Guerra en Ucrania XIV

niraj

Madmaxista
Desde
15 Jul 2014
Mensajes
844
Zanx
4.649
Malos tiempos para ser ucraniano.

El presidente de ucrania presenta proyecto de ley en el que se multiplican las penas por eludir el reclutamiento (se multiplicarían por 7, comprendidas entre las 30.000 hasta el medio millon de grivnas, y hasta 3 años de carcel). Ademas, la policia pasaría a entregar a los reclutas buscados directamente a los cuarteles del ejercito.

Ademas, el presidente se otorgaría el poder de llamar a los reservistas y enviarlos a cualquier lugar. No acudir a la llamada conllevaría una fuerte multa y responsablidad penal.

Армия резервистов Зеленского
 

Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
41.180
Zanx
397.736
Los crímenes del batallón Aidar




Los crímenes del batallón Aidar


03/06/2020

Artículo Original: Izvestia


Yury Aseev, exsoldado del batallón Aidar y periodista ucraniano, ha hablado sobre las torturas infligidas a los miembros de las milicias de Donbass capturados. En una entrevista concedida al medio Spektr, Aseev se ha referido a un episodio en el que, en 2014, fue enviado a interrogar a un sospechoso de “separatismo”.

El prisionero, según Aseev, era el comandante de la novena compañía de la milicia en la localidad de Schastie [en aquel momento uno de los puntos disputados por las tropas ucranianas y las milicias de la RPL en la zona de Lugansk y que finalmente quedó en manos del Ejército Ucraniano-Ed]. El exmiembro del batallón Aidar explicó que encontró al miliciano en mal estado: el hombre no podía siquiera mantenerse en pie por su cuenta y las condiciones del preso estaban “lejos de ser humanas”.

“Dijo que no podía [salir de la celda] y se subió la pata del pantalón. Había un hueso que salía de la pierna. Todo alrededor del hueso se había puesto negro. Las condiciones eran completamente insalubres. Estaba sentado en el suelo con las piernas estiradas. Pregunté si no había un médico. No había nadie”, afirmó Aseev.

El exsoldado añadió que no se permitió que el médico atendiera al prisionero, ya que el comandante del batallón, Serhiy Melnichuk, se encontraba en aquel momento en Kiev para aparecer en un programa de televisión.

Poco después, el miliciano murió.

“Al día siguiente llegó Melnichuk y le informé al detalle de todo lo que había pasado. Es más, para entonces ya había oído que a algunos prisioneros les habían cortado la mano. Yo mismo había escuchado a alguien con unos gritos terribles en el sótano y al día siguiente dijeron que había muerto. Me entró el pánico y yo mismo miré en el sótano”, añadió Aseev.

Según el soldado, después de aquello Melnichuk le apartó del batallón.

El 2 de marzo se conoció que el excomandante del batallón Aidar y exdiputado en el Parlamento Serhiy Melnichuk había sido detenido en Grecia a petición de Rusia. Según el Comité Investigador de la Federación Rusa, en 2014 Melnichuk participó en el ataque con mortero en el que fueron asesinados los periodistas de VGTRK Igor Korneliuk y Anton Voloshin. [Melnichuk fue puesto en libertad poco después-Ed].

El batallón voluntario Aidar fue formado en Ucrania en la primavera de 2014. Estaba formada fundamentalmente por nacionalistas y miembros de las “autodefensas de Maidan”.
 

Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
41.180
Zanx
397.736
Un formato más amable




Un formato más amable


04/06/2020


En su intento por conseguir por medio de negociaciones y de presión diplomática lo que no lograron con el uso de la fuerza -acabar con las Repúblicas Populares y recuperar el control del territorio y de la frontera con Rusia sin cumplir con las mínimas exigencias políticas que implican los acuerdos de Minsk-, Ucrania continúa realizando nuevas propuestas, generalmente para tratar de imponer sus puntos de vista al margen de la realidad sobre el terreno. Hace unas semanas, al intento de marginar el formato de Minsk en favor del más amable formato Normandía -en el que la RPD y la RPL no están presentes- se sumó la idea de enviar a refugiados procedentes de Donbass en representación de Kiev que negociarían con Donetsk y Lugansk mientras el Gobierno ucraniano negociaría directamente con Rusia.

A esa rechazada propuesta -el único valor del Grupo de Contacto de Minsk es la negociación, o cuando menos comunicación, directa entre Kiev, Donetsk y Lugansk- se suma ahora la nueva propuesta de Alexey Reznikov de recuperar el formato del Memorándum de Budapest eliminando a Rusia. Es decir, Ucrania desea, una vez más, negociar únicamente con sus aliados e imponer a base de presión diplomática y de exigencias de rendición incondicional de la RPD y la RPL lo que no consiguió por lo militar.

Así lo recogía esta semana el diario Vzglyad:

Las negociaciones para la resolución del conflicto en Donbass deberían comenzar con la participación de Kiev, Washington y Londres, según expresó el viceprimer ministro de Ucrania, Alexey Reznikov. En su opinión, las consultas deberían tener lugar en primer lugar sin la participación de Rusia.

Reznikov, que actualmente dirige la delegación ucraniana en las conversaciones de Minsk, escribió sobre ello en un artículo publicado en la página web del Atlantic Council, centro de investigación que opera bajo los auspicios de la OTAN.

En la publicación, el viceprimer ministro de Ucrania propone el “formato Budapest” para las negociaciones sobre Donbass. Según recoge la agencia TASS, Reznikov opina que “volver al marco del Memorándum de Budapest sería un paso en la dirección correcta”.

“Ya se hizo u primer intento de conseguirlo. Tan pronto como el 1 de marzo de 2014, el representante de Gran Bretaña en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas propuso comenzar consultas urgentes en el formato Budapest. En aquel momento, la iniciativa no prospero”, escribió el viceprimer ministro ucraniano.

Reznikov insiste en que “primero tienen que celebrarse consultas sin la participación de Rusia”; ya que, en su opinión, Moscú supuestamente “ha cesado en su estatus de garante para convertirse en fuerza ocupante”.

“Sin embargo, el formato Budapest a la larga proporcionará la oportunidad para una nueva interacción con el Kremlin”, escribió. Reznikov añadió que Kiev no tiene intención de abandonar el formato de Minsk. Al mismo tiempo, el viceprimer ministro ucraniano afirmó que las negociaciones en el “formato Budapest” pueden ser útiles para Rusia, ya que le daría la oportunidad de restablecer la supuestamente perdida “confianza de la comunidad internacional”.

Tras la disolución de la Unión Soviética, Ucrania heredó el tercer arsenal nuclear más grandes del mundo, solo por detrás de Estados Unidos y Rusia. En diciembre de 2014, Ucrania, Rusia, Estados Unidos y el Reino Unido firmaron el Memorándum de Budapest. Según este documento, Kiev ratificaría el Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares y eliminaría su potencial nuclear, mientras que la Federación Rusa, Estados Unidos y el Reino Unido serían garantes de la seguridad de Ucrania.


Vzglyad


Desde Rusia ya se ha ridiculizado la propuesta, alegando que no hay solución posible al conflicto en Donbass ignorando la posición de Moscú, especialmente si es sustituida por países que, como Gran Bretaña, difícilmente tienen algo que ver con la situación sobre el terreno en Donbass. El único objetivo de Ucrania con esta propuesta es lograr más presión de sus aliados occidentales contra Rusia para que sea Moscú quien, presionada por las sanciones y la diplomacia, obligue a la RPD y la RPL a la redición incondicional que exige Kiev. Nada de eso ha sido posible en seis años, pero, pese a todo, Ucrania sigue realizando propuestas que, bajo diferente nombre o con diferentes miembros en la mesa de negociación, siguen buscando ese camino.

Ante todo, esta propuesta de Reznikov insiste una vez más en la postura de Kiev de marginar al Grupo de Contacto de Minsk en favor de cualquier formato en el que no estén representadas las Repúblicas Populares de Donbass. Esta última propuesta es especialmente representativa, no por sus posibilidades de éxito, ya que no las tiene, sino porque procede de quien dirige el día a día de la delegación ucraniana en las conversaciones de Minsk. Sin ninguna intención de negociar con Donetsk y Lugansk ni de cumplir con las mínimas concesiones políticas que implican los acuerdos de Minsk, Kiev sigue intentando imponer unilateralmente su postura, ya sea por la fuerza o por la presión diplomática, pero siempre sin tener en cuenta a Donetsk y Lugansk ni a los ciudadanos que allí residen. El objetivo de la última propuesta no es apartar a Rusia sino a Donetsk y Lugansk.
 

Iskra

Madmaxista
Desde
19 Ago 2014
Mensajes
1.813
Zanx
15.366
En video-La guerra continúa: fundador del Batallón “Vostok mostró la situación real del frente

El fundador del Batallón “Vostok” de la República Popular de Donetsk, Aleksandr Khodakovsky, mostró en un ejemplo concreto cómo se comportan las fuerzas armadas de Ucrania en condiciones en que Kiev supuestamente observa formalmente las condiciones del alto el fuego.

«Estamos en una de las posiciones en las que los elementos ucranianos «trabajan». Obviamente, la reacción de las unidades de la república es bastante natural. Hay razones para ello. Ellos (las fuerzas armadas de Ucrania) nos disparan a su libre albedrio. Al mismo tiempo, todo esto se graba en un dron. Así mismo, a nivel oficial de propaganda en Ucrania, se dice que es la República (Popular de Donetsk) la que supuestamente provoca fuego hacia las posiciones”, dijo Khodakovsky.


Vídeo | VK
 

Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
41.180
Zanx
397.736
Cómo empezó todo


Slavyansk, 20 de abril de 2014


Cómo empezó todo


05/06/2020

Artículo Original: Denis Grigoriuk


En abril de 2016, dos hombres vestidos de uniforme me esperaban en el bulevar de Donetsk que lleva el nombre del poeta ruso Alexander Pushkin, donde la primavera estaba en pleno esplendor. Ambos habían pasado por la trituradora que había sido el inicio del conflicto armado en Donbass. Sin embargo, no tenían el aspecto de dos soldados experimentados. Si se hubieran presentado para la entrevista vestidos de civil, habría sido difícil imaginar que habían presenciado el primer escarceo con los militantes ucranianos del grupo nacionalista Praviy Sektor en Donbass.

Los soldados esperaban en un banco junto a un árbol en flor. Charlaban sobre algo y sonreían. Alguien que solo conoce la guerra a través de los libros o películas épicas no sería capaz de imaginar que los soldados son personas exactamente iguales que aquellos que no han portado armas en las manos y que no han visto la batalla con sus propios ojos. Pueden sonreír, divertirse y recordar el contacto directo con el enemigo sin necesidad de flashbacks.

Dentista y Kemper habían prometido contarme el primer encuentro con la unidad de Dmitro Yarosh, líder de los nacionalistas ucranianos. Tras esa batalla cerca de Bylbasovka apareció el mito de la “tarjeta de visita de Yarosh”, que, como confesó en una entrevista el propio Yarosh, resultó ser cierto. Sin embargo, los periodistas ucranianos “refutaron” la información de la existencia de esa tarjeta y nunca contaron a sus lectores lo que de verdad ocurrió el 20 de abril de 2014. En Ucrania, la creencia general es que el conflicto fue provocado por algún tipo de “agresión rusa”, pero la realidad es que la confrontación armada fue culpa de los nacionalistas ucranianos.

Esta es la historia de quienes participaron en la primera batalla en Donbass. Fue en el puesto de control de Bylbasovka, en los alrededores de Slavyansk, tras lo cual comenzó realmente la guerra civil, esa cuya existencia Kiev niega oficialmente.

Kemper vendía bebidas antes de la guerra. El 15 de abril de 2014, junto a otros voluntarios de Donetsk, fue a Slavyansk a ayudar a la milicia a defender la ciudad. Sirvió en la octava compañía (grupo de reacción rápida). Sus tareas incluían ayudar a los civiles en los puestos de control, ya que al principio del conflicto, estaban controlados por hombres armados con palos.

“No estábamos patrullando oficialmente esa zona en ese momento. Decidíamos por nuestra cuenta a qué hora llegábamos al puesto de control. Éramos cuatro. Recibimos armas. La cuarta persona era un médico desarmado. Cada uno tenía unos sesenta cartuchos. Yo tenía una Makarov que había conseguido durante el asalto del edificio del SBU. Empezamos a patrullar. Sobre las dos de la mañana, llegamos al puesto de control de Bylbasovka. Nos paramos a hablar con los chicos y tomar una taza de café. Era la fiesta de Pascua. La población local estaba celebrando En aquel momento no había toque de queda y se seguían celebrando fiestas en la ciudad. Había misa en las Iglesias. Cuando llegamos al puesto de control, escuchamos las campanas de las iglesias.

La radio decía que había un convoy de cuatro vehículos. Decidimos registrar los coches como grupo. Uno de nuestros soldados, Pasha Volk, se ofreció para registrar los documentos. Mis compañeros y yo le cubrimos. Yo estaba a la izquierda y mi compañero estaba a la derecha. Llegó el convoy. Volk se aproximó al conductor del primer vehículo. Hubo un disparo. Su colega disparó al aire. Después hubo un segundo disparo desde el coche. Volk cayó. Entonces me di cuenta de que eran disparos. Después encontramos un arma TT del año 37. Tomé posiciones detrás del coche, ya que todavía no había bloques de cemento en el puesto de control.

Se inició el tiroteo. Duró unos diez minutos. Informé a mis superiores de que estábamos sufriendo disparos. Hubo varias llamadas, pero los superiores dieron la orden de esperar. No teníamos suficiente munición para una batalla larga. Le di la Makarov al médico para que pudiera defenderse. Entonces estábamos tres. El otro lado nos superaba en número y estaba mejor equipado. Tenían una ametralladora y dos francotiradores “trabajando” contra nosotros. Tomé posición detrás del coche, que había de trinchera. Durante el escarceo, el médico dijo que había visto movimiento en una zanja. Le dije que abriera fuego con la pistola para impedir que el enemigo se acercara por su retaguardia. Luego resultó que este grupo mató a dos civiles que estaban en el puesto de control. La ametralladora dejó de dispararnos. Era una MG-42. En Yugoslavia la convirtieron en calibre 7,62. Como el diseño era anticuado, había que usarla de cierta manera, pero quienes la tenían no lo sabían. Así que se les atascó.

Durante el escarceo, me di cuenta de que uno de los vehículos daba la vuelta. Saqué una granada (regalo de la 25ª Brigada Aerotransportada) y se la lancé quitando la anilla. Esas granadas eran la única ventaja que teníamos frente al enemigo, que no tenía ninguna. Tenían lanza bengalas y bombas de humo. Pasó una media hora y el coche intentó avanzar otra vez, tras lo cual lancé otra granada. Entonces escuché: “un 200. Saquémoslo de aquí”.

La batalla duraba ya tres horas cuando llegó la ayuda. Un francotirador abrió fuego contra ellos desde el coche. Luego vimos que eran balas de calibre 5,56. Los francotiradores tenían material de visión nocturna. Ya habían conseguido acercarse por nuestra retaguardia y estaban a punto de superarnos cuando llegaron cinco personas a ayudarnos. De no ser por ellos no podríamos haber respondido al enemigo. Había al menos 16 de ellos contra nosotros. Éramos tres, con otros cinco que llegaron a ayudarnos. Eran hombres de nuestra compañía. Nos ayudaron a acabar con los restos del grupo. No pudieron avanzar más. Después encontramos dos coches abandonados. Llegamos a uno de ellos. Había un hombre herido que se hacía el muerto. En el futuro, la prensa ucraniana acusaría a este hombre de ser un actor ruso, pero la realidad es que le lanzaron al campo de batalla y luego lo rechazaron.

Tras limpiar, nos dieron la orden de recoger todo lo que había en los coches y quemarlo, ya que no tenía ningún valor. Encontramos dos rifles de francotirador, gafas de visión nocturna y binoculares. También encontramos material para interferir señales de comunicación. En uno de los coches encontramos unas quince tarjetas de visita de Yarosh con diferentes nombres”.

Dentista, un voluntario de Donetsk, era dentista antes de la guerra, de ahí su alias. El 15 de abril, junto al resto de voluntarios, fue a Slavyansk. También sirvió en la octava compañía.

“Al amanecer llegamos al puesto de control. Vimos dos coches quemados. La carretera estaba cubierta de cartuchos. No vimos inmediatamente los restos de ametralladora. Encontramos el taco de tarjetas. Encontramos a un soldado herido que tenía la identificación 0020 del Praviy Sektor. Era de Dnipropetrovsk y en día anterior, el 19 de abril, había cumplido años.

El comando nos dio órdenes de avanzar. Fuimos a los coches. El enemigo huía en coche, pero las ruedas estaban pinchadas. La carretera estaba cubierta de sangre. Había un rastro blanco seguido de gotas de sangre. Debieron de pararse a curarse las heridas, porque había un charco de sangre donde habían estado parados los coches. Les seguimos hasta la frontera con la región de Járkov. De haber sabido que Yarosh estaba en el convoy, les habríamos seguido hasta Járkov.
 

Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
41.180
Zanx
397.736
Cómo muere un gigante




Cómo muere un gigante


06/06/2020

Artículo Original: Andrey Manchuk / Vzglyad


La empresa nacional Antonov es una de las cartas empresariales de Ucrania, utilizada para saquear el legado de los demonizados tiempos soviéticos. Así ocurre principalmente con la aeronave más grande del mundo, en And-225 Mriya, creado como parte del programa espacial soviético para transportar y hacer despegar el transbordador espacial Buran.

Ahora el mundo lo trata como exclusivamente ucraniano, aunque el diseño y la construcción son el resultado del trabajo de empresas de toda la antigua Unión Soviética, incluyendo fábricas en Ulianovsk, Moscú, Voronezh, Gorky y Tashkent.

La última campaña de propaganda en la que ha participado el Mriya se produjo en abril, cuando transportó mascarillas, gafas de protección y batas procedentes de China. El presidente Volodymyr Zelensky recibió personalmente el cargamento humanitario y posó con el gigante de fondo cuando prometía que las mascarillas se entregarían gratuitamente en todas las regiones del país. Pero, como suele ocurrir en Ucrania, esa “victoria” rápidamente se convirtió en otra “traición”. Porque, en realidad, la “ayuda humanitaria” china era un cargamento comprado por unos grandes almacenes que, con éxito, vendieron el material en sus tiendas.

Esta historia hizo recuperar por un momento la situación de la empresa estatal Antonov, aunque las autoridades ucranianas solo la recuerdan por motivos de propaganda. El presidente Zelensky expresó su deseo de construir otro modelo de este avión y también planteó la necesidad de crear una aerolínea estatal a base de Antonov para competir con Ukrainian International Airlines en la lucha contra el oligarca caído en desgracia Kolomoisky. Al mismo tiempo, el presidente volvió a apelar al brillante futuro de la industria de aviación ucraniana, que está a punto de florecer milagrosamente entre la lluvia de dinero público e inversiones de inversores extranjeros.

En realidad, todos estos comentarios fueron una pura proyección que ofendió incluso a los periodistas, ya acostumbrados a la hipocresía patriótica, pero conscientes de la deplorable situación en la que se encuentra Antonov. El director de la empresa, Alexander Donets, admitió que la construcción de un segundo Mriya es poco práctica y nada realista. Por supuesto, Ucrania no puede ni siquiera soñar con sus propios proyectos espaciales a ese nivel y Antonov experimenta problemas con la construcción de los más corrientes aviones de pasajeros y de carga. Esa ha sido la consecuencia de la ruptura de un prometedor contrato con Azerbaiyán hace unos años, que se debió a la falta de piezas procedentes de Rusia.

“Euromaidan y la consecuente terminación de la cooperación industrial con las empresas rusas ha impedido la operatividad completa de la planta de Kiev. Antonov, el antiguo gigante de la industria aérea, pasa por tiempos difíciles. La ruptura de Ucrania con Rusia en 2014 tras Maidan, que derrocó al presidente pro-Kremlin Victor Yanukovich, forzó a la compañía a abandonar una serie de proyectos conjuntos, incluyendo tres nuevos aviones de transporte militar, un avión de pasajeros local y otros. Nuestro corresponsal visitó las instalaciones centrales de la empresa en Kiev hace casi cinco años y comprobó que las líneas de producción estaban prácticamente paralizadas y la dirección buscaba en vano nuevos socios en Occidente”, escribió con franqueza Christian Science Monitor.

De hecho, en diciembre de 2013, Kiev y Moscú acordaron reanudar la producción conjunta de, An-124 Ruslan para construir ochenta aeronaves por un valor total de 13.000 millones de dólares. Sin embargo, las nuevas autoridades ucranianas inmediatamente paralizaron la producción y los contratos económicos con la Federación Rusa, lo que privó a Antonov de perspectivas de futuro.

La empresa produjo su último An-158 hace cinco años y la producción en serie se ha paralizado completamente. No hay dinero para su renovación. Según se estimó en 2017, requiere 770 millones de dólares, que el Estado ucraniano no ha podido encontrar. Por no mencionar el hecho de que los especialistas cualificados se han marchado a otros países y que el desarrollo tecnológico está en gran parte anticuado. Sin embargo, Antonov intenta ahora vender todo ese desarrollo tecnológico de los diseños de las aeronaves, que se remontan a los tiempos soviéticos. La empresa estatal intentó negociar con Arabia Saudí para construir una fábrica para la producción de aviones An-132D en su territorio. Sin embargo, el año pasado, los saudíes finalmente perdieron interés por el proyecto.

Al mismo tiempo se produjo también un flirteo con Pekín. En 2016, el canal de televisión chino CCTV informó que Antonov iba a vender a China la documentación técnica y los derechos de Mriya, todo ello supuestamente con la posibilidad de seguir desarrollando en An-225 en China. Sin embargo, Ucrania impidió estos acuerdos, posiblemente debido a los intereses de Estados Unidos, que activamente trata de impedir que China se haga también con el control de la empresa de Zaporozhie Motor Sich, que produce motores para aeronaves.

En este contexto, Ucrania solicitó ayuda directa a Washington, aunque claramente pareció solo un gesto de desesperación. “Recientemente hemos presentado propuestas para Antonov a Boeing. La compañía americana podría estar interesada, aunque no sea en la producción en general, al menos en la participación parcial, ya sea en Estados Unidos, o en invertir en nuestra industria. Creo que el futuro de Antonov depende fuertemente de la cooperación con Estados Unidos y específicamente con Boeing”, afirmó el 13 de mayo Volodymyr Yelchenko, embajador de Ucrania en Estados Unidos. La ironía es que la empresa americana no está interesada en esa cooperación, especialmente en nombre de salvar a la empresa ucraniana. En realidad, está bastante satisfecha con la eliminación de un competidor en potencia en el mercado aeroespacial.

La crisis del coronavirus puede resultar ser otro golpe para Antonov. A causa de la reducción del tráfico aéreo global ha descendido la demanda de nuevas aeronaves. Hace diez años, visité la fábrica de Kiev durante la visita del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y el entonces ministro de Asuntos Exteriores, Nicolás Maduro. Encantado con los aviones, Chávez se paseó bajo el gran esqueleto del Ruslan y entonces dijo a los reporteros: “Ucrania tiene que aprender a caminar sobre sus pies. Los tiene”, en referencia a los extraordinarios aviones que el país había recibido del pasado soviético. Pero la política independiente tenía sus propios intereses y las cosas no salieron bien. Así que la famosa empresa ucraniana espera algo parecido a lo ocurrido en los noventa, cuando los ingenieros tuvieron que construir las famosas carretillas Kravchunka con el aluminio de los aviones. Pero incluso eso puede no salvar a la empresa de la futura liquidación.
 

Iskra

Madmaxista
Desde
19 Ago 2014
Mensajes
1.813
Zanx
15.366
En video-Batallón "Vostok": listo para la guerra


En condiciones de mayor preparación para el combate, el Batallón “Vostok” continúa las actividades destinadas a fortalecer las unidades, y una de ellas es la preparación para la movilización de reservistas.

La composición de la reserva, en su mayor parte, está representada por las milicias de la primera ola, es decir. Las personas que tienen experiencia en combate, pero debido a diferentes circunstancias, actualmente no sirven.

«Existe tal expresión:» La repetición es la madre del aprendizaje». Con el tiempo, todos olvidamos algunos aspectos militares. Tales eventos nos ayudan a recordar habilidades previamente adquiridas. En mi opinión, este es un evento muy importante ”, dijo el voluntario Valentin.

Los combatientes se familiarizan con los nuevos tipos de armas que se han puesto en el arsenal de la Milicia Popular de la República Popular de Donetsk durante seis años.

“Hay una solicitud de re-entrenar de las milicias. Durante varios años, la milicia perdió parcialmente sus habilidades. Tenemos suficientes reservistas en la república”, dijo el fundador del Batallón “Vostok”, Alexander Khodakovsky.

Батальон "Восток": к войне готовы — Смотреть в Эфире
 

Iskra

Madmaxista
Desde
19 Ago 2014
Mensajes
1.813
Zanx
15.366

Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
41.180
Zanx
397.736
En forma de simulación




En forma de simulación


07/06/2020

Artículo Original: Ukraina.ru


En los primeros días de junio, el ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, Dmitro Kuleba, y el jefe de la Oficina del Presidente Zelensky, Andriy Ermak, han realizado una gira europea por París y Berlín para discutir las perspectivas de implementación de los acuerdos de Minsk. En Berlín, la delegación ucraniana volvió a insistir en que el diálogo directo con la RPD y la RPL es inadmisible, pero ofreció seguir discutiendo la cuestión de la resolución del conflicto en el marco del formato Normandía, para el que llegó a prometer incluso nuevas reuniones de sus ministros de Asuntos Exteriores. “Pronto se celebrará otra conversación en ese formato, en la que discutiremos las soluciones que traerán la paz a Donbass”, afirmó Kuleba en Berlín.

En una entrevista concedida al periódico alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung, el jefe de la Oficinal del Presidente de Ucrania, Andriy Ermak, afirmó en vísperas de la visita que Kiev desea celebrar el diálogo con “representantes reconocidos de la sociedad civil de Donbass”. Ucrania entiende como sociedad civil de Donbass a las estructuras subvencionadas. Es decir, según Kiev, defensores de Maidan de ambos lados deberían discutir la resolución del conflicto, algo que no va a dar ningún resultado y pueden reunirse cualquier día en un círculo a tratar sus cosas sin que haya que hacerlo oficial.

Lo importante para Kiev en este sentido es seguir discutiendo, reunirse aunque ya haya habido 140 o 150 reuniones y no haya habido progreso real alguno. Por una parte, esas tácticas sin sentido, esas tácticas inútiles deben calmar a los defensores de la paz (“lo estamos intentando”) y, por otra, a los halcones (“el conflicto continuará”).

“Hace un mes, celebramos consultas en el formato Normandía. Hemos designado una serie de temas que tenemos que resolver y desde entonces hemos buscado soluciones que nos permitirían avanzar hacia la resolución pacífica del conflicto en Donbass sin necesidad de cruzar líneas rojas”, afirmó Kuleba. Traduciendo del lenguaje diplomático: hemos hablado, estamos hablando y seguiremos hablando.

Otra iniciativa presentada por la delegación ucraniana en Berlín es la “creación de una plataforma internacional de negociación para la desocupación de Crimea”, cuyas perspectivas son incluso peores. Este intento de unir Crimea y Donbass ha sorprendido incluso a los periodistas alemanes. “Es significativo que, al hablar de Donbass en Berlín, el ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania se refirió una y otra vez a Crimea, aunque el destino de la península no es parte de las negociaciones del formato Normandía”, escribió Deutsche Welle.

La táctica general de la política de las autoridades ucranianas es evidente: atraer atención hacia sí mismos en las plataformas internacionales, no dejar que nadie les olvide, reunirse a menudo y hablar, hablar y hablar además de pedir dinero. Ucrania está dispuesta a reunirse y hablar con sus socios occidentales constantemente, sobre todo si es sin la participación de Rusia en las negociaciones sobre Donbass y Crimea.

A finales del año pasado, se celebró la sexta cumbre de los líderes del cuarteto Normandía con la participación de Zelensky. En aquel momento acordaron negociar la resolución del conflicto, un intercambio de prisioneros y un alto el fuego. La siguiente cumbre debería celebrarse en abril, pero el ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania se quejó en Alemania de que la pandemia y la cuarentena lo habían impedido.

El politólogo ucraniano Maxim Yali, comentando el viaje de la delegación ucraniana a Berlín, afirmó que el principal objetivo era garantizar su intención de cumplir con los acuerdos de Minsk, básicamente para impedir que surja la idea de levantar las sanciones contra la Federación Rusa. “La principal tarea era mostrar la determinación de nuestras intenciones de implementar los acuerdos de Minsk, porque se acerca el momento de prorrogar las sanciones contra Rusia”, explicó.

Kiev no puede renunciar formalmente a los acuerdos de Minsk, ya que es una de las condiciones para mantener las sanciones contra Rusia y de ello dependen algunos intereses “vitales” de Estados Unidos. Kiev no puede y no quiere cumplir los acuerdos de Minsk, porque no puede enfrentarse a los nacionalistas radicales y a la parte del establishment americano que está interesado en que continúe la guerra de baja intensidad en la frontera con Rusia. Así que solo queda la opción “ni guerra, ni paz”, que implica una eterna simulación de que hay un proceso de paz.

Con cada nueva ronda de negociaciones, aparecerán nuevas condiciones, que se plantean como una especie de spam. Kiev ha exigido repetidamente involucrar a Estados Unidos y el Reino Unido en las negociaciones, aunque no son en absoluto necesarios, o excluir a la Federación Rusa. Esa ha sido la última propuesta expresada por el viceprimer ministro Reznikov en un artículo en el Atlantic Council, voz de la OTAN. Propone conversaciones en el “formato Budapest”, pero, al mismo tiempo, sin abandonar el “formato Minsk”, sino realizando las negociaciones en paralelo. En otras palabras, cuantos más formatos de negociación haya, mejor. El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia ya ha respondido que Kiev es libre de hablar con quien quiera, pero que eso no tiene nada que ver con la paz en Donbass. “Cada país tiene el derecho a reunirse con quien quiera. Ucrania no es una excepción. Pero eso no tiene nada que ver con Rusia ni son la resolución del conflicto en el sudeste. De ahí sus perspectivas. Es otro intento de simular actividad en lugar de dedicarse seriamente a implementar los acuerdos de Minsk por medio del diálogo con Donbass”, afirmó el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia.

El canal de Telegram Legitimny, con fuentes en la Oficina del Presidente de Ucrania, afirmó que esa simulación era realmente el propósito de la visita de la delegación ucraniana a Europa. “Tras la visita a Berlín, nuestra delegación, como es habitual, realizó los comunicados estándar, nada nuevo ni concreto. Nuestra única victoria en Berlín en la cuestión de Donbass es que fuimos capaces de convencer a los alemanes de que organizaran una reunión de los ministros de Asuntos Exteriores de los países del formato Normandía. Esta reunión es necesaria para que la Oficina del Presidente continúe con la estrategia de parecer que trabaja, pero no traerá nada concreto, como bien saben todos los participantes”.

El investigador en el Instituto de Estudios Eslavos de la Academia Rusa de Ciencias y miembros del Centro de Estudios Ucranianos y Bielorrusos, Oleg Nemensky, en declaraciones a Ukraina.ru, explicó que la actual situación en Donbass satisface a Kiev. “Por supuesto, no va a haber implementación de los acuerdos de Minsk, ya que Ucrania, por principios, no quiere implementarlos. Y no se le puede obligar a hacerlo. Ni siquiera aunque las fuerzas externas, sus socios occidentales, intentaran presionarles, en Kiev no lo harían por sus tensiones internas. Si el Gobierno empieza a implementar la parte política de los acuerdos de Minsk, le barrerá. Esa es la sensación en la sociedad, especialmente en la parte más activa. Pero Ucrania objetivamente tampoco quiere a un Donbass con una población desleal ni tiene medios para restaurar las infraestructuras en esas regiones. Así que Ucrania seguirá resistiéndose al retorno de Donbass con todo lo que pueda. Al mismo tiempo, Ucrania tampoco está interesada en una guerra abierta, pero tampoco va a entrar en negociaciones directas. La actual situación es ideal para Kiev. El frente existe, sangra y Ucrania no permite que se congele”, explicó Nemensky.

Así que Kiev puede seguir planteando nuevas propuestas en las que participen en el formato de negociaciones sobre Donbass países como Turquía o Indonesia, exigiendo consultas con los miembros de las comunidades religiosas musulmanas, que los documentos se publiquen solo en papel especial o cualquier idea inútil o ridícula. Y cada vez, la discusión de esas propuestas llevará un tiempo, dando así la impresión de que hay algún progreso en la solución del problema mientras que, al mismo tiempo, los bombar
 

Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
41.180
Zanx
397.736
Vieja retórica




Vieja retórica


08/06/2020

Artículo Original: Andrey Manchuk


Alexey Danilov, presidente del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional de Ucrania, es prácticamente desconocido para el gran público, especialmente en comparación con su famoso predecesor: Olexander Turchinov. En su mandato, solo ha creado un puñado de titulares, pero siempre de forma escandalosa.

Por ejemplo, Danilov se ha hecho conocido por la expresión “realmente no me gusta la palabra Donbass”, que pronunció en una de sus entrevistas. El presidente del Consejo de Seguridad Nacional, por algún motivo, considera este nombre histórico de la región como una expresión del lenguaje de la propaganda comunista destinada a dividir a los ucranianos. En la misma entrevista, admitió también que las autoridades ucranianas tendrán que establecer un “régimen totalitario” con ley marcial y sin elecciones en los territorios que ahora mismo Kiev no controla, lo que deja claro cómo pretende tratar el presidente del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional de Ucrania a la población local.

Esa actitud hacia Donbass puede parecer sorprendente, ya que Alexey Miacheslavovich nació en Krasny Luch y vivió y trabajó en Lugansk durante muchos años, fue alcalde e incluso fue miembro del Partido Socialdemócrata (Unificado) de Lugansk. Su madre sigue viviendo allí y nadie le habla a ella de los horrores del totalitarismo. Nada de esto impide a Danilov hablar tal y como esperan sus compatriotas, solo para que los nacionalistas ucranianos le acepten como uno de los suyos y olviden su desacreditado pasado de Lugansk.

Esta obvia motivación ha hecho del presidente del Consejo uno de los principales halcones del equipo del presidente Zelensky. Danilov confirmó su belicosa reputación en marzo, cuando los Nazis atacaron con impunidad a su asesor Serhiy Sivojo, que intentaba presentar una propuesta de reconciliación con los territorios fuera de control. El presidente del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional rápidamente se desmarcó de los intentos de su asesor y, en realidad, reprobó su actividad en el frente de la pacificación, que era lo que querían los agresores del Corpus Nacional.

“Me gustaría insistir en que Sivojo es uno de mis once asesores independientes y voluntarios y que nunca ha sido oficialmente autorizado para representar la postura del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional en ningún asunto, ya sea la situación en los territorios temporalmente ocupados, asuntos de reintegración, pensiones, pagos sociales o cualquier otro tema”, afirmó Danilov, claramente temeroso de convertirse en otro objetivo para la ultraderecha. Y después apartó completamente a Sivojo de su puesto, dejando así en nada el tímido intento de conseguir el inicio de un diálogo de paz. Ahora, su nombre vuelve a los medios por la misma razón. En una entrevista concedida al canal 24TV, el presidente del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional ha puesto la mira en Rusia con una predicción: su inminente final y desintegración.

“He comprendido claramente que el estado en el que existe Rusia es una formación artificial. No puedo entender qué tiene que ver Ichkeria con la Federación Rusa, ¿es Rusia? ¿Qué tienen que ver otras naciones con la Federación Rusa? Es una formación artificial que en algún momento se hizo por la fuerza de las armas. Nadie fue allí de manera voluntaria, es un territorio colectivo que antes o después se colapsará. Nosotros también tenemos que comprender que eso no pasará tan pronto como nos gustaría, pero es 100% seguro que pasará en nuestro tiempo”, afirmó Danilov a la audiencia televisiva ucraniana, posiblemente sin darse cuenta de la ironía de lo que estaba diciendo. Al fin y al cabo, es él quien está luchando por recuperar la integridad territorial de su país, sin ningún éxito.

Sin embargo, las palabras del presidente del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional no son nada nuevo, ya que los oficiales ucranianos están acostumbrados a dividir Rusia en sus discursos.

“Creo que el puente de Kerch puede no ser mala idea, si podemos asegurarnos recuperar Kuban tras el retorno de Crimea. Entonces tendremos el asunto de desocupar Kuban”, afirmó el ministro del hyperloop Volodymyr Omelyan, que soñaba con izar la bandera azul y amarilla en Vladivostok.

“Antes o después, tenemos que recuperar las tierras originarias ucranianas: Kurschina, Bryansk, Voronezhchina, Rostov y la región de Krasnodar. Ahí está la esencia ucraniana, hay mentalidad ucraniana”, afirmó el entonces jefe de la administración civil-militar de Donetsk, Pavel Zhebrivsky.

“Kuban, Don, Voronezhchina… los políticos rusos han puesto una marca en Crimea: ahora es tierra rusa. Bueno, nosotros también podemos trazar ese tipo de líneas. Ucrania tiene potencial para demostrar dónde está la tierra ucraniana”, afirmó en la misma línea el ultraderechista Yarosh.

Todos estos discursos son música para los oídos del público nacional-patriota y distrae del saqueo del patrimonio nacional. Pero la credulidad e ingenuidad de los ucranianos tampoco es ilimitada. Así lo demuestra la reacción a las palabras de Danilov que ahora se escucha en los comentarios del patriota Ukraiska Pravda. “¿Y que, después del colapso de la Federación Rusa se dejará de robar en Ucrania?”, escribió irónicamente Vladimir Kupa. “Sería mejor ocuparse de las cosas de Ucrania en vez de soñar con si Rusia se desintegra”, escribió Olga Shuiak. “Qué bonito. Los oficiales que han robado a su propio pueblo se sientan ahí a pensar en el colapso de su vecino poniendo cara de inteligentes. El surrealismo es fantástico”, añadió Lydia Pavlova. “Me pregunto qué criterio ha guiado al presidente para nombrar a Danilov para el puesto”, se preguntaba Boris Mikiton al final de la discusión.

La última pregunta es la más importante. Está perfectamente claro: mientras personas como Danilov, Kuleba [ministro de Asuntos Exteriores] y Reznikov [viceprimer ministro y principal voz de Ucrania en el proceso de Minsk] mantengan sus puestos, no habrá paz. Porque esta es una nueva edición del partido de la guerra con la vieja retórica de los tiempos de Petro Poroshenko. Mantienen su influencia a base de perpetuar el conflicto y no tienen intención alguna de acabarlo. Aunque eso cause un enorme, en ocasiones irreparable, daño al país.
 

Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
41.180
Zanx
397.736
US Congress Prepares Extra Sanctions In Effort To Kill Off Nord Stream 2

El Congreso de los Estados Unidos prepara sanciones adicionales en un esfuerzo por acabar con North Stream 2


(Trad. Google)
08/06/2020



El Congreso de los Estados Unidos prepara sanciones adicionales en un esfuerzo por acabar con North Stream 2
Gasoductos desde Rusia a Europa

Estados Unidos ha intensificado sus esfuerzos para acabar con el gasoducto de gas natural Nord Stream 2, con el anuncio de un proyecto de ley presentado al Congreso que ampliaría las sanciones contra las empresas que participan en el proyecto. Las últimas maquinaciones de los Estados Unidos plantean un gran desafío para la UE en su conjunto, así como para cada uno de sus Estados miembros, que deben decidir entre cumplir los últimos dictados de los Estados Unidos -y, por consiguiente, encerrarse en la dependencia de proveedores de gas mucho más caros y distantes durante muchos años- o desafiar las acciones de los Estados Unidos y enfrentarse a la perspectiva de una importante guerra de sanciones con los Estados Unidos.

Un grupo bipartidista de senadores de los Estados Unidos presentó el jueves un proyecto de ley que propone ampliar retroactivamente el alcance de las sanciones promulgadas en diciembre para incluir a cualquier empresa que proporcione o haya proporcionado servicios de seguros, equipo y tecnología, instalaciones portuarias, amarre, inspección del sitio, o incluso la colocación de rocas en el proyecto de infraestructura de propiedad de Gazprom. También se aplica al oleoducto TurkStream de Rusia a Turquía.

Las sanciones de diciembre se centraron en los buques de colocación de tuberías, lo que provocó que la empresa suizo-holandesa Allseas se retirara del proyecto justo antes de Navidad.
"La legislación de sanciones original ... fue tremendamente efectiva para frustrar la finalización del oleoducto Nord Stream 2", dijo la senadora demócrata de New Hampshire, Jeanne Shaheen, en un comunicado. "Ahora debemos continuar ese esfuerzo y asegurarnos de que Rusia no extienda subrepticiamente su influencia maligna en toda Europa".
Un artículo en el medio de comunicación ruso RBC la semana pasada informó que el barco de tendido de tuberías con mayor probabilidad de reanudar la construcción en Nord Stream 2, Akademik Cherskiy, fue eliminado del sitio web oficial de la flota Gazprom. Ahora figura en la base de datos de registro de buques de Rusia como perteneciente al Samara Thermal Energy Property Fund, una empresa conjunta privada entre dos filiales regionales de Gazprom.

La aparente desinversión de Gazprom Flot en la nave se percibe ampliamente como un intento de protegerse de las sanciones.

La tubería de 1.240 kilómetros de largo, destinada a duplicar la cantidad de gas enviado desde Rusia a Alemania bajo el Mar Báltico a 110 mil millones de metros cúbicos por año, tiene dos secciones paralelas de tubería, cada una de aproximadamente 75 kilómetros de largo, que se dejará en danés. y aguas alemanas.

Estados Unidos, Polonia, Ucrania y los países bálticos se oponen ferozmente al proyecto, supuestamente porque es un instrumento de influencia geopolítica rusa. Sin embargo, su oposición también tiene un componente económico importante, ya que Estados Unidos está tratando de capturar una gran parte del mercado de suministro de gas que quedaría vacante si Nord Stream 2 no se completa por sí mismo (a un costo mucho más alto para Miembros de la UE), y Polonia y Ucrania en particular temen que Rusia pueda reducir sus envíos de gas a través de sus países una vez que se complete Nord Stream 2.

Además del mayor costo de los suministros alternativos de gas de EE. UU., muchas compañías energéticas europeas han invertido mucho en el proyecto y sufrirían enormes pérdidas si abandonan el proyecto cuando está tan cerca de su finalización.
"Las compañías energéticas de Europa occidental de Austria, Alemania, Francia y los Países Bajos se han comprometido a invertir casi mil millones de euros cada una en el proyecto, y más de 1,000 compañías de 25 países están totalmente comprometidas a ver el proyecto completado", dijo Sebastian Sass, portavoz para Nord Stream 2.
Cuando Allseas abandonó el proyecto, el presidente ruso Vladimir Putin prometió en enero que su país podría terminar el trabajo solo para fin de año.

Akademik Cherskiy navegó desde el Mar de Japón hasta el Báltico, llegando en mayo. A mediados de mayo, fotos aéreas mostraban secciones de tubería que se movían en la base logística Nord Stream 2 del puerto alemán de Mukran. Se espera que la colocación final de la tubería demore de tres a cuatro meses.

Sin embargo, persisten las dudas sobre si Cherskiy puede completar el proyecto bajo los términos del permiso de construcción de Nord Stream 2 de la Agencia Danesa de Energía, que enfrentaría cierta serie de desafíos legales si las sanciones no son efectivas.

Si Washington aprueba la legislación, o si realmente impone las sanciones de diciembre contra la principal entidad de Gazprom, lo que hasta ahora se ha abstenido de hacer, eso presionaría enormemente a la UE para que responda dado que la compañía suministra alrededor del 40 por ciento del gas natural de Europa.

Josep Borrell, el alto representante de la UE para asuntos exteriores y política de seguridad, afirmó el año pasado: "La UE no reconoce la aplicación extraterritorial de las sanciones estadounidenses, que considera contrarias al derecho internacional".
"Debemos recordar que en energía hay una dependencia mutua", dijo Borrell el mes pasado en la conferencia anual de embajadores de Alemania. "Necesitamos un equilibrio inteligente entre la firmeza y las sanciones con Rusia con un intento cuidadoso de participación en áreas selectivas". LINK
No obstante, la UE ha cedido reiteradamente a las demandas de los Estados Unidos en el pasado. Una pregunta presentada el 23 de marzo por el eurodiputado francés Emmanuel Maurel preguntando a la Comisión qué piensa hacer para proteger a las empresas europeas involucradas en el proyecto hasta ahora no ha recibido respuesta.

Mientras tanto, el tránsito del gas ruso a través de Polonia continuará a pesar de las disputas geopolíticas, las amenazas y otros obstáculos. Un acuerdo de tránsito de gas entre Rusia y Polonia concluido en la década de 1990 expiró el 17 de mayo, ya que Varsovia modifica sus regulaciones de energía para cumplir con las normas de la Unión Europea y busca reducir su dependencia del combustible ruso.

El 17 de mayo, el operador de la red de gas de Polonia comenzó a subastar la capacidad del gasoducto Yamal que transporta gas ruso desde el norte de la península de Yamal a Polonia y luego a Alemania. La tubería a través de Polonia tiene una capacidad anual de 33 mil millones de metros cúbicos (bcm).
“El nuevo mecanismo entró en vigencia el 17 de mayo y hay un cliente que usa el nuevo mecanismo. Se puede suponer que es Gazprom Export, que ha estado utilizando esta ruta desde Rusia a Alemania. Reservó el 90% de la capacidad para el tercer trimestre y el lunes reservó capacidad para junio ", dijo Piotr Naimski a Reuters.
El 6 de julio se celebrará una subasta anual de la capacidad de los gasoductos entre el 1 de octubre de 2020 y el 30 de septiembre de 2021 en los oleoductos y gasoductos de la UE.

Aunque se esperaba que el gasoducto submarino Nord Stream-2 se terminara a principios del año próximo, la construcción ha sufrido muchos retrasos debido a las sanciones de los Estados Unidos. Mientras tanto, se espera que Rusia siga transportando gas a través de Polonia como antes:
“Teniendo en cuenta un posible retraso en Nord Stream-2, parece que el tránsito de gas a través de Yamal continuará. Lo más probable es que Yamal se use en la misma medida o en una medida muy similar a la que se ha actualizado ”, dijo Naimski.
El portavoz de Gazprom, Sergei Kupriyanov, dijo a Reuters la semana pasada que el gas aún transitaría por Polonia, pero no entró en detalles sobre si las tarifas de tránsito podrían aumentar.

Nord Stream 2 está destinado a transportar 55 mil millones de metros cúbicos de gas desde Rusia a Alemania a través del Mar Báltico cuando se complete en 2019, duplicando la capacidad del gasoducto Nord Stream existente.

Alemania ha comenzado recientemente a vincular Nord Stream 2 con el continuo tránsito de gas ucraniano.
"Una vez que Nord Stream 2 esté terminado, el papel de Ucrania como estado de tránsito tendrá que permanecer porque es un punto estratégico para nosotros y Alemania está preparada para participar en ese proceso", dijo Merkel.
Putin también se dirigió a la oposición estadounidense al proyecto del gasoducto, diciendo que es una forma para que el presidente Donald Trump "promueva los intereses de los productores estadounidenses, tratando de impulsar la venta de gas de esquisto estadounidense".
Sin embargo, dijo que el gas natural licuado estadounidense es un 30 por ciento más caro que el gasoducto ruso ...
ENLACE
 

Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
41.180
Zanx
397.736
Otra primavera




Otra primavera


09/06/2020

Artículo Original: Denis Grigoriuk


Se acaba otra primavera. Desde 2014, en Donbass esta temporada del año ha venido acompañada de diferentes adjetivos. Hubo una primavera rusa, una sangrienta y prometían una victoriosa, pero ahora acaba la primavera del coronavirus, en 2020, aún sin victoria. Tampoco la reconciliación se ha producido, aunque había ciertas esperanzas de que algo pudiera haber cambiado en la postura de Kiev. No fue así.

Hace un año que se produjo la investidura del presidente ucraniano Volodymyr Zelensky. Su precioso discurso motivó a los ucranianos y les dio falsas esperanzas de que todo iba a cambiar. Es más, había fe en ello. La fe no requiere motivos lógicos ni hechos, es suficiente para esperar que las cosas cambien de alguna manera y que sea a mejor, aunque en realidad estén empeorando.

Hay que comprender que tras un subidón emocional llega el choque con la realidad y entonces la caída es mucho más dura. Suele calificarse de traición, pero en Ucrania no se usará este término porque “el partido de la paz” no puede dejar de disparar por su cuenta y hay un enemigo externo que siempre es culpable. Así el Estado es más manejable y todo se puede justificar bajo la tapadera de la guerra “ruso-ucraniana”.

Hace un año por estas fechas, Donbass se enfrentaba a los primeros ataques bajo el nuevo comandante en jefe ucraniano. Yo pasaba por la calle Stratovnatov, cerca del destruido monasterio Iversky, cuando empezó el bombardeo. Entonces desapareció la esperanza de que fueran a detenerse los bombardeos. Nadie estaba completamente seguro de cómo actuaría el nuevo presidente ucraniano, que felizmente había saltado y besado a los ciudadanos de su país en la frente. En ese tiempo, las tropas ucranianas no se contuvieron. Se aprovecharon del hecho de que la atención estaba en las bonitas palabras que se pronunciaban desde el Parlamento. Esperaban que llegara el equipo de Zelensky y en cualquier momento tomara decisiones importantes como, según decía su líder, “simplemente dejar de disparar”. Entonces los ucranianos dieron un espectáculo. Había mucho humo en los ojos del “equipo Ze”. Mientras la batalla continuaba en el frente, provocada por los soldados ucranianos, que continuaban con su estrategia de “pequeños pasos” y provocadores ataques con drones, en la capital ucraniana, el jefe de Estado hacía bonitos discursos y se convertía en un meme de internet, pero no en una persona que podría acercar a Donbass a la reconciliación.

Sorprendentemente, en un solo año, las tesis de la “reconciliación” han desaparecido. A finales de la primavera de 2019, era algo que se discutía activamente. Es más, muchos realmente creyeron que era posible. Incluso en las Repúblicas había gente dispuesta a sentarse en la mesa de negociación con aquellos que ayer mismo habían bombardeados sus casas. Porque entienden que la guerra no puede durar para siempre y es posible y necesario hablar, aunque sea sin finuras innecesarias. Dudo que haya mucha gente dispuesta a volver a jurisdicción ucraniana, pero podríamos intentar construir un diálogo constructivo. En lugar de eso, tenemos manipulación, una postura inalterable y la reanudación de la guerra. El equipo de Zelensky actúa como una veleta: se mueve hacia donde se mueva el viento de la minoría radical. Y no debemos olvidar un viento mucho más potente, el occidental, que no permitirá que se abandone el camino que se marcó durante la etapa de Poroshenko.

Todos estos factores sugieren que la primavera de 2020 nunca podría haber sido un punto de inflexión. Ha sido diferente a las primaveras de años anteriores, aunque no en términos de reconciliación sino en la lucha contra la pandemia de coronavirus. Ucrania fue la primera en cerrar los puestos de paso en la línea de control, lo que una vez más demostró la actitud de las autoridades del país hacia las Repúblicas de Donbass. Kiev percibe la línea del frente como la frontera estatal. En la propaganda oficial no se menciona ese detalle, pero es una muestra de que, de facto, Ucrania ya no ve a esos territorios como propios. De ahí que haya políticos de todos los niveles del escalafón en Kiev que declaran su intención de bloquear la RPD y la RPL como ya hicieron en Crimea. Es decir, bloquear incluso el paso del agua. No se ha hecho hasta ahora porque el agua fluye de Donetsk a Mariupol. De lo contrario, las Repúblicas se habían quedado sin suministro de agua hace mucho tiempo. En Kiev ni siquiera lo ocultan, aunque en el Gobierno ya no esté el “partido de la guerra” sino los “libertarios pacifistas”. Parece que todo se ha decidido ya hace mucho tiempo, pero la posición política no nos permite llamar a las cosas por su nombre.

Dudo que este año sea posible ningún cambio significativo en el conflicto en Donbass. Zelensky no se atreve a tomar medidas drásticas, pese a que actúa exclusivamente a beneficio de los nacionalistas y sus líderes políticos. Así que, durante el primer año del exjefe del estudio Kvartal 95, Donbass no se ha acercado en absoluto a la paz. Y no se acercará de momento. Dudo que las reuniones de los líderes del cuarteto de Normandía que no se han celebrado pudieran haber cambiado algo en la situación de la RPD y la RPL. La cumbre del invierno de 2019 ya mostró que las reuniones de los políticos no traen resultados. La cumbre no dio resultados en el tema que la justificó, la resolución pacífica al conflicto en Donbass y no el tránsito de gas a través de Ucrania.

La conclusión es que la política no acaba con bonitos anuncios y discursos efectivos, especialmente en lo que respecta a la resolución de un conflicto armado, donde es necesario tomar decisiones impopulares. Por cierto, Zelensky es capaz de ello, pero solo si eso responde a los intereses de sus socios occidentales. Ese es el motivo de que no haya habido pasos reales para cesar las hostilidades en Donbass. Kiev “simplemente dejará de disparar” si la guerra en la frontera rusa deja de ser necesaria para Occidente. En ese caso, incluso el suave Zelensky mostrará su determinación e ignorará los ataques de la minoría nacionalista. Hasta entonces, la guerra continuará más primaveras a las que daremos otros adjetivos y habrá más treguas a las que también daremos nuevos nombres. Pero esos pasos no nos acercarán un milímetro a la paz.