Charo filóloga dice ser STEM y hackear el heteropatriarcado

Hic Svnt Leones

Madmaxista
Registrado
15 Abr 2017
Mensajes
11.974
Puntuación de reacción
25.918


Diario de León: La filóloga que hackea estereotipos sexistas y más

El 85% de las personas que desarrollan programas de inteligencia artificial son hombres. Esto se traduce en que a la hora de aplicar o utilizar algoritmos las mujeres quedan excluidas del Big Data y por tanto de las oportunidades y soluciones que ofrece la inteligencia artificial.

Así lo explicó ayer Cristina Aranda, doctora en Filología Hispánica y Máster en Lingüística Aplicada al Marketing, que se ha especializado en tecnología y trabaja en Desarrollo de Negocio en Taiger, a las cerca de un centenar de adolescentes leonesas, pertenecientes a 15 centros educativos, que han participado en la primera edición del programa Stem Talent Girl en León.

La jornada de clausura fue dedicada a la inteligencia artificial porque las máquinas, según la información que tengan, «también seleccionan». En el programa de selección de personal de Amazon se detectó que el algoritmo descartaba con más facilidad a las mujeres que a los hombres.

Pero no sólo en cuestión de género tiene influencia el algoritmo. En Estados Unidos el programa Compaq desarrollado para medir el índice de criminalidad daba el perfil de hombres, negros o latinos como más propensos a delinquir debido a que «estas personas no tenían dinero para pagar abogados que los defiendan».

Cristina Aranda es cofundadora de Mujeres Tech, una asociación sin ánimo de lucro que tiene por objetivo promover iniciativas entre niñas, jóvenes y mujeres y hombres para aumentar la presencia femenina en el sector digital, y, al mismo tiempo, establecer lazos con hombres dispuestos a generar la misma igualdad de oportunidad para las mujeres. Junto a ella destacó la participación este proyecto de su compañera Sara Alvarellos, referente de la comunidad maker y vicepresidenta de Fab Lab España, así como de Pablo Rodríguez de Beta Bier.

Ayer retó a las estudiantes leonesas a hackear los estereotipos de género, de formación y de autoestima que aún persisten en la sociedad del siglo XXI. «Se dice esta chica es una mandona, pero no este chico es un mandón. A un niño se le insulta llamándole nenaza o marica cuando expresa sus emociones», señaló.

La filóloga lanzó mensajes empoderados como «no somos princesas consumidoras, sino reinas creadoras» porque es necesario romper una brecha de género que reduce a las mujeres al 8% de las personas que están detrás de la programación en las empresas tecnológicas.

Y ello a pesar de que detrás de los grandes inventos de la era tecnológica hay mujeres muy diversas. La actriz Hedy Lamarck fue la precursora del wifi, una afroamericana Gladys West inventó el geolocalizador de personas, hoy famoso GPS, y Ada Lovelace, la mujer que en el siglo XIX inventó el algoritmo que hoy es el alimento del Big Data.

A partir de estos ejemplos, Aranda también puso en evidencia que entre las inventoras había más perfiles de humanidades que científico-técnicos y además actualmente hay una gran demanda de humanistas —Historia, Filología, Filosofía— para llenar de contenido plataformas tecnológicas, desarrollar aplicaciones de voz que son la base de la domótica y planteamientos éticos ante la revolución tecnológica.

El internet de las cosas tiene a la voz como el vehículo más ágil, rápido y económico para dar las instrucciones. Y hacen especialistas en lingüística, como es su caso, para crear los diccionarios. Y también para romper estereotipos como que la voz de las actividades de cuidado sea asignada a las mujeres, mientras que las de mando se dé a los hombres en el diseño de los robots. «Ser fuerte, valiente e inteligente no tiene género», recalcó a las niñas. «No hay que tener miedo, ni pereza ni vergüenza», fue otro de los mensajes.

«Pueden hacer cualquier carrera, pero hagan lo que hagan es muy importante que tengan en cuenta la tecnología, es una competencia más como el inglés en nuestro mundo», explicó. La falta de mujeres en el mundo digital —sólo un 15%— o de la ciberseguridad —11%— hace que muchas veces no sean tenidas en cuenta en aspectos tan esenciales como la salud. Además, señaló la ciberseguridad «tiene una gran demanda de puestos de trabajo y no queremos que las mujeres pierdan esta oportunidad». Hay también grandes retos éticos en el diseño de los coches autónomos y otras tecnologías.
Asimismo, destacó el potencial de la tecnología para cambiar el mundo desde lugares pequeños, siguiendo la conocida máxima de Eduardo Galeano de «mucha gente pequeña, desde lugares pequeños haciendo cosas pequeñas puede cambiar el mundo». «Se puede cambiar el mundo desde León o desde Huesca», enfatizó.
 

Salamander

Madmaxista
Registrado
8 May 2009
Mensajes
1.924
Puntuación de reacción
4.674
El 85% de las personas que desarrollan programas de inteligencia artificial son hombres. Esto se traduce en que a la hora de aplicar o utilizar algoritmos las mujeres quedan excluidas del Big Data y por tanto de las oportunidades y soluciones que ofrece la inteligencia artificial.
No entiendo ni la primera frase.
 

fayser

Madmaxista
Registrado
7 Feb 2008
Mensajes
19.129
Puntuación de reacción
44.705
Hola, me saqué una carrera de pinta y colorea, pero les voy a dar una charla de BIG DATA y de cómo nos oprimen a las mujeres con eso.

Mañana les voy a explicar cómo poner un cohete en la luna y por qué eso también nos oprime.

Para terminar el curso les contaré la cura contra el cáncer, y por qué la tienen escondida para oprimirnos a las mujeres.
 

El exclavizador de mentes

Será en Octubre
Registrado
4 Ene 2008
Mensajes
45.355
Puntuación de reacción
54.218
Ubicación
donde nacen las ideas
Cristina Aranda es cofundadora de Mujeres Tech, una asociación sin ánimo de lucro que tiene por objetivo promover iniciativas entre niñas, jóvenes y mujeres y hombres para aumentar la presencia femenina en el sector digital,
vaya, pidiendo ayuda a los manginas...