El mercado laboral no existe para los jóvenes como yo

Apretrujillos

Madmaxista
Desde
11 Dic 2006
Mensajes
5.705
Reputación
4.947
¿Y tú para qué sirves? | Edición impresa | EL PAÍS

Juan Carlos Rodríguez Ibarra
27 MAY 2009

Qué hay de lo mío?", es la pregunta que formulan muchos jóvenes universitarios cuando provistos de un certificado, llamado título, expendido por cualquiera de nuestras universidades, se asoman al mercado laboral. La respuesta podría ser a la gallega: "¿Y lo tuyo qué es? ¿Tú qué sabes hacer? ¿Tú para qué sirves?
Ese certificado que llevas en el bolsillo acredita que tienes un nivel de información sobre una serie de materias que has cursado, con más o menos éxito, en la facultad o escuela en la que te matriculaste hace cinco o tres años, o para ser más exacto, hace siete o cuatro años...", ya que un porcentaje elevadísimo de universitarios no termina sus estudios en el plazo estipulado por la universidad oferente de dicha titulación.

En la educación es donde veremos la mayor revolución en los menores plazos

Leí no hace mucho tiempo un estudio que describía el posible alargamiento del dedo pulgar de la mano de los niños que nacieron a finales del siglo XX. Decía el estudio que ese dedo pulgar, cuando pasen varias generaciones, será un dedo superior en tamaño al resto de los dedos de la mano, como consecuencia de la reiteración y velocidad que demuestran nuestros hijos en el manejo de las maquinitas, el Internet, la Wii, la Nintendo, mensajes SMS, etcétera. Darwin no toleraría esa teoría pero, pulgares al margen, de lo que no hay duda es de que con mucha más celeridad está cambiando el cerebro de nuestros niños y adolescentes y, en consecuencia, su forma de enfrentarse a la nueva sociedad que, aceleradamente, se está creando en estos momentos a la vista de todos.

Escribí hace unos meses, en estas mismas páginas, que si resucitáramos a un profesor del siglo XIX, éste reconocería fácilmente un aula de cualquiera de nuestros centros escolares y podría incorporarse a su labor docente, pero seguramente no esperaría la siguiente pregunta de sus alumnos: "¿Por qué cree señor profesor, que usted sabe más que Google, por ejemplo? Todo lo que nos ha contado a lo largo del curso lo hemos encontrado en cualquier buscador por Internet, que además dice muchísimas más cosas de las que usted nos ha explicado". Ese profesor encontraría la misma escuela, pero la sociedad que alberga esa escuela es radicalmente diferente de la que él abandonó en el siglo XIX y muy diferente de la del siglo XX.

Esa nueva realidad, combinación de lo físico y de lo virtual, está generando una nueva forma de entender, de comprender, de aprender, de enfrentarse al mundo por parte de nuestros hijos y por parte de nuestros alumnos, que es necesario que los educadores, a todos los niveles, la descubramos y explotemos al máximo posible. Zapatero acaba de anunciar una medida, un ordenador para cada alumno, que nos sitúa en un reto interesantísimo y que nos abre el camino a un mundo nuevo. Desgraciadamente, cadavez que defiendo esta tesis -y lo he hecho a lo largo de los últimos 10 años- muchos se fijan en el cacharro, en el aparato, en el ordenador, al estilo de lo que ocurría cuando se inventó la televisión. Cuando hablo del ordenador para cada alumno, no estoy hablando del aparato, ni del cacharro, sino del significado que esa tecnología nueva está suponiendo en la forma de actuar de nuestros alumnos y de nuestros jóvenes. Cuando se inventa la máquina de vapor, en el siglo XIX, y comienza el desarrollo de la sociedad industrial, la gente no se ensimismó con la máquina, no se hablaba de la máquina, de los componentes de la máquina, de cómo funcionaban las bielas, los pistones... Por eso, no llego a comprender por qué, ante la aparición de otra nueva tecnología, en este caso la virtual, la digital, la gente se queda pensando y mirando al ordenador, que no deja de ser un cacharro más, sin necesidad de que se esté todo el día analizando su conveniencia.

Escuché un día a un joven estudiante decir: "A mí lo que de verdad me apasiona es la astrología pero como ustedes dicen que la mejor salida es la medicina pues renuncio a mi pasión y la cambio por la salida profesional, aunque yo me mareo cuando veo sangre". Es decir, ese chico podrá ser un excelente licenciado en medicina, pero no será un apasionado de la medicina. Podrá aportar sus conocimientos, pero no podrá aportar pasión, ni motivación, ni una actitud hacia algo que no es lo suyo; no digo nada del 25% que se ve obligado a estudiar la segunda o tercera opción, porque su expediente y nota de selectividad no le alcanza para estudiar la primera. En una sociedad como la que está surgiendo, sin pasión, sin actitud, sin convicción, es bastante difícil hacer algo que nos permita un desarrollo superior.

La educación, sin duda, es donde veremos la mayor revolución en los menores plazos. Nuestros alumnos dispondrán de conexión a Internet en todas las aulas; así es, desde hace años, en Extremadura, por ejemplo. Algunos profesores tienen aversión a Internet, no por dificultades de manejo, sino porque Internet transmite más información que ellos. Si la autoridad docente se basa en la información y una máquina acumula más información, se pierde el respeto en beneficio de la máquina. Lo que no sabe Internet es generar conocimiento a partir de esa información. Ésa es la función del educador, enseñar a transformar la información en conocimiento, enseñar a pescar a los alumnos en el océano de Internet. La inmensa mayoría de los universitarios termina sus estudios con una actitud incomprensible, desde el punto de vista de la nueva sociedad. No se puede salir de la Universidad exigiendo con el siguiente discurso: "Ya me he licenciado, ¿cómo me va a resolver la sociedad mi problema de vida? Como tengo un papel que me habilita como profesional, yo exijo que me den un trabajo en esa área, a poder ser cerca de mi casa y con estabilidad total".

El conocimiento que concede una titulación no es garantía de innovación, que es lo que se necesita en la nueva sociedad y la condición indispensable para salir de la crisis actual. El conocimiento es estándar, se da por supuesto; un universitario sale de su facultad y se sabe que atesoró conocimiento, pero la primera condición para innovar es la actitud, la motivación, la pasión y, difícilmente, se puede tener una actitud innovadora, motivada, por algo que apasiona, si la primera opción que se elige no es la que se quiere, sino la que interesa profesionalmente. ¿Qué motivación, qué actitud, qué pasión se va a tener cuando se decide estudiar algo, porque era lo que estaba a su alcance, según el baremo alcanzado en años de aprendizaje escolar? Cuando un joven licenciado pregunta, con su título, "¿qué hay de lo mío?", la respuesta que se impone es "¿y qué es lo tuyo?".

Sería obligatorio que el sistema educativo encontrara el procedimiento para descubrir la actitud, la motivación, la pasión de todos aquellos alumnos que pasan por nuestras aulas y sería necesario que a la Universidad llegaran aquellos que están deseando desarrollar científicamente la actitud, la motivación, la pasión que le descubrieron y potenciaron en la escuela. Eso no será posible mientras se estudie lo que no motiva, pero garantiza salida al mercado laboral o mientras se estudie la tercera opción, porque la segunda o la primera no casaba con el baremo.

Ésa sería la mejor contribución que el uso del ordenador podría hacer al desenlace de esta crisis y a la superación de las frustraciones personales y profesionales que se producen en nuestro sistema educativo.

Juan Carlos Rodríguez Ibarra ha sido presidente de la Junta de Extremadura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de mayo de 2009
Cachondo viniendo de un castuzo premium...
 

Svl

Madmaxista
Desde
8 Oct 2011
Mensajes
1.622
Reputación
3.867
El inglés es fundamental y decisivo en muchas industrias. Debes dominarlo. No hace falta que tengas un buen acento pero si debes entender y hablar con fluidez y dominar la jerga de tu sector.
El inglés es necesario hasta cierto punto y según que sectores. Por saber inglés no te contratan automáticamente. Lo importante es lo que sepas hacer de verdad.

Un chico de Ing. De organización recién salido con un C1 en inglés no le sirve de nada a la empresa.

Si consigue entrar en el marcado laboral y cuando lleve varios años de experiencia en sistemas just in time, Lean manufacturing, etc. Entonces si será valioso para la sociedad.

Y si no consigue subirse al tren esos años se convierte en un cadáver laboral.

Sigues sin responder a los mensajes que te puse antes.
 
Última edición:

Alucarda

Himbersor
Desde
15 Feb 2020
Mensajes
890
Reputación
2.305
Primero fueron los estibadores pero como no era estibador no me importaba
Luego la renfe pero como no era de la renfe no me importaba
Luego limpieza viaria pero como no era barrandero no me importaba
Luego correos pero como no era cartero no me importaba
Luego era el empleo en la función pública interino, pero como no estaba apuntado a ninguna bolsa pública de empleo no me importaba
Luego era cualquier empresa privada donde el primer apartado a rellenar es si conozco a alguien en la empresa y cuál es el parentesco, pero como no conozco a nadie no me importaba.

Ahora trabajo en glovo, llevando bultos en una bici.
GILIPOLLAS. CITAS TODO PARÁSITOS ESTATALES MAFIAS DE FAMILIARES Y GRAN CANTIDAD DE HIJOS DE PUTA ENCHUFADOS

Te pudras ya mismo
 

Harry Flashman

Madmaxista
Desde
7 May 2010
Mensajes
299
Reputación
644
El inglés es necesario hasta cierto punto y según que sectores. Por saber inglés no te contratan automáticamente. Lo importante es lo que sepas hacer de verdad.

Un chico de Ing. De organización recién salido con un C1 en inglés no le sirve de nada a la empresa.

Si consigue entrar en el marcado laboral y cuando lleve varios años de experiencia en sistemas just in time, Lean manufacturing, etc. Entonces si será valioso para la sociedad.

Y si no consigue subirse al tren esos años se convierte en un cadáver laboral.

Sigues sin responder a los mensajes que te puse antes.
Correcto, pero la diferencia la puede hacer tu dominio del inglés. Tienes que ser competente, tener buena actitud y hablar bien inglés. Si cumpkes estas 3 cosas es muy dificil que te vaya mal.
 

Janus

Madmaxista
Desde
18 Ago 2011
Mensajes
30.208
Reputación
45.737
El inglés es necesario hasta cierto punto y según que sectores. Por saber inglés no te contratan automáticamente. Lo importante es lo que sepas hacer de verdad.

Un chico de Ing. De organización recién salido con un C1 en inglés no le sirve de nada a la empresa.

Si consigue entrar en el marcado laboral y cuando lleve varios años de experiencia en sistemas just in time, Lean manufacturing, etc. Entonces si será valioso para la sociedad.

Y si no consigue subirse al tren esos años se convierte en un cadáver laboral.

Sigues sin responder a los mensajes que te puse antes.
El inglés es fundamental para poder emigrar.
 

pepeleches

Madmaxista
Desde
20 Abr 2007
Mensajes
23.608
Reputación
38.878
Todo muy bonito, pero entonces los jóvenes dónde consiguen esa primera experiencia para llegar a ser senior?

O acaso tú has nacido aprendido?

Lo que dices es una chorrada, un mercado laboral sano debería dar oportunidad a los jóvenes para formarse así como a los experimentados el poder crecer profesionalmente.

Aquí sobra gente para lo que se produce, por eso podéis permitiros pedir jesucristos por salario de becario.

Con este comentario estás justificando en el fondo el nepotismo y el feudalismo laboral. A los jóvenes sin padrino en algún sector ni agua,los que lo tengan se les forma y adelante.
Dices algo que es importante: un mercado laboral sano. Que significa un mercado en donde se crucen los intereses de unos y otros.

Y no, no justifico nada, qué manía. Definir o estudiar la realidad no es justificar nada. Y ese es el gran problema: defender todo desde la ideología de cómo deberían ser las cosas, en vez de estudiar como son

Por supuesto que los jóvenes deberían tener oportunidades, es algo que me da una rabia infinita. Pero si ese 'deberían tener oportunidades' lo transformas en una especie de obligación de las empresas, te darás contra una pared. Las empresas no contratan jóvenes por algo tan sencillo como que no les es rentable. Sus decisiones se basan en la lógica y en la rentabilidad simplemente. Ni pretenden hacer favores al mundo ni pretenden aleccionar.

Desde hace tiempo se ha definido la dignidad laboral de los jóvenes como la necesidad de cobrar un 'salario justo'. Y se han regulado hasta la saciedad los tipos de contratos, mínimos, estupideces varias, que cada vez desincentivan más la contratación.

Y es que es fácil de entender; la gente no cobra según su edad, sino según su productividad. Luego, por supuesto, hay un componente de antigüedad por el que seguramente quien lleve un tiempo en la empresa cobrará más, pero no por que esté escrito (afortunadamente...) en ningún sitio, sino más bien por el hecho de que cuando cambias de empresa generalmente tienes que empezar desde abajo.

La productividad de una persona que nunca ha trabajado es bajísima. Mientras no hay libertad para poder pagar en función a esa productividad, los empresarios preferirán gente con más galones aunque cuesten más, porque la diferencia de productividad es enorme.

Lo que los jóvenes no se dan cuenta es que sería completamente deseable que nada más terminar sus estudios tuvieran tropecientas opciones de trabajo donde les explotasen asquerosamente por cuatro euros. Porque sería la fórmula de poder empezar una carrera laboral e ir creciendo en conocimiento y valía.

El problema es que eso ya ni existe. En base a 'dignificar' el trabajo de los jóvenes han puesto las suficientes trabas como para que exista esa oportunidad.

Yo pertenezo a una generación anterior, pero aún así todos los que me rodean (familia y amigos...) cuando eran jóvenes tuvieron que tragar porquería, y pasar por trabajos muy mal pagados. Y poco a poco iban mejorando sus condiciones.

Si sumas la falta de oportunidades a la asquerosa dualidad del mercado de trabajo gracias a las indemnizaciones, que hace que los jóvenes sean siempre los primeros en desfilar cuando hay problemas, ahí tienes la clave de lo que pasa en España.

Pero sin embargo, cuando veas jóvenes protestando, fíjate en lo que piden. Y es...justamente lo que les perjudica. QUe el estado regule los sueldos, mayor SMI, mayor indemnización por despido.
 

Endut Hoch Hech!

Madmaxista
Desde
16 Abr 2012
Mensajes
29.631
Reputación
35.083
Lugar
Directed by Robert B. Weide
Dices algo que es importante: un mercado laboral sano. Que significa un mercado en donde se crucen los intereses de unos y otros.

Y no, no justifico nada, qué manía. Definir o estudiar la realidad no es justificar nada. Y ese es el gran problema: defender todo desde la ideología de cómo deberían ser las cosas, en vez de estudiar como son

Por supuesto que los jóvenes deberían tener oportunidades, es algo que me da una rabia infinita. Pero si ese 'deberían tener oportunidades' lo transformas en una especie de obligación de las empresas, te darás contra una pared. Las empresas no contratan jóvenes por algo tan sencillo como que no les es rentable. Sus decisiones se basan en la lógica y en la rentabilidad simplemente. Ni pretenden hacer favores al mundo ni pretenden aleccionar.

Desde hace tiempo se ha definido la dignidad laboral de los jóvenes como la necesidad de cobrar un 'salario justo'. Y se han regulado hasta la saciedad los tipos de contratos, mínimos, estupideces varias, que cada vez desincentivan más la contratación.

Y es que es fácil de entender; la gente no cobra según su edad, sino según su productividad. Luego, por supuesto, hay un componente de antigüedad por el que seguramente quien lleve un tiempo en la empresa cobrará más, pero no por que esté escrito (afortunadamente...) en ningún sitio, sino más bien por el hecho de que cuando cambias de empresa generalmente tienes que empezar desde abajo.

La productividad de una persona que nunca ha trabajado es bajísima. Mientras no hay libertad para poder pagar en función a esa productividad, los empresarios preferirán gente con más galones aunque cuesten más, porque la diferencia de productividad es enorme.

Lo que los jóvenes no se dan cuenta es que sería completamente deseable que nada más terminar sus estudios tuvieran tropecientas opciones de trabajo donde les explotasen asquerosamente por cuatro euros. Porque sería la fórmula de poder empezar una carrera laboral e ir creciendo en conocimiento y valía.

El problema es que eso ya ni existe. En base a 'dignificar' el trabajo de los jóvenes han puesto las suficientes trabas como para que exista esa oportunidad.

Yo pertenezo a una generación anterior, pero aún así todos los que me rodean (familia y amigos...) cuando eran jóvenes tuvieron que tragar porquería, y pasar por trabajos muy mal pagados. Y poco a poco iban mejorando sus condiciones.

Si sumas la falta de oportunidades a la asquerosa dualidad del mercado de trabajo gracias a las indemnizaciones, que hace que los jóvenes sean siempre los primeros en desfilar cuando hay problemas, ahí tienes la clave de lo que pasa en España.

Pero sin embargo, cuando veas jóvenes protestando, fíjate en lo que piden. Y es...justamente lo que les perjudica. QUe el estado regule los sueldos, mayor SMI, mayor indemnización por despido.
el puto marxismo ha contaminado la cabeza de muchos jovenes

no se puede esperar otra cosa... que pidan gilipolleces de prohibiciones, regulaciones, etc...

eso si oportunidades pocas hay y tampoco voy a negar que hay mucho jeta empresario (y no me refiero a empezar abajo y blablabla) si no jetas nivel fuera de las graficas
 

Vulcan86

Madmaxista
Desde
27 Jun 2012
Mensajes
15.687
Reputación
19.521
Es una bellísima persona que trata a sus trabajadores como lo que són, trabajadores a los que paga religiosamente lo acordado y facilita todo para que se queden con el. El problema es que ningún “joven” sin futuro quiere labrarse uno en un trabajo duro y en condiciones especiales.
Ya ya ,y el que va a decir
 

Guillotin

Madmaxista
Desde
30 Ago 2008
Mensajes
13.309
Reputación
19.170
Ya lo vienen diciendo los neoliberales españoles (que son falso liberales que viven de chupar del Estado) desde siempre.
Hay que bajar los salarios, si queremos ser competitivos en los mercados debemos eliminar la losa de los altos salarios que exigen nuestros jóvenes.
En una sociedad con libertad sana y emprendedora, eliminar salarios es muy necesario.
1615114747213.png
1615114765157.png

1615114802209.png
1615114862955.png
 

pepeleches

Madmaxista
Desde
20 Abr 2007
Mensajes
23.608
Reputación
38.878
Ya lo vienen diciendo los neoliberales españoles (que son falso liberales que viven de chupar del Estado) desde siempre.
Hay que bajar los salarios, si queremos ser competitivos en los mercados debemos eliminar la losa de los altos salarios que exigen nuestros jóvenes.
En una sociedad con libertad sana y emprendedora, eliminar salarios es muy necesario.
Estupendo mensaje 100% ideológico

No verás nunca a un liberal hablar de bajar salarios. De hecho precisamente los liberales quieren (queremos...) mucha más libertad económica y de contratación porque precisamente en los países donde más libertad hay es donde son los sueldos más altos. ¿Por qué se olvida siempre esto? Coño, que la ideología está muy bien, pero los datos son los datos. Busca los países con más indemnización con despido y te encontrarás que la mayor parte son africanos, Venezuela, Ecuador, Argentina.

La gente cree que el funcionamiento es justo al revés. Oh, los países donde viven mejor los trabajadores es donde el mercado está más regulado. Pues no, justamente al revés. Pero la mentira cuela, nadie es capaz de dedicarle 15 minutos de su vida a comprobar realidades, por lo que resulta que toda su vida se va a mover en unos conceptos dogmáticos que jamás se ha molestado en comprobar.

Los altos salarios no son una losa, son una consecuencia. De que hay competitividad, de que hay poco paro, de que hay productividad. Nunca de que hay una imposición por parte de alguien que no tiene ni idea lo que es una empresa, que intenta crear una realidad paralela según imagina cómo deberían ser las cosas.

Tal y como están las leyes, para la mayor parte de las empresas, especialmente pymes, un joven es una lacra, una inversión demasiado arriesgada. Que alguien me diga quién gana si la empresa no contrata a los jóvenes porque les resulta caros para lo que pueden ofrecer y los jóvenes están en casa desesperados. Que sí, que esa dignidad y ese brindis al sol son muy bonitos. Pero nadie le pone el puñetero cascabel al gato.

La mayoría de los jóvenes cuando empiezan a dejar de serlo (pongamos al llegar a los 30...) y ver que siguen sin tener ninguna opción de trabajo darían un brazo por haber tenido oportunidades nada más salir de la carrera, aunque fueran en condiciones de 'explotación'. Que uno o dos años más tarde hubieran podido mejorar en su trabajo o cambiar en otro. Que a los 27 tuvieran ya un valor en el mercado y pudieran empezar a exigir, y estar asentados con 30 por saber bien de qué va la vida.

Sin embargo nos encontramos que a esos 30 años, desde que terminaron la carrera solo tienen prácticas absurdas, huecos por todos los lados, trabajos temporales y precarios que no tienen nada que ver con su formación, y a los 30 siguen siendo casi igual de improductivos que el día que se licenciaron.

Ni mentar los que no estudiaron, que ven pasar los años sin adquirir un oficio real, a salto de mata entre contratos temporales de esos que no incitan a ningún empresario a contratar.

La vida es chunga, ingresar en el mercado laboral no es precisamente la cosa más fácil del mundo. Con estas leyes cavernícolas lo que han conseguido es que los jóvenes no tengan ni media puerta abierta, cuando lo deseable es que tuvieran un montón de opciones, aunque las opciones no fueran muy ilusionantes. Pero con esa facilidad para acceder al mercado, para formarse trabajando, conforme ganasen experiencia su valor se iría incrementando.

Ahora es al revés, ves gente de 35 años que apenas han trabajado cuatro ratos. Y no me refiero en absoluto a ninis, sino gente que ya está desesperada porque no consigue enganchar en ningún sitio y ya ha dejado de ser joven.

Así que por favor, definamos dignidad no desde la ideología, sino desde la realidad. Y la realidad es que haber transformado el mercado laboral en un erial donde los menores de 30 años no tienen oportunidad alguna es un fracaso absoluto sin paliativos.

Eran otros tiempos, y los de mi generación nos comimos esa mierda, casi sin excepciones. Pero gracias a ello la mayor parte tuvimos oportunidad de terminar teniendo algún futuro. Con contratos asquerosos, o sin contrato (eran ciertamente otros tiempos). Pero benditos trabajos de mierda que hacían que tuvieras oportunidades de hacer algo con tu vida.
 
  Es duro pedir pero más duro es robar
Por favor, permite que se muestren anuncios en burbuja.info y contribuirás a su supervivencia.