4 micromachismos que las mujeres enfrentamos todos los días

HermanoBaubens

Himbersor
Desde
12 May 2018
Mensajes
1.472
Zanx
1.870
Ubicación
Valencia
Son muestras de violencia sutiles en la vida cotidiana que suelen pasar desapercibidas y que perpetúan la brecha entre mujeres y hombres, y entre ellas se encuentran cuando se cuestiona la validez de las apreciaciones de las mujeres pese a su conocimiento, o cuando se desliza que está loca.

Se entiende a los “micromachismos” como muestras de violencia sutiles en la vida cotidiana que suelen pasar desapercibidas y que perpetúan la brecha entre mujeres y hombres.
Entre las más comunes y de las que casi toda mujer ha sido testigo están, por ejemplo, cuando en un restaurante al hombre le ponen el alcohol más fuerte sin preguntar, o cuando le pasan la cuenta, también sin preguntar. Algo similar sucede en las discotecas, donde las mujeres pagan menos y hasta entran gratis, reproduciendo el sistema de cazador/presa y tratando a las mujeres como un servicio más del local.
A continuación, cuatro ejemplos de “micromachismos” comunes que se han difundido en redes sociales:
1. Mansplaining
Este concepto se trata de esa típica escena en que tú, mujer, estás hablando de un tema que conoces con propiedad, pero ante tu seguridad un hombre incrédulo cuestiona tu conocimiento e intenta iluminar tu discurso con su sabiduría.
Lee también: De las empresas a las Fuerzas Armadas: Las cifras de la preocupante baja representación de mujeres en todos los cargos de poder
Un ejemplo: en septiembre, Jessica Meir publicó en Twitter un video con un experimento sobre cómo hierve espontáneamente el agua en el espacio. Enseguida, un usuario le quiso dar una lección de física. El detalle: ella es astronauta de la NASA y estaba fuera de nuestra atmósfera haciendo esa investigación.
¿Te imaginas a un hombre explicándole a una mujer cómo es el dolor del parto? Eso es el “mansplaining”.

Lee también: Mujeres chilenas con jefaturas tienen mayores obstáculos que sus pares hombres para tomar decisiones, según estudio
2. Gaslighting
Este concepto consiste en hacerle creer a una mujer, de forma muy sutil, que está loca. A veces simplemente por quejarse o manifestarse en contra de la idea que da un hombre. El término proviene de una obra teatral de 1938, “Gas Light”, en la que un marido intenta convencer a su esposa y a otros de que está loca.
Lamentablemente, sociedades machistas como la nuestra han interiorizado que un hombre rudo es eso, una persona con carácter. Pero una mujer con carácter es asociada con locura.

3. Manterrupting
Un término inglés que intenta definir la interrupción innecesaria del discurso por parte de un hombre a una mujer. El manterrupting es una auténtica plaga de señores sin complejos y sin vergüenza, encapsulados en ese “déjame interrumpir tu conocimiento experto con mi confianza en mí mismo”.
En la película “The Post”, una escena lo ilustra a la perfección: Katharine Graham (Meryl Streep), para evitar disgustos en esas reuniones plagadas de ‘manterrupters’, hace memorizar a un subordinado masculino sus propias ideas para que después él las verbalice y así pueda tener el beneplácito y aceptación del resto de presentes.
Lee también: Del trágico incendio de 1857 al mayo feminista de 2018: El largo camino rumbo a la huelga feminista del 8M

4. Bropiating
Se trata de ese momento en que tienes una idea, la aplicas y un hombre se lleva los créditos de la iniciativa.
Sucedía en el siglo XIX: casi ninguna mujer aparecía en la historia, a pesar de que, muchas de ellas habían contribuido a grandes descubrimientos. Y sigue sucediendo hoy.
 

V. Crawley

Madmaxista
Desde
12 Abr 2019
Mensajes
3.412
Zanx
13.787
Vamos, gilipolleces intrascendentes que sólo una flor de estufa mimada hasta la subnormalidad podría considerar un problema.

Nosotras también interrumpimos (que se lo digan a Arrimadas), explicamos cosas con suficiencia (que se lo pregunten a Sofía Rincón cómo le habló la charo maleducada de la Secta) y hacemos luz de gas cuando algo no nos conviene admitirlo (no cariño, no estaba jijijeando con ese mazao, son imaginaciones tuyas), y respecto a lo de apropiarse de ideas ajenas, como si eso no se hiciera nunca de hombre a hombre o de mujer a mujer.


A ESPARRAGAR.
 

DonCrisis

Madmaxista
Desde
14 Jun 2010
Mensajes
2.988
Zanx
11.235
Un ejemplo: en septiembre, Jessica Meir publicó en Twitter un video con un experimento sobre cómo hierve espontáneamente el agua en el espacio. Enseguida, un usuario le quiso dar una lección de física. El detalle: ella es astronauta de la NASA y estaba fuera de nuestra atmósfera haciendo esa investigación.
Una tipa pone un vídeo de agua hirviendo en el espacio. Un usuario explica por qué es y eso ya es mansplaining??? Explicar algo ya es malo. Si ni siquiera lo explica a la mujer, se lo explica a todo el que lo lea. Putas feministas taradas de mierda.
 

Soleado

Himbersor
Desde
1 Jun 2019
Mensajes
211
Zanx
766
Que se pongan de acuerdo todes y publiquen un documento dejando claro qué es lo que les molesta y que pongan ejemplos claros porque los hombres somos mu tontos, por favor.
Hace poco yo salía del curro y una mujer estaba fuera para entrar, entonces ella me reprochó "ya podía haberme aguantado la puerta!". Se me pasó por la cabeza, pero me dije "pasa de todo Soleado, que igual se lo toma como un micromachine de esos".
Es que no doy una. Me pareció que la mujer era panchita, igual fue eso...
Ante la duda, prefiero ser maleducado con todo el mundo por igual: los tíos ya estamos acostumbrados a que nos traten a patadas y ellas se pueden tomar cualquier gesto deferente como sexismo, así que nada, que os den por culo a [email protected]!
 

inteño

Madmaxista
Desde
25 Dic 2013
Mensajes
665
Zanx
1.269
La 3. debería ser Woamnterrupting, porque yo se lo veo hacer predominantemente a jubiladAs mujeres.

La 4. Bropiating, la padece cualquier estudiante de doctorado, al margen de su sexo.
 

La tulipe noire

Himbersor
Desde
2 Ene 2019
Mensajes
1.236
Zanx
2.733
Son muestras de violencia sutiles en la vida cotidiana que suelen pasar desapercibidas y que perpetúan la brecha entre mujeres y hombres, y entre ellas se encuentran cuando se cuestiona la validez de las apreciaciones de las mujeres pese a su conocimiento, o cuando se desliza que está loca.

Se entiende a los “micromachismos” como muestras de violencia sutiles en la vida cotidiana que suelen pasar desapercibidas y que perpetúan la brecha entre mujeres y hombres.
Entre las más comunes y de las que casi toda mujer ha sido testigo están, por ejemplo, cuando en un restaurante al hombre le ponen el alcohol más fuerte sin preguntar, o cuando le pasan la cuenta, también sin preguntar. Algo similar sucede en las discotecas, donde las mujeres pagan menos y hasta entran gratis, reproduciendo el sistema de cazador/presa y tratando a las mujeres como un servicio más del local.
A continuación, cuatro ejemplos de “micromachismos” comunes que se han difundido en redes sociales:
1. Mansplaining
Este concepto se trata de esa típica escena en que tú, mujer, estás hablando de un tema que conoces con propiedad, pero ante tu seguridad un hombre incrédulo cuestiona tu conocimiento e intenta iluminar tu discurso con su sabiduría.
Lee también: De las empresas a las Fuerzas Armadas: Las cifras de la preocupante baja representación de mujeres en todos los cargos de poder
Un ejemplo: en septiembre, Jessica Meir publicó en Twitter un video con un experimento sobre cómo hierve espontáneamente el agua en el espacio. Enseguida, un usuario le quiso dar una lección de física. El detalle: ella es astronauta de la NASA y estaba fuera de nuestra atmósfera haciendo esa investigación.
¿Te imaginas a un hombre explicándole a una mujer cómo es el dolor del parto? Eso es el “mansplaining”.

Lee también: Mujeres chilenas con jefaturas tienen mayores obstáculos que sus pares hombres para tomar decisiones, según estudio
2. Gaslighting
Este concepto consiste en hacerle creer a una mujer, de forma muy sutil, que está loca. A veces simplemente por quejarse o manifestarse en contra de la idea que da un hombre. El término proviene de una obra teatral de 1938, “Gas Light”, en la que un marido intenta convencer a su esposa y a otros de que está loca.
Lamentablemente, sociedades machistas como la nuestra han interiorizado que un hombre rudo es eso, una persona con carácter. Pero una mujer con carácter es asociada con locura.

3. Manterrupting
Un término inglés que intenta definir la interrupción innecesaria del discurso por parte de un hombre a una mujer. El manterrupting es una auténtica plaga de señores sin complejos y sin vergüenza, encapsulados en ese “déjame interrumpir tu conocimiento experto con mi confianza en mí mismo”.
En la película “The Post”, una escena lo ilustra a la perfección: Katharine Graham (Meryl Streep), para evitar disgustos en esas reuniones plagadas de ‘manterrupters’, hace memorizar a un subordinado masculino sus propias ideas para que después él las verbalice y así pueda tener el beneplácito y aceptación del resto de presentes.
Lee también: Del trágico incendio de 1857 al mayo feminista de 2018: El largo camino rumbo a la huelga feminista del 8M

4. Bropiating
Se trata de ese momento en que tienes una idea, la aplicas y un hombre se lleva los créditos de la iniciativa.
Sucedía en el siglo XIX: casi ninguna mujer aparecía en la historia, a pesar de que, muchas de ellas habían contribuido a grandes descubrimientos. Y sigue sucediendo hoy.
Cielos cuánto victimismo. A los hombres les hacen todos esos anglicismos innecesarios otros hombres y también las mujeres.

En fin espero que no falte mucho para que el feminismo quede para la historia como un mal recuerdo y se pueda valorar a los hombres y mujeres por méritos propios sin gilipolleces ni ambiciones políticas.
 

Benditaliquidez

Madmaxista
Desde
2 Ene 2007
Mensajes
8.651
Zanx
11.814
Exacto, esas son las cuatro tácticas que están empleando constantemente las mujeres con los hombres y mujeres que no les gustan.

Se suelen quedar de piedra cuando no les funciona ninguna, ni una detrás de la otra ni todas a la vez.
 

HazLoQueTePida

Himbersor
Desde
23 Jul 2019
Mensajes
380
Zanx
881
Las feministas son mujeres tan fuertes como cualquier hombre o más. Pero si un varón comete la terrible fechoría de interrumpirlas al hablar, estas mujeres de hierro pasan a ser muñequitas de porcelana con la autoestima resquebrajada.

1573239356528.png


Esas hijas de puta no representan a nadie, las mujeres de verdad no nos identificamos con las tiparracas ni con los maricones que escriben artículos como estos de ''micromachismos''.
 

brotes_verdes

Madmaxista
Desde
26 Jun 2009
Mensajes
12.599
Zanx
38.798
Si, cuando hacia la PSS mientras mis compañeras de promocion se sacaban una oposicion, pensaba mucho en los micromachismos y como evitarlos.