EURABIA: Un año de prisión por abusar de una mujer en la Porta de Sant Antoni de Palma

Israel Gracia

Himbersor
Registrado
2 Oct 2019
Mensajes
1.750
Puntuación de reacción
3.170
Ubicación
Investigador CNI
Juan P. Martínez | @jpmartnez | Palma | 17/09/2020
Valorar:
Comenta
El procesado en la sala de lo Penal número 7 de los juzgados de Vía Alemania .
El procesado en la sala de lo Penal número 7 de los juzgados de Vía Alemania .
Redacción Sucesos

0 Tuitéalo Whatsapp
Más grandeMás grandePrint
Un hombre, de nacionalidad marroquí, reconoció este miércoles en un juzgado de lo Penal de Vía Alemania haber abusado sexualmente de una mujer la tarde del 23 de septiembre de 2018 en la Porta de Sant Antoni de Palma. El acusado le manoseó los pechos por encima de la ropa tras sujetarla fuertemente.
El procesado se declaró culpable de un delito de abusos sexuales y aceptó un año de prisión y una multa de 300 euros. Asimismo tendrá que indemnizar a la víctima en 600 euros por el daño moral ocasionado y las lesiones sufridas y no podrá acercarse a menos de 500 metros ni comunicarse con ella los próximos cinco años.
Deseos sexuales
Tal y como refleja la Fiscalía en su escrito de acusación, el hombre, de 42 años, actuó por «el propósito de satisfacer sus deseos sexuales». Así, sobre las 18.30 horas del 23 de septiembre de hace dos años le propuso a la perjudicada mantener relaciones. La mujer se negó y en ese momento el acusado la agarró fuertemente y empezó a manosearle los pechos por encima de la ropa en contra de la voluntad de la víctima, que trató como pudo de zafarse de él. Este hecho no gustó demasiado al varón, que agredió a la fémina en la cabeza y espalda. Mientras la golpeaba le espetaba cosas como «te voy a matar» y «eres una puta».
Un transeúnte que pasaba por la Porta de Sant Antoni en ese momento intercedió y pudo separar al procesado de la víctima e impidió que siguiera golpeándola. El testigo avisó a la policía. En un primer momento el ministerio fiscal solicitaba para el imputado dos años y tres meses de cárcel. Tras un acuerdo entre las partes antes de la vista, la condena quedó fijada en un año.