⚡ Guerra en Siria XLVII - Epílogo/2

Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
52.881
Reputación
471.715



El Gobierno del Líbano vio la luz gracias a Irán


(Trad. DeepL)
12/09/2021

por Elijah J Magnier


Después de 13 meses de conflicto interno entre los políticos y de la dimisión de los primeros ministros designados, el gobierno libanés vio la luz con las mismas condiciones que el presidente Michel Aoun había exigido, sin aportar ninguna modificación significativa, pero sólo por culpa de Irán.

Cuando el ex primer ministro Saad Hariri dimitió en 2019 tras la voluntad de Estados Unidos y Arabia Saudí y los disturbios que azotaron el país, se esforzó por desbaratar la posibilidad de que cualquier primer ministro designado le sustituyera durante más de un año. Hariri quería conservar el poder para sí mismo. Para esta tarea, contó con la enorme ayuda del presidente del Parlamento, Nabih Berri, que hizo todo lo posible por proteger al gobernador del Banco Central, Riyad Salamé, y perturbó el gobierno del primer ministro Hassan Diab, aunque éste fuera designado por el bloque que incluía a Berri y a su fuerte aliado, Hezbolá.

El portavoz Berri formó una alianza involuntaria con Hariri para abrir la hostilidad al Presidente de la República, el general Michel Aoun, y a su yerno, el ex ministro de Asuntos Exteriores y diputado Gebran Bassil, jefe del mayor bloque cristiano del Parlamento. El resentimiento aumentó entre el Primer Ministro, el Presidente de la Cámara, por un lado, y el Presidente, por otro, cada vez que el general Aoun solicitó una auditoría forense y el escrutinio de todos los gastos de las últimas décadas. La petición de auditoría perjudicaría a todos los políticos que han gobernado el Líbano desde 1990 y han difundido la corrupción y la riqueza ilegal sin rendir cuentas. Además, Berri nunca olvidó que el ex ministro de Asuntos Exteriores le llamó "matón", una etiqueta bien merecida.

Estos políticos libaneses corruptos eran amigos de Estados Unidos, de líderes estatales europeos y de reyes y emires de Oriente Medio. Consideran que el Estado es una fuente abundante de ingresos y nunca se aborda la cuestión de la responsabilidad porque los políticos hacen la vista gorda y se protegen unos a otros. Además, los mismos políticos representan a muchos diputados, gozan de apoyo popular y tienen una influencia que no se puede ignorar. De hecho, han trabajado durante las últimas décadas para implantar su autoridad en el aparato de seguridad, las instituciones judiciales y los ministerios, hasta el punto de convertirse en el sistema libanés, gobernando por consenso mutuo y apoyándose cuando es necesario.

Los cristianos del Líbano representan la mitad de la población. Sin embargo, a lo largo de las décadas, su número disminuyó en comparación con el auge demográfico de chiíes y suníes. Además, la importante inmigración de decenas de miles de cristianos libaneses en busca de mejores oportunidades en el extranjero contribuyó a que los musulmanes tuvieran un número superior de habitantes en el país. El difunto primer ministro Rafic Hariri y el presidente Berri aprovecharon el cambio de poder bajo el mandato sirio y la armonía entre suníes y chiíes en la región. Nombraron a sus ministros (suníes y chiíes) para la mayoría de los ministerios cristianos.

La llegada al poder del presidente Aoun con su yerno y la alianza estipulada con Hezbolá en 2008 protegieron a los cristianos en el gabinete y les devolvieron el poder que habían perdido. A pesar del reducido número de habitantes cristianos e incluso de la ausencia de estadísticas, los cristianos representan hoy menos del 30% de la población. Sin embargo, los cristianos libaneses se beneficiaron de la sangrienta y robusta animosidad entre chiíes y suníes que estalló en 2003, cuando el Irak ocupado por Estados Unidos destituyó al "sólido" líder suní Saddam Hussein y cedió el poder a los chiíes. La guerra entre estas dos sectas musulmanas encontró un terreno fértil en Irak, Siria y Líbano.

Durante las últimas elecciones presidenciales en Líbano, Hezbolá, que representa aproximadamente un tercio de la sociedad libanesa y está presente en el parlamento, el gobierno y decenas de municipios, decidió apoyar la candidatura del general Aoun a la presidencia. Y Estados Unidos con el entonces presidente Trump y el secretario de Estado Mike Pompeo se entregaron por completo a la causa de Israel haciendo todo lo posible para preservar su supremacía y golpear a sus enemigos. A la cabeza de la lista de estos enemigos aparece Irán con sus aliados, especialmente el Hezbolá libanés.

Los estadounidenses iniciaron una campaña para intentar que el presidente Aoun y Bassil parecieran los principales culpables del colapso económico del Líbano. Se les demonizó para que ningún otro líder en el futuro contemplara la idea de aliarse con Hezbolá. La alianza entre Hezbolá y los dos líderes cristianos que representan a Tayyar Al Watany Al Hurr (el Movimiento Patriótico Libre) protegió a los cristianos de los ataques de Al Qaeda y el ISIS y, tras la constitución, les devolvió sus ganancias mal habidas, pero al mismo tiempo ofreció una buena cobertura a Hezbolá. Era una situación en la que todos salían ganando y en la que Hezbolá se presentaba como un grupo de resistencia no sectario, aunque para sus enemigos, Estados Unidos y sus aliados, no cambiara realmente nada. Pero no hay que ignorar las saludables diferencias políticas entre Hezbolá y los dos influyentes líderes cristianos. Sin embargo, el hecho es que la alianza estratégica sigue siendo sólida. Estados Unidos apoyó a sus aliados libaneses y a todos aquellos que albergaban odio hacia el presidente Aoun y Bassil. Los líderes cristianos del bando opuesto a los dos desconocían el propósito que había detrás del objetivo de EE.UU., aunque sabían por qué. Líderes cristianos menos populares, como Suleiman Frangiyeh, aspiran a ser presidente y están dispuestos a aliarse con Hariri contra Aoun y Bassil. Uno como Samir Geagea, en cambio, está convencido de que puede derrotar a los dos en las próximas elecciones gracias a la influencia de Estados Unidos y al dinero y la autoridad que Arabia Saudí tiene sobre Hariri y el líder druso Walid Jumblatt, dos factores que considera importantes.
 

Harman

Rojo
Desde
1 Jul 2014
Mensajes
52.881
Reputación
471.715

Jordania, golpeada por la crisis, se enfrenta a un futuro incierto

Jordania se enfrenta a una profunda crisis económica, con corrupción en las altas esferas y aliados poco fiables en la región. El país tendrá que forjar una dirección totalmente nueva o enfrentarse a una crisis de legitimidad en su núcleo.



(Trad. DeepL)
10/09/2021

por Ziad Hafez


Reino diseñado por dos imperios moribundos, Jordania se encuentra hoy en una profunda crisis económica, con alianzas inciertas, pocos recursos naturales, poca agua y una generosa cantidad de corrupción.

Así pues, ¿hacia dónde se dirige Jordania en el actual clima político-económico? ¿Quiénes son sus aliados y dónde está su futuro?


El pasado: un preciado pastel y muchas promesas
En 1916, en plena Primera Guerra Mundial, los líderes del Reino Unido y Francia se sentaron para repartirse el preciado pastel de Levante que había dejado el derrotado Imperio Otomano. El acuerdo Sykes-Picot, que lleva el nombre de sus autores británicos y franceses, repartiría la zona, incluidos sus diversos grupos étnicos árabes, en su propia y lucrativa zona de influencias en las provincias árabes del Levante.

Se trataba de un acuerdo para garantizar que los estados políticos que surgirían -Líbano, Siria, Irak y Jordania- experimentaran siempre grandes trastornos tras la creación de Israel.

De ese entorno surgieron las promesas británicas de recompensas a la familia hachemita de Hijaz, en la moderna Arabia Saudí, por los servicios prestados durante la Primera Guerra Mundial. Los hachemitas reivindicaban su linaje con el Profeta como justificación de su eminencia en la sociedad árabe. Al Sharif Hussein Bin Ali, un notable gobernante de La Meca, era el rival de Ibn Saud por el control de la Tierra de las Dos Mezquitas Sagradas.

Pero después de la guerra, los británicos quisieron incumplir su anterior promesa a Al Sharif Hussein de establecer un reino árabe en el Levante. Los británicos renunciaron a esa promesa y ofrecieron en su lugar la idea de un Reino de Iraq y el Emirato de Transjordania (el actual Reino de Jordania) a los herederos de Al Sharif Hussein.

Así, se impuso a las poblaciones existentes una familia sin raíces en Mesopotamia ni en Transjordania. La cuestión de la legitimidad de estas entidades gobernantes nunca se ha resuelto. En Irak, la revolución de 1958 abolió la monarquía, y en Jordania, la monarquía ha tenido que enfrentarse a los ataques de los nacionalistas árabes levantinos que no reconocían la legitimidad del gobierno hachemita ni las divisiones artificiales impuestas en la tierra por Mister Sykes y Monsieur Picot.

En la actualidad, el Levante árabe está experimentando cambios tectónicos que probablemente vuelvan a redefinir el mapa político trazado tras la Primera Guerra Mundial. Estos cambios reflejan la evolución del equilibrio de fuerzas controlado por las potencias occidentales (primero, el Reino Unido y, más tarde, Estados Unidos) desde la aplicación del Acuerdo Sykes-Picot.

Nacido para ser un amortiguador
Creada como un "Estado tapón" de facto, el papel de Jordania era absorber la presión del interior de Levante contra la Palestina ocupada, conocida hoy como Israel. Al compartir la frontera más larga con el recién acuñado Israel, el papel funcional de Jordania, entonces y ahora, era asegurarse de que el sentimiento nacional árabe nunca se convirtiera en una amenaza directa para Israel.

Desde su creación, el reino hachemita de Jordania ha tenido que depender de la ayuda exterior para su supervivencia económica. En este caso, fue, por supuesto, a través de la ayuda británica, y luego estadounidense. Sin recursos naturales equivalentes a los de Irak o Arabia Saudí, Jordania se alineó totalmente con el campo occidental en la región, luchando contra la creciente marea del nacionalismo árabe en los años 50 y 60 para garantizar la seguridad de Israel a sus benefactores.

Este breve telón de fondo histórico es esencial para comprender la crisis de múltiples frentes a la que se enfrenta el Estado jordano en la actualidad. Aunque la cuestión de la legitimidad del gobierno jordano no está en el primer plano de la actual crisis política, sí aparece en segundo plano. En cambio, la atención en Jordania se centra en la perpetua crisis económica, la corrupción generalizada que se extiende hasta el palacio real y la polarización de la política regional entre los países alineados directamente con las necesidades de Estados Unidos e Israel y los que están en contra de esa alianza.

Al depender en gran medida de la ayuda de los Estados del Golfo, Jordania tiene poca o ninguna influencia para trazar un rumbo político y económico independiente.

¿Qué trago amargo hay que tragar?
La crisis económica actual de Jordania está relacionada con el desempleo y el deterioro de las condiciones de vida. Los "dividendos de la paz" previstos tras los acuerdos de Wadi Araba (1994) que establecieron la "paz" entre Jordania e Israel nunca se materializaron. Ese acuerdo fue y sigue siendo objeto de una fuerte oposición por parte de la opinión pública y de los parlamentarios jordanos.

Un controvertido acuerdo de gas entre los dos gobiernos es el centro de una disputa en el parlamento jordano. Amplios sectores de la población jordana se oponen a dicho acuerdo. El gobierno jordano insiste en que se trata de un acuerdo entre dos empresas y no dos gobiernos, y afirma que Estados Unidos no presionó al gobierno jordano. Este último ha guardado silencio sobre las cláusulas del acuerdo, con la esperanza de no echar más leña al fuego.

La actual crisis económica se caracteriza por las altas tasas de desempleo: 19 por ciento en 2019 (mayor en 2021, especialmente entre los jóvenes); y una enorme deuda pública (97 por ciento del PIB), agravada por el resurgimiento de Covid-19, y el aumento de los precios de los alimentos. Es probable que estos factores aumenten el malestar social generalizado, según la Unidad de Inteligencia de The Economist, Jordania 2021.

Las opciones a las que se enfrenta Jordania son el trago amargo que debe elegir. O bien el país sucumbe a los dictados del Fondo Monetario Internacional (FMI) y al chantaje impuesto por los países del Golfo para ser más deliberado en el enfrentamiento con Irán, o bien debe alinearse económicamente, al menos, con Irak, Siria, Irán y Líbano.

En este último caso, Estados Unidos y Occidente, así como Israel y las petro-monarquías del Golfo, no dudarían en desestabilizar a Jordania y provocar un "cambio de régimen". No hay que olvidar que en la línea de pensamiento sionista, Jordania podría ser el "hogar final" de los palestinos.

La combinación de una crisis económica incesante con la corrupción en las altas esferas ya ha desencadenado un intento de "golpe" por parte de un antiguo heredero al trono, ayudado por asociados con fuertes vínculos con las agencias de inteligencia árabes.

El golpe de Estado, posiblemente falso/establecido, podría ser una advertencia de lo que está por venir si Jordania decide "portarse mal". Estados Unidos ha estado tratando de diseñar un grupo regional para enfrentarse a Irán. Una "Nueva Alianza Cham" sin Siria incluiría a Jordania, Egipto e Irak. La "alianza" lanzada en septiembre de 2020 fue una ramificación de un programa más amplio lanzado en 2014 por un estudio del Banco Mundial que incluía a Siria, Líbano y los territorios palestinos.

La reciente cumbre de Bagdad, en la que participaron Irak, Jordania, Egipto, Irán, Arabia Saudí, Qatar, los Emiratos Árabes Unidos y Francia, abogaría por una integración económica de los países implicados. Puede proporcionar a Jordania una "solución" a sus problemas económicos. Sin embargo, la inclusión de Irán, y la exclusión de Siria y Líbano, así como el desprecio deliberado de la cuestión palestina son los principales defectos de esa cumbre. A pesar de ello, los debates paralelos que tuvieron lugar pueden ser más importantes que las resoluciones, y Jordania podría beneficiarse de la esperada reducción de la tensión entre las petro-monarquías árabes e Irán.

La presencia de Francia no puede entenderse más que como un respaldo tácito de Estados Unidos y la UE a la futura necesidad de estabilizar la región según su propia visión, y tras la retirada de Estados Unidos de Afganistán. Fuentes iraquíes afirman que el presidente de Francia, Emmanuel Macron, que asistió a la Cumbre, fue decisivo para excluir a Siria de la reunión.

Un destino para reflexionar
El futuro de Jordania puede estar en la evolución del equilibrio de poder regional. EE.UU. se enfrenta a una situación imposible al intentar enfrentarse al Eje de la Resistencia y garantizar la seguridad de Israel.

Hasta la fecha, EE.UU. y sus aliados árabes no han conseguido provocar un cambio de régimen en Siria ni frenar la influencia del Eje de la Resistencia bajo el liderazgo de Hezbolá en Líbano. Estados Unidos tampoco es capaz de llegar a un acuerdo con Siria e Irán que proporcione algún tipo de estabilidad.

Una retirada de Siria e Irak, tras la debacle de Afganistán, sería una confirmación adicional de la derrota estratégica de la presencia estadounidense en la región. La reciente decisión del Mando Central de EE.UU. de trasladar a Jordania sus tropas y material con base en Qatar puede estar calculada para compensar estas futuras pérdidas.

Además, la inestabilidad de la política exterior estadounidense demostrada por las administraciones de Trump y Biden deja a los aliados en un dilema sobre la fiabilidad de EEUU. Hasta la fecha, el balance de Estados Unidos en cuanto al cumplimiento de sus compromisos de "defensa" de los aliados es pésimo.

Las élites gobernantes de Jordania, al parecer, tendrán mucho que reflexionar en el futuro.
 

*_*

Madmaxista
Desde
22 Ago 2013
Mensajes
21.735
Reputación
36.405
Los Kurdos son muy buenos en esta Guerra de baja intensidad contra turquia llevan décadas asesinando turcos en las fronteras siria irak y la zona kurda turca . El ejercito turco es inútil no entiendo como no los vencen teniendo superioridad aerea y siendo el 2 mayor ejercito de la otan. Cada semana mueren soldados turcos. Y eso que turquia esta en siria y irak.Hasta iran que tiene grupo insurgentes Kurdos arabes y baluchis sufre menos baja que turquia. Alguien debe apoyar a los Kurdos contra turquia
El ataque de Idlib me inclino a que pudo ser la inteligencia militar Siria, puede ser un aviso una advertencia o dejar claro que Idlib no les pertenece aun del todo (A Pesar que técnicamente Idlib ya esta asimilado a territorio Turco).

Luego de la derrota de los Turcos en una buena parte de la provincia de Idlib a principios del 2020
Northwestern Syria offensive (December 2019–March 2020) - Wikipedia no han hecho ningún ataque de importancia en Idlib, se va a cumplir mas de año y medio con movimiento nulo se ha dicho muchas veces en el floro que Putin vendió una parte de Idlib a cambio del TurkStream pero los Rusos desde siempre cada cierto tiempo ejecutan bombardeos a Idlib, lo que puede sugerir que no existe pacto o dicho pacto solo es solo temporal.

En el 2020 los Turcos se limitaron a usar artillería y muchos drones pero no se atrevieron a mandar a su ejercito / fuerza aérea, cualquier ataque convencional a gran escala de los Turcos en Siria seria barrido por los Rusos, Sirios, y milicias chiitas.

Lo de Afganistán quiebra el panorama regional y obliga a Iran / Rusia les a estar mas pendientes del otro extremo de su zona esperemos que esto acelere una acción militar contra los Turcos y sus follacabras de Idlib, Putin ha empeñado en dar a los Turcos país bananero estatus de super potencia mundial
 
Última edición:

*_*

Madmaxista
Desde
22 Ago 2013
Mensajes
21.735
Reputación
36.405
En Español la base Rusa Abril 2021

En Arabe Junio 2021

El día de ayer 12 de Septiembre desde esa base la mas grande de los rusos antes un aeropuerto se ejecutaron casi 20 bombazos a los follacabras de Idlib.

Hace unas semanas se hicieron unas maniobras terrestres importantes (Ensayos) en lo que se supone es darle el palo cochinero a los Follacabras Turcorratas rewerdes, siempre ha habido rumores de darle la estocada final a los salafosionistas pero casi siempre es lo mismo desde año y medio nada-

Esos follacabras ya son solo mercenarios de los Turcos los mandaron a pelear a Libia, luego los mandaron a Armenia a Pelear junto a musulmanes Chiitas para matar a cristianos, cuando semanas antes juraban que iban a decapitar a chiitas, lo de esos follacabras ya es puro negocio.
 
Última edición: