[Andalucia]¿Mamá, y yo cuándo me levanto? Tú hoy no te levantas, que sólo hay pantalón para tu herma

MagicPep

Madmaxista
Registrado
25 Oct 2011
Mensajes
15.620
Puntuación de reacción
18.160
Ubicación
Acampado en el puente aéreo.
Ojito, que camas todos tenian una... los andaluces son vagos hasta para contar mentiras.

¿Mamá, y yo cuándo me levanto? Tú hoy no te levantas, que sólo hay pantalón para tu hermano
OLIVIA CARBALLAR / Sevilla / 10 Feb 2014
Un grupo de jornaleros.
Un grupo de jornaleros.
Lo que van a leer a continuación lo escribió José Martínez Ruiz, Azorín, en 1905. El escritor llegó en tren a Lebrija (Sevilla) y se plantó delante de un grupo de jornaleros en el casino del pueblo. De esos encuentros con las víctimas de la hambruna nació La Andalucía trágica, título que engloba los artículos publicados en El Imparcial y recogidos en Los Pueblos.

[...] Vamos a ver; yo deseo que ustedes me digan lo que piensan con franqueza sobre esta situación. Pedro considera con rápida mirada a los demás; los demás son Juan, Pepe Luis, Manuel, Ginés y Antonio. Todos van vestidos con sus chaquetillas ceñidas, livianas, sutiles, de blanco lienzo; todos tienen las caras tostadas, escuálidas, fláccidas, con los ojos hundidos; todos se hallan sentados con posturas un poco rígidas, con los sombreros puestos sobre los muslos. Y Pedro -un viejo de ojos claros, vivos, elocuentes- se ha vuelto hacia mí, ha dado una vuelta entre sus manos a su chapeo, y ha dicho: “Esto, ya lo ve usted, no puede estar peor…”. ¿Qué jornal ganan ustedes en tiempos normales en Lebrija? “En tiempos normales -replica Pepe Luis- ganamos tres reales y una telera de pan”. ¿Una telera de pan? -pregunto yo-. ¿Qué es una telera? “Una telera -dice Manuel- son tres libras” [...]

Supongamos que la familia de usted, Pedro, se compone de usted, de su mujer y de tres chicos. “¡Esa es la familia que tengo precisamente!”, exclama Pedro. En ese caso -replico yo-, no tenemos que imaginar nada. Usted, Pedro, necesita pan. ¿Cuánto pan necesita usted todos los días? “Necesitaré tres kilos. ¿Le parece a usted mucho?” [...]. Aceite, ¿cuánto? “Dos panillas, o sea un real”. Habichuelas, ¿cuántas? “Un kilo, que cuesta treinta y seis céntimos” [...]. ¿Carne? Pedro se detuvo un momento; Juan, Pepe Luis, Manuel, Ginés y Antonio sonríen: “Carne -dice al fin lentamente Pedro-, carne no la probamo“. ¿Vino? Se hace un nuevo silencio y surgen nuevas sonrisas. “Vino -dice Pepe Luis-, de ca tre meses, un vasillo” [...] Y de pronto este Antonio, que ha permanecido callado durante toda la conferencia, ha levantado la cabeza y ha comenzado a hablar [...]. “En Lebrija -ha dicho Antonio- existen grandes extensiones de terrenos incultos; esos terrenos son los que creemos nosotros que el Estado debe expropiar [...]. Hoy hay en el pueblo pequeñas parcelas de tierra arrendadas a los labriegos; pero estos arrendamientos no sirven sino para enriquecer a los intermediarios [...]. Los propietarios van arrendando sus tierras a unos pocos acaparadores, que, a su vez, las subarriendan a los pequeños terratenientes” [...]

Y esto que ustedes me dicen a mí ahora -resumo yo-, ¿lo han pedido ustedes alguna vez en público? “¡Mil veces, mil veces!”, gritan todos. Y Antonio, más vehemente, más exaltado: “Cuando pedimos esto [...] se nos mandan cuarenta o cincuenta guardias civiles [...] se nos enseñan los cañones de los fusiles, y con eso creen haber cumplido su misión ante la sociedad los ministros”. Y luego, con voz más queda, más tranquila: “Nosotros estamos ya cansados” [...]

Hasta aquí Azorín, cuyo relato se ha repetido a lo largo de la historia de Andalucía. Jornaleros y señoritos, patrones y criadas. El poder de unos pocos frente a la miseria de muchos. El pedagogo Luis Bello, cuando visitó el pueblo gaditano de Bornos, durante la dictadura de Primo de Rivera, habló de las tres jerarquías: “Un señor. Cinco arrendatarios. Mil quinientos jornaleros con sus familias, hasta siete mil almas“. Lo recuerda el historiador Fernando Romero en Días de Barbarie. Guerra Civil y represión en Bornos. “Cuatro quintas partes del término municipal –cuatro mil hectáreas– pertenecían a la condesa de Valdelagrana. En el extremo opuesto de aquella sociedad desigual estaban los obreros que no tenían donde caerse muertos: jornaleros de tierra ajena, sin futuro para ellos ni para sus hijos. Y, en medio de ambos, los señoritos del pueblo, una pequeña oligarquía que arrendaba las tierras de la condesa y a quien otro periodista –De la Peña– definió veinticinco años antes como casta de explotadores”.

“En una habitación dormía el padre, la madre, el hijo y el espíritu santo. Dormíamos en colchones de paja y mantas que daban olor a pétroleo, porque no teníamos ni sábanas para ponermos”
“NO TENÍAMOS NI SÁBANAS”

Así se crió Ángeles Férnandez en la dictadura de Franco, una mujer que luchó contra esa estructura impuesta. Hoy sus hijos y los hijos de sus hermanas son universitarios. “Los ricos no se codeaban con los pobres porque llevábamos los pantalones remendados, la mayoría descalzos”, cuenta hoy en su sofá. Durante años, vivió en una casa común con 50 personas más de distintas familias. “En una habitación dormía el padre, la madre, el hijo y el espíritu santo”, dice con sorna. “Dormíamos en colchones de paja y mantas que daban olor a pétroleo, porque no teníamos ni sábanas para ponermos”.

Por las mañanas, bien temprano, salía a recoger bellotas, cuatro kilómetros andando. “Nos teníamos que poner los casquetes de la bellota en las uñas para poder arrancarlas con el frío de las heladas”, continúa. Los señoritos se ponían al lado jaleándolas. “Y luego nos comíamos lo poco que llevábamos en una cazuela, que no había ni fiambreras. Un cachito de tocino frito, una sardinita si la había y una naranja“. Recuerda Ángeles a una mujer mayor, de unos 60 o 70 años, a quien, dice, la tenían limpiando una posada día y noche: “Y era sólo para poder comer ella”. Y luego estaban las que servían en las casas: “Comían las sobras de los señoritos en la cocina”. Por las noches, el pueblo olía a candela. Si llovía, tenían que secar la ropa porque sólo tenían una muda: “Yo recuerdo en aquella casa familiar que un hijo le preguntó a su madre: ¿Mamá, y yo cuándo me levanto? Tú hoy no te levantas, que sólo hay pantalón para tu hermano”.

“Nos comíamos lo poco que llevábamos en una cazuela, que no había ni fiambreras. Un cachito de tocino frito, una sardinita si la había y una naranja”
Los señoritos eran señoritos, impensable llamarlos por sus nombres. “Todo era señorita Juana, señorita Luisa y así… A las señoritas había que moverles hasta el brasero. Y no te podías acercar ni a hablar con alguien que no fuera de eso que llamaban tu clase; imposible hablar con alguien que el padre tuviera una casa o un coche, eso era un miedo”, afirma Ángeles. “Los pobres iban al círculo de labradores a la puerta, sin entrar. Y salía el señorito y les daba en la calle, en la mano, una miseria por su trabajo. Ahí esperaban los pobrecitos, lloviera o venteara”. Ella, una mujer curiosa interesada por la cultura, no pudo estudiar. “Y muchos de los hijos de los señoritos estudiaron, sí, pero a base de regalar jamones”. “¿A eso quieren volver, eh?”, se pregunta. Los suyos, sus hijos, estudiaron con becas. Y espera que a sus nietos no se las quiten. En 2014.
“¿Mamá, y yo cuándo me levanto? Tú hoy no te levantas, que sólo hay pantalón para tu hermano”
 

IPC

Madmaxista
Registrado
17 Ene 2012
Mensajes
29.066
Puntuación de reacción
79.629
Ubicación
aquí
Yo a la edición de bolsillo 8:
 

novedoso

Baneado
Registrado
15 Dic 2010
Mensajes
11.446
Puntuación de reacción
24.716
y yo me espero al pinta y colorea.
 

Asurbanipal

Será en Octubre
Registrado
23 Abr 2010
Mensajes
47.609
Puntuación de reacción
66.487
Ubicación
Estación Espacial Internacional
Exagerarn es de andaluces.

---------- Post added 12-feb-2014 at 11:34 ----------

el texto es de 1905, pero refleja lo que está al venir aquí en el sur.

En épocas de bonanza económica todos los canis (que son millones y mayoría) y chonis (ídem) se creyeron marqueses y vivía como tal (eso sí: a crédito). Y, ahora, os podéis imaginar como viven (malviven) todas estas personas y/o familias sin cabeza.

No pensaron jamás que hay que vivir conforme a la nómina, que hay que ahorrar, que el banco no es tu amigo, que es de imbéciles gastar más que el vecino por APARENTAR (algo muy típico no solo del sur, sino de todo el puto país de cainitas que tenemos).

Palillero style...
 

hastalosgueb original

primo del feo
Registrado
20 Abr 2009
Mensajes
24.695
Puntuación de reacción
37.889
Pues es una pena que de todo el texto sólo te hayas quedado con eso...¿Te da pereza leer ? No te levantes tú tampoco hoy.
 

Vulcan86

Madmaxista
Registrado
27 Jun 2012
Mensajes
14.560
Puntuación de reacción
17.234
y que pasa ¿no sabe levantarse sin pantalones?
 

LocusAmoenus

Madmaxista
Registrado
25 Jul 2013
Mensajes
3.211
Puntuación de reacción
3.756
Ubicación
Levante
Antes porque no se sabía, ahora porque no hay ganas.
No se lee.
 

MagicPep

Madmaxista
Registrado
25 Oct 2011
Mensajes
15.620
Puntuación de reacción
18.160
Ubicación
Acampado en el puente aéreo.
el texto es de 1905, pero refleja lo que está al venir aquí en el sur.

En épocas de bonanza económica todos los canis (que son millones y mayoría) y chonis (ídem) se creyeron marqueses y vivía como tal (eso sí: a crédito). Y, ahora, os podéis imaginar como viven (malviven) todas estas personas y/o familias sin cabeza.

No pensaron jamás que hay que vivir conforme a la nómina, que hay que ahorrar, que el banco no es tu amigo, que es de imbéciles gastar más que el vecino por APARENTAR (algo muy típico no solo del sur, sino de todo el puto país de cainitas que tenemos).

Palillero style...
Para que veas, la agricultura andaluza ha dado un salto de calidad y eficiencia tremenda hace unos años... exactamente desde que jornaleros del este europeo e incluso moros han sustituido al jornalero de toda la vida de Andalucia.

Hay estudios que lo confirman... para andalucia lo de sacar a los trabajadores del campo autoctonos con el PER y llevarlos a la tabernita ha sido un acierto... el problema es para los que pagan el per.

Pues es una pena que de todo el texto sólo te hayas quedado con eso...¿Te da pereza leer ? No te levantes tú tampoco hoy.
eso se lo dices al periodista que decidio poner ese titular... a ver si la culpa la tengo yo... vaya universitario estas hecho!!!
 
Última edición:

hastalosgueb original

primo del feo
Registrado
20 Abr 2009
Mensajes
24.695
Puntuación de reacción
37.889
Para que veas, la agricultura andaluza ha dado un salto de calidad y eficiencia tremenda hace unos años... exactamente desde que jornaleros del este europeo e incluso moros han sustituido al jornalero de toda la vida de Andalucia.

Hay estudios que lo confirman... para andalucia lo de sacar a los trabajadores del campo autoctonos con el PER y llevarlos a la tabernita ha sido un acierto... el problema es para los que pagan el per.



eso se lo dices al periodista que decidio poner ese titular... a ver si la culpa la tengo yo... vaya universitario estas hecho!!!
Lo que tú digas, pero aquí hace muchos años que tenemos todas nuestras catedrales terminadas, no como en "otros " sitios.
 

karolaina93

Madmaxista
Registrado
2 Mar 2008
Mensajes
8.631
Puntuación de reacción
7.797
Ubicación
ya no lo se
Una tia bisabuela mia siempre ando la pobre descalza, una vez la regalaron unos zapatos de charol, nunca habia tenido unos zapatos y le parecieron tan bonitos que los colgo en la pared de la habitación. Un dia paseando con mi padre por su pueblo por la zona de las huertas se paro en una pared que sujetaba un terreno, algo asi como un bancal pero mas grande y me dijo, ves esta pared? aqui pillaba yo buenos lagartos. La miseria no nos esta tan lejos en el tiempo lo que pasa es que no la hemos vivido.
 

Dubois

Madmaxista
Registrado
25 Ene 2011
Mensajes
11.032
Puntuación de reacción
26.871
Qué malahe tienes.

Yo hoy he robado almendras que he visto que han florecido antes de tiempo los almendros y me daba la impresión... y me he ido corriendo. Me las comeré para cenar.
 
  Es duro pedir pero más duro es robar
Por favor, permite que se muestren anuncios en burbuja.info y contribuirás a su supervivencia.