Como gastarse 46.000 millones. AVE

iases

Madmaxista
Desde
31 Ago 2009
Mensajes
4.934
Reputación
3.430
El AVE sobrevuela la crisis



Un día después de inaugurado el tramo de alta velocidad entre Barcelona y Figueres, los maquinistas Manuel Niño y José Luis Herguido tomaron el AVE desde Madrid para hacer un reconocimiento de vía. Ambos tienen más de 50 años, pero están en forma: no tienen alto el colesterol ni la tensión, factores que les inhabilitarían para conducir. Eran testigos de un momento histórico: viajaban en el primer tren de pasajeros que cruzaría la frontera en un ancho de vía europeo, poniendo fin a un aislamiento ferroviario que duraba desde 1844. Ese primer tren que partía de Madrid el pasado 9 de enero permitía enlazar con París. Madrid, Barcelona y París en ancho europeo. Durante los 131 kilómetros recién estrenados que llegan hasta la frontera con Francia, Niño y Herguido comprobaron que atravesar 30 túneles y 60 viaductos hacía imposible que el tren pudiera alcanzar los 300 kilómetros a la hora. La obra habrá costado 3.700 millones de euros y no será rentable a la luz de los estudios en vigor. Es un fenómeno curioso: el AVE español es tan ruinoso como excitante para los políticos. Rajoy podrá estar tranquilo. Es el cuarto presidente de la democracia que inaugura un tramo de AVE. Él también habrá disfrutado de ese momento, si bien no fue acogido con el calor que merecía la ocasión debido a problemas de otra índole, soberanistas en este caso. Si todo va bien, tendrá otra oportunidad durante el verano cuando bautice el enlace de alta velocidad entre Albacete y Alicante, que conectará con la línea Madrid-Valencia. Allí se sentirá como en casa. Si se unen estas dos inauguraciones a las últimas de José Luis Rodríguez Zapatero habrá que considerar que ni siquiera la más grave crisis económica conocida ha podido con el impulso inversor del tren de alta velocidad, convertido en un icono de la democracia española: podrá haber recortes en Sanidad y Educación, podrán bajar los sueldos de los funcionarios y congelarse las pensiones, pero no habrá impedimentos para este tren, cuya partida para este año supera los 3.000 millones de euros. Rajoy tuvo el miércoles la oportunidad de hacer en su discurso una alusión sobre los presuntos beneficios del AVE. Quiso hacer un juego de palabras que no pasará a la historia: “Si los AVE son raíles de prosperidad también son vías de entendimiento”. Quizá en Alicante, para antes de la noche de San Juan, pueda volver a insistir en aquello de que el AVE vertebra España. Prosperidad y vertebración son términos que han sido utilizados por todos los presidentes, empezando por Felipe González. Incluso José María Aznar llegó a prometer un AVE no más lejos de 30 kilómetros de donde habitara cualquier español. Veinte años después del primer tren de alta velocidad, todos los estudios en vigor lo ponen en entredicho. Pero no hay político conocido en España capaz de decirles a la cara a los ciudadanos de una localidad que no habrá un AVE para ellos.Entre tanto, Renfe ha seleccionado entre sus maquinistas a aquellos que saben francés. Los veteranos Niño y Herguido no están seleccionados para conducir los trenes que harán el servicio directo a París por esa razón: no saben francés. Aunque conocen perfectamente la máquina francesa (Alstrom), la alemana (Siemens) y la hispano-canadiense (Talgo-Bombardier), aunque dominan las señales y todo aquello que tenga que ver con su oficio, aunque les contemplen más de treinta años de experiencia, el idioma les deja fuera. Será en abril cuando posiblemente Rajoy y el presidente francés François Hollande se junten para inaugurar la línea directa entre Madrid-Barcelona y París, una línea por cierto que apenas les costará un euro a los franceses porque ellos, los impulsores del tren de alta velocidad en Europa, quienes nos han vendido una buena parte de la tecnología que utilizamos, hace años que no inauguran una línea nueva. España tiene en proyecto, si nadie lo impide, 2.300 kilómetros más, cuatro veces más que Japón y ocho veces más que Francia. Ahí están los tramos Olmedo-Zamora, que se acabará en 2014, parte del ramal Burgos-Vitoria y algunas obras en G, entre otros. Está claro que, en términos de alta velocidad, parece que jugamos en otra liga.
Rajoy y Hollande inaugurarán una línea que ya existe, que entró en acción el pasado miércoles 9 de enero en ese tren en el que hacían el reconocimiento de vías los maquinistas Niño y Herguido. Ese día era posible viajar de Madrid a París en ancho europeo y en alta velocidad (salvo un tramo entre Perpiñán y Montpellier). Era un viaje en el que es necesario cambiar de tren en Figueres, hecho que ya no sucederá a partir de abril y que supone el fin del aislamiento peninsular desde que en 1844 se decidió que el ancho de vía español fuera diferente del resto del continente, una peculiaridad que el AVE ha roto.
Visto desde la óptica centralista que ha marcado todo el desarrollo radial del AVE (“el AVE es un metro rápido para Madrid”, se suele decir en otras partes de España), el trayecto es comercialmente insostenible: en el mejor de los casos (a partir de abril) serán nueve horas de viaje, media hora menos que el trayecto ahora mismo. Teniendo en cuenta que para llegar a las cuatro de la tarde a París hay que tomar en Madrid un tren a las seis de la mañana, pueden echar sus cuentas. La otra opción es salir a las 13.00 para llegar a la capital francesa sobre las 23.00. Un autor calificó las últimas inauguraciones de trenes y estaciones como “un viaje a ninguna parte, pero en alta velocidad”. Algo así puede ser este Madrid-París, entre otros, si se interpreta desde el punto de vista de rentabilidad económica o social.
No hay ningún estudio fidedigno realizado por expertos que defienda con un mínimo de entusiasmo la inversión realizada por el Estado en el tren de alta velocidad. Más bien al contrario: los análisis en vigor inciden en un balance decepcionante y ruinoso. Este periódico solicitó a Fomento el nombre de algún experto economista que defienda en sus escritos las inversiones realizadas en el AVE, gestión que ha resultado infructuosa y no por falta de voluntad de Fomento. A falta de nombres propios, la propia página de Adif trata de argumentar así por qué el paso del AVE beneficia a las ciudades por las que pasa: “Sus beneficios se extienden a numerosas regiones españolas gracias a la interoperabilidad entre la red convencional y la red de alta velocidad mediante la tecnología de cambiadores de ancho, que permite a trenes de rodadura desplazable circular por ambas”. La reducción de accidentes de carretera es, también, uno de los factores del beneficio social del AVE, según este texto oficial de Fomento.
La bibliografía negativa es ya contundente. Ejemplos comparativos los hay para todos los gustos. El Madrid-Sevilla (con 20 años de vigencia) suma un promedio de uso de 14.000 pasajeros por kilómetro, algo más que el Madrid-Barcelona (9.000), pero muy lejos del París-Lyon (59.000), el Colonia-Fráncfort (51.000) y no digamos el Tokio-Osaka (235.000). Simplemente para justificar sus costes operacionales, un recorrido debe tener una demanda de entre 6,5 y 8 millones de pasajeros al año y ninguno de los corredores españoles cumple con ese ratio. En el olvido parece haber quedado que no hace mucho tiempo se suspendieron líneas de alta velocidad ridículas (Toledo-Cuenca, por ejemplo) en las que el promedio de pasajeros diarios no alcanzaba la decena. Todavía siguen siendo objeto de culto estaciones como las de Guadalajara y Tardienta, en Huesca, donde hay días en los que nadie toma el tren. Tardienta bajó de los mil habitantes en 2012, pero tiene una estación del AVE. ¿Es este el modelo de prosperidad para vertebrar España?
Estas y otras estaciones formaban parte del plan, que ningún Gobierno cuestionó, para que no hubiera ningún español lejos de una estación del AVE. Formaban parte de dos conceptos clave: vertebración y prosperidad. Todavía seguirán utilizando el verbo vertebrar a pesar de que, 20 años después, los estudios sobre el AVE Madrid-Sevilla demuestran que no hubo alteraciones sustanciales ni de población ni de viviendas ni de industrias en aquellas localidades que tuvieron el beneficio de una estación. Ciudad Real tuvo un incremento de población del 10,9% entre 1991 y 2001 cuando Albacete (también en Castilla-La Mancha) tuvo un crecimiento del 14,5% sin estación de AVE hasta esa fecha. Respecto al incremento de viviendas tampoco hubo repercusión: 32,9% en Ciudad Real por 30% en Albacete. Solo el turismo (en Córdoba y Sevilla) se vio afectado favorablemente “y solo los primeros años”, apunta el profesor Daniel Albalate, de la Universidad Autónoma de Barcelona, algunos de cuyos estudios sobre el AVE han sido más difundidos. Uno de sus trabajos lo realizó junto al profesor Germà Bel, un economista que fue diputado socialista en Cataluña y que es un experto en infraestructuras muy crítico con la obra pública en España. Su libro España capital París. Origen y apoteosis del Estado radial (Destino, 2010) es ya una obra de referencia donde pone de manifiesto los excesos en obras faraónicas y esa tendencia tan española a proyectar obras sin el más mínimo estudio de impacto económico.
No encontrará ningún economista que esté a favor de las inversiones que se han realizado en alta velocidad”, señala Albalate. “Si acaso puede ser que algún ingeniero, aunque los beneficios tecnológicos se los han llevado franceses y alemanes. Un grado de conocimiento y de experiencia sobre la gestión sí que tenemos: como somos los que hemos explotado más kilómetros en el mundo hasta que nos han superado los chinos, pues experiencia tenemos. Eso es demasiada poca generación de riqueza para tanta inversión”.
La apuesta hacia la alta velocidad ha tenido también otras víctimas en aras de la prosperidad, como las líneas convencionales y el transporte de mercancías, este último de gran repercusión económica y ecológica: solo el 3,8% de las mercancías se transportan en España por vía férrea, un porcentaje muy lejano del 22% alemán o del 18% de la media de la Unión Europea. Las vías de alta velocidad impiden el uso mixto y están diseñadas exclusivamente para el transporte de pasajeros, una decisión que otros países evitaron. Hacer vías de uso mixto permite velocidades de entre 180 y 250 kilómetros a la hora (la denominada velocidad alta). “Con la opción de la alta velocidad se genera además un efecto regresivo, porque se terminan eliminando líneas regionales. Se ha terminado haciendo un medio de comunicación para un pasajero business”, señala Albalate. O se gastan miles de millones de euros para ganar un cuarto de hora en un viaje.
El Estado habrá gastado más de 46.000 millones de euros en infraestructuras de alta velocidad en los últimos veinte años, pero la factura final no ha sido calculada todavía. El coste de amortización de las obras públicas en España es creciente, de tal manera que, como si de una hipoteca se tratara, se paga poco los primeros años y bastante más según pasa el tiempo. Esa forma de pago en tiempos de burbuja económica explica algunos de los problemas de España con el déficit. Albalate utiliza una metáfora para describir los beneficios que ha tenido el AVE en España: “Ha sido como construir una infraestructura en el desierto”.
El tramo Barcelona-Figueres, recién inaugurado, permite al viajero visualizar las obras inacabadas de estaciones que no se sabe cuándo se inaugurarán, como son las de El Prat y la propia de Girona. Ana Pastor, ministra de Fomento, anunció hace unos meses el final de las estaciones monumentales (un acompañamiento del AVE hasta la fecha) y la revisión de todos los presupuestos en marcha. Pastor acuñó un término novedoso, “el principio de las inversiones sostenibles y las soluciones realistas”, principio bajo el cual se ponen en revisión los 700 millones de euros presupuestados para realizar 24 estaciones. Hay anunciado un plan de racionalización para 12 años que estará terminado hacia finales de este año. ¿Será ese el momento en el que un Gobierno de Rajoy se atreva a publicar qué ciudades se quedarán sin AVE?


El AVE sobrevuela la crisis | Política | EL PAÍS






El despilfarro del AVE
El coste supera los 40.000 millones y apenas representa el 1% de la movilidad de pasajeros
Xavier Fageda 8 ENE 2013 - 20:21 CET18

La inversión en líneas de alta velocidad ha supuesto una ingente movilización de recursos públicos. Si contamos las líneas ya ejecutadas o en construcción, el coste total supera los 40.000 millones de euros. A eso debemos añadirle que los gastos de mantenimiento anual estarán por encima de los 400 millones de euros. Son cifras mareantes, y más teniendo en cuenta que el AVE apenas representa el 1% de la movilidad de pasajeros en España. No es difícil encontrar otros usos del dinero público con mayor utilidad social, incluso en el propio modo ferroviario. Las líneas de cercanías mueven 450 millones de pasajeros al año, mientras que las líneas de AVE apenas canalizan un tráfico de 25 millones.
En el mejor de los casos, el AVE puede consolidar procesos económicos ya existentes pero difícilmente creará dinámicas económicas nuevas. Más que crear tráfico adicional (que es lo que realmente genera impacto económico sobre el territorio), el AVE desplaza tráfico de otros modos, especialmente del tren convencional. En este sentido, el AVE contribuye a la concentración de la actividad económica en las grandes ciudades por lo que es un factor impulsor de las crecientes disparidades regionales que se observan en nuestro país. Además, un coste elevado asociado a una baja demanda lleva inevitablemente a unos precios elevados por lo que tienden a sacar más provecho de esta infraestructura personas de mayor nivel de renta. En contraste, las líneas de cercanías y regionales suelen ser más utilizadas por personas que cuentan con menos recursos y tales líneas tienden a tener peor servicio una vez el AVE entra en funcionamiento.
Se podría aducir en defensa del AVE que permitirá corregir uno de los grandes déficits históricos en infraestructuras; el diferente ancho de vía en España en relación al resto de Europa. Sin embargo, esto es particularmente relevante para el tráfico de mercancías, mientras que el diseño de la red ha priorizado el de pasajeros. Un aspecto clave para salir de la tremenda crisis económica que azota al país es apoyar a la industria exportadora, y aquí la contribución del AVE va a ser más bien modesta o incluso negativa en la medida que la degradación del tren convencional puede aumentar los costes de transporte del sector manufacturero.
Es cierto que el AVE contamina menos que el coche o el avión, pero puede llegar a contaminar más que el tren convencional en distancias cortas (y eso sin contar la gran contaminación generada durante la construcción). Por otro lado, también es cierto que algunas empresas españolas van a beneficiarse de suculentos contratos de construcción de nuevas líneas de AVE en otros países pero esto, si acaso, va a reportar beneficios a unos pocos y no al conjunto de la sociedad.
 

Mariner.

Madmaxista
Desde
10 Nov 2011
Mensajes
13.381
Reputación
19.717
Lugar
On the seas
Lo que necesita un país es una buena vertebración para la entrada/salida de las mercancías, así como unas buenas salidas marítimas para la imp/exportación de las mismas. El ave en ese sentido, pierde bastante, salvo para las fotografías de los ¿famosetes? que se dedícan a ello, para las primeras planas de las revistas esas. ¿Tendrá ello algo que ver en la publicidad del AVE?
 

Corruptos

Te vigilo
Desde
21 Sep 2009
Mensajes
6.311
Reputación
6.568
Lugar
Zona Cero Corrupistán
El AVE en españa es un nido de corrupcion entre las empresas concesionarias de construirlas y el gobierno de turno.

No es posible que un km de ave cueste el triple en españa que construirlo en otro lado.

Aqui hay un desfalco de ordago desde la expo92 primero la Psoe y luego la Pp.

de 40.000 millones gastados la otra mitad o mas se lo llevaron todos los castuzos.

El cortijo del Ave nos sale y nos saldra muy caro.

Y encima de todo esto es que es un medio para ricos nada mas.

Ejecutivos que viajan con los gastos pagados por las empresas y los castuzos que lo pagan los borregos.

Pero para el ciudadano español obrero es un medio carisimo.
 
Última edición:

Eddy

Madmaxista
Desde
1 Oct 2006
Mensajes
4.927
Reputación
7.813
Pero ha servido de legitimación para las castas locales: "voy a traeros el AVE y nos vamos a forrar con las inversionesh que van a venir"

Cuando en realidad sólo ha servido para que los paletos con pasta se vayan a Madría al finde de compras/musicales/museos etc
 

Javi084

Madmaxista
Desde
30 May 2012
Mensajes
1.076
Reputación
2.677
Vaya malgasto que se ha hecho en este país para construir el AVE.

"Todos con AVE" como si fuera gratis construirlo. Y a saber la cantidad de empresas de amiguetes de nuestros políticos se habrán forrado con las concesiones.

Las vías de AVE son un nido de corrucción y enriquecimiento para la casta.
 

esputo purulento

Madmaxista
Desde
24 Jul 2012
Mensajes
1.576
Reputación
6.582
Y lo que queda, para llegar a Galicia...

:8:
Y a Asturias, que los asturianos no vamos a ser menos que los gallegos. Además en Asturias hay que hacer 2 paradas, una en Oviedo y otra en Gijón, (y si me apuras, otra en Mieres) que aunque son 2 ciudades a 15 minutos en coche una de otra, no vamos a discriminar a nadie, que eso sería racismo.

Pais de gilipollas.
 

Ulisses

Madmaxista
Desde
12 Oct 2008
Mensajes
8.737
Reputación
14.568
¿Quienes son las empresas concesionarias de las obras del AVE?

¿Quienes son los accionistas mayoritarios de esas empresas concesionarias?

Blanco y en botella.


Edito: lo alucinante es que ese artículo / opinión se publique en El País.
 
Última edición:

ajrf

Madmaxista
Desde
1 Ago 2012
Mensajes
18.641
Reputación
16.138
Lugar
La Nueva York De La Mancha
Lo que a mi me indigna del asunto, es que encima el AVE no llegará a los 300 kph como ellos dicen.

Ojalá y esos patos sean reemplazados con algo más convencional como el clásico Altaria (11 coches Talgo 7 + una locomotora 252)

S2
 

brotes_verdes

Será en Octubre
Desde
26 Jun 2009
Mensajes
16.375
Reputación
54.764
Pero ha servido de legitimación para las castas locales: "voy a traeros el AVE y nos vamos a forrar con las inversionesh que van a venir"

Cuando en realidad sólo ha servido para que los paletos con pasta se vayan a Madría al finde de compras/musicales/museos etc
Yo recuerdo cuando anunciaron a bombo y platillo que el Ave iba a llegar a Asturias. A la gente le parecia genial. A nadie parecia importarle que costaba muchisimo mas que el Talgo a cambio de ir un poco mas rapido. A nadie le importaba tampoco que debido a la orografia de Asturias y que entre Oviedo y Gijon solo hay 20km el Ave iria a poco mas de 100 y pico.

Lo importante era que si otros tenian Ave nosotros no ibamos a ser menos. Y no hablo de politicos, hablo de gente de la calle.
 

iases

Madmaxista
Desde
31 Ago 2009
Mensajes
4.934
Reputación
3.430
en el ave se viaja de puta madre, pero el precio de los billetes es carisimo.
Sobre todo es carisimo para el que no se puede permitir montar en el ave , pero aún asi tiene que pagarlo via impuestos, ya que con lo que pagas de billete no se amortiza ni de lejos.
 

Inkalus

Madmaxista
Desde
19 Dic 2012
Mensajes
7.300
Reputación
17.911
Lugar
Madrí
¿Pero no iban a bajar los precios en enero y no se que? En fin otra mentira mas.

Nos tocara tragar vías gracias a los castuzos.
 

favelados

Madmaxista
Desde
15 May 2007
Mensajes
25.744
Reputación
42.860
Lugar
Madrid D.F.
Impresionante:

El Madrid-Sevilla (con 20 años de vigencia) suma un promedio de uso de 14.000 pasajeros por kilómetro, algo más que el Madrid-Barcelona (9.000), pero muy lejos del París-Lyon (59.000), el Colonia-Fráncfort (51.000) y no digamos el Tokio-Osaka (235.000)
 

VGA

Madmaxista
Desde
7 Feb 2009
Mensajes
1.756
Reputación
1.139
Lugar
Barakaldo (Bizkaia)
Yo recuerdo cuando anunciaron a bombo y platillo que el Ave iba a llegar a Asturias. A la gente le parecia genial. A nadie parecia importarle que costaba muchisimo mas que el Talgo a cambio de ir un poco mas rapido. A nadie le importaba tampoco que debido a la orografia de Asturias y que entre Oviedo y Gijon solo hay 20km el Ave iria a poco mas de 100 y pico.

Lo importante era que si otros tenian Ave nosotros no ibamos a ser menos. Y no hablo de politicos, hablo de gente de la calle.
Asturias va a tener Alvias por una buena temporada.