Guerra en Ucrania XIV

Iskra

Madmaxista
Desde
19 Ago 2014
Mensajes
1.818
Zanx
15.381
Ucrania se negó a considerar vinculantes los acuerdos de Minsk-Representante ruso
La delegación de Ucrania en el Grupo de contacto para la solución del conflicto en el Donbass declaró que no se considera obligada por ninguna obligación en el marco de los Acuerdos de Minsk.

Esto fue dicho por el enviado de Rusia, Boris Gryzlov, escribe TASS.

“Alexander Merezhko, jefe adjunto de la delegación ucraniana en el Grupo de contacto, dijo que el paquete de medidas es de naturaleza consultiva y no impone ninguna obligación a Ucrania. Este tipo de declaración, en el proceso de negociación, se hizo por primera vez. Surge la pregunta: ¿sobre la base de que Kiev ha estado trabajando durante cinco años?”, dijo el enviado ruso.

Gryzlov señaló que las «nuevas personas» que llegaron al poder en Ucrania comenzaron a negar la base legal de los acuerdos y, por lo tanto, tacharon el trabajo de sus predecesores.

“En esencia, este es otro intento de destruir el proceso de negociación. Si esta es realmente la posición oficial de Kiev, entonces este es un camino directo para «congelar» el conflicto», afirmó Gryzlov.

El embajador de la Federación de Rusia enfatizó que antes de esto, el liderazgo de Ucrania siempre ha confirmado que el conjunto de medidas es indiscutible y es obligatorio para la implementación de Ucrania y las Repúblicas Populares del Donbass.

=====================================================================
Mareando la perdiz. No se espera otra cosa.
Es como lo del agua de Crimea. Ucrania es como el niño mimado que se enfada y rompe el plato en el que come y marcha a ver a quién puede sablear mientras dilapida todo su capital (material y hasta humano). No tiene ya ningún futuro ni nungún sentido su existencia como tal. Es triste (porque lo es), pero es así.
 

Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
41.414
Zanx
399.524
Del cielo a la tierra




Del cielo a la tierra


16/06/2020

Artículo Original: Egor Voronov


14 de junio. Sábado. Cuatro y media de la mañana. Un SU-24 de la aviación ucraniana bombardeó el edificio de la comisaría de la ciudad de Gorlovka. Fue el día en el que en el cielo sobre la ciudad se quebraron hasta las nubes. Hace seis años, Gorlovka despertó como ciudad apátrida. Hace seis años, cada uno de sus habitantes recibió la respuesta final a la pregunta “¿Habrá guerra?”. Y ese es el día que muchos consideran el principio de todo. Un final crucial, irrevocable. Nuestra tierra por primera vez fue blanco de las bombas del Ejército Ucraniano. Fue entonces cuando apareció el miedo al cielo.

Había dos aeronaves. Una de ellas fue derribada. La gente se acercó para ver con sus propios ojos lo que había pasado. Había un cordón de hombres armados alrededor del edificio. “Seis personas han resultado heridas. No, siete. ¿O fueron seis? Dos personas han muerto. Una persona ha muerto. Hay un herido en cuidados intensivos”, en la ciudad circulaba la información boca a boca. La prensa oficial callaba. Gorlovka aprendió cómo suena la guerra, cómo toma decisiones y lo abruptamente y sin ceremonias hace desaparecer la ilusión de la vida pacífica.

Ese día no aparece en la historiografía oficial de las operaciones militares en Gorlovka. Se considera que la guerra llegó a los ciudadanos de Gorlovka más tarde. Tras varias bombas más sobre Golmovsky, se produjeron las primeras llegadas de la artillería ucraniana en las localidades de la Mina 6/7 y Michiurino la noche del 21 al 22 de julio. Y, por supuesto, el domingo sangriento. ¿Pero qué fue 14 de junio? ¿Un error? ¿Una operación militar? ¿Ecos de Slavyansk? Fue algo que no se quería admitir o creer. El cielo de Gorlovka rugía de dolor. El final del “antes de” y el principio del “durante”. Un inicio traicionero, confiado por su impunidad. Una demostración de fuerza que les haría perder en el futuro.

Este año, la RPD ha celebrado oficialmente el Día de Rusia por primera vez (es decir, con el estatus oficial de fiesta estatal). Pero no somos Rusia. Oficialmente no somos Rusia. Eso dice la propia Rusia. A pesar de quienes vinieron aquí desde allí y los milicianos locales que lucharon por ella. Sí, por Donbass, pero también defendían a Rusia. Con la primera bomba, Gorlovka ya era de Rusia. Porque estas personas estaban defendiendo su tierra, cuya frontera quedó dibujada en algún lugar del meridiano 169º y acababa en algún lugar entre Slavyansk, Gorlovka y Donetsk. A ellos, que siguen luchando, se les dice en ocasiones: “marchaos, ya no estáis luchando por lo que luchabais hace seis años”. Y niegan con la cabeza con tozudez. Al fin y al cabo, no puede ser que en 2014 lucharan por defender una patria que haya resultado ser otra. Hace casi treinta años que ya cedieron una parte de su patria y ahora hay tierra ardiendo cerca de sus fronteras. No es una forma de hablar, sino en el término literal de la palabra. Y en Rusia sonríen con tristeza al oír la palabra, pero para ellos es parte de aquella patria grande de la que se les privó hace treinta años. Aquella en la que nacieron y a la que algunos incluso juraron lealtad.

Uno de mis amigos dice que la guerra en Gorlovka terminará cuando vea aviones rusos en los cielos. Porque la guerra aquí comenzó en el cielo y debe acabar de la misma manera. Esa es su opinión. ¿Pero cuántos de aquellos que defendieron Gorlovka vivirán para verlo? No quedan muchos. Es duro para ellos. Y el tiempo les desgasta. Pero siguen con la cabeza bien alta. Recuerdan, como recuerdan también los civiles, que la guerra comenzó en el cielo. Atraviesa el corazón y siempre acaba en la tierra.
 

Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
41.414
Zanx
399.524
Una ola de frustración




Una ola de frustración


17/06/2020

Artículo Original: Colonel Cassad


Sobre el tema de la encuesta del Instituto Internacional de Sociología de Kiev, que muestra una fuerte caída de la popularidad de Zelensky y “Servidor del Pueblo”.

Una ola de frustración
En el año de mandato de Zelensky, su popularidad ha caído tal y como se esperaba. Según la última encuesta del Instituto Internacional de Sociología de Kiev, la popularidad del presidente de Ucrania, que tan generosamente repartió promesas el año pasado, ha caído del 73 al 39%. Es una caída al estilo de la de Yuschenko, que cayó del 60-65% a finales de 2004 al 5% en 2010.

Difícilmente se puede decir que lo que está ocurriendo con Zelensky sea inesperado. Hizo demasiadas promesas imposibles y cuando sus actos chocaron con la realidad, la población vio que, en lugar del “mesías que no es como el resto de políticos ucranianos”, les habían dado otra figura estándar de la política nacional, controlado por oligarcas y estructuras extranjeras y que intenta tapar sus fracasos con actividad mediática y propaganda.

Un porcentaje significativo del voto de Zelensky era y sigue siendo un voto no por Zelensky sino contra Poroshenko, ya que el führer del chocolate consiguió crearse un fuerte odio en sus cinco años de bacanal. Así que, cuando Zelensky prometió encerrar a Poroshenko, ganó votos. Un año después, Poroshenko sigue libre, aunque periódicamente tenga que declarar por casos sin importancia, mientras que sus crímenes más obvios prácticamente ni se tocan, lo que indica la existencia de algún tipo de acuerdo tácito para garantizar la libertad de Poroshenko a cambio de su apoyo para la aprobación de las leyes exigidas por el Fondo Monetario Internacional. Por supuesto, se puede enredar con Poroshenko otro par de años, para dejar abierta la posibilidad de una detención antes de las elecciones, aunque sea solo por los votos, aunque esa estrategia puede llevar, en un par de años, a que en la política ucraniana se generalice hablar de la detención de Zelensky y su entorno.

Hay, por supuesto, una oportunidad de que Trump consiga sacar alguna información sobre el caso Burisma en Ucrania, aunque eso no es fácil debido a los obstáculos del Partido Demócrata y, sobre todo, por el miedo de Zelensky y su entorno a “apostar a caballo perdedor” y repetir el mismo error de Poroshenko en 2016, cuando apostó por Hilary Clinton y pagó por su error.

Es obvio que Zelensky está atado y baila al son del FMI cuando, para conseguir una nueva dosis de créditos extranjeros, es necesario hacer recortes sociales, vender la tierra y “seguir las recomendaciones”. Es más, no se trata siquiera de una conversación sobre desarrollo, solo se trata de créditos para evitar la suspensión de pagos. Aunque Zelensky simuló criticar al FMI antes de las elecciones, rápidamente dejó claro que bailaría al son de quien le diera dinero.

Así que, entre los politólogos ucranianos, es ahora muy popular comparar lo que Zelensky dijo hace un año con lo que está haciendo ahora. Todo está tan claro que solo un vago puede no azotar a Zelensky, ya que todo está en la superficie. Por supuesto, esto tiene un deprimente efecto en la sociedad, ya que esperaban algo distinto de Poroshenko y lo que han recibido es la misma receta: guerra en Donbass, neonazismo rampante, oligarcas en el poder, dictadura del FMI, emigración y degradación de la esfera social. Se puede decir lo que se quiera sobre el papel de Poroshenko en esos procesos, pero hace más de un año que Zelensky es responsable de ellos y es a él a quien la población asociará los futuros problemas. Es más, el mismo Poroshenko, si alguna vez es acusado, dirá que con él “Ucrania se desarrollaba y avanzaba”, pero vino Zelensky y lo destruyó todo. Eso ya está en marcha. La popularidad de Poroshenko ha crecido algo en los últimos meses, ya que ha acumulado el voto de “Golos”, mientras que los decepcionados con Zelensky ahora se dividen entre el Bloque Opositor, Batkivschina y Solidaridad Europea.

¿Tienen Zelensky y las fuerzas que le apoyan recursos para cambiar esta tendencia? Mientras haya tiempo, hay posibilidades de cumplir alguna de las muchas promesas relacionadas con la guerra en Donbass, la imputación de Poroshenko o la investigación de los asesinatos de Maidan, que tienen la capacidad de cambiar la actitud de la población hacia Zelensky. Pero eso requiere voluntad política, algo que, como hemos visto en el último año, es prácticamente inexistente. Resulta que es mucho más fácil seguir la ola. Así que es muy probable que no veamos un gran cambio en la popularidad de Zelensky sino una mayor caída a causa de la frustración del público mientras el “mesías ucraniano” y los grupos financieros-oligárquicos se ciñen a las mismas recetas dictadas desde Washington. No es nada inusual, solo el día a día de un Estado títere que puede ser controlado por teléfono si es necesario.

Asd.news


Solo tengo que añadir algo sobre la huida del Parlamento de Vakarchuk [conocido cantante y líder del partido Golos, del que se esperaba un mejor resultado electoral y que ha quedado eclipsado por Servidor del Pueblo, que se quedó con el electorado en potencia de Golos-Ed]. Algunos creen que es una muestra de que este proyecto ha fracasado y que está cortando lazos. Parece que es exactamente lo contrario: Vakarchuk ha ganado mucho dinero con este falso proyecto (u otros han ganado dinero para él), ha acumulado un electorado que ahora entrega a Poroshenko. Vakarchuk “honestamente” se ha ganado el divorcio de sus votantes y ahora se marcha después de cumplir el contrato de un año de pretender tener alguna actividad política. Su trabajo está hecho y se puede marchar. En las próximas elecciones, ya nadie se acordará de Golos.
 

Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
41.414
Zanx
399.524
Hace seis años




Hace seis años


18/06/2020

Artículo Original: Egor Voronov


Desde el 14 de junio, la historia reciente de Gorlovka vive una cuenta atrás especial. Año tras año, volvemos al “kilómetro cero”: el verano/otoño de 2014 y el invierno/primavera de 2015. Cuando todo empezó en nuestra ciudad. Sin embargo, aunque para el centro de Gorlovka todo sea en pasado, para decenas de sus localidades todo continúa.

“La aviación ucraniana lanzó un bombardeo contra la base de los militantes de la RPD en la localidad de Golmovsky en Gorlovka”, publicaba la tarde del 16 de junio con alegría la prensa ucraniana, exactamente hace seis años. Un Su-25 descargó dos proyectiles: “el primero cayó sobre la subestación eléctrica situada al lado del reformatorio y el segundo, en un campo. Ahora no hay electricidad en el pueblo”. La aeronave ucraniana disparó contra el edificio del antiguo reformatorio para menores condenados (que no estaba en funcionamiento desde 2013). A principios del verano de 2014, era una de las bases en la que estaba destinada la milicia de Gorlovka. A 200-300 metros de ella había cuatro edificios residenciales de varios pisos y en su patio se encontraba la guardería Berezka. Teniendo en cuenta que la aviación ucraniana no era especialmente precisa, el piloto disparó a criterio personal.

Esto es lo que hace no tanto tiempo me contó uno de los residentes de Golomovsky, que en el momento del bombardeo (alrededor de las 20:30) se encontraba en el balcón de uno de esos edificios residenciales de varios pisos: “Las ventanas de mi apartamento dan al reformatorio, así que recuerdo ese momento claramente. Estaba en el balcón con mi esposa. Se oyó el zumbido de dos aviones y las explosiones. Parecía que la casa iba a caer en pedazos. Los residentes del edificio empezaron a correr y huyeron. Algunos se tiraron al suelo. Al mismo tiempo, la milicia, que estaba en el edificio del reformatorio, empezó a disparar contra los aviones con armas antiaéreas. Según yo lo recuerdo, derribaron uno de los aviones. Por supuesto que fue aterrador en aquel momento. Porque las operaciones militares eran algo inusual para nosotros. Algo que parecía imposible de creer”.

Sigue sin estar claro si la milicia de Gorlovka derribó un avión ucraniano el 14 o el 16 de junio. Habría que preguntárselo a quienes en aquel momento eran los comandantes. Primero dispararon con MANPADS y después con instalaciones antiaéreas. Pasara lo que pasara, una aeronave fue derribada y se buscó al piloto en la zona del pueblo de Chutovo.

En cuanto a Golmovsky…no se puede hablar en pasado si se está hablando de operaciones militares. El 10 de junio de 2020, la representación oficial de la RPD en el Centro de Control y Coordinación Conjunto informó: “a las 20:30 horas, desde Metalist (Travnevoe) hacia Golmovsky se lanzaron diez proyectiles de calibre de 82mm”. Y el 15 de junio, el alcalde de Gorlovka, Iván Prijodko, escribió en su canal de Telegram sobre el bombardeo de Dolomitnoe, que es parte de Golmovsky: “en este momento (20:46), se han registrado cinco explosiones de mortero de 82mm y trabajan cañones antiaéreos. Tengan cuidado”.

Es el sexto año. Y me gustaría que se pudiera poner punto final. Me gustaría poner punto final a todos estos informes de lo que ha sido derribado en el cielo. Se acercan otras fechas memorables que me gustaría no recordar en absoluto.

PD. En la imagen, una fotografía de 2017 de un monumento situado en el territorio del antiguo reformatorio de Golmovsky.

 

Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
41.414
Zanx
399.524
Una señal absolutamente clara




Una señal absolutamente clara


19/06/2020

Artículo Original: Colonel Cassad


El Ministerio de Asuntos Exteriores ha valorado negativamente la calificación de Ucrania como “socio de oportunidades mejoradas de la OTAN”. El viceministro de Asuntos Exteriores, Alexander Grushko, afirmó que la expansión de la colaboración entre Ucrania y la OTAN es una señal política de que la alianza no está interesada en resolver el conflicto en Donbass. “Por supuesto que esta es una señal política del partido de la guerra en Kiev. Eso es lo primero. Lo segundo es que la OTAN no está interesada en resolver el conflicto interno en Ucrania para justificar la militarización del flanco del este de la Alianza y continuar demonizando a Rusia como principal amenaza para Occidente”.

Por supuesto, nadie ha cancelado la orden de continuación de la guerra en Donbass y esta orden no tiene que llegar ni de Kiev ni de Washington sino de los círculos euroatlánticos de Bruselas, que están interesados en garantizar que una guerra tan productiva para ellos continúe y que no haya riesgo de resolución por medio de los acuerdos de Minsk, el formato de Normandía o cualquier otro formato de negociación.

Así que, cuando se constata el décimo o vigésimo fracaso ucraniano con los acuerdos de Minsk, Kiev sigue recibiendo armas y munición y los políticos títeres reciben periódicamente sus bonus para que puedan decir que el “proceso de integración en la Unión Europea y la OTAN está en marcha”. De esta forma, quienes están enganchados a esta droga son completamente dependientes de ella y no están interesados en revisar el camino que recorren. Eso era evidente con Poroshenko y lo sigue siendo con Zelensky.

Es más, los títeres de Kiev rápidamente se han dado cuenta de que pueden culpar de todo a la guerra, especialmente de en todo lo relacionado con la situación socioeconómica, por lo que la guerra se ha convertido en el factor básico tanto de la política nacional como exterior. Ucrania no tiene ninguna otra idea y no se espera que la tenga: la política anti-rusa es una herramienta integrada en el proceso de pensamiento y en las actividades de las estructuras estatales ucranianas, así que, como Polonia y los estados bálticos, el partido de la guerra de Ucrania continuará recibiendo “señales absolutamente claras” que indican que, pese a las crisis que se están produciendo en Estados Unidos y la Unión Europea, la política hacia Rusia, las Repúblicas Populares y a guerra en Donbass seguirá siendo la misma, digan lo que digan los defensores de la normalización de relaciones entre Ucrania y Moscú o de la resolución pacífica de la guerra en Donbass.

Así que no importa si Zelensky decide acusar a Poroshenko. El notorio “partido de la guerra” es más que Poroshenko, es un enorme campo de uno de los teatros de la nueva guerra fría y Ucrania acepta las consecuencias, aunque solo sea porque aquellos que están involucrados esperan evitar tener que rendir cuentas mientras sigan en el poder o mientras continúe la guerra.

Todas aquellas fuerzas que, aunque solo sea por motivos económicos, intentan conseguir el final de la guerra son acusadas de ser “traidoras” o “prorrusas” y en ocasiones son expulsadas de los altos cargos, como ocurrió con Serhiy Sivojo, que trabajaba para el Consejo de Defensa y Seguridad Nacional y que, con permiso de Zelensky, osó simplemente mencionar la posibilidad de diálogo con la RPD y la RPL. El sistema no lo toleró y lo expulsó. Nadezhda Savchenko, la “heroína del pueblo”, fue declarada “caballo de Troya de Putin” cuando habló de paz y fue encarcelada en una acusación falta. Con la llegada de Zelensky, no volvió a la primera línea política.

Los antiguos regionales, algunos de los cuales se mueren por una tregua en Donbass, han demostrado su fracaso durante años. Tras perder lo posible y lo imposible en 2014, han aprendido poco de ello y siguen intentando presentarse ante la población del sudeste y ante Moscú como representantes de los intereses de la parte de la población de Ucrania que quiere la paz. Pero, en la práctica, también son incapaces de influenciar la línea general. Es irónico que, pese al hecho de que la mayor parte de la población de Ucrania quiere que la guerra termine, no hay realmente un actor político en Ucrania que quiera y pueda lograrlo. Zelensky y compañía ya han demostrado que ni quieren ni van a parar la guerra. Los regionales quieren, pero no pueden. Poroshenko y otros nacionalistas, al contrario, quieren garantizar que la guerra continúe. Así que, no es de esperar más señales de la OTAN al “partido de la guerra de Ucrania”. Estados Unidos y la OTAN están satisfechas con lo que está ocurriendo. Los costes que la guerra tiene para Ucrania son insignificantes para ellos.

Así que, en el futuro inmediato, probablemente seguiremos hablando de la “poco constructiva postura de Ucrania” mientras la situación general no cambia en absoluto, ni en las negociaciones diplomáticas ni en el frente, donde se seguirá derramando sangre.
 

capitán almeida

Madmaxista
Desde
11 Sep 2012
Mensajes
2.853
Zanx
5.109
El statu quo actual beneficia tanto a la camarilla parda de kiev, que sigue teniendo un dedo para ocultar la luna, como a Putin que ve en el dombas simplemente el colchón que necesita entre Rusia y los pardos, la anti-antirusia
 

Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
41.414
Zanx
399.524
Queda la memoria




Queda la memoria


20/06/2020

Artículo Original: Denis Grigoriuk


Recuerdo perfectamente el verano de 2014, pese a que fue un tiempo de grandes emociones. Era un caos. Nadie en la ciudad tenía certeza alguna sobre el futuro. Las estanterías de los supermercados estaban vacías, había colas para obtener agua industrial, las calles estaban desiertas y las armas pesadas no dejaban de rugir. En aquellos días, todo lo que querías era silencio, que parara la artillería y que dejara de morir gente a consecuencia de ella. Pero eso no ocurrió. Entonces, cada uno de nosotros comprendimos la impotencia de no poder hacer nada. Era necesario aceptar las reglas del juego y vivir en condiciones de guerra.

En aquel momento, en Donetsk había una opinión extremadamente negativa sobre los militares ucranianos. Eran los culpables de la destrucción de la infraestructura y la muerte de cientos de civiles. Quienes vivían en las afueras de la capital aquellos días no necesitan que nadie les explique quién disparaba a quién ni desde dónde. Sin embargo, en Donetsk quedaban residentes que se negaban a creer lo que veían sus ojos y aún creían lo que decían los medios ucranianos. Pero aquello era pura mentira, una forma de retorcer completamente la realidad. Las mentiras eran tan flagrantes que en ocasiones parecía que no había una sola gota de realidad. Aun así, había quienes creían la versión de los auto bombardeos.

Y si había personas en Donetsk que aún querían creer esas mentiras, ¿qué se puede decir de los ucranianos que vivían en ciudades en paz a cientos de kilómetros de Donbass? Para ellos, todo estaba claro: las tropas ucranianas estaban salvando a los civiles con artillería pesada y aeronaves de combate mientras los malvados separatistas bombardeaban a la población civil y mantenían a ciudades enteras aterrorizadas. Pero incluso esa población que seguía viviendo allí no merecía tener voz. En la televisión ucraniana regularmente se usaba la manipulación para convencer a la audiencia de que la población de Donetsk era marginal. Es más, esta imagen procede de los tiempos anteriores a la guerra. Fue sencillo convencer a todo el país de que las vidas de la población que vivía al otro lado de la línea del frente no tenían excesivo valor para Ucrania. Así que, desde los canales ucranianos, los periodistas llamaban a la destrucción de personas “que sobraban” y no hicieron y no harán nada por ellos.

Hay que admitir que, después de los militares ucranianos, el segundo grupo más odiado por la población de Donbass era el de los periodistas ucranianos. Ni siquiera eran los políticos, cuyos motivos estaban claros: luchaban por el poder y por conseguir lo que querían. Los periodistas incitaban deliberadamente al odio, deshumanizaban a la población de Donbass y mentían abiertamente, lo que contribuía a la escalada del conflicto armado.

Más adelante conocí a algunos periodistas ucranianos que resultaron ser buenas personas que tenían una visión sensata de la situación en Donbass y en Ucrania en general. Los conocí durante la fase activa del invierno de 2015. Estaban en nuestro lado del frente e informaron de los crímenes de guerra de las tropas ucranianas. Era difícil imaginar en el verano de 2014 que alguien de la prensa de Ucrania pudiera decir que los ataques procedían del Ejército Ucraniano. Y estos chicos contaron estas historias porque se mantuvieron fieles a los estándares del periodismo. No fueron muy bien recibidos en casa por no seguir cerrando los ojos e informando sobre auto bombardeos ya que, al fin y al cabo, los soldados del Ejército Ucraniano no podían utilizar artillería de 122mm contra el colegio del distrito Kubishevsky de Donetsk.

Pasaron los años. Todo el mundo se acostumbró a la información de los medios ucranianos y dejó de tomársela en serio porque su objetivo estaba claro. Podría parecer poca cosa, pero personas que abiertamente mintieron sobre lo que estaba ocurriendo en Donetsk ahora ocupan posiciones de altos cargos en Ucrania. El actual ministro de Cultura es el exdirector del odiado canal 1+1 Alexander Tkachenko. Pero eso no es tan importante como el hecho de que ahora personas que hablaban de auto bombardeos son parte del proceso de negociación del Grupo de Contacto de Minsk. Kiev ha fracasado en su intento de imponer una “inteligente” treta en los acuerdos de Minsk, así que los propagandistas solo son consultores de la delegación ucraniana [en lugar de ser los encargados de negociar con la RPD/RPL mientras Ucrania negocia con Rusia, algo que Rusia, Donetsk y Lugansk se han negado a aceptar-Ed].

En el verano de 2014, las autoridades ucranianas ya intentaron utilizar a periodistas de Donetsk. Para todo el país, esas eran las “verdaderas voces de los residentes de Donbass”. Esas personas hablaban de cómo eran las cosas “realmente” en Donetsk y Lugansk porque lo que decían era lo que querían oír los políticos de la calle Bankova. Y los ucranianos crearon así la imagen correcta de las tropas ucranianas. Es más, esta imagen era tan generalizadamente percibida como real que toda información verídica de la RPD y la RPL era percibida como una mentira. ¿Por qué creer a la “prensa separatista” cuando están las voces de los verdaderos residentes de Donetsk, que no van a mentir? Aunque hablen de los hechos a cientos de kilómetros del lugar en el que están ocurriendo.

Ahora, estas personas podrán representar a Donbass en las negociaciones de Minsk. La idea es de lo más absurdo. Personas que mintieron sobre la guerra en Donetsk ahora podrán decidir qué hay que hacer para resolver el conflicto. Esto lleva otra vez a pensamientos surrealistas, una especie de posverdad en la que un excómico es el jefe de Estado y serán responsables de la resolución del conflicto en Donbass personas que lo alentaron. Y parece que todos se han hecho a la idea. Es más, me parece que incluso Sergey Sivojo podría ser percibido como alguien adecuado para las conversaciones de Minsk pese a la actitud hacia el equipo de Zelensky en Donetsk. Pero Kazansky y Garmash son dos odiados propagandistas.

Entonces cada pieza parece encajar en su sitio. No se podía esperar soluciones adecuadas y pasos hacia la paz de un hombre que, sin ser un político, sin estar vinculado al Estado, se dirigió a las tropas ucranianas desde un escenario y les dio las gracias por matar en Donbass a civiles a los que calificó de “basura”. Fue el “cómico” Volodymyr Zelensky. Prometió la paz en el este y prometió castigar a quienes habían incitado el conflicto, pero ha hecho lo contrario: provocar conflicto y sabotear la resolución pacífica.

No hay ninguna ilusión. Pero queda la memoria y la ira. Incluso con el paso del tiempo, no han desaparecido. No hablo por todos. Donbass es grande y puede que haya quienes crean a las autoridades ucranianas incluso después de todo lo que ha pasado. Pero yo recuerdo 2014 y todas las piezas encajan.
 

Zhukov

Mariscal
Desde
17 Feb 2009
Mensajes
8.569
Zanx
49.128
Breves:

No encuentro la fuente, porque estaba con el móvil, pero en antimaydan.info leí hace una semana que el ejército del régimen de Kiev ha tenido 7.000 (siete mil) desertores en lo que va de año: dos brigadas completas. Las bajas por deserción superan a las sufridas en combate.

La cifra es plausible teniendo en cuenta que cada año se cuentan por varios miles, sencillamente ahora han subido. Lo que la confirmaría indirectamente es que en Ucrania está en estudio aumentar las medidas para la recluta forzosa, visto que la evasión del servicio militar es del 90% de los llamados a filas.

Esto indicaría que la escasez de tropas persiste, que no hay suficientes voluntarios, y que tendrán que volver a las levas como en 2014-2015.

Y aquí en topwar.ru publican un breve resumen de la situación militar en la primera parte, y luego trata sobre cuestiones técnicas, resumido, que dado que los americanos han dado misiles anticarro Javelin a los ukros y que un ataque en el sector sur del frente siempre es posible, aboga porque Rusia suministre contramedidas a los de Donbass

Должный ответ на поставки Киеву ПТРК FGM-148. Комплексы «Свирь» смогут купировать грядущее наступление ВСУ на Донбассе
 

Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
41.414
Zanx
399.524
Sobre el nuevo ministro de cultura




Sobre el nuevo ministro de cultura


21/06/2020

Artículo Original: Colonel Cassad


Sobre el nuevo ministro de “cultura” de Ucrania.

Ucrania, que lleva desde el 4 de marzo (cuando fue cesado Oleksy Honcharuk) sin problemas, tiene ya al esperado nuevo ministro de Cultura. Se trata del ahora diputado de “Servidor del Pueblo” y exdirector general del holding 1+1 Media, del oligarca Igor Kolomoisky, Alexander Tkachenko, que hace un año hizo algo de ruido al incorporarse al entorno del presidente Zelensky. 263 diputados le otorgaron su voto (necesitaba 226).

Hay que decir que este personaje está muy lejos de la cultura, aunque haya trabajado en la televisión los últimos treinta años, once de ellos en el holding de Kolomoisky y ha sido subdirector de REN TV en Moscú. Eso sí, en lo que se refiere a conseguir una pieza del pastel, no le gana nadie. No es ninguna coincidencia que el primer discurso de Tkachenko como ministro de Cultura fuera sobre dinero. Tkachenko estimó que la necesidad real de la cultura ucraniana ronda los 3.000-4.000 millones de grivnas, alrededor de 112-150 millones de dólares. Y prometió aumentar la financiación para el sector. “Espero que, con el esfuerzo conjunto de mis colegas del Parlamento, seamos capaces de ayudar a la cultura y las industrias creativas con más eficiencia. También estamos hablando de financiación adicional para apoyarles durante y después de la epidemia. Para ello, estoy esperando la votación de la ley 3377 sobre el apoyo de la cultura e industrias creativas en el Parlamento”, anunció el ministro de Cultura.

Otra cosa es que el dinero que Tkachenko consiga vaya a llegar a su destino. A este señor le gusta apropiarse de la propiedad ajena utilizando su puesto oficial. El Estudio de Cine de Odessa, por ejemplo, del que ha sido presidente y accionista desde 2005, no va a recuperarse en mucho tiempo de la parasitaria actividad de Tkachenko. No es ninguna coincidencia que, según TASS, unos días antes de su nombramiento para el puesto de ministro, representantes del cine de Odessa realizaran un acto de protesta. Los participantes en la concentración le acusaban de haber saqueado el estudio de cine y de buscar llevarlo a la bancarrota. Según varios medios, la compañía propiedad de Tkachenko, que es dueña del 25% de la acciones del estudio, ha demandado al Ministerio de Cultura de Ucrania, que sigue teniendo la mayoría de las acciones. Hay que destacar que la Brigada Estatal de Investigación de Ucrania ya había abierto un caso sobre las circunstancias de la privatización del Estudio de Cine de Odessa. Sin embargo, eso no quiere decir (como evidencia el ejemplo del expresidente Petro Poroshenko, contra el que hay una docena de causas penales abiertas pero él ni siquiera sabe de ellas) que Tkachenko vaya a ser llamado a declarar.

Otra parte del discurso del recién nombrado ministro estuvo dedicada a sí mismo. Por ejemplo, afirmó que los habitantes de Ucrania no deben ser divididos entre patriotas y traidores y explicó que ahora “hay una oportunidad de unir”. Esa afirmación no puede causar más que asco e ironía, teniendo en cuenta que, durante los últimos seis años, Tkachenko ha sido un férreo defensor de descalificar a todos aquellos que no comulgaran con sus valores nacionalistas. Atrincherado en el Parlamento, donde presidía el Comité de Política Humanitaria e Informativa, Tkachenko apeló, para contrarrestar la “propaganda rusa” a censurar el cine online y los canales de Telegram opositores. Fue Tkachenko el que afirmó que Donbass y el resto de Ucrania tienen “valores diferentes” y eso les impide vivir juntos. Y bajo su presidencia, el Comité recomendó que el Parlamento celebrara en 2020 los aniversarios de los colaboracionistas Nazis. Es más, desde 2014, Tkachenko ha defendido la prohibición de contenido ruso en la televisión ucraniana. Según el exdiputado Miajil Dobkin, Tkachenko incitaba al odiar a los oponentes del golpe de 2014 en Ucrania cuando dirigía el canal 1+1. “Tkachenko hizo todo lo que estuvo en su mano para hacer que una parte de Ucrania odiara a otra. Tkachenko definía la política de 1+1 y de TSN. Fue una pesadilla”, explicó Dobkin en NewsOne, entrevista en la que añadió que duda que una persona como Tkachenko pueda unir a la población sirviendo como ministro de Cultura.

Sin embargo, nadie espera unificación del ministro de Cultura de Maidan. Ese no es el objetivo de las autoridades locales, que solo simulan estar a favor de la integración de la sociedad ucraniana y contra el conflicto interno. Así que Tkachenko no dejará de seguir la línea de su predecesor Borodyansky. La ucranización, la guerra informativa contra Rusia, la censura de los medios y otros placeres del nacionalismo continuarán.

-Anna Ponomareva​
 

Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
41.414
Zanx
399.524
Una hazaña de la que no todos los pueblos serían capaces


Entrada de las tropas alemanas en Lviv, Ucrania.


Una hazaña de la que no todos los pueblos serían capaces


22/06/2020

Artículo Original: Novorosinform


Hay fechas en el calendario de la historia cuya conmemoración es muy peligrosa para el actual régimen de Kiev. Una de esas fechas es el 22 de junio. Como es bien conocido, ese día, la Alemania de Hitler atacó a la Unión Soviética, lo que dio inicio a la Gran Guerra Patria, la guerra de liberación de los pueblos de la Unión Soviética contra la Alemania Nazi y sus aliados, que es también una de las partes más decisivas de la Segunda Guerra Mundial. Todos, incluidos los niños pequeños, conocen estos hechos en la antigua Unión Soviética. Pero no en Ucrania, donde esta interpretación ha sido declarada errónea e incluso malvada y debe ser combatida. ¿Y cómo puede el pueblo de Ucrania interpretar y hablar “correctamente” de esta fecha?

Los nuevos gestores de la pelota ideológica ucraniana consideran que la conmemoración del 22 de junio a nivel oficial es una “herencia sovok que prolonga la vida del mito” de la Gran Guerra Patria. Y se lamentan de que muchos en la actual Ucrania discrepen. “Pregunta a cualquiera qué conmemora Ucrania hoy. El 90% dará como respuesta: «el inicio de la Gran Guerra Patria». Porque el 22 de junio es el meme que da inicio al mito de la «Gran Guerra Patria», que se convierte en una plataforma ideológica del imperialismo ruso”, afirmó el nacional-chovinista Vyatrovich, cuyas directrices ideológicas son aún ahora activamente utilizadas por el llamado Instituto Nacional de la Memoria de Ucrania, que, como saben, es la institución responsable de la formación e implementación de la política histórica del Estado.

Según los nacional-chovinistas ucranianos, conmemorar el día de la invasión alemana de la Unión Soviética “no solo es inapropiado sino que es peligroso”. Es una pena que la memoria de pueblo no se pueda borrar rápidamente, todos en Kiev comprenden eso, así que el actual régimen de Ucrania utiliza trucos y manipulaciones. En el calendario ucraniano, la fecha del 22 de junio se describe como “Día de duelo y memoria a las víctimas de la guerra en Ucrania”. El decreto presidencial que así lo define fue publicado por el “correcto presidente ucraniano” Kuchma el 17 de octubre del año 2000.

El director del Centro de Investigación de Política Exterior OPAD, el “correcto” ucraniano Parjomenko, apunta que la retórica de la importancia del 22 de junio es como una “leyenda”: la agresiva Alemania fascista atacó a la “pacífica” Unión Soviética. “Stalin quería atacar a Hitler primero. De hecho, las víctimas entre las población civil y el ejército se produjeron a causa del hecho de que la Unión Soviética se estaba preparado para atacar, no había preparadas comunicaciones o reservas en la retaguardia. Todo tenía que ser ofensivo, pero Hitler se adelantó”, relató Parjomenko al servicio en ruso de La Voz de América.

El “correcto historiador” ucraniano recuerda parcialmente que la Segunda Guerra Mundial murieron entre siete y ocho millones de ucranianos. “Y, por supuesto, hay que aprender la lección de cómo empezó: el totalitario régimen soviético y régimen fascista querían repartirse el mundo, pero uno de ellos decidió que era el momento de atacar al otro. tenemos que aprender esa lección, lo peligros que es el totalitarismo y cómo se vuelve populismo utilizando a las masas y a la sociedad en detrimento de la sociedad misma”, afirmó.

¿Y qué es lo “correcto” que escriben los libros de texto ucranianos para los jóvenes residentes del país? Es ahí donde está el verdadero desastre, que cualquier puede comprobar al leer el libro de Historia de Ucrania del undécimo curso publicado durante el “régimen criminal” de Yanukovich en 2012. El libro introduce a los estudiantes en un mundo paralelo. Resulta que entre los motivos del estallido de la Segunda Guerra Mundial está la “cuestión ucraniana”, una cuestión en la que todas las grandes potencias estaban interesadas. Concretamente, Hitler creía que Ucrania se podría convertir en la “India alemana” y valoraba crear un Estado independiente en ese territorio. Y Stalin supuestamente personificaba la “idea de Lenin-Trotsky” de la revolución mundial. Y después llega el verdadero sinsentido: “Analistas de las democracias occidentales punteras reconocieron que la existencia de una Ucrania independiente era necesario para el progreso económico de Europea y la coexistencia pacífica de los estados”. Así es como este libro de texto de historia de Ucrania publicado en 2012 explica a los estudiantes de undécimo curso el inicio de la guerra.

Es aún más interesante lo que los autores de este libro de texto tienen que decir sobre los trágicos primeros meses de la Gran Guerra Patria. Aquí está el verdadero baile de esqueletos: continuas derrotas, el avance alemán en el frente, enormes bajas en el Ejército Rojo, la bolsa de Uman, el desastre de Kiev. Pero la guinda del pastel es una cita del diario del general Halder, jefe de personal de las fuerzas terrestres de la Whermacht: “lo más alto del comando enemigo, obviamente, no participa en el diseño de operaciones de las tropas”.

A esto hay que añadir la palabrería sobre las “atrocidades del régimen estalinista”: en Dnipropetovsk se explotó una panadería con los empleados dentro; en Odessa se inundó los barrios junto al mar y a sus residentes; en Lviv 40-50.000 personas inocentes fueron ejecutadas por los chekistas. En este contexto, la destrucción de la catedral de Kiev Pechersk Lavra (por lo que hoy en Ucrania acusan a saboteadores soviéticos) parece una broma sin importancia.

El libro de texto ucraniano se permite la mentira ideológicamente cargada de decir que los informes de octubre de 1941 afirman que las tropas soviéticas habían abandonado “Járkov y Donetsk”. Donetsk ni siquiera existía en ese momento (la ciudad se llamaba Stalino), pero los estudiantes no deben saber que esta importante ciudad llevaba el nombre del líder soviético que controlaba la situación en la República Socialista Soviética de Ucrania.

En cuanto a la ocupación Nazi de los territorios soviéticos, el libro ucraniano (recordemos que es de 2012) no hay una palabra sobre los crímenes banderistas durante la masacre de Volinia, pero sí se apunta que periódicos de la ocupación daban “información verídica sobre los crímenes de los bolcheviques” y que, en varias zonas, había incluso “autogobierno ucraniano”. En resumen, la vida empezó a mejorar bajo los Nazis.

Algo parecido ocurre con la representación del doloroso tema del colaboracionismo. La principal idea es “comprender y perdonar” a aquellos que sirvieron a los alemanes y utiliza Holodomor, la colectivización y la represión estalinista para justificar la aparición de colaboracionistas: a causa de ello, muchos sirvieron a los alemanes y participaron en la policía auxiliar.

Finalmente, los autores del libro de texto ucraniano consideran a los banderistas miembros de un “movimiento de resistencia” y a la División Galizien de las SS una nueva versión de la Legión de Ucrania Sich del ejército austrohúngaro.

El intento de cambiar la forma de pensar de la población lleva años, puede que décadas. Y si en Ucrania se ha hecho a propósito, desde luego ha funcionado en la política. Así que no puede sorprender que la televisión ucraniana diga que la Segunda Guerra Mundial empezó el 22 de junio de 1941. Tampoco el anuncio de que no hubo Gran Guerra Patria para el pueblo de Ucrania es sorprendente. “Ucrania sufrió tanto por la agresión de Hitler como por los perniciosos errores del liderazgo de Stalin. La desoladora ola de la guerra pasó por su territorio dos veces, sin evitar siquiera las aldeas más pequeñas”, apuntó el medio en inglés Ukrinform.

Intentos similares de purgar la memoria histórica se han realizado en numerosas ocasiones a lo largo de la historia. Sabemos a qué han llevado esos intentos. También sabemos que la falsificación de la historia de la Segunda Guerra Mundial y la revisión de su significado para Ucrania (algo que no se discute abiertamente) están basadas en la línea ideológica general de rechazar la continuidad entre la República Socialista Soviética de Ucrania como parte de la Unión Soviética y el actual Estado ucraniano en favor de una inventada e inexistente Ucrania anterior.

Sin embargo, la memoria del pueblo ucraniano de la Gran Guerra Patria, compartida con otros pueblos de la Unión Soviética, bloquea cualquier intento de reescribir la Segunda Guerra Mundial desde el punto de vista ucraniano. Una victoria lograda a base de un increíble trabajo y a costa de tanta sangre no puede ser arrebatada al pueblo tan fácilmente. Sobrevivirá a los criminales en el poder y a la historia y quedará en la memoria durante mucho tiempo como una gran hazaña de la que no todos los pueblos serían capaces.
 

Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
41.414
Zanx
399.524
Russian Interior Ministry Official Arrested For Being Alleged Ukrainian Spy

Funcionario del Ministerio del Interior ruso arrestado acusado de ser espía ucraniano


(Trad. Google)
22/06/2020


El 22 de junio, el servicio de seguridad ruso - FSB reportó la detención del jefe del departamento de policía de uno de los distritos de la región de Kursk bajo sospecha de traición.

La oficina de relaciones públicas del FSB especificó que se trataba de un teniente coronel Dmitry Alexandrovich Borzenkov nacido en 1981.

En uno de los hechos menos interesantes, se le acusa de ser un espía de Ucrania.

Según la contrainteligencia, una de las unidades del Servicio de Seguridad de Ucrania lo atrajo a la "cooperación confidencial", el policía "recopiló y transmitió información que constituye un secreto de estado".

Puede ser sentenciado a hasta 20 años de prisión por traición.

Según datos de fuentes abiertas, Dmitry Borzenkov es el jefe en funciones del Ministerio del Interior de Rusia en el distrito Zolotukhinsky de la región de Kursk.

"Según los resultados de la investigación, será despedido por cometer un delito difamando el honor de un empleado de los órganos de asuntos internos. La persona especificada también será responsable por ley ”, agregó el FSB.

En mayo, Ucrania acusó al jefe del departamento de operaciones del 74.º Centro de Inteligencia de la Dirección General del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas rusas de incitar a un funcionario del gobierno ucraniano a cometer traición.

Según la investigación, en 2017, un ciudadano ruso fue invitado a cooperar con un ciudadano de Ucrania, que en ese momento ocupaba el cargo de jefe adjunto del protocolo del Primer Ministro de Ucrania para recibir información de él, la divulgación de los cuales podría dañar la soberanía, la integridad territorial y la inviolabilidad de Ucrania.

Cabe señalar que el funcionario fue declarado culpable de traición al cooperar con los servicios especiales rusos, recibió una pena de prisión. En septiembre de 2019, como parte del intercambio, fue transferido a Rusia.

El servicio de prensa de la oficina del fiscal general dijo que la investigación previa al juicio está en curso.
 

Iskra

Madmaxista
Desde
19 Ago 2014
Mensajes
1.818
Zanx
15.381
Rusia conmemora el 79 aniversario del inicio de la Gran Guerra Patria
El presidente ruso, Vladímir Putin, el Patriarca de Moscú y de toda Rusia, Kiril, y el ministro de Defensa, Serguéi Shoigú, este 22 de junio, el Día de la Memoria y Luto, inauguraron la Catedral de la Resurrección de Cristo, el principal templo de las FFAA de Rusia en el parque "Patriot", en las afueras de Moscú.
Para nosotros, ciudadanos de Rusia, la memoria de la Gran Guerra Patria, de todos los que lucharon y murieron acercando con todas las fuerzas la Victoria, es absolutamente sagrada", declaró Vladímir Putin.


"La actual generación de soldados y oficiales guarda fidelidad a las tradiciones y cumple con dignidad todas las tareas planteadas. Y sabemos que la capacidad defensiva y la seguridad de Rusia están plenamente garantizadas. Memoria eterna a los héroes caídos, profunda reverencia a los veteranos y gloria a las Fuerzas Armadas de Rusia", enfatizó el presidente de Rusia.
La hazaña del pueblo soviético en los años de la Gran Guerra Patria fue la más grande de toda la historia secular de Rusia, que jamás se debe olvidar, constató el Patriarca de Moscú y de toda Rusia, Kiril, quien dijo en particular:

"Miles, miles y miles de vidas fueron entregadas al altar de la victoria, y al celebrar la Victoria jamás debemos olvidarnos de los sacrificios ni de la hazaña de nuestro pueblo. Fueron sacrificios sagrados y la más grande hazaña de toda la historia milenaria de Rusia", subrayó el Patriarca.

El 22 de junio es el Día de la Memoria y Luto. El país recuerda los hechos protagonizados en el año 1941, cuando el Ejército fascista alemán, sin declaración de guerra, cruzó las fronteras de la Unión Soviética y atacó las ciudades de Kíev, Minsk, Riga y Sebastopol…

El español Jorge Mestre, profesor de la Universidad Europea de Valencia, comentó el significado de la Gran Guerra Patria:
"El fantasma de la guerra fría hizo que se olvidara en muchos países, por muchos historiadores, el papel importante que tuvo Rusia en la caída de los nazis. Pero ahora, creo que cada vez hay que reivindicar con más fuerza la aportación que los soviéticos hicieron para detener a Hitler y conseguir su derrota definitiva", recalcó el profesor español.
Mientras tanto, el 11% de los estadounidenses cree que su país combatió contra Rusia durante la Segunda Guerra Mundial, mientras el 5% considera que el enemigo fue China, según una encuesta realizada por el Instituto Francés de Opinión Pública (IFOP) por encargo de Sputnik.
Además, el 42% no sabe que el 8 de mayo se conmemora el Día de la Victoria en Europa por la rendición incondicional de la Alemania nazi. El 12% no sabe qué es el Holocausto y el 25% no dio una respuesta completa.

El politólogo Andréi Koshkin comentó los resultados del sondeo de opinión efectuado en EEUU al subrayar que "las pifias de tal naturaleza en el conocimiento de la historia de su país y del desarrollo mundial son consecuencia del lavado de cerebros aplicado para el logro de objetivos inmediatos".

Koshkin llama la atención al hecho que los resultados de esta nueva consulta dan cuenta de la formación de semejante tendencia en la conciencia social de una serie de países.
"La opinión de que el Ejército de EEUU combatió entonces contra Rusia es consecuencia de aquella onda expansiva informativa con la que cubren a los norteamericanos continuamente hoy día, inculcándoles que Rusia es su enemigo o que se entrometió en la campaña electoral presidencial de EEUU en 2016. Y que incluso hoy día, Rusia es también culpable de las manifestaciones que se despliegan en ciudades de EEUU. Y lo más lamentable es que los norteamericanos no profundizan, no se interesan en los resultados de la II Guerra Mundial", destacó el politólogo ruso.
En otro orden, en Ucrania, los resultados de un sondeo de opinión efectuado por el Instituto internacional de Sociología de Kiev revelan que más de un tercio de su población (33,5%) lamenta la desintegración de la URSS.
El 35% de los encuestados considera que para Ucrania fue favorable su integración en la URSS. Un porcentaje considerablemente menor habla de un "gran daño".
El politólogo ruso Semión Urálov subraya que tal tendencia se ha observado desde el momento de la existencia de Ucrania independiente:

"Es bastante elevado el porcentaje de los que lamentan la desintegración de la URSS. Desde mi punto de vista, responde a unas cuantas categorías de personas. La primera es estrictamente etaria. En el segundo grupo social están las personas que no se insertaron en el mercado. Y en la tercera categoría están las personas que rechazan la expansión del fascismo que se observa en Ucrania, el crecimiento del ultranacionalismo", subrayó el experto.

Estos y otros temas podrán escuchar con más detalle en la presente edición de El Punto, un espacio informativo-analítico de Radio Sputnik desde Moscú.