Guerra en Ucrania_XIV

Harman

Rojo
Registrado
1 Jul 2014
Mensajes
43.619
Puntuación de reacción
416.189
Héroes de su tiempo



Héroes de su tiempo


12/10/2020

Artículo Original: Alexey Zotiev


Cada época tiene sus héroes. Si analizamos esta expresión en el contexto de las realidades de la Ucrania moderna, podemos recordar toda una galaxia de personas que, en diferentes momentos, nos han sorprendido con su originalidad.

En 2014, todos seguimos las aventuras del matón fascista Sashko Biliy, que personificaba toda la esencia del patriotismo local ucraniano. Por supuesto, si nos referimos al año 2014 es imposible olvidar a Yarosh, que prácticamente todas las semanas iba a ir andando hasta Rostov y que, en su tiempo libre, se dedicaba a acabar con hordas de “separatistas y agentes del Kremlin”. En aquel momento no había soldados de Buriatia, así que Yarosh tenía que conformarse con poco.

Entonces un hombre entró en la agenda informativa como un huracán, pacífico pero extremadamente original. Vitaly Klitschko se convirtió en toda una máquina generadora de frases y aforismos que, con su luz, entraron firmemente en nuestra vida diaria. Confieso que sigo leyendo sus frases para subir la moral y entrenar los músculos faciales.

Después vino Petro Poroshenko. Siempre joven, siempre borracho. Un hombre bastante interesante aunque, a la vez, bastante predecible. Simplemente no hay suficiente espacio para contar todo lo que hizo durante su presidencia. Lo que me gustaba de Poroshenko es que introdujo un monopolio extraoficial del sinsentido. Durante su mandato había bastantes menos idiotas en los pasillos del poder. Aunque puede que me equivoque y que solo fuera que muchos de los empleados parecían inteligentes en comparación.

No tengo el derecho a no mencionar a Mijaíl Saakashvili, que iluminó el horizonte político de Ucrania. No fue por mucho tiempo, pero con mucha luz.

Cuando Zelensky llegó al poder, empezó a haber mucho más sinsentido en el país, ya que el monopolio de la originalidad había desaparecido y prácticamente cada persona empezó a actuar. El papel de héroe cayó a cero y dio lugar a toda una serie de eventos banales.

Ahora, cuando escucho algo fuera de lo común, no siempre recuerdo los nombres de los autores de lo que está ocurriendo y solo me centro en el profundo significado de lo que han hecho. Ayer mismo, discutimos la absolutamente absurda propuesta de ley presentada en el Parlamento por uno de los diputados. Una propuesta hecha, por supuesto, con la mejor de las intenciones. La propuesta prevé prohibir negar la agresión rusa. Simple y llanamente.

Teniendo en cuenta que al otro lado de la ventana es otoño y que muchas personas con talento están experimentando problemas de estabilidad mental, la siguiente iniciativa “brillante” de los diputados no iba a estar lejos.

El viernes, 9 de octubre, el Parlamento registró una propuesta de ley que prevé que Ucrania rechace el cambio de hora a horario de verano y de invierno. Ha propuesto la ley el diputado de Servidor del Pueblo Ruslan Stefanchuk. “La adopción de esta ley garantizará la estabilidad del ciclo natural de la vida humana, contribuirá a mejorar la salud y capacidad de trabajo de la población”, afirmó el diputado.

Todo es lógico, está claro y seguramente no merece la pena perder el tiempo discutiéndolo. Pero recuerden, estamos hablando de Ucrania, así que nada puede ser tan simple como aparenta a primera vista.

“Cómo saben, la hora del Estado agresor, la Federación Rusa, se ha implantado ilegalmente en los territorios temporalmente ocupados de Ucrania. La consolidación de una única hora de Kiev en todo el territorio ucraniano reforzará nuestra posición de defensa y contribuirá a la desocupación y reintegración de los territorios temporalmente ocupados”, explicó Stefanchuk. Jaque mate, traicioneros invasores rusos. ¿Cómo vais a luchar contra el valiente ejército ucraniano si tenéis una hora completamente diferente en vuestros relojes?

Bueno, si todo está claro con las capacidades de defensa, los ucranianos simplemente confundirán a los invasores con el cambio de hora, privándoles de la ventaja que da el efecto sorpresa y dejándoles atónitos con todo lo demás. ¿Cómo va a ayudar el cambio de hora a recuperar los territorios perdidos de las Repúblicas Populares de Donbass? ¿Alguien tiene una teoría o estamos todos perdidos?

En realidad, la cuestión es otra. Queridos hermanos ucranianos, si decidís que todo lo que hacéis es para molestar a Moscú, al menos sed consistentes en vuestros actos. Primero, eliminad el concepto de ucraniano y adoptad el más comprensible jojol. Al hacerlo, nos privaréis a nosotros, los rusos, de la principal carta que usamos en los debates en las redes sociales. Y después prohibid el tocino y el vodka, destruyendo así uno de los principales estereotipos que se han instalado en las mentes de los moskalis.
 

Zhukov

Mariscal
Registrado
17 Feb 2009
Mensajes
8.627
Puntuación de reacción
49.577
Lectura recomendada sobre geopolítica y la lucha de civilizaciones.

Muy largo pero para comprender la amenaza existencial que sufre Rusia y por qué la coexistencia pacífica con USA no es posible.

Россия и враждебное окружение. Осознаём проблему

en lo que a nosotros concierne, Rusia y China son lo único que se opone a la hegemonía global americana, y podemos decir que a menos que esa hegemonía desaparezca, nuestro país, España corre el peligro de desaparecer también. Tras cuarenta años como vasallos los resultados están a la vista.
 

Harman

Rojo
Registrado
1 Jul 2014
Mensajes
43.619
Puntuación de reacción
416.189
“Nos hemos olvidado de lo que es usar tarjetas de crédito o comprar billetes de avión”




“Nos hemos olvidado de lo que es usar tarjetas de crédito o comprar billetes de avión”


13/10/2020

Artículo Original: Yulia Andrienko / Komsomolskaya Pravda


Sin viajar fuera de la República, no se siente lo rápido que está cambiando el mundo a nuestro alrededor. Donbass, antaño tan desarrollado, se ha quedado en la barrera. Es algo que se ve al viajar a Rusia. El toque de queda, que no tiene igual en el mundo, sigue en pie. Los residentes de Donetsk se han acostumbrado al hecho de que, por la tarde, la vida en la ciudad gradualmente se congela: a partir de las ocho es difícil ir a zonas remotas y a las diez todas las tiendas y farmacias están cerradas. Incluso cuando vamos a ciudades en las que no hay toque de queda, corremos a casa al anochecer.

“No hace falta ir a Moscú o San Petersburgo para sentir inferioridad, se siente lo mismo en cualquier ciudad rusa”, admite un compañero. “Nos hemos olvidado de lo que es usar tarjetas de crédito o comprar billetes de avión o de tren. Para consolarnos, nos dicen que no estemos tristes, que pronto estaremos en Rusia y ahí hay una bonita estación de tren en Rostov y un nuevo aeropuerto en Platov. Lo dicen sinceramente, con la intención de animarnos y sin comprender que el pueblo de Donetsk ya tenía su propia bonita estación de tren y un aeropuerto moderno. Queremos estar con Rusia, pero eso no quiere decir que tengamos que olvidarnos de lo nuestro”.

Es así para todo el pueblo de Donbass. Tenemos orgullo y dolor por nuestra tierra. De ahí que el estado de ánimo que ha permitido aguantar todos los años de la guerra. Las calles están limpias, las rosas lucen desde finales de primavera hasta finales de otoño, las entradas para el teatro y la Filarmónica están agotadas y hay que hacer cola en los pasillos para comprar entradas para dentro de un mes. En los años de la guerra, el Teatro Dramático abrió un nuevo escenario en Sadovoy, que permite, de alguna manera, saciar los deseos de los ansiosos espectadores del teatro. En los carteles de la ópera de Donetsk están el ballet Espartaco, el misterio Carmina Burana y la ópera Aida. En septiembre, Donetsk celebró un festival de ciencia ficción que atrajo a una centena de escritores de Rusia.

Desde el centro de Donetsk, es difícil imaginar que es una ciudad militar. Sin embargo, las explosiones aún se escuchan en las afueras. “La última tregua, que se declaró el 27 de julio, no permite a nuestros soldados dar una respuesta adecuada. Ucrania se comporta de forma traicionera y desagradable, sus francotiradores trabajan prácticamente a diario, según información extraoficial, y matan a defensores de la República. Pero aun así, no es el horror de las cantidades masivas de muertos de 2014, cuando las viviendas de la población civil eran bombardeadas. Ahora los ataques son escasos, sufren las afueras de Donetsk y de Gorlovka”, explica el voluntario Andrey Lysenko, que ha pasado todos los años de la guerra ayudando a sobrevivir a la población de la zona roja, donde las posiciones ucranianas se encuentran a unos centenares de metros de sus hogares.

Ahora los ataques se producen a escondidas, para no volver a atraer la atención del mundo hacia Donbass. Y con ello, la destrucción de Ucrania continúa. Hubo un tiempo en el que me parecía que no podía haber nada más terrible que la guerra. Ahora entiendo que hay algo aún peor: una tregua sin fin que está devorando todas las esperanzas.

“La guerra se ha hecho viscosa, como dijo Surkov, se ha hecho vieja. El fuego de la guerra que había en 2014 creo que ardió con fuerza hasta 2016 y ahora solo hay algo de carbón que lo mantiene y algo de humo, aunque sigue habiendo víctimas. Nadie quiere una guerra que dure tanto tiempo. Y muy pocos sabrían decir con claridad cuáles son los ideales de esta guerra. Muchos residentes de Donetsk tienen esperanza, pero esa esperanza no está basada en la sensación de desarrollo y bienestar sino en la desesperación y el deseo de conseguir ser finalmente parte de Rusia. De tener protección. Puede que 2014 fuera el año más honesto”, afirma el abogado Alexey Yigulin. “Una persona me dijo entonces, cuando estaba ocurriendo, que teníamos el momento honesto y que no lo entendíamos. A menudo recuerdo aquella conversación. Entonces no lo creí, claro”.

Ahora, más de 163.000 residentes de la RPD ya han recibido la ciudadanía rusa. No son muchos, si tenemos en cuenta que hay al menos dos millones de personas en la República. El retraso no se debe únicamente a la cantidad de solicitudes. Para obtener un pasaporte ruso, es preciso obtener previamente un pasaporte nacional. Yo, con residencia legal en Avdeevka, tengo que registrarme en el territorio actual de la RPD, pese a que la República reconoce como su territorio las fronteras existentes el 7 de abril de 2014. Es decir, mi Avdeevka también está incluida ahí. Hay que buscar a alguien que te ayude a registrarte o hacerlo de forma temporal en un hostal. Y después la cola para obtener pasaportes de la RPD llega ya a 2022.

Hay otro matiz. Los jóvenes están cansados de esta guerra que no acaba, de la pobreza y del toque de queda y se apresuran a marcharse en cuanto obtienen un pasaporte ruso. Los mejores y más eficientes se marchan. Y no son solo los jóvenes. ¿Qué quedará para Donbass?

“Mira a tu alrededor. Todos los edificios en los que antes se trabajaba tienen carteles de se alquila. En todas partes hay tiendas de segunda mano y farmacias, que son los únicos negocios. Hay precios rusos, aunque el salario medio de la RPD es de alrededor de 15.000 rublos”, explica una amiga que se ha marchado a Kaluga. “Trabajo en ingeniería de sistemas, tecnología e industria. Tengo una familia que alimentar. ¿Qué queda de la industria allí?”

Pero sigue habiendo esperanza. Con todas las esperanzas puestas en Rusia, no quiero abandonar Donbass, aunque existe esa posibilidad. Aquí hay un clima amable, personas responsables y ¿cuántos empleos se crearán cuando podamos reconstruir el aeropuerto y las infraestructuras destruidas? Llegará el día, confío en ello. Solo tenemos que encontrar la forma de acabar la guerra y recuperar el Donbass en paz.
 

Harman

Rojo
Registrado
1 Jul 2014
Mensajes
43.619
Puntuación de reacción
416.189
Sviatlana Tsikhanouskaya emitió el ultimátum a Lukashenko
Liberar a los prisioneros políticos, poner fin a la violencia, renunciar antes del 25 de octubre o toda la nación hará una huelga, pacífica, el 26 de octubre - carreteras bloqueadas, no habrá trabajo en las fábricas, boicot a las tiendas estatales. Ella dijo: "Si estás esperando mi orden, esto es todo".


 

Harman

Rojo
Registrado
1 Jul 2014
Mensajes
43.619
Puntuación de reacción
416.189
Déjà vu




Déjà vu


14/10/2020

Artículo Original: Denis Grigoriuk


“El ataque fue 100% deliberado. Incluso antes de nuestra llegada, un dron llevaba veinte minutos sobrevolando la iglesia y en cuanto entramos, inmediatamente iniciaron el bombardeo”. No puedo decir que me sorprendiera este mensaje. Al contrario, solo confirmó mis sospechas. Estaba claro que el bombardeo de la iglesia en la que estaba presente la prensa no fue accidental sino deliberado.

Me enteré de que Yury Kotenok había resultado herido en la localidad de Shushi, en Nagorno Karabaj, por Semyon Pegov y Alexander Kots. Mostraron el lugar en el que las tropas azeríes habían atacado. Resultó ser el segundo ataque. Kotenok había entrado para grabar las consecuencias del primer ataque cuando los drones atacaron de nuevo.

Por supuesto, las autoridades azeríes negaron cualquier participación en el bombardeo de la iglesia en la que los periodistas rusos habían resultado heridos. Mientras tanto, la televisión rusa ya mostraba las imágenes para que expertos que no lo son hicieran comparaciones que no se sostienen y justificaran las acciones agresivas de su Gobierno. Esta vez era el de Azerbaiyán en lugar del ucraniano.

Deja vu. Creo que la tarde del 8 de octubre, muchas personas en Donbass se enfrentaron a la sensación de haber visto esto en alguna parte. Todo eso había ocurrido aquí durante las fases calientes de la guerra e incluso durante periodos de alto el fuego.

La idea de que los tratados internacionales no funcionan en puntos calientes ya no parece ser una excepción. Cuando menos, son ignorados de forma habitual por una u otra de las partes en conflicto. Así que los colegios, guarderías, hospitales, iglesias, refugios y otras infraestructuras han sido bombardeadas. Por supuesto, en este contexto, los periodistas no son la excepción. Sea lo grande que sea la inscripción que hace saber a los militares que no eres un combatiente, estás a la vista de los francotiradores.

Tu bienestar depende de la suerte. La práctica demuestra que incluso personas experimentadas no siempre son capaces de saber cuándo tienen que ponerse a cubierto. Kotenok es un corresponsal de guerra con experiencia, pero ni siquiera eso le ha salvado de resultar herido.

Hubo un caso en mi experiencia como corresponsal de guerra en el que me enfrenté a una situación parecida. En la primavera de 2015, los acuerdos de Minsk ya estaban en vigor, aunque era únicamente sobre el papel y para la prensa. En aquel momento se produjeron varios incidentes que involucraban a corresponsales de guerra. Era habitual ver informaciones sobre los periodistas que habían resultado heridos en la línea de demarcación. Cuando me dijeron en nombre de Andrey Filatov, no me dijo nada. En aquel momento había una gran cantidad de reporteros de guerra de Rusia en Donbass. Lo visité en el centro de traumatología en el que se recuperaba tras la operación.

Llegué al hospital, bañado por el sol de abril. En la camilla estaba el sonriente joven, con pelo corto y barba de una semana y con el brazo escayolado. No parecía alguien que hubiera pasado dos años en Siria informando sobre la guerra. Pero sus planos eran sorprendentes. Había filmado toda la guerra. Había puesto cámaras en los tanques sirios, había conseguido planos de diferentes ángulos que explicaba con una voz en off. Con ayuda de este trabajo, la audiencia podía comprender cómo es realmente la batalla, que no se parece en nada a las edulcoradas y preciosas imágenes de las películas de Hollywood, donde las bombas caen a cámara lenta y los tanques pueden saltar por los aires con la bala de una pistola.

En dos años, Andrey no había sufrido un rasguño a pesar de que ante sus ojos había transcurrido la guerra. Llevaba solo tres días en el frente en Donbass cuando resultó herido. Como él mismo contó, los había pasado en un sótano con la milicia. No podían responder a los bombardeos. Los morteros ucranianos continuaban rodeando las posiciones de la RPD con fuego. No salió del refugio, esperó con los soldados y hasta el tercer día no salieron a la superficie. Junto a las tropas, el reportero transitaba por la localidad de Spartak cuando un misil antitanque cayó cerca de una valla. Fue ella la que sufrió gran parte de los daños del proyectil ucraniano, pero Filatov recibió un impacto de metralla. El resultado fueron huesos rotos y heridas leves en el abdomen. Los médicos de Donetsk hicieron su trabajo y el reportero, sentado en la cama, mostraba el momento en el que había ocurrido todo.

“Así es como resulté herido. Grabé a la milicia usando armas ligeras y en el momento siguiente voló un proyectil. Tomé ese riesgo conscientemente porque me sorprendió el extendido uso de sistemas antitanque. En Siria, en dos años, solo lo he visto dos o tres veces. Es un arma cara y no muchos ejércitos tienen un arsenal tan grande para usar contra la infantería”, comentó el periodista.

Ese mismo día se conoció que un periodista de Zvezda TV había resultado herido de gravedad en Shirokino al pisar una trampa. Aquel otoño fue duro para los periodistas, aunque los acuerdos de Minsk ya habían entrado en vigor.

En realidad, ni los acuerdos de paz, ni los documentos internacionales, ni la experiencia, ni la gran señal de “Prensa” te puede salvar de un bombardeo o del fuego de artillería. Nadie va a proteger a los corresponsales de guerra. Al contrario, personas que habitualmente muestran compasión son absolutamente indiferentes al destino de los periodistas en los puntos calientes. En lugar de acusar a la parte agresiva del conflicto, son capaces de justificar a los criminales de guerra. Hay diversos argumentos para ello: “Nadie les ha obligado a ir allí”, “¿Qué se creían que hacían en una zona de guerra?” o “No son periodistas, son propagandistas”.

En el peor de los casos, los corresponsales llegan a ser acusados de tener la culpa de haber sido golpeados con armas pesadas o de haber causado la muerte de oficiales con su actividad profesional. Como argumento, se suele usar el hecho de que los reporteros de guerra llevan uniformes de camuflaje como los combatientes. Este argumento podría valer para el juez de una película, en la que los periodistas en vaqueros y camisas con los botones bien atados corren por la bombardeada Sarajevo. Pero la realidad es muy diferente a la que tiene un director de cine. Eso no se ajusta al concepto de guerra mostrado por los liberales en lo que respecta a las protestas contra regímenes que no les gustan.

Personalmente, hace tiempo que tengo una opinión formada sobre esta postura. Simplemente siempre hay “amigos” y “enemigos”. Cuando personas con cócteles Molotov en la mano derrocan un régimen que a los liberales no les gusta, aunque el país viole la Constitución, todos los métodos están justificados, porque ese daño es en nombre del bien. Pero si alguien se resiste a su voluntad, entonces esas personas deben ser destruidas de la forma más brutal, preferiblemente con el fuego de un tanque. Idealmente debe ser con equipamiento militar de uno de los países de la OTAN. En ese caso, no habrá una palabra de acusación contra ese Estado, como hemos visto con Azerbaiyán, bajo patronazgo de Turquía, miembro de la OTAN, al atacar una iglesia en Nagorno Karabaj en la que se encontraban los periodistas rusos. Ningún activista progresista ha condenado las acciones de Bakú y Estambul, de la misma forma que no acusaron a Kiev de obstaculizar el proceso de paz en Donbass con los bombardeos de barrios residenciales en la RPD y la RPL.
 

Harman

Rojo
Registrado
1 Jul 2014
Mensajes
43.619
Puntuación de reacción
416.189
Sermones del pastor




Sermones del pastor


15/10/2020

Artículo Original: Antifashist


El expresidente del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional de Ucrania, Oleksandr Turchinov, ha reaccionado rápidamente a la apertura de una nueva causa penal contra él presentada por la Fiscalía, en esta ocasión por obstrucción a la implementación de la ley de amnistía a los residentes de Donbass. Apenas unas horas antes de la acusación, Turchinov escribió en su perfil de Facebook que se ha manifestado y continuará manifestándose en contra de la amnistía.

“En cuanto a la amnistía para terroristas y asesinos de ciudadanos ucranianos en Donbass, eso es inaceptable. Su sitio está entre rejas o en el cementerio. Esa fue mi postura en 2014 y la sigue siendo ahora”, escribió Turchinov.

Las autoridades no han conseguido ningún resultado con el “caso Donbass”, porque Bankova se ha desviado del camino de la paz. Los hay que quieren guerra en el este de Ucrania. El primero es Turchinov.

El mandato de Zelensky imita completamente al del expresidente Poroshenko, especialmente en un momento en el que se acercan las elecciones locales, cuando los principales partidos luchan por cada voto. No solo están en cuestión Poroshenko y su Solidaridad Europea, sino todo el grupo de héroes de Maidan y sus defensores. La Fiscalía sabe que la sociedad quiere una respuesta a una pregunta: “¿Qué pasó después de Maidan, quién tiene la culpa de la pérdida de territorios, de la guerra civil y la pérdida de soberanía del país?”. Por cierto, Zelensky ha afirmado en repetidas ocasiones que algunos políticos que deberían acudir a la Fiscalía a declarar siguen en activo. Todos pensaron que se refería a Poroshenko, aunque fue el expresidente del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional Turchinov fue quien se dio por aludido.

Los intentos contra él por parte de las autoridades comenzaron hace unos meses: el expresidente en funciones fue acusado de entregar Crimea. Lo más curioso del asunto es que el motor de las acusaciones contra el “pastor sangriento” fue su gemelo de Maidan, el periodista Serhiy Leschenko. Fue su denuncia la que hizo a la Fiscalía abrir una causa penal por la anexión de Crimea. El principal acusado es Oleksandr Turchinov, que era el presidente en funciones en la primavera de 2014 (y, por lo tanto, comandante en jefe). Sin embargo, el caso está colgado y ha sido el propio Turchinov el que se ha acusado a sí mismo, se ha convertido en el ideólogo del cuartel general de Poroshenko y ha comenzado a gritar que hay represión política.

La Fiscal General, Irina Venediktova, no actuó como se esperaba, pero tras el sonoro “escándalo de la dacha” (en el que se acusó a la jefa de la Fiscalía de alquilar ilegalmente una residencia), han encontrado una forma de presionarla. Ahora se abre una nueva causa contra Turchinov, en este caso por negarse a cumplir los acuerdos de Minsk, concretamente el punto que habla de la amnistía para quienes hayan participado en lo ocurrido en Donbass. Las imágenes remitidas por la Fiscalía están fechadas el 29 de septiembre, llevan el sello de la Agencia de Investigación y fueron distribuidas en internet por el diputado opositor Renat Kuzmin. Eso ha dado argumentos a Turchinov para alegar que la causa penal contra él parte de Medvedchuk y compañía.

“No me sorprende que la Oficina de la Fiscalía General de Ucrania esté trabajando en tareas marcadas por el quintacolumnista Medvedchuk y su gente, abriendo causas penales porque ellos lo piden”, escribió el expresidente del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional.

Gran parte de los lectores de la página de Turchinov le desean ansias de sobrevivir en este difícil momento. Pero también hay muchos que muestran su ira por la pasividad del exoficial y le acusan de no haber encerrado en prisión cuando estaba en el poder a Medvedchuk o Kuzmin como Nelya Shtepa, exalcaldesa de Slavyansk, que se ha podrido en prisión.
 

Harman

Rojo
Registrado
1 Jul 2014
Mensajes
43.619
Puntuación de reacción
416.189
Russian Passports For 'Kiev Regime Patriots': Another Scandal In 'Independent' Orthodox Church Of Ukraine

Pasaportes rusos para los 'patriotas del régimen de Kiev': otro escándalo en la Iglesia ortodoxa 'independiente' de Ucrania


(Trad. Google)
15/10/2020


Recientemente, el jefe de la Iglesia Ortodoxa "independiente" de Ucrania (OCU), Epifanio decidió promover al "arzobispo" de Simferopol y Crimea Clement a "metropolitano".

E inmediatamente, salió a la luz en línea información interesante sobre el clérigo de la Iglesia Ortodoxa de Ucrania, el arzobispo Clement.

Pasaportes rusos para los 'patriotas del régimen de Kiev': otro escándalo en la Iglesia ortodoxa 'independiente' de Ucrania

El apoyo de la iglesia patriótica autocéfala de Ucrania resultó tener un pasaporte ruso.
"Vladyka Clement fue tan dirigida por la diócesis de OCU en Crimea que no quedó nada de ella", dice un mensaje de la comunidad de Facebook Pro-Filaret "Por la Iglesia de Ucrania", que publicó las fotos. Kliment (también conocido como Pavel Kushch) fue uno de los primeros en la península de Crimea en postularse y tomó el pasaporte de un ciudadano de la Federación de Rusia de manos de las autoridades de ocupación. Sin embargo, no rechazó el pasaporte de Ucrania. Clement se convirtió en ciudadano de la Rusia de Putin el 6 de junio de 2014, en medio de la agresión de Putin. A la vanguardia ".
Los partidarios de los competidores de la OCU en el campo del saqueo de Ucrania - otra organización pseudo-eclesiástica "Iglesia Ortodoxa Ucraniana - Patriarcado de Kiev" también recordaron una cierta "salvaguardia" que permitió a Kushch moverse por toda Rusia, enfatizando que esa libertad en el país totalitario de Putin difícil de imaginar sin la autorización del FSB ".
"La OCU es también esa estructura política, cuasirreligiosa donde se entrelazan muchas cosas: ambiciones políticas, dinero, mentiras, traiciones, los intereses de Rusia, Estambul, pero falta lo principal: fe y espiritualidad", resumió el medio leal a la Iglesia Ortodoxa Ucraniana - Patriarcado de Kiev.
Anteriormente, el "jerarca" Clement dijo que el problema de la existencia de la OCU en Crimea está "bajo el control personal" del secretario de Estado estadounidense, Michael Pompeo.

Pasaportes rusos para los 'patriotas del régimen de Kiev': otro escándalo en la Iglesia ortodoxa 'independiente' de Ucrania
Radicales ucranianos encienden bengalas durante una manifestación frente a la embajada rusa en Kiev, Ucrania, el 14 de marzo de 2020.
Reuters / Gleb Garanich


En respuesta, Kliment Kushch cree que cualquiera que "intente exagerar el problema" con su pasaporte recibe un pago del FSB, el Servicio de Seguridad Ruso.

El jefe de la diócesis de Crimea de la OCU, Kliment Kushch, dijo que necesitaba un pasaporte ruso para preservar sus bienes personales y de la iglesia en Crimea.

Kliment Kushch, al comentar el comentario de Saken Aimurzaev sobre las fotografías de su pasaporte ruso, dijo que era "un ciudadano de Ucrania con un pasaporte ruso".
“El escándalo continúa: Clemente tiene pasaporte o no. Sí, tiene uno. Sí, tengo un pasaporte, porque si no tuviera este pasaporte, no tendría derecho a servir en Crimea, habría perdido toda la propiedad, no solo la propiedad de la iglesia, sino también mi propiedad personal, que tengo en Crimea. , "Él explicó.
Además, señaló que "quienes crean que este pasaporte es válido, legal, caen bajo responsabilidad penal ya en el territorio de Ucrania, ya que la ley de los territorios ocupados determina que este pasaporte no es un documento que se reconozca".

Por tanto, parece que los feroces patriotas del actual régimen de Kiev, que no sólo 'luchan contra la agresión rusa' en teoría y en la práctica, como afirman, a diario, no son tímidos para tener la ciudadanía del 'agresor'. En este sentido, la narrativa de propaganda oficial de Kiev que afirma que es necesario deshacerse de la Iglesia ortodoxa ucraniana canónica porque históricamente es parte del Patriarcado de Moscú es simplemente divertidísima.
 

Harman

Rojo
Registrado
1 Jul 2014
Mensajes
43.619
Puntuación de reacción
416.189
Un espectáculo anual




Un espectáculo anual


16/10/2020

Artículo Original: Komsomolskaya Pravda


La marcha en memoria a la fundación del Ejército Insurgente Ucraniano, UPA (sorprendentemente celebrado el 14 de octubre, el día que Stalin fundó el NKVD, que acabó con UPA), se celebró en Kiev y en esta ocasión fue muy numerosa. Muchos acudieron sin mascarilla, algo sorprendente y maleducado. Kiev marca récords de casos de coronavirus, pero eso no confundió a los neonazis de Kiev, a los que únicamente les preocupa la guerra con Rusia. Además, ¿cómo van a cantar su himno o gritar a pleno pulmón sus lemas “Gloria a Ucrania, Gloria a los héroes” y “Moskalis a cuchillo” con mascarilla?

Un grupo colorido de nazis se reunió en el parque Taras Shevchenko, cuyos poemas fueron citados en el acto: Andriy Biletsky, líder del Corpus Nacional de Azov; Oleh Tyahnibok, líder de Svoboda; héroes de ATO y capellanes grecocatólicos. De alguna manera, había un aroma a Maidan 2014. También acudió Fyodor Dyachun, un veterano de UPA de 92 años de edad e icono del nacionalismo ucraniano militante.

El orden del día de la celebración fue consistente con otras ocasiones: la exigencia de derrotar a Rusia, la eliminación de la quinta columna que bajo el mandato de Zelensky supuestamente ha levantado la cabeza y otras muchas nimiedades como, por ejemplo, conseguir poder en las elecciones locales del 25 de octubre.

“Recordar”, gritó Tyahnibok, “Comenzamos nuestras marchas hace 16 años y miembros de nuestro partido, Svoboda, vinieron aquí con sus hijos. Ahora esos niños han crecido y ya se han unido a nuestras filas. Pero es pronto para relajarse. Porque la Hidra se ha infiltrado en todas nuestras estructuras de poder. Y la tarea es romper la base de los “agentes del Kremlin”, expulsarlos de nuestras tierras y que los traidores asuman responsabilidades penales. Si van a Rusia, hacen negocios en Rusia, trabajan con la prensa rusa, que sepan que tendrán que responder por ello. El colapso de Rusia está cerca”.

La audiencia enloqueció con un grito unánime: “Gloria a la nación. Muerte al enemigo”.

No fue menos epopeya banal la participación de Biletsky, que abiertamente apeló a ganar la guerra, no solo en el frente sino también luchar contra cada “basura prorrusa” en las calles. Y especialmente en Kiev. Especialmente en Kiev. Biletsky no se olvidó de mencionar al líder de la Plataforma Opositora Por la Vida, Viktor Medvedchuk, que lleva seis años intentando restablecer las relaciones con Rusia. Sorprendentemente, la marcha coincidió con el día en que Medvedchuk consiguió que Rusia levantara las sanciones contra tres empresas ucranianas. Eso irritó aún más a los neonazis. ¿Cómo es posible?

Tras gritar durante una hora, la marcha caminó por la calle Vladimirskaya hacia la Oficina del Presidente, donde los manifestantes mostraron una pancarta antisemita [“Celebrando el aniversario de la ocupación y robo de Ucrania por el clan judío de Dnipro de Vova Zelensky] y realizaron una especie de perfomance.

“¿Queréis que Zelensky dimita?”, pregunto a un hombre con una gorra de Bandera y la bandera de Svoboda sobre sus hombros.

“Por supuesto. Cuando antes vuelva a los escenarios, mejor. Un cómico no debería ser presidente de un país en guerra. La guerra no puede acabar con algún acuerdo con Rusia. Es o victoria o capitulación”.

“Pero el 73% de los ucranianos votó por él, por la paz”.

“Resulta que tenemos un 73% de idiotas ingenuos. Que dimita antes de que sea demasiado tarde. ¿Qué paz con Rusia? Con Rusia solo puede haber guerra”.

Debo decir que la marcha nacionalista se ha convertido en un espectáculo tan familiar en Kiev que a muchos ni les interesa. Para muchos, los nacionalistas han vuelto a convertirse en semimarginales, como lo fueron antes de Maidan. La epidemia de coronavirus preocupa mucho más a los ucranianos. Pero también hay circo en eso.

“Nos vamos a vacunar todos de cualquier manera y todos tendremos nuestro chip”, dice una mujer mayor. “Y una persona con un chip es fácil de encontrar y eliminar en cualquier parte del mundo”.

“¿No es la vacuna para salvar vidas?”

“Lo principal es que no sea la rusa. Los ucranianos volverán a pedir ayuda a Putin. Y eso no se puede permitir. De ninguna manera. Especialmente a los jóvenes. ¿Cómo van a luchar contra Rusia entonces?”

¿Cuándo va a acabar esta locura?
 

Harman

Rojo
Registrado
1 Jul 2014
Mensajes
43.619
Puntuación de reacción
416.189
Situación de riesgo




Situación de riesgo


(Trad. Google)
17/10/2020

Artículo Original: Antifashist


El 15 de octubre se produjo en Donetsk una comparecencia del Ministro de Sanidad de la RPD, Alexander Oprischenko, sobre la situación epidemiológica en la República. Los problemas son muchos y son variados. Según apuntó el ministro de Sanidad, solo en el último día se habían detectado en la República 210 neumonías. No se sabe aún cuántas de ellas están causadas por el coronavirus ni cuántas tienen otro origen, pero de las palabras del ministro se puede extraer que alrededor del 70% de las neumonías en la RPD son causadas por la infección de coronavirus, mientras que solo el 30% restante es la neumonía habitual, que se corresponde con la incidencia habitual de la enfermedad en esta época del año. Es decir, sin el coronavirus, los hospitales de la República no estarían saturados.

La presión sobre el sistema sanitario de la RPD es norme. No hay suficientes plazas para los enfermos más graves. El ministro asegura que únicamente hay plazas para los pacientes actuales, pero en los casos graves es preciso suministrar oxígeno y la capacidad de la República para hacerlo es limitada. De ahí que algunas instituciones hayan sido convertidas en hospitales covid. Concretamente, se ha debatido mucho la sanción a cuatro médicos y nueve enfermeros del tercer hospital de maternidad de Donetsk al saberse que pacientes covid habían sido tratados en el hospital.

Alexander Oprischenko insistió en que no se trata del primer caso y a jugar por la situación de emergencia, posiblemente no sea el último. El ministro aseguró al público que no hay personal no especialista trabajando en la “zona roja” con pacientes de coronavirus y que ningún médico no especializado puede trabajar en esa “zona roja”, para la que los médicos han recibido instrucción durante un mes.

Al mismo tiempo, el ministro pronunció una frase impopular pero bastante obvia: todos los médicos que se han graduado en una universidad médica tienen conocimientos básicos de todas las especialidades y en este momento crítico deben trabajar juntos para combatir el virus. El ministro incluso comparó la lucha contra el coronavirus con la guerra.

Pero si se compara al personal médico con soldados, es preciso suministrarles los uniformes apropiados y que dispongan de las armas necesarias. Y también a los ciudadanos. Esto sigue siendo triste. Volviendo al hospital de maternidad, los médicos carecían de material protector.

La situación no es mejor en las farmacias, donde hay escasez de antibióticos. Y los medicamentos que pueden obtenerse se venden a precios difícilmente asequibles para los ciudadanos medios de la RPD. El Ministerio de Sanidad reconoce esos problemas y promete solucionar la situación: prometen que, antes de finalizar la semana, llegará a la RPD una carga con medicinas, con lo que la situación debería mejorar. Esperemos que sea verdad, ya que, ante los cinco meses más fríos del año con la actual expansión del virus, los hospitales de la RPD están en riesgo de colapsar si no hay mejoras cualitativas en diversas áreas.

En lo que respecta a las pruebas, se realizan en la RPD alrededor de 300 tests al día, aunque el número de personas que desean hacerse la prueba es al menos el doble. Se realizan pruebas PCR en dos hospitales públicos y dos privados. Por el momento, es largo y costoso y si la incidencia del coronavirus aumenta, podría ser aún peor. Lo más habitual es que las pruebas se realicen a pacientes que ya han sido ingresados en el hospital, para poder así determinar el curso del tratamiento.

El ministro también aclaró que la RPD ha solicitado a la Federación Rusa que suministre a la República la vacuna contra el coronavirus que, como se sabe, se encuentra ya en la tercera fase de ensayos clínicos en Rusia. Por el momento, el ministro de Sanidad espera la decisión de Rusia. Oprischenko también ha vuelto a apelar a los residentes de la RPD a cumplir con una serie de medidas elementales y bastante simples: llevar mascarilla y mantener las distancias.
 

Harman

Rojo
Registrado
1 Jul 2014
Mensajes
43.619
Puntuación de reacción
416.189
Simulación electoral




Simulación electoral


18/10/2020

Artículo Original: Colonel Cassad



En vísperas de las elecciones locales en Ucrania y enfrentándose a una caída en la popularidad de Servidor del Pueblo, Zelensky ha decidido utilizar métodos de tecnología política para dar la vuelta a tendencias negativas. Ya que no tiene mucho de lo que jactarse en lo que respecta a sus promesas electorales, que con tanta generosidad repartió en la primavera de la 2019, ha lanzado la campaña de relaciones públicas “Preguntas del Presidente” como anticipo electoral. Se han anunciado “cinco importantes preguntas” que se realizarán a los ucranianos junto a la votación normal en las elecciones.

Inmediatamente se advirtió de que no se trata de un referéndum sino de una encuesta, que no se realzará en las sedes electorales sino a modo de “encuesta a pie de urna”, donde algunos activistas invitarán a los ciudadanos a responder a las cinco preguntas de Zelensky, unas respuestas que ni son obligatorias ni serán vinculantes. Aun así, formalmente se quiere presentar como un “diálogo entre Zelensky y la población”. Este sería un gran momento para finalmente preguntar:
  1. ¿Debe ser la lengua rusa la segunda lengua oficial?
Desde tiempos de Kuchma, pese a toda la palabrería sobre la democracia y la voluntad del pueblo, nunca se ha celebrado este referéndum. Y no se ha hecho por una simple razón: porque el resultado habría sido predecible y sería contrario a la ucranización forzada. Es más, según las actuales estadísticas ucranianas, solo el 44% de los residentes usan el ucraniano como lengua de comunicación en el día a día. ¿Cómo se va a preguntar a la población sobre la lengua rusa con esos datos? Imposible.
  1. ¿Hay que acabar la guerra en Donbass y negociar con la RPD y la RPL?
Otra vez, el resultado sería predecible, ya que la mayoría de los ucranianos votó a Zelensky precisamente porque les había prometido la paz y meter a Poroshenko en prisión. Un año y medio después, no hay paz ni Poroshenko está en prisión. De ahí que, por supuesto, nadie vaya a dejar en manos de la población asuntos clave como “la guerra y la paz” o de pronto resultará que no hay “agresión rusa” sino una guerra civil, como algunos políticos e incluso oligarcas han dicho en ocasiones.

Estas y otras preguntas similares habrían mostrado mucho mejor que Zelensky va en serio cuando habla con la población. Pero, ¿qué se les pregunta en lugar de eso?

Para mantener la intriga, las preguntas se han anunciado de una en una, buscando un impacto mediático de la historia, ya que, si se anunciaran de golpe, la población podría hablar, discutir y reír sobre el tema y después desaparecería rápidamente de las páginas de los periódicos. De esta forma, el efecto de relaciones públicas se alarga durante cinco días.

La primera pregunta ya tiene un tinte cómico, ya que Zelensky, que tiene todo el poder, pregunta seriamente si es preciso reforzar la lucha contra la corrupción y condenar a largas penas de prisión a oficiales corruptos. Esta pregunta procede de una persona que se presentó a las elecciones con eslóganes anticorrupción y que ahora controla el SBU, la Agencia Anticorrupción y la Fiscalía y que tiene mayoría absoluta en el Parlamento, lo que le permite aprobar todas las leyes que sean necesarias. Pero no hay oficiales encarcelados, Poroshenko sigue libre y también lo serán casi todos los acusados del caso Ukroboronprom. ¿Qué más da cuál sea la pena a la que se les podría condenar en teoría si en realidad no son encarcelados? Da igual si la pena es de cinco años o si es de veinticinco. En ambos casos, la impotencia del Estado será evidente.

No es menos maravillosa la segunda pregunta. Zelensky ofrece, no una pregunta sobre la guerra en Donbass, sino la creación de “una zona franca en Donbass”. En la línea del frente. Donde no se celebran elecciones y opera una administración militar. No es difícil adivinar que las perspectivas económicas de los proyectos en esta zona serán excelentes.

Las tres preguntas restantes no se han anunciado oficialmente, pero se han filtrado en internet. Se trata de la legalización del cannabis de uso medicinal (hay que recordar las acusaciones de Poroshenko contra Zelensky sobre el uso de cocaína) y la reducción del número de diputados a 300, algo que no cambiará el hecho de que todos ellos estarán, de una manera o de otra, controlados por grupos oligárquicos, cuya posición no ha sido debilitada por Zelensky sino reforzada.

Finalmente, está también la cuestión de apoyarse en el Memorándum de Budapest para restablecer la integridad territorial del país. Es más, Zelensky periódicamente saca el tema, pero Rusia no va a darle conversación con este asunto. Así que si Zelensky usa el “Sí” en esta pregunta de la encuesta, será para seguir saboteando los acuerdos de Minsk, ofreciendo a Rusia y la RPD/RPL formatos que no pueden aceptar, es decir, lo mismo que Poroshenko hizo entre 2014 y 2019.

En pocas palabras, todo esto parece una iniciativa de propaganda mezclada con populismo barato para poner el foco en Zelensky y en Servidor del Pueblo antes de unas elecciones que se producen en un contexto electoral complicado. Es más, estas respuestas no son vinculantes. Se puede hacer algo al respecto, como legalizar el cannabis o reducir el número de diputados, pero también se puede no hacer. Al final, el principal objetivo de esta acción es garantizar un resultado decente en las elecciones, para no obtener un desastre electoral este otoño sino retrasarlo un tiempo. Si eso requiere simular que “Goloborodko se comunica con el pueblo”, se emitirá ese capítulo.
 

Harman

Rojo
Registrado
1 Jul 2014
Mensajes
43.619
Puntuación de reacción
416.189
Marcha de la victoria



Marcha de la victoria


19/10/2020

Artículo Original: Alexey Zotiev


En Kiev se ha vuelto a celebrar un acto en el que los participantes han rendido homenaje a los soldados del Ejército Insurgente Ucraniano (UPA). El 14 de octubre, seguidores de las ideas de Bandera y Shujievich se pasearon por las calles centrales de la capital de Ucrania gritando consignas de gran elocuencia y sin olvidarse de hablar de sus planes de futuro. Este tipo de actos se han convertido en el país en algo común y que difícilmente sorprenden a alguien. La sociedad ucraniana, que últimamente vive según el principio “cuanto peor, mejor”, ha perdido finalmente toda sensación de realidad, blanqueando a esos ucranianos de los que dudosamente deberían sentirse orgullosos.

Andriy Biletsky es una figura conocida en la sociedad ucraniana. Fanático nacionalista que incluso logró otorgarse el estatus de preso político, fue capaz de realizarse en 2014, cuando un grupo de aventureros llegó al poder y arrastraron a Ucrania a una serie de trágicas desdichas. Excomandante del regimiento Azov, exdiputado del Parlamento, se ha creado una tan heroica biografía que cierta pare de la población aún percibe sus declaraciones, no solo como verdades absolutas, sino como una llamada a la acción. Sus historias sobre la heroica defensa de Mariupol -que, por cierto, nadie atacó- merecen ser incluidas en el temario escolar de historia moderna de Ucrania.

Pero volvamos al acto descrito al inicio y respondamos a la pregunta de qué tiene Biletsky que ver con ello. “Un día, un día soleado como este, marcharemos por las calles centrales de las pacíficas ciudades ucranianas de Donetsk, Lugansk y Simferópol. Felices fiestas, ucranianos”. Esas fueron las palabras que pronunció el 14 de octubre de 2020 en público, en presencia de cientos de correligionarios.

Lo primero que viene a la cabeza es el deseo de recordar a Biletsky el destino de los oficiales alemanes que, allí en 1941, declararon que pronto marcharían victoriosos sobre la Plaza Roja. Casi cuatro años después, quienes seguían vivos desfilaron por Moscú, pero no victoriosos. Testigos de aquellos hechos cuentan que tras el desfile de los prisioneros por las calles de nuestra capital, los trabajadores limpiaron cuidadosamente el pavimento.

Yo le contaría a Biletsky otra historia diferente. La historia del desfile de prisioneros de guerra que se produjo en las calles de la actual Donetsk. En agosto de 2014, los militares ucranianos tuvieron la ocasión de desfilar por las calles de Donetsk, aunque este desfile no les causó especial placer. Biletsky no estaba entre los prisioneros, ni tampoco sus colegas de las organizaciones nacionalistas. Los soldados del batallón Azov tampoco participaron en esta “marcha de la vergüenza”.

No, no es que los Nazis sean especialmente buenos en la lucha y no permitan que el enemigo les capture. Lo que ocurre es que para ser capturado hay que, al menos, estar en la línea del frente. Y Biletsky y otros “coroneles” y “tenientes coroneles” similares no son muy propensos a acudir a aquellos lugares en los que en cualquier momento se puede llegar al punto final de la vida.

Si se les ocurre la idea de seguir el “heroico” camino del batallón Azov, tras pasar un buen rato, llegarán a la conclusión de que Biletsky no tiene nada especial para sentirse orgulloso. Los únicos “éxitos” reconocidos del batallón Azov en esta guerra son los saqueos, robos y asesinato de civiles. No se puede otorgar otras “hazañas” a los representantes de esta formación “militar”. Los ucranianos que en 2014 desfilaron por las calles de Donetsk con las cabezas bajas al menos sabían lo que es la línea del frente, al contrario que los castigadores de los batallones nacionalistas, cómodos solo en la retaguardia.

Que alguien me explique cómo Biletsky y otros como él, que llevan luchando contra el “traicionero invasor” exclusivamente en internet desde hace varios años, van a recuperar Donetsk y Lugansk, por no mencionar Simferópol [Crimea]. Como es natural, marchando por las calles de Kiev en un círculo de correligionarios que de tanto en cuanto hacen el saludo Nazi y cantando “Gloria a Ucrania”, todos ellos se sienten como verdaderos héroes. ¿Pero dónde va ese “heroísmo” cuando tienen la oportunidad de enfrentarse a las trincheras del enemigo desde el visor de su ametralladora?

Biletsky no podrá desfilar por las calles de las ciudades libres de Donbass ni en un desfile festivo ni en una formación de prisioneros de guerra. La única ciudad, a excepción de las ciudades de Ucrania occidental, que se ha rendido a los nacionalistas ucranianos y en cuyas calles pueden orgullosamente desfilar en formación sigue siendo Kiev, tiempo atrás definida como la “madre de todas las ciudades rusas”. Aunque algo me dice que en futuro cercano la situación en Ucrania puede cambiar dramáticamente y que esos “héroes” no tendrán siquiera ese lugar en el que hoy se sienten tan a gusto.
 

Harman

Rojo
Registrado
1 Jul 2014
Mensajes
43.619
Puntuación de reacción
416.189
Planes de futuro




Planes de futuro


20/10/2020



Sin ningún avance en el proceso político del formato de Minsk, en el que Ucrania ha dejado claro que no pretende avanzar si no es con su unilateral interpretación de los términos de los acuerdos, Kiev continúa preparando el día después de la recuperación de los territorios de Donbass ahora controlados por las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk.

Y si las propuestas lanzadas por las autoridades ucranianas, en esta ocasión por un viceprimer ministro, ministro encargado de la política sobre los territorios de Donbass, son un indicador, se puede definir la política de Kiev por dos aspectos: planes inviables y el desprecio absoluto por la opinión de la población. Después de seis años de depresión económica de la zona de Donbass bajo su control, Kiev plantea ahora un “milagro económico” que realizará a base de créditos extranjeros mientras nombra a dedo a los futuros alcaldes de la zona de Donbass que aún no controla.


Artículo Original: Antifashist

El viceprimer ministro de Ucrania y ministro para la “reintegración de los territorios temporalmente ocupados”, Alexey Reznikov, cree que es el momento de comenzar a entrenar al personal para trabajar en el “Donbass desocupado”. Así lo expresó en una entrevista concedida al canal croata N1:

“Vuelvo a Ucrania con la idea de preparar a los empleados de las futuras administraciones, los futuros empleados de ayuntamientos que llegarán inmediatamente al lugar y estarán preparados para trabajar tras la desocupación. Y eso significa que deberían tener ya su administración de ciudad o pueblo que ahora se encuentra bajo ocupación”, afirmó Reznikov.

El ministro también expresó su confianza en que Kiev “se aprovechará de algunas ideas, consejos y experiencias de Croacia” y habló sobre los planes de Ucrania de crear un “milagro económico” en la parte de Donbass controlada por Kiev a costa de créditos.

“Tenemos un objetivo ambicioso: crear un milagro económico en los territorios de Donbass controlados por las autoridades ucranianas, es decir, en las regiones de Donetsk y Lugansk. Mi Ministerio está desarrollando actualmente el concepto de desarrollo económico cuyo propósito es atraer inversiones por medio de la creación de un territorio de desarrollo avanzado. La idea clave es reconstruir Donbass no a costa del presupuesto ni fondos de donantes sino a costa de créditos”, afirmó.

Según afirmó Reznikov, el Instituto de Economía de Viena ha estimado que la reconstrucción de Donbass precisará al menos de 21.000 millones de dólares. Reznikov se refirió también a “expertos independientes” que cifran en 120.000 millones de dólares las pérdidas que supuestamente ha sufrido la economía ucraniana a causa de la destrucción de Donbass.
 

Iskra

Madmaxista
Registrado
19 Ago 2014
Mensajes
1.863
Puntuación de reacción
15.626
El ex presidente ucraniano Poroshenko enfrenta cargos de planear un golpe de estado
La Procuraduría General de Ucrania ha iniciado una causa penal en preparación para un golpe de estado en el 2013-2014 y en el 2020 por el ex presidente Piotr Poroshenko y sus cómplices, dijo el miércoles el miembro de la Verkhovna Rada (parlamento ucraniano) del partido político de la Plataforma de la Oposición-Por la Vida, Renat Kuzmin.
«Publico documentos <…> sobre el inicio de una investigación sobre los hechos de la toma ilegal del poder estatal, la malversación a gran escala y la legalización del dinero ‘sucio’ por parte de un grupo delictivo organizado formado por [el ex miembro del parlamento David] Zhvania, Poroshenko, [el ex presidente en funciones Alexander] Turchinov, [el ex primer ministro Arseniy] Yatsenyuk, [el ex presidente del parlamento Andriy] Parubiy, [el ex ministro de Relaciones Exteriores Pavel] Klimkin <…> y otras personas de menor rango», escribió en Facebook.