Galiciaverde

Madmaxista
Desde
29 Abr 2011
Mensajes
15.965
Zanx
57.689



Arabia Saudita se resiste al régimen de inspección del OIEA, ya que completa su primer reactor nuclear: Saudi Arabia resists IAEA’s inspection regime, as it completes its first nuclear reactor

El primer reactor nuclear de Arabia Saudita está casi terminado, lo que desató temores sobre las salvaguardas. Riyadh se ha resistido hasta ahora a las solicitudes de vigilancia internacional para aceptar un estricto régimen de inspección,

The Guardian, Julian Borger en Washington, 4 de abril de 2019.

Arabia Saudita se encuentra a los pocos meses de completar su primer reactor nuclear, según muestran las nuevas imágenes satelitales, pero aún no ha demostrado que esté dispuesto a cumplir con las salvaguardas que le impidan fabricar una bomba.

El sitio del reactor se encuentra en la ciudad del Rey Abdulaziz para la ciencia y la tecnología en las afueras de Riyadh. El sitio fue identificado por Robert Kelley, ex director de inspecciones nucleares de la Agencia Internacional de Energía Atómica (OIEA), quien dijo que era un reactor de investigación muy pequeño de 30 kilovatios, no lejos de completarse.

"Supongo que podrían tenerlo todo listo, con el techo en su lugar y la electricidad encendida, dentro de un año", dijo Kelley, quien trabajó durante más de tres décadas en investigación e ingeniería en el complejo de armas nucleares de EE. UU.

Antes de insertar combustible nuclear en el reactor, Arabia Saudita tendría que implementar un conjunto completo de reglas y procedimientos, incluidas las inspecciones del OIEA, diseñadas para garantizar que no se desvíe material fisionable para su uso en armas, algo que hasta ahora se ha evitado.

El reactor fue diseñado por una empresa estatal argentina, Invap SE
…… ..Saudi Arabia se unió al Tratado de No Proliferación (TNP) en 1988, pero firmó un acuerdo de salvaguardias amplias con el OIEA solo en 2005, y al mismo tiempo se eximió de las inspecciones regulares, mediante la firma de un "protocolo de pequeñas cantidades" (SQP), diseñado para países con cantidades insignificantes de material nuclear.

En gran parte debido a la controversia sobre la protección de Riyadh contra el escrutinio bajo estas reglas, el OIEA hizo que el SQP fuera más riguroso, pero los saudíes se resistieron a hacer cambios .......... https://amp.theguardian.com/world/2019/apr/04/ saudí-arabias-primer-reactor-nuclear-casi-terminado-chispas-temores-sobre-salvaguardas? CMP = compartir_btn_tw & __ twitter_impression = tru




.
 

Galiciaverde

Madmaxista
Desde
29 Abr 2011
Mensajes
15.965
Zanx
57.689

Una ceremonia en la ciudad de Okuma, Prefectura de Fukushima, marca la apertura del Intercambio de Okuma en la Autopista Joban el 31 de marzo antes del levantamiento parcial de una orden de evacuación para los residentes de la ciudad. | KYODO


Los evacuados pueden regresar la próxima semana a partes de Okuma, sede de la planta nuclear de Fukushima, pero es poco probable que regresen: Evacuees can return next week to parts of Okuma, host of Fukushima nuclear plant, but few likely to | The Japan Times

Kyodo Abr 5, 2019

El gobierno formalizó el viernes su decisión de levantar parcialmente a partir del próximo miércoles una orden de evacuación obligatoria para los residentes de una ciudad que alberga conjuntamente la paralizada central nuclear No. 1 de Fukushima.

La ciudad de Okuma -que vio a todos sus aproximadamente 10.000 residentes evacuados después de uno de los peores desastres nucleares del mundo, desencadenado por un mortífero terremoto y un tsunami- permitirá que los antiguos residentes regresen por primera vez en ocho años, decidió el gobierno. Se dijo que la decisión se basaba en los menores niveles de radiación logrados mediante los trabajos de descontaminación.

Futaba, el otro pueblo que alberga la planta, sigue siendo una zona prohibida.


A pesar de la decisión, se espera que un número muy pequeño de residentes regrese a Okuma. A finales de marzo, sólo 367 personas de 138 hogares, es decir, alrededor del 3,5 por ciento de la población original de 10.341, estaban registradas como residentes de las zonas donde se levantará la orden.


"Levantar la orden de evacuación no es el objetivo final. Nos esforzaremos por restaurar un entorno habitable para la población", dijo el Ministro de Economía, Comercio e Industria, Hiroshige Seko, en una conferencia de prensa.

No habrá restricciones en aproximadamente el 38 por ciento del área total de la ciudad, pero el resto permanecerá fuera de los límites debido a los mayores niveles de radiación.

El 11 de marzo de 2011, un tsunami devastó la central nuclear de seis reactores situada en la costa del Pacífico, provocando la fusión de los núcleos de los reactores 1, 2 y 3 y explosiones de hidrógeno en las unidades 1, 3 y 4 en los días siguientes y provocando el peor desastre nuclear desde Chernóbil en 1986.

En el punto álgido de la crisis, unas 160.000 personas fueron evacuadas de sus hogares en la prefectura de Fukushima, y unas 40.000 personas seguían desplazadas a finales de marzo de este año.

Traducción realizada con el traductor www.DeepL.com/Translator





.
 

Galiciaverde

Madmaxista
Desde
29 Abr 2011
Mensajes
15.965
Zanx
57.689

Los pasajeros del autobús disfrutan de los cerezos en flor "somei-yoshino" en el distrito de Yonomori de Tomioka, Prefectura de Fukushima, el 6 de abril. (Yasuhiro Sugimoto)


Los autobuses ofrecen un pase de un día a través del túnel'sakura' en Fukushima: Buses offer 1-day pass through ‘sakura’ tunnel in Fukushima:The Asahi Shimbun

Por KOICHI TOKONAMI/ 6 de abril de 2019

TOMIOKA, Prefectura de Fukushima--Durante décadas, los lugareños han acudido en masa a un tramo de 2 kilómetros de cerezos en el distrito de Yonomori para celebrar "hanami" bajo las flores.

Pero el túnel de los cerezos en flor ha estado fuera de los límites desde el accidente nuclear de marzo de 2011 en la cercana central nuclear No. 1 de Fukushima.

Y aunque en la primavera de 2017 se levantó una orden de evacuación para cerca del 90 por ciento de Tomioka, la mayor parte del distrito de Yonomori sigue siendo designada como una zona de difícil retorno debido a los altos niveles de radiación.

Los funcionarios de la ciudad pidieron al gobierno central una excepción para permitir que los antiguos residentes de la ciudad disfrutaran una vez más de las flores de cerezo de Yonomori, y su deseo se hizo realidad el 6 de abril.

Para la única ocasión de un día, los autobuses repletos tanto de antiguos residentes como de otras personas fueron autorizados a navegar bajo el túnel de "sakura".
En el pasado, los visitantes de hanami eran detenidos en una barrera que indicaba el inicio de la zona de difícil retorno y tenían que contemplar los árboles desde ese punto.

El buen tiempo y las temperaturas más altas del 5 de abril ayudaron a la floración de la sakura.

Ocho autobuses transportaron a los evacuados de Tomioka, que ahora residen en Iwaki y Koriyama, en la prefectura de Fukushima, al distrito de Yonomori, mientras que otros 10 autobuses en el lugar del festival de la flor del cerezo en Tomioka estaban a la espera de otros que querían viajar por el túnel.

Una mujer de 78 años que evacuó a Iwaki tomó uno de los autobuses y dijo nostálgicamente: "Me acordé del sakura que vi en el pasado con mi nieto".

Un residente de Koriyama de 72 años que vino a ver los cerezos en flor dijo que eran "espectaculares".

Inmediatamente después del desastre nuclear de 2011, se ordenó a todos los residentes de Tomioka que evacuaran. Esto puso fin a la larga tradición de pasear para ver las flores de cerezo de Yonomori como parte del festival anual de las flores de cerezo.

Los cerezos fueron plantados alrededor de 1900 y eventualmente formaron un arco sobre la calle.

Con frecuencia, los antiguos residentes hacían saber a los funcionarios del gobierno de la ciudad lo mucho que les gustaba volver a ver los cerezos en flor.

Por su parte, los funcionarios municipales concluyeron que los cálidos sentimientos de los residentes hacia su comunidad podrían alentar a más personas a regresar.

Al 1 de abril, sólo 922 personas, o menos del 10 por ciento de la población registrada, residían en Tomioka.

"La ciudad que alguna vez estuvo desierta está recuperando lentamente su vitalidad", dijo el propietario de un hotel en Tomioka. "Espero que los visitantes puedan sentir esa vitalidad al ver los cerezos en flor en Yonomori."

El gobierno municipal de Tomioka ha designado unas 390 hectáreas de la zona de difícil retorno, incluido el distrito de Yonomori, como zona prioritaria para la reconstrucción y la reanimación. Esperan que la orden de evacuación se levante en la primavera de 2023 si continúan los trabajos de descontaminación y se renueva la infraestructura social.

Traducción realizada con el traductor www.DeepL.com/Translator





.
 

Galiciaverde

Madmaxista
Desde
29 Abr 2011
Mensajes
15.965
Zanx
57.689



Unidad 2 de Fukushima; Nuevas fotos del panorama de la contención: Fukushima Unit 2; New Containment Panorama Photos

1 de abril de 2019

Un par de nuevas fotos panorámicas del interior de la unidad 2 de Fukushima han sido publicadas. TEPCO proporcionó las fotos como parte de las actualizaciones en curso sobre el trabajo de desmantelamiento del desastre. Las fotos fueron cosidas juntas a partir de trabajos anteriores de inspección de contención y luego procesadas para sacar los detalles de las fotos. También se incluyen en este informe detalles sobre las lecturas de radiación y temperatura dentro de la contención, lo explicamos más adelante en este informe.

La primera foto muestra el área directamente debajo de la vasija del reactor mirando hacia arriba desde la ubicación del pedestal superior. La segunda foto muestra con una claridad significativa, las condiciones alrededor del área del piso del pedestal inferior.




La foto de arriba muestra gotas de agua cayendo en el lado izquierdo. Este es el mismo lugar donde se quemó la rejilla del piso de la pasarela. Esta es la supuesta ruta de caída donde el combustible fundido escapó de la vasija del reactor y cayó a la fosa del sumidero del piso del pedestal.


La foto de abajo muestra el área del piso del pedestal con nuevos detalles que no se habían visto en las fotos anteriores. Los restos de combustible se pueden ver apilados en la parte superior de varias vigas estructurales de acero en la parte superior de la foto. Los niveles de radiación son más bajos de lo esperado. Es probable que estos desechos de combustible provengan en su mayor parte de metal de la vasija del reactor y no contengan cantidades significativas de combustible nuclear. En el centro de la parte posterior de la foto parece ser la puerta del pedestal. A la derecha se puede ver la pared carbonizada del pedestal y parte de la bandeja de cables elevada. A la izquierda se pueden ver las gotas de agua que caen desde arriba. Los restos de combustible en el suelo se pueden ver con una profundidad por debajo de las bridas de las vigas de soporte. Los niveles de radiación cerca de estos desechos de combustible son bastante bajos, lo que indica que es probable que sea principalmente metal y que contenga poco combustible nuclear, al menos a nivel de la superficie.




La diapositiva de abajo muestra los niveles de radiación dentro del pedestal y las lecturas de temperatura. Ambos son bastante bajos. En contraste, las lecturas a lo largo del riel CRD en la contención exterior a medida que pasa cerca de la tubería de recirculación fueron de 80 Gy/h.





Los próximos trabajos para la unidad 2 incluyen los intentos de recoger muestras de los restos de combustible para su análisis. Esto debería dar una mejor idea de lo que contienen las capas superiores de los residuos de combustible. Esto ayudará a desarrollar métodos para remover los escombros. También proporcionará nuevas pistas para comprender los acontecimientos de las crisis.

Proporcionaremos actualizaciones a medida que este trabajo se lleve a cabo. Todavía no se han confirmado las fechas reales de trabajo.

Informe TEPCO, traducido automáticamente al inglés
unit1_unit2_containment_inspections_2019_d190228_08-j-translated.pdf

Informe TEPCO en japonés
unit1_unit2_containment_inspections_2019_d190228_08-j.pdf

Este artículo no sería posible sin el gran esfuerzo del equipo de investigación de SimplyInfo
Únase a la conversación en chat.simplyinfo.org

2011-2018 SimplyInfo.org, Fukuleaks.org Todos los derechos reservados El contenido citado, citado, etc. de otras fuentes está bajo los derechos respectivos del propietario de dicho contenido. Si usted está viendo esta página en cualquier otro sitio web que no sea www.simplyinfo.org (o www.fukuleaks.org) puede ser plagiado, por favor háganoslo saber. Si desea reproducir cualquiera de nuestros contenidos en su totalidad o en más de una frase o cita, póngase en contacto con nosotros primero para obtener permiso.






.
 

Galiciaverde

Madmaxista
Desde
29 Abr 2011
Mensajes
15.965
Zanx
57.689


KEPCO enviará ensamblajes de combustible nuclear MOX desde Francia en 2020: KEPCO to ship MOX nuclear fuel assemblies from France in 2020:The Asahi Shimbun

Por YUSUKE OGAWA/ 31 de marzo de 2019

MARCOULE, Francia--Kansai Electric Power Co. (KEPCO) planea transportar 32 conjuntos de combustible de óxido mixto de plutonio y uranio (MOX) de Francia a Japón en 2020 como muy pronto para ayudar a reducir sus reservas en el extranjero.

KEPCO planea utilizar el combustible MOX en los reactores No. 3 y No. 4 de su planta nuclear de Takahama en la Prefectura de Fukui, lo que reduciría su plutonio en el extranjero en aproximadamente una tonelada de las 11 toneladas actuales.

El combustible MOX se produjo en Francia utilizando plutonio extraído del combustible nuclear gastado generado en las centrales nucleares japonesas.

KEPCO, con sede en Osaka, había pedido a la compañía francesa de combustible nuclear Orano (antes Areva) que reprocesara el combustible nuclear gastado y extrajera plutonio de él.

Los planes fueron revelados al Asahi Shimbun por un ejecutivo Orano.

En julio de 2018, el gobierno japonés anunció el objetivo de reducir el volumen total de plutonio, almacenado en Japón y en el extranjero por empresas japonesas, de las 47 toneladas actuales.

Las empresas japonesas deben reducir sus reservas de plutonio antes de que una instalación de reprocesamiento en Rokkasho, Prefectura de Aomori, inicie operaciones en 2021 para extraer plutonio.

En 2017, Orano firmó un contrato con KEPCO para producir 32 conjuntos de combustible MOX.

En virtud del contrato, Orano ha extraído plutonio del combustible nuclear gastado, que fue transportado desde Japón, en su planta de reprocesamiento de La Hague, en el norte de Francia.

La compañía francesa planea transportar el plutonio a sus instalaciones en Marcoule, al sur de Francia, en 2019 para comenzar la producción de combustible MOX.

Luego, el combustible MOX será transportado desde un puerto en Cherbourg, al norte de Francia, a la planta de energía nuclear de Takahama en Japón en una ruta marítima en 2020 como muy pronto.


Desde la década de 1970, las empresas japonesas de energía eléctrica han confiado a empresas británicas y francesas el reprocesamiento de su combustible nuclear gastado para promover el reciclaje de combustible nuclear.

Actualmente, el combustible MOX se utiliza en cuatro reactores en Japón: los reactores No. 3 y No. 4 de la planta de Takahama; el reactor No. 3 de la planta nuclear de Genkai operada por Kyushu Electric Power Co. y el reactor No. 3 de la planta nuclear de Ikata operada por Shikoku Electric Power Co.

Sin embargo, el combustible MOX debe utilizarse en 16 a 18 reactores para reducir constantemente las existencias de plutonio de las empresas japonesas en el extranjero y hasta siete toneladas de plutonio que se extraen en la instalación de Rokkasho cada año.

Si las reservas de plutonio del Japón, que pueden utilizarse como materia prima para armas nucleares, aumentan, el país podría ser criticado por la sociedad internacional.

Desde 2018, el gobierno japonés ha pedido a las empresas de energía eléctrica que se ofrezcan entre sí plutonio para reducir sus reservas, especialmente en el extranjero.

En el futuro, las tres compañías de energía eléctrica de Kansai, Kyushu y Shikoku que utilizan combustible MOX podrían obtener plutonio de Tokyo Electric Power Co. y Chubu Electric Power Co., las cuales no pueden reducir sus reservas ya que sus reactores están inactivos.

"Con el fin de reducir las reservas, es más eficiente quemar combustible MOX en las centrales nucleares japonesas", dijo Philippe Knoche, CEO de Orano.






.
 

Galiciaverde

Madmaxista
Desde
29 Abr 2011
Mensajes
15.965
Zanx
57.689



Preocupación tanto en los demócratas como en los republicanos por los desechos nucleares de Hanford, a medida que aumentan los costos, y la administración de Trump recorta el presupuesto: Concern in both Democrats and Republicans about Hanford nuclear waste, as costs escalate, and Trump administration cuts back the budget

El 6 de abril de 2019 en Columbia

El lento ritmo de limpieza de la mayor reserva radioactiva del país los residuos sobrantes de la producción de armas nucleares son un estado frustrante funcionarios de los dos partidos políticos principales, que culpan a Trump administración por no hacer más.

El Departamento de Energía de los EE.UU. recientemente propuso cientos de millones de dólares en recortes de presupuesto para la limpieza del vasta reserva nuclear de Hanford en el sureste de Washington, a pesar de que el costo estimado de la limpieza se ha por lo menos triplicado y podría llegar a ser mayor de 600.000 millones de dólares.

"Eso es un enorme, enorme aumento de costes"
, dijo Tom. Carpenter, director del grupo del comité de vigilancia Hanford Challenge. En una audiencia en Washington, D.C., la semana pasada, la senadora demócrata Patty Murray cuestionó la afirmación del Secretario de Energía Rick Perry de que su agencia todavía puede cumplir con una programa de limpieza legalmente vinculante a pesar de los recortes presupuestarios propuestos. Gran parte de el envejecimiento de la infraestructura del sitio se está deteriorando, incluida la infraestructura subterránea tanques y túneles de almacenamiento de residuos.

Trump officials blamed for slowing down Hanford nuclear site cleanup
 

Galiciaverde

Madmaxista
Desde
29 Abr 2011
Mensajes
15.965
Zanx
57.689



Fukushima ocho años después: Sacos Negros y Niños Solitarios: Fukushima Eight Years Later: Black Sacks and Lonely Children
Fukushima Eight Years Later: Black Sacks and Lonely Children

Como de costumbre no se menciona en absoluto la incineración de los residuos radiactivos por los más de 20 incineradores en actividad en la Prefectura de Fukushima......

Apr 5, 2019

Las ciudades costeras cercanas a la central nuclear de Fukushima Daiichi están más llenas de sacos de tierra contaminada que de niños. Sin embargo, hay indicios de que esto puede estar cambiando, a medida que se abren más zonas a los repatriados y se ponen en marcha nuevas instalaciones de descontaminación.

Recuerdo cómo la lectora de noticias Andō Yūko, que visitó Fukushima conmigo en 2014, se enojaba cada vez que veía una hilera de sacos negros de un metro de altura que contenían tierra vegetal contaminada.

"No me importa cuántas veces digan que es seguro volver. La vista de estos enormes sacos en la zona te desconcierta por completo".



Bolsas de tierra vegetal recolectada interrumpen la serenidad del paisaje de Fukushima.


Los sacos contienen tierra y otro material contaminado que ha sido removido durante un proceso de descontaminación en el cual la capa superior de tierra es cortada. Sin ningún lugar a donde ir, las bolsas, cada una de las cuales contiene alrededor de 1 tonelada métrica de tierra, han sido dejadas en el sitio o apiladas una encima de la otra en áreas de almacenamiento temporal y cubiertas con lonas verdes.

No toda la Prefectura de Fukushima tiene altos niveles de radiación. De hecho, los niveles de radiación en la mayoría de las prefecturas son comparables con los del resto de Japón. No obstante, una extensa zona de Fukushima, en particular las comunidades del noreste, cerca de Fukushima Daiichi, fue descontaminada después del accidente para disipar las preocupaciones de la población. El proceso ha producido un flujo interminable de bolsas negras, muchas de las cuales han sido simplemente dejadas en los sitios descontaminados.




Una carretera bordeada de sacos negros.


Mucha gente en Fukushima que entrevisté en el pasado me dijo que no les gustaban las ominosas bolsas. Y como no se ha tomado ninguna decisión sobre la forma de eliminar el suelo contaminado, la remoción y el empaquetamiento del suelo sólo sirvieron para aumentar aún más su número.

Sin embargo, ocho años después del accidente, uno tiene la sensación de que hay menos sacos por ahí. Esto se debe en parte a la construcción de una instalación de almacenamiento a medio plazo, a la que ya se han comenzado a transportar los sacos.

Una Visita al "Lado Oscuro"

La nueva instalación está siendo construida para manejar y almacenar de manera segura el suelo contaminado mientras espera su disposición final. La instalación se extiende entre las ciudades de Ōkuma, sede de la central nuclear de Fukushima Daiichi, y Futaba, en una zona de la zona de exclusión declarada inhabitable debido a su alto nivel de radiación.

Fui a ver una sección de la instalación en construcción en Ōkuma Pasamos por casas donde la lavandería no se ha recogido desde 2011 y aparcamientos llenos de coches oxidados antes de llegar a un enorme foso rodeado de muros de presa.

Lo que antes era una zona de casas y campos es ahora una gigantesca zona de contención de suelo contaminado revestida de hormigón. En el momento de mi visita en enero de 2019, un total de 60.000 metros cúbicos de tierra ya habían sido transportados a la instalación.




Carga de camión después de que el camión cargado de tierra es descargado en el sitio.

Esta cantidad está programada para alcanzar los 4 millones de metros cúbicos en el ejercicio fiscal 2019 (que finalizará en marzo de 2020) y para alcanzar los 12,5 millones de metros cúbicos en el ejercicio fiscal 2020, cantidad suficiente para llenar la Cúpula de Tokio 10 veces más.



El almacén a medio plazo se encuentra en lo que antes eran bosques y tierras de cultivo. (Enero de 2019, Ministerio de Medio Ambiente)


Aunque a primera vista el trabajo parece ir bien, aún quedan muchas cuestiones por resolver. Como indica el término "a medio plazo" en el nombre del mecanismo, no se ha tomado ninguna decisión sobre el destino final del suelo recogido. Tampoco se ha tomado ninguna decisión sobre cómo se devolverá el área a sus propietarios originales cuando se acuerde esa solución definitiva. Los efectos también están empezando a sentirse en la población local, que habla del ruido y los atascos de tráfico causados por el constante flujo de camiones volquetes.

Mi guía del Ministerio de Medio Ambiente me pidió disculpas: "Fukushima tiene su lado bueno y su lado oscuro. Hoy, te mostraré el lado oscuro."
Después de terminar nuestro recorrido por el almacén, las suelas de nuestros zapatos fueron meticulosamente revisadas para asegurarnos de que no habían sido contaminadas. Fue desgarrador pensar que pasaría bastante tiempo antes de que esta zona viera el "lado bueno" de Fukushima.




Los zapatos de los visitantes son inspeccionados en busca de radiación antes de que puedan salir del sitio.

Para leer más:
Fukushima Eight Years Later: Black Sacks and Lonely Children


.
 

Galiciaverde

Madmaxista
Desde
29 Abr 2011
Mensajes
15.965
Zanx
57.689


Desmantelar Garoña y el Plan de Residuos, retos del renovado Consejo Nuclear: Desmantelar Garoña y el Plan de Residuos, retos del renovado Consejo Nuclear

El nuevo Pleno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) afrontará los próximos 6 años múltiples retos, incluidos el desmantelamiento de la central nuclear de Garoña y la renovación del Plan de Gestión de Residuos Radiactivos, pieza clave para el cierre de las centrales nucleares fijado en 2035.


El nuevo pleno, con mayoría del PSOE, está presidido por Josep María Serena i Sender al que le acompañan Elvira Romera Gutiérrez, María Pilar Lucio Carrasco y Francisco Castejón Magaña, este último a propuesta de Podemos, como nuevas consejeras y consejero de este organismo, a los que se suma Javier Dies del PP (la renovación solo ha afectado a 4 de 5 consejeros).
En declaraciones a Efeverde Raquel Montón, responsable de la campaña nuclear de Greenpeace, ha explicado que los nuevos miembros se enfrentan a un sexenio con un “ingente número de tareas” y ha resaltado la caducidad de las licencias de los 7 reactores: Almaraz (2), Ascó (2), Cofrentes (1), Vandellós (1) y Trillo (1).
“Más allá de que se cumplan los planes del Gobierno para la ampliación de vida de los reactores -según los datos del Plan Nacional Integral de Clima y Energía 2020-2030-, todas las licencias de las centrales van a tener que ser revisadas o para cerrarlas o para ampliarlas”, ha detallado Montó.

Mina uranio

La autorización para la mina de uranio de Retortillo (Salamanca), la más grande de Europa a cielo abierto de este elemento e inmersa en múltiples polémicas administrativas, también sobresale entre los desafíos en materia de seguridad, que deberá tratar el nuevo Pleno cuyo nombramiento se publicó el 30 de marzo en el BOE...

Leer más: Desmantelar Garoña y el Plan de Residuos, retos del renovado Consejo Nuclear




.
 

Galiciaverde

Madmaxista
Desde
29 Abr 2011
Mensajes
15.965
Zanx
57.689



Quién se atreve a vivir junto a la accidentada nuclear de Fukushima: Quién se atreve a vivir junto a la accidentada nuclear de Fukushima

Japón permite habitar de nuevo en una parte del municipio de Okuma, del que fueron evacuadas forzosamente 10.000 personas hace ocho años...

...
Las garantías sanitarias presentadas por las autoridades, no obstante, no parecen suficientes para conseguir una rápida recuperación de la población de Okuma. Muchos antiguos residentes se muestran reacios a regresar, ya que el núcleo urbano ha sufrido los efectos del largo período de abandono, los servicios públicos (sanidad, escuelas y similares) siguen sin restablecerse y todavía se trabaja en la cercana central para retirar de manera segura los materiales radioactivos acumulados...

Leer más: Quién se atreve a vivir junto a la accidentada nuclear de Fukushima






.
 

Galiciaverde

Madmaxista
Desde
29 Abr 2011
Mensajes
15.965
Zanx
57.689



Fukushima Unit 1 Próxima inspección; lo que necesitas saber: Fukushima Unit 1 Upcoming Inspection; What You Need To Know

31 de marzo de 2019

TEPCO y las diversas entidades encargadas de la limpieza del desastre en Fukushima Daiichi han anunciado los detalles de la próxima inspección dentro de la unidad 1.

Cuándo: Verano de 2019
Dónde: Contención interior de la unidad 1.

Los esfuerzos de inspección son típicamente descritos como realizados por robots. La mayoría de las inspecciones más recientes se realizan con ROVs (Remote Operated Vehicle). Un ROV tiene un cable de amarre usado para operar y alimentar la unidad móvil. Esto aumenta la complejidad del trabajo pero da más fiabilidad al control de la unidad.

Se utilizará una flota de cinco robots para completar el trabajo. Cada una de estas unidades ROV es aproximadamente el peso de un perro grande, lo que las convierte en los "robots" de inspección más grandes utilizados hasta la fecha en la contención interior. Un ROV más pequeño se usará para monitorear visualmente a las otras unidades mientras realizan su trabajo. Primero se instalará un juego de ocho anillos dentro de la contención. Estos actúan como guías de ruta para las unidades ROV y evitan que el cable de amarre se enrede en las estructuras dentro de la contención. Luego, cada unidad ROV se utilizará por separado para realizar una tarea específica relacionada con las inspecciones planificadas. La siguiente tabla explica los pasos de inspección.





La información en la tabla de inspección revela algunas nuevas suposiciones de TEPCO y de los grupos de desmantelamiento. Asumen que la capa de arena como sedimento dentro de la contención es profunda. Este material no ha sido confirmado de dónde proviene ni qué es exactamente. Una prueba de muestra previa de la sustancia indicó que no son residuos de combustible. La tabla también asume que hay restos de combustible debajo de la capa de arena. Los niveles de radiación dentro de la contención y cerca del piso de contención no muestran tales condiciones. Lo que se encuentre o no en estas nuevas inspecciones será de gran interés.

Los escáneres de muones de la vasija del reactor de la unidad 1 mostraron que no quedaba una cantidad significativa de combustible dentro de la vasija. Otras inspecciones mostraron lo que es muy probable que sean restos de combustible dentro del piso de la sala de toros de la unidad 1. Más tarde, TEPCO trató de negarlo. Se encontraron altos niveles de radiación en la sala de filtros SGTS (parte de los sistemas de tratamiento de aire y ventilación) y en la torre de ventilación. Un sistema de tuberías de refrigeración dentro de la unidad 1 mostró evidencia de alguna cantidad de agua altamente contaminada o desechos de combustible, pero éstos serían partículas de combustible, no una porción significativa de los desechos de combustible. Otras partes de la estructura de contención y del edificio del reactor no han mostrado evidencia de cantidades significativas de desechos de combustible. Las ubicaciones no comprobadas hasta ahora son el pedestal del reactor. El pedestal puede ser revisado como parte de esta inspección dependiendo de lo que se encuentre en el piso de contención.


Para realizar este nuevo trabajo se utilizará la escotilla de personal X2. Se cortarán agujeros a través de ambas puertas y se instalará una tubería guía con una válvula de aislamiento. Esto permitirá que este nuevo puerto de contención sea sellado. Las unidades ROV estarán contenidas en una unidad de "caja de sellado" que puede conectarse a la válvula en el tubo guía. Esto permite que el ROV y el puerto de contención se aíslen del medio ambiente. Esto también es importante al retirar un vehículo teledirigido de la contención, ya que saldrá contaminado y tendrá que ser sellado del medio ambiente.





El punto de entrada X2 es significativamente radioactivo. La ubicación carece de las gruesas paredes de hormigón del resto de la estructura de contención que proporcionan blindaje. Es probable que las estructuras y las puertas también filtraran residuos radiactivos durante las fusiones. Se ha instalado una serie de cortinas de protección para reducir la exposición de los trabajadores durante las inspecciones. Los trabajos de inspección se realizarán a distancia en otro edificio. La instalación física de cada unidad ROV requiere que los trabajadores estén en el área para hacer el trabajo práctico.





Los diagramas y fotos de abajo muestran la ubicación general del puerto X2 junto con las fotos del área. Muchos equipos antiguos han sido retirados para reducir la exposición a la radiación y eliminar obstáculos.






En los informes de la próxima inspección se incluía esta información sobre hidrógeno y presión de contención. Afirma que la unidad 1 se ha mantenido a una presión sobre la presión atmosférica (presión positiva) desde poco después del desastre. Esto se hace inyectando más nitrógeno en la contención que el que se extrae a través del sistema de filtración. Esto puede ser una pista hacia la tienda de campaña instalada apresuradamente sobre la unidad 1 en 2011.

Se afirma que el exceso de nitrógeno se utiliza para suprimir la producción de hidrógeno dentro de la unidad 1. Mientras se trabaja en la inspección de la unidad 1, se reducirá la presión. Una vez terminado el trabajo, la presión aumentará. La unidad 1 actualmente no tiene cubierta de carpa. Los trabajos para eliminar los escombros en el piso de reabastecimiento de combustible han estado en curso.






Este trabajo y la posible inspección de los pedestales serían el último conjunto de lugares donde se podrían localizar los restos de combustible. Lo que se encuentre o no en estas inspecciones será fundamental para comprender la fusión y las emisiones en la unidad 1.

Continuaremos informando sobre este tema a medida que las inspecciones se lleven a cabo este verano.

Informe de la Unidad 1, traducido al inglés
unit1_unit2_containment_inspections_2019_d190228_08-j-translated.pdf

Informe de la Unidad 1 en japonés
unit1_unit2_containment_inspections_2019_d190228_08-j.pdf

La máquina de informes IRID traducida al inglés *sólo incluye diapositivas que no están en el informe de TEPCO

IRID_unit1_inspection_2019_edited_translated.pdf

Ficha técnica de Hitachi de las unidades ROV, traducida automáticamente al inglés

hitachi_u1_robot_specs_IRID-translated.pdf





.
 

Galiciaverde

Madmaxista
Desde
29 Abr 2011
Mensajes
15.965
Zanx
57.689


"Las nubes de tormenta se están juntando": Un experto nuclear advierte de una nueva carrera de armamentos
La creciente amenaza de la confrontación nuclear: The growing threat of nuclear confrontation

Una nueva carrera de armamentos nucleares: A medida que la OTAN celebra su 70º aniversario, crece la amenaza de la confrontación nuclear
DEMOCRACY NOW APRIL 08, 2019 Conmemoraciones - así como protestas - se celebraron la semana pasada para conmemorar el 70 aniversario de la formación de la OTAN, la Organización del Tratado del Atlántico Norte. El presidente Trump aprovechó el aniversario para presionar a los países de la OTAN para que aumenten el gasto militar. Durante una reunión de la Oficina Oval con el Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, Trump exigió a Alemania y a otros países de la OTAN que aumenten sus gastos militares del 2 al 4 por ciento del PIB. La presión para aumentar el gasto militar podría beneficiar a los fabricantes de armas de EE.UU., incluyendo a Boeing. Esto se debe a que el jefe interino del Pentágono, Patrick Shanahan, está siendo investigado por abogar indebidamente en nombre de Boeing, donde trabajó durante 30 años. Hablamos con Joe Cirincione, presidente de la fundación de seguridad global Ploughshares Fund...

JOE CIRINCIONE: Estamos malditos en esta discusión por una definición muy estrecha de seguridad nacional. Todos hemos llegado a aceptar que la seguridad nacional es igual a las fuerzas militares y las armas, cuando, de hecho, como usted señala, una seguridad nacional está más a menudo determinada por la salud y el bienestar de su ciudadanía, el sistema de justicia, si los ciudadanos sienten que están involucrados en el país y tienen un papel en la gobernanza de ese país. Y el gasto militar es sólo una pequeña parte de la seguridad nacional, pero esto se ha convertido en la prueba de si un país está soportando su justa carga. Por lo tanto, el reparto de la carga con los países de la OTAN ha sido un problema en esta ciudad durante décadas. Los republicanos y los demócratas han insistido en ello, porque es una manera fácil para ellos de demostrar que son duros, que son fuertes.

Pero pongamos esto en perspectiva. ¿De qué estamos hablando? El mundo en su conjunto, cada año, gasta alrededor de 1,7 billones de dólares en armas y fuerzas militares. Uno punto siete. Los Estados Unidos y nuestros aliados de la OTAN representan un billón de dólares de eso. Así que más de la mitad de todo el gasto mundial lo gastan los Estados Unidos y nuestros aliados de la OTAN. Sólo los aliados de la OTAN representan unos 240.000 millones de dólares. Eso es lo que gastan. ¿De qué lo están gastando para protegerse? Bueno, si piensas que Rusia es la principal amenaza, Rusia sólo gasta unos 66.000 millones de dólares cada año en defensa. De hecho, su gasto se redujo en un 20% entre 2016 y 2017, el último año para el que tenemos cifras. Por lo tanto, su gasto está bajando.

Entonces, ¿por qué esta demanda de que los aliados de la OTAN gasten más, cuando están acosados por todo tipo de problemas que no tienen nada que ver con militares, todo tipo de problemas internos, económicos, de inmigración, de justicia social, de salud y de bienestar? Por qué? Bueno, uno, es simple. La solución del 2%, es un mantra simple que se repite. Y, dos, esto beneficia directamente a los contratistas militares.

¿Quién gana dinero con esto? Bueno, la mayor parte del dinero que gastamos en defensa en este país, y que los europeos gastan, va a un puñado de contratistas de defensa: Boeing, Lockheed Martin, Northrop Grumman, Raytheon, etc. Y presionan incesantemente por este tipo de aumentos, en Washington, en el cuartel general de la OTAN, en las capitales de Europa.

Y ahora tenemos la absurda situación de que un veterano de 31 años de Boeing, un ejecutivo corporativo, Patrick Shanahan, es el secretario de Defensa en funciones. Es un conflicto de intereses tan obvio que uno pensaría que la gente diría: "Bueno, no, no puedes hacer eso". Pero, por supuesto, esto es Trump's Washington, donde los ejecutivos de la industria petrolera dirigen la EPA, y las compañías farmacéuticas dirigen la FDA, por lo que ha sido aceptado. Pero no está bien. No es justo. Y nos distorsiona.

Y es peligroso. Sólo un último dato: si le tomas la palabra a Trump de que quiere que contribuyan con un 4%, bueno, eso significa que quieres que Europa duplique sus gastos de defensa, de unos 230.000 millones de dólares a 460.000 millones de dólares. ¿Para qué? ¿Para hacer qué? ¿Hacia dónde va esto?
Hemos perdido la noción de las verdaderas necesidades de seguridad a las que nos enfrentamos, y nos hemos obsesionado con gastar más y más en armas militares que de hecho sólo tienen un papel menor que desempeñar en la seguridad nacional de un país.- Un veterano de Boeing, un ejecutivo corporativo, Patrick Shanahan, es el secretario de defensa en funciones. Es un conflicto de intereses tan obvio que uno pensaría que la gente diría: "Bueno, no, no puedes hacer eso". Pero, por supuesto, esto es Trump's Washington, donde los ejecutivos de la industria petrolera dirigen la EPA, y las compañías farmacéuticas dirigen la FDA, por lo que ha sido aceptado. Pero no está bien. No es justo. Y nos distorsiona.

Y es peligroso. Sólo un último dato: si le tomas la palabra a Trump de que quiere que contribuyan con un 4%, bueno, eso significa que quieres que Europa duplique sus gastos de defensa, de unos 230.000 millones de dólares a 460.000 millones de dólares. ¿Para qué? ¿Para hacer qué? ¿Hacia dónde va esto? Hemos perdido la noción de las verdaderas necesidades de seguridad a las que nos enfrentamos, y nos hemos obsesionado con gastar más y más en armas militares que de hecho sólo tienen un papel menor que desempeñar en la seguridad nacional de un país?

Joe, has escrito varios libros, uno de ellos Nuclear Nightmares: Asegurar el mundo antes de que sea demasiado tarde, y el miedo a las bombas: La historia y el futuro de las armas nucleares. ¿Crees que es demasiado tarde? ¿Y qué crees que tiene que pasar?

JOE CIRINCIONE: Todas las flechas apuntan en la dirección equivocada, por lo que se están acumulando nubes de tormenta nuclear. Por ejemplo, John Bolton, el asesor de seguridad nacional, ha tenido mucho éxito en sabotear las conversaciones con Corea del Norte. El único beneficio de la presidencia de Trump podría ser que podría negociar un acuerdo sólido con Kim Jong-un. Ahora parece, según los informes de esta semana, que en la cumbre de Hanoi John Bolton saboteó esas conversaciones presentando una lista de demandas inaceptables, una oferta de todo o nada a los norcoreanos que les hizo suspender las conversaciones.

Ha matado el Tratado de Fuerzas Nucleares Intermedias. Se trata de un tratado de Ronald Reagan, que logró sacar y destruir 3.000 armas nucleares de Europa. Puede que hayas estado cubriendo esto en los 80, Amy. Cuando estábamos vertiendo armas nucleares en Europa, manifestaciones masivas. La mayor brecha en la alianza de la OTAN hasta ahora era esa crisis. Ronald Reagan y Mikhail Gorbachev negociaron un tratado. A Bolton nunca le gustó. Él lo mató.

¿Y por qué lo mató? Utilizó la excusa de una violación rusa, que creo que es real, pero el tipo de cosas que se pueden arreglar en el marco del tratado. ¿Y qué, pero por qué lo mataron? Porque hay elementos en el ejército de Estados Unidos y en la industria de defensa que quieren construir nuevas armas nucleares que fueron prohibidas por ese tratado, para desplegarlas contra China y ponerlas en Europa.

Así que, semanas después de que anunciáramos nuestra retirada del tratado, se reveló que el Departamento de Defensa está empezando a fabricar, investigar y desarrollar y producir un nuevo misil de crucero lanzado desde tierra, el llamado GLCM. Puede que recuerde esta frase de los años 80. Eran los GLCM y los Pershing II los que estábamos vertiendo en Europa. Y así, el Secretario General Stoltenberg trató de asegurar al Congreso que la OTAN no aceptaría un nuevo arma nuclear de fuerzas intermedias en Europa.

Así que Bolton está haciendo esto un poco ingeniosamente. Es como un caballo de Troya. Va a ser un misil de crucero armado convencionalmente lanzado desde tierra, un GLCM armado convencionalmente, que llegará a Europa, quizás en los próximos dos años. Pero, por supuesto, se puede cambiar fácilmente la ojiva convencional por una nuclear. Así que creo que están planeando poner estas armas para evitar el tipo de manifestaciones masivas, y más tarde, posiblemente, equiparlas con armas nucleares.

Este es el tipo de política de la Guerra Fría que creíamos que estaba detrás de nosotros. Pensamos que la carrera armamentista había terminado. Esto no ha terminado. Estamos en una nueva carrera armamentista. Todos los países con armas nucleares están construyendo nuevas armas nucleares y se dirigen hacia un punto de enfrentamiento. Hay que ser un verdadero optimista para pensar que se pueden mantener indefinidamente miles de armas nucleares en manos humanas falibles y que algo terrible no va a suceder. Me preocupa mucho la dirección de la carrera de armamentos, la dirección de nuestras políticas.

Joe Cirincione, presidente de Ploughshares Fund, autor de Nuclear Nightmares: Asegurar el mundo antes de que sea demasiado tarde y el miedo a las bombas: La historia y el futuro de las armas nucleares. Para ver la Parte 1 de nuestra entrevista, vaya a democracynow.org. Esto es Democracia Ahora!

A New Nuclear Arms Race: As NATO Marks 70th Anniversary, Threat of Nuclear Confrontation Grows




.
 

Galiciaverde

Madmaxista
Desde
29 Abr 2011
Mensajes
15.965
Zanx
57.689

Un trabajador midiendo la radiación después de la explosión de la central nuclear de Chernóbil en el norte de Ucrania, agosto de 1986.


El Síndrome de Chernobyl: The Chernobyl Syndrome



La noche del 25 de abril de 1986, durante una parada de mantenimiento planificada en la central eléctrica de Chernóbil, en el norte de Ucrania, uno de los cuatro reactores se sobrecalentó y comenzó a arder. Mientras los ingenieros de la planta se apresuraban a recuperar el control de la misma, pensaron por un momento que había habido un terremoto. De hecho, una acumulación de vapor había propulsado al aire la parte superior de hormigón de doscientas toneladas de la carcasa del reactor, con masas de material radiactivo siguiéndolo de cerca cuando el núcleo explotó. A los trabajadores de la planta se les había asegurado una y otra vez la seguridad del "átomo pacífico", y no podían imaginar que el reactor había explotado.

Los bomberos se precipitaron al lugar de los hechos sin equipo especial ni una clara comprensión de los riesgos potenciales; no habían recibido capacitación para hacer frente a una explosión nuclear, porque esa capacitación habría implicado el reconocimiento de que era posible una explosión. Patearon trozos de grafito radiactivo que habían caído alrededor del reactor, y sus botas se pegaron al betún inflamable que se había utilizado, en contra de todas las normas de seguridad, para recubrir los techos de los edificios de la planta. Los esfuerzos por apagar misteriosamente los fuegos incandescentes sólo hacían que las conflagraciones ardieran con vapor radioactivo. (Estos incendios probablemente contenían dióxido de uranio, uno de los combustibles utilizados en el reactor.)

Sintiéndose calientes, los bomberos se desabrocharon las chaquetas y se quitaron los cascos. Después de menos de treinta minutos comenzaron a vomitar, a desarrollar dolores de cabeza insoportables y a sentir desmayo y sed insoportable. Uno bebió agua altamente radioactiva del estanque de enfriamiento de la planta, quemando su tracto digestivo. Durante las horas siguientes, los bomberos y los trabajadores de las plantas expuestos se hincharon, su piel se tornó de un color púrpura espeluznante de radiación. Más tarde se volvería negro y se despegaría. Después de la evacuación y el tratamiento en Moscú, muchos de estos primeros intervinientes murieron y fueron enterrados en pares de ataúdes de zinc. Sus tumbas estaban cubiertas con baldosas de cemento para bloquear la radiación que emanaba de sus cadáveres.

El Secretario General, Mijail Gorbachov, fue informado de que se había producido una explosión y un incendio en la planta, pero que el reactor en sí no había sufrido daños graves. Nadie quería ser portador de noticias catastróficas. Cuando el funcionario ocasional planteó la cuestión de si debía advertir a los civiles y evacuar la ciudad de Pripyat, que había sido construida para albergar a los trabajadores de la planta de Chernobyl, se le advirtió que esperara a que los altos mandos tomaran una decisión y que se formara un comité. El pánico y la vergüenza eran de mayor preocupación que la seguridad pública. La KGB cortó las líneas telefónicas interurbanas de Pripyat e impidió que los residentes se fueran, como parte de los esfuerzos para evitar que se propagaran las noticias del desastre. Algunos lugareños eran lo suficientemente listos como para tratar de irse por su cuenta. Pero sin aviso público, muchos no tomaron ni siquiera la precaución mínima de permanecer en casa con las ventanas cerradas. Un hombre estaba felizmente tomando el sol a la mañana siguiente, contento por la velocidad con la que se bronceaba. Pronto estuvo en el hospital.

Los funcionarios de Moscú finalmente se dieron cuenta de que el reactor había explotado y que había un riesgo inminente de otra explosión mucho mayor. Más de treinta y seis horas después de la fusión inicial, Pripyat fue evacuado. Las columnas de los autobuses urbanos de Kiev habían sido enviadas a esperar a los evacuados en las afueras de la ciudad, absorbiendo la radiación mientras se debatían los planes. Estos autobuses radiactivos depositaban a sus pasajeros radiactivos en aldeas elegidas para albergar a los refugiados, y luego regresaban a sus rutas regulares en Kiev. En las dos semanas siguientes, otras 75.000 personas fueron reasentadas en la zona de 30 kilómetros alrededor de Pripyat, que se conocería como la "Zona de Exclusión", y que permanece casi deshabitada hasta el día de hoy.

El sistema soviético comenzó a reunir sus vastos recursos humanos para "liquidar" el desastre. Muchos esfuerzos para detener el fuego en el reactor sólo empeoraron las cosas provocando nuevas reacciones o creando humo tóxico, pero no hacer nada no era una opción. Pilotos, soldados, bomberos y científicos se ofrecieron como voluntarios, exponiéndose a enormes dosis de radiación. (Muchos otros huyeron de la escena.) Fueron recompensados con bonos en efectivo, autos y apartamentos, y algunos se convirtieron en "Héroes de la Unión Soviética" o "Héroes de Ucrania", pero muchos se volvieron inválidos o no vivieron para ver sus nuevos hogares. Los niveles de radiación eran tan altos que hicieron que la electrónica de los robots fallara, así que los "biorobots" -gente con un equipo de protección provisional contra el plomo- hicieron el trabajo de limpiar el área.


El 28 de abril, una nube radiactiva llegó a Escandinavia. Después de los intentos de negación, el gobierno soviético admitió que había habido un accidente. Los periodistas occidentales pronto comenzaron a informar sobre las alarmantes estimaciones de las víctimas de Chernóbil. Para mantener la ilusión de que el accidente ya estaba bajo control, Moscú ordenó a los ucranianos que continuaran con el desfile planeado del Primero de Mayo en Kiev, a unas ochenta millas de distancia, exponiendo así a un gran número de personas -incluidos muchos niños- a la lluvia radiactiva. Sin embargo, gracias al boca a boca y a su habilidad para leer entre líneas de las declaraciones oficiales, los residentes de Kiev ya estaban huyendo. A principios de mayo, el éxodo había crecido tanto que se hizo casi imposible comprar un billete de avión, tren o autobús para salir de la ciudad. Decenas de miles de residentes se fueron incluso antes de que se emitiera la orden oficial de evacuar a los niños, demasiado tarde, el 15 de mayo. Miles de personas fueron tratadas por exposición a la radiación en hospitales soviéticos a finales del verano de 1986, pero a la prensa soviética sólo se le permitió informar sobre las hospitalizaciones de los bomberos y operadores de la planta de Chernobyl.

Unos decenios más tarde, a muchos les pareció que el peor desastre nuclear del mundo había causado sorprendentemente pocos daños a largo plazo. El número oficial de muertes por envenenamiento agudo por radiación (entre los trabajadores de las plantas y los bomberos), el doble de las tasas de leucemia entre los expuestos a niveles de radiación excepcionalmente altos durante la respuesta al desastre, y varios miles de casos de cáncer de tiroides -muy tratable y muy rara vez mortal- entre los niños, es ahora de entre treinta y uno y cincuenta y cuatro. Pripyat se convirtió en un sitio turístico espeluznante. En la Zona de Exclusión, pronto se pudieron ver lobos, alces, linces, osos pardos y aves rapaces que casi habían desaparecido de la zona antes de Chernobyl; algunos visitantes lo describieron como una especie de Edén radiactivo, prueba de la resistencia de la naturaleza. Pero las sorprendentes diferencias en los nuevos libros sobre Chernobyl de Kate Brown, Adam Higginbotham y Serhii Plokhy muestran que todavía hay muchas maneras de contar esta historia, y que las lecciones de Chernobyl siguen sin resolverse.

Tanto Plokhy como Higginbotham dedican sus primeras secciones a la reconstrucción dramática del desastre de la planta. Dibujos de una vida familiar amorosa o de una ambición juvenil introducen a las figuras centrales, haciéndonos sentir mareados por el miedo. Las descripciones minuto a minuto de la fusión del reactor y sus secuelas son tan apasionantes como cualquier thriller y emplean técnicas similares: los momentos de realización horrorizada, las carreras heroicas contra el tiempo. La profética película de 1979 El síndrome de China, sobre un desastre apenas evitado en una planta nuclear y su encubrimiento, se menciona en ambos libros. El título de la película proviene de la hipotética discusión de un ex científico del Proyecto Manhattan sobre la fusión de un reactor en América del Norte, causando que el combustible se propague a través del globo hasta China. Aunque ese escenario específico era claramente imposible, el "síndrome de China" se convirtió en la abreviatura de las ansiedades sobre la quema de material nuclear a través de los cimientos de la planta de Chernóbil y su entrada en la capa freática, la cuenca del río Dniéper y luego el Mar Negro.

Plokhy, historiador de Ucrania, ofrece un relato magistral de cómo la disfunción burocrática de la URSS, la censura y los objetivos económicos imposibles produjeron el desastre y obstaculizaron la respuesta al mismo. Aunque los soviéticos llevaron a cabo un juicio para responsabilizar a tres empleados de la planta, Plokhy deja en claro lo absurdo de responsabilizar a los individuos por lo que claramente fue un fracaso sistémico. Pero Chernobyl podría haber sido peor. La cuenca del río Dniéper no fue contaminada, no hubo una segunda explosión, y los daños a largo plazo fueron misericordiosamente limitados; finalmente el fuego se extinguió por sí solo, y el reactor fue cubierto con un "sarcófago" de hormigón de 400.000 toneladas.

La nube radiactiva puede incluso haber tenido un lado positivo. Plokhy enfatiza el papel de Chernobyl en el colapso final de la URSS y en el empuje por la independencia de Ucrania, mientras los ciudadanos furiosos trabajaban para derrocar al gobierno responsable del desastre, su encubrimiento y la respuesta letalmente inadecuada al mismo. Para Plokhy, la mayor lección de Chernóbil es el peligro del autoritarismo. La secreta necesidad de la Unión Soviética de parecer invencible la llevó a ocultar los numerosos accidentes nucleares que precedieron a Chernóbil, en lugar de utilizar estudios sobre ellos para mejorar la seguridad. El recuerdo de las purgas de Stalin y la continua amenaza de castigos injustos impidieron que los trabajadores y funcionarios de la planta reportaran problemas, mientras que las cuotas soviéticas imposibles llevaron a los empleados de la planta a recortar gastos e ignorar los protocolos de seguridad. Una vez que el reactor explotó, la censura soviética mantuvo a los ciudadanos en la oscuridad sobre el desastre, impidiéndoles tomar medidas para protegerse.


Pero los encubrimientos y los pases de dinero burocráticos no sólo ocurren en gobiernos autoritarios. Como sugiere el título de su libro, Manual for Survival, Kate Brown está interesada en las secuelas de Chernobyl, no en el desastre en sí. Sus héroes no son los primeros en responder, sino valientes científicos ciudadanos, médicos y funcionarios de salud independientes, periodistas y activistas que lucharon tenazmente para descubrir la verdad sobre el daño a largo plazo causado por Chernobyl. Sus villanos incluyen no sólo a las mentirosas y negligentes autoridades soviéticas, sino también a los gobiernos occidentales y a las agencias internacionales que, según ella, han trabajado durante décadas para minimizar u ocultar el costo humano y ecológico de la guerra nuclear, los ensayos nucleares y los accidentes nucleares. En lugar de atribuir Chernobyl al autoritarismo, señala similitudes en la voluntad de los soviéticos y capitalistas de sacrificar la salud de los trabajadores, el público y el medio ambiente a objetivos de producción y rivalidades geopolíticas.

Cuando Estados Unidos lanzó bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki, el efecto inmediato fue una enorme emisión de radiación. La lluvia radiactiva luego descendió desde el cielo, moviéndose con el viento para distribuir una menor cantidad de radiación a través de un área más grande. La gente que llegó a Hiroshima después del ataque cayó enferma, incluyendo soldados estadounidenses que ayudaron a reconstruir la ciudad, y la prensa japonesa escribió sobre los efectos más duraderos del "veneno atómico". Esto enfureció al general Leslie Groves, jefe del Proyecto Manhattan, quien no podía tolerar la posibilidad de que la nueva arma tan costosa pudiera ser vilipendiada y prohibida, como lo había sido el gas mostaza alemán durante y después de la Primera Guerra Mundial. Groves dirigió un esfuerzo por utilizar la censura y la propaganda para suprimir la información sobre los peligros de la radiación emitida por la bomba atómica. EE.UU. patrocinó un "Life Span Study" de supervivientes de bombas japonesas, que proporcionó información valiosa. Pero sólo comenzó en 1950, demasiado tarde para obtener resultados completos, y sólo tuvo en cuenta la explosión inicial, no la lluvia radiactiva, en sus estimaciones de exposición a la radiación. Esto significaba que excluía de la consideración los problemas de salud potencialmente inducidos por la radiación relacionados con dosis más bajas de radiación, como la leucemia, el cáncer de tiroides, las enfermedades del sistema circulatorio, los trastornos autoinmunes, las enfermedades oculares y el aumento de la vulnerabilidad a las infecciones.

En 1953 el presidente Eisenhower anunció "Átomos para la Paz", un programa destinado a utilizar la energía nuclear para medicina y electricidad barata. Pronto la carrera armamentista de la guerra fría fue acompañada por la construcción competitiva de reactores nucleares civiles. La carrera de la Unión Soviética hacia la energía nuclear, al igual que sus otras iniciativas de industrialización, requería el cumplimiento excesivo de cuotas poco realistas, a menudo utilizando materiales de baja calidad y personal poco capacitado.

En los años 50 los soviéticos desarrollaron el Reactor de Canal de Alta Potencia (RBMK). También desarrollaron un modelo alternativo mucho más seguro, el Reactor Agua-Agua-Energía (VVER), similar a los Reactores de Agua a Presión utilizados en los Estados Unidos. Pero la RBMK ganó porque generaba el doble de energía que la VVER, era más barata de construir y operar, y producía plutonio que podría ser usado en armas, aunque emitía mucha más radiación y no había sido completamente probada antes de que comenzara la operación. Los cuatro reactores de la central de Chernóbil, inaugurados entre 1977 y 1983, eran todos de tipo RBMK. Generaron grandes cantidades de electricidad no sólo para uso civil, sino también para el cercano sistema Duga Radar, que se había construido para detectar misiles nucleares. En 1985, la planta de Chernobyl, de construcción deficiente, logró sobrecargar sus cuotas de producción, en parte gracias a la reducción del tiempo dedicado a las reparaciones.

La Unión Soviética sólo tuvo acceso a los resultados publicados del "Estudio de esperanza de vida". Pero el rápido desarrollo de la energía nuclear soviética, y los numerosos accidentes que la acompañaron, brindaron amplias oportunidades para examinar los efectos de la radiación en el cuerpo humano. Para cuando la Dra. Angelina Guskova atendió a los que respondieron a Chernobyl, ya había tratado más casos de enfermedades por radiación que nadie en el mundo. Durante años de trabajo en una instalación secreta de armas nucleares de Siberia, donde se le prohibió preguntar a sus pacientes sobre la naturaleza de su trabajo y, por lo tanto, sobre su exposición a la radiación, aprendió a estimar las dosis de radiación a partir de los síntomas de las víctimas, y logró avances sustanciales en el tratamiento de enfermedades relacionadas con la radiación. Ayudó a contribuir a la definición soviética de "síndrome de radiación crónica", que incluía malestar, trastornos del sueño, encías sangrantes y trastornos respiratorios y digestivos. Los hallazgos de Guskova, como los muchos accidentes nucleares que ocurrieron en la Unión Soviética en esos años, se mantuvieron en secreto.

Chernobyl brindó la oportunidad de reunir un vasto conocimiento sobre los efectos de la exposición a la radiación, pero la política superó a la ciencia. En la década de 1990, cuando los estudios sobre Chernobyl deberían haber estado en pleno apogeo, los estadounidenses y europeos demandaban a sus gobiernos por exponerlos a la radiactividad a través de pruebas y accidentes nucleares, una situación en la que los gobiernos occidentales querrían dar a conocer los numerosos daños de la exposición a largo plazo. Los organismos internacionales y los diplomáticos trabajaron para reducir al mínimo los informes sobre los daños de Chernobyl. A pesar de los llamamientos de científicos de muchos países, nunca ha habido un estudio a gran escala y a largo plazo de sus consecuencias. En 2011, cuando un terremoto causó un accidente en la central nuclear de Fukushima Daiichi, en el Japón, todavía no había una comprensión clara de los efectos de la exposición crónica a niveles más bajos de radiación, ni de las formas en que la lluvia radiactiva sigue circulando años después de un desastre.

Con abundantes y devastadores detalles, Brown describe cómo los científicos, médicos y periodistas -principalmente en Ucrania y Bielorrusia- se esforzaron mucho y asumieron riesgos sustanciales para recopilar información sobre los efectos a largo plazo de la explosión de Chernobyl, que creían que eran extensos. Cuando las autoridades soviéticas no estaban dispuestas a aceptar sus resultados o a actuar de acuerdo con sus advertencias, estos activistas depositaron su fe en los expertos extranjeros. Estaban muy decepcionados. En 1989, bajo presión pública, el Ministro de Salud soviético pidió que la Organización Mundial de la Salud enviara una delegación a la zona de Chernobyl para determinar qué niveles de radiación eran seguros para los seres humanos. La OMS seleccionó a un grupo de físicos que ya habían emitido declaraciones tranquilizadoras sobre los efectos de la radiación propagada por el accidente. (Brown implica que esta selección estaba relacionada con la presión de las potencias nucleares del mundo.) Este grupo pronto llegó a la conclusión de que no había asociación entre la lluvia radiactiva de Chernobyl y el aumento reportado de enfermedades no cancerosas como trastornos circulatorios o autoinmunes, y recomendó un aumento dramático en la guía para dosis de radiación "seguras" de por vida.





(Continúa en mensaje siguiente)





.
 

Galiciaverde

Madmaxista
Desde
29 Abr 2011
Mensajes
15.965
Zanx
57.689

Una madre en posesión de un documento gubernamental que certifica que el tumor cerebral de su hija fue causado por la radiación del desastre de Chernobyl, Zamishevo, Rusia, 1999.


Los agrónomos moscovitas explicaron cómo hacer salchichas con una cantidad "aceptable" de carne radioactiva, y las salchichas de Chernobyl se distribuyeron por toda la URSS sin un etiquetado especial. Había instrucciones sobre cómo rescatar la leche, las bayas, los huevos, la remolacha, los granos, las espinacas, las patatas, los hongos y el té contaminados, a menudo convirtiéndolos en productos con una larga vida útil y simplemente almacenándolos hasta que los isótopos se descompongan. Esta equivocada economía no era una práctica únicamente soviética o autoritaria. La lluvia radiactiva de Chernobyl había contaminado gran parte de Europa. Cuando Italia rechazó 300.000 toneladas de trigo griego radiactivo, Grecia se negó a recuperarlo; la Comunidad Económica Europea finalmente aceptó comprar el trigo, que fue mezclado con granos limpios y enviado a África y Alemania Oriental en envíos de ayuda.

La dificultad de la limpieza aumentó por el hecho de que la planta de Chernobyl se había construido en una zona pantanosa, el peor tipo de terreno posible para una catástrofe nuclear. El suelo pobre en minerales absorbió minerales radioactivos, que luego fueron absorbidos por las plantas hambrientas de minerales. Mientras tanto, las inundaciones estacionales propagan contaminantes a los pastizales. Tim Mousseau y Anders Møller, biólogos que han estado estudiando la ecología de la Zona desde el año 2000, han descubierto que los microbios, gusanos, arañas, abejas y moscas de la fruta todavía no pueden funcionar normalmente en la Zona, o que existen en un número mucho menor que antes de la fusión. Esto significa que las hojas no se pudren a la velocidad normal, la polinización no ocurre con la suficiente frecuencia como para producir el fruto que alimenta a algunas aves, las aves no esparcen las semillas para nuevas plantas, y así sucesivamente.

Otros investigadores han publicado un panorama mucho más soleado de la ecología post-Chernobyl, pero Brown argumenta persuasivamente que están subestimando enormemente la escala del daño, en parte porque dependen demasiado de mediciones simplistas de los niveles de radiactividad. Debido a que la radioactividad puede moverse a través de tantos ambientes y la exposición a ella puede venir en tantas variedades, las dosis individuales son difíciles de medir o incluso estimar, y una comprensión completa de los efectos de la radioactividad requiere una observación de grano fino a muchos niveles durante un largo período. Ni siquiera entendemos completamente el proceso de descomposición de los isótopos. Los biólogos originalmente esperaban que la vida media ecológica del cesio 137 sería de sólo quince años; ahora los investigadores predicen que el cesio 137 tardará entre 180 y 320 años en desaparecer de los bosques alrededor de Chernobyl, aunque todavía no saben por qué.

La recolección de bayas y hongos silvestres es una de las pocas opciones económicas para la población rural del norte de Ucrania. En su inquietante conclusión, Brown describe un viaje al bosque pantanoso a cien kilómetros de la planta de Chernobyl. Los recolectores llevan las bayas a un mayorista que comprueba su radiactividad. Las bayas excesivamente radioactivas se reservan para su uso en tintes naturales, mientras que las demás se mezclan con bayas "más frías" hasta que el surtido cumple la normativa de la UE. Según Brown, estos reglamentos, al igual que los estadounidenses, son inquietantemente laxos. Un especialista en seguridad nuclear le dijo que en la frontera entre Estados Unidos y Canadá, un camión fue detenido después de que los agentes detectaron una "masa radiante", que pensaron que podría ser una bomba sucia. Pero sólo eran bayas de Ucrania. Al camión se le permitió pasar.

Brown escribe sobre la anticipación de cartas indignadas de científicos nucleares y trabajadores de plantas, personal de clínicas de oncología y otros cuyos trabajos requieren exposición a la radiación. Ella detalla sus escrupulosos esfuerzos para verificar y volver a verificar sus datos, consultar con científicos de muchos campos, y dar cuenta de los factores que podrían sesgar los resultados. Sospecho que, sin embargo, puede ser acusada de alarmismo.

Pero debemos estar alarmados por las consecuencias actuales de las fugas nucleares y el riesgo de nuevos desastres nucleares. Higginbotham señala que Estados Unidos opera actualmente un centenar de reactores nucleares, incluido el de Three Mile Island, que sufrió un grave accidente en 1979, apenas doce días después de la publicación del Síndrome de China. Francia genera el 75 por ciento de su electricidad a partir de centrales nucleares, y China opera treinta y nueve centrales nucleares y está construyendo veinte más. Algunas personas consideran que las centrales nucleares, que no emiten dióxido de carbono, son la forma más factible de limitar el cambio climático, y los nuevos modelos de reactores prometen ser más seguros, más eficientes y menos venenosos. ¿Pero qué pasa si algo sale mal?

¿Y qué hay de los residuos nucleares? Sólo en los Estados Unidos hay cientos de vertederos de residuos nucleares. En febrero, la Agencia de Protección Ambiental ordenó la excavación de un vertedero cerca de St. Louis que contenía desechos nucleares, vertidos ilegalmente, que se remontan al Proyecto Manhattan. Durante años, un incendio subterráneo ha estado ardiendo a unos cuantos miles de metros del vertedero. El gobierno federal tardó veintisiete años en tomar una decisión sobre cómo tratar este vertedero de residuos nucleares cerca de un área metropolitana importante, pero culpamos al gobierno soviético por su respuesta inadecuada a una crisis nuclear que se produjo en cuestión de minutos. El hecho de que los Estados Unidos no hayan abordado adecuadamente los peligros de larga data -sin mencionar la catástrofe a cámara lenta del cambio climático- es otro indicio de que la pobre respuesta a los desastres no es exclusiva de los regímenes autoritarios.

Luego está la amenaza renovada de una guerra nuclear. Uno de los mayores logros de Gorbachov fue el Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio, que eliminó los sistemas de armas nucleares intermedios terrestres de Estados Unidos y de la Unión Soviética. En febrero de este año, los Estados Unidos se retiraron del tratado, y el Presidente Trump citó el incumplimiento de Rusia. Su administración recientemente pidió la expansión de la fuerza nuclear estadounidense de "bajo rendimiento", que incluye armas del tamaño de las que se lanzaron sobre Hiroshima y Nagasaki. Los analistas han señalado que una mayor diversidad de armas nucleares hace más difícil para un objetivo saber si se enfrenta a una amenaza limitada o existencial y, por lo tanto, aumenta el riesgo de que el objetivo reaccione de manera exagerada.

La radiación tiene un poder especial en nuestra imaginación: una fuerza invisible de la ciencia ficción, puede alterar la esencia misma de nuestros cuerpos, disolvernos de adentro hacia afuera. Pero Manual para la Supervivencia plantea una pregunta más amplia sobre cómo coexistirán los seres humanos con las cantidades cada vez mayores de toxinas y contaminantes que introducimos en el aire, el agua y el suelo. El cuidadoso mapeo de Brown de la trayectoria que toman los isótopos es altamente relevante para otras toxinas industriales y para los desechos plásticos. Cuando ponemos una sustancia en nuestro medio ambiente, tenemos que entender que probablemente permanecerá con nosotros durante mucho tiempo, y que puede comportarse de maneras que nunca habíamos previsto. Chernobyl no debe ser visto como un accidente aislado o como un desastre único, argumenta Brown, sino como un "signo de exclamación" que llama nuestra atención sobre el nuevo mundo que estamos creando.






.
 

Galiciaverde

Madmaxista
Desde
29 Abr 2011
Mensajes
15.965
Zanx
57.689



TEPCO comenzará a retirar combustible en el reactor No. 3 de Fukushima:
Tepco makes first effort to remove nuclear fuel debris from Fukushima’s No. 3 reactor
TEPCO to start removing fuel at Fukushima’s No. 3 reactor:The Asahi Shimbun

El operador de la paralizada central nuclear No. 1 de Fukushima comenzará a retirar el combustible nuclear del reactor No. 3 la próxima semana a través de equipos controlados remotamente debido a los altos niveles de radiación en el interior del edificio.

Esto marcará el primer intento de Tokyo Electric Power Co. de retirar el combustible gastado de uno de los tres reactores que sufrieron una fusión durante el accidente nuclear de 2011.

Todo el combustible gastado ya ha sido retirado del reactor No. 4.


Los trabajadores de TEPCO utilizarán el control remoto para retirar los elementos de combustible nuclear que se encuentran en la piscina de los pisos superiores del edificio del reactor número 3.

Los funcionarios de la empresa de servicios públicos reconocen que el proceso no será fácil, ya que no tienen experiencia en llevar a cabo una tarea tan peligrosa de forma remota.

Los 566 elementos de combustible nuclear de la piscina de almacenamiento se retirarán en el marco de un plan que se prevé que tardará dos años en completarse.

TEPCO desea retirar los ensamblajes lo antes posible debido a la preocupación de que otro gran terremoto o tsunami podría dañar aún más el edificio y el equipo del reactor. El reactor No. 3 también servirá como un caso de prueba para eventualmente remover el combustible nuclear gastado de los edificios de los reactores No. 1 y No. 2.

Según el plan, los trabajadores estarán estacionados en una sala de control a unos 500 metros del edificio del reactor y utilizarán equipos de control remoto mientras observan el proceso a través de monitores.

Cada elemento de combustible nuclear se elevará y se transferirá a un contenedor especial de transporte que puede contener hasta siete de estos elementos en agua. A continuación, el contenedor se llevará a cabo desde el edificio del reactor con una grúa, que bajará el contenedor fuera del edificio a un remolque a unos 30 metros por debajo del nivel del suelo.


Cuando una explosión de hidrógeno voló del techo del edificio del reactor No. 3 a raíz del accidente nuclear de 2011, se ha colocado una cubierta de cobre semicilíndrica sobre el edificio para evitar que los materiales radiactivos se propaguen cuando se retire el combustible nuclear gastado.

Los 1.535 elementos de combustible nuclear del edificio del reactor número 4 se retiraron a finales de 2014. Los niveles de radiación eran comparativamente bajos, por lo que los trabajadores podían entrar al edificio para trabajar en la remoción.

Un funcionario de TEPCO a cargo del proceso llamó al retiro del reactor No. 4 "procedimientos normales de operación", pero admitió que las operaciones de control remoto agregaron una nueva dimensión de dificultad.

La empresa de servicios públicos ha tenido problemas con la grúa y otros equipos que se utilizarán en el reactor No. 3.

Bajo el plan de TEPCO compilado poco después del accidente nuclear, todo el combustible nuclear gastado debía haber sido retirado de los cuatro reactores para finales del año fiscal 2021.

"No creemos que el proceso vaya a proceder con cero problemas", dijo Akira Ono, presidente de Fukushima Daiichi Daiichi Decontamination and Decommissioning Engineering Co.

Los trabajos en el reactor No. 3 servirán de modelo para un proceso similar planeado para los edificios de los reactores No. 1 y No. 2 que comenzarán en el año fiscal 2023.

El gobierno y los funcionarios de TEPCO han dicho que considerarán un plan detallado para retirar el combustible nuclear gastado de esos dos edificios después de revisar el trabajo realizado en el edificio del reactor número 3.


Los otros dos edificios del reactor presentan diferentes obstáculos para los trabajadores.

La planta superior del edificio del reactor No. 1 está cubierta con escombros de un techo derrumbado y una grúa dañada, cuya remoción ha resultado difícil. Los trabajadores también han confirmado que la tapa de la vasija de contención se ha desplazado, lo que significa que los niveles de radiación dentro del edificio son probablemente incluso más altos que en el edificio del reactor número 3.

Por lo tanto, queda por ver si el mismo equipo que se utilizará para el reactor No. 3 puede utilizarse para el edificio No. 1. Para evitar fugas de materiales radioactivos, primero se deberá volver a colocar la tapa del recipiente de contención en su lugar.

Aunque el edificio del reactor No. 2 no sufrió daños estructurales importantes, se cree que hay grandes cantidades de materiales radiactivos atrapados dentro del edificio, lo que significa que los niveles de radiación también son muy altos allí.

El nivel en el último piso es tan alto que cualquier trabajador que permanezca allí durante una hora excedería rápidamente el nivel de exposición anual a la radiación. Después de la descontaminación, la parte superior del edificio del reactor número 2 tendrá que ser desmontada para retirar el combustible gastado. Sin embargo, esto plantea el principal problema de prevenir la emisión de materiales radiactivos durante ese proceso.

"Para ser honesto, será difícil decir que no surgirán problemas que obliguen a un cambio de planes", dijo Toyoshi Fuketa, presidente de la Nuclear Regulation Authority.

(Este artículo fue escrito por Hiroshi Ishizuka y Chikako Kawahara).

Traducción realizada con el traductor www.DeepL.com/Translator






.