Conversaciones de Bill y Melinda en el infierno

KalikaW

Himbersor
Registrado
1 Abr 2020
Mensajes
1.575
Puntuación de reacción
3.158
Ubicación
Gaia
Lo he leído en el blog de John Rappoport y me he reído un rato. Una conspiración reality-show:

COVID and Hollywood in the carnival called reality « Jon Rappoport's Blog


bill_melinda.jpg


ESCENA: Bill y Melinda en un círculo helado del infierno. Un pequeño apartamento. Calentador siseante.


Bill
: Quizás deberíamos haber lanzado un virus real.

Mel: ¿No recuerdas lo que te dijo David Rockefeller? Mutan rápidamente, nadie sabe si tendrán algún efecto. Vender LA HISTORIA SOBRE UN VIRUS es mucho mejor. Nosotros lo controlamos.

Bill: De todos modos, ¿qué estamos haciendo aquí?

Mel: Creo que es un desafío, una prueba. ¿Qué podríamos vender en este lugar y a quién?

Bill: ¿Es demasiado tarde para perecer por nuestros pecados?

Mel: ¿Qué pecados?

Bill: Lo siento, lo olvidé. Somos inmunes. Pero mira por la ventana. No hay nada más que una capa de hielo en todas direcciones. Nadie por allá.

Mel: Encontraremos a alguien y venderemos algo.

cueva de hielo.jpg



Bill: Sabes, lo hicimos todo bien. Vendimos la historia del virus. Vendimos las pruebas, el rastreo, las máscaras, el distanciamiento, los cierres, la vacuna. Los humanos son peligrosos. Esa fue siempre nuestra premisa. Tienen que ser controlados. La única forma de hacerlo es mediante estímulo-respuesta. Encontramos un componente que ofrecía obediencia estricta. Cumplimos muy bien nuestra parte del trato. ¿Por qué estamos aquí? ¿Por qué no fuimos recompensados?

Mel: Sencillo. No hay justicia. Pero hicimos nuestra voluntad.

Bill: Exactamente. Así que ocupémonos cortando bloques de hielo. Tenemos que construir un puente hacia los trópicos. Tenemos un producto para vender. Mucho producto.

Mel: Nunca hay que rendirse.

Bill: Nunca se acaba. Todo problema tiene una solución. Eso es TODO lo que es la existencia. Problemas y soluciones.

Mel: Somos ingenieros...

Bill: Todos los demás son humanos locos. Mantengamos a los locos en sus jaulas, para siempre...