para Donbass: esto se refiere a la producción, cuestiones sociales e infraestructuras”, afirmó Putin, que añadió también que Rusia comprende “la complejidad de la situación que se ha creado en Donbass”.
 

Harman

Rojo
Registrado
1 Jul 2014
Mensajes
44.901
Puntuación de reacción
425.435
Diplomacia de bloqueo




Diplomacia de bloqueo


28/12/2020

Artículo Original: Ukraina.ru


El presidente de Ucrania Volodymyr Zelensky no quiere ni pensar en una guerra con Rusia. Pero lo hace. Si Rusia ataca, habrá una gran guerra y entonces Ucrania movilizará a todo el país: tanto hombres como mujeres. Así lo afirmó en una entrevista concedida a la revista Focus. No todos nuestros lectores leen regularmente esta revista, por lo que resumiremos los comentarios sobre Donbass y esa hipotética “gran guerra” con Rusia.

En lo que respecta a Donbass en general (donde, en lugar de la paz que prometió Zelensky, hay una frágil tregua), el presidente ucraniano cree que ha hecho “mucho de lo acordado”. “Además del intercambio, hemos abierto puestos de control en Schastie y Novotroitskoe y hemos construido carreteras en las regiones de Donetsk y Lugansk para que el otro lado pueda ver cómo tratamos nuestros territorios [Las carreteras ucranianas son famosas por ser infames, por lo que este comentario difícilmente puede tomarse en serio-Ed]. También hemos construido en la región de Transcarpatia, donde nos dijeron que los húngaros invertían en Ucrania y Ucrania no invertía en su propio país. Quería mostrar que hacemos las cosas de forma diferente. También se han construido carreteras en la región de Jerson. Nuestra tarea ha sido mostrar a la población de Crimea lo que se está haciendo aquí. Es un paso geopolítico relacionado con las infraestructuras”, afirmó el presidente, que añadió: “Y no hemos escondido nada en el asfalto”.

El jefe de Estado comentó también que Kiev simplemente no puede retirarse de los acuerdos de Minsk “porque los europeos podrían levantar las sanciones contra Rusia y los representantes de ORDLO” [RPD/RPL]. “Pero, personalmente, saldría”, añadió.

“Así que dijimos que no estamos de acuerdo con algunos puntos. Y redactaremos otro plan detallado para acabar la guerra. Para eso, ellos propusieron un régimen de silencio y que se observara hasta cierta fecha, sin responder a provocaciones. Creo que el primer paso ya se ha dado”, continuó. “Entonces, nuestros asesores se reunieron en el formato Normandía y prepararon la reunión de los líderes. Creo que nadie quiere acabar la guerra salvo Ucrania. No es cierto, nuestros socios europeos también quieren. Solo Rusia no tiene prisa, no es rentable para los militantes. Es una situación simple en la que hay que buscar una salida difícil”.

No está muy claro para qué militantes -según Zelensky- es poco rentable que acabe la guerra, esa de la que Donbass no está menos cansada que Kiev (y que Donbass no empezó). El presidente parece no conocer el “partido de la guerra” en Kiev.

Zelensky tampoco habló del plan B, es demasiado pronto “porque esta es una diplomacia grande y sutil”.

Al responder a la pregunta de si ha pensado en que “Rusia podría atacar Ucrania otra vez, aunque desde distinto lugar” (la pregunta llama la atención con esa expresión: otra vez), por ejemplo desde Crimea, el presidente respondió que ni siquiera quiere imaginar algo tan terrible.

“Estoy en contra. Esperemos que no ocurra. De lo contrario, habrá una gran guerra. No nos iremos a ninguna parte, lucharemos todos, se movilizará a todo el país: hombres y mujeres. Será malo para la población de Ucrania. Y creo que Rusia lo comprende muy bien”, respondió.

Zelensky afirmó también que no llama al presidente ruso Vladimir Putin porque ahora “no hay nada de qué hablar”. Pero si es necesario, por ejemplo si hay retrasos de la reunión de expertos [del formato Normandía], entonces llamará.

“Como presidente de Ucrania, tengo que solucionar todos los asuntos complejos con él. Y si ayuda a parar la guerra más rápido, debería comunicarme con él. Es más, creo que debería haber diálogo, tanto en el Formato Normandía como diálogo directo. Porque hay cuestiones que no sacamos en el Formato Normandía, el tema de los rehenes en Rusia o en Crimea o el asunto de Crimea. Este formato es estrictamente para Donbass. Así que debemos hablar con él de forma global, cara a cara”, explicó Zelensky.

Parece que no hay nada que comentar, todo está claro. Además, ¿qué (o quién) impide a Zelensky descolgar el teléfono y discutir esas cuestiones con el presidente ruso? ¿Realmente “no hay nada de qué hablar”? Parece que Zelensky personalmente no quiere que haya guerra, como no lo querría cualquier persona normal. Prometió hacer lo que hiciera falta por la paz, así es como ganó las elecciones y se convirtió en presidente.

Pero la guerra continúa. Y no es una guerra entre Ucrania y Rusia, por mucho que los políticos y estrategas políticos del Gobierno intenten meter en las cabezas de los ucranianos esa esquizofrénica idea. Es una guerra civil, una guerra entre ciudadanos del mismo Estado. Es una guerra por la que, antes o después, tendrán que responder aquellos que la iniciaron y los que ahora hacen que continúe. Solo se puede esperar que Zelensky lo comprenda.
 

Harman

Rojo
Registrado
1 Jul 2014
Mensajes
44.901
Puntuación de reacción
425.435
La negociación, el bloqueo y los puestos de control




La negociación, el bloqueo y los puestos de control


29/12/2020

Artículo Original: Sergey Mirkin / Vzglyad


El 14 de noviembre, el presidente de Ucrania Volodymyr Zelensky se dirigió a los residentes de Donbass en un discurso. En él, afirmó que Ucrania está abierta a la población de Donetsk y Lugansk y que los puestos de control de la línea de contacto están bloqueados por el otro bando. También insistió en que Ucrania ha abierto dos nuevos puestos de control en la frontera con la RPL. Antes, los ministerios de Asuntos Exteriores de Alemania y Francia habían publicado un comunicado conjunto en el que exigían a Rusia y al RPD/RPL desbloquear todos los puestos de control entre Donbass y Ucrania. Según París y Berlín, Ucrania cumple con sus obligaciones y a causa del cierre de los puestos de control sufre la población que tiene que recibir su pensión, visitar a familiares o recibir tratamiento médico.

La RPD tiene normas estrictas para cruzar la línea de contacto. Así, para entrar en la República desde Ucrania, cada persona debe presentar una solicitud al cuartel general interdepartamental. El objetivo es evitar la expansión del coronavirus. Además, cada solicitante debe explicar el motivo de su entrada en el territorio de la República. Tras recibir el permiso, es obligatoria una cuarentena de dos semanas. Pueden cruzar al territorio de la República personas que tengan residencia en territorio de Ucrania.

Muchas personas que residen en Donetsk y Lugansk necesita viajar a Ucrania. Algunos tienen familiares a los que quieren ver o a quienes tienen que ayudar. Hay personas que van a Ucrania a través de Rusia.

Algunos pensionistas reciben sus pensiones en Ucrania. Son ciudadanos que han conseguido registrarse como desplazados y reciben pensiones tanto de Ucrania como de la RPD. En la RPD, solo pueden obtener sus pensiones ucranianas por medio de intermediarios, por lo que a muchos no les compensa a causa de los altos intereses. No hay bancos en la República que tengan conexiones internacionales y en los que funcionen los pagos de los bancos rusos o ucranianos. Gran parte de los pensionistas prefieren ir a Ucrania a retirar sus pensiones del cajero. La situación es similar en la RPL.

También sigue habiendo un pequeño estrato de población de Donetsk acostumbrado a tomar café en Lviv o celebrar el Año Nuevo en los Cárpatos y que ahora están molestos porque no pueden seguir su habitual tren de vida a causa de las restricciones en la frontera.

Para esas tres categorías de personas, las restricciones de entrada desde Ucrania causan dificultades. Y Zelensky y los países occidentales supuestamente se preocupan por su intereses.

Toda moneda tiene dos caras. Las medidas restrictivas de la RPD en relación con el cruce de la línea de demarcación buscan proteger a la población de la república del coronavirus. También hay restricciones de entrada a la República desde el territorio de Rusia. Para entrar en al RPD desde la Federación Rusa, la persona debe ser residente o tener residencia en la República o tener una razón válida para viajar al territorio. Por ejemplo, tener familiares mayores que necesitan ayuda.

Las restricciones con Rusia son menos estrictas. Es comprensible. En primer lugar, los pensionistas no van a Rusia tanto como a Ucrania. Eso significa que menos gente puede infectarse en el extranjero. En segundo lugar, las relaciones económicas de la República están ligadas a Rusia y Ucrania ha impuesto un bloqueo económico. En tercer lugar, la Federación Rusa concede pasaportes a los residentes de la República. Y en Ucrania hay constantes apelaciones a restringir los derechos de los residentes de la RPD/RPL.

Si se abre la frontera con Ucrania, habrá un gran flujo de personas. En primer lugar, los pensionistas que quieren retirar su dinero. Y en Ucrania sigue habido récords de contagios. Las personas mayores tiene más riesgo al contagiarse que los jóvenes. Así que, al volver, los pensionistas pueden unirse al “ejército de pacientes” y extender el virus. El sistema de salud de la RPD ya está teniendo dificultades para soportar la situación. Una serie de maternidades ya se han reconvertido en centros para pacientes con coronavirus. Hay más de 9000 casos en la República, con aumentos de casi os centenares al día. Muchos pensionistas enfermos pueden suponer una presión que la sanidad no pueda soportar. Puede que eso sea lo que quiere Zelensky.

Lo peor es que las potencias occidentales lo hacen bajo la tapadera de la defensa de los derechos humanos. En 201, antes de la derrota del Ejército Ucraniano, Occidente reiteraba que Kiev tenía el monopolio del uso de la fuerza. Berlín y París apoyaron, según los acuerdos de Minsk [negociados personalmente por Hollande, Merkel, Poroshenko y Putin], ayudar a Kiev a crear una estructura financiera en la RPD/RPL para que la población pudiera recibir sus pensiones y prestaciones sociales, cosa que no se ha hecho. Así que surgen sentimientos negativos cuando Alemania y Francia hablan de su preocupación por los habitantes de Donbass.

El 17 de noviembre, la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, María Zajarova, respondió a Berlín y París y afirmó que la apertura de nuevos puestos de control estaba prevista para el 10 de noviembre. Pero Kiev modificó unilateralmente el acuerdo en el último momento. El puesto de control de Schastie debía ser para vehículos, pero Kiev, de repente, decidió que solo sea para peatones. Zajarova apuntó también que Berlín y París ignoran la propuesta de ley presentada por el primer ministro Shmygal para internar a los ciudadanos rusos [en caso de guerra] y las declaraciones de los políticos ucranianos sobre los planes alternativos a los acuerdos de Minsk.

Vladimir Zelensky preparó otro espectáculo con la apertura de los puestos de control, que no había sido acordado con Lugansk. Sus declaraciones están dirigidas a sacar rédito político personal a las dificultades que experimentan los residentes de Donbass. Si Zelensky realmente quisiera hacer el bien para la gente de Donbass, levantaría el bloqueo y pararía la guerra. Así que toda su política es una escenificación: al convertirse en presidente no dejó de ser un hipócrita.

El régimen de Maidan y sus socios occidentales están interesados en debilitar al máximo a la RPD/RPL. ¿Qué mejor que una pandemia? Así que Kiev, París y Berlín insistirán en abrir los puestos de control. Al fin y al cabo, cuantos más residentes de la RPD/RPL enfermen, mejor para quienes desean el mal para las Repúblicas. A Zelensky no le preocupa cuánta gente vaya a morir, para él solo son importantes sus objetivos: destruir las Repúblicas y la victoria sobre Rusia.
 

Harman

Rojo
Registrado
1 Jul 2014
Mensajes
44.901
Puntuación de reacción
425.435
Otro ejemplo más




Otro ejemplo más


30/12/2020


La ley que condena y equipara al régimen Nazi y el comunismo, que según afirmó la Fundación Simon Wiesenthal “iguala al régimen más genocida de la historia de la humanidad con el que liberó Auschwitz y ayudó a acabar con el reino del terror del Tercer Reich” sigue, con su aplicación práctica, probando que fue pensada únicamente para eliminar toda memoria del pasado soviético del país, pasado del que, hasta Euromaidan, no había renegado la gran mayoría del país.

En estos cinco años de vigencia de esta ley anticomunista, numerosos han sido los ejemplos de ciudadanos imputados o multados por el uso de una simbología que fue oficial durante ocho décadas y que hasta ahora no había sido rechazada por la mayoría. Mientras grupos neonazis y otras denominaciones de la extrema derecha continúan ejerciendo su poder en la calle y forman grupos armados, algunos de los cuales han sido integrados en la Guardia Nacional y en otras estructuras oficiales, el acoso a personas que han cumplido el delito de no renegar del pasado soviético continúa. El último de ellos se ha conocido esta semana.


Así lo recogía ayer Antifashist:

Un vecino de 19 años de Kiev puede ir a prisión cinco años y perder sus bienes. Ese es el castigo que podría recibir por viajar a Lviv y ponerse un gorro con orejas del estilo soviético y en el que se podían ver los símbolos soviéticos de la hoz y el martillo y la estrella roja. Los investigadores abrieron un procedimiento penal contra el descuidado ciudadano de Kiev según el artículo que prohíbe la propaganda del régimen comunista.
Así lo informó el departamento de comunicación de la policía de la región de Lviv: “El 28 de diciembre, alrededor de las 16:30, la policía recibió un informe según el cual en uno de los cafés de la calle Valovaya de Lviv había una persona con símbolos comunistas en el gorro. Los agentes de la ley identificaron al infractor, un hombre de 19 años residente en Kiev. Se le requisó un gorro que muestra una hoz y un martillo y una estrella roja”.
La policía apuntó que se ha abierto un procedimiento penal según la Parte Primera del Artículo 436-1 del Código Penal de Ucrania (producción o distribución de símbolos Nazis o comunistas y propaganda de los regímenes totalitarios comunista o nacionalsocialista). “La pena máxima según ese artículo es de hasta cinco años de prisión y confiscación de bienes”, añade el informe.
Según la prensa ucraniana, el gorro de piel con el escudo soviético llegó a manos de la policía tras la denuncia del veterano de “ATO” Ihor Soltis. El veterano de “ATO” no solo lo denunció sino que realizó una “detención pública” del “criminal”.
“En el centro, en la calle Valovaya, paseaban dos jóvenes, uno de los cuales llevaba en un gorro con orejeras con símbolos comunistas. Entraron a uno de los establecimientos donde realicé una detención pública. Les pregunté dónde había conseguido esos símbolos. Dijeron que los habían comprado en un mercadillo porque hacía frío. Dijeron que no sabían que esos símbolos estaban prohibidos. Realizamos el trabajo de interrogatorio. Resulta que eran residentes de Kiev de habla rusa”, afirmó según cita el diario Delo.
-Antifashist


Como pudo comprobar Slavyangrad meses después de la aprobación de la ley anticomunista, los símbolos comunistas, que conviven con los símbolos del nacionalismo ucraniano, son comunes en los mercadillos de Lviv.
 

Harman

Rojo
Registrado
1 Jul 2014
Mensajes
44.901
Puntuación de reacción
425.435
Un regalo de Año Nuevo

Un regalo de Año Nuevo


31/12/2020


De la misma forma que continúan los abusos de nacionalismo (como se ha podido comprobar esta misma semana en Lviv) y el bloqueo del proceso de paz en Donbass, a pesar de la llegada al poder de una administración que prometía cambios, sigue adelante también el programa neoliberal en el que la población más vulnerable ve cómo el precio de los productos básicos aumenta muy por encima del aumento del salario mínimo o de las bajísimas pensiones. Con un aumento de paro debido a la coyuntura internacional y a la pandemia y con menos oportunidades de la población en edad activa de emigrar en busca de trabajo, el aumento de precios no va a hacerse esperar. Siempre dispuestos a mofarse de la pobreza de la población de Donbass, el establishment ucraniano sigue ofreciendo lo mismo que les ha venido ofreciendo desde 2014.


Artículo Original: Antifashist

Con la llegada de 2021, el precio del pan aumentará un 5% en Ucrania. Así lo anunció el director de la patronal “Unión Ucraniana de Empresas Agrícolas” Ruslan Slasten en una aparición en el canal de televisión Ukraina 24.

“El aumento del precio del trigo y, a causa de ello, de la harina ya ha tenido un impacto fundamental pero no afectará al aumento del precio del pan en el futuro inmediato. Es posible que, en enero, a causa del coste de los pagos de las facturas y el aumento del salario mínimo, el coste del pan aumente hasta un 5%”, advirtió.

Según su previsión, un kilo de pan costará en 2021 20-24 grivnas. “El coste del pan de trigo puede llegar en el mercado fácilmente a 20-24 grivnas el kilo. Un aumento del 5% implica un coste adición de grivna o grivna y media en el coste del pan”, afirmó Ruslan Slasten.

A partir del 1 de enero, el Gobierno de Ucrania tiene un “regalo de Año Nuevo” para sus ciudadanos. Según la información publicada en la página web de Naftogaz, el coste del suministro de gas para los ciudadanos ordinarios de Ucrania aumentará un 14%: de 6,63 grivnas el metro cúbico a 7,22 grivnas el metro cúbico incluido el IVA, pero no el coste de distribución.

La compañía afirma que los cambios en los precios del gas a partir de enero se deben a factores estacionales y a un aumento general del precio del “combustible azul”.

Hay que recordar que es la cuarta vez en un año que aumenta el precio del combustible azul” para la población. Las tarifas para los residentes de Ucrania han aumentado de 3,24 grivnas a 7,22 grivnas por metro cúbico, un aumento de más del 50%, que se han notado en los bolsillos.
 

Harman

Rojo
Registrado
1 Jul 2014
Mensajes
44.901
Puntuación de reacción
425.435
Un año con pocos cambios




Un año con pocos cambios


01/01/2021

Artículo Original: Denis Grigoriuk


2020 no ha supuesto ningún gran avance en las relaciones internacionales entre Rusia y Ucrania, aunque en sus primeros meses como presidente, Volodymyr Zelensky se basó en los contactos personales con su homólogo ruso. A partir de ahora, el líder ucraniano ya no podrá incluir entre sus éxitos las negociaciones bilaterales con la Federación Rusa en aspectos clave. Además de no cambiar su política hacia Donbass, Zelensky cometió otro error que le ha costado la oportunidad de tener contacto directo con Putin. Pero ese no es el único problema. El Estado ucraniano no ya podrá negociar con Rusia hasta que Moscú así lo quiera.

De hecho, hemos sido testigos de la repetición de la situación cuando el presidente ruso no respondía las llamadas del presidente ucraniano. En aquel momento, la culpa era de la falta de voluntad ucraniana de cumplir con los compromisos adquiridos durante la cumbre de líderes de los países del Formato Normandía. Después de las elecciones de 2019, se pudo normalizar las relaciones, pero Ucrania una vez más ha demostrado, no solo su incapacidad para negociar, sino su analfabetismo político.

El año que será mundialmente recordado por la lucha contra la pandemia, ha pasado sin grandes negociaciones al más alto nivel diplomático entre Ucrania y Rusia. Sí, se han seguido celebrando reuniones del Grupo de Contacto, aunque, a causa del coronavirus, se han producido por videoconferencia. Salvo los cambios internos y la llegada de radicales a la delegación ucraniana con la misión de sabotear el proceso de negociación, las reuniones no han cambiado sustancialmente.

Ha vuelto a repetirse la situación de tiempos de Poroshenko. Es un hecho que admitió el principal propagandista de la Ucrania actual. El ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, Dmitro Kuleba, se quejó a la prensa ucraniana sobre el ministro Sergey Lavrov. Según el ministro ucraniano, su homólogo ruso no quiere hablar con él.

“No vemos ningún deseo de Sergey Viktorovich de tener contacto, ni en el Formato Normandía, ni en formato bilateral. Así que cuando no respondió a mi llamada, a mi solicitud de hablar sobre la escalada en Donbass, no me disgusté, no derramé lágrimas, sino que me ofendí de que no hubiera contacto ni oportunidad de hablar”, afirmó Kuleba.

Otro signo del rechazo de las autoridades rusas a colaborar con Ucrania se hizo evidente durante la rueda de prensa de final de año de Vladimir Putin. Cada año, el periodista ucraniano Román Tsimbalyuk intenta hacer una pregunta al presidente ruso. Prepara toda una performance para llamar su atención, viste ropa con el tridente ucraniano y hace preguntas provocadoras. En 2020, llegó a la conferencia de prensa, pero nadie le dio la palabra al “tiburón” ucraniano, algo sorprendente. Al fin y al cabo, incluso en los años más difíciles, Tsimbalyuk había tenido la ocasión de preguntar a Putin qué pensaba sobre alguna cuestión.

Este aspecto llamó la atención del politólogo ucraniano Vasyl Makarov. Habitual de las tertulias políticas rusas, afirmó que Putin no tiene en cuenta al Gobierno ucraniano, representado en Zelensky. “Recuerden cómo, hace unos años, Putin afirmó que no respondía a las llamadas de Poroshenko. Putin no percibe a Zelensky como persona sino como el Gobierno ucraniano en general”, opina el experto.

Se podría pensar que la negativa de Zelensky y su equipo a cumplir con los puntos acordado en la cumbre del Formato Normandía de diciembre de 2019 tiene la culpa de todo. En aquel momento, se pensó que la cumbre fue un avance, ya que hacía mucho tiempo que Rusia se negaba a negociar con Ucrania, pero tras el anuncio de los resultados, quedó claro que el principal objetivo de los líderes europeos había sido resolver la cuestión del gas, algo imposible sin Ucrania. La guerra en Donbass no había sido más que una buena excusa para convocar la cumbre.

Si la falta de voluntad de Ucrania de cumplir con los acuerdos de la cumbre de Normandía ha sido un motivo para la negativa rusa al contacto con Ucrania, solo ha sido parcial. Según afirmó Dmitry Peskov, secretario de prensa del presidente ruso, Putin se negó a contactar con Zelensky a cusa de unas declaraciones que realizó el presidente ucraniano en enero en Polonia.

Recuerden que, en aquel momento, Zelensky culpó del estallido del a Segunda Guerra Mundial, no solo a Alemania, sino también a la Unión Soviética. “Polonia y el pueblo polaco fueron los primeros en sentir la colaboración de los regímenes totalitarios. Eso llevó al estallido de la Segunda Guerra Mundial y permitió a los Nazis lanzar su mortal maquinaria del Holocausto”, afirmó el presidente ucraniano.

Durante una aparición en el canal de televisión Rossiya 1, Peskov explicó que Putin se niega a contactar con las autoridades ucranianas. “Esto llega, no solo a los oídos, sino al corazón, no solo de Putin, sino del enorme número de nuestros veteranos y, en general, a cualquiera que viva en el territorio de la antigua Unión Soviética cuyos antepasados participaron en la guerra”, insistió Peskov.

De hecho, Zelensky estaba en una posición en la que podía romper con su predecesor. En 2019, el recién elegido jefe de Estado de Ucrania intentó cumplir rápidamente con las condiciones de la anterior cumbre de Normandía para conseguir tener contacto con Putin, pero en 2020, Zelensky ha seguido el camino de Poroshenko. Al mismo tiempo, el Estado ucraniano no ha recibido ningún beneficio por esa política sino que solo ha habido pérdidas. Y no solo políticas.
 
  Es duro pedir pero más duro es robar
Por favor, permite que se muestren anuncios en burbuja.info y contribuirás a su supervivencia.