EE UU se enfrenta al coronavirus con millones de personas sin cobertura médica y sin baja laboral pagada