Guerra en Ucrania XIV

Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
41.414
Zanx
399.521
Propagandistas




Propagandistas


10/06/2020


En las últimas semanas, Kiev había incluido entre sus propuestas para modificar el formato de Minsk la participación de la “sociedad civil de Donbass”, es decir, personas procedentes de Donbass, ahora en territorio ucraniano y que defendieran ante la RPD y la RPL los postulados ucranianos. La propuesta no buscaba otra cosa que diluir la voz de Donetsk y Lugansk en el único formato de negociación en el que están representados y evitar una negociación directa entre las autoridades de Kiev y las de las Repúblicas Populares, a pesar de que eso es exactamente lo que exigen los acuerdos firmados. Esta semana, Kiev ha cumplido con su amenaza y ha incluido en su delegación a varias personas originarias de Donbass que representarán los postulados más radicales de la visión ucraniana para la región.


Artículo Original: Denis Grigoriuk

Tengo que admitir que me equivoqué cuando asumí que Kiev había desistido en la idea de incluir en el proceso de negociación para una resolución pacífica al conflicto en Donbass a desplazados de la RDP y la RPL ahora residentes en territorio ucraniano. Ucrania dejó de hablar de ello durante un tiempo y después ha vuelto con lo que podría calificarse como el peor escenario.

A mí, en principio, la idea de incluir a personas procedentes de Donbass y residentes en territorio ucraniano no me parecía buena idea. Apunté que, al otro lado del frente de Donbass, son vistas como personas que mantienen una férrea postura proucraniana. Es una forma de ostentación de libro, como si solo intentaran ganarse el favor y el perdón de las autoridades. Esto no se puede decir de todos, pero sí de la mayor parte de las personas que tratan de hacerse un hueco en el Estado ucraniano.

Es precisamente este tipo de ciudadanos proucranianos naturales de Donbass los que van a participar en el proceso de negociación del Grupo de Contacto. Se trata de dos odiados propagandistas: Garmash, editor-jefe de Ostrova, y Denis Kazansky, un bloguero que utiliza el pseudónimo Frankenstein en LiveJournal. Ambos han causado escándalos por distribuir información abiertamente falsa sobre las Repúblicas de Donbass, así como por su categórica oposición a los acuerdos de Minsk.

Ambos han anunciado sus nombramientos en las redes sociales. En sus publicaciones, han indicado que no aceptan la implementación de la parte política de los acuerdos de Minsk. Por ejemplo, Kazansky es contrario a las enmiendas a las Constitución para incluir el estatus especial para Donbass. Garmash también ha aclarado que la parte ucraniana no quiere a los migrantes para negociar con la RPD y la RPL. Kiev sigue negándose categóricamente a esa negociación. Ucrania quiere a los nuevos miembros del Grupo de Contacto para coordinar la implementación de los acuerdos de Minsk, pero no para dialogar con las Repúblicas.

En realidad, tampoco ese es su propósito. En el mejor de los casos, las autoridades de Kiev quieren mostrar que hay personas de Donbass que no apoyan la integración en Rusia y que todo lo que dicen las Repúblicas son mentiras e insultos. Pero incluso eso me parece increíble. El único objetivo es mostrar que Kiev no ha abandonado el proceso de Minsk. Zelensky y su equipo continúan saboteando el proceso de negociación. La introducción de radicales en el Grupo de Contacto hará que se vuelva a una situación como la del periodo en el que la aborrecida Irina Gerashenko representaba a Ucrania en Minsk y no ocultaba que su objetivo era sabotear la implementación de Minsk-2. Kazansky y Garmash harán exactamente lo mismo.

El conocido bloguero y periodista Antaloly Sharii afirmó en su videoblog que, en el lugar de las Repúblicas de Donbass, él habría rechazado dialogar hasta que Ucrania retirara a esos propagandistas del Grupo de Contacto. Me parece que ese es el objetivo de las autoridades ucranianas. Kiev deliberadamente provoca la respuesta de la RPD y la RPL. Eso permitiría a Ucrania declarar a nivel internacional que las Repúblicas se han retirado del proceso de negociación, mientras que Kiev tomaba otro paso más hacia la resolución pacífica del conflicto armado. Pero sería una forma de profanación y sabotaje del proceso de paz. Obviamente, nadie en Donetsk y Lugansk va a negociar con personas que no tengan autoridad y que, obviamente, no representan los intereses de Donbass, ya que no controlan nada en la región y únicamente sirven al régimen de Kiev. Es más, incluso a nivel doméstico, nadie quiere comunicarse con esos representantes de la propaganda ucraniana. No hay nada de lo que se pueda hablar con personas que publican información falsa sobre soldados ahorcados, supuestamente colgados por las milicias de Donbass “como una broma”.

En estos momentos, es difícil decir cuál será la decisión de las delegaciones de la RPD y la RPL sobre las acciones futuras en la negociación con Ucrania. Pero parece que Kiev no ha entendido el mensaje de las Repúblicas de Donbass cuando recientemente pusieron en alerta de combate a las unidades de la milicia popular. Ucrania intenta seguir flirteando y probando la fuerza de sus oponentes políticos. Lo único que los políticos ucranianos han aprendido es que no han conseguido hacer de Rusia parte del conflicto. De ahí que Kazansky y Garmash hayan escrito que no pretenden negociar con la RPD y la RPL sino solo ser parte de la delegación ucraniana. El anterior plan de Ucrania de utilizar a los desplazados de Donbass para negociar con la RPD/RPL mientras ellos negocian con Rusia ha fracasado, pero eso no quiere decir que el régimen de Kiev haya decidido, de repente, cumplir con sus compromisos. Al contrario, Volodymyr Zelensky se está pareciendo cada vez más a su predecesor y actúa como el típico político ucraniano.
 

estiercol inmobiliario

Será en Octubre
Desde
22 Ene 2009
Mensajes
14.683
Zanx
65.660
Ubicación
Aqui

Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
41.414
Zanx
399.521
Homenajes a los héroes


Imagen de Yury Lipa con la que la Biblioteca promociona la exposición.


Homenajes a los héroes


11/06/2020


En mayo del año 2015, apenas un año después de la victoria de Maidan y el inicio de la guerra en Donbass, Ucrania aprobaba la ley que equiparaba el Nazismo y el comunismo y prohibía toda la simbología soviética y, en teoría, también la simbología Nazi. Mientras que la prohibición de simbología soviética se ha llevado al extremo de censurar con grandes cuadros negros las medallas y las banderas soviéticas en la retransmisión en directo del desfile del Día de la Victoria celebrado en Minsk y ciudadanos ucranianos han sido multados por izar una bandera roja para celebrar el 1 de mayo, la simbología Nazi o neonazi ha permanecido inalterada. En estos años, especialmente en los que el guardián de la memoria Vyatrovich, Ucrania ha trabajado duro para reescribir la historia reciente y convertir en héroes por decreto a quienes colaboraron con la Alemania Nazi en la ocupación de Ucrania, el asesinato masivo de la población judía, polaca, romaní y prosoviética.

Con la llegada al poder de Volodymyr Zelensky, que contrarrestó la campaña nacionalista e incendiaria de Poroshenko con una retórica de paz y unidad que buscaba rebajar el enfrentamiento, una parte de la población esperaba un cambio en las políticas nacionalistas, especialmente en aquellas relacionadas con el revisionismo histórico. Sin embargo, la salida de Vyatrovich del Instituto Ucraniano de la Memoria Nacional no ha cambiado el curso de las políticas revisionistas ucranianas.

Como ha denunciado en numerosas ocasiones Eduard Dolinsky, presidente del Comité Judío-Ucraniano y uno de los principales representantes de la lucha contra la reescritura de la historia para hacer de quienes colaboraron en el Holocausto héroes nacionales, los actos de enaltecimiento de estos “luchadores por la libertad de Ucrania” a base de asesinar o discriminar a la población continúan o incluso han aumentado. En 2020, se han celebrado de forma oficial los aniversarios de numerosos destacados miembros de OUN y UPA que colaboraron con la Alemania Nazi, continúan erigiéndose monumentos en su memoria y exposiciones oficiales enaltecen a figuras que abogaban por una limpieza étnica en el país.

Esta semana, Dolinsky denunciaba otro ejemplo:

La Biblioteca Nacional de Ucrania Vernadsky ha inaugurado una exposición de homenaje por el 120º aniversario del nacimiento del nacionalsocialista ucraniano, propagandista de la limpieza étnica y teórico racial Yuri Lipa.

“En primer lugar, es necesario limpiar Ucrania de cinco o seis millones de moscovitas, que son parásitos”, escribió Lipa en el artículo “Hitos geopolíticos de la nueva Ucrania”.

El pensador veía la principal riqueza de los ucranianos en sus óvulos y espermatozoides: “300 óvulos de cada mujer ucraniana y 1500 eyaculaciones de cada ucraniano, esto es el mismo tesoro para el Estado que reservas de hierro, carbón o petróleo”.

El político ruso Zhirinovsky tomó su postulado “Cada mujer para un marido” de Lipa: “Las mujeres nacen más o menos en la misma cantidad que los hombres, así que cada mujer debe casarse”. De esta afirmación del filósofo Lipa se puede sacar la brillante conclusión de que cada hombre debe casarse.

Lipa consideraba a los ucranianos una raza separada y consideraba que, por su pureza, era necesario crear “cortes y tribunales sexuales”.

“Los logros más importantes de la humanidad han surgido y surgirán de la raza ucraniana”.

Pero Lipa no era solo un escritor y publicista, sino también un poeta: “Reman, reman y se bañan en sangre, templados en fuego. Fuego y sangre, vida y voluntad o la muerte quema en su pecho…Se escucha un grito: ¡Sieg Heil! ¡Sieg Heil! ¡Sieg Heil!”

La exhibición también mostrará los trabajos de los correligionarios de Lipa: el comandante de la policía auxiliar ucraniana Bulba-Borovets y de Ulas Samchuk, editor de un periódico antisemita.


 

Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
41.414
Zanx
399.521
Ruido de fondo




Ruido de fondo


12/06/2020


La cumbre del cuarteto de Normandía celebrada en París hace más de seis meses resultó decepcionante para quienes esperaban grandes resultados. Las partes se comprometieron a varios puntos básicos para garantizar que, tras su cumplimiento, pudiera celebrarse otra cumbre en la que avanzar, o no, hacia una resolución pacífica a la guerra en Donbass. De esos mínimos acuerdos alcanzados únicamente se ha cumplido, de forma parcial, el compromiso de intercambiar prisioneros de guerra. Como era de esperar teniendo en cuenta los antecedentes de incumplimiento de los acuerdos, ni se ha producido la retirada de tropas del frente ni se ha consolidado un alto el fuego completo.

En ese sentido, en una entrevista concedida a Komsomolskaya Pravda, el periodista ruso residente en Donetsk Andriy Babitsky explicaba hace unos días el efecto que había logrado el estado de alarma de combate de las tropas las Repúblicas Populares de Donbass. Esa medida de presión había logrado silenciar, aunque, como es habitual, no de forma absoluta, el frente, que en semanas anteriores había sufrido cierto empeoramiento, concretamente en zonas en las que las tropas supuestamente se habían retirado. Las medidas de presión no son efectivas eternamente y la reanudación de bombardeos a lo largo del frente recuerda que no es posible un alto el fuego completo y sostenido en el tiempo sin un verdadero proceso de paz y de negociación.


Artículo Original: Andriy Babitsky

No se puede decir que la retirada de tropas y armamento del entorno de dos localidades -Petrovskoe y Zolotoe- se haya revertido completamente, pero es lo que está ocurriendo a pasos agigantados. Las tropas vuelven a las posiciones abandonadas.

Así lo recogen los informes diarios de los observadores de la OSCE, que patrullan las dos localidades con la ayuda de drones. Según los datos que han publicado, el proceso comenzó a mediados de mayo, pero desde principios de junio se han producido batallas prácticamente diarias en esta recién establecida línea de contacto: la parte ucraniana realiza ataques de artillería y hay batallas regulares con el uso de armas automáticas. El 3 de junio, las tropas ucranianas alcanzaron una de las cámaras de vigilancia de la OSCE.

De hecho, estamos hablando del colapso de los acuerdos alcanzados en la cumbre del cuarteto de Normandía celebrada en diciembre del año pasado. Es más, solo uno de los puntos acordados se ha cumplido: se han celebrado varios intercambios de prisioneros, resultado de las negociaciones entre los presidentes de Rusia y Ucrania. Donbass no debe soñar con el estatus especial según la “fórmula Steinmeier” que se acordó en la cumbre, como tanto Volodymyr Zelensky como su entorno han informado repetidamente al público.

En realidad, se trata del fracaso completo de la política del jefe de la Oficina del Presidente Ucrania, Andriy Ermak, que se autoproclamó responsable de la pacificación de Donbass. Su idea de crear un “consejo consultivo” que incluiría a representantes de la RPD y la RPL ha sido definitivamente enterrada. Así lo afirmó el viceprimer ministro para la “reintegración de los territorios temporalmente ocupados”, Alexey Reznikov.

Es más, el actual equipo gestor se ha alejado aún más en su negativa a implementar los acuerdos de Minsk. Kiev ha enviado a dos propagandistas -Denis Kazansky y Serhiy Garmash- al Grupo de Contacto de Minsk, donde supuestamente deben representar a los “distritos especiales de las regiones de Donetsk y Lugansk”. Ambos son conocidos defensores de Maidan y apoyan sin fisuras la línea oficial de Kiev. A partir de ahora, el Gobierno de Kiev quiere negociar consigo mismo el futuro de Donbass. Así que el proceso de negociación está en un punto de bloqueo completo, aunque sigue existiendo la posibilidad de que Zelensky haga al menos un intento de simular deseos de paz ante las elecciones locales. Aunque batallas en Petrovskoe y Zolotoe demuestran que la situación está firmemente en manos del “partido de la guerra”.

¿Cuál es la base de su postura? El exministro de Defensa de Zelensky, Andriy Zagorodniuk claramente explicó por qué Ucrania debería continuar la guerra en Donbass. En su opinión, dejar que el conflicto se congele y retirar las tropas a lo largo de todo el frente significaría aceptar el actual estado de la cuestión. En ese caso, Donbass existiría por sí mismo en un estado prácticamente legitimado como región separada y las autoridades ucranianas no podrían hacer nada al respecto. Eso es inaceptable para Kiev. Además, según Zagorodniuk, si la batalla se detiene, Occidente se olvidará de esta guerra y empezará a pensar en levantar las pesadas sanciones contra Rusia. En otras palabras, Ucrania sigue queriendo librar una guerra comercial en los mercados extranjeros a base de hacerse pasar por víctima de una agresión rusa y siempre con la ayuda de los países y organizaciones occidentales.

Aun así, el actual equipo de Gobierno sigue pretendiendo que no pasa nada fuera de lo común y se sigue preparando para la próxima reunión del formato Normandía. Sin embargo, Rusia y Alemania ya han dejado claro por medio de sus ministros de Asuntos Exteriores que no tiene sentido una nueva reunión porque no hay nada que discutir. Todos los acuerdos de París han sido infringidos. Hay motivos para pensar que la postura de Francia en este sentido no es muy diferente.

El problema es que, aunque asumamos que sinceramente quiere acabar la guerra en Donbass, Zelensky no puede permitírselo. La ideología de construir un Estado nacionalista, en la que se ha integrado rápidamente, es incompatible con las iniciativas de paz. Está basada en lemas mitológicos como que Rusia es, desde hace siglos, el enemigo y agresor, que ha inspirado la insurgencia en Donbass, que no tiene voluntad ni capacidad propia. ¿Entonces qué van a negociar con títeres rusos? De esta línea de pensamiento no existe un camino posible hacia la paz para la actual Ucrania. Y eso significa una cosa: antes o después, Ucrania deberá ser obligada a aceptar la paz.
 

Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
41.414
Zanx
399.521
Ukraine To Put Three R-360 Neptune Anti-Ship Missile Systems On Combat Duty

Ucrania pondrá tres sistemas de misiles antibuque R-360 Neptune en servicio de combate


(Trad. Google)
12/06/2020


Ucrania pondrá tres sistemas de misiles antibuque R-360 Neptune en servicio de combate


Ucrania está lanzando tres divisiones de misiles R-360 Neptune en combate, dijo el director de la empresa estatal ucraniana NPO Pavlograd Chemical Plant, Leonid Shiman .

Shiman dijo que durante una visita a la planta del ministro del Interior ucraniano, Arsen Avakov.

"... Creo que en las próximas semanas, una vez más, comenzaremos a producir sistemas de misiles para las necesidades del Ministerio de Defensa ... Esto también se aplica a Neptuno, porque ha habido una orden de poner tres divisiones en servicio de combate". Shiman dijo de junio 6 ª cuando Avakov estaba de visita.
Según datos preliminares, la división de misiles antibuque costeros de Neptuno incluye 6 lanzadores USPU-360 con 24 misiles de crucero, y el número correspondiente de vehículos de transporte (TZM-360) y de transporte (TM-360).

En general, una división está armada con 72 misiles de crucero R-360 (4 misiles antibuque en cada uno de los 6 vehículos: USPU-360, TZM-360 y TM-360).

Por lo tanto, según una declaración de Leonid Shiman, se planea producir al menos 216 misiles para la versión costera del complejo, que armará las tres divisiones RK-360MC, que juntas incluyen 24 lanzadores.


Dada la munición completa en las bases de almacenamiento, la cantidad de misiles solicitados puede ser varias veces mayor.

Actualmente, la versión terrestre del sistema de misiles Neptuno está siendo sometida a pruebas estatales con prácticos lanzamientos de misiles en objetivos marítimos. Según el plan original, deberían completarse en el segundo trimestre de 2020.

Ucrania pondrá tres sistemas de misiles antibuque R-360 Neptune en servicio de combate

Ucrania pondrá tres sistemas de misiles antibuque R-360 Neptune en servicio de combate

En particular, durante abril y mayo de 2020, se llevaron a cabo tres pruebas de vuelo en el rango estatal de las Fuerzas Armadas de Ucrania "Alibey", durante el cual se lanzaron siete misiles de crucero R-360.

Se probaron las posibilidades de alcanzar un objetivo marino a una distancia de unos 100 km. Las pruebas incluyeron interferencia de radio para la cabeza de referencia de los misiles antibuque y el lanzamiento simultáneo de dos misiles a diferentes objetivos que se encontraban a una distancia de más de 20 km entre sí.

Ucrania pondrá tres sistemas de misiles antibuque R-360 Neptune en servicio de combate
 

Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
41.414
Zanx
399.521
Simulación en lugar de negociación




Simulación en lugar de negociación


13/06/2020

Artículo Original: Colonel Cassad


Sobre el hecho de que Ucrania está negociando consigo misma en Minsk.

Gryzlov, que representa a Rusia en las conversaciones de Minsk, afirmó que “Ucrania de facto se ha retirado de los acuerdos de Minsk”. El motivo de esta admisión no es otro que otro truco de magia de la delegación ucraniana, que se niega a negociar con los representantes de la RPD y la RPL y ha arrastrado a Minsk a “representantes de Donbass” nombrados por Kiev, es decir, se ha puesto en marcha la opción “negociaremos con nosotros mismos”. Evidentemente, todo esto contradice el concepto de negociación, es pura profanación y puro simulacro.

Las posturas de las partes quedaron definidas ya en 2014-2015 y, en principio, no han cambiado en seis años: Moscú quiere que Kiev negocie con la RPD y la RPL y Kiev quiere que la RDP y la RPL simplemente entreguen voluntariamente el control de la frontera. Como en esos temas no ha cambiado nada, las negociaciones, si es que existen, están marcadas por las variadas técnicas e interpretaciones de Ucrania, que, sin embargo, no hacen que nada cambie.

Por supuesto, si el objetivo fuera negociar y llegar a algún acuerdo, no deberían negociar con sus propios títeres sino con el otro lado, pero eso es algo que no va a pasar. Así que las ilusiones de “Poroshenko, la mejor opción para el pueblo de Ucrania”, “el presidente de paz Zelensky” y “el gran negociador Ermak” quedan constantemente desacreditadas. Todos ellos operan en un ámbito específico que no se determina en Ucrania. Las negociaciones con la RPD y la RPL, así como el cese de la guerra, no están incluidas en la lista de prioridades de quienes operan el proceso, lo que sin embargo no impide que profanen las negociaciones de Minsk.

La ironía es que incluso cuando implícitamente aceptan el obvio hecho de que Ucrania no quiere implementar los acuerdos de Minsk y no va a hacerlo, las negociaciones continuarán con reuniones en las que las partes laboriosamente simularan una intensa actividad que hace tiempo que está a años luz de distancia de la realidad de lo que ocurre en Donbass.

Con el mismo éxito, los representantes de la RPD y la RPL pueden negarse a negociar con la delegación ucraniana, nombrar a representantes de Ucrania de entre los emigrados políticos, o incluso al mismo Yanukovich, y negociar así con Ucrania mientras, en paralelo, Ucrania negocia con los “representantes de la RPD y la RPL” que ha nombrado. ¿Afectaría eso al formato de Minsk? Por supuesto que no. Un simulacro sustituiría a otro y el resultado sería idéntico en ambos casos.

Es difícil decir cuánto durará. Por el momento, solo hay una fecha límite: el 1 de enero de 2021. Esta fecha es la que ha marcado Zelensky para “cumplir los acuerdos de Minsk”. Teniendo en cuenta que Zelensky no ha hecho nada para implementar los acuerdos en más de un año de su presidencia, es prácticamente imposible que algo vaya a cambiar antes del comienzo de 2021. Solo es una prolongación en el tiempo y entonces Zelensky puede decir: “Bueno, lo ven, lo hemos intentado, no es nuestra culpa, la culpa es de Rusia, de la RPR y la RPL, no quieren la paz”. Así que, los meses que quedan hasta esa fecha estarán llenos de algo, ya que los votantes periódicamente preguntan al presidente sobre la implementación de las promesas electorales, lo que afecta a la descendiente popularidad de Zelensky.

El formato Normandía tampoco es especialmente tenido en cuenta y los acuerdos de finales de 2019 han quedado en papel mojado y la nueva cumbre, que tenía que celebrarse en abril, no se ha anunciado. Los europeos realizan declaraciones rutinarias que no difieren en exceso de las que realizaban entre 2015 y 2019. Washington tampoco ha cambiado su postura, así que la situación internacional de los acuerdos de Minsk no ha cambiado de forma significativa.

Se podría decir que los actos dirigidos a determinar quién será acusado de descarrilar los acuerdos de Minsk tienen sentido, pero tampoco en esto hay una intriga especial, ya que Rusia será designado principal culpable haga lo que haga o diga lo que diga “como uno de los garantes”. Como es tradición, Occidente, con su doble vara de medir, ignorará toda referencia a los actos de Ucrania.

Así que, desde mi punto de vista, no hay especial necesidad de prestar atención a las cumbres de Minsk. Las Repúblicas deben continuar con la integración en Rusia y el Primer y Segundo Cuerpo del Ejército de la RPD y la RPL deben dar una respuesta más contundente a cualquier acción agresiva de las Fuerzas Armadas de Ucrania para aumentar así el coste de la guerra para Ucrania.

Por supuesto, los canales de interacción que funcionan, como el que gestiona los intercambios de prisioneros, pueden y deben mantenerse para intercambiar a nuestra gente, tanto civiles como militares. Pero no mucho más que eso. Las provisiones militares y diplomáticas de los acuerdos de Minsk no van a cumplirse de ninguna manera.
 

Cosmopolita

Madmaxista
Desde
7 May 2011
Mensajes
12.052
Zanx
11.992
Ubicación
En emigración en Spain
Ukraine To Put Three R-360 Neptune Anti-Ship Missile Systems On Combat Duty

Ucrania pondrá tres sistemas de misiles antibuque R-360 Neptune en servicio de combate


(Trad. Google)
12/06/2020


Ucrania pondrá tres sistemas de misiles antibuque R-360 Neptune en servicio de combate


Ucrania está lanzando tres divisiones de misiles R-360 Neptune en combate, dijo el director de la empresa estatal ucraniana NPO Pavlograd Chemical Plant, Leonid Shiman .

Shiman dijo que durante una visita a la planta del ministro del Interior ucraniano, Arsen Avakov.


Según datos preliminares, la división de misiles antibuque costeros de Neptuno incluye 6 lanzadores USPU-360 con 24 misiles de crucero, y el número correspondiente de vehículos de transporte (TZM-360) y de transporte (TM-360).

En general, una división está armada con 72 misiles de crucero R-360 (4 misiles antibuque en cada uno de los 6 vehículos: USPU-360, TZM-360 y TM-360).

Por lo tanto, según una declaración de Leonid Shiman, se planea producir al menos 216 misiles para la versión costera del complejo, que armará las tres divisiones RK-360MC, que juntas incluyen 24 lanzadores.


Dada la munición completa en las bases de almacenamiento, la cantidad de misiles solicitados puede ser varias veces mayor.

Actualmente, la versión terrestre del sistema de misiles Neptuno está siendo sometida a pruebas estatales con prácticos lanzamientos de misiles en objetivos marítimos. Según el plan original, deberían completarse en el segundo trimestre de 2020.

Ucrania pondrá tres sistemas de misiles antibuque R-360 Neptune en servicio de combate

Ucrania pondrá tres sistemas de misiles antibuque R-360 Neptune en servicio de combate

En particular, durante abril y mayo de 2020, se llevaron a cabo tres pruebas de vuelo en el rango estatal de las Fuerzas Armadas de Ucrania "Alibey", durante el cual se lanzaron siete misiles de crucero R-360.

Se probaron las posibilidades de alcanzar un objetivo marino a una distancia de unos 100 km. Las pruebas incluyeron interferencia de radio para la cabeza de referencia de los misiles antibuque y el lanzamiento simultáneo de dos misiles a diferentes objetivos que se encontraban a una distancia de más de 20 km entre sí.

Ucrania pondrá tres sistemas de misiles antibuque R-360 Neptune en servicio de combate
Ucrania no tiene firmado tratado que prohibe el desarrollo de tales misiles.

Enviado desde mi Mi A1 mediante Tapatalk
 

Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
41.414
Zanx
399.521
Castigo colectivo




Castigo colectivo


14/06/2020

Artículo Original: Andrey Manchuk


La prensa ucraniana está siguiendo con regocijo la situación de las reservas de agua de Crimea, con el mismo entusiasmo que previamente observaron la caída de los precios del petróleo. El nivel de las reservas de agua de la península ha caído bruscamente a causa de una sequía prolongada: a principios de junio, las reservas ascendían a 85 millones de metros cúbicos, 2,3 veces menos que hace un año. Según los representantes del Centro Hidrometeorológico, esta situación se ha desarrollado a causa de la escasez de lluvias. Por ejemplo, la cuenca del río Chernaya, que suministra a la reserva más grande de Crimea, solo ha tenido 9,3mm de lluvias, un 80% menos de lo esperado.

Las reservas disponibles en Crimea son suficientes para el suministro necesario por la población, pero puede no serlo para la tierra agrícola, principalmente para la parte más árida de la península. Previamente, esos campos eran regados con ayuda del canal del norte de Crimea, construido por los invasores del totalitario tiempo soviético. Sin embargo, en 2014, las autoridades ucranianas bloquearon el suministro de agua al territorio de Crimea. Lo hicieron a pesar de que la dirección de la Agencia Estatal de Agua de Ucrania informó en aquellos días de que eso llevaría a un desastre medioambiental.

En este tiempo, la parte del canal que se encuentra en Crimea se ha llenado con agua de las reservas de las montañas y pozos subterráneos, con lo que se han cubierto las necesidades de la población en el este y el norte de Crimea. Sin embargo, el seco invierno ha acabado con las reservas. Y el público patriótico de Ucrania espera alegremente que se produzca el desastre medioambiental y solo les apena no poder también dejar a los ciudadanos de Crimea sin luz y aire.

“Soy partidario de un bloqueo total, ciego, sin alternativas tanto de Crimea como de Donbass. Si por mí fuera, Crimea estaría sin agua, sin luz y sin nada. Habría cerrado todo. Querían a Putin, que se mueran. Que se laven en pozos, que beban agua importada de la Rusia continental. Si querían a Putin, ahí tienen. Les dio un puente, ahora que les dé agua para beber. Creo que cualquier relación comercial, comunitaria o energética con el territorio es equiparable a una forma de terrorismo financiero. Porque de esta manera tenemos dobles pensiones, esas abuelas de la KGB que cobran en grivnas. Todo lo que va, vuelve”, afirmó recientemente el presentador de televisión Ostap Drozdov, que expresó la opinión generalizada de sus correligionarios.

Por supuesto, esta actitud es totalmente alocada en el mundo moderno, especialmente teniendo en cuenta que el acceso al agua potable está reconocido por Naciones Unidas como un derecho inalienable que no puede ser limitado a consecuencia de ningún conflicto político o militar. He visitado los altos del Golán, que son la principal fuente de agua en Israel, Palestina, Jordania y una parte de Siria y los he visto desde los dos lados de la frontera entre Siria e Israel. Estos territorios fueron ocupados por las fuerzas israelíes, pero pese al duro enfrentamiento que dura ya décadas, Tel Aviv no ha bloqueado el suministro de agua a la Autoridad Nacional Palestina. No es por valores humanistas sino por razones puramente tácticas: para tener beneficios y no provocar un desastre medioambiental en toda la región.

El ejemplo palestino también se recuerda en Ucrania. “Existía la idea de vender agua. Los israelíes venden agua a un país con el que están casi en guerra y ganan dinero. Y así solucionan sus problemas sociales. Así que teníamos la idea, por ejemplo, de vendar agua a Rusia”, afirmó el presidente del Comité de Presupuestos del Parlamento, el diputado de “Servidor del Pueblo” Yaruy Aristov.

Sin embargo, estas palabras causaron una violenta ira entre los nacionalistas, que consideran que reanudar el suministro de agua a Crimea sería una “línea roja”, una forma de capitulación ante el Kremlin. Y el Gobierno ucraniano rápidamente cambió la retórica y rechazó la idea de permitir el paso de agua a los territorios fuera de su control.

“Aún no sé si habrá una petición oficial de la Federación Rusa a Ucrania sobre el suministro de agua a Crimea. Pero si se dirigen oficialmente a Kiev, habrá una respuesta muy simple: que abandonen la Crimea ocupada y el Donbass ocupado, que se lleven las tropas del territorio de Ucrania y entonces restableceremos el suministro de agua a los ciudadanos ucranianos de la Crimea libre”, afirmó el 1 de junio el viceprimer ministro para la “reintegración de los territorios temporalmente ocupados” Oleksy Reznikov, que expresó la postura común de la administración de Zelensky.

Los motivos para ello son obvios: detrás de esta postura está Estados Unidos, que abiertamente exige que se deje a Crimea sin agua. El exembajador estadounidense, John Herbst, apeló al bloqueo como la forma principal de presionar a Rusia. “Detener el suministro de agua es un componente importante en este sentido. Yo, por supuesto, recomendaría que Ucrania mantuviera esta política sobre el suministro de agua en Crimea”, afirmó en una videoconferencia el 28 de mayo, anticipando así la postura de las autoridades ucranianas. De hecho, se trata de una exigencia directa de organizar un desastre medioambiental en un territorio extranjero violando así las normas más básicas del derecho internacional. Sin embargo, Washington nunca ha prestado atención alguna a esas minucias, ya que los riesgos de confrontación con Moscú recaen solo sobre Ucrania.

Kiev es consciente de ello. Durante el debate en el Parlamento, alguien recordó que Rusia podría suministrar agua desde Kuban, como iba a hacerse en los distantes años de postguerra. Recientemente, he visto campos irrigados en la parte de Chipre ocupada por Turquía que operan con un suministro de agua subterráneo a través del Mediterráneo. Es más, no supondría dificultades técnicas tan extremas en comparación con el puente de Crimea, sobre el que Ostap Drozdov propone llevar agua.

Pero lo principal es que Ucrania no debería olvidar que todo el país está sufriendo por la sequía, que ya garantiza una caída de récord en las cosechas del sur del país. La deforestación masiva de los bosques y las plantaciones realizadas en la Unión Soviética y el cese del trabajo de mantenimiento en las reservas han puesto a Ucrania al borde de la desertificación, que ya se ha manifestado esta primavera en forma de tormentas de arena. Es más, la región de Jerson es la que más está sufriendo de este proceso, ya que está directamente vinculado al norte de Crimea en un mismo ecosistema.

Las alocadas esperanzas políticas de un desastre ecológico pueden convertirse en un problema común, que volverá como un boomerang a los patriotas ucranianos que han declarado la guerra al medioambiente de la península de Crimea.
 

Cosmopolita

Madmaxista
Desde
7 May 2011
Mensajes
12.052
Zanx
11.992
Ubicación
En emigración en Spain
Castigo colectivo




Castigo colectivo


14/06/2020

Artículo Original: Andrey Manchuk


La prensa ucraniana está siguiendo con regocijo la situación de las reservas de agua de Crimea, con el mismo entusiasmo que previamente observaron la caída de los precios del petróleo. El nivel de las reservas de agua de la península ha caído bruscamente a causa de una sequía prolongada: a principios de junio, las reservas ascendían a 85 millones de metros cúbicos, 2,3 veces menos que hace un año. Según los representantes del Centro Hidrometeorológico, esta situación se ha desarrollado a causa de la escasez de lluvias. Por ejemplo, la cuenca del río Chernaya, que suministra a la reserva más grande de Crimea, solo ha tenido 9,3mm de lluvias, un 80% menos de lo esperado.

Las reservas disponibles en Crimea son suficientes para el suministro necesario por la población, pero puede no serlo para la tierra agrícola, principalmente para la parte más árida de la península. Previamente, esos campos eran regados con ayuda del canal del norte de Crimea, construido por los invasores del totalitario tiempo soviético. Sin embargo, en 2014, las autoridades ucranianas bloquearon el suministro de agua al territorio de Crimea. Lo hicieron a pesar de que la dirección de la Agencia Estatal de Agua de Ucrania informó en aquellos días de que eso llevaría a un desastre medioambiental.

En este tiempo, la parte del canal que se encuentra en Crimea se ha llenado con agua de las reservas de las montañas y pozos subterráneos, con lo que se han cubierto las necesidades de la población en el este y el norte de Crimea. Sin embargo, el seco invierno ha acabado con las reservas. Y el público patriótico de Ucrania espera alegremente que se produzca el desastre medioambiental y solo les apena no poder también dejar a los ciudadanos de Crimea sin luz y aire.

“Soy partidario de un bloqueo total, ciego, sin alternativas tanto de Crimea como de Donbass. Si por mí fuera, Crimea estaría sin agua, sin luz y sin nada. Habría cerrado todo. Querían a Putin, que se mueran. Que se laven en pozos, que beban agua importada de la Rusia continental. Si querían a Putin, ahí tienen. Les dio un puente, ahora que les dé agua para beber. Creo que cualquier relación comercial, comunitaria o energética con el territorio es equiparable a una forma de terrorismo financiero. Porque de esta manera tenemos dobles pensiones, esas abuelas de la KGB que cobran en grivnas. Todo lo que va, vuelve”, afirmó recientemente el presentador de televisión Ostap Drozdov, que expresó la opinión generalizada de sus correligionarios.

Por supuesto, esta actitud es totalmente alocada en el mundo moderno, especialmente teniendo en cuenta que el acceso al agua potable está reconocido por Naciones Unidas como un derecho inalienable que no puede ser limitado a consecuencia de ningún conflicto político o militar. He visitado los altos del Golán, que son la principal fuente de agua en Israel, Palestina, Jordania y una parte de Siria y los he visto desde los dos lados de la frontera entre Siria e Israel. Estos territorios fueron ocupados por las fuerzas israelíes, pero pese al duro enfrentamiento que dura ya décadas, Tel Aviv no ha bloqueado el suministro de agua a la Autoridad Nacional Palestina. No es por valores humanistas sino por razones puramente tácticas: para tener beneficios y no provocar un desastre medioambiental en toda la región.

El ejemplo palestino también se recuerda en Ucrania. “Existía la idea de vender agua. Los israelíes venden agua a un país con el que están casi en guerra y ganan dinero. Y así solucionan sus problemas sociales. Así que teníamos la idea, por ejemplo, de vendar agua a Rusia”, afirmó el presidente del Comité de Presupuestos del Parlamento, el diputado de “Servidor del Pueblo” Yaruy Aristov.

Sin embargo, estas palabras causaron una violenta ira entre los nacionalistas, que consideran que reanudar el suministro de agua a Crimea sería una “línea roja”, una forma de capitulación ante el Kremlin. Y el Gobierno ucraniano rápidamente cambió la retórica y rechazó la idea de permitir el paso de agua a los territorios fuera de su control.

“Aún no sé si habrá una petición oficial de la Federación Rusa a Ucrania sobre el suministro de agua a Crimea. Pero si se dirigen oficialmente a Kiev, habrá una respuesta muy simple: que abandonen la Crimea ocupada y el Donbass ocupado, que se lleven las tropas del territorio de Ucrania y entonces restableceremos el suministro de agua a los ciudadanos ucranianos de la Crimea libre”, afirmó el 1 de junio el viceprimer ministro para la “reintegración de los territorios temporalmente ocupados” Oleksy Reznikov, que expresó la postura común de la administración de Zelensky.

Los motivos para ello son obvios: detrás de esta postura está Estados Unidos, que abiertamente exige que se deje a Crimea sin agua. El exembajador estadounidense, John Herbst, apeló al bloqueo como la forma principal de presionar a Rusia. “Detener el suministro de agua es un componente importante en este sentido. Yo, por supuesto, recomendaría que Ucrania mantuviera esta política sobre el suministro de agua en Crimea”, afirmó en una videoconferencia el 28 de mayo, anticipando así la postura de las autoridades ucranianas. De hecho, se trata de una exigencia directa de organizar un desastre medioambiental en un territorio extranjero violando así las normas más básicas del derecho internacional. Sin embargo, Washington nunca ha prestado atención alguna a esas minucias, ya que los riesgos de confrontación con Moscú recaen solo sobre Ucrania.

Kiev es consciente de ello. Durante el debate en el Parlamento, alguien recordó que Rusia podría suministrar agua desde Kuban, como iba a hacerse en los distantes años de postguerra. Recientemente, he visto campos irrigados en la parte de Chipre ocupada por Turquía que operan con un suministro de agua subterráneo a través del Mediterráneo. Es más, no supondría dificultades técnicas tan extremas en comparación con el puente de Crimea, sobre el que Ostap Drozdov propone llevar agua.

Pero lo principal es que Ucrania no debería olvidar que todo el país está sufriendo por la sequía, que ya garantiza una caída de récord en las cosechas del sur del país. La deforestación masiva de los bosques y las plantaciones realizadas en la Unión Soviética y el cese del trabajo de mantenimiento en las reservas han puesto a Ucrania al borde de la desertificación, que ya se ha manifestado esta primavera en forma de tormentas de arena. Es más, la región de Jerson es la que más está sufriendo de este proceso, ya que está directamente vinculado al norte de Crimea en un mismo ecosistema.

Las alocadas esperanzas políticas de un desastre ecológico pueden convertirse en un problema común, que volverá como un boomerang a los patriotas ucranianos que han declarado la guerra al medioambiente de la península de Crimea.
A mí me parece correct. So tan parte de Rusia querían ser, que sea con todas las consecuencias.

Enviado desde mi Mi A1 mediante Tapatalk
 

Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
41.414
Zanx
399.521
Exigencias




Exigencias


15/06/2020

Artículo Original: Alexey Zotiev


Ucrania necesita dinero. Todos necesitamos dinero, está claro, pero Ucrania lo necesita especialmente. Los muchos años de incompetentes políticas nacionales y exteriores han hecho descender al país a los bajos fondos económicos, algo que los oficiales ucranianos tratan de tapar enterrando al país cada vez más profundamente. La venta de tierras agrícolas, la legalización del juego y la nacionalización de algunos bancos son medidas radicales que probablemente no van a solucionar ninguno de los problemas de un país que ha sido gestionado por estafadores políticos durante mucho tiempo.

En un contexto en el que no hay nada que vender, subir impuestos no tiene sentido y ya no queda nadie más a quien pedir más allá de la última esperanza: el Fondo Monetario Internacional. El FMI no es una organización sin ánimo de lucro y cada dólar prestado por el sistema cuesta a los receptores cinco o incluso diez, pero esta es la estructura que ha expresado su disposición a ayudar a Ucrania a cambio de “garantías de transformaciones democráticas”. El impreciso lenguaje y la ambigua interpretación han causado varias disputas en la sociedad ucraniana.

Las exigencias del FMI, que está dispuesta a entregar 5.000 millones de dólares a Ucrania, son claras, concisas y públicas, pero algunos representantes de la élite política ucraniana las consideran imposibles. “Tengo dudas sobre el memorándum del FMI. Es una cuestión muy importante. Cómo se relaciona con el programa que tenemos que votar como documento estratégico la dirección del desarrollo de nuestro Estado. Lo que he visto en el memorándum del FMI, francamente, me ha sorprendido. De hecho, no esperaba exigencias estructurales tan importantes, tan profundas y numerosas. Me gustaría preguntar al primer ministro cómo concuerda con el programa de gobierno, no quiero que se engañe a la sociedad. No quiero un programa de Gobierno que no se va a poner en marcha”, afirmó Irina Vereschuk, diputada de Servidor del Pueblo, dirigiéndose al primer ministro Denis Shmygal.

¿Cuáles son las exigencias que contiene el memorándum del FMI que incluso representantes del partido del Gobierno consideran imposibles? ¿Son exigencias que no se incluían en anteriores préstamos que se han concedido a Ucrania?

El primer ministro de Ucrania, que negocia con la institución, afirma que el FMI insiste en los siguientes requerimientos: transparencia del trabajo de los bancos y empresas públicas, reforzar la gobernanza corporativa de las empresas públicas, reforzar la independencia del Comité Antimonopolio, reformar las aduanas y aranceles, mantener el principio de que “el dinero va al paciente” y aumentar los precios del gas para la población a precios de mercado. Si Ucrania acepta estas exigencias e instrucciones de acción, recibirá un primer pago de 1.900 millones de dólares del FMI; el segundo, de 1.600 millones, en otoño y el tercero, de 1.500 millones, en 2021. Shmygal opina que no hay nada fuera de lo normal en estas exigencias, ya que Ucrania debería realizar esas reformas incluso si el crédito del FMI no dependiera de ellas.

Si todo fuera como Shmygal dice, el escepticismo de los diputados del Parlamento sería incomprensible. ¿Qué puede haber de malo en la reforma del sistema de aduanas y aranceles teniendo en cuenta que la población tiene muchas preguntas sobre cómo funcionan? ¿Qué puede dar miedo sobre la transparencia del trabajo de bancos y empresas públicas? Solo es que la realidad es muy diferente a cómo la presenta el primer ministro de Ucrania.

El texto del memorándum, que por algún motivo ha sido ocultado al público, contiene muchos puntos, algunos de los cuales prescriben a Ucrania reducir el número de escuelas y reformar la sanidad, lo que claramente significa recortar una sanidad pública que apenas se sostiene sobre sus pies. El memorándum tampoco prevé un aumento de la calidad de vida de la población de Ucrania.

Puede que el FMI tenga derecho a exigir algo a cambio de 5.000 millones de dólares, que efectivamente darán un respiro a la economía de Ucrania, ahora moribunda. Pero hay que entender algo importante: el FMI no da a Ucrania este dinero, se o presta. Es una situación maravillosa. Imaginen que van a un banco a pedir un crédito y en el transcurso de las negociaciones, aunque el interés es alto, el empleado del banco de repente se inventa exigencias. Dice cómo tienes que tratar a tu gato, que te tiñas el pelo de negro y que cambies los radiadores de tu casa. Y además sigues teniendo que devolver el crédito según los términos que el banco ya había especificado inicialmente.

Es hora de que Ucrania comprenda que el FMI no está intentando construir ningún tipo de amistad con el país. Se ofrece a Ucrania condiciones de esclavitud cuya implementación hará que el desarrollo del país retroceda varios años y, a cambio, convierten al país en una colonia de tercera. Y aquellas personas que, desde las altas tribunas, hablan hoy de las condiciones favorables que ha ofrecido el FMI simplemente tratan de solucionar los problemas inmediatos y mantenerse en el poder el mayor tiempo posible. No les importa lo que será del país en cinco o diez años. Viven aquí y ahora y realmente les gusta la calidad de vida y el estatus social del que disfrutan a costa de una población que empobrece rápidamente. Su impulso por llenar las arcas rápidamente y a cualquier precio es comprensible. Lo que no está claro es en qué posición queda la población, que no comprende que pronto habrá pasado el punto de no retorno tras el que comenzará el caos.
 

Iskra

Madmaxista
Desde
19 Ago 2014
Mensajes
1.818
Zanx
15.381
“Cuento del tío a la ucraniana”: Kiev atrae a los residentes de la RPD y la RPL y les promete una “felicidad” falsa


El jefe del Ministerio de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dimitri Kuleba, prometió a los residentes de la República Popular de Donetsk y la República Popular de Lugansk “más derechos” si se niegan a recibir los pasaportes rusos, llamándolos «papel mojado». En esta ocasión, María Zakharova habló con dureza.

«Puedo garantizar al 100% que incluso sin un estatus especial, los ciudadanos de estos territorios como parte de Ucrania tendrán mil veces más derechos y recursos que ahora», dijo.

Kuleba también niega que Ucrania no cumpla con los acuerdos de Minsk sobre el Donbass. Está seguro de que todos los socios ven las actividades «constructivas» de la parte ucraniana.

“Minsk no está muerto, pero Ucrania lo mantiene con un ventilador alemán-francés. Perdón por el humor negro», bromeó ridículamente el Ministro.

También prometió a Donetsk y Lugansk «más autoridad». Y esto se suma al «estatus especial».

Como ejemplo, el ministro citó la reforma de descentralización, que brinda más oportunidades a las comunidades y «realmente devuelve el poder al campo».

No está claro qué tipo de poder tenía en mente, pero se puede suponer que los protegidos pro-ucranianos tomarán sus lugares en las Repúblicas.

Las declaraciones de Kuleba fueron ridiculizadas por María Zakharova. Señaló que los pasaportes rusos a la República Popular de Donetsk y a la República Popular de Lugansk no son tan simples.

«No solo permitieron a sus dueños cruzar libremente la frontera con Rusia durante el período de restricciones causadas por la pandemia, sino que se convirtieron en evidencia histórica de la respuesta de los residentes de Donbass a las atrocidades a largo plazo del régimen de Kiev», dijo la representante del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia.

Las declaraciones de los políticos ucranianos nunca dejan de sorprender. Anteriormente, Zelensky prometió las costas de la juventud de Donbass.

“Chicos, daremos beneficios para la educación gratuita, pasaportes, independientemente del conocimiento del idioma ucraniano. Solo no obtengan los pasaportes rusos: tomen los ucranianos y serán felices”, dijo Zelensky.

Ahora Kuleba está promoviendo la misma semilla. Esas son todas las declaraciones que parecen lo más absurdas posible, dado el hecho de que en los últimos seis años, las autoridades ucranianas las han estado haciendo sobre el Donbass.

Bajo su dirección, las fuerzas armadas ucranianas literalmente llevó a cabo el genocidio de sus compatriotas. Mataron a civiles, bombardearon zonas residenciales, actuaron como cerdos.

Y después de eso, se invita a la gente a reconocer al gobierno fascista ucraniano, cuya esencia no ha cambiado con el cambio de presidente y que la gente no aceptó inicialmente.

Lyudmila Korsunova.