Economía: Esto va a reventar en cualquier momento. Estáis avisados.

Harkkonen

Himbersor
Desde
25 Nov 2020
Mensajes
943
Reputación
871
A ver lumbreras, ¿y como reduces exactamente la oferta de dinero?

De veras que eres poco más que un troll lamentable.
No pensé que te hubiera que explicar algo tan básico.

Reduciendo el dinero que el BCE presta a la banca privada

También vendiendo deuda pública

No oíste hablar de la ley de la oferta y la demanda?

Lo de pensar que crear dinero crea inflación porque si, sin atender a otros factores es de necios indocumentados como tú, que no entienden lo que es ni como se crea el dinero.

Y lo más simpático es que vas de enterao
 
Última edición:

kikepm

Madmaxista
Desde
29 Oct 2011
Mensajes
15.698
Reputación
45.923
Lugar
Madrid
Reduciendo el dinero que el BCE presta a la banca privada

También vendiendo deuda pública
Está claro que no entiendes bien como funciona el sistema monetario y como el banco central crea dinero.

Lo primero que debes entender es que la oferta de dinero aumenta cada vez que el banco central compra un activo en el mercado, que pasa a formar parte del activo de su balance, y lo hace imprimiendo billetes y monedas (menos), extendiendo un cheque en favor del propietario del activo, que este endosa en su cuenta del BC (menos aún) o creando directamente un apunte contable en la cuenta que el vendedor de dicho activo posee en el banco central.

El activo que compra el banco central forma parte de su activo, y la cantidad en la cuenta que el banco comercial tiene en el banco central de su pasivo.

El pasivo recién creado, el apunte contable o el papel moneda, es DINERO NUEVO y supone un incremento NETO de la oferta monetaria.

Por tanto, no es que el banco central reduzca el dinero que "presta" a la banca privada, y por otro lado (también) pueda vender deuda pública (o privada). Es que ambos procesos son uno solo, el mismo.

A ver, repite conmigo COCO.

Comprar activos por parte del banco central ES EQUIVALENTE A aumentar la oferta monetaria

Vender activos por parte del banco central ES EQUIVALENTE A reducir la oferta monetaria.


Seguimos con la lección:

El banco central puede comprar CUALQUIER TIPO DE ACTIVO en el mercado, incluso podría comprar activos inmobiliarios (no lo hace por motivos que no vienen al caso, pero podría perfectamente hacerlo). En tiempos recientes, los bancos centrales están comprando no solo deuda pública sino deuda corporativa para expandir su balance y crear dinero-papel.


Ahora. ¿como afecta la compraventa de activos a los tipos de interés?

Pues, simplemente, cada vez que el banco central compra deuda soberana, disminuye los tipos de interés. Que es por lo que te preguntaba, CÓMO iban a reducir los bancos centrales la oferta monetaria (sin provocar la subida de los tipos de interés).

En el momento en que los bancos centrales compiten con inversores privados en la compra de deuda, los tipos de la deuda DISMINUYEN. Como no puede ser de otro modo, y como hemos visto en los años recientes. La deuda que emite el Tesoro de España, no ha disminuido porque los inversores consideren que España es un país solvente y digno de confianza, sino porque el BCE compite en la compra y permite al emisor colocar la deuda a tipos más bajos.

Y VICEVERSA, obviamente.

Así que cuando, o más bien si, los bancos centrales venden deuda pública (o privada), aumentan los tipos de interés que el emisor de la deuda debe pagar para colocarla.

En fin, que como troll eres bastante lamentable. Espero que al menos tu paso por el hilo haga como ha pasado con otros magufos antes que tu. (Casi) todos han terminado aprendiendo.

No oíste hablar de la ley de la oferta y la demanda?

Lo de pensar que crear dinero crea inflación porque si, sin atender a otros factores es de necios indocumentados como tú, que no entienden lo que es ni como se crea el dinero.

Y lo más simpático es que vas de enterao
La creación de dinero es lo que se define como INFLACIÓN MONETARIA. Su consecuencia son los incrementos de precios de bienes, servicios y activos (bonos, bolsa, inmobilaria).

La creación de dinero, la inflación monetaria, no aumenta los precios (inflación de precios) de forma uniforme, ya que la entrada de dinero al sistema no se produce de forma homogénea.

Esto lo vemos en la formación de burbujas que se vienen produciendo recurrentemente. ¿Recuerdas las gráficas de precios inmobiliarios que enlacé recientemente? Pues esa y otras burbujas, son consecuencia directa de la inyección de dinero del banco central.
 
Última edición:

sans-pisito

Madmaxista
Desde
12 Feb 2008
Mensajes
1.406
Reputación
4.092
Buen post. Solo voy a hacer un par de comentarios sobre como funcionaban las cosas hace un par de decadas.

Lo primero que debes entender es que la oferta de dinero aumenta cada vez que el banco central compra un activo en el mercado, que pasa a formar parte del activo de su balance, y lo hace imprimiendo billetes y monedas (menos), extendiendo un cheque en favor del propietario del activo, que este endosa en su cuenta del BC (menos aún) o creando directamente un apunte contable en la cuenta que el vendedor de dicho activo posee en el banco central.
Antes de 2007 los bancos centrales prestaban dinero a los bancos comerciales, y estos dejaban deuda publica como colateral al BC. Aunque posiblemente esto se siga haciendo, ahora con las compras directas de deuda, ese mecanismo de inyecccion de dinero ya es irrelevante.

El banco central puede comprar CUALQUIER TIPO DE ACTIVO en el mercado, incluso podría comprar activos inmobiliarios (no lo hace por motivos que no vienen al caso, pero podría perfectamente hacerlo). En tiempos recientes, los bancos centrales están comprando no solo deuda pública sino deuda corporativa para expandir su balance y crear dinero-papel.

Ahora. ¿como afecta la compraventa de activos a los tipos de interés?

Pues, simplemente, cada vez que el banco central compra deuda soberana, disminuye los tipos de interés. Que es por lo que te preguntaba, CÓMO iban a reducir los bancos centrales la oferta monetaria (sin provocar la subida de los tipos de interés).
Antes de que en 2007 empezasen los QE (compras directas de activos), los bancos centrales fijaban los tipos a corto plazo, y era el mercado de deuda publica el que fijaba los tipos a largo plazo. Ahora con las compras de activos ya es el banco central el que fija los tipos a corto y a largo. Al comprar bonos de empresas, ya no es que el banco central fije los tipos de interes. Tambien controla las primas de riesgo de la deuda corporativa. En un banco central como la FED o el BoJ la deuda publica tiene riesgo 0 (al ser la autoridad monetaria y la autoridad fiscal la misma cosa). El caso del BCE es mas complicado al haber una autoridad monetaria y 20 paises distintos y la deuda publica de los paises si tiene prima de riesgo. El siguiente paso ya es comprar acciones directamente y que sea el banco central el que fije las cotizaciones de las empresas y los indices bursatiles.
 
Última edición:

_______

Madmaxista
Desde
16 Abr 2019
Mensajes
7.991
Reputación
13.696
No hace falta subir tipos para controlar una imaginaria inflación desbocada, con reducir la oferta de dinero o condonar deuda (deuda anulada es dinero eliminado) sería suficiente.

De hecho ya se está condonando deuda a países
Cagas chorradas por la Boca sin cesar... Condonar deuda dice hajajajaaj si a paises paco con deuda paca.

Diles a los china que condonen la deuda que tienen de USA O de eapaña. Vaya tonteria cagas por la boca
 

QueVuelve

Himbersor
Desde
14 Jul 2018
Mensajes
635
Reputación
604
En lo de la devaluacion de los locales comerciales llevas razon. Desde hace ya mas de dos decadas los constructores ni se molestan en hacer locales comerciales. El piso bajo se destina a garajes, porque los locales no tienen mercado.

Ademas de todo lo que tocan los cojones los ayuntamientos otro de los problemas es que los propietarios de los locales tienen que pagar todos los gastos de la comunidad de vecinos. Incluida la limpieza de las escaleras y el ascensor. Y un ascensor ahora tiene mucho mas mantenimiento que en los 80. Es posible que haya casos extremos de edificios que se construyeron sin ascensor en los 70, y al instalarlo ahora se les haga a los dueños de los locales pagar el ascensor.

Te animo a que hagas un hilo aparte sobre el tema de los bajos comerciales. Seguramente tendra bastantes respuestas. Este hilo es para guano macroeconomico.
No se donde vives para tener esa regulación pero no es en toda España así. El problema de los locales comerciales es amazon
 
Última edición:

Thuma Dree

Lonchafinista
Desde
24 May 2018
Mensajes
182
Reputación
253
No hace falta subir tipos para controlar una imaginaria inflación desbocada, con reducir la oferta de dinero o condonar deuda (deuda anulada es dinero eliminado) sería suficiente.

De hecho ya se está condonando deuda a países
madre mía, qué nivel meparto:meparto:

como troll, además de malo, te lo podrías currar un poco más, porque esa clase de rebuznos no son ni medio normales

yo también podría imprimir dinero desde mi casa para pagar las deudas y "dinero que desaparece", que el efecto es el mismo

os deberían por lo menos hacer un examen de economía para dummies antes de entrar a debatir en un hilo mínimamente serio

aunque reconozco que si aspiras a ser uno de esos terraplanistas de la economia de la MMT lo puedo entender
 

Harkkonen

Himbersor
Desde
25 Nov 2020
Mensajes
943
Reputación
871
Está claro que no entiendes bien como funciona el sistema monetario y como el banco central crea dinero.

Lo primero que debes entender es que la oferta de dinero aumenta cada vez que el banco central compra un activo en el mercado, que pasa a formar parte del activo de su balance, y lo hace imprimiendo billetes y monedas (menos), extendiendo un cheque en favor del propietario del activo, que este endosa en su cuenta del BC (menos aún) o creando directamente un apunte contable en la cuenta que el vendedor de dicho activo posee en el banco central.

El activo que compra el banco central forma parte de su activo, y la cantidad en la cuenta que el banco comercial tiene en el banco central de su pasivo.

El pasivo recién creado, el apunte contable o el papel moneda, es DINERO NUEVO y supone un incremento NETO de la oferta monetaria.

Por tanto, no es que el banco central reduzca el dinero que "presta" a la banca privada, y por otro lado (también) pueda vender deuda pública (o privada). Es que ambos procesos son uno solo, el mismo.

A ver, repite conmigo COCO.

Comprar activos por parte del banco central ES EQUIVALENTE A aumentar la oferta monetaria

Vender activos por parte del banco central ES EQUIVALENTE A reducir la oferta monetaria.


Seguimos con la lección:

El banco central puede comprar CUALQUIER TIPO DE ACTIVO en el mercado, incluso podría comprar activos inmobiliarios (no lo hace por motivos que no vienen al caso, pero podría perfectamente hacerlo). En tiempos recientes, los bancos centrales están comprando no solo deuda pública sino deuda corporativa para expandir su balance y crear dinero-papel.


Ahora. ¿como afecta la compraventa de activos a los tipos de interés?

Pues, simplemente, cada vez que el banco central compra deuda soberana, disminuye los tipos de interés. Que es por lo que te preguntaba, CÓMO iban a reducir los bancos centrales la oferta monetaria (sin provocar la subida de los tipos de interés).

En el momento en que los bancos centrales compiten con inversores privados en la compra de deuda, los tipos de la deuda DISMINUYEN. Como no puede ser de otro modo, y como hemos visto en los años recientes. La deuda que emite el Tesoro de España, no ha disminuido porque los inversores consideren que España es un país solvente y digno de confianza, sino porque el BCE compite en la compra y permite al emisor colocar la deuda a tipos más bajos.

Y VICEVERSA, obviamente.

Así que cuando, o más bien si, los bancos centrales venden deuda pública (o privada), aumentan los tipos de interés que el emisor de la deuda debe pagar para colocarla.

En fin, que como troll eres bastante lamentable. Espero que al menos tu paso por el hilo haga como ha pasado con otros magufos antes que tu. (Casi) todos han terminado aprendiendo.



La creación de dinero es lo que se define como INFLACIÓN MONETARIA. Su consecuencia son los incrementos de precios de bienes, servicios y activos (bonos, bolsa, inmobilaria).

La creación de dinero, la inflación monetaria, no aumenta los precios (inflación de precios) de forma uniforme, ya que la entrada de dinero al sistema no se produce de forma homogénea.

Esto lo vemos en la formación de burbujas que se vienen produciendo recurrentemente. ¿Recuerdas las gráficas de precios inmobiliarios que enlacé recientemente? Pues esa y otras burbujas, son consecuencia directa de la inyección de dinero del banco central.
Te respondo a lo de la inflación porque me parece que es un concepto que no tienes muy claro.

Con más tiempo te respondo a los mecanismos que tienen los bancos centrales para implementar políticas restrictivas, ya te los enumeré pero tu viniste a hablar de tu libro

Y NO, crear dinero no tiene porqué crear inflación,puede hacerlo pero como se demuestra día a día hay más factores que intervienen en ello

La inflación monetaria, o sea la caída del precio del dinero, como en cualquier otro activo, bien o servicio se produce debido a la relación entre oferta y demanda.

Por lo que esta puede ser provocada, ya sea, por un incremento excesivo de la oferta de dinero o bien por una disminución en la demanda del mismo.

Aquí lo explica Rallo

¿Inflación o deflación?


Uno de los grandes debates sobre las repercusiones futuras de la presente crisis económica actual es el de si vamos hacia un escenario inflacionista o hacia uno deflacionista. A la postre, los bancos centrales han vuelto a sacar su bazuca monetario (uno de mayor tamaño y potencia que el empleado en la crisis de 2008) y, para aquellos que se adhieren a una visión estrictamente cuantitativista de los fenómenos monetarios, más oferta monetaria necesariamente conduce a mayor inflación. Intentemos aportar algo de claridad a este asunto.

Un precio no es más que la ratio a la que se intercambian dos objetos: normalmente, bienes por un lado y moneda por el otro. De ahí que el precio de un bien en términos de moneda pueda encarecerse o porque el bien se revalorice o porque la moneda se desvalorice. En este sentido, los periodos inflacionistas serán etapas o en las que el conjunto de bienes de una economía se volverán mucho más valiosos en relación con la moneda o, alternativamente, periodos en los que la moneda se volverá mucho menos valiosa en relación con el conjunto de bienes; asimismo, los periodos deflacionistas serán etapas en las que el conjunto de bienes de una economía se volverán mucho menos valiosos con relación a la moneda o, alternativamente, periodos en los que la moneda se volverá mucho más valiosa con relación al conjunto de bienes. Atendiendo a lo anterior, ¿cuáles serán las repercusiones sobre los precios de la crisis del Covid-19?

Por el lado de los bienes, y como ya tuvimos ocasión de explicar, el coronavirus supone un brutal 'shock' de oferta que paraliza nuestra economía: el PIB se desploma, no porque no queramos producir y consumir, sino porque no podemos (no estamos autorizados) a producir. En principio, una contracción tan colosal de la oferta de bienes y servicios debería contribuir a su encarecimiento, esto es, a la inflación por el lado real de la economía (menos oferta, precios más altos). Ahora bien, la parálisis de la producción también ha supuesto una fuerte destrucción de rentas (si no produces, no ingresas), de modo que, al menos en un primer momento, el hundimiento de la oferta también ha ido acompañado de un hundimiento de los ingresos personales y, por tanto, de la demanda: menos oferta pero también menos demanda no aumenta necesariamente los precios, sino que puede incluso reducirlos. Además, y por si lo anterior fuera poco, la incertidumbre generada con esta crisis también ha conducido a muchas familias y empresas, cuya actividad no se ha visto suspendida y cuyos ingresos consecuentemente no se han esfumado, a recortar sus gastos (reducir su demanda) para así incrementar su ahorro 'precaucionario'. En otras palabras, la primera ronda de efectos del Covid-19 parece apuntar más a la deflación que a la inflación por el lado del valor de los bienes.

Por el lado de la moneda, el Covid-19 ha provocado una fuga inversora hacia activos líquidos, lo cual ha tenido consecuencias tanto sobre la demanda monetaria como sobre la oferta monetaria. En lo que respecta a la demanda monetaria, muchos más agentes económicos desean mantener más dinero de la más alta calidad dentro de sus saldos de caja (como seguro frente a la incertidumbre): más demanda de (determinados tipos de) moneda implica que el valor de esa moneda se incrementa. En lo que respecta a la oferta monetaria, muchos de los activos que hasta la fecha venían utilizándose para articular la cadena de pagos dentro de nuestras economías (por ejemplo, deuda hipotecaria o deuda corporativa empleada como colateral en operaciones 'repo') han dejado de utilizarse como tales debido al fuerte repunte de sus riesgos subyacentes, de modo que a efectos prácticos la oferta monetaria se ha contraído. Más demanda de moneda y menos oferta de moneda implican un mayor valor para la moneda y, por tanto, menores precios de los bienes que se venden contra ella. En otras palabras, la primera ronda de efectos del Covid-19 también parece apuntar más a la deflación que a la inflación por el lado monetario.


Ahora bien, y aquí es donde debemos ser especialmente cautos, las políticas públicas que se están aplicando desde los gobiernos y desde los bancos centrales podrían alterar críticamente esta tendencia deflacionista.

Por el lado de los bienes, tanto las políticas monetarias como, sobre todo, las políticas fiscales buscan contrarrestar la contracción de ingresos de aquellas personas que han dejado de producir (el caso más claro, sin lugar a dudas, es el cheque de 1.200 dólares que Trump entregará a cada estadounidense). Si, en un momento de congelación de la oferta, el conjunto de rentas de la sociedad se mantuvieran estabilizadas por el Estado y si, además, esas rentas continuaran gastándose al mismo ritmo que antes de la crisis, es obvio que se producirían fuertes tensiones inflacionistas internas (menos oferta y misma demanda) que solo podrían ser contrarrestadas con una fuerte importación de mercancías (comprar fuera lo que no hemos podido producir dentro).

Pero aquí es donde los efectos desde el lado de la moneda pasan a resultar tan relevantes: actualmente, el activo monetario último de nuestras economías son los pasivos estatales (ya sea en forma de moneda 'fiat' o de bonos públicos) y, como ya hemos visto, su valor depende de su oferta y de su demanda. Si la demanda de pasivos estatales se incrementa mucho (y eso es lo que sucede cuando, como hemos mencionado, vivimos una fuga inversora hacia la calidad), el Estado puede aprovechar esa coyuntura para incrementar mucho su oferta (emisión de deuda) sin que esos pasivos estatales se deprecien. Pero démonos cuenta de que la demanda de esos pasivos estatales depende de su calidad, es decir, de la solvencia percibida por los inversores: si los inversores temen que la solvencia de los pasivos estatales se está deteriorando —que el valor presente de los ingresos tributarios futuros del Estado es inferior al valor presente de sus desembolsos futuros—, entonces la demanda por los mismos caerá y su valor se depreciará. Menos demanda y mayor oferta, pérdida de valor de la moneda.

Este es, de hecho, al dilema al que se enfrentan las economías más débiles del planeta: cómo colocar su moneda y sus bonos en los mercados cuando todos los inversores buscan refugiarse en activos más solventes. Pero no perdamos de vista que las economías fuertes también podrían terminar enfrentándose a ese dilema si proceden a hiperendeudarse y, por tanto, terminan minando las bases de la credibilidad de su deuda. En este último caso, además, no solo experimentaríamos inflación desde el lado monetario (caída de la demanda de la moneda de Estados no solventes) sino también desde el lado de los bienes (si la moneda se deprecia en los mercados internacionales, la capacidad de un país para importar se verá seriamente limitada, y, sin importaciones, un aumento del gasto interno combinado con una caída de la producción local provocará un encarecimiento de la limitada oferta nacional).

En definitiva, aunque lo previsible es que economías como la de EEUU o la de la eurozona (si se mantiene unida y no se descompone) experimenten un nuevo periodo deflacionista, no hay que descartar por entero la inflación (incluso una inflación galopante) si la situación financiera de estos Estados se deteriora tanto como para que los inversores internacionales opten por reducir su exposición financiera a sus pasivos. Desde luego, se trata de un escenario poco probable, pero es un escenario a tener presente si nuestros gobiernos se lanzan a emitir ingentes cantidades de deuda pública sin ningún tipo de plan sobre cómo amortizarla en el futuro.
 

Harkkonen

Himbersor
Desde
25 Nov 2020
Mensajes
943
Reputación
871
En definitiva, la afirmación de que aumentar la oferta de dinero siempre crea inflación, ES FALSA
 

Harkkonen

Himbersor
Desde
25 Nov 2020
Mensajes
943
Reputación
871
Aclarando otros dos temas básicos;

1) El 95% del dinero en circulación lo crea la banca comercial abriendo depósitos


2)Las reservas bancarias no pueden crear inflación. Ni aunque hubiese un trillón al mes en vez de 80.000 millones. Las reservas no se pueden prestar a los clientes ni usar para comprar bienes y servicios.

" Hace falta que haya creación de depósitos para haber inflación."

Y éstos son independientes de la cantidad de reservas que haya en cualquier momento dado.

Es por ello que el BCE es incapaz de crear inflación, el BCE no tiene control sobre la cantidad préstamos que dan los bancos, y si éstos no dan préstamos, no hay nuevos depósitos, independientemente de las nuevas reservas que meta el BCE.
 

Harkkonen

Himbersor
Desde
25 Nov 2020
Mensajes
943
Reputación
871
Porque al final el dinero, sea oro, fiat, bitcoin o cigarrillos en la cárcel no es más que un acuerdo social para facilitar las transacciones, una promesa hecha por consenso, y que solo se hace efectiva cuando el dinero cambia de manos.
 
Última edición:

ESC

Madmaxista
Desde
12 Jun 2017
Mensajes
7.674
Reputación
11.770
Uno de los grandes debates sobre las repercusiones futuras de la presente crisis económica actual es el de si vamos hacia un escenario inflacionista o hacia uno deflacionista.
Bajo la vigente ilusión monetaria propiciada por el fiat, inflación y deflación no tienen por qué estar reñidas. Puede suceder inflación en unos bienes y deflación en otros.

Sobre todo en el mundo actual en el cual consideramos bienes a acciones de empresas o derivados financieros. El mundo se ha vuelto loco de remate.



A la postre, los bancos centrales han vuelto a sacar su bazuca monetario (uno de mayor tamaño y potencia que el empleado en la crisis de 2008) y, para aquellos que se adhieren a una visión estrictamente cuantitativista de los fenómenos monetarios, más oferta monetaria necesariamente conduce a mayor inflación. Intentemos aportar algo de claridad a este asunto.

Un precio no es más que la ratio a la que se intercambian dos objetos: normalmente, bienes por un lado y moneda por el otro. De ahí que el precio de un bien en términos de moneda pueda encarecerse o porque el bien se revalorice o porque la moneda se desvalorice. En este sentido, los periodos inflacionistas serán etapas o en las que el conjunto de bienes de una economía se volverán mucho más valiosos en relación con la moneda o, alternativamente, periodos en los que la moneda se volverá mucho menos valiosa en relación con el conjunto de bienes; asimismo, los periodos deflacionistas serán etapas en las que el conjunto de bienes de una economía se volverán mucho menos valiosos con relación a la moneda o, alternativamente, periodos en los que la moneda se volverá mucho más valiosa con relación al conjunto de bienes. Atendiendo a lo anterior, ¿cuáles serán las repercusiones sobre los precios de la crisis del Covid-19?

Por el lado de los bienes, y como ya tuvimos ocasión de explicar, el coronavirus supone un brutal 'shock' de oferta que paraliza nuestra economía: el PIB se desploma, no porque no queramos producir y consumir, sino porque no podemos (no estamos autorizados) a producir. En principio, una contracción tan colosal de la oferta de bienes y servicios debería contribuir a su encarecimiento, esto es, a la inflación por el lado real de la economía (menos oferta, precios más altos). Ahora bien, la parálisis de la producción también ha supuesto una fuerte destrucción de rentas (si no produces, no ingresas), de modo que, al menos en un primer momento, el hundimiento de la oferta también ha ido acompañado de un hundimiento de los ingresos personales y, por tanto, de la demanda: menos oferta pero también menos demanda no aumenta necesariamente los precios, sino que puede incluso reducirlos. Además, y por si lo anterior fuera poco, la incertidumbre generada con esta crisis también ha conducido a muchas familias y empresas, cuya actividad no se ha visto suspendida y cuyos ingresos consecuentemente no se han esfumado, a recortar sus gastos (reducir su demanda) para así incrementar su ahorro 'precaucionario'. En otras palabras, la primera ronda de efectos del Covid-19 parece apuntar más a la deflación que a la inflación por el lado del valor de los bienes.

Por el lado de la moneda, el Covid-19 ha provocado una fuga inversora hacia activos líquidos...
Entre el fiat, la bolsa y los mercados financieros, la deuda, los depósitos a plazos y un largo etcétera, más que hablar de activos líquidos podríamos empezar a hablar de activos gaseosos. Se me antoja más oportuno.


... lo cual ha tenido consecuencias tanto sobre la demanda monetaria como sobre la oferta monetaria. En lo que respecta a la demanda monetaria, muchos más agentes económicos desean mantener más dinero de la más alta calidad dentro de sus saldos de caja (como seguro frente a la incertidumbre): ...
Con qué ligereza habla usted de "dinero de la más alta calidad" sin referirse al oro o la plata.

"Dinero de la más alta calidad"... suena increíble, la verdad.

... más demanda de (determinados tipos de) moneda implica que el valor de esa moneda se incrementa. En lo que respecta a la oferta monetaria, muchos de los activos que hasta la fecha venían utilizándose para articular la cadena de pagos dentro de nuestras economías (por ejemplo, deuda hipotecaria o deuda corporativa empleada como colateral en operaciones 'repo') han dejado de utilizarse como tales debido al fuerte repunte de sus riesgos subyacentes, de modo que a efectos prácticos la oferta monetaria se ha contraído. Más demanda de moneda y menos oferta de moneda implican un mayor valor para la moneda y, por tanto, menores precios de los bienes que se venden contra ella. En otras palabras, la primera ronda de efectos del Covid-19 también parece apuntar más a la deflación que a la inflación por el lado monetario.


Ahora bien, y aquí es donde debemos ser especialmente cautos...
Ah, pero que en lo anteriormente expuesto usted no pide cautela.

Es decir, ¿no debemos ser especialmente cautos con los riesgos subyacentes de la deuda hipotecaria o deuda corporativa como forma de articular la cadena de pagos en esta, nuestra economía?.

¿No debería de ser especialmente cauto cuando al leerle y reflexionar sobre el hecho de que la moneda no se encuentre referenciada sobre un bien tangible resulte imposible que aquí nadie se entere de nada?.


Ahora bien, y aquí es donde debemos ser especialmente cautos, las políticas públicas que se están aplicando desde los gobiernos y desde los bancos centrales podrían alterar críticamente esta tendencia deflacionista.
Inflación y deflación pueden neutralizarse mientras se siga regando de dinero el sistema y se mantengan políticas socialistas.

Dinero fiat, banca global y socialismo.


Por el lado de los bienes, tanto las políticas monetarias como, sobre todo, las políticas fiscales buscan contrarrestar la contracción de ingresos de aquellas personas que han dejado de producir (el caso más claro, sin lugar a dudas, es el cheque de 1.200 dólares que Trump entregará a cada estadounidense). Si, en un momento de congelación de la oferta, el conjunto de rentas de la sociedad se mantuvieran estabilizadas por el Estado y si, además, esas rentas continuaran gastándose al mismo ritmo que antes de la crisis, es obvio que se producirían fuertes tensiones inflacionistas internas (menos oferta y misma demanda) que solo podrían ser contrarrestadas con una fuerte importación de mercancías (comprar fuera lo que no hemos podido producir dentro).

Pero aquí es donde los efectos desde el lado de la moneda pasan a resultar tan relevantes: actualmente, el activo monetario último de nuestras economías son los pasivos estatales (ya sea en forma de moneda 'fiat' o de bonos públicos) y, como ya hemos visto, su valor depende de su oferta y de su demanda. Si la demanda de pasivos estatales se incrementa mucho (y eso es lo que sucede cuando, como hemos mencionado, vivimos una fuga inversora hacia la calidad), el Estado puede aprovechar esa coyuntura para incrementar mucho su oferta (emisión de deuda) sin que esos pasivos estatales se deprecien. Pero démonos cuenta de que la demanda de esos pasivos estatales depende de su calidad, es decir, de la solvencia percibida por los inversores: si los inversores temen que la solvencia de los pasivos estatales se está deteriorando —que el valor presente de los ingresos tributarios futuros del Estado es inferior al valor presente de sus desembolsos futuros—, entonces la demanda por los mismos caerá y su valor se depreciará. Menos demanda y mayor oferta, pérdida de valor de la moneda.

Este es, de hecho, al dilema al que se enfrentan las economías más débiles del planeta: cómo colocar su moneda y sus bonos en los mercados cuando todos los inversores buscan refugiarse en activos más solventes. Pero no perdamos de vista que las economías fuertes también podrían terminar enfrentándose a ese dilema si proceden a hiperendeudarse y, por tanto, terminan minando las bases de la credibilidad de su deuda. En este último caso, además, no solo experimentaríamos inflación desde el lado monetario (caída de la demanda de la moneda de Estados no solventes) sino también desde el lado de los bienes (si la moneda se deprecia en los mercados internacionales, la capacidad de un país para importar se verá seriamente limitada, y, sin importaciones, un aumento del gasto interno combinado con una caída de la producción local provocará un encarecimiento de la limitada oferta nacional).

En definitiva, aunque lo previsible es que economías como la de EEUU o la de la eurozona (si se mantiene unida y no se descompone) experimenten un nuevo periodo deflacionista, no hay que descartar por entero la inflación (incluso una inflación galopante) si la situación financiera de estos Estados se deteriora tanto como para que los inversores internacionales opten por reducir su exposición financiera a sus pasivos. Desde luego, se trata de un escenario poco probable, pero es un escenario a tener presente si nuestros gobiernos se lanzan a emitir ingentes cantidades de deuda pública sin ningún tipo de plan sobre cómo amortizarla en el futuro.
De contemplar el escenario en el cual China ata su moneda digital al oro ni hablar, por lo que veo, en cuyo caso tendré que buscar el dinero de calidad.

Dinero de calidad y barato, necesito que me de el aire.
 

ESC

Madmaxista
Desde
12 Jun 2017
Mensajes
7.674
Reputación
11.770
2)Las reservas bancarias no pueden crear inflación. Ni aunque hubiese un trillón al mes en vez de 80.000 millones. Las reservas no se pueden prestar a los clientes ni usar para comprar bienes y servicios.

" Hace falta que haya creación de depósitos para haber inflación."

Y éstos son independientes de la cantidad de reservas que haya en cualquier momento dado.

Es por ello que el BCE es incapaz de crear inflación, el BCE no tiene control sobre la cantidad préstamos que dan los bancos, y si éstos no dan préstamos, no hay nuevos depósitos, independientemente de las nuevas reservas que meta el BCE.
Usted trabaja en un banco, ¿verdad?.

Porque al final el dinero, sea oro, fiat, bitcoin o cigarrillos en la cárcel no es más que un acuerdo social para facilitar las transacciones, una promesa hecha por consenso, y que solo se hace efectiva cuando el dinero cambia de manos.
Un acuerdo social, acuerdo crear un estado, acuerdo que este reconozca a su banco central como la máxima autoridad en materia monetaria, acuerdo que ambas instituciones le otorguen a la banca privada la exclusividad de depositar dinero, acuerdo que este dinero sea fiat, humo.

Pues muy bien, hombre.

Esto de hacer acuerdos sociales no debe ser lo mío.
 
  • Zanx
Reacciones: Qui