Guerra en Ucrania_XIV

Harman

Rojo
Registrado
1 Jul 2014
Mensajes
43.427
Puntuación de reacción
414.954
Para construir un relato


Tres décadas después, el puente sigue inacabado. Las prioridades son otras.


Para construir un relato


17/08/2020

Artículo Original: Andrey Manchuk



Las autoridades de Kiev han comenzado a instalar el mástil más alto de Ucrania para la bandera nacional más grande. Esta estructura, que se ha decidido que esté junto a la aún no descomunizada estatua a la Madre Patria, tendrá una altura de noventa metros y soportará una bandera azul y amarilla de 16×24 metros. Es más, se está construyendo a una velocidad sorprendente, a un paso puramente estajanovista, trabajando incluso de noche para que pueda inaugurarse el 23 de agosto para celebrar el Día de la Bandera Nacional.

Según los representantes de la ciudad, han aceptado el reto del alcalde de Dnipropetrovsk, Boris Filatov, que construyó un mástil de 72 metros. El Consejo Municipal de Kiev apreció el valor y beneficio de tal proyecto, ya que una bandera gigante puede animar a tu favor al electorado patriota, que es muy importante para Vitaly Klitschko, que se enfrenta a las elecciones de otoño. Para instalar tal mástil eran necesarios cincuenta millones de grivnas que han sido mucho más fáciles de encontrar que el dinero necesario para reparar las tuberías rotas o las carreteras, por no mencionar la construcción de infraestructuras críticas como puentes sobre el Dniéper o estaciones de metro.

Por cierto, en cuanto a los puentes y el metro, la capital de Ucrania celebra una de las fechas más significativas. Hace exactamente treinta años, en julio de 1990, los líderes del Soviet de Kiev aprobaron el plan de construcción del puente de Podolsk, diseñado para unir los nudos de transporte del centro de Kiev y el distrito Zarechny. En aquel momento, el plan era que se construyera en unos años, ya que en ese tiempo se iba a construir otro puente del que también derivaba otra línea de metro.

Por desgracia, esos planes se colapsaron con la URSS. La característica silueta del puente de Podolsk sin terminar se ha convertido en una parte integral del paisaje urbano de la ciudad y los residentes a veces se cuelgan de los trenes de la ciudad por fuera, exactamente como se ve en los países más pobres del sudeste asiático. Las autoridades de la ciudad, encabezadas por el alcalde Klitschko, lo ven con estoica indiferencia, pese a que han encontrado dinero para construir un decorativo puente en un parque. Eso sí, el puente tuvo que ser cerrado el segundo día tras la inauguración. Lo mismo se puede decir de las viejas pasarelas soviéticas sobre las autopistas en la zona metropolitana. Tienen goteras cada invierno, ya que el Consejo Municipal no considera necesario invertir dinero en el necesario trabajo de reparación y mantenimiento.

La situación es aún peor en el metro. La última vez que se inauguró una estación en el metro de Kiev fue antes de Euromaidan, en noviembre de 2013, con participación del primer ministro Azarov. Desde entonces, la construcción de la arteria subterránea se ha detenido y los empleados de Kyivmetrostoy ahora, sorprendentemente, se dedican a mejorar el metro de Moscú, que no ha detenido la construcción siquiera durante la epidemia de coronavirus. Klitschko no ha sido capaz de inaugurar siquiera la ya terminada plataforma Lvovskaya Brama. Y las repetidas promesas de llevar el metro a la zona residencial de Vinogradar ya se ha convertido para los residentes de Kiev en un símbolo de las promesas incumplidas y en palabras que se escuchan inevitablemente ante todas las elecciones locales.

Las infraestructuras básicas no se han reparado, por lo que las tuberías se convierten en géiseres de los que sale agua hirviendo en las calles de la capital. El sobreutilizado equipamiento de las plantas eléctricas sufre constantes fallos y el 27 de julio eso llevó a un incidente en la central de Kiev, con lo que tres distritos de la capital quedaron sin luz. Los trolebuses se detuvieron en las calles, los semáforos se apagaron y en algunas zonas se detuvo incluso el suministro de agua. Los expertos ya advierten de que estos problemas son crónicos y se hacen sentir cada vez más a menudo en la capital ucraniana.

“El problema es que hay un enorme número de estructuras en Ucrania que ya han superado su vida útil para dar un servicio garantizado. Necesitan ser sustituidos, radicalmente actualizados. Si no, cualquiera puede caer en cualquier momento. En el sentido amplio, el efecto fatiga se puede aplicar a todas las infraestructuras en general. Es así. Hay que hacer algo al respecto”, escribió el periodista de Odessa Yury Tkatchev.

“Kiev está cansado. Las noticias están llenas de mierda en la que la gente no entiende la pesadilla colectiva y trata de superarla con humor. Por supuesto, no hay nada por lo que estar contento. Tampoco hay que reírse. Mañana, puede estar cansado Dnipro. Sinceramente. Al día siguiente, Odessa. ¿No saben los problemas que ha habido en la presa de Palmira Sur? Desde hace años, cada día, hemos gritado a Petya o a Vova que los edificios residenciales están sobrepasados al 80%. Que las infraestructuras críticas están críticamente al límite. Que el colapso de la entrada de Drogobich es solo el principio. Que hay que adoptar un código municipal. Los poderes locales y centrales están divididos. Lo que no se puede hacer es sustituir la solución de problemas por discusiones estúpidas y vídeos de Instagram. Durante cuatro años he estado gritando al vacío. La respuesta es que el Gobierno quiere robar al gobierno local 160.000 millones de grivnas el año que viene. Y otros alcaldes no dicen nada, mantienen un perfil bajo. Pero yo voy a gritar. Porque un solo voto ya es mucho”, escribió pomposamente el alcalde de Dnipropetrovsk Boris Filatov tras uno de los incidentes, refiriéndose abiertamente a su homólogo de Kiev.

Este airado post subraya correctamente la naturaleza de los problemas a los que se enfrenta, no solo Kiev, sino toda Ucrania. Sin embargo, las dos alcaldías compiten entre ellas por ver quién construye la bandera más grande.

Todo tiene una simple explicación: los políticos ucranianos de la etapa post-Maidan no sienten ninguna responsabilidad por sus palabras o sus actos. Saben que la población, aplastada por la pobreza y la guerra, les perdonará todo, igual que perdonaron las fabulosas mentiras sobre la construcción del hyperloop ucranianos del exministro de Infraestructuras Volodymyr Omelayn. Así que el alcalde Klitschko se centra exclusivamente en la propaganda, conocedor de que ver una bandera gigante gustará a los ciudadanos ordinarios pegados a la televisión, igual que antes les gustaron las vallas pintadas de azul y amarillo. Aunque los mástiles gigantes suelen asociarse a los déspotas extranjeros como Arabia Saudí y el viento desgarrará rápidamente las banderas, como ya ocurrió simbólicamente en Estados Unidos en vísperas de las protestas contra el racismo.

Qué se puede decir si Ukravtodorov lanzado oficialmente un flashmob de canto coral del himno nacional para conmemorar el próximo Día de la Independencia en lugar de construir y reparar las dañadas autopistas ucranianas. Por desgracia, esto es lo que se considera lo normal. Así que los residentes de Kiev aceptarán que, en lugar de un nuevo puente, se construirá un súper mástil gigante al que se puede dar el nombre de Klitschko.
 

Harman

Rojo
Registrado
1 Jul 2014
Mensajes
43.427
Puntuación de reacción
414.954
Polish Psychological Operations Unit On Guard Of 'Democracy' In Belarus

La Unidad de Operaciones Psicológicas de Polonia en guardia de la 'democracia' en Bielorrusia


(Trad. Google)
17/08/2020

La Unidad de Operaciones Psicológicas de Polonia en guardia de la 'democracia' en Bielorrusia
Centralna Grupa Dzialan Psychologicznych

Las protestas en Bielorrusia continúan, desde hace más de una semana, tras las elecciones ganadas (la oposición dice "no") por el presidente Alexander Lukashenko.

Los manifestantes están explotando la insatisfacción general con el gobierno y la dirección que ha estado tomando el país durante un tiempo, y luego el gobierno de Lukashenko tiene sus obvias fallas que han llevado a la gestación del descontento. Al mismo tiempo, el gobierno de Lukashenko sigue siendo el único poder político constructivo en Bielorrusia.

Lo que es digno de mención, sin embargo, es el alto nivel de organización detrás de las protestas que hace que sea exquisitamente dudoso que sean "accidentales".

Uno de los principales canales de propaganda que presentó actualizaciones minuto a minuto de lo que supuestamente está sucediendo, pero también coordinando las acciones de los manifestantes a escala nacional es Nexta Live , y evidentemente se opera desde Polonia. MÁS AQUÍ

El presidente Alexander Lukashenko declaró que se había cometido una agresión contra Bielorrusia.
Hoy en día, muchos ya han venido en gran número aquí desde Polonia, Holanda, Ucrania, desde esta “Rusia Abierta” de Navalny, etc. etc. La agresión ya ha comenzado contra el país ”, dijo el presidente bielorruso.
Manteniéndose, como vemos, fiel a su “política multivectorial”, prefiere no concretar el tema de la agresión, “repartiendo responsabilidades” por casi todo el continente.

Y es más que obvio quién es la principal "fuerza" detrás de la "agresión", y es la llegada de un nuevo jugador en el "campo europeo": Polonia.

La Unidad de Operaciones Psicológicas de Polonia en guardia de la 'democracia' en Bielorrusia
Centralna Grupa Dzialan Psychologicznych

El gobierno de Polonia y sus servicios de operaciones especiales parecen estar desempeñando un papel importante en lo que está ocurriendo en Bielorrusia. Un conocido experto militar, un veterano de las Fuerzas Especiales de GRU, General de Estado Mayor Sergei Kozlov señala que la organización y coordinación del "Belomaidan" está ocupada por la estructura de las Fuerzas Armadas de Polonia - el Grupo Central de Acciones Psicológicas ( Centralna Grupa Dzialan Psychologicznych ), estacionada en Bydgoszcz.

Esta es una unidad militar separada, que está directamente subordinada al Comando de Fuerzas Terrestres y es parte de las Fuerzas de Operaciones Especiales.

Sus tareas son proporcionar información e influencia psicológica sobre las tropas y la población del enemigo para lograr objetivos políticos, militares y de propaganda.

Desde el punto de vista organizativo, el grupo central incluye: sede; el centro de inteligencia de guerra psicológica, que es su principal parte coordinadora y consta de cuatro departamentos: recopilación y procesamiento de información.
  1. El primero se dedica al análisis de la prensa y otras fuentes de información abierta en Polonia;
  2. El segundo se encuentra principalmente en los países occidentales de habla inglesa;
  3. El tercero está en Europa del Este;
  4. El cuarto es en estados con situaciones de conflicto.
Es bajo el control del Grupo Central donde parecen operar los recursos polacos de Internet Nexta y Nexta Live, que actualmente parecen estar empleando todas sus fuerzas en la dirección bielorrusa.

Sin embargo, no solo los polacos trabajan. El Servicio de Guardia de Fronteras de Bielorrusia anunció el arresto de dos provocadores letones que intentaban ingresar al país. El 12 de agosto, al comprobar los pasajeros en el vuelo Londres-Minsk, los guardias fronterizos llamaron la atención sobre dos ciudadanos letones sospechosos nacidos en 1975 y 1993. Y no se les permitió en Bielorrusia.
“Ambos extranjeros de complexión atlética trajeron consigo más de 15 mil dólares. Además, el "empresario" también tenía un tatuaje con una esvástica nazi y una rosa de los vientos aplicada en la parte superior ", dijo el departamento.
Una comunidad de Telegram de dos letones y tres ucranianos se encontró en el teléfono de extranjeros, quienes discutieron la compra de cascos militares, la cantidad y el tipo de moneda que se debe traer a Bielorrusia.

Actualmente, muchas fuentes, incluidas las oficiales, tanto en el país "independiente" como fuera de sus fronteras, informan sobre las actividades de los servicios especiales y grupos neonazis de Ucrania en Bielorrusia.

Así, la agresión contra Bielorrusia, de la que habla Lukashenko, es llevada a cabo por la unión de “limítrofes” - Lituania, Letonia y Ucrania, bajo el liderazgo de Polonia.

Es de destacar que en una guerra híbrida, esta alianza tácita muestra bastante independencia, yendo en contra de pilares de la UE como Alemania y Francia, que no están interesados en escalar el conflicto en Bielorrusia.

Cuando los bálticos y los mismos polacos fueron aceptados en la UE, la "vieja Europa" creyó que frente a "estos gorrones" recibiría una fuente de mano de obra barata, un "cordón sanitario" de la entonces inestable Rusia y obedientes ejecutores de cualquier voluntad de Bruselas, profundamente en deuda con sus “benefactores”.

Resulta que estaban equivocados.

Polonia, casi de inmediato comenzó a demostrar una buena cantidad de independencia en los asuntos europeos, por ejemplo, su visión de la sodomización “progresiva” de la sociedad, la tolerancia y la política migratoria.

Varsovia utiliza hábilmente las crecientes contradicciones entre Washington y Bruselas para perseguir sus propios intereses, haciéndose pasar por la "amada esposa" de Estados Unidos en un "harén" europeo, y con bastante éxito.

Fue Polonia quien impuso a la UE el debate sobre el “tema bielorruso” y logró el no reconocimiento de los resultados electorales. Ahora Varsovia busca la introducción de sanciones, y no solo contra Minsk, sino también contra Moscú.

Uno de los principales "sueños" históricos de Varsovia siempre ha sido "Gran Polonia de mar a mar".

Y hoy está tratando seriamente de implementarlo, uniendo a los estados bálticos y Ucrania bajo su "mano soberana". Para cerrar este arco, Bielorrusia debe unirse definitivamente a esta “unión de limítrofes”.

Así, en la situación actual, Polonia actúa no solo como una herramienta de la política estadounidense en Europa, sino también como un actor independiente con sus propios intereses, e incluso como el país líder del bloque hasta ahora no formado. Y lo que está sucediendo en Bielorrusia podría ser el debut de esta unión, cuya punta de lanza se dirige precisamente contra Rusia.
 

Harman

Rojo
Registrado
1 Jul 2014
Mensajes
43.427
Puntuación de reacción
414.954
La mayoría de los bielorrusos en huelga contra #Lukashenko trabajan para industrias que venden sus productos casi exclusivamente a #Rusia.
Depende de ellos (son el futuro de Bielorrusia) evitar que los agitadores pro-OTAN se apoderen del país y lo empujen al abismo como a Ucrania.


 

Harman

Rojo
Registrado
1 Jul 2014
Mensajes
43.427
Puntuación de reacción
414.954
Libertad de expresión en los territorios ocupados




Libertad de expresión en los territorios ocupados


18/08/2020

Artículo Original: Colonel Cassad


A la propaganda ucraniana le encanta hablar de cómo, tras ocupar parte de los territorios de la RPD y la RPL, volvieron a conceder el derecho a voto a los ucranianos que residían allí. Así que es curioso ver las concentraciones y protestas en esos territorios, donde los ciudadanos se manifiestan ahora contra la retirada del derecho al voto y donde algunos de los eslóganes, escritos en ucraniano, exigen a Kiev ser escuchados y poder votar. La protesta más colorida se produjo en Severodonetsk.

Como ya saben, incluso antes del inicio de la fase activa de la guerra, la población de Donbass exigió ser escuchada. Pero no les escucharon, intentaron aplastarles con fuerza bruta. Y como podemos ver ahora, seis años después del golpe de Estado, en Kiev no ha aumentado el deseo de escuchar a la población de Donbass. Esto es aplicable tanto a quienes viven en la RPD y la RPL como quienes residen en las partes de Donbass ocupadas por el Ejército Ucraniano. Se les muestra una y otra vez que en la “bonita Ucrania del futuro” son ciudadanos de segunda cuyas opiniones pueden y deben ser ignoradas. Y no se puede culpar solo a Poroshenko, ya que ha sido Zelensky quien les ha privado del derecho a voto.

Hay varios motivos para ello, por supuesto. Por una parte, es una primitiva y cínica forma de eliminar al potencial electorado del Bloque Opositor, cuya base electoral es el sudeste. Es más, en condiciones de caída de la popularidad de Servidor del Pueblo (entre otras cosas por la decepción de los votantes de Donbass y el sudeste), parte del voto perdido iría al Bloque Opositor, que explota activamente el tema de la discriminación de la población de Donbass por parte de las autoridades de Kiev en su propaganda. Por qué habría que permitir que potenciales votantes del Bloque Opositor formen parte del electorado. Esa es la preocupación que hay por “la voz del pueblo”.

Por otra parte, con esta decisión Kiev de forma desafiante apoya la tesis de que los residentes de Donbass son ucranianos inferiores cuya lealtad es cuestionable y en los que no se puede confiar en “temas de Estado”. Todo sigue la máxima “prometed a esas criaturas todo lo que quieran, ya los colgaremos más adelante”. Así es como las autoridades de Kiev tratan a los residentes de Donbass: como criaturas. Y es por eso que no hay progresos reales para acabar la guerra (las partes continúan acusándose mutuamente de bombardeos y movimiento de tropas) o conseguir una resolución política, salvo por la verborrea sobre trasladar las negociaciones de Minsk a Estocolmo y las patéticas palabras de Kravchuk sobre la necesidad de reescribir los acuerdos de Minsk, que parece que no comprende.

La cuestión de la privación del derecho de los habitantes de Donbass al voto también es coherente con la narrativa de la propaganda banderista, que dice que “tienen que ganarse ciertos derechos” y que, en realidad, es una copia de las prácticas políticas, lingüísticas y otros tipos de discriminación y segregación de la población rusa o de habla rusa en los países bálticos, que hace tiempo que crearon una especie de apartheid. El mismo escenario se busca activamente en Ucrania y sustituir a Poroshenko por Zelensky no ha supuesto gran cambio. La mejor muestra de la ausencia de cambios es la ley sobre el uso de la lengua y la eliminación de la lengua rusa de la educación, aunque muchos en 2014 afirmaban que “nadie va a tocar la lengua rusa, todo en la bonita Ucrania del futuro saldrá bien”. El tiempo ha pasado y las “criaturas” se ven sometidas y privadas de su lengua materna en la educación, sin derecho a voto en las elecciones ni la posibilidad de ver y escuchar lo que deseen.

Cuando la población de Donbass ve tales actitudes hacia quienes han tenido la mala suerte de permanecer en Ucrania, comprenden perfectamente qué valor tienen las falsas e hipócritas garantías de Kiev de su preocupación por el pueblo de Donbass (por no hablar de la población de Crimea). Toda esa “preocupación” es visible en la palma de la mano: desde las bombas que caen en los edificios residenciales hasta la segregación de los rusos en los territorios ocupados por el Ejército Ucraniano. Así que no es sorprendente que, ante esas promesas vacías, la población gradualmente solicite pasaportes rusos. En este sentido, solo se puede lamentar que el proceso es, desde el punto de vista de la organización, excesivamente lento.

Cuando Kravchuk afirma que “es necesario negociar con los residentes ordinarios de Donbass”, hay que entender claramente que no puede ofrecer nada más que otro divorcio y que sería extraño esperar algo diferente de alguien que participó en la liquidación de la URSS después de que más del 70% de los residentes votaran por mantener el país. Obviamente, en paralelo a sus promesas y propuestas, tampoco verá la actitud hacia los residentes de Donbass que han tenido la mala suerte de que su territorio quedara en Ucrania. Como ya se dijo sobre algunas elecciones del pasado, hay que creer solo en los hechos y los actos de Ucrania en Donbass son lo suficientemente elocuentes para no creer ninguna de las promesas, que acabarán colgadas en el gancho de la banderización.

PD. Ayer, en Donbass, un francotirador del Ejército Ucraniano mató a un soldado de la RPL. La “tregua indefinida” es lo que es. Nadie dudaba de que sería así.
 

Harman

Rojo
Registrado
1 Jul 2014
Mensajes
43.427
Puntuación de reacción
414.954
Angela Merkel le dijo al presidente Putin que la interferencia rusa en Bielorrusia es inaceptable, sólo la UE y la OTAN pueden interferir en Minsk.
El presidente #Putin respondió que cualquier interferencia extranjera debe ser evitada.
Corriendo hacia la guerra mundial a un ritmo rápido.


Los países de la UE apoyan a los manifestantes bielorrusos con millones de euros en efectivo y dicen a Rusia que se mantenga al margen.
Al igual que en Ucrania.


 

Harman

Rojo
Registrado
1 Jul 2014
Mensajes
43.427
Puntuación de reacción
414.954
Long Road Towards 'Independent' Orthodox Church Of Belarus

Largo camino hacia la Iglesia ortodoxa 'independiente' de Bielorrusia


(Trad. Google)
18/08/2020




Las protestas en Bielorrusia casi no perdieron tiempo antes de incluir el tema de la religión. Después de comenzar el 9 de agosto, durante la jornada electoral, han sido cada vez más una reminiscencia de la situación de Ucrania “Maidan”.

Y no solo en el escenario de conflictos violentos entre alborotadores y agentes del orden. Las protestas también son apoyadas activamente en el espacio de los medios.

Para involucrar cada vez a más personas a su lado, por supuesto, los manifestantes involucrarían un tema religioso en ellos. En Ucrania, esto sucedió casi de inmediato. En 2014 Ucrania, los católicos, en su mayoría uniatos, jugaron un papel fundamental en la atracción de personas hacia Euromaidan.

En Bielorrusia, tampoco se hicieron a un lado. Hay fotografías que muestran a varios clérigos católicos participando en las protestas.

Largo camino hacia la Iglesia ortodoxa 'independiente' de Bielorrusia

Es un hecho obvio que no todos los ciudadanos de un país en particular son políticamente activos y están dispuestos a luchar por sus opiniones políticas. La mayoría de la población de cualquier país está a favor de la estabilidad y teme algún tipo de cambio radical.

Por ejemplo, en una entrevista con el periodista del periódico ucraniano Strana, uno de los manifestantes en Minsk declaró sin rodeos que la mentalidad de los bielorrusos no facilita la participación en los Maidans, y los organizadores deben hacer algo al respecto:
“Muchos de los que ayer pasaron la noche en un restaurante, miraron el mitin con desaprobación. No porque sean pro Lukashenko, son pro la estabilidad. Y contra los cambios sobre los que canta Tsoi [Viktor Tsoi, cantante y compositor soviético]. A los bielorrusos les encanta el orden sobre todo. Y este es el problema de las protestas ”.
Según el “escenario de Maidan”, para incluir a la mayor cantidad de personas posible en las protestas, es necesario que no solo sean de naturaleza política, sino también religiosa.

El 12 de agosto, el obispo de Vitebsk de la Iglesia católica en Bielorrusia Oleg Butkevich hizo una declaración muy peculiar.

Dijo que el recuento de votos en las elecciones presidenciales "no fue del todo correcto" y destacó que "la crisis actual esconde un potencial positivo de cambio para mejor".

El jefe de la Iglesia Ortodoxa Bielorrusa (Patriarcado de Moscú), el metropolitano Pavel, hizo un llamado emocional a sus compatriotas para que detuvieran la enemistad:
“Detengámonos todos juntos, acabemos con esta enemistad y el odio. Porque tan pronto como las pasiones comienzan a arder en nosotros, no podemos tomar ninguna decisión correcta. Solo con calma, habiendo rezado, calmado, calmado, podemos decidir lo que nos preocupa. Sí, hay preguntas, pero se pueden resolver y no deben resolverse mediante confrontación, y Dios no permita que se vuelva a derramar sangre ”.
En Ucrania, la Iglesia Ortodoxa Ucraniana (Patriarcado de Moscú) intenta ser un bastión del proceso de paz en la sociedad. Pero también hubo varios grupos que, desde 2013, han acogido y promovido disturbios en el Euromaidán.

Uno de estos clérigos, que luego se encontró en un cisma, Georgy Kovalenko, dijo el 10 de agosto que gracias a las protestas en Bielorrusia, un análogo de la Iglesia Ortodoxa "independiente" de Ucrania, la "Iglesia Ortodoxa de Bielorrusia", está en hecho operativo:
"La Iglesia Ortodoxa de Bielorrusia ya es una realidad, aunque inconsciente y desorganizada".
Es interesante que Kovalenko estuvo entre los que participaron más directamente en la creación de la "teología Maidan" ucraniana.

Según esta "teología", Cristo estuvo presente de manera invisible en las protestas y todo lo que sucedió en el Maidan sucedió según la voluntad de Dios.

Además, en su manifiesto "Teología del Maidan", el asociado de Kovalenko, Archimandrite Kirill (Govorun), describió claramente las metas y objetivos de la "nueva conciencia de la iglesia":
“El Maidan dio un impulso a las iglesias para que se elevaran por encima del statu quo que reinó en sus relaciones con el estado durante los años de la independencia de Ucrania y se pusieron del lado de la sociedad. Ahora las iglesias deberían dar un paso más y dar su franca evaluación de este poder ".
Georgy Kovalenko, "profetizando" sobre la "OCU bielorrusa", compartió una imagen creada por el diácono de la Iglesia bielorrusa Dmitry Pavlyukevich.

Y no tiene nada de malo: el clérigo declara que los ortodoxos están en contra de las falsificaciones, la humillación y la presión sobre los individuos.

Pero en el ambiente de la protesta, esta imagen ya se ha difundido como una especie de manifiesto de activistas. Y lo que es muy importante: este manifiesto contiene atributos de la iglesia (cruz, citas del Evangelio) y, por lo tanto, se percibe en nombre de la Iglesia.

El propio padre Dmitry dijo que no ve ningún motivo político en sus acciones:
“Soy sacerdote, soy creyente y por eso expreso mi posición. Esto no es agitación, no es una llamada, ni siquiera gramaticalmente hay motivación para la acción. Es solo una expresión de mi punto de vista como creyente. Cito del Evangelio. Me sorprende que esto provoque tanta resonancia en los medios de comunicación bielorrusos. Estos son lugares absolutamente comunes. ¿Quién puede sorprenderse de que la Iglesia esté en contra de la mentira, que esté a favor de la justicia? Esto es tan claro como el hecho de que la Iglesia está en contra del aborto o del matrimonio entre personas del mismo sexo. Esto es obvio para todas las personas".
La Iglesia está realmente en contra de la corrupción, la falsificación, la mentira. Pero decir esto en un momento en que la gente está agitada, cuando el país está sacudido por protestas y enfrentamientos violentos es una respuesta muy mesurada.

En el contexto de los disturbios que se iniciaron, esta publicación, como la declaración del obispo católico Oleg Butkevich sobre el “recuento incorrecto de votos”, parece una llamada velada a las protestas.

Además de otros factores, el movimiento de protesta en Bielorrusia tiene analogías obvias con el golpe de estado de 2014 en Ucrania en el campo religioso. Ya hay intentos de utilizar el tema de la iglesia en tecnologías políticas y presentar la situación de tal manera que la Iglesia apoye a la “fuerza del bien” (rebeldes) contra las “fuerzas del mal” (régimen de Lukashenko).

No hay duda de que si el golpe de Estado triunfa en este país, muy pronto se hará realidad el escenario de una "iglesia independiente".

Las nuevas autoridades acudirán al Patriarcado Ecuménico de Constantinopla para sus Tomos.

Al igual que en Ucrania, toda una nación será arrancada de sus raíces espirituales. Fuentes locales afirman que el propósito de esta brecha no es solo dividir a bielorrusos y rusos, no solo crear una zona de amortiguación de Bielorrusia entre la OTAN y Rusia, sino también subordinar el Patriarcado Ecuménico de Constantinopla a un enorme territorio nuevo, que en última instancia es destinado a entrar en unidad con Roma. Al mismo tiempo, la destrucción de las iglesias canónicas juega a favor de los partidarios de la ideología neoliberal y de las fuerzas que apoyan la promoción de esta ideología entre las sociedades conservadoras de Europa del Este.
 

Harman

Rojo
Registrado
1 Jul 2014
Mensajes
43.427
Puntuación de reacción
414.954
Recuerdos del pasado reciente




Recuerdos del pasado reciente


19/08/2020

Artículo Original: Denis Grigoriuk


Democracia. Libertad. Igualdad. Paz. Gloria. Vida. ¿Cuántas palabras de apoyo a los manifestantes bielorrusos se puede encontrar ahora mismo? Esas palabras son las expresiones necesarias para sentir que estás haciendo lo correcto, porque centenares de personas famosas no pueden estar todas equivocadas. Son los creadores de esas palabras a las que hay que escuchar. Son las voces de una generación. Son personas creativas que reflejan la realidad y si dicen que hay que levantar barricadas, es necesario hacerlo.

Solo que no puedo creer esas bonitas palabras que se escriben en las redes sociales, aunque no estén dirigidas a mí o a personas como yo. Si las creyera tendría toda una gama de sensaciones y pensamientos. Pero no hay nada de eso ahora mismo. Supongo que es porque todo esto ya lo he visto antes. Las mismas tesis: “Policía, ponte del lado del pueblo”, “Oficiales de policía, podéis verlo todo, pasaos al lado de los manifestantes”, “Adelante, estamos con vosotros”, “Libertad ante todo” y muchos más.

Lemas y llamamientos similares se utilizaron para destruir mi país natal, que gradualmente se convirtió en un Estado despiadado que asesina a quienes no estuvieron de acuerdo con los manifestantes de Maidan en 2013-2014. Todos aquellos que se opusieron a aquella revolución fueron poco a poco ilegalizados. Y quienes osaron resistirse y defender sus derechos son enemigos del pueblo, enemigos de la humanidad, enemigos de la libertad. No es costumbre sentir pena por el enemigo, aunque tenga motivos absolutamente justificados para oponerse. Pero, ¿qué hay que hacer con aquellos que se opusieron a la “libertad”, “democracia” y todas aquellas palabras bonitas? ¡Hay que destruirlos! Sin piedad y de forma definitiva.

Cuando veo las imágenes de figuras de la cultura posando con la “actualizada” bandera de Bielorrusia y se escriben grandes posts de apoyo, la ira se apodera de mí. Es algo con lo que he vivido durante mucho tiempo, la ira por la injusticia. Parecía que estaba bien escondida, en un lugar donde no podía volver a salir. Pero lo han hecho. Me han recordado todo ese espectro de emociones y experiencias de las fases más calientes del conflicto. ¿No se dan cuenta todos de lo que está ocurriendo? ¿O lo hacen de forma intencional? ¿No todo puede ser una manipulación de las masas para poner en práctica una trama política, verdad? Por desgracia, es posible.

2014. Entonces también estaba de moda apoyar a los manifestantes. Eran los “guerreros de la luz” y estaban luchando contra la tiranía y la dictadura. Y si cometían actos ilegales y amenazaban al Estado no había que cuestionarlo, el fin justifica los medios. Y el fin era bueno, ¿no? Por desgracia, no lo era.

Cuando la población salió a la calle de forma pacífica en Donetsk y exigió que su voz se tuviera en cuenta, ¿qué hicieron quienes habían apoyado Maidan? Siguieron apoyando a los manifestantes de ayer y líderes de Ucrania ahora, incluso cuando sus socios quemaron vivas a personas en Odessa, asesinaron a residentes de Mariupol el Día de la Victoria y lanzaron sus Grads contra las ciudades de Donbass.

Cuando quedó perfectamente claro que los “guerreros de la luz” eran lobos disfrazados de ovejas, ¿admitieron su culpa quienes apoyaron a los activistas de Maidan? No. Escondieron incómodamente sus caras detrás de la excusa de que “en la guerra, todos matan”, “en la guerra no hay derecho a culpar a nadie, todos son malos” y demás. Al fin y al cabo, a nadie le gusta admitir voluntariamente un crimen. Ni siquiera serán capaces de admitirse a sí mismos que apoyaron a asesinos, porque entonces sería incómodo mirarse al espejo y no mirarse de verdad a los ojos. Entonces puede que te dieras cuenta de lo incómodo que es cantar tus propias canciones de paz y amor una vez que has participado en el asesinato de tantas personas inocentes.

Así que tampoco les creo ahora. Escribirán sus posts y publicarán sus fotos dedicadas a Bielorrusia, empujando a otro país hacia el caos, sean conscientes de ello. Nunca admitirán que han participado en el colapso de otro Estado, que puede que siga existiendo, pero lo hará en el formato de una habitación con espejos curvados, en la que la verdad es una mentira, la libertad es esclavitud y la paz es la guerra.

Viendo toda esta celebración de hipocresía, me gustaría que los bielorrusos no cometan los mismos errores cometidos por los ucranianos en su momento. Que no caigan en las palabras bonitas que vienen del exterior y que arreglen su país de forma independiente, sin la participación de “personas creativas” ni “líderes de opinión”. Probablemente no deban tampoco escucharme a mí, porque soy un hombre que ha vivido una guerra civil en su ciudad porque alguien de fuera convenció a un grupo de personas en Kiev de que tenían derecho a decidir por todos hacia dónde tenía que ir el país.
 

Harman

Rojo
Registrado
1 Jul 2014
Mensajes
43.427
Puntuación de reacción
414.954
#BELARÚS-#Gomel, 18 de agosto de 2020, la columna masiva de la manifestación de contra-protesta de #ForBelarus-# se mueve a través de la ciudad: "¡Cuando estamos unidos, no podemos ser derrotados!" Gente en la calle hablando de la derrota del #BeloMaidan, la reunificación con Rusia.