El JUDÍO es el ENEMIGO genético de toda la HUMANIDAD

Procyon

Madmaxista
Desde
22 Nov 2012
Mensajes
1.923
Zanx
2.169
Ubicación
Adiós
En mi opinión, es un tremendo error juzgar por igual a todas los tipos de judíos. Yo detesto a los sionistas, pero éstos no son todos los judíos, por ejemplo.
Esto es como cuando por ser español en Europa o América te asocian injustamente a "vagos" y a la "siesta". Que paguen justos por pecadores, o que hagan la revolución y cambien su imagen exterior desde dentro.
 

JohnDoe

Madmaxista
Desde
11 Ene 2012
Mensajes
1.690
Zanx
2.832
Reportado.

Espero que calopez entienda que incluso el antisemitismo en su foro puede tener un límite.
 

dayan

Madmaxista
Desde
16 Sep 2008
Mensajes
7.432
Zanx
11.239
Ubicación
Dimona-Neguev desert
El JUDÍO es el ENEMIGO genético de toda la HUMANIDAD


Como un Vampiro, el Judío no puede sobrevivir sin beber sangre.

Andrew Anglin.- Ayer expliqué brevemente la esencia de la raza y el evidente proceso evolutivo que tiene lugar en los diferentes ecosistemas, y que esto causaba no sólo visibles diferencias físicas entre nosotros, sino, mucho más importante, el desarrollo de una psicología diversa que da lugar a diferentes impulsos, deseos y sistemas de valores.

Ahora me gustaría fijarme en el Judío específicamente. Al igual que el Negro es un feroz guerrero, dado el hábitat salvaje que es África, el Amarillo es un trabajador diligente, partiendo de una Sociedad rural y altamente organizada, y el Blanco es un creador contemplativo, habiéndose desarrollado dentro de un hábitat frío que exigía una capacidad innovadora para la supervivencia, el Judío es un parásito chupasangre. Aun sin entender del todo sus orígenes, a lo largo y ancho de la historia conocida, sabemos que se han introducido en pueblos ajenos y que han explotado a sus huéspedes para el beneficio de su tribu.

El Judío no es la única raza que se ha desarrollado como parásito. El Gitano, probablemente el primo genético del judío, ha venido actuando de la misma manera. En el sureste asiático existe una raza de “gitanos de mar” llamados Bajau, quienes aparentemente se dedicaban a la pesca para ganarse la vida. Ahora, sin embargo, tan sólo saben mendigar por las calles. De todos modos, mendigar y estafar por la calle no son los métodos del Judío, que posee una inteligencia mucho más retorcida y superior a la del Gitano. El Judío, para explotar las gentes con las que habita, aspira a infiltrarse y a subvertir la sociedad en su totalidad, tomando posición dentro de todas las ramas del orden social, desde las finanzas, pasando por los negocios, hasta la creación de cultura. De este modo no sólo chupa la sangre de la población huésped, sino que la moldea de acuerdo a los estándares que él considera cómodos para sí mismo.

Es importante que indique las razones por las que creo que la Cuestión Judía debe ser observada en términos biológicos, genéticos. No creo que el Judío sea consciente y comprenda el porqué de sus acciones. La mayoría de los judíos probablemente ni siquiera entienden lo que están haciendo, y los judíos intelectuales, que comprenden su determinación en la subversión y explotación de las sociedades gentiles, muy seguramente no sean conscientes del porqué. Kevin MacDonald, profesor de psicología en la Universidad del Estado de California en Long Beach, ha explicado el comportamiento explotador del Judío como una estrategia evolutiva, y, por consiguiente, nos encontraríamos frente a un impulso biológico interno; como no están adaptados para el trabajo o la creación, explotan por instinto a la población huésped, y debido a este rol de explotador, se ven obligados a subvertir y debilitar constantemente a la sociedad para prevenir que ésta pueda devolverles el golpe. Teniendo en cuenta esto, yo no puedo considerar los argumentos morales relevantes o útiles. El Judío es tan “malvado” como cualquier otro animal depredador.

Esto no quiere decir que, metafóricamente, hablar del Judío como “satánico” sea necesariamente contraproducente. Pero deberíamos tener en mente que las serpientes y los animales depredadores, así como la enfermedad, han sido interpretados a menudo metafóricamente como “maldad” de otro mundo.

Infiltración y Subversión de las Organizaciones de Poder

La llave para el control Judío es su solidaridad colectiva. Actúan de la misma forma que todas las tribus solían hacerlo – incluso cuando tienen desavenencias internas, se siguen ayudando en todo momento entre ellos antes que a cualquier otro individuo de otra raza. Éste es el medio que utilizan para infiltrarse. Cuando un Judío es el jefe de una organización, el propietario de un terreno, un productor de películas o un prestamista, se presenta a sí mismo como si trabajara únicamente para sus propios intereses. En realidad, que sus propios intereses individuales entren del todo en la ecuación es debatible, ya que, de todos modos, la mayoría de los Judíos con dinero tienden a vivir como si fueran pobres, lo que da a entender que el propósito de tener dinero está relacionado únicamente con el poder, y el poder de cualquier judío en particular siempre es un mero componente del poder colectivo de su raza.


El Judío es insaciable. Nunca es suficiente.

Los Judíos se introducirán en todas y cada una de las organizaciones que ejercen poder dentro de una sociedad – desde los principales partidos políticos hasta las organizaciones que defienden los derechos de las minorías, desde corporaciones multinacionales hasta los consejos locales de una ciudad, logran abrirse el camino hacia la cima de la organización con la ayuda de otros miembros de su tribu. Una vez alcanzada la cumbre, designan a otros judíos o a serviles “Goyim” que saben de antemano que jamás cuestionarán su agenda.

Como se ven obligados a trabajar directamente con miembros de las poblaciones huésped, una de sus principales estrategias para asegurarse de que estos individuos no judíos estén de acuerdo con su agenda es aprovecharse de las debilidades humanas. Soy de la creencia de que probablemente un 95% o más miembros del Congreso de EEUU y otros oficiales de alto rango del Gobierno han sido embaucados y se han visto implicados dentro de algún tipo de escándalo sexual por los judíos, que luego pueden utilizarlo como chantaje.

Moldeamiento Culural

Como John Friend explicó en su ensayo “Judería Organizada: Destructores de la Civilización Occidental”, el Judío envenena nuestra cultura y la reemplaza por la suya, ambas como estrategia para debilitarnos como sociedad y hacernos más susceptibles de ser explotados, así como por su deseo por crear una cultura en la que ellos se sienten más cómodos. Esto se puede comparar con el modo con que un virus ataca a una célula y altera la estructura de su ADN con el doble propósito de fortalecerse a sí mismo, a la vez que debilita el organismo huésped y por consiguiente haciéndolo mejor habitable. Los judíos han creado una situación en América en la que el negro medio o el hombre blanco son miserables y débiles, mientras que ellos se sienten como en casa, en una sociedad rebosante de degradación e inmundicia, acaparando todo el poder en la sociedad mediante su infiltración y subsiguiente control de básicamente toda organización existente.


Al Goldstein, el repugnante Judío que logró legalizar la pornografía en la América conservadora, aliándose con miembros de su Tribu en el Gobierno.

El sistema de valores Judío es completamente diferente al nuestro, como sin duda se evidencia en su extraña y bárbara religión, así como en los medios de “entretenimiento” que produce. Los medios mediáticos americanos del presente fomentan únicamente los valores del Judío, animando a la gente a ser egoísta y materialista, a ignorar la moral, a participar en actos sexuales antinaturales y grotescos, a negar la naturaleza espiritual del hombre. Nuestra sociedad tradicional es todo lo opuesto – entre nosotros siempre ha prevalecido un espíritu de hermandad, gente compasiva y solidaria con un estándar moral muy elevado, un pueblo sexualmente conservador que exalta la familia tradicional como núcleo de nuestro orden social, un pueblo espiritual con la más alta consideración por la naturaleza divina de nuestra existencia.

El sistema educativo, bajo el control absoluto del Judío, desde la guardería hasta la universidad, es uno de los principales contribuyentes a esta destrucción cultural. Cuando el Judío consigue apropiarse de las mentes de los jóvenes, se ve capacitado para moldear sus creencias y valores a placer, y lo que se enseña en las escuelas conduce directamente al adoctrinamiento que sufrimos bajo el aparato Mass Media judío. A los niños se les enseña que la raza no existe (mientras que de forma sutil o no tan sutil aprenden que el hombre blanco es malvado), que el “sexo libre”, prácticas antinaturales para nuestra raza como la homosexualidad, son propias de un individuo sano; se les adoctrina en el multiculturalismo, se les enseña el nihilismo de la evolución y el ateísmo. Hoy día casi todas las Universidades se posicionan dentro de una línea terriblemente marxista.

Aquí nos encontramos de nuevo con la táctica judía de explotar las debilidades humanas para conseguir sus objetivos. Sacan provecho de las debilidades naturales que tenemos por la estimulación sexual y la utilizan para destruir nuestro sistema de valores, se aprovechan de nuestro deseo por una cohesión social, presentando una visión sesgada del orden social, aprovechan la vulnerabilidad de las mentes jóvenes que aún no están desarrolladas, explotan su compasión natural contando historias del supuesto Holocausto, culpando al hombre blanco de tráfico de esclavos negros que fue genuinamente judío, distorsionando la realidad en torno a la colonización del norte de América, todo ello con el propósito de volverlos débiles y maleables.

La Destrucción de la Solidaridad colectiva no-judía

Como he mencionado, el Judío funciona de una forma puramente tribal y colectivista. Esto es por supuesto el estado natural del hombre, teniendo en cuenta que nos hemos desarrollado a partir de sociedades tribales. Como ocurre con la mayoría de los mamíferos, es un mecanismo de supervivencia que nos viene de serie. Es en la solidaridad colectiva donde se origina toda la fuerza de un pueblo, por ello el objetivo primordial de los Judíos es asegurarse de que la conservan, mientras que nosotros la perdemos.


Gloria Steinem, la putita Judía que impulsó la degradante doctrina feminista en las sociedades tradicionales de Occidente.

Existen diferentes formas de hacerlo. Una es la promoción del “individualismo”, un concepto tan extraño para el ser humano como podría serlo para una manada de perros salvajes. Esto nos lleva a luchar entre nosotros, a competir, en vez de cooperar, y mientras estamos distraídos por esta ridícula ilusión de separación, el Judío se hace cargo de todo. Se anima a la gente a tener sus propias creencias y valores, a considerarse a sí mismos “separados” de la sociedad por los gustos o aversiones que pudieran albergar hacia diversas y conflictivas opiniones políticas, a identificarse con asociaciones sectarias con sub-culturas, en lugar de adoptar una cultura nacional unificada.

La afluencia masiva de inmigrantes a los países blancos es el último clavo en el ataúd de la cohesión blanca. Nos han debilitado a fondo con su lavado de cerebro e ingeniería social, y ahora nos rematan atrayendo hordas de salvajes a nuestra tierra para destruir lo que nos quedaba de solidaridad racial, cometiendo un genocidio en el sentido más literal.

¿Cuál es la Agenda Judía?



Los métodos del judío son, creo, obvios para cualquiera que esté dispuesto a romper con su programación y observarlos. Los objetivos, sin embargo, son menos claros. Podemos mirar lo que hicieron con la Unión Soviética – se hicieron con el país más grande del planeta, lleno de seres humanos y recursos naturales, y, en vez de sacarle productividad, empobrecieron a toda la población y comenzaron a matar gente. Vemos con Israel que incluso después de haber obtenido su propia nación, aún no pueden valerse por sí mismos, y necesitan el apoyo de los países blancos. Los contribuyentes americanos y alemanes han dado a esta gente directamente cientos de miles de millones de dólares, y la mitad de los Judíos del planeta viven en EEUU, explotando a éste de la forma más completa posible.

Yo afirmaría que no existen objetivos actuales, porque esto que tienen es un rasgo genético innato – sencillamente quieren vivir de la sangre de los demás. Si una epidemia, para la cual no existiera cura alguna, acabara volviéndose incontenible, se esparciría por toda la faz de la Tierra e infectaría a todo hombre, mujer y niño. Esto es lo que está haciendo el Judío.

Conclusión

Podríamos hablar eternamente sobre todas las vilezas que han cometido y siguen cometiendo los judíos contra nuestra gente y los otros pueblos del planeta, pero esto acabaría convirtiéndose en una pérdida de tiempo una vez hemos alcanzado una comprensión real de lo que son.

Todo el que tiene conocimiento de esto quiere detenerlo. El objetivo en este punto necesita ser la solidificación de un movimiento cohesivo y colectivista de nacionalistas en todos los países blancos. Tomaremos las calles, y recuperaremos nuestras tierras ganándonos los corazones y las mentes de nuestra gente.


Resumen: los judíos se organizan y actúan de forma unida. Mientras que para los no-judíos promueven el individualismo, la multiculturalidad y el mestizaje.
A PROBLANCO o a SOCKED me molesto en mandarlos alguna vez a la mierda, a un pajillero ridículo como tu ni eso.
 

Plutonio

Madmaxista
Desde
13 Jul 2012
Mensajes
1.422
Zanx
1.708
Básicamente, todo es enemigo de aquello que no le es semejante.
 

Ricardo_gs

Madmaxista
Desde
19 Mar 2011
Mensajes
1.471
Zanx
891
Tampoco se le puede culpar a todos los judios, de echo los judios mas listos son los mas rebeldes ante su religion.
los demas dan pena ajena, ejemplo esto ocurrio en Mexico

[YOUTUBE]GDltYRkusOM[/YOUTUBE]
 

MICK JAGGER

Madmaxista
Desde
8 Jun 2010
Mensajes
18.146
Zanx
9.922
Somos tan hijos de puta que hemos logrado hacer de los moromierdas una panda de pederastas y ladrones, ya a partir de Mahoma.
 

Ricardo_gs

Madmaxista
Desde
19 Mar 2011
Mensajes
1.471
Zanx
891
Yo diria mas que judio geneticamente, hablariamos de la secta sionista, recuerden que sus parientes son los palestinos y los tratan con la punta del pie.
Los libaneses tambien estan emparentados con los judios clasicos, pero su religion es cristiana.