¡¡¡A LA PUTA MIERDA!! La mujer de Almassora perdió dos pisos al ser el aval de un tercero

El Peseta

Madmaxista
Desde
6 Dic 2007
Mensajes
23.400
Reputación
28.167
Lugar
Ginger Town
La mujer de Almassora perdió dos pisos al ser el aval de un tercero
La víctima(PEPITA IRRESPONSABLE), de 47 años y en estado grave con el 48% del cuerpo quemado, llevaba cinco años sin trabajar y tenía tres niños a su cargo



erea Soriano Una mujer de 47 años, vecina de Almassora, se quemó ayer a lo bonzo en el interior de la sucursal CaixAlmassora situada en la avenida José Ortiz número 59 donde entró gritando "me lo habéis quitado todo":tragatochos::tragatochos::tragatochos:, después de que la entidad se hubiera quedado con dos de sus pisos que ya tenía pagados, pero que estaban de aval de una tercera vivienda, explican sus familiares.

Los hechos se produjeron alrededor de las doce de la mañana cuando Inocencia entró en la oficina reprochando al empleado la difícil situación económica en la que se había quedado ya que lleva cinco años sin trabajar, está divorciada, con tres hijos a cargo:tragatochos::tragatochos::tragatochos: y ahora tenía que pagar un alquiler. Al mismo tiempo, amenazaba con prender fuego a las instalaciones mientras derramaba líquido inflamable sobre la oficina y, al parecer, sobre ella misma, para posteriormente arder en llamas. En ese momento, varias de las trabajadoras acudieron a pedir auxilio a un bar que hay al lado y desde donde llamaron a los agentes de la Guardia Civil, quienes rescataron a la víctima y empezaron a sofocarle las llamas con un extintor de la propia entidad bancaria.

La propietaria del bar explicó que los agentes sacaron a la víctima por la puerta de atrás que da a la calle Barcelona y la tendieron en plena vía a la espera de la llegada de los servicios sanitarios y los bomberos. Según testigos presenciales, la mujer tenía la cara, las piernas y la cabeza quemadas y permaneció en el suelo veinte minutos. Pese a la gravedad de las heridas, los mismos testigos relataron que estaba consciente y que gritaba: "Mirad lo que me habéis hecho", dirigiéndose al personal de CaixAlmassora.NO, TE LO HAS HECHO CON AYUDA DEL BANKERO, ASUME LA PARTE DE CULPA:tragatochos::tragatochos::tragatochos:

Una unidad de la SAMU estabilizó a la mujer, que fue trasladada hasta los campos de fútbol municipales para que un helicóptero medicalizado la trasladara al Hospital de la Fe de Valencia. La mujer presentaba quemaduras de segundo y tercer grado en el 48% del cuerpo según el CICU y el pronóstico era grave.

Fuentes de la Guardia Civil informaron que un agente sufrió quemaduras en cara, manos y tobillo y otros tuvieron que ser atendidos por inhalación de humo y síntomas leves de asfixia.-> (El agente puede decir eso de ""Mirad lo que me habéis hecho",) Ningún trabajador de la entidad o cliente resultó herido.

"Una mujer muy trabajadora"

Inocencia L. P. ha puesto cara al drama de la crisis económica y los desahucios en la provincia de Castelló. Divorciada por segunda vez, tiene a su cargo tres hijos -todos varones- de 21, 27 y 12 años y lleva más de cinco años sin empleo. Tras la tragedia, sus familiares destacaron que es una mujer "muy trabajadora", que estuvo contratada en una fábrica azulejera :tragatochos::tragatochos::tragatochos: pero que luego trabajó "de todo". "Le da igual una cosa que otra, solo quería trabajar", comentaba un familiar.

Las mismas fuentes añadían que llevaba un tiempo "mal de los nervios" y sus propias amigas confirmaron que la semana pasada le llegó otra carta del banco y que comentó que iría a la sucursal con un "bidón de gasolina" y lo "quemaría todo". Además, "nos dijo que el embargo de las casas le había dejado en una situación muy complicada porque aún tenía que responder a parte de la deuda y al alquiler de la casa donde residía con los niños". (¿EL ZULITO NUNCA BAJA?)Uno de los familiares añade que hace unos años le diagnosticaron una dolencia, por la que le reconocieron una minusvalía y cobraba una pensión de 300 euros.-> (Pues para trabajar tanto...tendrá algo que ver el negro?)Para ganar un poco más de dinero "vendía lotería de una ONG". Puede que ayer pensara que ya no podía más y tomó una decisión dramática, aunque Inocencia siempre ha sido una mujer "fuerte".

Con 25 años se quedó viuda con dos niños pequeños tras fallecer su marido, camionero de profesión, en un accidente de tráfico. Durante el tiempo que estuvo con el padre de sus dos hijos mayores adquirieron los dos pisos que tenía pagados. Con los años, Inocencia rehizo su vida con otro hombre con el que se compró una villa, aportando como aval las dos viviendas que tenía en propiedad. Con su segunda pareja, Inocencia tuvo a su tercer hijo y, poco después, se volvería a separar.

Fue entonces cuando se quedó con la villa que, después de 5 años sin trabajo, no pudo mantener y fue embargada por el banco, según explica la familia quien añade que, antes del embargo de la villa ya le habían "quitado" los otros dos pisos. Esta versión no pudo ser confirmada por la entidad ya que su director general, Jorge Mallol, no quiso hacer declaraciones. Pese al embargo de las tres viviendas, Inocencia todavía tenía que hacer frente a parte de la deuda con CaixAlmassora.

"Tengo cosas más precisas que atender"

El director de CaixAlmassora, Jorge Mallol, no quiso hacer declaraciones sobre el suceso y aseguró que tenía cosas "más importantes" que "atender"
. Mallol acudió a la sucursal de la calle José Ortiz de Almassora para recabar información del suceso. Además, tuvo que ir al cuartel de la Guardia Civil a prestar declaración, junto a varios empleados. No quiso informar de la situación económica de su clienta y el motivo por el que Inocencia acudió a sus oficinas. Los trabajadores también declinaron realizar declaraciones.


La mujer de Almassora perdió dos pisos al ser el aval de un tercero - Informacion.es

Hoy simplemente estoy hasta las pelotas y encima veo este disparate encadenado.

Voy preparando el paraguas pero a la mierda, ¡¡A la mierda todo!!

EDITO:

En Spolier lo dejo sin subidas de tensión arterial, es más fácil de leer. :roto2:
Nerea Soriano Una mujer de 47 años, vecina de Almassora, se quemó ayer a lo bonzo en el interior de la sucursal CaixAlmassora situada en la avenida José Ortiz número 59 donde entró gritando "me lo habéis quitado todo", después de que la entidad se hubiera quedado con dos de sus pisos que ya tenía pagados, pero que estaban de aval de una tercera vivienda, explican sus familiares.

Los hechos se produjeron alrededor de las doce de la mañana cuando Inocencia entró en la oficina reprochando al empleado la difícil situación económica en la que se había quedado ya que lleva cinco años sin trabajar, está divorciada, con tres hijos a cargo y ahora tenía que pagar un alquiler. Al mismo tiempo, amenazaba con prender fuego a las instalaciones mientras derramaba líquido inflamable sobre la oficina y, al parecer, sobre ella misma, para posteriormente arder en llamas. En ese momento, varias de las trabajadoras acudieron a pedir auxilio a un bar que hay al lado y desde donde llamaron a los agentes de la Guardia Civil, quienes rescataron a la víctima y empezaron a sofocarle las llamas con un extintor de la propia entidad bancaria.

La propietaria del bar explicó que los agentes sacaron a la víctima por la puerta de atrás que da a la calle Barcelona y la tendieron en plena vía a la espera de la llegada de los servicios sanitarios y los bomberos. Según testigos presenciales, la mujer tenía la cara, las piernas y la cabeza quemadas y permaneció en el suelo veinte minutos. Pese a la gravedad de las heridas, los mismos testigos relataron que estaba consciente y que gritaba: "Mirad lo que me habéis hecho", dirigiéndose al personal de CaixAlmassora.

Una unidad de la SAMU estabilizó a la mujer, que fue trasladada hasta los campos de fútbol municipales para que un helicóptero medicalizado la trasladara al Hospital de la Fe de Valencia. La mujer presentaba quemaduras de segundo y tercer grado en el 48% del cuerpo según el CICU y el pronóstico era grave.

Fuentes de la Guardia Civil informaron que un agente sufrió quemaduras en cara, manos y tobillo y otros tuvieron que ser atendidos por inhalación de humo y síntomas leves de asfixia. Ningún trabajador de la entidad o cliente resultó herido.

"Una mujer muy trabajadora"
Inocencia L. P. ha puesto cara al drama de la crisis económica y los desahucios en la provincia de Castelló. Divorciada por segunda vez, tiene a su cargo tres hijos -todos varones- de 21, 27 y 12 años y lleva más de cinco años sin empleo. Tras la tragedia, sus familiares destacaron que es una mujer "muy trabajadora", que estuvo contratada en una fábrica azulejera pero que luego trabajó "de todo". "Le da igual una cosa que otra, solo quería trabajar", comentaba un familiar.

Las mismas fuentes añadían que llevaba un tiempo "mal de los nervios" y sus propias amigas confirmaron que la semana pasada le llegó otra carta del banco y que comentó que iría a la sucursal con un "bidón de gasolina" y lo "quemaría todo". Además, "nos dijo que el embargo de las casas le había dejado en una situación muy complicada porque aún tenía que responder a parte de la deuda y al alquiler de la casa donde residía con los niños". Uno de los familiares añade que hace unos años le diagnosticaron una dolencia, por la que le reconocieron una minusvalía y cobraba una pensión de 300 euros. Para ganar un poco más de dinero "vendía lotería de una ONG". Puede que ayer pensara que ya no podía más y tomó una decisión dramática, aunque Inocencia siempre ha sido una mujer "fuerte".

Con 25 años se quedó viuda con dos niños pequeños tras fallecer su marido, camionero de profesión, en un accidente de tráfico. Durante el tiempo que estuvo con el padre de sus dos hijos mayores adquirieron los dos pisos que tenía pagados. Con los años, Inocencia rehizo su vida con otro hombre con el que se compró una villa, aportando como aval las dos viviendas que tenía en propiedad. Con su segunda pareja, Inocencia tuvo a su tercer hijo y, poco después, se volvería a separar.

Fue entonces cuando se quedó con la villa que, después de 5 años sin trabajo, no pudo mantener y fue embargada por el banco, según explica la familia quien añade que, antes del embargo de la villa ya le habían "quitado" los otros dos pisos. Esta versión no pudo ser confirmada por la entidad ya que su director general, Jorge Mallol, no quiso hacer declaraciones. Pese al embargo de las tres viviendas, Inocencia todavía tenía que hacer frente a parte de la deuda con CaixAlmassora.

"Tengo cosas más precisas que atender"
El director de CaixAlmassora, Jorge Mallol, no quiso hacer declaraciones sobre el suceso y aseguró que tenía cosas "más importantes" que "atender". Mallol acudió a la sucursal de la calle José Ortiz de Almassora para recabar información del suceso. Además, tuvo que ir al cuartel de la Guardia Civil a prestar declaración, junto a varios empleados. No quiso informar de la situación económica de su clienta y el motivo por el que Inocencia acudió a sus oficinas. Los trabajadores también declinaron realizar declaraciones.
 
Última edición:

entropio

Madmaxista
Desde
4 Dic 2010
Mensajes
11.176
Reputación
22.679
Traducción: "Si no me sacas de la mierda en la que me he metido me pego fuego" :roto2:
 
Desde
31 Ene 2013
Mensajes
9.091
Reputación
16.911
Me ha resultado imposible leer lo escrito , con esos cambios de mays a mins es imposible.

Ruego un poco más de redacción calmada.Se dice lo mismo y de manera más legible.
 

Obelixyco

Madmaxista
Desde
17 Jul 2012
Mensajes
9.525
Reputación
14.761
Lugar
Madrid
Lo único que para quemarse a lo bonzo hay que tener unos cojones bien gordos.
 

Malvender

Madmaxista
Desde
4 Dic 2012
Mensajes
10.863
Reputación
20.195
Tenía varios pisos. Era una inversorha
No era un problema de no tener que comer, sino un fracaso como empresaria de inver-especulación inmobiliaria
 

Malvender

Madmaxista
Desde
4 Dic 2012
Mensajes
10.863
Reputación
20.195
La otra cara de la crisis: suicidio de millonarios e inversionistas - LR21.com.uy


Bolsa. Un corredor se pegó un tiro en medio de la sesión bursátil
La otra cara de la crisis: suicidio de millonarios e inversionistas
La crisis de 1929 llevó a una serie de suicidios casi inexplicables para el común de los mortales. Gente muy adinerada, y que vivía en un mundo de frivolidad y lujo, se tiraba por las ventanas de rascacielos o directamente se colgaba de una soga. Y eso parece que se repite 80 años después.






Domingo 11 de enero de 2009 | 03:23

El último “gran” suicidio y que sorprendió al mundo sucedió el pasado lunes. Uno de los hombres más ricos de Alemania se tiraba abajo de un tren.

Adolf Merckle era el propietario del mayor consorcio del cemento de Alemania. Según la revista Forbes, Merckle era el quinto hombre más rico de Alemania, con una fortuna personal de US$ 9.200 millones. O sea, tenía tanto dinero como casi un tercio de todo el Producto Interno Bruto de Uruguay.

Merckle se suicidó porque prácticamente estaba fundido… según los cánones que él manejaba. Su esposa dijo que Adolf Merckle, de 74 años, no pudo soportar los problemas financieros en los que cayó su conglomerado. Merckle tenía dos grandes empresas: Ratiopharm, que produce medicinas genéricas, y HeidelbergCement, la mayor cementera de Alemania. Pero ambas estaban casi fundidas porque el hombre había especulado en la Bolsa con acciones de Volkswagen.

Su suicidio es raro ya que su lema era: “Me es ajeno dar algo por vencido”. Inclusive su fortuna la había logrado comprando barato en épocas de crisis.

Claro, hace unas semanas, y con la caída de las acciones de automotrices, Merckle había perdido US$ 12 mil millones. Después de esto, estaba acosado por los bancos que le exigían que se desprendiera de sus empresas. Eso parece que no lo toleró y se tiró abajo de un tren.

Pero hay otros casos más dramáticos que han ocurrido en los últimos meses.

Sin dudas el más “espectacular” fue el de Pablo Sergio Silva. Este era un “trader” que trabajaba para un banco de Brasil, en la Bolsa de San Pablo. Era el típico hombre de 36 años, que había logrado ascender dentro de la empresa comprando y vendiendo acciones. Trabajaba en el piso de la Bolsa, o sea donde se hacen las transacciones mediante el voceo de las compras y ventas. Eso que se ve por la televisión o en las fotos de los diarios. Para los operadores “de raza”, esto es más emocionante que estar detrás de una computadora comprando y vendiendo acciones.

El 17 de noviembre del año pasado, Pablo Sergio Silva llegó a Bovespa como todos los días, pero a mitad de la jornada y en medio del local, sacó un revolver y se pegó un tiro en el pecho. La Bolsa se estaba hundiendo y él, como en el Titanic, parece que decidió hundirse con el barco.

Pocos días antes, el 30 de octubre, en la India, Amir Ali aparecía colgado de un ventilador que estaba en el techo. Hacía poco había abierto su propia compañía de compra venta de acciones, y al parecer perdió todo el dinero por el hundimiento de la Bolsa de Nueva Delhi.

Otro caso que quedó para la historia fue el de Darren Liddle, un joven trader de Bolsa de Londres.

Con 26 años, era una estrella en el Credit Suisse, pero a pesar de ser un talentoso matemático, abusaba de las drogas y el alcohol, por las presiones que sufría.

El 1º de septiembre, en medio de una caída generalizada de las Bolsas en todo el mundo, se fue a un hotel, se cortó las venas y saltó al vacío.

Más recientemente, Thierry de la Villehuchet, un inversor francés, se suicidó en Nueva York. Este hombre lo perdió todo, lo de él y los de sus clientes, al haber confiado a Bernard Madoff toda su fortuna.

Madoff es famoso en el mundo por haber estafado con un esquema “piramidal” a miles de inversores y haber esfumado US$ 50 mil millones.

El último caso fue el de un hombre vinculado al mercado inmobiliario norteamericano.

El director de una importante casa de subastas de bienes inmobiliarios de Estados Unidos fue hallado muerto cerca de Chicago (Illinois, norte) en lo que parece ser un suicidio con arma de fuego, último caso de este tipo desde el inicio de la crisis económica.

El cuerpo de Steven Good, director de Sheldon Good and Company Auctions International, una empresa con sede en Chicago, fue encontrado en el interior de su vehículo marca Jaguar, aparcado en un bosque cercano a la metrópolis del norte de Estados Unidos, indicó la oficina del comisario del condado de Kane.

Las evidencias indicarían que el individuo se suicidó, aunque no se encontró ningún mensaje escrito en el interior de su vehículo que permita saber si su muerte tiene relación con sus actividades profesionales, dijo la policía.

Steven Good, de 52 años, había desarrollado la empresa creada por su padre, que había vendido más de 40.000 propiedades por valor de 9.500 millones de dólares desde su fundación en 1965. El mismo había realizado ventas por valor de 4.000 millones de dólares, según la empresa.
 

Meñakoz

Madmaxista
Desde
20 Sep 2012
Mensajes
7.020
Reputación
5.643
!Qué lástima! Por ser buena gente, en fin, que se recupere pronto que sus hijos la necesitan.
 

bric

Madmaxista
Desde
12 Jun 2011
Mensajes
2.001
Reputación
7.609
Es triste que alguien llegue a estos extremos, pero con lo sencillo que habría sido vender la vivienda hipotecada, o incluso esa y otra y llevar una vida sencilla con vivienda pagada. Pero no, antes de malvender me pego fuego. :ouch:
 

JuanJuan

Madmaxista
Desde
25 Ene 2009
Mensajes
1.173
Reputación
1.154
Dos pisos pagados con los que avala el tercer inmueble, una villa (vamos, un chalet).


Como no puede pagar, el banco es el malo que ha querido recuperar el dinero prestado.



Supongo que haría las cuentas de la lechera: Alquilo los dos pisos y a vivir en la villa como una reina.
 

ghkghk

Madmaxista
Desde
24 Nov 2007
Mensajes
7.172
Reputación
7.939
Lugar
Close...
El banco truncó su sueño, que poco a poco iba camino de lograr: comprar el Taj Mahal avalando con 398 pisos de su propiedad.

Banco malo, banco caca.