Galiciaverde

Madmaxista
Desde
29 Abr 2011
Mensajes
16.148
Zanx
58.282

El ex primer ministro japonés Yukio Hatoyama, segundo desde la izquierda, realiza una entrevista exclusiva con The Korea Times en la sede del periódico en Seúl, el jueves. Foto del Korea Times por Choi Won-suk


Hatoyama dice: "La contaminación radiactiva no está bajo control": Hatoyama says 'radioactive contamination not under control' [Q&As]

El gobierno japonés ha intentado convencer al mundo con una amplia campaña de propaganda de que los peligros persistentes del desastre nuclear de Fukushima están bajo control antes de los Juegos Olímpicos de Tokio de 2020. Recientemente, el gobierno de Corea del Sur y grupos ecologistas internacionales como Greenpeace se han mostrado cada vez más preocupados por los informes sobre el plan de Japón de liberar agua radiactiva en el mar frente a la costa de Fukushima. Los partidos políticos coreanos también han cuestionado la posible contaminación radiactiva de los alimentos que se suministrarán a los atletas en los Juegos Olímpicos. El ex primer ministro japonés Yukio Hatoyama mostró su preocupación por el manejo de la situación del agua radiactiva por parte de la administración Shinzo Abe y pidió que se tomen medidas urgentes para la reconstrucción de Fukushima. Las siguientes son preguntas y respuestas editadas de la entrevista de The Korea Times con el ex líder japonés. - ED.

El ex primer ministro japonés critica a Abe por las represalias económicas contra Seúl

[...]



Tanques de almacenamiento de agua radiactiva son vistos en la planta de energía nuclear de Fukushima Daiichi de Tokyo Electric Power Co, en la ciudad de Okuma, prefectura de Fukushima, Japón, el 18 de febrero de 2019. Reuters-Yonhap


Q. Existe una creciente preocupación por la cuestión nuclear de Fukushima antes de los Juegos Olímpicos de Tokio de 2020. Según Greenpeace, el gobierno japonés espera liberar más de un millón de toneladas de agua altamente radiactiva en el mar frente a la costa de Fukushima. ¿Tiene algún comentario al respecto?

A. Sospeché firmemente de la situación en la que Japón pudo acoger los Juegos Olímpicos después de que Abe afirmara que la cuestión de la contaminación radiactiva está bajo el control de su gobierno. Pero no está bajo control. La liberación de la enorme cantidad de agua contaminada desató un gran debate[en Japón]. Sin embargo, los medios de comunicación japoneses y el gobierno intentan no hablar de ello. Estoy muy preocupado a medida que se acerca la fecha de los Juegos Olímpicos, lo cual es algo natural. Los atletas que participan en los juegos no deben estar contaminados por la radiactividad. Soy una de las personas que ha insistido durante mucho tiempo en que el gobierno debería gastar más dinero en la reconstrucción de Fukushima que en los Juegos Olímpicos.

Q. Algunas personas en el PLD pueden haber empezado a alzar sus voces contra la administración de Abe. Leí que el representante Shigeru Ishiba, miembro del PLD y de la Cámara de Representantes de Japón, escribió: "Hay muchos problemas creados por el hecho de que Japón no asumió la responsabilidad de la guerra después de haber sido derrotado en el pasado y los que están surgiendo ahora". Muchos ciudadanos japoneses participan en campañas para criticar al gobierno. ¿Cree que estos movimientos pueden extenderse al cambio de la actual administración? ¿Tiene usted alguna idea de cómo lograr la cooperación entre los dos países a cualquier nivel?

A. Respeto a Ishiba por hablar críticamente sobre las políticas del gobierno, incluyendo el tema de la lista blanca. Es muy difícil para cualquiera criticar directamente al partido o a la Oficina del Primer Ministro del Japón, salvo a los políticos populares de la circunscripción electoral uninominal, ya que se trata de conseguir la recomendación del partido para las elecciones. Además, los medios de comunicación son controlados por la oficina, que se autoexaminan para el gobierno.

Pero creo que hay mucha gente detrás que potencialmente no está de acuerdo con lo que Abe está haciendo. El aumento del número de escaños del PLD no significa necesariamente que lo haya hecho bien y que haya ganado popularidad; es porque los partidos de la oposición se han dividido. Por lo tanto, lo más importante es que las bases y el sector privado se unan y se comuniquen con el pueblo coreano a través de los medios de comunicación social. Es importante en la democracia tomar varias medidas para hacer cambios en las políticas. En este contexto, es importante crear oportunidades en las que expertos de Japón y Corea del Sur trabajen juntos para alzar la voz contra el gobierno de Abe.

Q. ¿Algún otro comentario?

A. Espero que se produzca la situación de que tanto los japoneses como los coreanos puedan aprender unos de otros como lo hicieron en el pasado durante mucho tiempo. Para ello, creo que cuando los ciudadanos japoneses pueden demostrar que entienden al agresor deben permanecer humildes y seguir pidiendo disculpas hasta que la víctima pueda perdonar, el pueblo coreano puede entender al pueblo japonés. Ahora mismo, lo que necesitamos es hacer esfuerzos entre los sectores privados de los dos países y no odiarnos mutuamente aunque ambos gobiernos no estén en un buen momento.

Traducción realizada con el traductor www.DeepL.com/Translator





.

 

Alchemist

Madmaxista
Desde
24 May 2011
Mensajes
2.651
Zanx
15.450
1568184047945.png
Japón plantea verter al mar agua contaminada por Fukushima

Japón plantea verter al mar agua contaminada por Fukushima




Pekín 11 SEP 2019 - 08:30 CEST

Para 2022 la compañía propietaria de la central nuclear japonesa de Fukushima, TEPCO, se habrá quedado sin lugar donde almacenar el agua contaminada de la planta tras el accidente de 2011. El ministro de Medio Ambiente nipón, Yoshiaki Harada, sostuvo ayer que, en su opinión, Tokio no tiene más opción que “tirar (el agua) al mar y diluirla”, algo que ha causado la furia de los pescadores y la preocupación de los países vecinos.



El 11 de marzo de 2011, un terremoto de magnitud 9 y un tsunami de 15 metros causaron una de las peores crisis nucleares de la historia: el sistema eléctrico de Fukushima Daiichi se desactivó; tres de sus seis reactores sufrieron fusiones, y uno resultó dañado por las explosiones de hidrógeno. Más de 160.000 personas se vieron obligadas a evacuar la zona.

Desde entonces, TEPCO ha ido almacenando en cerca de un millar de tanques instalados en la central más de un millón de toneladas de agua contaminada, la resultante de la mezcla del agua del subsuelo con la procedente de las tuberías de refrigeración para enfriar los reactores. Sigue construyendo más contenedores, cada uno con capacidad para recibir entre 1.000 y 1.200 toneladas de agua. Cada uno tarda en llenarse entre siete y diez días. La empresa calcula que en tres años se quedará sin espacio.
Un panel de expertos debe presentar un informe sobre posibles opciones al Gobierno japonés, que será el encargado de tomar la decisión final. La empresa propietaria se limitará a acatarla. Otras posibilidades incluyen el almacenamiento prolongado en tierra o la vaporización del agua. “La única opción será echar (el agua) al mar y diluirla”, afirmó Harada en una rueda de prensa en Tokio, preguntado sobre las posibilidades que se barajan. “El Gobierno en pleno lo va a debatir, pero me gustaría ofrecer mi simple opinión”, agregó. El ministro no precisó qué cantidad de líquido cree que sería necesario arrojar al Pacífico.
La acumulación del líquido radiactivo es un problema con el que Tepco ha tenido que lidiar desde el comienzo de la crisis. En los sótanos de los edificios que albergan los reactores llegaron a filtrarse 500 toneladas de agua subterránea, procedente de las colinas cercanas. Tras la construcción de un “muro de hielo” de tierra congelada que aísla esos edificios y desvía el agua subterránea hacia el mar, esa cantidad se ha reducido a 100 toneladas. La mezcla resultante con el agua de las tuberías se bombea, se trata y se almacena. Pero el tratamiento para limpiar los residuos radiactivos no permite eliminar el tritio, un isótopo de hidrógeno considerado relativamente inofensivo.
Tras las palabras de Harada, el portavoz del Gobierno japonés, Yoshihide Suga, salió inmediatamente al quite para aclarar que la declaración del ministro era únicamente una opinión personal y aún no se ha tomado una decisión. En una reunión a comienzos de mes entre representantes del Ejecutivo nipón y representantes de embajadas extranjeras, los funcionarios japoneses precisaron que tampoco existe un calendario para elegir una opción en firme, informó el periódico Japan Times.
Las asociaciones de pescadores no tardaron en criticar al ministro: tras la catástrofe nuclear, se detectaron niveles altos de radiación en peces capturados en la zona y se prohibió totalmente faenar en esas aguas. Solo hace dos años que se reanudaron las subastas de pescado en Fukushima, y aun hoy las ventas están un 20% por debajo de lo que alcanzaban antes de marzo de 2011. Cualquier medida que pueda afectar la confianza del público en su producto supone un mazazo para estos profesionales.
El presidente de la federación de cofradías de Fukushima, Tetsu Nozaki, las calificó de “insensatas, dada la posición” de Harada. “Queremos que se celebre un debate calmado”, agregó, en declaraciones que recoge el Times. “Es erróneo declarar que esta es la única opción en momentos en los que continúan los debates en la comisión gubernamental”, sostenía por su parte Takayuki Yanai, funcionario de una de las cooperativas.
La posibilidad de vertidos en el Pacífico es algo que alarma a vecinos como Corea del Sur, que estos meses vive una etapa de fuertes tensiones en su relación con Japón, a causa de una disputa histórica. Seúl ha anunciado recientemente que suspende su colaboración con Tokio para intercambiar información de inteligencia sobre Corea del Norte y ambos Estados se han retirado mutuamente el estatus de país más favorecido, que otorga beneficios en sus relaciones comerciales. Corea del Sur ya había pedido explicaciones a Japón sobre sus planes respecto al agua contaminada.
El organismo japonés regulador de la energía nuclear ha dado ya el visto bueno a la posibilidad de realizar esos vertidos al mar. En marzo, el presidente de la Autoridad Reguladora Nuclear, Toyoshi Fuketa, instó a tomar pronto una decisión: “estamos entrando en una etapa en la que no serán tolerables más retrasos a la hora de decidir qué opción poner en marcha”. El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), que en enero emitió un nuevo informe sobre el desmantelamiento de la planta afectada por el terremoto de 2011, recomienda desde 2013 realizar vertidos controlados. Y en ese informe del pasado enero recordaba que el Gobierno japonés estaba barajando la “posible reanudación de los vertidos controlados”. Esas descargas la hacen “rutinariamente” las centrales nucleares en Japón y en todo el mundo, apuntaba la OIEA.
 

Galiciaverde

Madmaxista
Desde
29 Abr 2011
Mensajes
16.148
Zanx
58.282



Fotos inolvidables revelan cómo son las ciudades fantasma de los desastres nucleares años después de haber sido abandonadas: Haunting photos reveal what nuclear-disaster ghost towns look like years after being abandoned

El desastre nuclear de Chernobyl en 1986 transformó la ciudad de Pripyat en una ciudad fantasma.

Otras ciudades también han sido abandonadas después de los desastres nucleares, y cada una de ellas es un esqueleto de su antiguo yo, sembrado de coches abandonados y edificios en ruinas.

Las fotos revelan cómo se ven estos lugares años después de haber sido abandonados.

Visite la página principal de Business Insider para más información.

Horas después del accidente de la central nuclear de Chernóbil, la peor catástrofe nuclear de la historia, los habitantes de la ciudad de Pripyat seguían con su vida normal los sábados. Los niños recogieron flores silvestres y jugaron afuera. Los adultos trabajaban en el jardín, pescaban y hasta se casaban.

Al día siguiente, sin embargo, fueron llevados a los autobuses y se les dijo que trajeran sólo unas pocas pertenencias: papeleo importante, recuerdos personales y un poco de comida. La mudanza fue sólo temporal, dijo el consejo de la ciudad, pero la mayoría de los residentes nunca volverían.

Hoy en día, Pripyat sigue relativamente abandonado, aparte de los grupos turísticos que caminan por los senderos designados y se reúnen dentro de jardines de infantes, hospitales y escuelas asolados.

La ciudad es quizás la ciudad fantasma nuclear más famosa del mundo, pero no es la única.

Otros accidentes nucleares importantes han provocado evacuaciones que han convertido ciudades y pueblos en pueblos fantasmas. He aquí cómo se ven algunas de estas áreas abandonadas después de los desastres nucleares.
Pripyat ha sido una ciudad fantasma durante más de tres décadas, pero algunos artefactos aún perduran.



El parque de atracciones Pripyat, cuya inauguración estaba prevista cinco días después de Chernóbil, nunca recibió oficialmente a los visitantes. "Lugares abandonados"


Tras el desastre de Chernobyl, los residentes de Pripyat dispusieron de menos de una hora para hacer las maletas. Los residentes dejaron atrás carteles, urnas y banderas de la era soviética. Algunos artefactos han sobrevivido a la prueba del tiempo, mientras que otros se han desintegrado.

"No sólo perdimos una ciudad, perdimos toda la vida", recordó un evacuado en el libro "Voces de Chernóbil" de Svetlana Alexievich.
Los artistas del graffiti han dibujado extrañas y oscuras figuras en las paredes de los edificios.



Graffiti en la ciudad abandonada de Pripyat, Ucrania. Alexey Furman/Anadolu Agency/Getty Images

Un motivo que se ve en toda la zona es una serie de figuras infantiles que se dice que representan los fantasmas de los antiguos residentes.
Los turistas adultos pueden ver los restos dispersos de los antiguos ocupantes de Pripyat.


[...]


Casas abandonadas en la ciudad de Okuma, Japón. Lars Nicolaysen/Getty Images


Leer más y más fotografías de Chernobyl y Fukushima aquí: Haunting photos reveal what nuclear-disaster ghost towns look like years after being abandoned
 

luisolivares

Pompero
Desde
11 Sep 2019
Mensajes
2
Zanx
0
Ubicación
Chile
Muy mal todo este asunto, lo que está pasando debería de preocuparnos a todos, si la gente supiera que simplemente la comida nos mueve evitaríamos tantas guerras, yo aconsejo a todos colocarse su sombrero chef
 

Galiciaverde

Madmaxista
Desde
29 Abr 2011
Mensajes
16.148
Zanx
58.282

Protesta en Tokio en 2012, un año después de que un terremoto masivo y un tsunami dañaran gravemente los reactores de la central nuclear de Fukushima.


La energía nuclear es demasiado costosa y arriesgada: Nuclear power is too costly and too risky: Green America
Todd Larsen Colaborador de opinión
Publicado 6:07 PM EDT Sep 11, 2019

La energía nuclear no es la solución al cambio climático.



Aquellos que sintonizaron en el ayuntamiento de CNN sobre el cambio climático pueden haberse sorprendido al escuchar que la energía nuclear aparece repetidamente. La energía nuclear se propone a menudo como solución porque, a diferencia de los combustibles fósiles, no emite gases que cambian el clima. Pero, a diferencia de otras tecnologías de emisiones cero como la solar y la eólica, la nuclear plantea enormes riesgos para el medio ambiente y las comunidades, y es demasiado costosa para arrancar.

La energía nuclear plantea todos los peligros inherentes al trabajo con materiales radiactivos. La minería de uranio produce relaves que crean emisiones de radón y también contamina el suelo y el agua con ácidos sulfúricos y sales ciánicas. El combustible nuclear gastado puede permanecer radiactivo durante miles de años.

Y siempre existe el riesgo de un accidente catastrófico o un ataque terrorista que puede liberar enormes cantidades de radiación. Three Mile Island, Chernobyl y Fukushima ofrecen potentes advertencias de lo mucho que puede salir mal. Ya hay 448 centrales nucleares en funcionamiento en el mundo, de las cuales 53 están en construcción. Estas plantas presentan riesgos significativos, y añadir más sería irresponsable
.

Algunas personas reconocen los riesgos de la energía nuclear pero luego argumentan que debido a que los impactos del cambio climático son mucho mayores, necesitamos adoptar la energía nuclear a pesar de los riesgos. Pero ese argumento pasa por alto el hecho de que no necesitamos energía nuclear para llegar a cero emisiones de energía. Los estudios, incluido uno reciente del Grupo Energy Watch de Alemania y la Universidad LUT en Finlandia, demuestran que podemos satisfacer el 100% de nuestras necesidades energéticas con energía renovable.

Estas tecnologías renovables ya tienen un coste competitivo con los combustibles fósiles, a diferencia de la energía nuclear, donde las centrales en construcción experimentan regularmente múltiples retrasos y sobrecostes, lo que las hace prohibitivamente caras.

Es hora de que abandonemos el engaño de la energía nuclear como solución al cambio climático y ampliemos la escala de los ganadores probados de la energía solar y eólica, junto con el aumento de la eficiencia energética.





.
 

Galiciaverde

Madmaxista
Desde
29 Abr 2011
Mensajes
16.148
Zanx
58.282
Comentario:

Pese a ser ruinosas, el Estado francés quiere mantener sus centrales nucleares para poder seguir obteniendo plutonio para su arsenal de bombas atómicas. Esa es la razón de querer mantenerlas.

Noticia:




Francia obtiene tres cuartas partes de su producción de energía de la energía nuclear. El Presidente Emmanuel Macron se ha comprometido a reducir la producción nuclear al 50% de la mezcla de energía de Francia en 2035 mediante el cierre de 14 reactores anticuados para dar cabida a las energías renovables. (Foto de archivo Bloomberg)



La historia de amor nuclear de Francia muestra signos de amargura: France’s nuclear love affair shows signs of souring

La lealtad de Francia a la industria nuclear se está desvaneciendo: France’s loyalty to the nuclear industry is now fading

Por: Bloomberg News 11 de septiembre de 2019 1:08 pm

El anuncio de Electricite de France SA de que algunos de sus reactores nucleares en casa pueden contener componentes de calidad inferior es el último revés en el romance de 40 años del país con la energía atómica.

Francia lanzó su programa nuclear en la década de 1970 para reducir su dependencia de los combustibles fósiles a medida que las minas de carbón no rentables se cerraban progresivamente y las economías occidentales se enredaban en dos crisis petroleras consecutivas. EDF puso en servicio 58 reactores entre 1978 y 2002, lo que ha hecho que el país obtenga más energía de la energía nuclear que cualquier otro país. También significa que tiene una infraestructura energética envejecida, con sus plantas más antiguas embarcándose en grandes programas de modernización para extender su ciclo de vida.

"La flota nuclear francesa está envejeciendo, lo que significa que algunas centrales tendrán que ser detenidas en los próximos 15 años", dijo Marc-Antoine Eyl-Mazzega, director del Centro de Energía del Institut Francais des Relations Internationales.
"Algunos dicen que la energía nuclear es muy arriesgada.
Las energías renovables tienen decenas de miles de puestos de trabajo, pero Francia se ha quedado atrás".

Tras la puesta en servicio de su 58º reactor en 2002, EDF comenzó a construir un nuevo tipo de central atómica en 2007. Su proyecto insignia, Flamanville, en el oeste de Francia, debía estar terminado en 2012, aunque se ha visto afectado por problemas de construcción.

EDF también ha tenido que hacer frente a contratiempos en su actual flota de reactores franceses.
En 2016, su principal proveedor,
Framatome, reveló anomalías en los registros de fabricación de grandes equipos, lo que provocó paradas prolongadas en casi un tercio de los reactores de la compañía. El anuncio del martes por parte de EDF de que algunos de sus reactores podrían contener componentes de calidad inferior fabricados por Framatome, ahora propiedad de EDF en un 75,5%, está reavivando los temores de paradas prolongadas.

Dado que Francia obtiene tres cuartas partes de su generación de energía de la energía nuclear, el impacto financiero de la interrupción podría ser grave.


"Los precios de la energía francesa y centroeuropea deberían subir significativamente en función de los probables cortes nucleares franceses en el futuro, lo que podría significar que EDF tenga que comprar la producción de la generación francesa a un precio superior", escribieron en una nota los analistas del Barclays Bank Peter Crampton y Dominic Nash.

Es mucho lo que está en juego para la industria nuclear francesa, que emplea a unas 220.000 personas. El Presidente Emmanuel Macron se ha comprometido a reducir la producción nuclear al 50% de la mezcla de energía de Francia en 2035 mediante el cierre de 14 reactores anticuados para dar cabida a las energías renovables.

A pesar de que el precio de la electricidad procedente de la energía eólica y solar ha descendido por debajo del de las nuevas construcciones nucleares, el presidente francés ha pedido a EDF que demuestre a mediados de 2012 que puede construir centrales nucleares a precios más competitivos, para proporcionar grandes volúmenes de energía libre de carbono, ya que es probable que un sistema eléctrico 100% renovable permanezca fuera de su alcance durante al menos varias décadas.

Se produce en un momento en que el
EDF, controlado por el Estado, lucha por financiar los miles de millones de euros necesarios cada año para mantener sus centrales nucleares y construir otras nuevas dentro de los flujos de caja existentes. Está considerando la posibilidad de desprenderse de una participación minoritaria en una entidad que incluiría sus negocios de distribución de energía, energías renovables y servicios energéticos para recaudar fondos.





.
 

Galiciaverde

Madmaxista
Desde
29 Abr 2011
Mensajes
16.148
Zanx
58.282



Mapa de Fukushima con datos falsos para los extranjeros:
Fukushima map with false data for foreigners

Via Cecile Brice

Comunicación de riesgos: no dudan en elaborar mapas con datos falsos para los extranjeros. Qué no hacer para hacer creer que todo está bien.

En la imagen, no vemos el número dado a "Tepco-Fukushima". No hay números, eliminaron todos los puntos calientes de su mapa...




.
 

Galiciaverde

Madmaxista
Desde
29 Abr 2011
Mensajes
16.148
Zanx
58.282



El "Manual para la supervivencia: Una guía de Chernobyl para el futuro" de Kate Brown ilumina la verdad sobre la radiactividad: Kate Brown’s “Manual for Survival: A Chernobyl Guide to the Future” illuminates the truth about radioactive

Baverstock y sus colegas publicaron [en 1992] una carta sobre sus hallazgos en la revista científica Nature, en la que concluyeron que "las consecuencias para la tiroides humana, especialmente en fetos y niños pequeños, de los efectos cancerígenos de la lluvia radioactiva es mucho mayor de lo que se pensaba".

Ahora, después de más de 30 años, investigadores patrocinados por la ONU se han alejado del estudio del UNSCEAR de 1992 al concluir que "los estudios de trabajadores/líquidos de limpieza sugieren aumentos relacionados con la dosis de cáncer de tiroides y neoplasias malignas hematológicas en adultos", así como "aumentos en enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares". De confirmarse, tendrían importantes implicaciones para la salud pública y la protección contra las radiaciones".

La participación de Estados Unidos en las secuelas de Chernobyl se vio influenciada en gran medida, y de manera vergonzosa, por el deseo de
evitar posibles responsabilidades legales asociadas con los 166 ensayos de armas nucleares al aire libre realizados por Estados Unidos en Nevada y las Islas Marshall. En el momento del accidente de Chernobyl, el programa de armas nucleares consideraba las reclamaciones de indemnización por radiación por lesiones y muertes por pruebas de bombas como una daga dirigida al corazón de la seguridad nacional de Estados Unidos.






Por qué el secreto gubernamental es más perjudicial para la salud pública que las precipitaciones nucleares Why Government Secrecy Is More Damaging to Public Health Than Nuclear Fallout | Washington Spectator 11 de septiembre de 2019, Por Robert Álvarez

Mucho se ha escrito sobre los puntos fuertes y los defectos de Chernóbil, la miniserie de HBO nominada para 19 Emmys que relata la catástrofe de la central nuclear rusa del mismo nombre en 1986. En la mente de este crítico, es una joya de la televisión fascinante, aunque sobrio, y muy recomendable. Y a este debate recientemente animado sobre la energía nuclear podemos añadir ahora el libro de Kate Brown, Manual for Survival: A Chernobyl Guide to the Future, un tour de force sobre las secuelas radiológicas del desastre de Chernobyl. Un historiador de la ciencia en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, Brown elimina las capas de mitologías de larga data - que al final, el accidente sólo mató a 54 personas, y que la "fobia a la radiación" entre las personas que sufrieron fuertes precipitaciones radioactivas era un problema mayor que cualquiera de los otros resultados de salud.

Brown, que está familiarizado con el ruso, dedicó años a una extensa investigación de archivos (gran parte de la cual estaba dispersa y oculta a los intentos oficiales de confiscación). Realizó entrevistas con aldeanos, oficiales militares, trabajadores de fábricas, médicos, expertos nucleares soviéticos, personal de respuesta a emergencias, agentes de la KGB (que asumieron el control de gran parte de los datos del accidente) y expertos internacionales en seguridad nuclear y salud radiológica. El resultado es una imagen rica y profundamente inquietante de los peligros ambientales de una contaminación nuclear extensa y duradera.

Cavó prodigiosamente, en detrimento de los defensores de la energía nuclear, en la práctica generalizada del secreto y el engaño con respecto al daño radiológico de las exposiciones elevadas, crónicas y a largo plazo.

En total, el accidente requirió unos 600.000 socorristas y trabajadores de remediación, 75 por ciento de los cuales trabajaban en áreas altamente contaminadas. Alrededor de 336.000 personas fueron evacuadas permanentemente, mientras que unos cinco millones de personas siguen viviendo en zonas de elevada contaminación a largo plazo. Aparte de una guerra importante, hay pocos, si es que hay alguno, contratiempos tecnológicos que puedan competir con las consecuencias de un accidente importante en un reactor de potencia. El ex líder soviético Mijail Gorbachov lo admitió en 2005, cuando declaró que el accidente de Chernobyl fue el golpe de coronación del colapso de la Unión Soviética.

Si la negación pública oficial de los peligros de la contaminación extensiva de la tierra no funcionaba, Brown señala que siempre había degradación, despido, recortes de fondos e incluso encarcelamiento para aquellos que no estaban de acuerdo con la línea oficial de daño mínimo. Expertos de la Organización Mundial de la Salud, el Organismo Internacional de Energía Atómica, la Cruz Roja y el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos ayudaron e instigaron este encubrimiento a favor de suposiciones brutas y generalizadas diseñadas para dar seguridad pública de que lo peor había pasado.

Brown señala que Chernobyl fue uno de los peores de una larga serie de desastres y contratiempos nucleares soviéticos, el más reciente de los cuales fue la explosión de un presunto misil de crucero nuclear en desarrollo, el pasado mes de agosto, que causó la muerte de siete personas. Irónicamente, como resultado de estos numerosos y graves accidentes nucleares, la Unión Soviética había desarrollado una experiencia médica más sofisticada que los Estados Unidos en el tratamiento de las víctimas de la exposición a la radiación.

Los cuadros de médicos soviéticos que trabajaban para el programa de armas nucleares secretas estaban salvando vidas y se mantenían fuera de la vista. En cambio, los líderes soviéticos se alegraron de sacar a relucir al Dr. Robert Gale, un experto estadounidense en trasplantes de médula ósea de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA). Con la ayuda del barón petrolero estadounidense Armand Hammer, que tenía estrechos lazos con la Unión Soviética, Gale pudo realizar procedimientos médicos arriesgados no permitidos en los Estados Unidos, que más tarde se descubrió que hacían más daño que bien. "Lo usaron en la gestión de relaciones públicas del desastre", dice Brown, quien argumenta que Gale proporcionó información errónea a un medio de comunicación hambriento y desvió la atención del fracaso de los soviéticos en tratar el abrumador problema de las precipitaciones radioactivas. "Gale era un símbolo de la superioridad, el ingenio y la iniciativa de la medicina capitalista occidental sobre las supuestas deficiencias inherentes de la medicina socialista", dice Brown. "Esa falsa impresión persistió y se profundizó en los próximos años."

El mito condescendiente de la superioridad médica estadounidense se utilizó eficazmente para descartar los datos alarmantes que salían de las áreas contaminadas como ciencia deficiente. Gran parte del esfuerzo de la OMS, el OIEA y la Cruz Roja se dedicó a desalentar los estudios sanitarios locales. Su presunta arrogancia llegó a señalar que la fobia a la radiación generada por la "mala ciencia" era un problema de salud mayor que la contaminación generalizada y a menudo intensiva de la tierra. "Los científicos que atribuyen diversos efectos biológicos y de salud a la radiación", concluyeron las organizaciones internacionales, "podrían estar causando un daño psicológico significativo a las mismas personas a las que intentan ayudar".

Con algunas excepciones,
mientras que los datos de dosis de radiación oficialmente desinfectados fueron aceptados como evangelio sin ningún desafío a su credibilidad, los expertos patrocinados por la ONU y los estadounidenses hicieron la vista gorda ante varias áreas de contaminación muy serias.

Las consecuencias del accidente crearon varios grandes "puntos calientes" cuyos peligros se vieron agravados por las condiciones ambientales locales. Por ejemplo, Brown visitó una estación de recolección de lana en Bielorrusia, donde las mujeres empleadas estuvieron tan gravemente expuestas que fueron designadas oficialmente como "liquidadoras" (personal de respuesta a emergencias y de limpieza) después del accidente. Decenas de toneladas de lana, clasificada a mano por las mujeres, eran tan radioactivas que causaron quemaduras por radiación y fueron enterradas como desechos radioactivos. Muchas de las mujeres murieron en pocos años.

Por el contrario, el Comité Científico de las Naciones Unidas para el Estudio de los Efectos de las Radiaciones Atómicas informó en 1992 que las dosis de radiación eran tan bajas en la trayectoria de la lluvia radiactiva que sería imposible ver ningún efecto dañino (por encima de las tasas normales). Esta conclusión se basó en dudosas estimaciones de dosis y extrapolaciones teóricas a partir de la experiencia de los supervivientes de la bomba atómica japonesa, que seguían vivos cinco años después de los bombardeos de octubre de 1950.
A diferencia de las personas expuestas a años de dosis crónicas fraccionadas de la lluvia radiactiva de Chernobyl, los sobrevivientes japoneses recibieron una sola ráfaga a corto plazo de radiación de alta dosis que dañó los tejidos a causa de las explosiones de la bomba atómica.

Brown se enfrentó hábilmente a uno de los principales autores del estudio, que "olvidó" incluir pruebas poderosas de un gran salto en los cánceres de tiroides infantiles, que encontró creíbles cuando lo recibió personalmente de científicos bielorrusos, mucho antes de completar el estudio de 1992.

Ahora, después de más de 30 años, investigadores patrocinados por la ONU se han alejado del estudio del UNSCEAR de 1992 al concluir que "los estudios de trabajadores/líquidos de limpieza sugieren aumentos relacionados con la dosis de cáncer de tiroides y neoplasias malignas hematológicas en adultos", así como "aumentos en enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares". De confirmarse, tendrían importantes implicaciones para la salud pública y la protección contra las radiaciones".

Luego estaban los puntos calientes a gran escala creados deliberadamente. Bielorrusia se vio especialmente afectada después de que los soviéticos desplegaran aviones que sembraban nubes para evitar que la lluvia radiactiva de Chernóbil llegara a Moscú y a otras ciudades de Europa durante los desfiles del Primero de Mayo. Hasta el 90 por ciento de la radiactividad de la lluvia radioactiva podría ser depositada por una tormenta eléctrica. Los aviones estaban tan contaminados que las tripulaciones de tierra huyeron después de que sus instrumentos de radiación se salieran de escala. Varios de los tripulantes de la aeronave murieron prematuramente. En 2006, un ex coronel soviético, encargado de ocuparse de las zonas muy contaminadas cerca del reactor explotado, me dijo que "eran necesarios actos de barbarie" porque el Kremlin consideraba que Chernóbil era una "guerra contra la Madre Rusia".

"Nadie les dijo a los bielorrusos que la mitad sur de la república había sido sacrificada para proteger las ciudades rusas y ucranianas", observa Brown. "En el camino de la lluvia artificialmente inducida vivían varios cientos de miles de bielorrusos." En 1998, después de que él y su esposa publicaran
hallazgos que mostraban una correlación entre la enfermedad cardiaca en niños en Bielorrusia y su exposición al cesio radioactivo de Chernobyl, el Dr. Yuri Bandazhevsky fue arrestado y encarcelado, inicialmente por traición. Bandazhevsky había sido director de la facultad de medicina de Gomel, situada en el sudeste de Bielorrusia, en una zona que soportaba la mayor parte de la lluvia radiactiva procedente de la siembra de nubes. Pasó ocho años en la cárcel y fue puesto en libertad después de que varias organizaciones benéficas europeas realizaran una campaña a favor de su libertad. Ninguno de los expertos que trabajan para la OMS, el OIEA o la Cruz Roja se opuso a la grave violación de los derechos básicos de Bandazhevsky como médico y científico.

En los Estados Unidos, el desastre de Chernobyl puso de relieve los peligros de nuestros propios programas nucleares. A diferencia de la industria de la energía nuclear comercial, el complejo de armas nucleares de Estados Unidos incluye una serie de instalaciones únicas, muchas de las cuales fueron construidas hace más de 50 a 70 años. A lo largo de las décadas, al igual que sus contrapartes soviéticas, cada sitio del Departamento de Energía en el complejo creó su propia cultura única, moldeada por el secreto, el aislamiento y las demandas de la carrera de armas nucleares de la Guerra Fría.

Y en el contexto de la producción de energía nuclear de Estados Unidos, el defecto de diseño que llevó a la explosión del reactor de Chernobyl era bien conocido, que se remonta al Proyecto Manhattan en 1942. Descrito como un "coeficiente de vacío positivo", la debilidad se asoció con reactores moderados por grafito y refrigerados por agua, en los que la acumulación excesiva de vapor, combinada con la correspondiente pérdida de agua, podría conducir a sobrecargas catastróficas de energía. En los primeros reactores de producción en Hanford, Washington -que compartían el mismo diseño básico que la planta de Chernobyl- el problema se consideró un grave defecto potencial de seguridad incluso antes de que se construyeran. "No había mucho que pudiéramos hacer al respecto", dijo Alvin Weinberg, administrador del Laboratorio Nacional Oak Ridge durante y después del Proyecto Manhattan, "excepto tratar de asegurarnos de que el enfriamiento por agua nunca fallara". Más tarde comentó: "Nadie se atrevió a pensar en las consecuencias de un fallo total de la refrigeración".

A principios de 1992, Baverstock pidió una misión de investigación de la OMS, que pronto fue cancelada por la Comisión Europea y el NCI. Pero Baverstock, con la ayuda de un donante privado, siguió adelante con la misión, a pesar de la amenaza explícita de perder su trabajo en la OMS. En septiembre, Baverstock y sus colegas publicaron una carta sobre sus hallazgos en la revista científica Nature, en la que concluían que
"las consecuencias para la tiroides humana, especialmente en fetos y niños pequeños, de los efectos cancerígenos de las precipitaciones radiactivas es mucho mayor de lo que se pensaba". Así que después de más de 30 años, investigadores patrocinados por la ONU concluyeron que el cáncer de tiroides después de la exposición infantil a I-131 "ha demostrado que persiste durante décadas".

La participación de Estados Unidos en las secuelas de Chernobyl se vio influenciada en gran medida, y de manera vergonzosa, por el deseo de evitar posibles responsabilidades legales asociadas con los 166 ensayos de armas nucleares al aire libre realizados por Estados Unidos en Nevada y las Islas Marshall. En el momento del accidente de Chernobyl, el programa de armas nucleares consideraba las reclamaciones de indemnización por radiación por lesiones y muertes por pruebas de bombas como una daga dirigida al corazón de la seguridad nacional de Estados Unidos. Esta realidad se puso de manifiesto en una reunión de la Sociedad de Física de la Salud, a la que mi esposa, Kitty Tucker, abogada de interés público y activista ambiental, y yo asistimos un año después de Chernobyl. El orador principal fue un abogado del Departamento de Energía, quien pronunció un discurso titulado "Radiación: La Ofensiva y la Defensa". Precedió su presentación, en una sala llena de empleados de la industria nuclear, afirmando categóricamente "esta es la línea del partido", y luego
procedió a explicar cómo el éxito de las reclamaciones de compensación por radiación reduciría seriamente las armas nucleares, la energía nuclear y la medicina nuclear. Luego presentó al grupo a un litigante del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, que iba a dirigir talleres patrocinados por la sociedad para capacitar a los físicos de la salud para que se convirtieran en testigos expertos contra los demandantes.


[Continúa en el mensaje siguiente]
 

Galiciaverde

Madmaxista
Desde
29 Abr 2011
Mensajes
16.148
Zanx
58.282
[Continuación del mensaje anterior]


En 1982, después de que las investigaciones del Congreso revelaron negligencia intencional y engaño acerca de los peligros de las precipitaciones de las pruebas de Nevada, el Congreso de los Estados Unidos autorizó al NCI a evaluar el impacto del yodo radioactivo en todo el territorio de los Estados Unidos. Al NCI se le encomendó esta tarea debido a la preocupación por el control monopólico de la investigación sobre la salud de las radiaciones por parte de la industria de las armas nucleares. Sin embargo, para 1983, el estudio estaba bajo la supervisión de Bruce Wachholz, quien había dejado su trabajo en el programa de armas del DOE como gerente de los estudios de seguimiento médico de las Islas Marshall y asesor legal en contra de los reclamos de daños por radiación presentados por personas a favor del viento en el sitio de pruebas de Nevada. Más tarde, Wachholz tendría el control de un importante estudio del NCI sobre los impactos del yodo radiactivo de Chernóbil.

Mientras trabajaba como funcionario de alto nivel en el Departamento de Energía en junio de 1997, me enteré del estudio de precipitaciones del NCI y recibí una sesión informativa de los investigadores del NCI. En la reunión, mientras examinaba páginas de mapas de los Estados Unidos codificados por colores,
descubrí que había exposiciones generalizadas y alarmantes, especialmente a niños, tan lejos como al norte del estado de Nueva York. Después de notar que el documento informativo estaba fechado en septiembre de 1992, indicando que la reconstrucción de la dosis se había completado cinco años antes, pregunté por qué el NCI había estado sentado en este informe durante tanto tiempo. Me dijeron que el NCI estaba esperando los resultados de su propio estudio de Chernobyl, que también estaba siendo "lento". Más tarde mis sospechas fueron confirmadas por un colega que trabajaba con Wachholz y renunció frustrado por las largas demoras, diciendo que "Bruce estaba convencido de que si se quedaban sentados en el estudio de la lluvia radiactiva, nunca saldría a la luz".

Yo y varios otros nos aseguramos de que saliera a la luz. Eventualmente, después de una investigación del Senado en septiembre de 1998,
el NCI admitió que el estudio de precipitaciones radiactivas se había ocultado al público y que decenas de miles de estadounidenses probablemente contrajeron cáncer de tiroides a partir de leche contaminada por precipitaciones de bombas atómicas causadas por explosiones en el sitio de pruebas de Nevada. Wachholz fue señalado por los investigadores del Senado por los retrasos y la mala gestión de los estudios de la lluvia radiactiva de los EE.UU. y el cáncer de tiroides de Chernobyl.

Kate Brown finalmente deja claro que
las mayores catástrofes radiológicas que contaminan la Tierra fueron perpetradas deliberadamente con el fin de probar armas nucleares al aire libre. Estados Unidos y la Unión Soviética hicieron explotar la mayor preponderancia (85%) de un total de 520 pruebas de armas nucleares atmosféricas, contaminando el Hemisferio Norte con desechos radiactivos venenosos y de larga vida que superan con creces los de Chernobyl y todos los demás accidentes nucleares. Por ejemplo, en una reunión secreta en noviembre de 1954 del Comité Asesor General de la Comisión de Energía Atómica, los expertos "advirtieron contra el uso de leche en áreas altamente contaminadas" en los Estados Unidos, después de seis grandes explosiones recientes de bombas H en las Islas Marshall. Pero no se dieron advertencias públicas. Las seis pruebas, que eclipsaron las emisiones combinadas de Chernobyl y Fukushima, elevaron los niveles de radiación de fondo global de 10 a 20 veces. Los puntos calientes a 5,000 millas de distancia en los Estados Unidos mostraron niveles de radiación hasta 200 veces mayores que el fondo normal.

La dolorosa lección del indispensable libro de Brown y de la apasionante miniserie de HBO es que cuando se trata de armas nucleares y programas de energía, los gobiernos, por accidente o por diseño, han estado dispuestos a enviar a su gente al peligro con impunidad.

Robert Álvarez, académico del Instituto de Estudios Políticos, se desempeñó como asesor principal de políticas del secretario del Departamento de Energía y vicesecretario adjunto de Seguridad Nacional y Medio Ambiente de 1993 a 1999. Durante su mandato, coordinó la planificación estratégica de materiales nucleares del Departamento de Energía y estableció el primer programa de gestión de activos del departamento.



.
 

Galiciaverde

Madmaxista
Desde
29 Abr 2011
Mensajes
16.148
Zanx
58.282

FOTOS DE ARCHIVO: Una empleada verifica la radioactividad al salir del edificio del reactor nuclear Tricastin 1 en el emplazamiento de la central nuclear de Tricastin en Saint-Paul-Trois-Chateaux, Francia, el 27 de junio de 2019. REUTERS/Benjamin Mallet/File Photo


Francia señala un fallo de soldadura en cinco o más reactores nucleares de EDF: France flags welding fault at five or more EDF nuclear reactors

PARÍS (Reuters) - Al menos cinco reactores nucleares operados por la compañía eléctrica francesa EDF podrían tener problemas con las soldaduras de sus generadores de vapor, un fallo que ha suscitado temores de cierre, dijo el regulador nuclear francés.

EDF, controlada por el Estado, cuyas acciones bajaron un 0,9% el jueves, dijo el martes que había identificado problemas con las soldaduras de algunos reactores existentes, lo que provocó una caída de la cotización de las acciones de casi el 7%.

Francia cuenta con el segundo parque de reactores nucleares del mundo por detrás de los Estados Unidos, pero una serie de problemas técnicos, junto con los enganches de los reactores en construcción, han empañado la imagen de EDF como líder en tecnología nuclear.

EDF ha exportado a China, Finlandia, Sudáfrica y Corea del Sur, y Gran Bretaña también está dispuesta a utilizar sus equipos.

"Al menos cinco reactores nucleares se ven afectados por este problema", citó el periódico Le Figaro a Bernard Doroszczuk, director del regulador de la ADN.

"EDF ha informado que en aproximadamente una semana ofrecerá un número exacto de instalaciones afectadas", añadió Doroszczuk.

Un portavoz de EDF dijo que por el momento no había ningún plan para cerrar los reactores en cuestión, pero que la situación podría cambiar y que correspondería a la ADN decidir.

El portavoz añadió que EDF también podría decidir detener los reactores afectados.

"Estamos llevando a cabo una investigación en profundidad de cada una de las partes de los reactores que podrían verse afectadas por el problema. En base a la investigación, determinaremos las opciones para remediarlo".


Los cierres de reactores, si se produjeran antes del invierno, cuando aumenta el consumo de energía, afectarían a la generación de energía en Francia, que depende en gran medida de la energía nuclear, y, potencialmente, en los países europeos que importan electricidad de Francia.

Los precios de la electricidad a plazo de Francia y de toda Europa se confirmaron en el comercio al por mayor debido a la preocupación por la disponibilidad nuclear francesa, mientras que las ganancias en los precios de los permisos de emisión de carbono y del gas proporcionaron apoyo, dijo un comerciante con sede en Londres.

El contrato básico de suministro de electricidad de Francia para el año siguiente aumentó un 0,4% a 53,75 euros por megavatio hora (MWh). El contrato alcanzó un máximo en ocho semanas de 55,25 euros/MWh el miércoles.

El contrato de suministro de energía de diciembre en Francia aumentó un 11 por ciento o 7 euros a 70 euros/MWh. El precio de entrega de Alemania para el año que viene, el contrato de energía de referencia europeo añadió un 0,4% a 50,40 euros/MWh.

El miércoles, la ADN dijo que había puesto a los reactores Flamanville 1 y 2 de EDF bajo una mayor vigilancia tras una serie de deficiencias en el mantenimiento y la supervisión de los contratistas.

Reportaje de Dominique Vidalon; redacción de Christian Lowe; edición de Richard Lough, Jason Neely y Alexander Smith.





.
 

Galiciaverde

Madmaxista
Desde
29 Abr 2011
Mensajes
16.148
Zanx
58.282



El ministro de Medio Ambiente japonés apuesta por abandonar la energía nuclear: El ministro de Medio Ambiente japonés apuesta por abandonar la energía nuclear


El regulador nuclear de Japón es supervisado por el ministerio de Shinjiro Koizumi , nombrado ayer por Abe

El nuevo ministro de Medio Ambiente de Japón, Shinjiro Koizumi, quiere que el país cierre los reactores nucleares para evitar que se repita la catástrofe de Fukushima en 2011. Es probable que los comentarios del hijo del ex primer ministro Junichiro Koizumi, un defensor antinuclear, resulten controvertidos en el gobernante Partido Liberal Democrático, que apoya el regreso a la energía nuclear bajo las nuevas reglas de seguridad impuestas después del desastre de Fukushima.


”Me gustaría estudiar cómo los eliminaremos, no cómo mantenerlos”, dijo Shinjiro Koizumi en su primera conferencia de prensa a última hora del miércoles después de ser nombrado por el primer ministro Shinzo Abe. El regulador nuclear de Japón es supervisado por el ministerio de Koizumi.

[...]


Leer más: El ministro de Medio Ambiente japonés apuesta por abandonar la energía nuclear





.