Estoy a nada de separarme de mi mujer después de 20 años

Manteka

Himbersor
Registrado
15 May 2018
Mensajes
2.269
Puntuación de reacción
4.793




la tasa de divorcios en españa es la mas alta del mundo, 63%.

o sea, cuando te casas, lo haces sabiendo que al 63% te acabaras divorciando de ella.

tu te jugarias los ahorros a una apuesta o un fondo de inversion a la que tienes el 63 de perder y el 37 de ganar? NO, verdad. pues eso es lo que hacen los tontos que se casan.

que en realidad el porcentaje es aun peor, porque a ese 63% que se divorcia, sumales los que no se divorcian por los hijos o por cuestiones economicas, pero de facto viven cada uno por su lado odiandose cada dia de su vida.

matrimonios felices no creo que lleguen al 15% roto2 roto2
Ojo, eso no es lo peor.
Es cierto que un 63% de los matriminoos terminan en divorcio, pero el 37% restante termima en muerte.
 

PutaBidaTete

Himbersor
Registrado
3 Jun 2020
Mensajes
1.648
Puntuación de reacción
5.391
Ubicación
España
En mi epoca sabiamos tratar a las mujeres para que no ocurriesen estas cosas.

Ay el progreso, cuanto mal ha traido a este mundo moderno.

No es que las supiéramos tratar, es que no había tanta gilipollez ni malicia metida en la mente femenina.

Todas son unas malcriadas e infantiles emocionales, son trazos de psicopatía e inmadurez. Todas.
 

KUTRONIO

Madmaxista
Registrado
10 Mar 2010
Mensajes
19.706
Puntuación de reacción
21.591
Un amigo mio tuvo una situación parecida, dos hijas de 16 y 13 años, su ex con un amante así que un día tomó él la decisión de divorciarse

Le desplumó, se quedó sin casa y lo único que tiene es la custodia compartida de sus hijas

Lo lleva bien y parece que ya está liberado, se le ve feliz y tranquilo, sin ningún miedo a la vida y a la pobreza que le vendrá dentro de unos años cuando se jubile ...joder como me encantaría ligarme a su ex, menuda MILF y menudo partido
 

Nenos

Himbersor
Registrado
22 Jun 2019
Mensajes
612
Puntuación de reacción
661
Ubicación
En el barrio
No te puedes separar porque tienes dos niñas y como te vayas se harán feminazis. Habla con tu mujer y échale huevos en vez de moñiguear aquí.
 

Trurl

Madmaxista
Registrado
3 Ago 2006
Mensajes
6.574
Puntuación de reacción
13.995
Yo pasé por una situación que creo, fue muy similar a la tuya. Comparto mi mierda por si te sirve de algo.

Yo empecé con mi mujer enamorado hasta las trancas, y ella de mi. Teníamos una conexión brutal, y aún la tenemos. Es, muy, muy atractiva, pero nunca me atrajo por eso, aunque con los años fui siendo más y más consciente del pibón que me había echado a la espalda. Yo soy un tío muy complejo, con muchos idealismos y muchos pájaros en la cabeza.

Como sea, tomar un café o cenar con ella, es una de las cosas que más me gusta hacer. Pero las mujeres son seres muy extraños, y yo lo descubrí a las malas.

Pasé por un bache económico, bastante largo y -creo que esto fue crucial-, ella entró en contacto, por temas laborales, con gente que yo no conocía. Y que eran muy progres y muy feministas. Son dos ideologías tremendamente tóxicas para la pareja. Por eso las potencian desde el poder; porque nos quieren crispados y jodidos. No quieren familias felices, las quieren reventadas. La familia de ella es igualmente progre y republicana.

Así que ella era campo abonado y la porquería se fue desplegando lentamente lo mismo que comentas: faltas de respeto, desprecios, sexo a mínimos. Me llamaba facha y machista por cualquier gilipollez -yo cocino y cuido y he cuidado de mi hijo, me lavo mi ropa...-. Decía que me tenían que reeducar. Superó todas mis líneas rojas, y me dejó cicatrices que, en mi relación con ella, dudo que olvide nunca.

Pero yo era el mismo de siempre. No podía comprender que me atacase así. Era como un pobre crío que no comprende que sus padres lo maltraten. Así de triste, y de patético. El mundo real me atropellaba como un tren, mientras yo vivía en un mundo de romanticismos y piruletas.

Lo que ocurría es que se había producido la tormenta perfecta: había perdido poder por el bache económico, y ella se había rodeado de la gente equivocada -al menos, para nuestra relación-. Quizá incluso me puso los cuernos con algún cabrón. No lo sé. Lo sentía. Cuando estuve fuerte se lo plantee, y siempre lo negó. Llegué a buscarle en el móvil, en el PC.

Mi situación económica hacía imposible el divorcio; me veía durmiendo en el puto coche. Y me desesperaba por mi chaval, que tenía entonces 7 años. Me imaginaba otro tío ejerciendo de padre, no viéndolo más que los fines de semana, etcétera. Todos los demonios imaginables.

Pase por el puto infierno. Ahora miro atrás, y no sé como lo soporté.

Pero entonces, mi situación económica y personal cambio. Y muy para bien. En esa época yo leía cosas "poco habituales", sobre lo que debe ser un hombre, cómo debe pensar, y lo que son las mujeres.

Ella en un principio seguía igual, pero cada día que yo pasaba en mi nuevo entorno, y bien de dinero, me iba recargando lentamente. Empecé a recuperar el poder y la confianza que había perdido. Y decidí empezar a jugar sin red: no iba a pasar un desprecio más, no iba a pasar una mierda más. Dispuesto a coger la puerta, y a tomar por culo. Aunque tuviera que alquilar una habitación. Pero a mi no se me despreciaba más.

Porque ahora, podía hacerlo, y estaba mentalizado y dispuesto a hacerlo. A asumir todas las consecuencias.

Y efectivamente, tuve broncas de punto final, en las que plantee que me iba al día siguiente. Ella se rajó. Y, no soy Supermán; me alegré. Pero de no haberlo hecho, hubiera cogido la puerta.

Las cosas empezaron a cambiar. Hubo otros desprecios, a los que respondí con contundencia. Un día me levanté en medio de una obra de teatro, y me largué. Y no me fui a deambular por la ciudad desesperado como había hecho antes. Me fui contento, feliz, a echarme unas cañas. Porque había marcado la línea mentalmente, y lo había cumplido cuando llegó el momento.

Muchos hombres pensamos -yo pensaba así antes-, que haciendo lo que dicen nuestras mujeres, serán felices, y nos harán felices a nosotros.

Pues sorpresa: no funciona así en absoluto. Eso es el camino a ser una piltrafa, a que no te respete. A que te vea como un ser débil. Y a ella, lo sepa conscientemente o no, no le gusta que se la folle un ser débil. Ni quiere ser su pareja.

Del último broncazo, ha pasado un año. No ha habido más faltas de respeto, ni más mierdas. Mi mujer está como la seda, y ni siquiera me lo creo. Hubo varios momentos durante las vacaciones -y fuera de ellas- en los que estaba esperando el follón; no se produjo. Ahora es ella la que quita hierro a las cosas, y me aguanta cuando, alguna vez, me enfado más de la cuenta. Yo lo veo, y pienso "joder, estoy hubiera sido bronca automática antes". Y, de hecho, en la mala época, las broncas surgían porque sí, inesperadamente para mi. Así de jodida la cosa.

Creo que intuye, subconscientemente, que si hace el gilipollas, cojo la puerta. Es algo invisible e inconsciente, no es verbal. Es una energía que ella nota, y que la hace actuar de forma diferente. Un punto de miedo, de inseguridad, que la hace querer complacerme. Sin querer insultar -a los hombre también nos pasa-, nos sucede como a los perros: notan tu energía; si tienes miedo, o si no lo tienes.

Y ojo, no me engaño. Sé que estoy sentado sobre un volcán. Después de esa época tan terrible, ya no la puedo ver como antes. Sé que tengo que ser muy fuerte, si quiero mantener lo que tengo ahora.

He recuperado el sexo, de hecho, estoy mucho mejor que antes del bache. Esta mañana la he despedido diciendo lo guapa que estaba -era verdad- cuando se iba al trabajo. Estoy feliz, aunque las cicatrices de lo que pasó, no se irán nunca. Son demasiado profundas.

¿Cuánto aguantaremos? No lo sé. Pero ahora voy trabajando en el Plan B, por si acaso. La pasta es esencial. Sin ella, no puedes hacer nada. Eres un pelele en sus manos. Y aún así, es un proceso repleto de mierda, muy jodido de superar.

Yo por el momento, disfruto de esta buena época que me ha venido, y que, en cierta forma, también me he luchado. Somos animales, y las mujeres mucho más. Son muy irracionales, y ni siquiera ellas comprenden por qué hacen las cosas. Lee alrededor de la "Red Pill". Hay un montón de información ahí sobre lo que queremos hombres y mujeres, lo que somos realmente, fuera de romanticismos trasnochados para adolescentes.

Lo único que te puedo decir, es que te centres en ti mismo, empieces a reunir fuerzas, y a plantarte. No permitas ni desprecios, ni mierdas. Eso es letal para tu relación. Responde a cada agresión, SIEMPRE, y si la cosa se va de madre, ten listo el botón termonuclear: te largas. Ni hijas, ni hijos, ni pollas. Ten claro que te espera un aluvión de mierda como nunca en tu vida, pero hazte la promesa de que has marcado una raya, y no vas a permitirle que la cruce. Cuando estés fuerte, podrás hacerlo.

Un padre que ama a su familia, y al que su mujer desprecia, afronta la situación más jodida de su puta vida. Suerte.
Tú experiencia es muy valiosa y la puedo corroborar. A mí primera mujer a penas la discutía. Ella tomaba decisiones sin contar conmigo para nada y hacía cosas en contra de los acuerdos que habíamos tomado anteriormente. Yo callaba. Y si no callaba de principio, a su primera réplica, callaba.

Yo era un pelele en sus manos. Tuve también una mala racha económica y ya se rompió todo.

Con la segunda he transigido poco o nada. La he exigido respeto. Hasta que me hable a mi y los hijos sin palabrotas. A cualquier salida de tono o tontería que se le ocurría, la cortaba de raíz.
Y cuando no tengo ganas de hacer algo que ella quiere hacer se lo digo. Aunque a veces la acompañe pero dejando bien claro que lo hago como servicio especial.

Y si cocino o hago cualquier trabajo en casa (limoieza, bricolaje, fontanería, mecánica....) Le dejo muy claro el valor de lo que he hecho. Y lo valoro en dinero que es lo que mejor entienden. Y dejo muy claro que con ese trabajo nos hemos ahorrado tanto dinero.

En épocas de tiranteces o de crisis, le dejo bien claro que la puedo dejar sola en casa en cualquier momento que no tengo problema en irme a otro lado.

No hay nada como hacerse valer, firmemente pero sin tiranía.
 

Rextor

Madmaxista
Registrado
22 Mar 2018
Mensajes
8.179
Puntuación de reacción
19.485
Ubicación
Madrid
Pues eso, la vida no dura eternamente, tengo dos hijas de 12 y 5 años y desde la cuarentena que las cosas no andan bien, ... Cada vez veo que ella al hacerse mayor disfruta mucho más con las amigas que conmigo y me sustituye cada vez más por los paseos y caminatas, por conversaciones sobre la mujer y justamente hoy le he dado bronca... El sexo escasea y ella tan feliz como si fuéramos desconocidos... Hostia que soy yo, imbécil... En fin, que en esta mierda de vida creo que es preciso cambiar y no creo que lleguemos al invierno... Hace años que ya me lo decían los amigos... En fin, el que no ve es como el que no sabe... Hay una gran diferencia... El tiempo se acaba y ves como aquella idílica mujer no es más que escombro... Una más que se ha creido algo que no era. Es hora de cambiar.
Hazte un Lobo Estepario o métete a monje.