Aumenta el porqueyovalguismo laboral

oltvei

Madmaxista
Registrado
11 Oct 2012
Mensajes
2.288
Puntuación de reacción
2.602
Ubicación
SÍ + SÍ
Aumentan los trabajadores que ensalzan su imagen por miedo a perder el empleo

Todos conocemos a algún compañero de trabajo de ese tipo. O, si es afortunado, puede que no. Se trata de ese colega que se pasa el día hablando de lo mucho que trabaja, de lo bien que desarrolla los proyectos, cuánto vale y cuánto se esfuerza; ese que en cuanto hay oportunidad relata, de manera pormenorizada, todo lo que hace por la empresa y lo imprescindible que es... Y cuando calla, lo hace para volver a coger aire y seguir con sus pronombres favoritos: yo, mí, me, conmigo una y otra vez. Los correspondientes a la primera persona del plural y las segundas y terceras personas, cosas de la vida, no se encuentran en su vocabulario.

Los psicólogos les llaman narcisistas y, con una connotación algo más negativa, egocéntricos. El resto de los mortales les llaman yoístas, vocablo en absoluto aceptado por la Real Academia de la Lengua (RAE) pero que resume a la perfección el leitmotiv de estas personas: Yo y sólo yo. ¿Y el resto? Sencillamente no existen, no importan. O importan pero poco.

Expertos consultados por este periódico aseguran que la crisis económica, con el descomunal incremento del paro que está llevando aparejada, ha incrementado estas actitudes egocéntricas, principalmente, por el miedo a perder el puesto de trabajo. El miedo tiene mucha fuerza y puede mover los valores que sustentan a cualquier persona y puede llegar a convertir a personas que hasta hace poco valoraban el trabajo en equipo, la solidaridad y la armonía del grupo por encima de la individualidad en hombres y mujeres que sencillamente van a lo suyo, sin importarles (demasiado) lo que le ocurre al de al lado.

Así lo indica Elisa Sánchez, psicóloga del área de recursos humanos, quien reconoce que en los últimos años "se ha encontrado mucha gente" que no cesa de hablar de sí misma y de sus virtudes laborales en un intento de "dar la imagen de ser imprescindibles para la empresa. Creen que visibilizando sus virtudes no les echarán", explica Sánchez, que también imparte cursos de habilidades sociales.

Esta psicóloga reconoce, sin embargo, que personas narcisistas las ha habido siempre, "aunque ahora es cierto que afloran más, se exhiben más. entre otras cuestiones porque caló el mensaje de la necesidad de crearse una 'marca profesional', y muchos lo entendieron como centrarse en uno mismo, olvidándose de los demás". El individualismo sin sutilezas.

El psicólogo social Luis Muiño también apunta a un incremento de este tipo de actitudes, aunque lo liga más a la expansión del individualismo que prima en las sociedades avanzadas. En realidad, asegura, el individualismo como característica de una sociedad empezó a finales de los años 90 en Estados Unidos y se ha ido extendiendo hasta alcanzar España, aproximadamente en el 2005. Reconoce que la deriva hacia una sociedad individualista se ha incrementado con la crisis porque. insiste, "el miedo acentúa el individualismo".

Muiño diferencia, sin embargo, el desarrollo del individualismo personal del uso de unas tácticas equivocadas para demostrarlo. "Vivimos en una sociedad individualista donde la gente se mueve por sus propios intereses (por ejemplo, las manifestaciones por los recortes en sanidad han sido fundamentalmente gremiales). Esto explicaría, señala, el porqué no ha estallado una revolución ante los recortes sociales. Se precisan intereses comunes para que haya una revolución y, eso, cada vez es más difícil en las sociedades modernas", apunta.

A nivel personal, la mayoría entiende que debe perseguir sus propios intereses, construirse una imagen que le dé puntos en la empresa para evitar despidos, aumentos de salario... "Esto es así, tiene sus ventajas y sus inconvenientes, pero es el camino a seguir. No veo que se den pasos hacia una sociedad solidaria y que fomente el colectivismo, para gran frustración de las personas con gran empatía. Estas, o se adaptan o realmente lo van a pasar muy mal", indica.

La extensión del individualismo como característica social no ampara, sin embargo, lo que Muiño define como "mal individualismo", personas que sólo utilizan el yo en el mundo laboral para ensalzar su figura en detrimento del resto de sus compañeros. Este tipo de individuos utiliza una táctica equivocada que esconde en el fondo mucha inseguridad en uno mismo, además de fomentar el mal ambiente entre los compañeros. "Esta gente se olvida de que todo el mundo tiene su yo y llegará un día en que alguien se lo recuerde o sencillamente se le ignore".

Pero, ¿estos trabajadores narcisistas gustan a los empresarios? "Depende del sector", señala Sánchez. Y también, del jefe en cuestión, que en muchas ocasiones "le gusta ese perfil porque es un clon del suyo". Entre los sectores que demandan personal que ensalce su imagen, esta experta en recursos humanos apunta al marketing.

Javier Ruiz, experto en este sector, reconoce que el marketing es un lugar perfecto para la expansión de lo que insiste en llamar yoísmo, porque "de alguna manera se vincula a competitividad. Y no es cierto". asegura. Él identifica la proliferación de narcisistas con la moda surgida en el sector comercial de crear una marca personal, "de hacer algo que nos diferencie de la competencia." Pero, advierte: "que no te atrape el yoísmo".

"Las personas apreciamos y admiramos a otros por muchas cualidades, pero no por la prepotencia. No nos gusta estar con alguien a quien sólo le interesa él, quien sólo quiere que le idolatren. Uno de los valores más admirados siempre es la humildad y el yoísmo como carta de presentación te durará muy poco, ya que con dos o tres charlas, la gente se dará cuenta de quién eres", indica.

Elisa Sánchez también apunta al rechazo a esas personas (no en un primer momento, pero sí cuando se le conoce un poco más). No lo ve así, sin embargo, Luis Muiño: "Repito, el individualismo está ahí y, además, se promociona. Otra cosa es que haya gente que utilice una estrategia inadecuada".
 
Última edición:

Pirro

Madmaxista
Registrado
2 Ene 2011
Mensajes
11.226
Puntuación de reacción
50.640
Esa actitud es comprensible en el profesional autónomo que trata de labrarse una cartera de clientes. En el asalariado, no es más que un ejercicio de chupapollismo esbirril.
 

NODIANO_borrado

Madmaxista
Registrado
24 Feb 2011
Mensajes
30.662
Puntuación de reacción
45.039
El autónomo gana su cartera de clientes con hechos, el resto son gilipolleces
 

karolaina93

Madmaxista
Registrado
2 Mar 2008
Mensajes
8.631
Puntuación de reacción
7.797
Ubicación
ya no lo se
los yoistas les llamamos, especie peligrosa y exasperante , te cargarán con sus marrones si no estás atento. Mucha palabrería pero poco acto.
 

Arturo Bloqueduro

Será en Octubre
Registrado
10 Ago 2009
Mensajes
58.719
Puntuación de reacción
38.453
Bueno, esta generación de porqueyolovalguistas laborales es la misma que, algunos dicen por ahí, montará una Revolusión. :D
 

oltvei

Madmaxista
Registrado
11 Oct 2012
Mensajes
2.288
Puntuación de reacción
2.602
Ubicación
SÍ + SÍ
A nosotras desde que nos cambiaron al jefe en septiembre de 2012 las cosas han ido de mal a peor. El anterior nos tenía a ralla o a todas por igual, y el que tenemos ahora promocionó en 2 meses a la más pelota y rastrera.

Para ahorrarme problemas, todo lo quiero por escrito por e-mail. Estoy hasta los mismísimos ovarios de recibir broncas cuando no me las merezco para que X personas se pongan la medalla.
 
  Es duro pedir pero más duro es robar
Por favor, permite que se muestren anuncios en burbuja.info y contribuirás a su supervivencia.